Últimos temas
» ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeJue Ene 16, 2020 7:33 am por mayasorita

» Hola a todos
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeMiér Dic 18, 2019 1:35 pm por PJXD23

» de vi escribir esto antes de irme we XD
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeMiér Dic 18, 2019 1:34 pm por PJXD23

» Duda sobre firmas
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeMiér Dic 18, 2019 1:31 pm por PJXD23

» Pleasures of the night..... Capitulo 03.... "+18"
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeSáb Nov 16, 2019 11:01 am por alexad_uzumaki

» ayuda con la búsqueda de un fanfic
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeMiér Oct 30, 2019 11:05 am por campitiNS

» Promesas Retomadas [+18] [Epilogo: Ese destino que siempre debió ser...][03/06/2016][Terminado]
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeMar Oct 29, 2019 4:59 pm por Hernan NaruSaku

» ayuda para encontrar un fanfic porfaaaaa
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeJue Sep 26, 2019 3:43 pm por nico_silva98

» ¿Y si estuviéramos juntos?
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Icon_minitimeMiér Sep 25, 2019 5:19 pm por Anónimo

That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Miér Ene 02, 2019 8:33 pm

Lo prometido es deuda, aquí el capitulo 51, la historia continua


Cap 51: La boda: necesitaba respuestas

Narra Naruto

Faltaban unos días, solo pocos días para volver a verla.. después de la boda, sin previo aviso, ella se fue.

Me tomó por sorpresa, yo pensaba que nos quedaríamos solos, digo, nuestros padres se irían de luna de miel durante dos semanas y al regresar nos mudaríamos todos a la misma casa, es decir, una nueva residencia que nuestros padres compraron no muy lejos de nuestras casas actuales, lo que significaría que tendríamos dos semanas para convivir, hablar y tomar una decisión sobre nosotros como le habíamos dicho a obaa-chan, para cuando ellos regresaran… pero no fue así.. solo se fue, sin decirme nada..


Inicia Flash back

Narra Maya


En casa de la familia Namikaze, el rubio terminaba de alistarse, su padre ya había terminado y daba vueltas en la sala como león enjaulado, en verdad estaba nervioso por lo que acontecería. El rubio menor se sentía mareado, al grado que le dificultaba amarrar su corbata..

Naruto: papá, deja de dar tantas vueltas, me tienes mareado –se quejó

Minato: lo.. lo siento Naruto.. –respondió- es que en verdad estoy nervioso.. –sonrió

Jiraiya: bueno, aun tienes oportunidad de salir corriendo de la boda, hehehe –bromeó

Minato: sabes que no haré eso.. –sonrió

Naruto: entonces, ¿ya estás listo? –preguntó curioso

Minato: si.. vallamos de una vez, Tsunade debe estar esperando.. –se giró a la puerta

Al escuchar ese nombre el peliblanco borró su sonrisa

Jiraiya: es verdad.. Tsunade –pronunció con algo de melancolía a lo bajo

Naruto: ¿todo bien, ero-sennin? –preguntó al notar su actitud

Jiraiya: si, descuida.. solo me preparaba –contestó

Al llegar al lugar del evento habían llegado ya una gran cantidad de invitados, familia, amigos, compañeros de trabajo del rubio mayor y los amigos y compañeros de escuela del pelirrubio menor, con elegantes trajes acordes a la ocasión. Entre la gente también pudo distinguir a la rubia Shion, la cual le hacía señas para que fuera a su encuentro, sin embargo él las ignoró, ya que se dedicó a buscar a la pelirosa y a su madre.

Las encontró al final del salón, acompañadas de Ino, Tenten, Sara y Moegi; todas se miraban muy lindas con sus vestidos. Aunque la peliroja se miraba deslumbrante con su vestido blanco, para él, la pelirosa destacaba en belleza, no tenía ojos para alguien más. Suspiró.

La pelirosa miró a los invitados, prácticamente toda su familia se encontraba ahí, exceptuando a la abuela Chiyo, la cual se excusó esa misma mañana con un telegrama explicando su ausencia, tal parecía que un problema “urgente” en el país de la niebla era más importante que la boda de su hija menor. No importó, la gente que en verdad quería estaría presente, o al menos la gente importante para la peliroja, ya que la pelirosa, no podía decir lo mismo. A pesar de haber mandado la invitación a la Hyuga, ésta no se encontraba presente. Cuanto hubiera deseado que las cosas fueran diferentes en ese día tan especial para su madre y para ella, pero no fue así.

Terminó de examinar a la gente en la habitación y al fondo observó a su futuro padre y a su.. hermano, mirándola intensamente. Se miraba tan atractivo con su traje azul oscuro, sabía lo que pasaba por su mente pero desvió la mirada, la boda estaba por comenzar.

Fue una boda preciosa. Kushina y Minato dijeron sus votos matrimoniales ante la multitud que miraba expectante. Sonaba música suave y el olor de las flores naturales que adornaban el recinto conformaron una atmosfera inigualable, sacada de un cuento de hadas. Durante toda la ceremonia el rubio no dejaba de darle miradas furtivas a la pelirosa, era algo inevitable, sin embargo ella, intentó ignorar ese hecho, evitando el contacto visual. La ceremonia llegó a su fin.

Juez: los declaro marido y mujer, puede besar a la novia –pronunció

Ambos se miraron a los ojos y ahí, frente a todos los invitados se besaron por primera vez, como esposos. Todos los presentes aplaudieron muy felices arrojando pétalos de flores a la pareja recién casada. Todo era risas, alegría, felicidad, para casi todos los presentes. En el momento menos esperado, mientras la gente se encontraba felicitando a la pareja, la pelirosa sintió una presencia a su lado, al voltear vio a su ahora hermano parado junto a ella, aplaudiendo.. ella lo ignoró

Naruto: ¿hasta cuándo.. –llamó su atención- vamos a hablar al respecto?

Sakura: este no es el momento Naruto –respondió mientras seguía aplaudiendo

Naruto: se lo prometimos a obaa-chan –dijo- además.. –ella giró- siento que ha pasado algo..

Sakura: es tu imaginación Naruto –miró al frente- luego hablaremos sobre eso, hoy es un día especial para nuestros padres.. no lo arruinemos..

Naruto: en verdad espero sea pronto, Sakura-chan

Después de decir eso, el rubio se separó de su compañera con dirección a sus compañeros de clase. La pelirosa lo miró alejarse, con algo de tristeza pero recobró la postura y siguió animando a los recién casados. Unos ojos negros miraban todo a lo lejos..

Fin flash back

Naruto: sabía que algo no estaba bien.. –se dijo a sí mismo- no sé cómo no vi venir tu partida.. –se reprochó- Sakura-chan..

La melancolía lo inundaba; solo unos días más para el regreso de la pelirosa y al fin hablar de frente

**********************

Se encontraba sentada junto a la ventana, mirando las nubes con melancolía. Recordando aquellos sucesos en la boda de sus padres. Minato-san ahora era su padre, sin embargo, prefería llamarlo por su nombre, era raro decirle “padre” cuando ella aún tenía el suyo. Recordó a su madre en el día de la boda.

Inicia Flash back

El día de la boda había llegado. Sakura ayudaba a su madre a ponerse el hermoso vestido blanco mientras Ino le ayudaba un poco con el peinado y Sara buscaba el velo. Lucía realmente hermosa e irradiaba felicidad por doquier, estaba feliz por lo que acontecería dentro de poco tiempo.

Kushina: ay, ¡¡cuántos nervios tengo!! –decía entre feliz y nerviosa, mientras se miraba en el espejo

Sakura: tranquila mamá

Sara: si tía Kushina, no le valla a dar un ataque de nervios antes de la boda

Ino: eso sí sería muy malo –rieron

Kushina: está bien, ya, es suficiente, debo tranquilizarme –intentaba serenarse

La pelirosa la mirada con una pequeña sonrisa en los labios. Entonces decidió hablar

Sakura: mamá.. –habló

Kushina: ¿ah? –llamó su atención- dime Sakura

Sakura: quisiera.. decirte algo importante.. –respondió

Kushina: dime, te escucho –todas la miraron

Sakura: bueno.. lo que pasa es que.. –decidió hablar- como Minato-san y tú se irán por dos semanas y básicamente Naruto y yo nos quedaremos solo.. –intrigó a la peliroja- yo.. preferiría irme a Suna.. con mi padre –respondió al fin

Kushina: ¿hablas enserio Sakura? –respondió sorprendida

Sakura: si.. –dijo- de hecho ya hablé con mi padre y le expliqué la situación y me dijo que no tiene ningún inconveniente.. además allá también están Temari, sus primos y Sasuke-kun, así que no estaría sola –agregó

Sara e Ino se sorprendieron grandemente, se miraron entre si y luego regresaron la vista a las Haruno.

Kushina: bueno, de ser así.. entonces no tengo ningún problema.. –respondió- ¿Cuándo te irías?

Sakura: mañana mismo –respondió rápido

Sara e Ino: ¿qué? ¿tan rápido? –preguntaron al unísono

Sakura: si, no tiene caso quedarme más tiempo.. –dijo- después de todo también ustedes –miró a la peliroja- se irán mañana, creo yo también puedo hacerlo

Kushina: y ¿ya terminaste de empacar? –preguntó

Sakura: si, ya está todo en cajas –sonrió- cuando regresen pueden mudar mis cosas a nuestra nueva.. –se mordió el labio- casa.. –sonrió- solo tengan cuidado con mis cosas

Kushina: bueno.. –respondió- de ser así, está bien –sonrió a su hija

Sakura: perfecto, llamaré a papá y a Temari –sacó su celular

Kushina: bien –dicho esto, se miró al espejo revisando los últimos detalles

La peliroja menor y la rubia se miraron, sabían que algo había pasado y ella no lo había dicho. Antes de partir al lugar de la boda, ambas se acercaron a la pelirosa para hablar

Ino: Sakura, -llamó la atención de ella- ¿qué fue lo que pasó?

Sakura: ¿de qué hablas Ino? –fingió no comprender

Sara: te vas a ir a Suna en este momento, justo cuando estás a punto de tomar una decisión crítica con Naruto.. –la miró seria- ¿por qué lo haces?

Sakura: lo de Naruto y yo no puede ser.. –respondió

Ino: ¿de nuevo con eso, frentona?

Sara: ya habíamos hablado de eso y habías tomado una decisión muy alentadora para ambos, ¿qué pasó? –insistió

Sakura: él está con Shion.. –respondió indiferente

Ambas: ¿qué, Shion? –sorprendidas

Ino: ¿por qué piensas eso? Naruto te ha demostrado cuanto te quiere –dijo

Sakura: los vi besándose –respondió, ambas se sorprendieron- hace solo una semana.. en el parque cercano a mi casa.. –calló- por eso no me queda duda de que todo siempre ha sido una mentira

Sara: ¿ya hablaste con él? –comentó preocupada

Sakura: no tiene caso –agregó guardando su teléfono- los vi besándose, él no hizo nada y ella claramente estaba feliz, por eso es mejor alejarme de él en ese aspecto

Ino: yo creo que.. –llamó la atención de la pelirosa- si no hablas con él, estarás cometiendo un grave error

Sara: cierto Sakura, habla con él –agregó- seguramente él no sabe que te irás y.. –fue interrumpida

Sakura: ¡no le digan! –gritó- arruinarían todo –bajó la mirada- ya.. no quiero saber nada de él, por lo menos mientras termino de aclarar mis pensamientos, así que por favor.. no le digan, ya mañana se enterará..

Aunque ambas jóvenes no estuvieran de acuerdo, respetarían la decisión de la pelirosa

Ino: bien.. –suspiró- pero no estoy de acuerdo

Sara: ni yo..

Sakura: aun así.. gracias –nuevamente suspiró y luego miró el cielo- Naruto.. –pensó


Fin flash back

Narra Sakura


Al fin estaba de regreso, trataría de encontrar cierta paz a mi llegada, pero estaba segura de que no podría ser así. Con Naruto en la misma casa y mi repentina partida, seguramente lo que menos encontraría sería paz, así que debía estar centrada en mí, para no perder la compostura ante la lluvia de preguntas que seguramente se precipitaban por parte de Naruto e Ino

X: ¿en qué tanto piensas, Sakura? –me llamó una voz sacándome de mi trance

Sakura: ah.. ¿qué sucede, Sasuke-kun? –pregunté a mi acompañante

Sasuke: te noto muy pensativa –respondió- ¿pasa algo? –insistió

Sakura: no, para nada –respondí con una risa nerviosa- ¿por qué crees que debería pasar algo? Solo estoy pensando en cómo han cambiado las cosas en este último año; pensar que ahora tengo nuevamente a mi padre biológico, que mi mamá se volvió a casar y que viviremos en familia son muchas sorpresas –reí

Sasuke: en efecto son muchas cosas –me dijo algo serio- pero yo creo que lo que más te afecta.. –lo miré- es que Naruto vivirá en tu casa

Sakura: no, claro que no –respondí intentando restarle importancia- eso ya quedó atrás, lo que haya pasado, ya está claro para mí –le sonreí- de verdad

Él me miró por unos instantes y después puso su mano sobre la mía; eso me sorprendió un poco pero fue bastante agradable, logrando sacar un leve sonrojo en mis mejillas

X: atención pasajeros –llamó una voz- abrochen sus cinturones, el avión aterrizará dentro de unos minutos, por su comprensión, muchas gracias

Nuevamente miré por la ventana recordando más cosas vividas durante la fiesta, solo lo importante

Inicia flash back

Me encontraba supervisando los asuntos de la boda, intentaba mantenerme ocupada lo más posible para evitar que Naruto se acercara queriendo hablar sobre nosotros.

X: Sakura –llamó una voz tras de mi

Sakura: ¡¿Sasuke-kun?! –dije entre sorprendida y preocupada- ¿qué haces aquí?

Sasuke: vine a la boda –respondió- recuerdas que nuestras madres son muy buenas amigas –agregó

Sakura: es verdad- respondí- con tantas cosas de la boda lo pasé por alto –sonreí de manera fingida

Sasuke: te noto diferente Sakura –llamó mi atención- ¿sucede algo?

Sakura: no, es solo.. –no sabía que decir, parecía que cualquier cosa sería mentira- que.. toda esta situación me… -no supe que decir

Sasuke: Naruto y tu vivirán ahora en la misma casa –me sorprendí- ¿es eso lo que te preocupa?

Sakura: bueno yo.. –dudé- en parte..

Sasuke: acaso entre ustedes.. –lo miré- ¿en verdad llegó a pasar algo más?

Sakura: ¿eh? –me sorprendí mucho por su pregunta- no, claro que no –dije exaltada- no llegó a pasar algo más entre nosotros, es más –añadí- ya no quiero saber nada de eso, es Naruto quien hace que se me compliquen las cosas, pero ahora que nuestros padres se han casado, espero mantenga la distancia, si no, las cosas en casa se verán muy afectadas

Dije las cosas tratando de sonar lo más convincente posible, yo misma tengo que creer mis palabras para poder sonar convincente a la demás gente al decir lo. No sabía si había funcionado, pero solo así, haciéndome a esa idea, podría comenzar nuevamente. Él me miró seriamente.

Sasuke: bueno.. –respondió rompiendo el silencio- no estoy muy seguro de lo que me dices, sin embargo, confiaré en ti, Sakura… –estiró su mano delante de mi- ¿quieres bailar?

Miré su mano por unos segundos con algo de incredulidad, pero acepté. Sonreí ante este hecho que no me lo hubiera esperado en ningún otro momento de mi vida. En medio de la pista comenzamos a bailar una canción lenta. Era extraño, pero a la vez reconfortante; nos miramos a los ojos mientras bailábamos. Seguramente todos nos miraban, mis amigos, mi familia.. Naruto.. Preferí no pensar en eso y me concentré en mi pareja de baile, era un lindo momento para compartir.

Fin flash back

Sasuke: llegamos –me sacó de mis pensamientos

Sakura: si.. así es

*********

Narra Naruto

Miraba a mis ahora “padres”, bailar muy felizmente en medio de la pista, era su primer baile como esposos y era muy gratificante ver a mi padre tan feliz, no recordaba haberlo visto antes con una sonrisa tan grande como la de ese momento. Me hizo sentir un poco de melancolía, pero sabía que todo estaría bien, por lo menos entre ellos, porque no podía decir lo mismo entre Sakura-chan y yo..

Hacía una semana que comenzó a comportarse extraño, distante, siempre ocupaba con los preparativos de la boda o al menos eso era lo que me decía, siempre quería acercarme, hablar con ella o ayudarla y ella se negaba, se iba o cambiaba el tema, sabía que algo andaba mal, y el hecho de que me lo acabara de decir nuevamente, que hablaríamos en otro momento, me lo confirmaba

Estaba sentado en la mesa con mis amigos, junto a Shikamaru y Kiba, que hablaban de trivialidades, cuando eso pasó..

Shika: valla, es bastante agradable el ambiente –dijo

Ino: no pensé que te gustaran las bodas, Shikamaru –dijo al pelinegro

Shika: dije que el ambiente era muy agradable, no dije nada sobre bodas –respondió

Ino: oh, valla –suspiró- era demasiado bueno para ser verdad

Kiba: probablemente está pensando que le gustaría cuando se casen ustedes Ino –ambos se sonrojaron

Shika: ¡yo no dije eso! –dijo algo molesto

Tenten: entonces porque te molestas tanto Shikamaru –rio

Lee: yo creo que si es eso, jajaja –todos rieron mientras se mantenían sonrojados

Miraba la escena, estaban todos a excepción de Hinata. Kiba me contó todo lo sucedido, del distanciamiento y que todo había resultado del malentendido con Sakura-chan, pero en verdad, no era mentira alguna, solo que.. no debió ser así. Me hacía sentir mal haberle dicho las cosas así a Hinata, pero no podía mentirle, no más..

Sentí que alguien llegó a mi lado y me tomó del brazo con fuerza

X: ¡hola, Naruto-kun! –gritó mientras me abrazaba

Naruto: -voltee- Shion.. –dije sorprendido- ¿qué haces?

Shion: es que me sentía muy sola en la mesa donde estaba –dijo- no has ido a saludarme y cuando te vi aquí con tus amigos, decidí venir un rato –sonrió ampliamente

Naruto: ehh.. bueno.. está bien –respondí, no me quedaba de otra, acababa de llegar a la ciudad y seguro no tenía más conocidos aquí o en la boda

Shion: Naruto-kun –llamó mi atención- dime, ¿te gustaría bailar? –me preguntó

Naruto: ¿bailar? –dije extrañado, no esperaba eso

Shion: si, así como lo hacen tus padres y tu.. hermana

Esas palabras me sorprendieron e inmediatamente giré mi vista a la pista de baile, era verdad, Sakura-chan se encontraba en la pista de baile, pero no sola, si no con el idiota del Uchiha, bailando tan felizmente. Eso en verdad me molestó y apreté los puños, ¿Cómo era eso posible? El Uchiha se suponía aún se encontraba en Suna, pero verlo ahí solo me hacía suponer lo peor. Regresó antes para la boda. Maldición, y justo en este momento en que las cosas estaban en la cuerda floja, pero no podía permitirlo..

Shion: Naruto-kun.. –me llamó- ¿estás bien? –me preguntó

No.. no podía.. aunque quisiera ir y golpear al Uchiha para que se alejara de Sakura-chan no debía, no en la boda de mi padre. Inhalé y exhale con pesadez, debía salir de ahí..

Naruto: disculpa.. –dije mientras me ponía de pie- necesito tomar un poco de aire fresco –me fui de inmediato

Shion: ¡Naruto-kun! –me llamó nuevamente, pero no me detuve

Kiba: ese Naruto, ¿Qué le pasa? –se puso de pie

Lee: ¿a dónde vas Kiba?

Kiba: voy a buscarlo

Lee: iré contigo –también se levantó y se fue

Todos miraron a los chicos alejarse, Shion volteó levemente y de pronto decidió levantarse para seguirlos

Neji: esta situación se está saliendo cada vez más de control

Todos: si.. –dijeron con pesadez


Fin flash back

Narra Maya
:

Kushina: ¡llegó!, al fin llegó –pronunció la peliroja con una gran sonrisa sacando al rubio de sus pensamientos

El rubio menor vio a su ahora madre acercarse a la puerta, había sido tocada mientras él se encontraba en sus pensamientos. Miró atentamente la puerta mientras se ponía de pie y el rubio mayor se colocaba a su lado

Kushina: que feliz me hace –sonrió a ambos rubios antes de abrir la puerta- ¡¡bienvenida Sakura!! –gritó- ¿ah?, pero.. ¿qué? –dijo sorprendida

Sakura: ¡hola mamá! -Sonrió mientras abrazaba a su madre con gran entusiasmo

Narra Sakura

Estaba tan feliz de ver nuevamente a mi madre que la abracé con todas mis fuerzas. Al separarme dirigí mi vista a los dos rubios que miraban expectantes

Sakura: hola Minato-san.. Naruto –dije, ambos me miraron

Minato: hola Sakura –me sonrió con dulzura

Naruto: hola.. Sakura-chan.. –noté que me miraba intensamente, pero desvié la mirada

Sasuke: buenas tardes –saludó, él me había acompañado y dejó mis maletas al costado de la puerta

Kushina: oh.. Sasuke, que bueno verte –sonrió mientras se separaba de mi- gracias por cuidar a mi hija durante estos días que estuvo en Suna

Sasuke: no fue ninguna molestia –respondió- al contrario, lo hice con gusto –sonrió

Kushina: lo sé, pero lo que no entiendo –me miró- es ¿qué significa eso? –señaló mi cabello

Sakura: ¿qué no te gusta mamá? –me sonrojé un poco- quise cortarlo un poco para tener un nuevo comienzo, ya sabes, con eso de que ahora comienzan muchas cosas, el último periodo escolar, nueva casa, nueva familia y.. –me sonrojé un poco- nuevo novio

Narra Naruto

¿Novio?.. acaso ella dijo ¿novio? ¿había entendido bien? El idiota del Uchiha ¿era su novio? ¿en qué momento, cómo, cuándo, dónde, por qué? Quería, no, necesitaba respuestas. No cabía en mi asombro ante lo que ella acababa de decir y verla sonrojada y al Uchiha con una sonrisa triunfante me hizo rabiar más de lo que ya lo hacía. Estuve a punto de decir algo pero apreté mis puños y dientes con fuerza, debía contenerme en ese momento, pero la sangre me hervía

Kushina: ¿Qué? ¿novio? –preguntó- ¿entonces Sasuke y tú ya son novios? –preguntó incrédula

Sakura: si, así es mamá –sonrió, ¿por qué lo hacía de esa forma tan dulce?, me molestaba- por tantos sucesos nuevos es que quise darme este cambio de look –sonrió

Kushina: bien, te ves muy linda Sakura –ambas sonrieron- y en cuanto a ustedes, espero que les vaya bien en su relación –sonrió más

Minato: si, tienen los mejores deseos de la familia, ¿no es así Naruto? –preguntó

Todos me voltearon a ver, pero la mirada que más me importaba era la de Sakura-chan ¿cómo podía decir que si a algo que me mataba por dentro? Callé por unos segundos, no sabía que decir

Minato: ¿Naruto? –dijo preocupado

Naruto: si.. –respondí al fin- que en su relación les vaya de lo mejor –dije al fin con algo de resentimiento en mis palabras, Sakura-chan desvió la mirada

Sasuke: gracias –lo miré- creo que son tus palabras las que más aprecio

Kushina: ¿eh?, ¿por qué? –dijo confundida

Sasuke: desde el principio sentí poca empatía con Naruto –respondió- pero ahora siendo de cierta manera “familia” creo las cosas podrían ser diferentes –sonrió

Naruto: tal vez –agregué con algo de amargura, aún sin deshacer los puños de mis manos

Sasuke: bueno, me retiro –llamó la atención de todos- Itachi me espera en el auto –se giró

Sakura: si, te veré luego Sasuke-kun –sonrió más

El idiota del Uchiha se acercó a Sakura-chan y quiso darle un beso, sin embargo vi como ella se movió levemente y al final fue un beso en la mejilla. Él no dijo nada, solo sonrió, y ella igual con algo de.. ¿melancolía? ¿tristeza? No pude ver bien, sin embargo, yo me sentía fatal, ¿Cómo era posible que todo esto estuviera pasando en mis narices? Tenía que controlarme, nunca me había controlado tanto como en este momento

Sasuke: hasta pronto Kushina-san, Minato-san -hizo una reverencia antes de salir y ellos la correspondieron

Kushina: bueno Sakura, deja tus maletas en tu nueva habitación, tus otras cosas ya están ahí para que las acomodes después de la comida –sonrió

Sakura: bien –dijo

Minato: Naruto, ¿por qué no ayudas a subir sus maletas a Sakura? –me preguntó

Por un momento noté como a Sakura-chan casi se le detuvo el corazón al mi padre decir eso, significaría que subiríamos solos y quisiera o no tendría que darme algunas explicaciones

Naruto: claro.. no tengo ningún problema –dije intentando acercarme a las maletas

Sakura: no es necesario Naruto –jaló la maleta- yo puedo sola

Naruto: ohh.. claro que es necesario Sakura-chan –dije firme- vallamos arriba, te mostraré tu cuarto –intenté sonreír

Sakura: … bien –dijo al fin

Comenzamos a subir las escaleras, dejé que ella subiera primero para asegurarme nuestros padres entraran a la cocina. Al estar arriba ella no me volteaba a ver y no creo pensara decir algo, entonces hablé yo..

Naruto: es el que está al lado derecho –dije- frente… al mío –agregué

Ella se tensó un poco pero siguió sin voltear. Caminó hasta su nuevo cuarto y abrió la puerta, yo la seguí. Ella miraba la cama y las cajas dejadas en el piso, así que aproveché y me acerqué más

Naruto: así que.. ¿novios? –dije con ironía esperando su reacción

Sakura: si.. –respondió algo temerosa- así es.. Sasuke-kun y yo somos novios –giró levemente

Naruto: bueno y.. se puede saber ¿desde cuándo? –seguí con mis preguntas

Sakura: hace un par de semanas –respondió algo nerviosa, mientras caminaba a la ventana

Naruto: bien.. y.. –quise seguir pero ella me interrumpió

Sakura: ¿qué es lo que quieres saber Naruto? –al fin me miró, con unos ojos llenos de molestia

Naruto: quiero saber ¿en qué maldito momento pasó eso? –dije mostrando al fin mi frustración- y también, ¿por qué  te fuiste así, de la nada Sakura-chan? –me acerqué un poco- ¿por qué te fuiste después de la boda sin decirme nada? Si se suponía íbamos a hablar y tomar una decisión sobre nosotros antes de que regresaran nuestros padres –la encaré- entonces..  ¿por qué tenía que suceder así? –dije, en verdad estaba molesto; ella al fin habló

Sakura: eso ya no importa Naruto –trato de contener su voz, no gritar

Naruto: claro que sí importa – respondí- te fuiste sin importarte lo que yo sentía y peor aún, ahora que regresas resulta que eres novia del Uchiha –quise gritar pero me contuve- entonces, ¿Cómo esperas que me olvide de todo?

Sakura:  Naruto, basta por favor –me respondió seriamente- no hay nada de qué hablar sobre “nosotros” –hizo comillas con los dedos- tu bien sabías desde el principio que no podía haber nada entre nosotros

Naruto: ¿Cómo de qué nada? –contraataqué- ¿no me digas que aún crees eso del Uzumaki o porque nuestros padres se iban a casar?

Sakura: ya me aclaraste lo del apellido Uzumaki –me dijo- eso ya no importa, sin embargo nuestros padres ahora están casados, no debemos darles ese tipo de problemas y además –se puso frente a mí- tu sabías desde el principio que yo sentía algo por Sasuke-kun y aun así insististe en buscarme, fuiste tú quien me besó primero, fuiste tú quien se sobrepasó aquella vez que estábamos en la cita, fuiste tú quien no respetó las cosas entre nosotros –sollozó, tenía los ojos cristalinos por las lágrimas- fuiste tú.. quien ha causado tanta confusión en mi –bajó la mirada

Naruto: Sa.. Sakura-chan.. –dije, intenté acercarme a ella pero no me dejó

Sakura: mantente alejado, por favor –dio un paso atrás- no sigas –algunas lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas- por favor.. ya no sigas con todo esto..

La miré llorar, me partía el corazón ver que lloraba por mi culpa, por todas las cosas que habían pasado entre nosotros y que ella aún se negaba a aceptar

Sakura: por favor.. –me miró- respeta mi decisión.. ahora yo estoy con Sasuke-kun y si no queremos causarle molestias a nuestros padres.. es mejor olvidar todo

Naruto: pero..

Sakura: ¡TODO! –volvió a decir

La miré con una mirada llena de determinación, estaba hablando en serio..

Naruto: ¿tu aún.. me quieres? –pregunté, necesitaba saber eso

Sakura: Naruto, por favor.. –intentó ignorar la pregunta

Naruto: por favor Sakura-chan –imploré- solo eso, solo dime eso y te dejaré en paz.. –la miré- ¿tu aún.. me quieres..? –esperé su respuesta

Me miraba con duda en sus ojos, los cuales aún estaban llenos de lágrimas. La vi pensar que decir. Yo deseaba que escuchara su corazón y me dijera que si, que en verdad me quería y que todo era mentira, eso era lo que mi corazón pedía.. y ella dijo..

Sakura: no.. ya no..

¿Qué más podía decir en ese momento? Me aparté de ella y salí de la habitación sin siquiera voltear a verla. Al cerrar la puerta de mi cuarto me dejé caer sobre ella y golpee mi puño contra mi propia mano intentando ahogar toda la furia y tristeza que había en mi corazón en ese momento. Sentí como me venció el enojo y comenzaron a salir amargas lágrimas de mis ojos. No podía ante tanta impotencia, ya no más. Intenté ahogar mi llanto, para que ni ella ni mis padres supieran lo que acababa de pasar.





Yo sé que no es lo que muchos esperaban que pasara en la historia, pero así es el asunto. A partir de este momento la dinámica de la narrativa va a cambiar un poco, se darán cuenta conforme se vayan subiendo los caps. nos veremos en unos días Smile
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Miér Feb 13, 2019 3:11 pm

Bueno, despueés de suficiente tiempo, continuamos con la publicación Smile


Cap 52: yo te apoyo a ti

Narra Maya

Llorar. Llorar y llorar. Eso era lo único que podía hacer en el regazo de su rubia amiga, mientras ésta la abrazaba con más fuerza cada vez que escuchaba como se le iba el aliento en cada suspiro. Trató de consolarla acariciando su ahora corta cabellera con ternura, pero eso no era suficiente para el dolor en su corazón. Después de varias lágrimas, comenzó a tranquilizarse y cesar el llanto. La rubia habló

Ino: ¿ya te encuentras mejor, Sakura? –preguntó con tono maternal aun acariciando su cabello

Sakura: si.. –respondió entre sollozos- ya estoy.. mejor

Ino: Sakura.. –llamó la atención de la pelirosa- lamento decirte esto pero.. te lo dije

Reprochó. Ella solo se mordió el labio intentando ahogar más su llanto.

Sakura: lo sé.. –respondió la ojiverde- yo sé que ustedes me lo dijeron pero.. no puedo echarme para atrás.. –dijo- ya tomé una decisión y no puede cambiar

Ino: Sakura.. –llamó la atención de su amiga- debiste hablar con él en lugar de irte a Suna como una cobarde, afrontarlo, decirle sobre su beso con Shion y hablar de todo lo que tenían que hablar, no irte, dejarlo herido y peor aún, regresar como novia de Sasuke

Sakura: eso fue algo que no estaba planeado –dijo- tú sabes que desde hace años me gusta Sasuke-kun y todo esto que ha pasado con Naruto.. –dudó- me ha confundido tanto

Ino: pero tu aun quieres a Naruto –respondió

Sakura: pero también a Sasuke-kun –dijo- y ahora que estuvimos en Suna y él me apoyó.. me di cuenta que aún tenía sentimientos por él.. sentimientos de los cuales no debí haber dudado antes por la llegada de Naruto y las cosas se dieron haya..

Ino: entonces.. ¿por qué te duele tanto lo que pasa con Naruto? –intrigó

Sakura: porque.. –pensó por unos momentos- porque..

No supo que decir, solo sabía que no podía responder esa pregunta, o talvez, si sabía cómo responderla, pero eso significaría aceptar, que había tomado la peor de las decisiones.. prefirió callar.

Ino: no debiste ir a Suna.., no debiste decirle a Sasuke.., pero sobre todo.., no debiste dejar a Naruto


Inicia flash back

Los novios se encontraban partiendo el pastel, la fiesta había transcurrido de la mejor manera hasta el momento, solo algunas pequeñeces, como el típico compañero que se toma unas copitas de más y termina siendo el busca pleitos de las fiestas y al mismo tiempo el hazme reír, pero en este caso no era un compañero, bueno si, pero tenía de compañera a la rubia Tsunade, encantada con las botellas, diciendo alguna que otra peste de la peliroja, pero siendo controlada por un peligris de ojos azules (Dan). Sonrió. Buscó con la mirada a sus compañeros, los divisó bailando en la pista, o al menos a algunos de ellos, así que se acercó.

Narra Sakura

Tenten: hola Sakura –sonrió

Sakura: hola Tenten, ¿Cómo va todo? –pregunté

Tenten: va bastante bien, la verdad, tu mamá se ve muy feliz –ambas miramos a la pareja-

Sakura: si, tiene mucho tiempo que no la veía así de feliz –sonreí con melancolía

Tenten: vas a ver que ellos van a ser muy felices –me sonrió más- por cierto.. –me alejó un poco de su novio- ¿qué hace aquí Sasuke?

Sakura: vino a la boda.. –respondí- ¿por qué?

Tenten: Naruto los vio bailando –dijo seria, me sorprendí un poco pero le resté importancia- y desde ese momento se fue

Sakura: ¿se.. fue? –no supe que decir, eso me sorprendió- pero.. ¿a dónde?

Tenten: no lo sé.. –respondió- Kiba y Lee fueron a buscarlo pero aún no han regresado

Miré a mi alrededor, divisé a alguien

Sakura: mira, ahí –señalé- es Lee.. está.. bailando con alguien

Tenten: ay.. ese Lee –se bufó- pensé que había seguido a Kiba para encontrar a Naruto

Sakura: descuida Tenten.. –dije- seguramente ya aparecerá

Tenten: si pero.. –llamó mi atención- esa chica.. Shion –me sorprendí- también está en la fiesta y también fue a buscar a Naruto y no sé.. de cierta manera.. me preocupa

Sentí algo de impotencia.. ¿debía ir a buscarlo? No, seguramente estaba con ella y por algo no habían regresado al salón aún, eso era más que obvio. De pronto mi compañera me sacó de mis pensamientos

Tenten: mira.. –giré- ya vienen, los tres

Vi a la puerta y era verdad, Naruto, Kiba y la tal Shion entraban por la puerta. Por la distancia no pude ver bien las expresiones en su rostro, pero todos.. parecían felices.. y más ellos dos. Ella camina abrazada a él y no se movía, eso era la prueba definitiva para mi. Hablé

Sakura: Tenten..

Tenten: ¿uh? –me miró- ¿Qué sucede Sakura?

Sakura: mañana.. –dije- mañana me iré a Suna

Tenten: ¿qué? –sorprendida

Sakura: entonces.. –continué- como Neji y tú se irán a mediados de las vacaciones, seguramente ya no los veré, por eso.. quisiera desearles lo mejor en esta noche –sonreí

Tenten: ¿pero.. por qué te vas? –preguntó- ¿Por qué a Suna?

X: ¿te irás a Suna? –preguntó una voz bien conocida por mí, a mis espaldas; ambas volteamos

Sakura: Sasuke-kun.. –él me miró

Sasuke: ¿te vas a Suna? –preguntó nuevamente

Sakura: si.. –respondí a ambos- quiero pasar un tiempo con mi padre.. antes de tener que convivir con Minato-san y Naruto –dije, ambos me miraron

Tenten: bueno.. –habló- si esa es tu decisión Sakura, la respeto –me sonrió- me hubiera gustado que nuestra despedida fuera diferente, pero.. me alegra saberlo –se acercó a mí y me abrazó; yo correspondí- piensa bien.. las cosas –susurró en mi oído

Me sorprendí un poco por lo que dijo pero no dije ni hice nada, solo seguí correspondiendo el abrazo. Pasados unos segundos se separó de mí y con un gesto de despedida se alejó de Sasuke-kun y de mí. Lo voltee a ver

Sasuke: entonces, ¿Cuándo te irás? –me preguntó

Sakura: mañana –respondí

Sasuke: ¿mañana? –se sorprendió- ¿por qué tan pronto? Acabo de llegar

Sakura: quiero.. disfrutar de la compañía de mi padre –sonreí con un deje de tristeza

Sasuke: bien.. –dijo- entonces.. supongo que aún puedo llamar a la casera de Suna para decirle que regresaré unos días más –me sonrió

Sakura: pero Sasuke-kun, no es necesario que vayas a Suna –respondí- no quiero alejarte de tu familia

Sasuke: bueno –miró a su familia de reojo, platicando con mis padres- cuando regrese podré convivir con ellos.. en este momento prefiero pasar más tiempo contigo.. el tiempo que.. no aproveché antes –tomó mi mano e inclinándose, me dio un beso en ella; yo me sonrojé levemente- aunque no podré irme mañana, pronto me comunicaré contigo

Sakura: Sasuke-kun.. gracias –sonreí

Lo miré a los ojos y luego desvié la mirada. Me topé con esos ojos azules mirándome con.. ¿tristeza? Prefería girarme y entonces la volví a ver, Shion aún abrazada a él.. era la mejor decisión

Fin flash back

*****************

Narra Maya

Primer día de clases. Los estudiantes caminaban rumbo a la institución, algunos con mucho entusiasmo, otros con pesadez, pero a fin de cuentas, van. La pelirosa estaba con Ino, esperando en el salón de clases. Habían pasado la noche en casa de la rubia por “seguridad” de la pelirosa, pero sabían que no podrían hacer eso eternamente. La puerta se abrió y entraron los ya conocidos chicos.

Ino: ¡buenos días! –saludó sonriente

Shika/Kiba: buenos días Ino –correspondieron el saludo

Sakura: buen días –dijo en un tono apenas perceptible, ellos la miraron

Kiba: ¡hey! Bonito corte de cabello, Sakura –sonrió

Sakura: gracias, Kiba..

Ella buscó al rubio inconscientemente. Entró hasta el final, con la cabeza baja y mucha tristeza en su semblante. Levantó la vista y por unos segundos, sus miradas chocaron, pero la pelirosa desvió su mirada nuevamente a la puerta, por donde vio entrar a su novio..

Sakura: buenos días Sasuke-kun –sonrió

Sasuke: buen día Sakura –se acercó a ella- buen día chicos

Todos: buenos días Sasuke –respondieron

De pronto el ambiente se tornó extraño, pesado. Una extraña vibra se sintió en torno a los presentes. La puerta se abrió de nuevo y todos voltearon. Era la Hyuga.

Kiba: Hinata.. –dijo

Ella levantó la vista al escuchar su nombre y vio a todos frente a ella. No supo que decir, tampoco se pudo mover. El ambiente fue aún más extraño de lo que segundos antes lo era. Alguien llegó al costado de la ojiperla

Iruka: buenos días alumnos, toman sus lugares, la clase va a comenzar –dijo el maestro- adelante Hinata

Hinata: si.. –dijo en voz baja.

Caminó hasta su lugar sin voltear y se sentó. Las clases comenzaron. El ambiente era tan extraño y continuó así hasta el almuerzo.

Narra Naruto

Salí lo más rápido que pude del salón, ya no podía estar ahí, en verdad de dolía verla con él y no poder hacer nada. Lo que ella me dijo.. parecía tan real.. y verla con él me lo confirmaba. No podía con todo esto. Escuché que Kiba gritó mi nombre pero no me quise detener, necesitaba tiempo para pensar.

Caminaba por uno de los pasillos, no sé qué dirección llevaba cuando la encontré, no más bien, choqué con ella

X: auch! –dijo la persona a la que tiré al piso

Naruto: disculpa –dije rápidamente- déjame ayudarte –me incliné para ayudarle a ponerse de pie, entonces la reconocí- ¿Mo.. Moegui? –dije confundido

Moegui: ah.. Naruto –igualmente estaba algo sorprendida- gracias –dijo cuando se levantó

Naruto: disculpa, estaba distraído –me disculpe

Moegui: descuida –me sonrió- ¿has visto a Sakura? –me preguntó

Mi sonrisa se disipó en ese momento. Bajé la mirada

Naruto: ella.. ella se quedó en el salón.. con los demás –respondí

Moegui: ¿incluido Sasuke? –me preguntó, ¿por qué hacía eso?

Naruto: si.. –respondí- con eso de que ahora son novios.. él está con ella –dije indiferente

Moegui: si, lo sé.. –dijo algo.. ¿molesta?- no debería estar con él.. –agregó, entonces la miré

Naruto: ¿eh? ¿por qué dices eso? –cuestioné

Moegui: no es que tenga algo en contra de Sasuke –me respondió- sin embargo.. –me miró- yo te prefiero a ti como pareja para ella

Eso me sorprendió, no sabía que ella me apoyara en ese sentido

Naruto: ¿po.. por qué dices eso Moegui? –pregunté incrédulo

Moegui: si nadie te ha dicho nada es por respeto a Sakura –me dijo- pero yo no voy a callar más esto –la miré expectante- a pesar de que Sakura ha estado “enamorada” –hizo comillas con los dedos- de Sasuke desde que son niños, él nunca la había tratado bien. Era frio, distante, cortante, incluso me atrevería a decir que grosero con ella y Sakura seguía queriéndolo, la verdad no sé cómo. Pero bueno, a todo esto, cuando entraron al instituto, el comenzó a cambiar su actitud con ella porque “se había dado cuenta de sus sentimientos por Sakura” –nuevamente comillas-  pero aún así le dijo que esperara un poco hasta que regresara de Suna, y bueno, cumplió lo prometido, ahora son novios –me decepcioné un poco- PERO… -nuevamente me interesé- a pesar de todo, de ese amor que ella decía sentir, la miraba triste, a veces feliz cuando en algún momento él le daba una muestra de interés o cariño entonces si, estaba en las  nubes, pero el resto del tiempo no, aunque tratara de ocultarlo, porque le dolía toda la situación

Naruto: comprendo.. –dije triste

Moegui: sin embargo.. –la miré de nuevo- desde que tu llegaste a su vida, has causado un gran cambio en Sakura –puse mucha más atención a sus palabras- a pesar de estar llena de dudas por sus sentimientos, yo la miraba más feliz, cuando hablábamos por teléfono la escuchaba alegre, contenta todo el tiempo y cuando me empezó a contar sobre ti, las cosas que habían vivido.. fue cuando me di cuenta que ese cambio tan repentino no fue por la ausencia de Sasuke, o tal vez en parte, si no que más bien, era por tu llegada, y porque era feliz contigo –estaba muy sorprendido- pero ella se niega a ver eso, cree que con Sasuke a su lado va a ser feliz, pero no se da cuenta que es un sueño de la infancia, algo que no comenzó bien, entonces no puede durar mucho, y menos cuando siente algo por ti

Naruto: pero no es así.. –dije y ella me miró sorprendida- ayer la encaré y me dijo que ya no siente nada por mí –bajé la mirada

Moegui: yo no creo eso.. –la miré- tú también estás muy confundido y lastimado por la confusión de Sakura.. pero.. creo que las cosas se arreglaran, dale tiempo

Naruto: no sé si pueda.. –suspiré

Moegui: tú también eres fuerte, haz pasado muchas cosas –sonrió- y yo te apoyo a ti

Naruto: gracias

X: ¡¡Moegui!! –se escuchó gritar una voz tras de ella

Moegui: ¿eh? –se sorprendió mucho y volteó lentamente algo sonrojada

Era un chico de su edad, cabello castaño y ojos oscuros. Se acercó a nosotros

X: Moegui, te estaba buscando –dijo el chico mientras se acercaba a nosotros- desapareciste de pronto

Moegui: si disculpa Konohamaru –dijo-

Konohamaru: ¿Quién es él? –dijo mientras me señalaba

Moegui: es un.. amigo –respondió

Konohamaru: ¿eres su amigo? –me miró con algo de recelo en la mirada

Naruto: am.. supongo que si.. –respondí

Konohamaru: no me agradas –me dijo tratando de intimidarme

Naruto: ¿qué? ¿pero qué cosas dices mocoso? –me molesté, ni siquiera lo conocía

Konohamaru: no soy un mocoso, soy el nieto del director Sarutobi –me dijo tratando de mostrar superioridad

Naruto: la subdirectora Tsunade es mi tía y no por ello ando diciéndolo por ahí –agregué- ni mucho menos intentado hacer sentir inferior a otra personas –lo miré algo molesto

Moegui: por favor, no peleen –intentó calmar las cosas

Konohamaru: no me agrada –bufó- ya lo dije

Moegui: calma Konohamaru –insistió

De un momento a otro me molesté y lo golpee en la cabeza, me molestaba la forma de ser de ese mocoso insolente. Él solo se dedicó a sobar su herida

Konohamaru: ¡me las pagarás! –gritó mientras me amenazaba

Naruto: si, lo que digas –dije fastidiado- te veré luego Moegui

Moegui: si, nos veremos después Naruto y.. –llamó mi atención- piensa en lo que te dije

Naruto: así lo hare –me fui de ahí, pero alcancé a escuchar

Konohamaru: es un baka..

Naruto: ¡¡tú eres el baka!! –grité y él se molestó más

Moegui: Konohamaru.. –la miró- él es mi primo

Konohamaru: ¡¿QUÉ?!

Caminaba de regreso al salón de clases, ya más relajado por lo que había hablado con Moegui, ella estaba de mi parte, pero no sabía que pensar al respecto.. de pronto algo captó mi atención

Naruto: jejejeje que baka ese niñato –me reí, de pronto sentí mi celular vibrar- ¿eh? ¿y este número? No lo tengo registrado –dude un poco pero al final respondí- ¿diga?.. ¿ah?.. Sasori..



Hasta aquí el capitulo de hoy, nos vemos en unos días
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Dom Abr 07, 2019 3:01 pm

Hola, se me pasó el tiempo y no publiqué en Marzo, pero publico ahora y a finales del mes pondré otro capítulo. A partir de este capítulo, me parece, empiezan a variar en la duración de la trama, es decir, capítulos más largos o cortos, pero igualmente llenos de entusiasmo.


Cap 53: automóvil negro; aún no estoy lista

Narra Sakura


Al fin, el primer día de clases había terminado, eso era bastante reconfortante para mi, en parte, pero a la vez preocupante, Tsunade-sensei mandó el recado que me presentara en su oficina al final de las clases. Tenía cierto presentimiento no muy alentador

Sasuke: ¿segura que no quieres que te espere Sakura? –me preguntó

Sakura: no es necesario –respondí- seguramente quiere que hablemos sobre los preparativos para el club y talvez sobre las competencias, este año será en el país del Viento, entonces hay muchas cosas que resolver –sonreí

Sasuke: bien, te veré luego entonces –me sonrió, e inclinándose a mí, me dio un beso en la comisura de los labios- bye

Sakura: adiós.. –dije

Era algo extraño, era lindo pero a la vez.. sentía que faltaba algo.. Giré mi cabeza disipando mis pensamientos y me encamine a la puerta.

Sakura: buenas tardes, Shizune-san –saludé a la castaña al abrir la puerta

Shizune: buenas tardes Sakura –me sonrió- pasa, Tsunade-sensei te espera

Sakura: gracias

Así lo hice, caminé a la puerta y al tocar me dio el pase inmediatamente. Entre, cerré la puerta y al girar, de nuevo él, sentado justo a un lado de mí. Me maldije pues sabía en torno a qué sería esta conversación.

Sakura: buenas tardes.. Tsunade-sensei –dije

Tsunade: por favor, siéntate Sakura –dijo muy seria

Así lo hice. Me senté y vi de reojo a Naruto mirando el piso, ni siquiera volteó a verme. Entonces habló

Tsunade: bien.. –dijo- hace unos meses nos reunimos aquí por un asunto en particular.. entonces.. ahora que sus padres se han casado quiero saber, ¿Qué pasó? ¿hablaron con ellos? –preguntó muy seria con los dedos cruzados frente a su rostro

Naruto: no.. no hablamos con ellos –respondió

Tsunade: ¿por qué? –dijo algo molesta- me lo prometieron

Naruto: si pero.. sucede que.. –lo interrumpí

Sakura: ya no fue necesario hacer eso Tsunade-sensei –respondí

Tsunade: ¿por qué piensan eso? –cuestionó

Sakura: porque lo que hubo o hubiera pasado entre Naruto y yo, ya quedó atrás –respondí firme- no hay nada y no lo habrá, entonces consideramos que no era necesario hablar de eso, ya que podríamos preocuparlos por algo que.. no es..

Noté como Naruto se molestó un poco y apretó los puños, lo que dije en verdad le molestó. Ella lo notó

Tsunade: y tu Naruto.. ¿piensas lo mismo? –preguntó mirándolo atentamente, yo igual

Naruto: pienso lo mismo –respondió- no tenía caso hablar de estas cosas con nuestros padres –alzó la mirada- y puedes estar tranquila tía Tsunade, no va a pasar nada entre Sakura y yo
Sakura. Solo Sakura. Ya no estaba el subfijo “chan” que siempre me decía con tanto cariño. En verdad lo había lastimado. Bajé un poco la mirada

Tsunade: bueno.. –habló- considerando la situación.. espero que realmente no vuelva a suscitarse ningún mal entendido entre ustedes, ¿entendieron? –nos miró

Sakura/Naruto: si, Tsunade-sensei/tía Tsunade –respondimos al mismo tiempo

Tsunade: siendo así.. pueden retirarse –ambos nos pusimos de pie- sin embargo.. –la miramos- estaré al pendiente –agregó

A ambos nos incomodó un poco el comentario pero aún así decidimos no decir nada. Al salir de la oficina no sabía qué hacer. Estaba entre confundida y preocupada, ir a casa junto a Naruto.. me preocupaba. De pronto el comenzó a caminar

Naruto: ve a casa Sakura –dijo, de nuevo sin el “chan”- yo llegaré más tarde

Vi cómo se adelantó y yo solo me quedé ahí. Cuando recobré bien el sentido, quise alcanzarlo, pero no lograba encontrarlo. Al salir al patio, lo vi subir a un auto negro e irse en él. Sin saber por qué, eso me preocupó bastante.

Me fui a casa, no sabía que más hacer en ese momento.

**********************

Otra semana más había pasado. Las cosas estaban raras en casa. Nuestros padres no lo habían notado porque bueno, ese asunto solo era entre Naruto y yo. Pero era extraño. Cuando nuestros padres estaban presentes, Naruto bromeaba, me hablaba y contaba cosas, pero en cuanto nos quedábamos solos, me ignoraba y normalmente se iba. Todas las tardes llegaba tarde a casa. Mucho después de terminado su entrenamiento los días que correspondía. Era tan extraño.

Estaba en mi cuarto con Ino, estábamos terminando un proyecto de Iruka-sensei cuando escuchamos el ruido de un auto llegar a casa.

Sakura: ¿eh? ¿Quién será? –dije mientras miraba por la ventana

Ino: ¿qué sucede frentona? –me preguntó

Sakura: es un auto.. negro.. –recordé ese día que lo vi subir después de hablar con Tsunade-sensei

Miré atentamente para ver quien o quienes bajaban del auto. La puerta del copiloto se abrió y vi a Naruto salir de el

Sakura: es Naruto.. –dije

Ino: ¿qué, Naruto? –preguntó mientras se asomaba por la ventana

De pronto la otra puerta se abrió y salió ella

Sakura: Shion..

Bajé las escaleras lo más rápido que pude seguida de Ino, pero yo me adelanté. Al bajar las escaleras vi a Naruto cerrando la puerta y ella estaba sentada en uno de los sillones, esperándolo.

Naruto: ah.. Sakura.. –dijo mirándome- no sabía que estabas en casa

Shion: hola –me sonrió algo.. arrogante

¿Cómo hacía eso? Traerla a ella a mi casa y más cuando pensaba que no estaba yo en ella, y peor aún que ella me miré de esa manera tan arrogante, la detesto..

Sakura: ¿qué hacen aquí? –dije tratando de sonar comprensiva

Naruto: nada -dijo indiferente- solo la invité un rato a casa

Shion: exactamente –me dijo- me invitó a comer y luego quiso que viniéramos a su casa, aunque debo aceptar que pensé estaríamos.. solos –me miró, la detesté más

Naruto: yo pensé lo mismo, pero no –aun con indiferencia- pero no importa, veamos la televisión

Dicho esto, prendió la televisión y se acostó a un costado de Shion, me molestó de verdad eso, pero me tragué mi orgullo para no correrla de la casa. Regresé con pesadez al cuarto junto con Ino, yo estaba muy..

Ino: ¿molesta? –me preguntó con ironía

Sakura: no.. –dije fulminante- sigamos con el proyecto

Esa noche ella se quedó a cenar en casa. Era detestable para mi verla y oír sus “risillas” juguetonas mientras intentaba acercarse más a Naruto. En verdad estaba molesta pero debía disimular mi enojo para que mis padres y la “visita”, pero sobre todo Naruto, no se dieran cuenta de lo mucho que la odiaba. Casi a las 10 de la noche se fue. Al fin.

Observe por la ventana como abrazó a Naruto y lo besó. Eso me molestó tanto. Agarré uno de mis osos de peluche y lo estrujé tanto que se le salió el relleno. Pero eso no era suficiente. Al asomarme nuevamente ella ya se había ido.

*************************

Un día más. Aún seguía muy molesta por lo de la noche anterior. Incluso Sasuke-kun se dio cuenta, aunque traté de disimularlo, pero no fue suficiente, así que me excusé diciendo que Karin me había hecho una mala jugada por lo que aún estaba muy molesta. Nadie objetó nada al respecto.

Estaba en el dojo, sola, practicando algunas de mis técnicas. Desde que Tenten se fue era más difícil encontrar quien me mantuviera el paso y no estaba de humor para pedirle a Karin su ayuda, así que prefería entrenar con un costal de arena. Algo duro pero resistente para desahogar toda la furia que sentía en mi interior por culpa de aquella.

Me encontraba aun pateando el costal cuando alguien llegó al dojo

X: Sakura.. –me llamó

Su voz.. diciendo de nuevo mi nombre.. me tensé y me puse algo nerviosa. Voltee.

Sakura: Naruto.. –pronuncié- ¿qué sucede?

Naruto: ¿estas.. bien? –me dijo

Sakura: ¿por qué no habría de estar bien? –dije algo molesta

Naruto: desde el día en que Shion estuvo en casa.. –dijo- te veo rara

Sakura: claro que no –respondí molesta- es solo tu imaginación, estoy molesta por un pleito que tuve con Karin –me excusé y voltee de nuevo al saco

Naruto: no creo que sea por eso –me respondió

Sakura: ¿y tú cómo puedes saber eso? –dije muy molesta- no es por Shion, ahora vete, estoy ocupada –voltee nuevamente y golpee el saco

Naruto: si tú lo dices.. –dijo mientras se daba la vuelta- pero sé que no es por Karin.. ella me lo hubiera dicho –dijo esto último en un susurro antes de irse

Me sorprendí por esas palabras que dijo, Karin, ¿por qué habría de decirle algo a él? Por un momento pensé en correr tras él y preguntarle pero, ¿y si todo era una mentira? Una broma solo para intentar acercarse de nuevo a mí. Dudé un poco pero mejor me seguí concentrando en golpear el costal.

Al terminar mi práctica me encaminaba a los vestidores. Pero al pasar por la ventana vi hacia el exterior y de nuevo lo vi, Naruto, estaba ahí parado en la calle, pero no estaba solo, Karin estaba a su lado. Me acerqué un poco a la ventana para ver mejor, pero en eso vi de nuevo el auto negro llegar y abrir las puertas. Corrí hacia la puerta, quise llegar antes pero fui lenta y cuando al fin llegué a la salida, ellos ya se habían ido. De nuevo ese auto negro, no era el de Shion, era otro.

Me fui a casa. Estaba preocupada. Esa noche Naruto llegó muy tarde y se excusó con que entró con Shion a la última función de cine y olvidó llamar. Inmediatamente entró a su cuarto y ya no pude hablar con él. Algo en mi interior me decía que algo estaba pasando.

**************************

Quería hablar con él, pero siempre se iba más temprano que yo. Me estaba consumiendo la intriga, ¿qué hacía con Karin y porqué se iban en ese auto negro? Decidí irme más temprano yo también, pero Naruto se me adelantó y no lo alcancé.

Llegué muy temprano al instituto, casi no había nadie, entonces me decidí a buscarlo. Al pasar por uno de los pasillos los escuché hablar

X: entonces.. ¿estás seguro Naruto? –dijo la voz de Karin, estaba segura de eso

Naruto: la verdad es que.. –dudo un poco- todo lo que me dicen es bueno, pero..

Karin: deberías animarte, ya te lo hemos demostrado, sería algo bueno para ti –sonrió- no nos arriesgaríamos tanto si no confiáramos en ti

¿Nos? Se refería a ella y a alguien más, pero ¿quién?

Naruto: pero.. lo que ustedes quieren.. –dudó- no creo poder hacerlo

Karin: piénsalo un poco más –dijo- él vendrá de nuevo.. te veré más tarde –y se fue por otro lado

Él se quedó ahí, meditando las palabras de Karin, pero, ¿qué era lo que debía pensar? Salí a su encuentro

Sakura: ¿de qué estabas hablando con Karin, Naruto? –le pregunté, él se sorprendió al verme ahí

Naruto: Sakura-ch.. –se contuvo- Sakura.. –se corrigió- ¿Qué haces ahí? ¿acaso ahora te dedicas a escuchar conversaciones ajenas? –sonrió arrogante

No recordaba haberlo visto así nunca, pero su actitud me molestó

Sakura: no.. –dije- yo casualmente iba pasando por aquí cuando los escuché hablar –seguí- lo cual es muy raro.. –esperé su respuesta

Naruto: bueno.. –respondió- cuando te fuiste a Suna pasaron muchas cosas –me miró- yo también tomé muchas decisiones, así como tú con el Uchiha –levantó una ceja arrogante, odié eso- ahora se puede decir que Karin y yo.. somos cercanos

No esperaba eso, en verdad me sorprendió a sobre manera que dijera eso, pero, ¿por qué?

Sakura: pero.. –tartamudee- ¿qué fue lo qué..? –no pude terminar, él me interrumpió

Naruto: es mejor que no sepas algunas cosas, Sakura –se giró- podría ser peligroso

¿A qué se refería con eso? Quise decirle pero él se alejó tan rápido que no me dio tiempo de reaccionar

Sakura: Naruto.. ¿qué fue lo que pasó cuando me fui a Suna?

*****************************

Narra Maya

El día era soleado, un bello día de verano. La pelirosa se encontraba apurada después del entrenamiento, se le había hecho tarde pero su pequeña prima de cabello anaranjado la ayudó a terminar de recoger las cosas para que ella pudiera llegar a su cita. El pelinegro la esperaba en la fuente de sodas. Ella corría para poder llegar al fin

Sakura: disculpa Sasuke-kun –dijo cundo al fin llegó- se me hizo muy tarde

Sasuke: descuida –sonrió- sé que estabas algo ocupada con los preparativos para la competencia

Sakura: si.. -tomó asiento- es algo cansado.. ¿cómo van sus entrenamientos de baloncesto? –preguntó curiosa

Sasuke: van bastante bien –respondió- no ha habido el menor percance

Sakura: ¿uhm? Acaso.. ¿lo dices por Naruto? –preguntó intuitiva

Sasuke: así es.. –respondió a su compañera- pensé que sería una verdadera molestia una vez yo regresara al equipo pero.. no –agregó- por el contrario las jugadas son muy.. buenas

Sakura: ¿es enserio o me estás mintiendo? –preguntó la pelirosa

Sasuke: no, es enserio –respondió con sinceridad- no te negaré que pensé intentaría sabotear mis jugadas y movimientos pero por el contrario.. hacemos buen equipo.. –agregó- sin embargo no puedo decir que seamos amigos.. siempre me mira con algo de.. rencor.. –miró a su compañera  a los ojos al decir esto último

Sakura: bueno.. –dijo algo dudativa- supongo al menos eso es un avance –sonrió levemente

Sasuke: si, supongo que si

Narra Sakura

Era tan extraño hablar de Naruto con Sasuke-kun. Siempre hablábamos de nosotros, de cómo nos fue en el día y ese tipo de cosas, pero no de él, por lo que hablar aunque sea de una manera tan superficial, me parecía extraña.

Sasuke: te pediré algo de tomar –llamó mi atención mientras se levantaba del asiento

Sakura: si, gracias

Narra Maya

La pelirosa vio a su compañero alejarse pero luego regresó la vista al frente. Justo en ese momento vio al rubio, con una bebida en la mano, él también se encontraba en la fuete de sodas, sin embargo se encaminada en dirección contraria, cruzó la calle y de nuevo un auto negro estacionado esperaba por él.

Intentó pararse pero fue lenta de nuevo y el auto arrancó antes de siquiera poder acercarse

Sakura: de nuevo ese auto negro –pensó la pelirosa- ¿por qué me está causando tanta intriga que Naruto suba en esos autos? –se mordió el labio inferior mientras analizaba- es.. ¿es el auto de Shion? ¿o es el otro? –se preguntaba

Sasuke: ya regresé –extendió su mano sacando a la pelirosa de sus pensamientos

Sakura: ah.. gracias Sasuke-kun –sonrió forzadamente

Sasuke: -se sentó- ¿sucede algo? –inquirió el pelinegro

Sakura: no, no es nada –respondió la ojiverde- solo pensaba en cosas de las competencias –se excusó

Narra Sakura

De nuevo tan evidente. Las cosas estaban extrañas, tanto misterio por parte de Naruto me estaba intrigando bastante. Desde que regresé de Suna casi no lo miraba. Se iba temprano de casa, solo. A veces no estaba en casa durante todo el día o llegaba muy tarde o cuando estaba en casa se la pasaba en su habitación y no lo miraba más que para las comidas familiares. Ya no había asesorías de química, ya no había pláticas ni juegos. Y ahora con la presencia de Shion de vez en cuando en casa era bastante abrumador, sumando también lo que sea que esté pasando con Karin y ese extraño auto negro. Tenía tantas dudas que él no me respondería.

Después de estar con rato con Sasuke-kun regresé a casa, me dejó en el parque para no desviar mucho su camino ya que debía ver a su padre con urgencia. Yo caminé a casa, pensando en todas esas cosas que me abrumaban. Al acercarme a casa me sorprendí bastante. De nuevo ese auto negro, esta vez estacionado frente a mi casa. Me apresuré.

Miré el auto con detenimiento, estaba segura no era el de Shion, pero no estaba segura si era el auto que pasaba en algunas ocasiones por Naruto al instituto. Miré al interior y solo vi varios libros y papeles en la parte trasera del auto, todo un chiquero. No sabía de quien era, así que decidí entrar. Al acercarme a la puerta escuché voces, tres conocidas por mí, pero una no la reconocí. Abrí la puerta lentamente y vi a un hombre de cabellera blanca sentado en la sala.

Kushina: pasa Sakura –me llamó mi madre

Al verme descubierta entre, cuidadosamente. Ese hombre me miró

X: hola Sakura –me sonrió

Sakura: ah.. hola.. –respondí confundida

Minato: él es Jiraiya –me dijo, al parecer se dio cuenta de mi confusión- es una viejo amigo mío –sonrió más- también estuvo en la boda

Jiraiya: que va Minato, pude haber sido tu cuñado, jajajaja –rio a carcajadas

Entonces lo recordé, que tonta había sido

Sakura: si.. el padrino –dije- lo había olvidado –dije apenada

Minato: bueno, pudiste serlo pero ahora solo eres un gran amigo

Jiraiya: eso si.. –suspiró- esa Tsunade tiene su carácter y cuando se le mete una idea a la cabeza, ni cómo sacarla de ahí –bufó mientras tomaba otro sorbo a su vaso

Kushina: concuerdo contigo Jiraiya, es una cabeza dura –rio

Naruto: Tsunade obaa-chan es genial, pero ni así la conquistaste ero-sennin –sonrió

Lo vi reír tan abiertamente, tal como lo hacía antes y del mismo modo en que no lo había hecho desde hace algún tiempo. Me sentí triste por eso

Sakura: disculpen.. –llamé la atención de todos- no me siento muy bien.. iré a recostarme –dije poniendo mi mano en mi cabeza

Kushina: ¿qué te sucede Sakura? –se acercó a mi

Sakura: nada grave –dije- solo me duele un poco la cabeza, fue un día agotador

Kushina: de acuerdo.. toma unas pastillas para el dolor

Sakura: si, lo haré. Buenas noches –me despedí de los presentes con una pequeña reverencia

Jiraiya: que estes mejor, Sakura –alcancé a oír que decía antes de subir las escaleras

Llegue a mi habitación y tras cerrar la puerta, me dejé caer sobre la cama. Me sentía tan extraña después de haber visto a Naruto sonreír así; me hizo recordar cuando me sonreía así sin importar lo que pasara. Suspire. Suspire varias veces y sin darme cuenta, unas lágrimas rodaron por mis mejillas. Antes de darme cuenta, me quedé dormida.

********************************

Otro día más en nuestra vidas había pasado. Me sentía apresurada para las competencias. Yo entrenaba, los chicos también entrenaban para el baloncesto, Ino y Hinata también, aunque no hablaran más que para lo necesario lo hacían, cosa que yo aún no lograba hacer.

Al salir de casa caminé rumbo al instituto. Por el camino divisé a Kiba, iba solo como de costumbre después de todo lo sucedido. Me acerqué a él, tenía tiempo sin hablar a solas con él

Sakura: buenos días, Kiba –le sonreí mientras me acercaba a él

Kiba: buenos días.. Sakura –me respondió

Noté que su saludo no fue el característico en él, no era el Kiba de siempre, por lo menos no esa mañana

Sakura: ¿te encuentras bien, Kiba? –pregunté preocupada

Kiba: ¿por qué lo preguntas? –dijo

Sakura: tu semblante.. –dije- está triste.. –él desvió la mirada- no eres el mismo Kiba de siempre

Kiba: lo sé.. –me lo confirmó

Por un momento nos quedamos callados mientras caminábamos al instituto. Era extraño. Quise buscar las palabras adecuadas para cualquiera que fuera la situación, pero él parecía dudar de algo

Kiba: Sakura.. –llamó mi atención- ¿tu sabías que Hinata fue a la boda de tus padres?

Sakura: ¿qué?

No lo podía creer, estaba sorprendida, ¿en qué momento había pasado eso?

Sakura: ¿Cuándo sucedió eso? –pregunté muy sorprendida- no la vi

Kiba: bueno.. –se rascó la cabeza- eso fue porque.. no estuvo ahí del todo

Sakura: no te entiendo Kiba.. –reproché- habla claro

Kiba: -suspiró- ella fue pero.. no entró

**********************Inicio flash back*********************


Narra Maya


Era la fiesta de bodas. El castaño salvaje había salido del salón de fiestas con el objetivo de encontrar al rubio ojiazul pero no lo miraba. No conocía bien el lugar, era demasiado grande el jardín y había pocas luces, seguramente le costaría algo de trabajo encontrarlo.  Tomó rumbo a uno de los jardines que conectaba con la puerta principal del recinto y a la calle. Intentaba buscar a su amigo pero algo llamó su atención. Una figura femenina se encontraba frente a la puerta del edificio, mirando con confusión el camino que la llevaría adentro. Inmediatamente la reconoció

Kiba: Hinata.. –llamó la atención de la joven, esta volteó

Hinata: Kiba..kun.. –dijo en cuanto lo miró

Kiba: ¿qué haces ahí.. Hinata? –preguntó expectante

Hinata: yo.. -desvió la mirada un poco sonrojada- yo.. vine a la boda.. –respondió- sin embargo..

Miró como debatía en su cabeza, entrar o no, ese era su dilema, por eso estaba ahí, sola..

Kiba: ¿dudas de entrar por.. Naruto? –preguntó el castaño mientras mantenía la respiración; esperó la respuesta

Hinata: ..no.. –respondió

Kiba: entonces.. ¿es por Sakura? –volvió a preguntar ya más tranquilo

Hinata: ..si.. –respondió nuevamente

Kiba: aún no puedes perdonarle, ¿eh? –dijo mientras se acercaba y se sentaba en la banca frente a él

Hinata: Kiba.. –dijo- me mintió.. todos me mintieron..  –dijo con una gran tristeza en su voz- incluso tu

Kiba: -suspiró- lo sé.. –bajó la cabeza- fui un tonto por no decirte las cosas que estaban pasando entre Naruto y Sakura.. si desde el principio te lo hubiera dicho.. seguro las cosas serían diferentes –agregó melancólico-

Hinata: es verdad que eso me dolió mucho pero.. –lo interrumpió- no me refiero solo a eso Kiba..  

Kiba: ¿no? –levantó la vista- entonces.. –se puso de pie y se acercó a ella- ¿entonces a qué te refieres?

Hinata: -sonrojada- a lo que tú.. dices sentir por mi

Él se sorprendió mucho, no esperaba esa respuesta

Kiba: yo no.. –respondió- no digo sentir nada.. –ella bajó un poco la mirada- yo lo sé.. –nuevamente lo miró- sé que siento algo por ti, algo muy fuerte.. te quiero desde que tengo memoria y si nunca te dije nada, fue porque vi que tú no me mirabas de la misma forma –ahora él inclinó la cabeza- y prefería verte feliz con alguien más, porque sabía que era lo que tu corazón deseaba

Hubo silencio por unos minutos, ninguno dijo nada, ambos mirando el suelo. Ella habló

Hinata: creo que debo irme

Kiba: ¿a dónde vas Hinata? –preguntó rápidamente

Hinata: regresaré a casa.. –respondió- aún.. aún no estoy lista para esto –dio la vuelta

Kiba: ¡Hinata! –tomó su mano deteniéndola- por favor.. déjame acompañarte –imploró

Hinata: no Kiba.. –respondió con tristeza- ya te dije.. que aún no estoy lista ni con Sakura.. ni contigo –se soltó

Kiba: Hinata.. –soltó en un suspiro lleno de melancolía

Ella comenzó a caminar pero él se abalanzó sobre ella y la abrazó por detrás con fuerza

Hinata: Ki.. Kiba.. –dijo sorprendida y sonrojada

Kiba: en verdad.. lo siento tanto.. –la abrazó con más fuerza

Pasaron unos minutos así. Ella se hizo al frente y él la soltó levemente. Ella giró quedando frente al castaño. Levantó la vista y ambos se miraron fijamente con dolor y tristeza en sus miradas..

Hinata: Kiba..kun.. –él abrió más los ojos- solo dame un poco más de tiempo

Sin decir más, él se inclinó a ella pero se detuvo estando a escasos centímetros de sus labios. Ella estaba sonrojada por ello. El castaño puso su mano sobre el mentón de la Hyuga y acarició sus mejillas con ternura mientras miraba cada uno de los detalles de su rostro. Ella subió sus brazos y colocó sus manos en el pecho de él. Se contemplaron por algo de tiempo, ninguno lo contó, solo fue así.

Quiso acercarse más, pero solo cerró los ojos con pesadez mientras juntaba su frente a la de su compañera. Luego dejó caer sus brazos y se separó unos centímetros. Sintió como ella se alejó un poco, pero a los pocos segundos sintió como de nuevo puso una de sus manos en su pecho y la otra en su mejilla izquierda; sintió algo suave y cálido en su otra mejilla, era un beso. Abrió los ojos sorprendido ante tal hecho; la vio separarse de él..

Hinata: solo un poco más.. de tiempo..

Sonrió con algo de melancolía antes de separarse completamente de él. Ella se fue y él solo se quedó ahí por unos segundos mirando como la sombra se alejaba y subía a un auto. Suspiró.

******************Fin flash back**********************

La pelirosa se encontraba muy sorprendida. No sabía si por el hecho de que la Hyuga se hubiera presentado a la boda o por el momento tan íntimo que habían tenido ellos.

Sakura: Kiba.. –él la miro- ¿sabes lo que eso significa?

Kiba: um… -pensó por un momento- tal vez.. pero.. no quiero hacerme falsas ilusiones –respondió- además, aún sigue muy dolida por todo

Sakura: es verdad –dijo- pero supongo esto es un avance –sonrió ligeramente- eso me hace feliz, por ella –miró a su compañero- por ti

Kiba: sigues adelantando las cosas Sakura –dijo algo más animado

Sakura: podría ser –sonrió- pero al menos logré que recuperaras el ánimo, tú crees en esa posibilidad

Kiba: es lo que más deseo.. –pronunció- estar con ella

Ambos continuaron caminando en total silencio, pero con unas sonrisas en sus rostros.


Hasta la próxima Smile
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Mar Abr 30, 2019 5:53 am

Aquí el siguiente capítulo de la historia


Cap 54: tonta Sakura, tonto Naruto… tonto

Narra Maya


Días más pasaron. Las competencias estaban a la vuelta de la esquina. En tan solo 4 días más se irían a competir al país del viento. Por un lado se sentía feliz, de nuevo a competir y mantener su título de campeona, lo malo, ya no sabía si algo más podría ser malo. Aún se sentía agobiada y la verdad ella ya ni sabía el porqué. La preocupación de sus padres ya no rondaba su cabeza, todo lo sucedido con el rubio había terminado; ella tenía novio y unos grandiosos amigos, era una gran estudiante y campeona en su deporte favorito y dentro de unos meses se iría al país de la niebla a estudiar la carrera de medicina. No podía haber nada mejor.. o al menos eso era lo que ella quería creer.

Narra Sakura

Estaba tan cansada, los entrenamientos con Tsunade-sensei se estaban volviendo más pesados, en verdad ella me estaba preparando para ser la mejor. Al llegar a casa no vi a nadie, eso ya no era algo nuevo, así que dejé mis cosas sobre la mesita de la sala mientras me sentaba en uno de los sillones. Cerré los ojos pensando de nuevo en el auto negro, pero no duró mucho tiempo, de pronto escuché un ruido que me sacó de mis pensamientos. Al abrir los ojos me dirigí a la cocina y en el piso vi una.. ¿Cómo describirlo? Una bola de pelos marrón con una larga cola y orejas..

Sakura: ¿qué? ¿un zorro? –dije confundida- ¿qué hace un zorro en mi cocina? –me acerqué para tomarlos en mis brazos- hola pequeño, ¿Cómo fue que llegaste hasta aquí? –hizo un gesto muy tierno al voltearme a ver- ¡que lindo!

X: así que ya te encontraste con Kurama, ¿eh? –dijo una voz tras de mi

Me sorprendí bastante, no pensé que estuviera en casa, nunca está. Voltee levemente y lo vi, recargado sobre el marco de la puerta

Sakura: ¿es tuyo.. Naruto? –pregunté incrédula

Naruto: así es –respondió- su nombre es Kurama –sonrió un poco

Sakura: ¿Cómo es que lo conseguiste? –pregunté curiosa

Naruto: me lo regalo Shion –respondió

Sakura: ¿Qué? –dije bastante sorprendida- Shion.. –voltee a ver al zorro, este también me miraba con la misma desconfianza que yo a él..

Naruto: si, me lo dio por mi cumpleaños pasado pero estaba en su casa –prosiguió- sin embargo tuvo algunos problemas con su casero, así que ya no lo puede tener y decidí traerlo a casa, digo, si es mi mascota, debo hacerme cargo de ella –miró al zorro

Sakura: ¿nuestros padres ya lo saben? –pregunté mientras el pequeño zorro saltaba de mis brazos e iba hacía donde Naruto

Naruto: si, están de acuerdo.. –dijo antes de tomarlo en brazos

Hubo silencio por un momento, no sabía si debía decir algo ni cómo reaccionar, era una situación bastante incómoda para mi. Miré al piso buscando un tema para conversar y cuando al fin iba a decir algo, él me interrumpió

Naruto: nos vemos –dijo antes de salir de la cocina

Me quedé ahí, mirando como salía hacia las escaleras. ¿qué más podía hacer en una situación así? Me mordí los labios para evitar decir algo que me delatara..

Después de tomar una bebida del refrigerador subí a mi habitación, me senté sobre mi cama mirando hacia la puerta pero sin observar ningún punto en concreto. No sé cuánto tiempo estuve ahí, hasta que de pronto escuché ruido del otro lado de la puerta, Naruto había salido de la habitación. Lo escuché bajar por las escaleras y salir de la casa. Me levanté y me asomé por la ventana, de nuevo el auto negro, ya estaba enloqueciendo a causa de tanto misterio, tenía que enfrentarlo, preguntarle al respecto y ese mismo día lo haría.

Estuve esperando a que Naruto volviera a casa, pero no lo hacía, parecía leona enjaulada de tanto dar vueltas en mi habitación. De nuevo un ruido del otro lado de la puerta me alertó. Me asomé al pasillo, nada. Vi una sombra pasar bajo la puerta de Naruto lo que era raro, porque él aún no había regresado. Me paré frente a su puerta y antes de girar el picaporte me detuve

Sakura: ¿estará bien qué.. entre a su habitación? –me pregunté a mi misma bastante insegura

De nuevo otro ruido, entonces decidí entrar. Abrí la puerta con cuidado mirando el piso alerta de cualquier movimiento. Sobre la cama vi al pequeño zorro, rascando su oreja izquierda

Sakura: ah.. eres tu.. –suspire más aliviada- ya me había preocupado..

Miré nuevamente la habitación. Solo había entrado dos veces a la habitación de Naruto, cuando aún vivíamos en casas diferentes, y en aquellas ocasiones, no me había fijado bien en ella, no había tenido mucho tiempo. Me sonrojé un poco al pensar que en los únicos momentos en que estuve en su habitación, había habido intimidad entre nosotros. Sacudí la cabeza. Miré cada lugar del cuarto, ya no había cajas, todo estaba en su lugar, ordenada, figurillas de acción en la repisa, algunos libros, el armario ordenado del otro lado de la habitación. En una de las paredes había varias fotos, de él y su papá, de sus amigos de la ciudad de la Niebla donde también salía Shion, me molesté un poco y volví mi vista al zorro, él también me miraba con desconfianza

Sakura: tss.. me caerías bien si no fuera porque ella te compró –dije, tampoco le agrado al zorro

Volví mi vista a las fotografías, vi la fotografía de dos mujeres, una de cabellera negra y otro mujer de cabellera caniza, seguro eran la mamá de Naruto y la nana Mito, otras más con Tsunade-sensei y el señor Jiraiya, algunas con Shikamaru y Kiba, la foto que nos tomamos en el campamento el año pasado, cuando nos separamos del grupo. En el campamento de este año la foto que nos tomamos no era tan genial como la anterior. Aunque estaba Sasuke-kun no estaban Hinata,  Tenten, Neji, Lee.. ni Naruto, así que él no tenía foto de este año. Me entristeció un poco eso.

Al final estaba la foto que nos tomamos en la boda, toda la familia. La observé detenidamente, parecíamos una familia “normal” pero sabía que no era así, la sonrisa.. mi sonrisa en esa foto, no era real, seguramente la de Naruto tampoco. Quise irme pero poco antes de hacerlo vi que la foto de la boda cubría algo, moví un poco y debajo encontré una foto mía.. solo mía..

No sé en qué momento la tomó, pero me miraba feliz, muy feliz. Me aparté de la pared y choqué contra el escritorio. En el y sus alrededores había pegados varios bosquejos de dibujos. No sabía que Naruto dibujaba, era un gran dibujante. Vi el instituto, nuestra casa actual y varios paisajes, probablemente de los lugares donde ha vivido. Sobre el escritorio había varias cosas pero fijé mi vista en un tablón de dibujo color naranja. Quise ojearlo pero no debía, ya había estado demasiado tiempo en su habitación y debía irme, aunque la curiosidad era demasiada.

Escuché el timbre de mi celular sonar en mi habitación, salí rápido y alcancé a contestar. Era mi madre avisando que ella y Minato-san llegarían tarde, irían al cine. Al colgar solo fijé mi vista a la habitación y regresé a cerrar la puerta. No debía. Seguí esperando un par de horas más y nada.

Estaba en la sala esperando cuando escuché el ruido de un auto partir, me asomé un poco por la ventana, el auto negro. En eso estaba cuando escuché ruidos cerca de la puerta y el tarareo de una canción. Sabía era Naruto quien tarareaba y de pronto intentaba cantar algo mientras abría la puerta

Sakura: Naruto –dije cuando al fin abrió la puerta

Al acercarme vi como estaba recargado sobre la puerta y con la cabeza baja

Naruto: um.. –levantó un poco la cabeza- oh.. Sakura-chan.. –dijo en un tono, extraño

Sakura: Naruto, ¿Qué es lo que te sucede? -pregunté

Naruto: oh, Sakura-chan –repitió- me alegro tanto de verte –dijo mientras sonreía

Quiso acercarse a mí pero no pudo despegarse lo suficiente de la puerta y se recargó nuevamente.

Naruto: oh, rayos –dijo- creo que no estoy tan bien

Sakura: ¿qué te pasa Naruto? –proseguí

Quise acercarme a él pero el fuerte olor a alcohol que desprendía me lo impidió

Sakura: apestas –dije tapando mi nariz

Naruto: ohh.. lo siento mucho en verdad Sakura-chan.. –dijo sonriendo bastante divertido- creo que me pasé un poco con la bebida

Sakura: mírate, ni siquiera puedes caminar –dije molesta

Naruto: claro que puedo –se molestó- caminé de la entrada hasta aquí, seguro puedo subir las escaleras sin problema

Sakura: Naruto..

Naruto: solo observa

Se separó con algo de dificultad de la puerta y la cerró. Caminó hacia las escaleras tambaleante y al llegar al primer escalón cayó.

Sakura: Naruto –corrí a su encuentro- ves que no puedes hacer eso

Naruto: ohh.. yo puedo Sakura-chan..

Sakura: te ayudaré

Lo ayudé a ponerse de pie y juntos subimos las escaleras. Pasó su brazo por sobre mi hombro y me abrazaba cual compañero de parranda se tratara mientras cantaba canciones que nunca había escuchado, probablemente inventadas por él.

Sakura: vamos, te llevaré a tu habitación –dije dirigiéndolo

Naruto: no, llévame al baño Sakura-chan.. –dijo- necesito una ducha, no quiero dormir oliendo a alcohol

Sakura: bebiste demasiado –agregué

Me dirigí al baño y ayudé a que entrara. Me acerqué a la regadera para verificar que el agua estuviera fría, eso era lo que necesitaba. Al voltear lo vi sentado sobre la taza del baño mirando el piso

Sakura: que tonto.. –dije mientras mirada de nuevo la ducha

Naruto: ¿eh? ¿qué? –levantó un poco la vista

Sakura: no debiste beber así –estaba algo molesta por ello

Naruto: ¿por qué te molesta tanto Sakura-chan? –dijo- Digo, después de todo yo puedo hacer lo que quiera con mi vida, yo no me meto en la tuya.. ya no –desvió la mirada

Apreté un poco los puños, ese comentario me molestó bastante

Sakura: no sé a qué te refieres con eso

Al girar lo vi frente a mi, ¿en qué momento había llegado ahí sin caerse? Me miró intensamente

Sakura: Na.. Naruto.. –dije algo.. sofocada por su cercanía

Naruto: ¿qué pasa Sakura-chan? –preguntó arrogante- ¿acaso te pongo nerviosa?

Me sonrojé bastante, lo dijo en un tono bastante sugerente, y aunque así fuera, él estaba actuando bajo el influjo del alcohol.

Sakura: no, por supuesto que no –dije intentando mantener distancia entre nosotros- será mejor que te duches pronto

Naruto: ¿no quieres bañarte conmigo? –dijo mientras me sonreía con picardía

Sakura: ¡NARUTO! –grité bastante sonrojada

Naruto: vamos.. –dijo

Puso una de sus manos sobre mi cadera y con la otra detuvo uno de mis brazos mientras se apegaba a mi y llevaba su rostro a mi cuello. Era demasiado excitante esa situación; solo me sonrojé más mientras ponía mi mano libre en su pecho

Sakura: Na.. Naruto –tartamudee mientras sentía como recorría mi cuello con sus labios

Naruto: Sakura-chan.. –pronunció con voz ronca

Quise separarme pero fui débil. Me besó. El fuego que creía se había apagado revivió en ese mismo instante, con la misma intensidad de siempre, incluso creo que hasta más. Soltó mi brazo y yo llevé ambos a su cuello. Me metió a la ducha que había dejado abierta. El agua estaba fría, pero no lo suficiente como para separarnos. Me abrazó tan fuerte que parecía tenía miedo a  perderme. Escuchaba su respiración tan agitada y entrecortada, jadeante por el deseo. Yo también correspondía a sus besos, también me estaba provocando estar con él, ahí mismo, sin importar nada.

Recorría mi cuerpo con sus manos, era tan tentador. Metió su lengua en mi boca, fue una sensación delirante, pero fue ahí donde me di cuenta. El sabor a alcohol, no existía. Pero él apestaba. Regresó la cordura a mi, era novia de Sasuke-kun. Como pude, con bastante pesadez diría yo, recobré la fuerza y lo aparté de mi.

Sakura: ¡basta! –grité- no estás ebrio –agregué

Él solo me miró atento al verse descubierto. Quise decirle muchas cosas pero algo nos interrumpió

Kushina: Sakura, Naruto, ¿está todo bien? –escuché la voz de mi madre a fuera de la puerta del baño

Ambos nos miramos por unos segundos muy sorprendidos, ¿qué íbamos a hacer? Estábamos en el baño encerrados, completamente mojados y solos, no sabía que hacer

Sakura: eh.. si.. –dije- puedes pasar.. –dije, sin saber bien porque…

Al abrirse la puerta vi a mi madre y Minato-san tras la puerta, confundidos

Minato: ¿qué sucede Naruto? –preguntó mientras lo miraba

Yo no sabía que decir, mi mente se había bloqueado y no sabía si Naruto diría la verdad, lo miré

Naruto: si, todo esta bien.. –sonrió mientras rascaba su cabeza

Minato: pero estás todo mojado, y también tu Sakura –ahora me miró

Naruto: lo que pasa –todos lo miramos- fui con ero-sennin un rato –dijo- me da algo de vergüenza decirlo pero mientras estaba con él me invitó un trago.. –todos escuchábamos atentos- y el muy idiota dejó caer sobre mi sus botellas de licor. No pasó nada más pero creo me afectó un poco el olor ya que cuando llegué aquí estaba algo alterado y Sakura me ayudó a subir las escaleras y llegar aquí.. pero cuando quise verificar la temperatura del agua resbalé y ella me ayudó a ponerme de pie, pero creo que resbalé de nuevo y nos caímos bajo la regadera –mientras decía esto último cerró la llave de la regadera

Kushina: ya veo.. –suspiró

Minato: ese Jiraiya.. –también suspiró- pero, ¿todo está bien entonces? –me miró

Sakura: si –respondí casi de inmediato- todo bien

Naruto: ahora si me disculpan –llamó la atención de todos- me voy a duchar para sacarme todo este olor a alcohol –sonrió

Sakura: si..

Todos salimos del baño. Al llegar a mi habitación me recargué sobre la puerta. De nuevo me engañó y por poco caía, más bien, caí. Las cosas no podían seguir así. Cambié mis ropas pero al verme frente al espejo recordé lo mucho que deseaba estar con él

Sakura: tonta Sakura.. tonto Naruto.. –suspiré- tonto…


Y hasta aquí la historia, nos veremos pronto
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Vie Mayo 24, 2019 4:29 pm

Hola, hola, continuamos con la historia...


Cap 55: culpable; no quiero ser tan tonta como tu


Narra Sakura:


El viaje hacia el País del Viento transcurría sin el menor percance. Me encontraba sentada en mi asiento mirando por la ventana, no podía dormir como lo estaban haciendo la mayoría de mis compañeros. La culpa no me dejaba. Volteé a mi lado, Sasuke-kun dormía plácidamente, me agradaba verlo así, pero no podía estar tranquila, no después de lo ocurrido unas noches antes con Naruto.

Estaba algo cansada, desvelada. La culpa me consumía por dentro y casi no había podido dormir las noches pasadas; el cansancio acumulado por la falta de sueño y los intensos entrenamientos de Tsunade-sensei me estaban ganando la batalla. Para ser una chica de solo 17 años, sufría del estrés de una mujer de 50 con tres divorcios y cinco gatos. Cerré los ojos nuevamente intentado dormir. Parecía que en esa ocasión si lo lograría. Me removía en mi lugar tenía algunos sueños no muy gratos. Cuando abrí los ojos estábamos aterrizando en nuestro destino. Había llegado el momento.

Llegamos al hotel donde nos alojaríamos durante nuestra estancia en el País del Viento. Se miraba bastante acogedor con acabados tallados en madera y un olor a bosque de cedros. Al llegar a la habitación me lancé a la cama escondiendo mi cara en la almohada

Sakura: no puedo con esta culpa.. –dije a mi compañera- el remordimiento me está matando –giré mi cuerpo para quedar boca arriba- mira mis ojeras –me senté en la cama- ya ni siquiera con el maquillaje puedo disimularlas adecuadamente –volví a dejar caer mi peso en la almohada

Ino: a mí lo que me sorprende es que aun con tanto cansancio, haz resistido al entrenamiento de Tsunade-sensei –rio a lo bajo

Sakura: no tiene nada de gracioso –bufé

Ino: no me estoy burlando –respondió- solo me sorprende

Sakura: no ha sido fácil… -dije más tranquila- tampoco con Sasuke-kun.. lo he estado evitando.. y a Naruto.. –giré la mirada

Ino: con Naruto ya no me sorprende –dijo mientras colocaba sus maletas en el armario- lo has hecho desde hace varios meses.. cuando aún aceptabas que lo querías.. –me miró- pero con Sasuke..

Sakura: mejor olvidemos esto –dije- está claro que nunca voy a poder hablar de algo sin que me eches en cara el ahora ser novia de Sasuke-kun –me giré molesta

Ino: Sakura, eres mi amiga –me respondió- y quiero que seas feliz, pero sabes que cometiste un error y aunque respeto el hecho de que ahora estés con Sasuke.. sigo pensando que no es lo correcto.. pero ya, mejor descansa, mañana tendremos nuestros primeros encuentros

No quise hablar más. A pesar de estar en las competencias no me sentía animada. Todo a mi alrededor era abrumador, caótico, conflictivo.. no sabía cómo comportarme, en verdad estaba cansada de todo. Me encontré con Temari nuevamente y algunas de las peleadoras de la ocasión anterior y otras nuevas; Ino y Hinata volvieron a competir pero ahora sus oponentes principales eran las competidoras del País de la hierba y no Shion. Para los chicos sus competidores principales fueron nuevamente Suna y la Ciudad de la Niebla.

Los encuentros transcurrían normalmente, o por lo menos hasta donde yo lo miraba. En mi primer encuentro no me fue tan bien como pensaba, por poco y la competidora del País de la Lluvia me derrotaba, pero al final gané, no sé qué me pasó

Temari: Sakura.. –me llamó

Sakura: Temari.. –respondí

Temari: ¿qué fue lo que pasó ahí dentro? –dijo- peleaste terrible –me reprochó

Sakura: bueno yo.. –desvié la mirada- no me encuentro muy bien que digamos

Temari: ¿sucede algo malo? –preguntó intuitiva

Sakura: no, solo.. estoy cansada –volví a mirarla- disculpa, iré a descansar

Me miró por unos instantes sin pronunciar ninguna palabra; me analizaba meticulosamente como solo ella sabía hacerlo. Eso me hizo sentir bastante incómoda y me removí en mi lugar

Temari: ok.. –respondió- descansa lo suficiente.. necesito que llegues a la final o este torneo será muy aburrido –sonrió de medio lado

Sakura: si, claro.. así será

Me despedí de ella y seguí mi camino hacia los vestidores. Demoré quizá una hora en cambiarme, mi mente estaba bastante perturbada. No quería ver a nadie, no quería hablar con nadie pero eso iba a ser muy difícil, la institución estaba llena de alumnos de las diversas escuelas por el torneo y seguramente en el hotel no me dejarían separarme del grupo. ¿Qué podía hacer?

Levanté la vista al cielo y vi cerca de ahí, en la azotea de uno de los edificios, una pequeña choza o al menos eso fue lo que me pareció, quizás estuviera vacía, rogué a Kami así fuera. Busqué las escaleras y subí hasta ese lugar. No era una choza cualquiera, era un palomar; adentro había varias especies de palomas de diferentes colores acicalando sus plumajes. Camine por entre las jaulas mirándolas tan despreocupadas, las envidiaba.

Al llegar al final del palomar me detuve en seco, había alguien en aquel lugar, era él…

Sakura: Naruto.. –pronuncié

Él giró algo sorprendido; al igual que yo no esperaba encontrarnos en un lugar así. No supe que hacer, mucho menos cómo reaccionar y solo me quedé ahí parada, estática. Él estaba igual, sin moverse.

El ambiente era demasiado tenso. En mi cabeza pasaban muchos pensamientos sobre lo ocurrido la noche anterior; quería golpearlo por engañarme de esa manera, por su culpa había sido infiel a Sasuke-kun y mi conciencia no me dejaba en paz, pero no era solo eso, también había vuelto a confundirme, nuevamente había despertado algo en mí que creía había terminado.. mis sentimientos por él y la culpa aún debatían en mi cabeza.. quería abrazarlo y golpearlo, amarlo y odiarlo, lo quería cerca.. pero también lejos.. ¿Qué debía hacer?

Sakura: ¿qué haces aquí? -pregunté

Naruto: yo solo.. –desvió la mirada- quería estar solo.. supongo que tu igual

Sakura: si… -también desvié la mirada

De nuevo el silencio incómodo, lo mejor era irme de ese lugar. Cuando estaba dispuesta a darme la vuelta él comenzó a caminar hacia mi, eso me sorprendió y me quedé ahí. Pasó a mi lado sin siquiera mirarme, supongo eso era lo mejor.

Cerré los ojos con pesadez esperando a que él se fuera pero de pronto escuché detuvo sus pasos.

Naruto: lamento.. lo que pasó la noche anterior.. –me dijo sin previo aviso

Realmente no me lo esperaba, solo me tensé

Naruto: creo que en esta ocasión si me pasé.. –agregó

Sakura: si Naruto.. –respondí bajando la cabeza- fue demasiado

Naruto: yo..  –prosiguió- no quise sobrepasarme contigo..

Sakura: pero lo hiciste.. –respondí algo molesta

Naruto: por eso en verdad.. –continuó- lo lamento.. no volverá a pasar

Sakura: -apreté los puños- ya has dicho eso antes, Naruto… y sigues sin cumplirlo

Unas lágrimas comenzaron a rodar por mis mejillas, pero me contuve

Naruto: esta vez.. así será..

Escuché sus pasos alejándose hasta desaparecer. Cuando al fin ya no escuché nada comencé a llorar al fin. Me derrumbé. Sentía que ya no podía con tanta presión, las cosas cada vez estaban peor y yo ya no sabía cómo tener paz en mi ser.

No sé cuánto tiempo estuve ahí llorando, saqué todo el dolor que mi corazón sentía en ese momento. Cuando al fin estuve más tranquila, volví a bajar. La institución estaba casi totalmente vacía, probablemente ya era algo tarde. Tomé mi celular para llamar a Ino pero vi ya tenía varias llamadas perdidas de ella; le marqué y sonaba bastante preocupada. Quedamos de vernos en la cafetería del lugar

Ino: ¡Sakura! –me llamó al acercarse a mi- ¿dónde te habías metido? –estaba preocupada

Sakura: yo… -desvié la mirada al ver que no venía sola- solo estaba muy cansada.. fui a dormir

Shika: realmente te vez muy mal Sakura.. –me comentó

Sakura: lo sé… -respondí- no me siento muy bien

Ino: ¿quieres que vayamos a la enfermería o que busquemos a Tsunade-sensei? –me preguntó preocupada

Sakura: no, solo.. quiero ir al hotel –respondí

Ellos se miraron algo confundidos, pero no dijeron nada

Ino: está bien –me respondió- vamos Shikamaru

Shika: si..

Llegamos al hotel, ya estaban ahí todos.

Shika: iré a buscar a Tsunade-sensei –dijo- tiene que revisarte

Sakura: no es necesario.. –dije- me iré a dormir..

Ino: ¡Sakura!

Me llamó pero no le hice caso y me fui. Llegué al elevador y apreté el número del piso, pero justo unos segundos antes que las puertas se cerraran, alguien entró; no puse mucha atención a quien había sido pero al poco tiempo el elevador se detuvo, eso me llamó la atención ya que aún no habíamos llegado. Levanté la mirada y la vi

Sakura: Karin..

Ella estaba recargada en la pared del elevador frente a mi, con los brazos cruzados y esa mirada serena que me profesaba su disgusto.

Karin: tu combate fue un asco –dijo sin hacer ningún gesto- para ser la campeona el enfrentamiento fue muy decadente

Sakura: déjame en paz Karin.. –dije desganada, evadiendo su mirada acusadora- no tengo ganas de discutir contigo

Karin: si, se nota que no puedes hacerlo -aseguró- que decepcionante

Sakura: -me molesté un poco- ¿por qué detuviste el elevador, Karin?

Karin: bueno..  digamos que me gusta hablar de cosas deprimentes.. como tu encuentro –sonrió de medio lado

Sakura: ¿solo a eso viniste? –la encaré molesta- ¿a decirme que mi encuentro no fue interesante? ¿a burlarte de mí por casi perder el encuentro?

Karin: la verdad si –sonrió- es gracioso.. divertido.. humillante

Golpeé la puerta del elevador con fuerza, estaba bastante furiosa por sus comentarios y todo el estrés acumulado no ayudaba en nada; la miré

Sakura: si solo querías burlarte de mí no era necesario que detuvieras el elevador –respondí- pudiste hacerlo en la mañana

Karin: si.. pero no hubiera sido tan divertido –volvió a burlarse de mi

Sakura: detesto esto Karin.. –dije mientras apretaba los puños- estoy cansada de esto.. ya no somos unas niñas –deshice los puños de mis manos-  ¿por qué peleamos aún?

Karin: bueno.. quizá porque es así como demostramos que aún nos preocupamos la una por la otra..

Nos quedamos en silencio, sin siquiera mirarnos a los ojos, o por lo menos yo.. no podía hacerlo, no en ese momento

Karin: puedo suponer que tu fatal estilo de combate tiene que ver con lo que pasó con Naruto, ¿no es así? –preguntó

La miré sorprendida, no esperaba eso

Sakura: ¿Cómo..? ¿qué te hace pensar que pasó algo entre nosotros? –pregunté claramente confundida

Karin: no soy tonta.. –respondió- desde la llegada de Naruto has cambiado mucho.. ya no eres la chica serena y que tiene las cosas bajo control de siempre.. se nota que sigues sintiendo algo por él.. aunque estés con Sasuke-kun..

Sakura: yo quiero a Sasuke-kun –respondí

Karin: puede que eso sea verdad –dijo- o puede que sigas repitiéndotelo solo para seguirte negando a lo que sientes por Naruto..

No respondí, seguí mirando el piso

Karin: a lo que me contó.. lo que pasó entre ustedes la noche anterior.. parece que no es verdad

Entonces la miré

Sakura: ¿Cómo sabes qué pasó algo? –estaba confundida

Karin: ya te lo había dicho antes –respondió indiferente- de vez en cuando Naruto y yo platicamos

Sakura: ¿ha, sí?, ¿no me digas? –solté con sarcasmo

Karin: es verdad –continuó- aunque tal vez sea algo raro para ti, pero así es.. en verdad cuando te fuiste a Suna pasaron varias cosas

Sakura: puedo darme cuenta de eso –bufé

Karin: por eso mismo lo sé.. –continuó- al igual que tu es bastante reservado.. no me ha dado detalles pero soy bastante intuitiva..

Sakura: dices muchas tonterías Karin –dije- yo estoy con Sasuke-kun porque quiero, lo que realmente creo es que aún estás molesta porque al final gané yo y me eligió a mí –dije arrogante

Karin: ya no me interesa Sasuke-kun.. –respondió; la miré- desde hace un tiempo eso ya quedó en el pasado

Sakura: ¿de verdad? –dije- me cuesta trabajo creer eso

Karin: pues así es –dijo- digamos que.. he pasado tiempo con otra persona..

Entonces me quedé estática, caí en cuenta de lo que ella estaba diciendo en ese momento

Sakura: acaso.. estás insinuando que..

Karin: quizá.. –sonrió arrogante

Apreté nuevamente los puños y mis dientes, estaba muy molesta

Karin: pero supongo eso debe tenerte sin cuidado –dijo- tienes novio

Me mordí la lengua para evitar decir algo

Karin: espero con esto tengas motivación para pelear en los encuentros y no te dejes ganar tan fácilmente

Apretó el botón del elevador y las puertas se abrieron, dispuesta a bajar en ese piso

Sakura: ¿desde cuándo? –dije

Karin: ¿desde cuándo, qué? –preguntó

Sakura: ¿desde cuando estás.. interesada en él? –pregunté

Karin: digamos que… desde las competencias pasadas –sonrió de medio lado- aunque creo que no me había dado cuenta porque también soy orgullosa pero.. no quiero ser tan tonta como tu

Y salió del elevador. Ahora realmente estaba molesta. Cuando las puertas se volvieron a cerrar de nuevo golpee la puerta. No sé cómo ella hace siempre para molestarme y animarme a salir adelante al mismo tiempo.

Al llegar a mi habitación me dormí. Esa noche no tuve pesadillas ni remordimientos, por el contrario estaba decidida. Al día siguiente era un nuevo día, ni siquiera Ino comprendía que me había pasado, porque el cambio tan repentino de mi actitud era bastante notorio.

Tuve mis enfrentamientos, serena, decidida y segura como siempre. Gané. Nuevamente gané y aunque el enfrentamiento con Temari fue bastante difícil, al final salí victoriosa, seguía siendo la campeona. Ino y Hinata volvieron a ganar y el equipo de baloncesto de los chico también ganó, todo parecía ir marchando a la perfección, o al menos eso parecía, hasta que..

Sasuke: Sakura.. –me llamó- ¿por qué siento que me has estado ignorando durante todo el viaje?

Sakura: disculpa Sasuke-kun.. –respondí- no estaba pasándola bien

Sasuke: ¿acaso sucedió algo? –prosiguió

Sakura: no.. –dije- no necesariamente.. –desvié la mirada- tuve una discusión con mamá y además… ya sabes.. ser mujer.. lo hormonal y el estrés de las competiciones..

Sasuke: bueno.. pero me alegro que vuelvas a ser la misma de antes –me sonrió- ganaste tus combates y has defendido tu título

Sakura: ustedes también ganaron el partido –correspondí la sonrisa

Sasuke: es verdad –se acercó a mi y me abrazó- cuando regresemos a Konoha debemos celebrar

Sakura: si.. eso suena bien..

Levanté la mirada por encima del hombro de mi compañero y entonces los vi. Naruto y Karin venían caminando hacia el recibidor donde nosotros nos encontrábamos, pero al topar miradas, se detuvieron. Él desvió la mirada y cambió de rumbo. Karin nos miró por un segundo seria, pero luego giró para seguirlo, no sin antes brindarme de nuevo esa mirada acusadora y luego cambiarla por una que expresaba ironía. Me sentí incómoda, molesta e impotente, así que solo me abracé con más fuerza a mi compañero y cerré los ojos, no quería pensar. Dos días después regresamos a Konoha.

*******************

Habían pasado unos días desde nuestro regreso del País del Viento. Había hablado con Tsunade-sensei sobre lo sucedido en las competencias, ella también notó el cambio en mi estado de ánimo, de hacer una actuación mediocre el primer día y el gran combate final con Temari. Al igual que con Sasuke-kun, me excusé con los mismos motivos, también me creyó.

Ese día llegué temprano a casa, no tenía entrenamiento y quería descansar, como de costumbre no había nadie en casa, salvo Kurama, que cada vez que nos mirábamos se sentía un ambiente de desconfianza. No le tomaba importancia.

Estaba recostada en mi cama cuando escuché la puerta de la habitación de Naruto abrir y cerrar, fue extraño ya que pensé no estaba en casa. Quise ignorar el asunto, pero el repentino golpeteo a mi puerta me sorprendió

Sakura: ¿Quién es? –pregunté tontamente, ya sabía quién era

Naruto: soy yo –respondió

Sakura: ¿qué sucede? –volví a preguntar

Naruto: ¿puedo pasar? –me preguntó

Dudé por un momento. Estábamos solos y él quería entrar a mi habitación. Después de lo ocurrido aquella noche y lo que me dijo estando en el palomar, me sentía contrariada a actuar. Él lo notó y habló

Naruto: será rápido.. –dijo- solo quiero decirte algo

Al escuchar esto me tranquilicé un poco y me acerqué a la puerta. La abrí y vi su mirada hacia el piso, después me miró

Sakura: ¿qué sucede? –pregunté

Naruto: el tío Dan.. –suspiró- acaba de fallecer

Me quedé en shock. El esposo de Tsunade-sensei había fallecido, pero, ¿cómo? ¿Qué había pasado si él era un hombre bastante joven y lleno de vida? Cuando pude articular alguna palabra le pregunté

Sakura: pero, ¿qué pasó? ¿cómo sucedió? –pregunté confundida

Naruto: él estaba enfermo desde hace algún tiempo.. –me respondió- pero nunca dijo nada.. mantuvo en secreto la enfermedad respiratoria que tenía.. –dijo mientras bajaba la mirada

Sakura: lo.. lamento.. en verdad

Naruto: si.. descuida.. –hizo una pequeña mueca- eso era todo.. el velorio será mañana –se dio la vuelta

Sakura: ¿y tú.. como te encuentras? –le pregunté

Naruto: el tío Dan era un gran hombre –me respondió serio- lamento mucho que no haya hablado a tiempo sobre esto con la tía Tsunade.. en verdad lo extrañaré

Sakura: gracias por decirme

Después de eso entró a su habitación. Me sentía mal por la situación que estaba pasando en ese momento. Regresé a mi cama y miré el techo..

*****************************


Narra Maya:


La mañana había llegado. La brisa matutina había comenzado a ser más fría de lo normal, pronto llegaría el invierno. Sentados en la parte trasera del auto, verde y azul miraban por las ventanas, se dirigían al servicio para despedir al tío del Namikaze.

Al llegar al salón se respiraba un aire de tristeza, algo normal en ese tipo de eventos.  Había arreglos florales en las paredes del salón y al centro el féretro abierto. El rubio buscó con la mirada a su tía y a su primo; los encontró sentados en una de las esquinas del lugar. El rubio mayor y el menor se acercaron a ellos para consolarlos por la pérdida de su ser querido.

La peliroja y la pelirosa se quedaron un momento apartadas

Sakura: mamá.. ¿vas a ir con Tsunade-sensei? –preguntó la pelirosa mirando a su madre

Kushina: si iré.. –respondió- aunque Tsunade y yo nunca nos hemos llevado bien, no le deseo el mal y por el contrario, quiero presentarle mis respetos –la miró- solo necesito un poco de tiempo para acercarme

Sakura: entiendo.. –respondió- yo iré

Kushina: está bien

La pelirosa miró al rubio menor abrazar a su tía y luego a su primo, y después de ellos se acercó al señor Jiraiya que estaba sentado a unos cuantos lugares de distancia, con los brazos cruzados. Se acercó a la rubia que lloraba en silencio con la mirada baja. Al estar frente a ella la llamó

Sakura: Tsunade-sensei –habló y ella levantó la cabeza- lo siento mucho

Tsunade: gracias Sakura

La ojiverde abrazó a su maestra demostrando su empatía ante la pérdida que sufría en ese momento. Después de una plática dolorosa, la pelirosa giró hacia donde se encontraban el rubio menor y el peliblanco, pero se sorprendió al ver a alguien más con ellos.

Sentada, junto al rubio se encontraba Shion; esto le disgustó bastante, pero al ver que ella sostenía sus manos y recargaba su cuerpo en él, la molestia en ella aumentó.

Sakura: ¿qué hace ella aquí? –se preguntó a sí misma en voz baja

Kushina: ¿te refieres a Shion? –preguntó mientras se acercaba a ella

Sakura: mamá.. –dijo algo sorprendida- eh.. si.. Shion –desvió la mirada

Kushina: es la novia de Naruto, por eso vino

No pudo disimular su impresión. Regresó su mirada a los jóvenes y una lágrima salió.



hasta la próxima...
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Miér Ago 14, 2019 8:48 am

Seguimos, perdón por la demora


Cap 56: Él no era Naruto

Narra Sakura:


Quería que al menos una cosa en mi vida saliera bien. Después del funeral del “tío” Dan.. no… más bien después de confirmar que Shion es la novia de Naruto.. parecía que todo se derrumbó.. que todo terminó de caer y yo había quedado en el fondo… en el fondo quizás, aun albergaba una pequeña esperanza que eso no fuera verdad pero me equivoqué.

Pensé que al ganar las competencias de nuevo había vuelto a ser yo, que había vuelto a ser aunque sea un poco mi antigua yo, pero no fue así… no con el golpe que fue para mi saber que ellos estaban juntos..

¿Acaso esto fue lo que sintió Naruto cuando regresé de Suna siendo novia de Sasuke-kun? ¿acaso es así como se siente estar devastada por algo así? ¿acaso tenía que seguir soportando su presencia en mi casa sabiendo que son algo más? No podía y no quería, pero Naruto.. él siempre aguantando eso.. soportando que yo estuviera con Sasuke-kun.. que fuera de vez en cuando a casa y tener que verlo conmigo.. por eso evitaba estar en casa y se iba siempre.. con ella.. aunque claro, lo había olvidado, ella siempre había estado y yo solo era un juego..

Caminaba rumbo a una cafetería, donde me reuniría con Sasuke-kun. Durante el camino mi mente divagaba en esos asuntos pero, quizá no debía hacerlo… Al llegar él ya estaba ahí. Estaba sentado en una de las mesas cercanas a la ventana, había pedido un café y leía un libro de los que estaban en una repisa.

Lo vi por unos segundos antes de acercarme a él. Habíamos quedado de vernos para celebrar por nuestras victorias en las competencias pasadas.

Sakura: buenos días, Sasuke-kun –saludé

Sasuke: -me miró- buenos días, Sakura

Sakura: ¿te hice esperar mucho tiempo? –pregunté mientras me sentaba a su lado

Sasuke: no, claro que no –me respondió- yo creo que como unos 15 minutos –sonrió

Sakura: que paciente te has vuelto, Sasuke-kun –sonreí al recordar que antes era muy impaciente

Sasuke: -sonrió de medio lado- supongo que todos cambiamos un poco

Sakura: si.. –dije algo incómoda- creo que si

Sasuke: ¿te encuentras bien? –me preguntó algo serio

Sakura: si.. –respondí- solo recordé a Tsunade-sensei

Sasuke: ¿has vuelto a hablar con ella después del funeral? –me preguntó

Sakura: no.. –respondí- supongo aún no es el momento.. pero bueno –sonreí- ¿qué vamos a hacer hoy?

Sasuke: bueno.. –suspiró- estaba pensando en ir al cine o a la feria..

Mi mente voló al momento en que tuve mi cita con Naruto

Sasuke: ¿te parece alguna de esas opciones? –insistió

Sakura: creo.. –vacilé un poco- creo que podríamos ir a la feria

Sasuke: muy bien –respondió- ¿quieres pedir algo o nos vamos de una vez? –me preguntó

Sakura: creo que pediré algo

Después de estar una hora en la cafetería y platicar un rato de trivialidades, nos dirigimos a la feria; anduvimos caminando por entre los puestos, comimos algo de comida chatarra y nos subimos a varios juegos, nos la estábamos pasando bien, hasta el momento en que quiso subir a la rueda de la fortuna

Sasuke: ¿subimos? –me preguntó mientras me señalaba el juego mecánico

Sakura: ah.. bueno.. –dude un poco

Sasuke: ¿qué pasa? –preguntó- ¿le tienes miedo a las alturas?

Sakura: no es eso.. –desvié la mirada

Sasuke: ¿entonces? –insistió

Sakura: está bien, subamos –cedí

Subimos al juego; no podía evitar recordar mi cita con Naruto. Estaba algo ida, recordando lo sucedido cuando de pronto sentí como Sasuke-kun se acercaba a mí, nos miramos y me besó. Comenzó a subir la intensidad de sus besos y sus manos comenzaron a deslizarse por mis brazos hasta mi cintura. Me sobresalte un poco cuando sentí me acercaba más a él, así que me separé de inmediato.

Sakura: espera.. Sasuke-kun –dije mientras me alejaba de él

Sasuke: disculpa.. creo que me emocioné.. –se disculpó

Sakura: descuida.. –dije- es solo que.. no esperaba eso –desvié la mirada

Sasuke: si, me imagino.. –dijo- es solo que.. ya sabes.. ya llevamos varios meses de novios y.. bueno, digamos que no ha pasado mucho entre nosotros..

Por un momento me quedé helada. Nunca había pensado en esta parte de estar de una relación con Sasuke-kun. No sé qué cara habré puesto en ese momento ya que se me quedó mirando detenidamente, esperando tuviera aunque sea la más mínima reacción sobre lo que había insinuado

Sakura: bueno yo.. –desvié la mirada sonrojada

Sasuke: te parece si.. –habló- después de bajarnos.. ¿nos vamos a mi casa?... Estaremos solos..

Nuevamente no sabía que responder. Lo miré y él mantenía la mirada hacía fuera del cubículo, esperando mi respuesta. ¿Qué debía hacer? Era su novia y durante años me había jurado a mi misma que yo sería la novia de Sasuke-kun sin importar lo que pasara y que haría cualquier cosa para hacerlo feliz. Apreté mis puños sobre mis rodillas y tomé aire antes de responder

Sakura: si.. me parece bien –respondí bastante nerviosa

Él levantó la vista y luego volvió a mirarme. Su mirada tenía un brillo diferente al de cualquier otro momento. Nuevamente me sonrojé y desvié la mirada pero él tomó mi barbilla obligándome a verlo nuevamente. Nos volvimos a besar.

************************************


Narra Maya:


Se encontraba en su habitación terminando de recoger algunas de las cosas de su difunto esposo. Le costó bastante trabajo juntarlas para tener que meterlas todas en una caja. Había pasado ya una semana desde aquel acontecimiento. Se consolaba a si misma con palabras de aliento de aquellas personas que la habían acompañado anteriormente, pero aun así era inevitable romper en llanto nuevamente.

Después de guardar todas las pertenencias en la caja, la colocó dentro del armario, en el fondo. Aún era demasiado pronto para deshacerse de ellas, aún le faltaba por terminar de cerrar ese ciclo. Salió a la sala y vio a Nawaki, su hijo sentado en la sala “intentando” mirar la televisión, pero sabía que en realidad no prestaba atención al programa que en ese momento estaban transmitiendo. Sintió una gran tristeza nuevamente en su interior y regresó a su habitación.

**********************************

Narra Sakura:


Nos dirigíamos caminando tranquilamente hacia la casa de Sasuke-kun. Habíamos tomado una ruta diferente a la que normalmente tomábamos ya que veníamos de la feria. Estábamos tomados de la mano pero yo me sentía muy nerviosa por lo cual iba mirando el piso bastante sonrojada, pero al mismo tiempo no me sentía muy segura de lo que estaba a punto de hacer.

Estando ya bastante cerca de llegar a su casa, se detuvo. Yo igual lo hice y levanté la mirada. Al mirar hacia el frente, acababan de doblar en la esquina Naruto y Shion. Ella venía aferrada a su brazo derecho y al vernos también se detuvieron.

Yo tragué saliva con pesadez, mis manos se enfriaron bastante y mi corazón y respiración casi se detuvieron al encontrarlos ahí. Naruto nos observaba bastante sorprendido, al parecer también le afectó vernos en ese lugar. El ambiente se tornó bastante tenso e incómodo, era abrumador.

Shion: ohh.. ¿qué hacen por acá, Sakura? –me preguntó con un tono de burla claramente entremezclado con algo de desprecio

Sakura: bueno.. –dije- nosotros.. –desvié la mirada, no supe que comentar

Sasuke: vamos a mi casa –respondió

Naruto: a.. si.. –dijo con bastante indiferencia

Sasuke: si –continuó- venimos de la feria y bueno, aprovechando que mi familia no está, iremos a mi casa un rato –sonrió de medio lado

Me tensé más al escuchar a Sasuke-kun decir eso. Dirigí mi vista a Naruto para ver su reacción pero al parecer se encontraba bastante sereno. Desvió la mirada y se encogió de hombros.

Shion: ohh… entonces van a aprovechar que están solos en casa para tener privacidad, jeje –soltó con un tono burlesco y provocativo- ¿qué te parece eso Naruto-kun? –lo miró

Nos quedamos en silencio unos segundos esperando su respuesta

Naruto: supongo que ya están bastante grandecitos para saber lo que hacen –dijo bastante indiferente

Me sorprendí por su respuesta, no esperaba eso.

Sasuke: si, así es –respondió- supongo, ¿ustedes igual? –preguntó

Volví a mirar a Naruto quería saber cuál sería su respuesta o reacción ante ese comentario.

Naruto: quizás.. –respondió- pero eso no es algo que les voy a contar

Me sentí fatal en ese momento, ¿acaso ellos…?

Shion: oh, vamos Naruto-kun –dijo mientras lo jalaba del brazo- vayamos a mi casa, de prisa

Sasuke: nos vemos –se despidió divertido

Naruto: si.. nos vemos.. –soltó indiferente

Ellos nos pasaron de largo y caminaron una calle más antes de entrar a una de las casas que anteriormente habíamos pasado. Yo no sabía qué hacer en ese momento. Sentí como mi compañero me tomaba nuevamente de la mano y comenzaba a caminar. Sin siquiera voltearlo a ver lo seguí hasta su casa. Entramos, estaba sola.

A pesar de estar con Sasuke-kun a solas mi mente rondaba en lo acontecido hacía tan solo unos minutos. No podía dejar de pensar en que ellos eran novios, que ella vivía sola y que se la pasaban todo el tiempo juntos y que ante el comentario de que si ellos también aprovechaban el tiempo a solas, él no respondió de manera clara, y por el contrario, parecía una respuesta afirmativa.

Me sentí tan triste pero tenía que olvidarme de eso. Ese ya no era mi problema, él ya no debía importarme.

Sasuke: ¿vamos.. a mi cuarto? –me preguntó mientras estiraba su mano hacia mi

Sakura: ..si..

Subimos a su habitación y él cerró la puerta. Me senté en la cama bastante nerviosa y luego él se sentó a mi lado. Dejó un pequeño paquete sobre la mesa de noche antes de voltearme a ver, sabía lo que era. Tomó mi mentón con sus manos y me besó. Los besos se intensificaron y comenzó a abrazarme y acariciar mi cuerpo. Mi mente no estaba segura de lo que estaba haciendo; recuerdos de las veces en que estuve con Naruto llegaban a mi mente, de como él me besaba, me tocaba.. me excitaba..

Sasuke: Sakura… -gimió mi nombre antes de besar mi cuello

Reaccioné. Él no era Naruto. Me mordí los labios al recordar que él estaba con Shion, que seguramente ya había estado con ella y seguramente en ese mismo momento también lo estaba. Me dejé besar nuevamente y dejé que continuara, hasta que terminamos.

********************************

Al llegar a casa estaba sola, no había nadie, lo que fue bastante tranquilizador para mí. Subí a mi cuarto, cerré la puerta con seguro, puse algo de música en el estéreo de mi habitación y me senté en la orilla de la cama, mirando al espejo junto al armario.. no sabía cómo reaccionar.. qué sentir..  estuve con.. Sasuke-kun

Quizá antes, había llegado a fantasear como sería estar con él en mi primera vez, digo, desde siempre él me había gustado, y siempre soñé y deseé que él fuera para mí el primero en todo, pero.. eso no pasó, no fue el primero en todo como me lo propuse cuando era menor y por el contrario, haber estado con él esa tarde me dejó.. desconcertada

No fue el momento mágico que pensé que sería, no hubo mucha delicadeza de su parte, digo, tuve que fingir era mi primera vez pero.. aun así él parecía.. indiferente a ese hecho. No sentí las misma mariposas.. el mismo fuego, la misma excitación ni el mismo deseo que con Naruto.. estar con Sasuke-kun solo fue.. entretenido.. por decirlo de alguna manera, pero.. no fue lo que yo esperaba

Inconscientemente lágrimas comenzaron a correr por mi rostro, me había fallado a mí misma al llegar hasta este punto por negar lo que mi corazón grita, pero.. ya era tarde. Me recosté. Esa noche estuve llorando nuevamente y mi tristeza aumento más aun al darme cuenta que él nunca llegó…

*****************************


Narra Maya:


La mañana llegó. La pelirosa se levantó con pesadez para alistarse e ir al instituto. Se arregló sin ganas, en su mente rondaban miles de pensamientos ajenos a su apariencia; intentó disimular las ojeras y la hinchazón en sus ahora rojos ojos con algo de maquillaje, aunque no era una experta en ese tema, quizá podría evadir las preguntas que se desatarían al notar esos detalles. Bajó las escaleras y encontró a sus padres en la cocina, a punto de desayunar

Kushina: buenos días Sakura –saludó- hoy se te hizo un poco tarde, ¿no crees?

Minato: buen día Sakura –sonrió a la pelirosa

Sakura: si.. –respondió indiferente mientras se sentaba- solo un poco

Minato: ¿te encuentras bien Sakura? –interrogó al notar su actitud

Kushina: es verdad hija –prosiguió- no te vez muy bien, tus ojos se ven algo hinchados

Sakura: aahh.. eso.. –desvió la mirada- es solo que me desvelé estudiando para un examen

Kushina: no deberías desvelarte mucho –siguió- he notado que tampoco te estas alimentando bien, anoche no cenaste y no es la primera vez, si continúas así, enfermaras

Sakura: lo siento mamá –respondió

Minato: y Naruto, ¿también se está esforzando mucho para esos exámenes? –preguntó el mayor

Sakura: bueno.. –titubeó- la verdad no sabría decirle Minato-san, casi.. casi no he visto a Naruto desde que regresé de Suna

Kushina: es verdad –respondió- últimamente pasa mucho tiempo con Jiraiya y Shion

La pelirosa hizo una mueca de disgusto al escuchar ese nombre

Minato: cierto –dijo- y también con Tsunade ahora que pasó lo de Dan –bajó la mirada

Kushina: es verdad.. –bajó un poco la mirada- me siento mal por ella

Minato: ¿Cómo? –bromeó- ¿sientes compasión por tu archienemiga?

Kushina: no te rías –lo regañó- no es gracioso

Minato: disculpa, es verdad

Kushina: es solo que.. –se mordió los labios- no me imagino perder a mi esposo de la nada –miró al rubio mayor- y más porque también eres su hermano, eso sería un golpe muy fuerte

Minato: no hay duda de eso pero.. –se miraron a los ojos- eso no pasará.. porque te amo

Kushina: yo también te amo

Ambos sintieron una embriagadora atmosfera envolviéndolos; poco a poco comenzaron a acercarse con la intención de juntar sus labios en un profundo beso pero..

Sakura: cof, cof.. gracias por el desayuno –interrumpió

Kushina/Minato: qué bueno que te gustó/no es nada.. –respondieron al unísono desviando sus miradas sonrojados

Sakura: mejor me voy antes de que llegue tarde a clases –se levantó de la mesa

Kushina: por cierto, Sakura –ésta la miró- ¿podrías llevarle ese almuerzo a Tsunade? –preguntó

Sakura: ¿almuerzo? –giró la vista a la cocineta

Kushina: si.. –respondió- supongo que aún está dolida por su pérdida y conociéndola no creo se preocupe mucho por la comida

Sakura: muy bien –tomó el almuerzo

Minato: por favor Sakura –ella lo miró- te lo encargo

Sakura: por supuesto, los veo luego –sonrió

Sin mayor demora la pelirosa partió de su casa, dejando a la pareja a solas

Minato: y entonces.. –levantó una ceja- ¿en qué estábamos?

Kushina: jeje –sonrió con picardía

Narra Sakura

Supongo debo agradecer a Kami por esa situación tan incómoda que pasé con mis padres, por lo menos así la conversación ya no giró en torno a mi mal aspecto sino a su relación. Caminé con rumbo al instituto, sola como de costumbre. Los pensamientos de culpabilidad regresaron a mi mente. El día anterior con Sasuke-kun, Naruto y Shion, las cosas seguían poniéndose peor.

Al llegar me dirigí a la oficina de Tsunade-sensei; entré primero con Shizune-san, quien estaba metida en su computadora, seguramente haciendo papeleo.

Sakura: buen día, Shizune-san –saludé, ella mi miró

Shizune: buenos días, Sakura –me sonrió- ¿vienes a ver a Tsunade-san? –me preguntó

Sakura: así es –sonreí- vengo a traerle un encargo

Shizune: pasa entonces –me sonrió

Así lo hice. Me dirigí a la puerta, toqué la puerta y al recibir el pasé entré, pero al hacerlo me llevé una gran sorpresa

Sakura: Naruto

Mi cara de asombro no cabía en ese momento en ese lugar. No esperaba verlo. Mi respiración se detuvo por un momento y mis piernas comenzaron a temblar. Tuve que aferrarme a la comida de mi madre para sentirme un poco más fuerte y no dejarla caer al suelo. Él tampoco esperaba verme ahí, también se sorprendió

Naruto: Sakura..

Por unos segundos solos fuimos él y yo, mirándonos en silencio, hasta que..

Tsunade: ¿qué sucede Sakura? –me preguntó

Sakura: ah.. -desvié la mirada- yo solo –no sabía que decir, me quedé sin palabras en ese momento

Naruto: será mejor que me vaya –habló- hasta luego tía Tsunade.. ero-sennin

Hasta entonces me di cuenta que él estaba ahí, sentado frente a mi maestra.

Jiraiya: nos veremos más tarde, Naruto –respondió

Tsunade: ve a clase

Naruto: claro Tsunade-obaachan –sonrió

Naruto salió dejándonos solos. Bajé un poco la mirada

Sakura: yo vine a traerle esto, Tsunade-sensei –me acerqué un poco

Tsunade: ¿qué es eso? –preguntó examinando el paquete

Sakura: mi madre.. le manda esto –respondí- es un almuerzo

Jiraiya: vaya –sonrió ampliamente- parece que Kushina está comenzando a hacer las paces contigo Tsunade

Tsunade: esa mujer siempre me hace enojar –bufó molesta- ah.. sin ofender Sakura –se disculpó

Sakura: descuide, Tsunade-sensei –sonreí a lo bajo

Jiraiya: pero al menos no tendrás que preocuparte por el almuerzo de este día –dijo- solo por la resaca que te cargas

Tsunade: ni me lo recuerdes –dejó caer su cabeza en el respaldo de la silla

Jiraiya: tú sabes que siempre me preocupo por ti, Tsunade –respondió serio

Tsunade: Jiraiya.. –lo miró

¿Qué estaba pasando? Sentí una atmosfera similar a cuando estaba en casa con Minato-san y mamá. Eso me incomodó un poco

Jiraiya: los años no pasan en vano –continuó

Tsunade: -golpeó la mesa con fuerza- por favor Jiraiya… -su voz sonó a punto a quebrarse- es muy pronto para esto.. –vi una lágrima rodar por su mejilla

Jiraiya: he cruzado la línea –se puso de pie- te veré después

Sin decir más salió de la oficina. Nos quedamos a solas en medio de una atmósfera bastante rara.  ¿Qué acababa de pasar ahí? No soy una experta, pero parecía alguna clase de intimación entre ellos. Fue bastante extraño y me desconcertó.

Sakura: ¿se encuentra bien, Tsunade-sensei? –pregunté mientras me sentaba frente a mi maestra

Tsunade: si.. –respondió arrastrando sus palabras- es solo que.. Jiraiya.. –suspiró- siempre me confunde.. –dejó caer una lágrima

Sakura: sensei.. –no supe que decir

Tsunade: sabes.. –continuó- Jiraiya y yo nos conocemos desde hace años.. –se recargó en el escritorio y empezó a jugar con un lápiz

Sakura: eso no lo sabía –dije

Tsunade: lo sé.. fue incluso antes de que tu nacieras.. –continuó-  es unos años mayor.. llegó al instituto como maestro suplente cuando yo estaba en segundo grado.. –la miré atentamente- era un hombre bastante atractivo y a la vez un mujeriego.. me molestaba mucho –bufó- no le importaba estar arriesgando su trabajo al acosar a las estudiantes.. supongo tuvo suerte de no tener alguna demanda por relacionarse con menores

Sakura: eso suena como un verdadero pervertido –dije

Tsunade: en verdad lo era –se recostó en su silla- había veces que lo encontraba intentando espiar en los vestidores de mujeres y varias veces lo golpee por ello

Sakura: ¿y nunca lo denunció con el director Sarutobi? –pregunté intrigada- ¿o la policía?

Tsunade: estamos hablando de una época muy machista –respondió- y digamos que la policía no hizo mucho.. y el director Sarutobi.. digamos que era su admirador –se notaba algo molesta

Sakura: ¿admirador? –pregunté claramente confundida

Tsunade: digamos que a pesar de ser joven –respondió- ya había publicado algunos libros.. bastante subidos de tono –desvió la mirada algo sonrojada- solo le llegó a dar varias sanciones.. sin embargo continuó y fue donde yo tuve que actuar

Sakura: ¿usted?

Tsunade: lo golpee –dijo con una pequeña sonrisa- le di la paliza de su vida pero gracias a eso dejó de espiar a las jovencitas, seguía siendo un depravado pero al menos ya no iba a los vestidores.. y por el contrario, comenzó a acosarme a mi

Sakura: ¿de verdad? –estaba impresionada

Tsunade: a pesar de ser un idiota.. –se sonrojó un poco- también era un gran hombre.. atento, detallista.. era una extraña combinación y lo sigue siendo.. siempre dijo amarme..

Me sorprendí al escuchar esas palabras llenas de melancolía y el comportamiento de mi maestra ante lo que contaba, demostraba que había algo más

Sakura: ¿y usted.. lo amaba? –pregunté

Hubo silencio por unos instantes, el ambiente se sentía diferente

Tsunade: aún lo amo.. –me respondió

Sakura: ¿qué? –realmente estaba muy sorprendida con su respuesta

Tsunade: él fue el gran amor de mi vida e incluso aún lo sigue siendo.. –continuó

Sakura: pero.. entonces.. –me interrumpió

Tsunade: a pesar de ser lo que era logró ganarse mi corazón.. –siguió- cambió mucho, dejó de acosar mujeres y mantuvimos una relación en secreto, digo, yo aún era estudiante y menor de edad, así que no había otra manera –miró hacia la ventana- estuvimos juntos durante poco más de tres años.. él fue el primero para mí en todo..

Noté como se sonrojó un poco y yo igual, era algo muy íntimo

Tsunade: pero entonces su pasado tenía que alcanzarlo –volvió a ponerse seria- llegó una demanda de acoso de algunas de sus ex alumnas y perdió el caso. Tuvo que pagar una fianza bastante alta, además de varios meses de servicio comunitario y la suspensión definitiva de su licencia como maestro.. yo no pude con ello, fue muy difícil para mí y fue ahí cuando todo terminó

Sakura: entiendo

Tsunade: estando en la universidad conocí a Dan –siguió- y aunque Jiraiya aún me buscaba me negué a darle otra oportunidad y seguí con mi vida

De nuevo el silencio reinaba en la habitación, bajé un poco la cabeza

Tsunade: pero fue un error –comenzó a llorar; yo la miré- aun amaba a Jiraiya y cuando intenté buscarlo fue tarde, habían pasado ya varios años, él estaba lejos promocionando sus libros y había vuelto a esa vida, creo que incluso hasta se iba a casar o eso se rumoraba.. no lo sé.. ya no pude ir en su búsqueda..

Sakura: ¿por qué? –pregunté intrigada

Tsunade: me embaracé de Nawaki y me quedé con Dan..

No podía creer lo que me estaba confesando mi sensei. Toda su vida había sido una mentira o por lo menos la vida que yo conocía, su matrimonio, su familia; no sabía cómo reaccionar, estaba impactada ante tal hecho

Sakura: entonces.. ¿su matrimonio..? –me volvió a interrumpir

Tsunade: no todo fue una mentira –adivinó mis pensamientos; me miró- a pesar de no amar a Dan, lo quería y todos estos años con nuestro hijo fueron muy buenos, llenos de recuerdos felices que seguro él atesorará… sin embargo.. pudo ser diferente.. pude ser más feliz.. –suspiró- pero todo por negarme a aceptar lo que ya sabía.. lo que mi corazón sentía

Por un momento recordé mis pensamientos de la noche anterior, eso me incomodó

Tsunade: por eso.. –continuó- cuando los veo a Naruto y a ti.. –la miré- nos veo a Jiraiya y a mí de jóvenes, tomando decisiones equivocadas.. pero especialmente cuando te veo a ti Sakura.. –nos miramos a los ojos- me veo a mi misma negando mis propios sentimientos

Sakura: se equivoca Tsunade-sensei

Me levante inmediatamente ofuscada por sus palabras

Sakura: yo no me niego a nada –continué- en verdad no hay nada entre Naruto y yo, además ahora estoy con Sasuke-kun y.. –me interrumpió

Tsunade: lo sé.. –dijo con tono maternal- sé lo que es repetirse esas palabras hasta creértelas tu misma pero… en el fondo sabes la verdad

Sakura: será mejor que me vaya

Salí de ahí lo más rápido que pude sin voltear atrás. Mi cabeza daba vueltas, no podía pensar claramente y comencé a ver borroso. Entré al baño más cercano y me sostuve al lavabo. Respiraba con algo de dificultad y mi visión empeoraba; las palabras de Tsunade-sensei en mi cabeza me abrumaban. Miré mi rostro en el espejo por última vez, antes de perder el conocimiento.
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por kasumi-chan 1424 el Sáb Oct 12, 2019 7:13 pm

Nueva lectora jeje:3
No me lo creo que lo dejaste ahí Sad ya paso un me continua por favoooooor

Enviado desde Topic'it
kasumi-chan 1424
kasumi-chan 1424
Novato
Novato

Mensajes : 2
Nakus 0

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Sáb Oct 12, 2019 8:59 pm

Hola Kasumi-chan, que bueno que me recordaste que debía subir cap, sé que han pasado dos meses pero como ando con las cosas e la tesis, por eso no actualizaba. Subiré mensualmente los capítulos, para que no desesperes, aún falta en la historia y es bueno saber que hay alguien activo. Aquí el siguiente capítulo


Cap 57: ¿Le diste la oportunidad?... Perdóname


Narra Sakura


Poco a poco comencé a recobrar los sentidos. Escuchaba algo de música ligera en volumen bajo a lo lejos y al intentar abrir mis ojos percibí una luz blanca bastante intensa. El tono del techo y paredes eran de color blanco impecable, comenzaba a hacerme una idea de donde me encontraba, ya había estado ahí antes.

Giré mi cabeza hacia ambos lados, esta vez no había nadie sentada a un lado de la camilla. La cabeza  aún me dolía un poco así que intenté incorporarme lentamente. Una vez que pude sentarme levanté la vista y efectivamente, no había nadie en la enfermería. Me recargué y cerré los ojos, esperando a que la enfermera Rin apareciera.

Pasó quizás una media hora antes de escuchar unas voces acercándose a la enfermería; abrí los ojos para ver quienes entraban

Rin: supongo ya no debe tardar mucho en despertar, Moegui, deja de preocuparte –dijo antes de mirarme- oh, mira

Moegui: -se asomó- ¡Sakura! –se acercó a mí- por fin despiertas

Sakura: de hecho ya tiene bastante rato que desperté –sonreí levemente

Moegui: ¿de verdad? –se sorprendió

Rin: déjame revisarte, Sakura

Sakura: si

Se acercó a mí y comenzó a revisar mi pulso, mis reflejos, el corazón, esas cosas que suelen hacer las enfermeras

Rin: bueno, parece que estás bien –me tomó la temperatura- ¿Cómo fue que terminaste desmayada en el baño, Sakura?

Sakura: bueno.. –me removí un poco en mi lugar- cuando salí de la oficina de Tsunade-sensei mi cabeza me daba muchas vueltas y comencé a ver borroso.. lo último que recuerdo fue que entré al baño y.. y ya..

Rin: eso explica porque tardaron tanto en encontrarte –me sonrió- ¿te estas alimentando bien? ¿duermes lo suficiente?

Sakura: creo que no.. –respondí mirando las sábanas- ninguna de esas cosas

Rin: debes alimentarte bien y dormir más –me dijo- fuera de eso no veo ningún otro problema.. después de que comas algo podrás irte

Sakura: ¿comer algo? –dije confundida- creo que debo buscar algo para comer

Rin: de hecho hay algo aquí para que comas –me sonrió y me dio un panecillo, una manzana y un jugo- tu amiga lo dejó aquí

Sakura: ¿qué amiga?

Rin: Hyuga Hinata –sonrió antes de irse

Abrí los ojos sumamente sorprendida, creo que fue lo que menos me hubiera esperado en ese momento. Dirigí mi vista a la comida antes de tomar al panecillo, estaba muy confundida

Moegui: sé lo que estás pensado.. –dijo al sentarse a mi lado

Sakura: ¿qué pasó?

Moegui: bueno.. hasta donde sé.. –comenzó- Hinata te estaba buscando, me preguntó por ti durante el descanso ya que vio que no te presentaste a clases pero tus cosas estaban en tu casillero.. y de hecho fue ella quien te encontró en el baño del primer piso

Sakura: ya veo.. –dije mientras seguía mirando mi panecillo

Moegui: ella llamó a la enfermera Rin y luego me aviso lo ocurrido –continuó

Sakura: ¿no le dijo a nadie más sobre esto? –pregunté inquieta mientras la volteaba a ver

Moegui: si con eso te refieres a Naruto.. –dijo- no lo sé..

Volví a dirigir mi vista al panecillo que sostenía en mis manos antes de morderlo al fin. Luego ella volvió a llamar mi atención

Moegui: aunque.. –la miré- ella se quedó hablando con él

Sakura: ¿qué? –estaba sorprendida

Moegui: veníamos hacia acá cuando se encontró con Naruto y se quedó con él.. –dijo- pero desconozco si le dijo o no algo…

Sakura: todo esto es.. –no sabía que decir

Moegui: no pienses en eso por favor Sakura –llamó mi atención- termina de comer para que puedas irte

Sakura: pero todo esto es tan confuso.. además hoy hay entrenamiento –dije- no puedo irme

Moegui: pero tampoco puedes estar en la práctica –dijo- estás muy débil, yo le explicaré a Tsunade-sensei

Sakura: de acuerdo

Volví a mirar la comida que me había dejado Hinata y sonreí para mí misma. Después de un rato la enfermera Rin me dejó ir. Moegui me acompañó hasta los casilleros y después se fue al entrenamiento. Salí con la intención de ir a casa, cuando al salir del edificio alguien me llamó

X: Sakura..

Estaba bastante sorprendida al reconocer su voz, no esperaba encontrarnos en ese momento. Voltee a verla y estaba ahí, sentada en la banca donde, anteriormente, siempre nos encontrábamos antes de comenzar con las clases. El viento jugaba con su larga cabellera y sus aperlados ojos se mantenían inexpresivos, lo que le daba un aire bastante sereno. Inhalé llena de nerviosismo antes de corresponder a su llamado

Sakura: Hinata.. –dije al fin

Hinata: ¿podríamos hablar.. Sakura? –me preguntó mientras daba un paso al frente

Sakura: yo..

Desvié un poco la mirada, en el fondo aún me sentía bastante culpable por todo lo pasado con ella. Volví a inhalar tomando valor sobre la situación. La miré, estaba esperando mi respuesta algo impaciente

Sakura: está bien Hinata.. –dije- creo que es lo mínimo que puedo hacer

Hinata: ¿a qué te refieres con eso? –preguntó

Sakura: bueno yo.. –tartamudee- ya sabes.. por todo lo que pasó.. con Naruto.. –desvié la mirada

Hinata: siéntate por favor.. –dijo mientras ella lo hacía

Me acerqué a la banca, dejé mis cosas en el piso y luego me senté a su lado. Ella miraba la copa del árbol bastante tranquila, ocasionando que yo no supiera cómo comportarme. Nos quedamos en silencio y eso me ponía más nerviosa, era una situación muy extraña. Me removí incómoda en mi lugar

Hinata: te escucho.. Sakura.. –entonces me miró

Sakura: Hinata.. –también la miré- bueno yo..

Miré mis manos apretar mi falda y deshacer los pliegues de esta. Volví a inhalar y exhalar, y entonces decidí hablar

Sakura: primero que nada.. –dije- gracias por la comida.. no esperaba eso

Hinata: no fue nada.. –respondió- imaginé que.. por tu aspecto.. –hizo una pausa- no te estabas alimentando bien.. –sonrió de medio lado- solo fue mi intuición

Sakura: en verdad agradezco que te hubieras preocupado por mi –dije

Hinata: no podía dejarte ahí Sakura.. –dijo- lo sabes

Nos quedamos un momento más en silencio mientras me preparaba para hablar

Sakura: no fue mi intención lastimarte.. –dije al fin- jamás lo fue.. debí decirte lo que estaba pasando en ese momento pero.. no sé tal vez.. no soy tan buena amiga como pensaba.. –continué

Hinata: ¿por qué dices eso? –preguntó

Sakura: tu si eres una buena amiga Hinata –respondí- fuiste sincera desde el principio. Siempre me apoyaste y en cambio yo te fallé.. –callé unos segundos y continué- cuando nos conocimos gracias a Kiba no pensé que nos fuéramos a convertir en tan buenas amigas y al momento de coincidir en la secundaria fue donde me di cuenta que sí, que si seríamos grandes amigas porque eres una persona extraordinaria, siempre llena de amor y comprensión y mereces lo mejor del mundo. Siempre te vi como una mujer frágil por eso mismo, pero al mismo tiempo sabía que llegarías muy lejos.. en cambio yo.. solo he traído muchos problemas a los que me rodean -dije

Hinata: yo no creo eso.. –dijo- siempre te vi como una mujer fuerte, serena y bastante decidida, que aspiraba a salir adelante y ayudaba a todo el que pudiera, una mujer que cuida a todos y que siempre se preocupaba, incluyéndome.. por eso.. –se detuvo- por eso me sorprendió mucho todo lo que pasó

Sakura: en verdad no fue mi intención.. –mis ojos se humedecieron un poco- desde que me conociste tu sabías que estaba muy enamorada de Sasuke-kun y siempre hacía hasta lo imposible para que él se fijara en mí, e incluso estuviste cuando al fin admitió que sentía algo –sonreí levemente- admito que eso me hizo feliz, pero quizá no era una verdadera felicidad porque.. bueno.. quiera aceptarlo o no.. fueron muchos años de estar casi rogando su atención, peleando con Karin para llamar su atención e intentando por todos los medios me tomara en cuanta.. quizá llegó el momento en el que lo miraba más como una competencia con Karin o una fantasía de la niñez.. no lo sé.. pero cuando al fin era correspondida.. no era lo que esperaba..

Ninguna dijo nada, aún había mucho que decir

Sakura: cuando se fue a Suna -continué- sí, estuve triste pero.. ahora que lo he analizado un poco más, siento que era más como la tristeza de no ver a alguien a quien ya te acostumbraste a tener cerca más que de alguien a quien de verdad se quiere.. pero no podía darme cuenta, o al menos no sola..

Hinata: ¿fue ahí donde.. Naruto cobra importancia? –preguntó mirando al frente

Sakura: si.. –dije- ese primer día de clases yo olvidé mi antiguo celular en los casilleros y yo fui por él, a pesar que ustedes me dijeron que esperara al cambio de clase

Hinata: lo recuerdo –agregó

Sakura: al regresar casi resbalo en uno de los escalones y hubiera caído por las escaleras, pero él apareció y sujetándome del brazo me salvó –continué- fue nuestro primer encuentro y al mismo tiempo donde todo se tornó extraño. Cuando en el almuerzo insinuó que le diera un beso pensé que era un pervertido y quise mantenerme lejos pero tú sabes que las cosas no se dieron así por nuestros padres

Hinata: lo sé.. –comentó

Sakura: cuando tú me dijiste que te interesaba.. –dije- la verdad me sorprendí porque nunca antes me habías dicho que estuvieras interesada en alguien –sonreí- de hecho yo pensaba que te gustaba Kiba

Hinata: -sonrió- Kiba.. –dijo- esa es otra historia

Sakura: lo sé.. –continué- luego me di cuenta que solo él sentía algo, pero bueno.. –suspiré- entonces.. me sorprendí y.. al mismo tiempo me dieron celos.. la verdad nunca lo quise admitir pero, en el momento en que cruzamos miradas en la escalera sentí algo diferente.. algo que no sé si en algún momento de la vida lo llegué a sentir por Sasuke-kun o era algo completamente nuevo.. era atrayente, pero me negaba a aceptarlo por mi insistencia en estar con Sasuke-kun y por ti..

Ambas nos volteamos a ver

Sakura: Hinata, de verdad.. –seguí- durante mucho tiempo quise convencerme a mí misma que mis sentimientos se mantenían igual y que Naruto no me interesaba en lo absoluto, porque yo ya sabía que tú estabas interesada en él.. en verdad intenté ayudarte, le insinué muchas veces que mejor te buscara a ti pero.. él seguía buscándome a mí y.. egoístamente eso me gustaba, porque me hacía sentir esa extraña sensación pero al mismo tiempo me apesadumbraba.. te estaba mintiendo..

Hinata: entiendo.. –dijo tranquilamente- ¿cuándo.. cuándo fue la primera vez que se besaron?

Sakura: ¡hum! Bueno… -me sonrojé desviando la mirada

Hinata: tranquila.. –dijo- solo quiero saber las cosas, como Ino y Tenten

Sakura: bueno.. –inhalé- fue durante las competencias.. si no mal recuerdo, fue cuando ellos iban a tener su encuentro con el país de la lluvia, él llegó con el pretexto de obtener un amuleto, cuando en realidad me besó.. y cuando iba a ser la final de las competencias de karate volvió a hacerlo… -desvié la mirada- aunque.. a pesar de eso era consciente de que te estaba fallando e intenté usar eso para ayudarte

Hinata: ¿Cómo pensabas ayudarme si te estabas besando con él? –dijo algo molesta

Sakura: cuando iba a ser la final de baloncesto me buscó y me dijo que tenía una apuesta –dije- ya sabes como soy en ese sentido

Hinata: si, lo sé.. –sonrió un poco

Sakura: acepté la apuesta y luego me dijo sus términos, quería tener una cita conmigo, no podía echarme para atrás así que yo pedí que saliera contigo, estaba segura que perderían contra Suna, pero no fue así.. –suspiré- fue ahí donde perdí la oportunidad de ayudarte, aunque supongo que de haberlo hecho te habría dado falsas esperanzas y todo habría sido aún peor

Hinata: probablemente así hubiera sido –respondió- ¿qué pasó después?

Sakura: tuvimos nuestra cita, fue muy detallista y la verdad yo me divertí mucho.. fuimos a comer, al cine, a la feria… y nos volvimos a besar.. de un momento a otro las cosas subieron de tono pero recordé a Sasuke-kun y a ti, y lo evité

Hinata: no esperaba eso, Sakura

Sakura: lo sé.. -dije sintiéndome culpable- Después de eso me pidió una oportunidad, me pidió ser su novia.. –guardé silencio unos segundos- no le respondí.. hablé con Ino y Tenten al respecto y ambas me dieron su punto de vista, quizá suene cruel pero ellas me aconsejaron le diera la oportunidad.. que fuera como algo secreto en lo que descubría si realmente estaba interesada en él o en Sasuke-kun, pero me hacía sentir culpable por ti

Hinata: en verdad hubiera sido muy cruel –dijo- se supone que eran mis amigas pero a la vez también eran las tuyas y supongo vieron toda la situación desde un principio.. –cayó- creo que vieron lo que yo no

Sakura: Hinata..

Hinata: ¿le diste la oportunidad? –dijo- ¿fueron novios?

Su mirada estaba cristalizada y a la vez reflejaba decepción, esperaba mi respuesta

Sakura: no.. –dije, ella volvió a respirar- pero estuve a punto a hacerlo –ella me miró- lo pensé mucho y decidí darle la oportunidad, sin embargo.. fue el día en que nuestros padres se comprometieron y cuando me enteré que mi padre estaba vivo y por eso ya no pasó nada más..

Hinata: entiendo.. –dijo- supongo que debo pensar mucho en esa parte..

Hubo silencio por unos minutos. Yo me encontraba un poco más tranquila pero aún había cosas que discutir

Hinata: ¿Cuándo fue la primera vez que.. estuvieron juntos? –preguntó

Sakura: -me sonrojé- cuando regresamos de Suna.. –respondí- no quería llegar a eso pero pasó.. tuve miedo y me fui, fue en el momento que aproveché para hablar con ustedes de todo lo que había pasado en esos días.. la segunda vez fue una noche que se supone la pasaría en casa de Ino pero me canceló cuando estaba en casa de Naruto dejando un encargo de mi madre y me terminó convenciendo de quedarme a ver unas películas.. a dormir.. y pasó nuevamente.. y la última vez que estuvimos juntos fue cuando estábamos buscando el menú para la boda de nuestros padres, ese día llovió y llegamos a su casa a resguardarnos.. fue el día anterior a que tú te enteraras de todo..

Me sentía fatal confesarle como se habían dado las cosas entre Naruto y yo a sus espaldas, supongo ella estaba analizando cada una de mis palabras con algún acontecimiento en particular o solo juzgaba mi debilidad e hipocresía en aquel momento, en verdad no lo sé. Se mantenía callada, con la vista al frente, yo esperaba alguna respuesta

Hinata: ¿qué.. pasó después? –dijo al fin- después que me enteré de.. eso..

Sakura: nada.. solo hubo rumores sobre que estaba embarazada..

Hinata: si, llegué a escucharlos.. y a creerlos.. –dijo bajando la mirada

Sakura: pero todo fue por esa pelea que tuvimos.. no era verdad.. –levanté al cielo la mirada- a pesar de todo iba a hablar con Naruto para poner las cosas en claro, Tsunade-sensei debido a los rumores se dio cuenta de todo y nos exigió que le dijéramos todo a nuestros padres antes de la boda o ella hablaría.. pero.. –me detuve

Hinata: ¿pero qué? –preguntó

Sakura: fue ahí donde me di cuenta que todo era una mentira.. –solté unas lágrimas- él estaba con Shion y ella se acababa de mudar a la ciudad para estar con él.. todo fue mentira.. todo lo que dijo sentir por mí.. todo.. –llevé mis manos a mi rostro y lo cubrí- me engañó

Hinata: ¿Cómo estás tan segura de eso, Sakura?

Sakura: los vi besándose una semana antes de la boda y él no hacía nada, le correspondía –dije- después de la boda me fui a Suna y cuando regresé ella se la pasaba en mi casa o peor aún, Naruto en casa de ella y apenas hace unos días me enteré son novios, por eso lo sé.. –seguí llorando- pero ese no es el punto.. lo importante aquí es que te mentí, te fallé a ti Hinata..

Tomé las manos de mi amiga y me arrodillé frente a ella, estaba devastada

Hinata: Sakura.. –dijo sorprendida

Sakura: jamás debí traicionar de esta manera tu confianza, tu amistad –respondí- fui la peor de las amigas, confiabas en mi al grado de confiarme que te ayudara con el chico que tu querías y en cambio fui y me involucré con él.. así como tu dijiste –seguí llorando amargamente- nada fue a la fuerza, todo fue de manera consciente.. te traicioné siendo consciente de ello y lo lamento tanto porque por culpa de todo esto, por culpa de un hombre perdí una de las amistades más valiosas que tenía.. de verdad lo lamento Hinata.. perdóname..

Me arrodillé aún más mientras seguía llorando. Todo lo que dije venía desde el fondo de mi corazón.

Lloré.. sollocé.. sentía que se me iba el alma en cada suspiro que daba. En cada inhalación creía haber terminado pero en cada exhalación mi llanto se prolongaba. No sé cuándo tiempo estuve así, aferrándome a sus manos con firmeza mientras ella me miraba y escuchaba mi llanto. Jamás dijo una sola palabra. Solo posó sus manos sobre mi cabellera y la acariciaba pacientemente. Eso me ayudó muchísimo a tranquilizarme.

Cuando al fin estuve mejor, limpié mis lágrimas y levanté la vista. Ella me miraba con ternura, pero al mismo tiempo con los ojos cristalizados por contener las lágrimas.

Hinata: gracias Sakura.. –me dijo- gracias por decirme toda la verdad

Sakura: lamento las cosas que pasaron –dije- no sé por qué tenía que suceder así –agregué-  sin embargo.. el al fin poder confesarte toda la verdad me hace sentir menos culpable.. no me exento de mis errores sin embargo, esto al menos me hace sentir un poco mejor

Hinata: entiendo que al menos conmigo puedes estar en paz –dijo- y de verdad.. desde el fondo de mi corazón.. te perdono

Escuchar esas palabras hicieron que mi corazón sintiera una gran calidez y una inmensa alegría que no cabía en mi. Al fin, después de tanto tiempo, por lo menos algo me había salido bien. No pude contenerme mucho tiempo y me abalancé sobre ella, abrazándola con fuerza

Hinata: Sakura –dijo bastante sorprendida

Sakura: gracias.. muchas gracias Hinata.. –volví a sollozar- prometo jamás volveré a fallarte –agregué- de verdad.. pídeme lo que lo que quieras.. lo que sea.. y yo lo cumpliré

Hinata: Sakura.. –dijo- de verdad, ¿cumplirías cualquier cosa?

Sakura: claro que si –respondí mirándola

Hinata: incluso.. –me miró- si te pidiera que te olvides de Naruto-kun.. ¿lo harías?

Por un momento hubo silencio. La sonrisa que tenía desapareció y en su lugar quedó un semblante serio. Inhalé un poco antes de responder

Sakura: si de verdad eso es lo que quieres.. -dije- así lo haré –respondí

De nuevo silencio entre nosotras

Hinata: pero eso.. no es necesario Sakura –respondió

Sakura: ¿Qué? –dije algo confundida

Hinata: puede que toda esta situación se haya dado por Naruto-kun pero.. –dijo- no es necesario que te alejes de él solo porque yo te lo pido.. –yo estaba sorprendida- he comprendido muchas cosas en este tiempo sola y.. con lo que me acabas de decir.. pude comprender que tú en verdad lo quieres y has sufrido mucho a causa de la promesa que me hiciste.. –continuó- incluso ahora que dices que él te mintió todo este tiempo y esta con Shion.. tu sufres por ello.. no podría pedirte algo así

No supe que responder ante la respuesta de mi amiga. Solo bajé la cabeza nuevamente e intenté no comenzar a llorar de nuevo. Levanté el rostro y tomé algo de distancia; me volví a sentar a su lado.

Sakura: gracias.. –dije- pero no tiene caso..

Hinata: ¿en verdad crees que no tiene caso? –me preguntó

Sakura: así es.. –dije- por un lado él esta con Shion y por otro lado.. –la miré- no quiero volver a causarte ningún daño al estar con él

Hinata: pero Sakura.. –llamó mi atención-  que tu estés con Naruto-kun ya no me va a afectar –sonrió; yo estaba impresionada

Sakura: ¿por qué lo dices? –pregunté claramente confundida

Hinata: si fuera así –dijo- Kiba-kun se decepcionaría

Sakura: ¿Kiba? –pregunté extrañada

Hinata: si.. –respondió levemente sonrojada- verás.. lo que pasó ayer fue…


Continuará...
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por kasumi-chan 1424 el Dom Oct 13, 2019 2:27 am

Awww tan solo de ver que ya habías subido cap ya me lo devore todo:3 jeje
Bueno espero esta vez no tardes tanto para subir el siguiente porque me dejaste en intriga otra vez. Ya quiero ver que fue lo que pasó con hinata y kiba 🤔
Nos vemos en el siguiente.☺

Enviado desde Topic'it
kasumi-chan 1424
kasumi-chan 1424
Novato
Novato

Mensajes : 2
Nakus 0

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Mar Nov 05, 2019 7:25 am

Aquí el siguiente cap, espero sea de su agrado después de un mes de espera...


Cap 58: Kiba-kun..



********************* Inicia Flash back ***********************


Narra Maya:

El día era soleado, algo poco usual en esos días del año, pero la fresca brisa de la temporada compensaba la estadía. Su larga cabellera se meneaba con el vaivén de las corrientes mientras esperaba el momento indicado. Vio salir a la castaña de aquella casa azul, subir a su auto e irse; sabía de ante mano que el momento había llegado.

El castaño salvaje se encontraba terminando de limpiar la cocina. Le fastidiaba que su hermana saliera de “emergencia”, los llamados de la veterinaria antes de su horario habitual hacían que se fuera sin completar sus tareas, ocasionando que él tuviera que cumplirlas; esto le molestaba ya que, curiosamente, las “emergencias” pasaban regularmente cuando a ella le tocaba limpiar la cocina.

Kiba: que fastidio –dijo algo molesto antes de terminar de limpiar la mesa- pero al menos ya con esto podré descansar, ¿verdad Akamaru?

Akamaru: ¡gua! –ladró dándole la razón

Kiba: ahora, a descansar un rato –el oji-café se acostó en el sofá y prendió el televisor, pero justo en ese momento, el timbre de la puerta sonó- ¡¿ahora qué?! –se quejó

Akamaru: ¡gua, gua! –ladró impaciente

Kiba: ¿ah? ¿qué sucede Akamaru? –preguntó al notar la impaciencia de su amigo- ¿quién será? –dijo para sí mismo

Al abrir la puerta se quedó asombrado. No esperaba, que parada frente a su puerta, se encontrara aquella chica de ojos aperlados. Hacía varios meses que habían hablado por última vez, en la boda del matrimonio Namikaze-Haruno. Su cara tan llena de asombro lo decía todo.

Ella se miraba algo pensativa y nerviosa, pudo darse cuenta en el instante en que la vio. Levantó la mirada y se miraron por unos segundos, el ambiente se volvió extraño.

Kiba: Hinata –dijo al fin

Hinata: ho.. hola.. –respondió apenada- eh.. ¿estás.. ocupado? ¿podríamos hablar?–preguntó

Kiba: eh.. –estaba pasmado- claro.. adelante –comentó antes de hacerse a un lado y dejarla entrar- pasa..

La peli-negro así lo hizo. El canino se acercó a ella eufórico de verla nuevamente y se lanzó a sus brazos

Hinata: Akamaru –sonrió- haz crecido bastante.. me alegra mucho verte

El castaño miraba como la joven jugueteaba con su compañero, mientras que su mente se encontraba bastante confundida. No dejaba de mirarla, lo cual ella notó, apenándola un poco. Entonces decidió hablar

Hinata: lamento haber venido así nada más.. –dijo- pero creo que si no lo hacía así, no lo hubiera hecho

Kiba: no, descuida –dijo- es solo que.. me sorprendió –se rascó la nuca- ¿qué se te ofrecía? –preguntó

Ella se tensó un poco al escucharlo preguntar eso. Dejó de juguetear con el pequeño canino y se incorporó, quedando de frente a su compañero

Hinata: bueno.. –respondió- tengo un motivo muy importante para haber venido

Kiba: si, lo sé.. –respondió

Hinata: podría ser.. ¿en privado? –preguntó algo apenada

Kiba: bueno.. –titubeó el castaño- en realidad no hay nadie en casa pero en cualquier momento podrían llegar y si es tan importante no sería bueno.. además Akamaru está algo impaciente por tu llegada –sonrió- ¿dónde podría ser?

Hinata: ¿te parece si vamos a tu habitación? –preguntó

Kiba: ah.. claro –respondió- quédate aquí abajo Akamaru

Comenzaron a subir las escaleras, ella conocía bastante bien su ubicación; de niños pasaba horas jugando en ese lugar, mientras las madres de ambos platicaban en la sala. Sonrió con nostalgia al recordar a la madre del castaño regañándolo siempre por tener un desastre en su habitación.

Abrió la puerta de la habitación y se encontró con un panorama desalentador, tan poco ordenado como siempre lo recordaba de niños. El chico salvaje se sintió apenado por olvidar las condiciones tan desfavorables de su habitación y comenzó a ordenar un poco.

Kiba: disculpa, Hinata –dijo- no sabía que pasaría esto, de otro modo habría limpiado antes –se encontraba algo sonrojado por la vergüenza

Hinata: descuida –dijo- me hace recordar a cuando éramos unos niños –agregó mientras caminaba al escritorio desordenado del joven

Kiba: ¿enserio? –preguntó

Hinata: así es.. –dijo antes de sentarse en la cama- cuando venía de niña siempre te regañaba tu madre por tener todo desordenado –sonrió con nostalgia

Kiba: de hecho lo sigue haciendo –sonrió con el mismo sentimiento y luego se sentó a su lado

Ambos miraron el piso en completo silencio. No era un silencio incómodo, era diferente. Entonces decidió hablar

Kiba: ¿y bien? –preguntó mientras levantaba la mirada

Hinata: -se sonrojó un poco- bueno yo.. –llevó una de sus manos cerca de sus labios, como gesto de timidez- quería hablar contigo sobre.. aquel asunto.. –dijo

Kiba: el asunto.. –susurró; después de pensarlo un poco se sonrojó- a.. eso..

Hinata: si.. –dijo- eso..

Nuevamente ambos guardaron silencio

Hinata: quería.. pedirte disculpas.. –dijo

Kiba: ¿eh? ¿disculpas? –preguntó claramente confundido

Hinata: si.. por todo lo que te dije, respecto al asunto de Naruto-kun –afirmó

Kiba: ah.. eso.. –respondió desilusionado el joven que claramente malinterpretó el “asunto”

Hinata: si.. –dijo- aún recuerdo todo el tiempo que pasamos juntos desde niños –continuó- como has estado conmigo en los buenos momentos y en los malos.. –hizo una pequeña pausa- después que falleciera mi madre, siempre estuviste cerca, cuidándome, dándome ánimos en todo momento, incluso cuando yo no me sentía tan fuerte –volvió a sonreír- en cualquier asunto..

Kiba: es verdad –aseveró

Hinata: por eso.. –nuevamente borró su sonrisa- cuando me enteré de lo que acababa de pasar.. –titubeó- no supe cómo reaccionar.. me alejé de todos.. en verdad sentí una gran traición de tu parte y de Sakura, entonces..

Kiba: de verdad lo lamento, Hinata –la interrumpió- es completamente cierto lo que tú dices, te ocultamos cosas que realmente te lastimaron por lo que sientes por Naruto –continuó- estuvo mal que Sakura se involucrara con él y que yo, sabiendo lo que sentías por él y lo que estaba pasando.. no te dijera nada –frunció el ceño- pero en verdad no sabía que hacer –suspiró

Hinata: ¿por qué no sabías que hacer? –preguntó

Kiba: tú eras feliz.. –dijo- en ese momento sin saber nada, eras feliz con tus sentimientos por él y.. –guardó silencio por unos segundos- y a mí me gusta verte feliz –la miró y ella se sonrojó levemente- sabía que si te lo decía.. que Sakura y Naruto tenían algo a tus espaldas.. –se mordió el labio- sabía que te lastimaría.. como ocurrió porque ambos significaban algo muy importante para ti, entonces.. ¿Cómo podría causarte yo ese gran dolor? –cuestionó confundido

Hinata: ¿a pesar de todo.. tu preferías verme feliz? –preguntó conmovida

Kiba: lo sigo prefiriendo.. –respondió al mismo tiempo que clavó su mirada en ella- hubiera preferido que tu vivieras en una mentira antes que hacerte sufrir

Hinata: ¿por qué? –cuestionó confundida- ¿preferías saber que era engañada?

Kiba: preferiría no lastimarte.. nunca.. –nuevamente bajó la mirada- era una decisión muy difícil además que tu querías estar con él.. ¿tú qué hubieras hecho estando en mi lugar? –le preguntó

La oji-perla guardó silencio por unos minutos; su vista fija al piso y un semblante serio denotaban cuán difícil era responder a aquella pregunta. Él notó lo mismo que había visto en sí mismo, dudas.

Hinata: supongo.. –respondió al fin- supongo que también te lo habría ocultado..

Nuevamente el silencio reinó en la habitación..

Kiba: aun así sé que estuvo mal –interrumpió el silencio- y lo lamento

Hinata: ya no tienes que lamentarlo.. –llamó su atención- yo también cometí errores, me descontrolé demasiado al saber todo y los perjudiqué.. –dijo- a Sakura.. Naruto-kun.. a ti

Kiba: si.. –respondió

Hinata: yo también debo disculparme por ello –dijo- por no comprender algunas cosas en el momento indicado, eso me hace una mala amiga

Kiba: claro que no.. –la consoló- tú estabas dolida y dijiste lo que sentías en ese momento.. puedo comprenderlo

Hinata: aun así, lo lamento.. –dijo suspirando y luego continuó- durante este tiempo que me alejé de todos.. he pensado mucho las cosas –levantó la vista y observó sobre el escritorio, la fotografía de ella y su amigo cuando niños- y con lo que me acabas de explicar, creo que ya no tendría caso.. seguir en ello

Kiba: ¿te refieres a que me perdonas por habértelo ocultado? –intuyó el castaño

Hinata: así es.. Kiba-kun –sonrió dulcemente a su compañero

Verla por fin sonreír de esa manera tan tierna e inocente hizo que al castaño se le saltara el corazón. No pudo evitar sonreír de la manera más sincera posible, al fin las cosas estaban en paz. Se abrazó a ella con todas las fuerzas de su ser presentes en ese momento, realmente era feliz. Ella, después de salir del asombro, correspondió levemente, ya que las fuerzas de él eran mayores

Hinata: Kiba-kun.. –musitó- me estás lastimando

Kiba: disculpa –dijo mientras se soltaba de inmediato

Quedaron a poca distancia; sus miradas se cruzaron de una manera diferente a cualquier otro momento de la vida. Una chispa recorrió todo su ser. Ambos se sonrojaron y apresuradamente tomaron su distancia

Kiba: ehh.. ¿estás bien? ¿no te lastime? –preguntó preocupado

Hinata: no.. descuida –respondió sonrojada

Kiba: y.. ¿qué harás ahora? –preguntó- ¿ya hablaste con Sakura?

Hinata: no.. –respondió- mañana la buscaré y aclararé las cosas con ella.. –se pausó unos segundos- quise venir primero a hablar contigo sobre este asunto

Kiba: ¿y por qué primero conmigo? –preguntó curioso

Hinata: por lo mismo.. –dijo- tu siempre me cuidaste, estuviste conmigo en las buenas y las malas.. –continuó- eres mi mejor amigo –sonrió- supongo debía darte primero la oportunidad a ti de aclarar el asunto

Kiba: ya veo.. –respondió mientras bajaba la cabeza- amigo.. –pensó

Hinata: y.. por lo mismo… -llamó su atención, ella estaba nerviosa- por todo lo que hemos vivido –comenzó a jugar con sus índices- necesitaba aclarar todo contigo primero… todo

Kiba: ¿aclarar? –preguntó- ¿acaso aún piensas en buscar a Naruto?

Hinata: ¿por qué habría de hacerlo? –preguntó confundida

Kiba: bueno.. –dijo- supongo es eso a lo que te refieres con, aclarar –bufó un poco

Hinata: ¿por qué habría de buscarlo a él.. si estás tu? –preguntó claramente sonrojada

Kiba: ¿qué? –impresionado

Hinata: en las buenas y en las malas.. –dijo- siempre ahí para mí.. –bajó la mirada- en este tiempo también me di cuenta que.. la razón por la que me atraía tanto Naruto-kun, era por lo impulsivo, alegre, amistoso y la gran persona que es.. tiene una personalidad muy atrayente y supongo caí

Kiba: entiendo.. –respondió algo confundido y luego bajó de nuevo la cabeza

Hinata: y fue cuando me di cuenta que es exactamente igual a ti.. –dijo con una sonrisa

Kiba: ¿a mí? –confundido

Hinata: es casi como tú –sonrió más- pero la diferencia.. –lo miró- es que él es rubio ojo azul –sonrió aún más- y en cambio tú, eres a quien yo siempre quise

Kiba: Hinata.. –logro pronunciar en medio de su sorpresa

Hinata: tuvo que venir un chico muy similar a ti para que yo pudiera darme cuenta.. –lo miró con ternura- de lo que siento por ti

El castaño se quedó realmente sorprendido. No sabía que decir. Su cara reflejaba asombro y confusión a la vez, pero dentro de sí sentía una inmensa felicidad, tuvo que mover su cabeza para salir del espasmo en el que se encontraba

Kiba: ¿qué estás diciendo, Hinata? –seguía muy sorprendido

Hinata: me gustas.. Kiba-kun –respondió sonrojada

En ese preciso momento sintió como se le escapaba todo el aire de sus pulmones y el corazón se le detenía. No podía creer las palabras que estaba escuchando. Ella, la chica a la que siempre había amado, le estaba confesando sentir algo por él. No podía pedir más; no podía y no quería, eso era suficiente para él.

Al momento que salió de su transe, bajó la mirada asimilando la situación

Hinata: ¿estás bien, Kiba-kun? –preguntó preocupada al no recibir respuesta

Kiba: si.. –pronunció levemente- es solo que.. no puedo creerlo.. –dijo- ¿podrías.. repetirlo?

Hinata: -sonrió levemente sonrojada- me gustas mucho.. Kiba-kun

Fue en ese momento que comprendió todo. De nuevo su corazón se aceleró, brincó, amó. En un impulso volvió a abrazar a la pelinegro con más fuerzas aún que la vez anterior, y ella, gustosa correspondió

Kiba: ¡eso me hace tan feliz! –pronunció casi eufórico

Hinata:  Kiba-kun.. –dijo- de nuevo, me estas lastimando

Kiba: -se soltó- perdóname –dijo- no quería hacerlo, es solo que.. –tomó las manos de la chica entre las suyas- esas palabras me hacen tan feliz

Hinata: -sonrió tímidamente- discúlpame por no haberme dado cuenta antes

Kiba: no, para nada Hinata –respondió ahora tomando su rostro con sus manos- yo tampoco te dije nada porque pensé jamás me verías como algo más –sonrió- pero ahora…

Hinata: ahora..

Ambos se miraron intensamente. El castaño comenzó a cortar la distancia mirando los labios de la ojiperla, bastante decidido. Ella estaba nerviosa pero segura, cerró los ojos al sentir la presencia del castaño cerca de ella. La besó. La besó transmitiéndole nuevamente todo aquello que sentía por ella, como aquella ocasión en el parque, sin embargo esta vez, ella correspondió de la misma manera que él, con amor verdadero.

El beso comenzó a ser un poco más intenso por parte de él. Llevó su brazo izquierdo tras la cintura de ella para acercarla un poco más y poder besarla aún con mayor anhelo. Ella así lo hizo, pero unos momentos después, posó su mano sobre el pecho del chico, logrando hacer distancia entre ambos

Kiba: disculpa.. –dijo reponiendo el aire perdido- no quise hacerte sentir incómoda

Hinata: Kiba-kun.. –llamó su atención- tu.. ¿estuviste con Karui? –preguntó

Él se sonrojó a sobre manera, no esperaba que ella le preguntara algo similar. No supo que cara poner ni mucho menos donde esconder su rostro. Sabía que los colores lo delataban

Kiba: bueno, yo.. –tartamudeó- yo.. ¿por qué me estas preguntando eso?

Hinata: entonces si.. –dedujo, mostrando algo de incomodidad en sus palabras

Kiba: ahh, bueno.. no es lo que tu piensas –respondió rápidamente

Hinata: ¿entonces? –cuestionó

Kiba: te seré sincero.. –dijo sonrojándose levemente- si estuve con ella pero.. –hizo una pausa

Hinata: ¿pero?

Kiba: pero fue.. más que nada porque ambos somos muy impulsivos –respondió- cuando salíamos la pasábamos bien, pero no era una “relación” con futuro.. –hizo una mueca- era algo más para pasar el rato..

Hinata: no pensé que tu fueras de esos, Kiba-kun –dijo algo sorprendida

Kiba: ¡y no lo soy! –se apresuró a responder- es solo que bueno, tú estabas interesada en
Naruto, yo no quería lastimarte y prefería verte feliz.. –dijo- así que.. de cierto modo.. yo tenía que seguir con mi vida pero, con Karui no era para eso

Por un momento ambos se quedaron callados; él se mostraba algo incómodo y acalorado por las preguntas. De pronto ella rompió el silencio

Hinata: ¿y que se siente?

Los colores se le subieron al máximo al Inuzuka. Una nube de vapor salió de su cabeza a presión. Comenzó a mover la cabeza de un lado a otro, moviéndola descuidadamente y sudando en frio

Kiba: es que bueno.. –tartamudeó nerviosamente- ¿por qué preguntas esas cosas?

Hinata: quiero saberlo.. –dijo- por favor respóndeme

Kiba: bueno.. –dijo, seguía bastante apenado- es algo que no sé cómo explicarlo con palabras Hinata, es una sensación muy placentera pero con ella solo era entretenido, ummm… creo que eso no se oye bien..

Hinata: ¿podríamos intentarlo? –preguntó sonrojada

Kiba: ¿qué?

Los colores se le subieron aún más al rostro y nuevamente esa espesa nube de vapor salió por la parte superior de su cabeza. Se encontraba sumamente nervioso por la insinuación de la ojiperla

Hinata: si.. ya sabes.. –respondió jugando con sus dedos índice, muy sonrojada- eso

Kiba: ¡¿pero qué cosas dices Hinata?! –gritó muy nervioso

Hinata: tú ya experimentaste muchas cosas con ella.. –respondió- pero yo quiero experimentarlas por primera vez contigo

Kiba: ehh.. esto no es un juego Hinata –dijo aún con los colores subidos de tono- para tomar esa clase de decisiones –se tranquilizó un poco- uno tiene que estar muy seguro y..

No pudo terminar. Ella tomó una de sus manos y la llevó a uno de sus pechos. La suavidad del tacto hizo que se le congelaran las ideas en ese momento. Miró detenidamente su mano sobre la voluminosa parte del cuerpo de la chica; tragó saliva con algo de dificultad mientras encontraba el valor para mirarla a la cara. Estaba demasiado sonrojado y al verla, comprobó que ella estaba igual, pero sin hacer ningún gesto

Hinata: estoy segura

Kiba: Hinata.. –logró retirar su mano- ¿lo dices.. enserio?

Hinata: si..

Ella se inclinó levemente a su compañero para besarlo nuevamente, y él, aunque aún algo sorprendido, correspondió. Llevó su mano derecha a una de las mejillas de su compañera para sentir su piel. Deslizó su otra mano por detrás de su nuca hasta llegar a su espalda baja, atrayendo la así, hacia él.  Poco a poco los besos comenzaron a subir de tono, mientras ella subía sus manos por el pecho de su compañero hasta rodear su cuello.

El Inuzuka bajó su mano derecha por el costado de su compañera hasta llegar a la cintura de ella. Lentamente comenzó a bajar sus manos por entre sus muslos, recorriendo hábilmente la pierna de ella hasta llegar al inicio de la falda que llevaba puesta. La atrajo aún más hacia él, los besos cada vez eran más apasionados y ella comenzó a soltar pequeños suspiros cada que sentía le faltaba el aire.

Eso le gustó; comenzó a inclinar su cuerpo hacia delante, ocasionando que el de ella comenzara a descender a la cama para al fin quedar tendida sobre ella. La vio ahí, tan bella y sonrojada, tímida pero decidida, le gustaba aún más. Jamás en sus más locos sueños imaginó que llegaría el momento en que ella estaría sobre su cama, pidiéndole que la tocara.

Se abalanzó y se recostó sobre ella. Su mano derecha seguía acariciando su pierna y con la otra mantenía el equilibrio para no aplastarla por completo con su peso. Ella llevó sus delicadas manos al pecho de su compañero, comenzando a desabrochar los botones de su camisa con algo de nerviosismo.

Kiba: ¿segura? –interrumpió su labor

Ella levantó la vista para toparse con la mirada intensa del castaño; en ese momento sintió un escalofrío recorrer su cuerpo. Se intimidó levemente pero luego continuó con su labor. Cuando desabrochó el último de los botones de su camisa, ayudó a quitársela a su compañero y ahora ella habló

Hinata: no me vuelvas a preguntar, lo estoy –respondió segura

Sonrió levemente antes de acercarse a besarla nuevamente. Comenzó a subir su mano por su pierna, tocando la delicada piel de su compañera, mientras ella acariciaba suavemente su pecho, brazos y espalda. Besaba apasionadamente sus labios logrando introducir su lengua para juguetear con la de ella. Rodeó su rostro hasta llegar a su cuello. Lo besó, lo mordisqueó, pasó su lengua por su largo cuello hasta llegar al lóbulo de su oreja, el cual mordisqueó leve y eróticamente. Ella ya no pudo contenerse más y soltó el primer gemido de la noche.

Hinata: Kiba-kun.. –gimió en su oído

Sintió como la piel se le erizó por completo y volvió a mordisquear su cuello; ella volvió a gemir su nombre. Levantó su cuerpo levemente para poder apreciar mejor el cuerpo de su compañera. La falda estaba bastante arriba de lo normal, su mano aun acariciando la pierna, podía casi sentir el elástico de la ropa interior de ella; subió la vista y miró los primeros dos botones de su blusa desabrochados, dejando apreciar notoriamente la curvatura de sus pechos. Se mordió los labios al imaginarse bajar por ese camino.

Se removió un poco sobre el cuerpo de ella cuando intentó bajar por su cuello para llegar a sus pechos. Ella dejó salir un suspiro al sentir un bulto entre sus piernas, ocasionando que se sintiera incómoda por la presión que ejercía sobre la zona baja de su vientre.

Hinata: Kiba-kun.. –repitió

Kiba: -se levantó levemente- Hinata.. –dijo- es la última vez que te lo pregunto.. –ella lo miró- porque una vez pase de este punto.. –tragó saliva- no voy a poder contenerme más

Hinata: ¿por qué sigues preguntando eso? –respondió sonrojada- ya te dije que si

Él se mordió el labio inferior impaciente mientras no dejaba de clavar su vista en ella.

Hinata: por cierto.. –dijo- hay algo que.. –se removió un poco bajo el cuerpo de su compañero- me está lastimando abajo.. algo duro..

Su compañero sonrió maliciosamente mientras ocultaba su rostro en el cuello de ella, para volver a besarlo y saborearlo; suspiró

Kiba: eso.. –respondió con voz gruesa en su oído- es lo que te voy a meter..

Hinata: ¡¡Kiba-kun!! –soltó con tono de sorpresa, bastante sonrojada

Kiba: por eso te digo.. –volvió a morder su lóbulo- ya no me pienso detener

Hinata: no te estoy pidiendo que lo hagas..

Sus ojos brillaron por el deseo de hacerla suya. Llevó ambas manos hacia la blusa de ella, la tomó por ambos lados y de un tirón, desprendió todos los botones. Al mirar vio sus grandes pechos perfectamente acuñados en un sostén de encaje color celeste. Su instinto cada vez le pedía más que se dejara llevar, pero sabía debía controlarse con ella, lento, pero seguro.

Al fin subió sus manos y tocó uno de ellos. Tan grande que no podía tomarlo completamente solo con una mano, pero al mismo tiempo tan suave y firme como se imaginó sería. Miró el rostro de ella, seguía muy sonrojada. Comenzó a besar su cuello y a descender en un camino de besos hasta llegar a uno de los tirantes del sujetador; con su mano suelta, tomó el otro seno y comenzó a masajear esa zona. A ella le gustó, sintió como sus pezones comenzaron a ponerse más duros a través  del encaje.

Retiró los tirantes lo más que pudo, dejando un camino de besos a su paso. Metió entre el sujetador su mano para poder hacer contacto con su suave piel. Al sentir uno de los pezones no dudó ni un segundo antes de comenzar a lamerlo, lenta y tortuosamente. Ella se removía ante el placer que le brindaba su compañero mientras gemía. Lo metió completamente dentro de su boca, succionando primero lentamente y después con mayor fuerza y rapidez, mientras apretaba con fuerza su contraparte. Cambió de seno, atendiéndolo con igual ímpetu entre sus labios.

La Hyuga se incorporó levemente y el Inuzuka aprovechó para desabrochar el sujetador y quitarlo de su camino. Ambos senos rebotaron al acostarse nuevamente sobre la cama. Él se abalanzó nuevamente sobre ellos, con el mismo anhelo que segundos atrás. Apretó y besó los grandes pechos hasta saciarse.

Bajó una de sus manos hacia su pierna, donde se había quedado momentos antes; terminó de seguir su camino hasta llegar a la ropa interior de ella. La tomó de la parte superior y comenzó a bajarla para sacarla por completo; ella cooperó en todo momento. Llevó su mano hasta el botón de su pantalón y lo desabotonó; bajó la cremallera mientras él comenzaba a deslizar sus dedos por entre sus pliegues vaginales. Un respingo la hizo estremecer y para calmar sus ansias se volvieron a besar.

De un momento a otro, entre besos y caricias, lograron sacarse el resto de la ropa que les estorbaba. Con uno de sus dedos comenzó a penetrar su interior, ella solo se removió un poco al sentirse invadida. Cada vez que él se introducía un poco más, ella se movía. Era una extraña sensación que combinaba placer con dolor. Cuando aumentó la cantidad de dedos y la velocidad dentro de sí, no pudo, y soltó aún más gemidos de los que había dejado escapar hasta el momento

Hinata: Kiba-kun.. –logró gemir

Kiba: ahora si.. –susurró

Tomó su miembro y al colocarlo en la entrada de ella, sintió como una mano sobre su hombro lo detenía. Miró a la chica

Hinata: con delicadeza.. –pronunció entre gemidos

Sonrió al escucharla pronunciar esas palabras, pero al concentrarse nuevamente en lo suyo e intentar introducirse en ella, la sensación erizante del tacto de su piel, lo hizo enloquecer y entró de golpe. Solo sintió como ella se retorció por el dolor mientras enterraba sus uñas en la espalda de él, molestándolo un poco.

Hinata: aghh.. –gimió adolorida- que cruel Kiba-kun..

Kiba: perdón.. –dijo- no me pude resistir

Nuevamente llegó a su cuello. Mientras ella se acostumbraba al miembro que la invadía, él aspiraba profundamente el aroma de su compañera, besándola. Cuando la sintió más relajada, comenzó a moverse lentamente; ella de nuevo encajó sus uñas en los brazos de él pero esto no lo detuvo, continuó moviéndose en un leve vaivén mientras la escuchaba gemir algo lastimosamente pero al mismo tiempo escapándosele pequeños suspiros.

Continuó con su movimiento de caderas intensificando en cada embestida; el ruido del choque de caderas lo hacía enloquecer, hundía su pelvis lo más que fuera posible para sentirla suya. Ella, sentía que en cada embestida que le daba, enloquecía más; aunque al principio fue doloroso como imaginó, las sensaciones que ahora recorrían su cuerpo la estremecían por completo. Recorrer la piel de él, sus brazos, pecho y espalda tan firmes la excitaban aún más. Sentir sus manos sobre sus pechos, masajeándolos, besándolos, lamiéndolos, la hacían gemir de placer.

Pasaron los minutos, entre embestidas, besos, caricias, gemidos.. el éxtasis que sintieron ambos culminó en un increíble orgasmo, que para ella fue el primero, de muchos..

Una vez terminado el acto, recostados en la cama, sudados, cansados, extasiados, dormitaban abrazados después de la extenuante actividad física. La peli negro giró a ver a su compañero..

Hinata: Kiba-kun.. –lo llamó

Kiba: ¿hum? –la miró- ¿qué sucede, Hinata?

Hinata: ¿después de esto.. –titubeó- tú y yo…? –no pudo terminar, él la besó

Kiba: por supuesto –sonrió ampliamente- no te dejaré ir después de esto

Ella sonrió, realmente estaba feliz en sus brazos

Kiba: de hecho –interrumpió- creo que ya estoy listo, ¿y tú? –sonrió con picardía

Hinata: ¿para qué? –preguntó ingenua

Kiba: creo que debemos recuperar todo el tiempo perdido, ¿o no? –pronunció sensualmente cerca de su oído.

Hinata: ¡Kiba-kun! –se sonrojó

Se volvieron a besar, y bajo las cobijas, continuaron entregándose el uno al otro.

********************** Fin Flash back***************************

La pelirosa observaba a su amiga, verdaderamente impactada. Su rostro reflejaba un verdadero asombro ante las palabras dichas por la ojiperla. Tuvo que parpadear un par de veces mientras recobraba un poco los sentidos y así poder hablar. En cambio su compañera, miraba el suelo con una sonrisa en los labios y un ligero sonrojo.

Sakura: wow.. –dijo al fin, saliendo de su sorpresa- vaya, en verdad.. –se aclaró la garganta- no esperaba que Kiba y tú.. bueno, eso

Hinata: ¿te sorprende? –preguntó mientras la volteaba a ver

Sakura: si.. –respondió- la verdad si me impresionó mucho, Hinata.. mm.. no esperaba que.. –se rascó levemente la cien- pasara eso entre ustedes, digo.. –la miró- si sabía que Kiba estaba enamorado de ti pero jamás imagine que al momento de ustedes comenzar algo.. sucediera algo mucho más intenso..

Hinata: ¿entonces tu sabías que Kiba-kun estaba enamorado de mí? –preguntó

Sakura: Hinata.. –la miró- todos sabíamos que él estaba enamorado de ti, pero era algo que no es de nuestra incumbencia.. si él no lo hacía, nosotros no teníamos por qué hacerlo

Hinata: ya veo.. –dijo- pero tienes razón, no pensé que.. –se sonrojó un poco- al darme cuenta de mis sentimientos por él, las cosas terminarían así, pero.. –la miró- gracias a esto puedo comprender mejor tu relación con Naruto

Sakura: pero lo nuestro no es así.. –bajó la mirada

Hinata: aun así Sakura.. -dijo- creo que ha llegado el momento de hablar con él, ¿no lo crees?

Sakura: pero no hay nada de qué hablar.. –respondió

Hinata: tienes muchas más cosas que hablar con él, más de las que tenías que hablar conmigo –contestó

Sakura: no.. no creo que.. –la interrumpió

Hinata: Sakura –con voz firme- deja de ser tan obstinada y acepta que aún lo quieres

Sakura: pero yo.. –titubeó- n.. no.. no lo niego.. el problema es Shion..

Hinata: habla con él.. –volvió a decir con firmeza

Sakura: pero.. yo estoy con Sasuke-kun y..

Hinata: habla.. con él

La firmeza con la que su amiga se expresaba en ese momento, la impresionó, jamás la había visto actuar de una forma tan decidida y menos con un tema que le acababa de causar un gran dolor. Era un motivo más para admirarla. Sin embargo, sabía que por la forma en que se expresaba y la seguridad que emanaba, debía tener razón.

Meditó un poco sobre la situación. Acababa de recobrar la amistad con una de sus mejores amigas, quizá todo estaba comenzando a mejorar en su vida.

Sakura: bien.. –dijo- hablaré con él, pero.. no sé cuándo vaya a casa –agregó

Hinata: quizá vaya dentro de dos días –sonrió

Sakura: ¿qué? ¿por qué? –preguntó

Hinata: Sakura.. –sonrió divertida- es tu cumpleaños

Se impresionó. Con todo lo que había pasado en su vida, había olvidado por completo que la fecha de su cumpleaños estaba próxima. Dos días para ser mayor de edad. Bajó la mirada algo sorprendida y pensativa.

Sakura: es verdad –respondió- con tantas cosas en mi cabeza.. hasta lo había olvidado

Hinata: bueno –llamó su atención- por lo menos ahora tienes un asunto menos de que preocuparte –sonrió cálidamente

Sakura: gracias Hinata

La pelirosa abrazó a su amiga como gesto de agradecimiento, y al mismo tiempo, para sentirse reconfortada. Continuaron platicando por un par de horas más, como en los viejos tiempos; había que recuperar el tiempo perdido.
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Mar Nov 05, 2019 7:30 am

@mayasorita escribió:hola, hola, bueno, ya me toca lo de la mudanza, asi que ahora traigo mi fic para aca, espero les guste, va a ser un poco largo, la trama se desarrolla en 2 años, y bueno, ustedes juzgaran que les parece, sin mas, aqui les empiezo a publicar los caps, subire todos hasta el 12, que es donde me quede en el otro foro y el 13, que es el que toca, en fin, disfruten  Onion ok  Onion bye


Cap 1: nunca cambia…

Spoiler:
Se encontraba amaneciendo; los tenues rayos del sol apenas empezaban a ser perceptibles a través de la ventana de la habitación de una chica, la cual, yacía aun en su cama dormida, tan plácidamente y ensimismada en un profundo y placentero sueño, que parecía no tomarle mucha importancia al insistente repiqueo del despertador. Después de unos segundos más escuchando ese molesto sonido, la joven estiro la mano para apagarlo; se movió un poco como no queriendo salir aun de su trance, se tapo la cabeza con sus sabanas y se acurró

La joven de cabello rosado y ojos verdes aun quería seguir descansando, tanto que no le importaba llegar tarde a la escuela, total, era el primer día del curso así que no se perdería de gran cosa si llegaba unos minutos después. Todo era total calma…

Lentamente se empezó a abrir la puerta del cuarto y una mujer de larga cabellera comenzó a acercarse sigilosamente a la cama; al notar que su hija no tenía intenciones de levantarse sonrió  mientras que con una tenue voz decía…

Mama: Sakura…-casi en susurro- Sakura hija, levántate, se te va a hacer tarde… -nuevamente en susurro sin tener respuesta- humm.. –la mujer rio para sus adentros, tomando aire a todo lo que sus pulmones le permitían y…- SAKURA DESPIERTA O VAS A LLEGAR TARDE!!! – gritó la mujer con todas sus fuerzas antes de salir corriendo de la habitación, mientras la pelirosa de un salto se levanto de la cama y callo a piso-

Sakura: KUSHINA!!!!  -grito la pelirosa resonando en toda la casa, mientras trataba de levantarse- odio que haga eso- bufó la pelirosa sentándose en la cama

Inner sakura: porque tenga una mama tan escandalosa?!! Shanarooo!! –levantando un puño

Sakura: además… todavía es temprano, no tenía por qué hacerlo… -rascándose la cabeza- en fin… -con tono de resignación- de una vez me alistaré –decía mientras se levantaba y se dirigía al baño-

Camino por su cuarto mientras empezaba a quitarse las prendas del pijama, abrió la puerta de baño y entro. Jaló la puerta corrediza de la ducha y giro el grifo para que saliera el agua y se templara, mientras regresaba a su habitación en dirección al armario, lo abrió  y miro su uniforme por unos segundos antes de tomarlo. Lo aventó sobre la cama antes de inclinarse a sacar otras prendas de una cajonera y de igual modo los colocó sobre la cama. Cerró  la puerta  del baño mientras terminaba de desvestirse y entro a la regadera

Unos minutos después Sakura ya había salido de ducharse con una expresión más serena y se había puesto su ropa interior; miró nuevamente el uniforme y la expresión tranquila cambio a una más triste…

Sakura: humm… -dio un gemido de resignación- este año no será lo mismo sin ti… Sasuke-kun – dicho esto tomo su uniforme y empezó a ponérselo

Primero su camisa blanca de botones y manga corta, tan larga que le tapaba su panti, después se colocó sus calcetas negras hasta un poco mas debajo de las rodillas, prosiguió con la falda de tablones negra, esta le llegaba a media pierna. Tomó el chaleco negro, el cual llevaba bordado en el lado derecho el lago de la institución y lo abotonó todo; por último el listón rojo que pasó por su cuello para formar el moño. Una vez terminada esta rutina, se dirigió al espejó, tomo el cepillo y empezó a pasarlo por su larga y sedosa cabellera rosa, unos minutos después tomó una diadema –o tiara- y la colocó en su cabeza, acomodando un poco su flequillo.

Sakura: humm… -dio otro gemido de resignación- y más aun con este uniforme tan… deprimente –bufó

Inner: pero no cabe duda, realmente me veo hermosa en este uniforme, shaaa –con aires de grandeza

Se acercó a su buró y tomó un perfume, el cual roció sobre sí, impregnando la habitación con olor a cerezas

Sakura: bien… -colocó el perfume de nuevo en su lugar, dando otro gemido de resignación entremezclado con un poco de “energía”, por así decirlo- es hora de irme –dicho esto se miro por última vez en el espejo de cuerpo completo, tomó su mochila, celular, llaves y cartera y salió de la habitación-

Bajó las escaleras y un delicioso aroma se hizo presente en la habitación, dejó su bolso sobre uno de los sillones más cercanos a la puerta y se dirigió a la cocina, viendo en ella a una mujer alta, con una cabellera larga y rojiza, una tez igual de pálida que la de la peli rosa, eran my parecidas, solo que la mujer tenía los ojos color gris. Ella vestía un traje de oficina, una blusa de manga larga color gris bajo un saco y una falda negra que le llegaba a las rodillas, además de traer un reloj en la mano derecha y un ligero maquillaje en su rostro

Kushina: valla, veo que ya te despertaste Sakura… -decía la peli roja, la cual se encontraba de espaldas, sirviendo algo en unos platos- me alegra

Sakura: como no hacerlo mamá, con tus gritos es imposible seguir durmiendo –dijo esto mientras jalaba una silla del comedor y se sentaba frente a la mesa- nose como tienes tantas energías tan temprano –bufó mientras colocaba su rostro sobre sus manos encima de la mesa-

Kushina: pues ya vez –con una sonrisa, tomó los platos y dio media vuelta- baja los brazos de la mesa –dijo con un tono de enojo mientras caminaba a la mesa y dejaba los platos- espero que te guste hija-sonrió

Sakura: humm… -miró el plato- se ve delicioso mamá, gracias, itadakimasu!! –con una gran sonrisa tomo los cubiertos y empezó a comer su desayuno-

Kushina: me esforcé, hoy es tu primer día en el instituto y necesitaras energía-dicho esto, empezó a degustar el desayuno-

Sakura: si..- dijo con un tono de desaire mientras bajaba los cubiertos- otro ciclo escolar mas… pero sin el –esto último en un susurro-

Kushina: humm… ¿Por qué esa cara Sakura?, es tu primer día… no me digas que aun estas triste porque ese chico Uchiha se fue, solo será un año –decía con un tono de preocupación por la actitud de su hija-

Sakura: si, lose mamá, pero aun así… no puedo evitar sentirme triste –bajo nuevamente la mirada-

Kushina: humm… -igualmente bajo la mirada con tristeza- bueno entonces… si quieres no desayunes –con un tono aun más triste-

Sakura: eh?? –levanto la mirada sorprendida-

Kushina: si, cuando estas triste se te va el apetito… así que…

Sakura: no mamá, claro que no –moviendo los brazos- tú hiciste este desayuno especialmente para mí en este día, no puedo dejarlo así nada mas –esbozó una sonrisilla sincera- además, esta delicioso –tomó otro bocado de comida-

Kushina: bien… me alegra –con una sonrisa- y cuál es tu plan para hoy?? –un tanto curiosa-

Sakura: humm… pues aun no estoy segura, tal vez valla con Ino después de la escuela, y el tuyo??

Kushina: hoy tendré un almuerzo con el nuevo jefe del departamento de ventas y luego una reunión para hablar sobre… demonios!! –Grito mientras de un tirón se levantaba de la mesa- ya se me hizo tarde –empezó a correr en dirección a la sala- es tarde, muy tarde

Sakura: humm… y a mí fue a la que me levanto tan eufóricamente –pensó la peli rosa mientras miraba la escena- llegaras tarde?? –dijo refiriéndose a la hora de llegada después de su jornada laboral-

Kushina: que tarde es!!! –mientras tomaba su portafolio- probablemente sí, haber, portafolio, laptop, bolso, cartera, celular, llaves… si tengo todo –mientras miraba sus cosas y tocaba algunos de sus bolcillos- lo más seguro es que si, así que por favor… prepara la cena, por cierto, tu almuerzo está en la cocina –mientras entraba al recibidor y se ponía los zapatos-

Sakura: ya veo –se acerco a su madre- te veo en la noche –soltó una sonrisa

Kushina: hasta la noche amor- dio un beso a su hija en la frete y salió de la casa

Sakura: nunca cambia… -sonrió para sí misma y regresó a la cocina

Minutos después Sakura se encontraba con su mochila en brazo, cerrando la puerta de su casa con dirección a la escuela


El sol estaba saliendo y un despertador sonando con un insistente y molesto repiqueo. El chico estiró su mano y de un manotazo apago el aparato para después taparse por completo con las cobijas. Giro algunas veces en la cama y siguió con su sueño. De pronto, un delicioso aroma impregno la habitación, haciendo que el chico descobijara parte de su rostro para olfatear mejor, dejando ver una cabellera rubia muy despeinada

Chico: huele delicioso… pero si bajo ahora mi papa se dará cuenta que aun no estoy listo… rayos…- pronunció en un susurro el joven-

X: eh, déjate de tonterías, ya sé que aun estas acostado y se te hace tarde, Naruto –dijo una voz masculina desde el marco de la puerta-

Naruto: eh? –se quedo estático y trago saliva antes de voltear lentamente a la puerta- ehh… este… papa… hehe… que haces aquí?? –con un poco de nerviosismo en su voz-

Papa: que, qué hago aquí??, vine a asegurarme de que te levantes y nose te haga tarde para ir a la escuela… como siempre –decía un hombre alto de tez pálida, con una cabellera rubia en punta y patillas, todo revuelto, y unos ojos azules, mientras se acercaba a la cama del joven y le esbozaba una gran sonrisa-

Naruto: papa, ya estoy grande, yo solo puedo despertarme para ir a la prepa –mientras se sentaba en la cama un joven de igual cabellera, rubia y desalineada, solo que sin patillas, con los mismos ojos de color azul profundo, la única diferencia además de la edad, era el color de piel, esta era un poco morena, como bronceada y 3 marcas en cada lado de la cara, asemejando bigotes -

Papa: si claro, ya tienes 17 y aun tengo que venir a despertarse, sino, no te levantarías –inclinó su cuerpo para quedar sus rostros frente a frente- aun eres como un niño pequeño –rio para sí mismo-

Naruto: claro que no –levantándose- yo puedo solo –soltó un puchero mientras se cruzaba de brazos-

Papa: hahahaha, lo ves, eres un niño grande y siempre lo serás – dijo el rubio incorporándose y llevando sus manos a los costados de su cintura-

Naruto: que no es cierto!! –con un tono de molestia y fastidio del ojiazul -

Papa: primero dejo de llamarme Minato Namikaze antes de que tu dejes de ser un niño –empezó a caminar a la puerta aun con su pose; luego se detuvo y  volteo a ver a Naruto- date prisa o en verdad se te ara tarde Naruto –y salió de la habitación

Naruto: eso ya lose papa… no tienes que recordarme que es mi primer día en esta escuela –bufó mientras entraba en el baño-

Giró las llaves de la regadera y dejo caer el agua por unos minutos. Una vez duchado regresó a su habitación y de su armario tomo su nuevo uniforme escolar, dejándolo en la cama con un gesto de decepción

Naruto: pero que triste es este uniforme –mientras lo observaba con desdén- así de aburrida debe ser esta escuela… en fin, que mas da- se inclino para tomar la primera prenda

Se colocó una camisa negra con una espiral naranja en el centro, esta no era parte del uniforme, pero al rubio le gustaba, una vez puesta sobre ella colocó una camisa blanca de botones y manga corta con el escudo de la institución en la manga derecha, la cual abotono de abajo hacia arriba, dejando suelto el primer hoyuelo. Se puso sus pantalones negros y el cinturón, sin fajar su camisa. Por último tomó la corbata, el odiaba las corbatas, pero era parte del uniforme, así que la acomodó en su sitio dejándola un poco suelta. Se miraba desalineado… pero sexy

Naruto: perfecto, me veo genial como siempre – se vanaglorió el mismo viéndose en el espejo- ahora, el toque final- tomo una locación y se impregnó con ella al igual que la habitación- ahora debo sacar mi mochila, donde la deje??- mirando a todos lados para localizarla- rayos,… las cajas –decía con fastidio

En la habitación del moreno se encontraban varias cajas de mudanza en el piso, varias de ellas aun cerradas, que impedían el transito libre en aquella habitación. Con molestia el ojiazul buscó en una de las cajas abiertas y después de unos segundos de minuciosa observación, metió la mano y sacó una mochila  azul marino

Naruto: aquí esta!- grito con entusiasmo el joven- sabia que ya la había visto, hehehe –dejó escapar una sonrisa mientras se levantaba y empezaba a meter sus cuadernos. También tomó su cartera, celular y llaves e inmediatamente salió de su habitación

Se encontraba ya en la planta baja, dejo su mochila y demás cosas sobre una mesa junto a las escaleras e ingresó a la cocina. Miró a su padre lavándose las manos, traía un traje de oficina color azul oscuro y debajo una camisa manga larga blanca y una corbata negra, lo miró unos segundos y después volteó. En la mesa, pudo observar un plato y unos cubiertos; servido el desayuno tenía

Naruto: se ve delicioso papa –sentándose en la mesa con una gran sonrisa- itadakimasu!! –empezó a devorar el contenido del plato

Minato: en verdad espero que te guste –decía el rubio mayor sentándose en la mesa frente a su hijo- … ya sabes que tienes que comportarte bien Naruto –dijo con un tono un tanto esperanzado

Naruto: eso intentare, sabes que ser el nuevo de la escuela a veces trae algunos problemas –dijo con indiferencia sin voltear a verlo

Minato: eso es lo que me temo –suspiro resignado- será tu primer día en la escuela de Konoha, por favor, pórtate bien

Naruto: ya te dije que lo intentare papa –sonó un tanto irritado

Minato: bien… -mas resignado aun- ya terminaste de acomodar las cosas de tu habitación?? –decía con intriga-

Naruto: claro que no –volteo a verlo con un gesto de incredulidad- apenas llegamos hace dos días y ayer estuvimos fuera casi toda la tarde comprando las cosas de la escuela, no he tenido tiempo para acomodar las cosas de la mudanza –volviendo su vista al plato- además es un fastidio –bufó burlonamente-

Minato: lose, hehehe –rio por el gesto de su hijo- yo tampoco he terminado –mientras degustaba un poco de su desayuno

Naruto: en la tarde que regreses terminaremos de sacar las cosas, no quiero más cajas regadas por toda la casa –decía expresando una gran sonrisa zorruna-

Minato: de acuerdo… quieres que te lleve?? –pregunto curioso-

Naruto: no, no es necesario, no esta tan lejos, además… -miro a su padre- no quiero que se te haga tarde por llevarme –sonrió-

Minato: de acuerdo Naruto –sonrió y se levanto de su lugar rumbo a otra habitación-

Naruto: una nueva escuela –pensó- que clase de alumnos estarán ahí?? –sonrió-

Minato: bueno Naruto, nos veremos más tarde –decía el hombre con su portafolios bajo el brazo, mientras se dirigía al recibidor a ponerse sus zapatos- ah! Por cierto…

Naruto: humm?? –Naruto lo miro con intriga-

Minato: tu almuerzo está en la cocina… no causes problemas –dijo esto último antes de cerrar la puerta e irse

Naruto: hehehe… nunca cambia-mientras miraba el pasillo-

Minutos después, Naruto se encontraba cerrando la puerta de la casa, con todas sus cosas para irse a la escuela


Cap 2: Algo mas… akamaru!!!

Spoiler:
La peli rosa caminaba alegremente por la calle, observando y apreciando todo a su alrededor, los niños tomados de la mano con sus madres con rumbo a su escuela, varias tiendas apenas abriendo sus puertas, el olor a humedad aun en el ambiente, el sonido de los pájaros en las copas de los grandes árboles que adornaban la calle por la cual ella caminaba… todo, todo parecía ser realmente hermoso ese día

Caminó un poco mas hasta llegar a la esquina donde terminaban el parque y la calle, notando que ahí se encontraba una china de la misma edad, con igual piel blanquecina, solo que ella estaba más dotada que Sakura en cuanto a atributos delanteros nos referimos, además contaba con una larga cabellera, aun mas que la de Sakura, solo que esta era rubia y traía puesta la misma vestimenta que la peli rosa.

Sakura: Ino!! –gritó a lo lejos y apresuró el paso

Ino: ah?? –la chica volteó a ver quien la había llamado, dejando ver sus hermosos ojos azules, esbozó una sonrisa pícara – ya era hora frentona, ya me estaba impacientando –decía con un tono de reproche en su voz

Sakura: disculpa –se rasco una de sus coloradas mejillas- es que venía pensando

Ino: y en qué? –decía mientras empezaba la marcha cruzando la calle

Sakura: ah?! –la tomó por sorpresa la actitud de la rubia, corrió unos pasos y luego igualó la velocidad de su amiga- en lo hermoso que es este día –con una gran sonrisa

Ino: humm... –miró con ternura a la ojijade- me alegra que ya estés de mejor ánimo –sonrió sinceramente- por un momento creí que aun estarías deprimida por la partida de Sasu… -se interrumpió ella misma al darse cuenta de lo indiscreta que iba a ser-

Sakura: humm… -bajo la mirada con tristeza y detuvo su marcha- Sasuke-kun –exclamó con pesadez

Ino: ah… -volteo a verla con preocupación; unos segundos después trato de dibujar en su rostro una sonrisa nerviosa mientras agitaba sus brazos- ahh.. frentona, no te deprimas, disculpa, no fue mi intención recordarte eso –

Sakura: humm… -levanto nuevamente su mirada y prosiguió con su marcha, sin cambiar su expresión- no te preocupes Ino, tarde o temprano, al estar en la escuela lo recordaría, tu solo te adelantaste

Ino: lose pero… a veces suelo ser imprudente y lo sabes –decía mientras se rascaba la cabeza y dejaba salir una sonrisa nerviosa

Sakura: a veces?? –dijo la peli rosa con un tono de ironía en su voz mientras su semblante cambiaba un poco- más bien yo diría que muchas veces, sí, la mayor parte del tiempo -sonrió

Ino: ey no te burles frentona –amenazó la rubia a su amiga

Sakura: hehehe –rio un poco- aun así… -bajó nuevamente la vista- no sabes cuánto desearía que él no se hubiera ido –expresó con tristeza en su voz

Ino: Sakura… -la miro con algo de tristeza y apoyó su mano sobre el hombro de su amiga- solo se fue por un año, además… que no quedaron como “algo más”, que amigos??... –sonrió la ojiazul

Sakura: bueno, eso sí –levanto la mirada con un poco de orgullo ante aquellas palabras y levanto un poco el pecho- me costó mucho trabajo, años para que el me volteara a ver… pero aun así… -relajo sus hombros con un tanto de tristeza- el no quiso que formalizáramos nada

Ino: eh?? –con intriga en su voz- haber Sakura, no comprendo, que no te había dicho que también le gustabas?? –pregunto la rubia con gran intriga y confusión en su voz

Sakura: si.. –mirada al frente mientras seguían caminando- me dijo que también le gustaba, pero que no quería formalizar nada hasta que regresara de Suna - decía dándole mucha importancia al asunto, cosa por lo cual Ino estaba muy atenta

Ino: pero por qué?? –decía con frustración- por qué si ambos se gustaban?? –aun sin comprender

Sakura: decía.. –con un tono triste- que para qué formalizar una relación en estos momentos si igual el tendría que irse por un año –dando un suspiro de resignación-

Ino: eh…?? –con una cara de frustración- y tu aceptaste, cierto? –con una voz reprochante ante tal acción

Sakura: si… -dijo en un susurro triste

Ino: hay Sakura, no entiendo el por qué hicieron eso –llevándose una mano al rostro- si ambos se gustaban la distancia no hubiera sido un impedimento, amenos… -guardo silencio con un tono un tanto desconfiado

Sakura: a menos que, qué Ino?? –la peli rosa volteó a ver a su amiga

Ino: a menos que no quisiera tener compromiso por si se le presentaba una oportunidad de ligar en Suna –dijo un tanto impresionada

Sakura: eh??.. –la ojijade se detuvo en seco al escuchar la teoría de la ojiazul

Inner: no, no, no, no, no, no, NO!!!, Ino puerca saca esas ideas de tu cabeza, él es solo mío!! –tirando puñetazos

Se sentía una tención en el ambiente gracias a la “gran” idea que había tenia la joven rubia, ¿cómo era posible siquiera pensar eso? Sasuke, SU Sasuke-kun no quiso formalizar una relación antes de irse a Suna, por si se le presentaba la oportunidad de ligarse a otra??  NO, eso no podía ser, pero… entonces porque no hacerlo, es cierto que la distancia no es el mejor factor en una relación, pero… el no sería capaz, nunca… o sí?? Sería capaz de realmente tener una relación fugaz o varias estando en otro país??

La ojiverde trago saliva pesadamente, el siquiera considerar esa posibilidad hacia que su corazón se partiera en mil pedazos, no podía… no quería imaginarse esa situación. Los minutos comenzaron a pasar, parecían eternos, hasta que una voz sacó a la peli rosa de su trance…

Ino: Sakura responde!! –grito Ino mientras agitaba a su amiga por los hombros

Sakura: eh?? –saliendo de su trance- que… que sucede Ino?? –algo perdida ante la situación

Ino: me espantaste frentuda –grito furiosa- te quedaste callada y por más que te hablaba no me respondías

Sakura: ahh.. lo siento Ino, es que… –entristeció- pensar en esa posibilidad me dejo… helada

Ino: lo siento –bajo la cabeza con resignación-  no debí… decir eso

Sakura: no… no te preocupes Ino –le dedico una cálida sonrisa- sigamos, se hace tarde

Ino: ah… segura?? –dijo con un timbre de voz un tanto inseguro

Sakura: humm… -la miro a los ojos con arrogancia- claro que si Ino puerca

Ino: ey! No me digas así frentuda –subiéndosele los colores al rostro

Sakura: cómo?? Puerca?? –su voz era arrogante. Sacó su lengua mientras se jalaba el parpado inferior izquierdo, y empezaba a correr en dirección a la escuela

Ino: ya verás frente sota, me las pagaras!! –sentenció la rubia antes de comenzar a correr tras su amiga


No muy lejos de ahí un rubio caminaba por las calles de la ciudad de Konoha, observaba el paisaje matutino, las acogedoras calles, con gente caminando en ellas a pesar de ser tan temprano; observaba los puestos y tiendas que se encontraban del otro lado de la acera, disfrutaba el oír a los pájaros dedicar su melodía a cualquiera que pasara por ese lugar, después de todo, no parecía ser una ciudad tan aburrida como el moreno había pensado, al contrario, a lo mejor resultaba ser un lindo lugar para vivir. Se acercaba a un cruce peatonal, cuando de pronto una pequeña sombra pasa por entre sus piernas provocando que casi perdiera el equilibrio…

Naruto: pero que… -dijo el ojiazul tratando de no perder el equilibrio- que fue eso?? –levanto su rostro y alcanzó a ver como un camión que iba a toda velocidad estaba a punto de atropellar a…

X: akamaru!!! –grito una voz con desesperación varios metros atrás del rubio-

Naruto: ah?? –Naruto se quedo estático

Sin voltear a ver de dónde provenía esa voz corrió con todas las fuerzas que sus piernas le permitían en dirección al cachorro. Era una carrera, velocidad vs tiempo, miraba de reojo como el camión se acercaba mas a él y al pequeño cachorro tocando cada vez con mayor número de repeticiones el claxon; no era un juego, si se equivocaba en algo, seria tarde…

Acelero lo más que pudo e inclinándose con un rápido movimiento tomo al pequeño cachorro en sus brazos, dio unos cuantos pasos más y brinco, librándose ambos de ser atropellados…

Cayó al suelo cuidando que el pequeño animalito no se golpeara, mientras escuchó pasar tras de sí el camión, aun tocando su aturdidor claxon, este se pasó el señalamiento de la calle provocando que casi chocara con un auto que por poco y no alcanza a frenar, mientras que el joven solo logro escuchar…

Conductor: chico loco, no te vuelvas a travesar!! –dirigió su grito eufórico a un Naruto sentado en medio de la calle

Naruto: hehehehe… -soltó una risilla zorruna- hemos tenido suerte, no crees?? –le dirigió su interrogación al pequeño perro blanquecino que estaba parado sobre la pierna de Naruto a la altura de su rostro- tenemos mucha suerte-afirmó

Akamaru: gua gua –(N/A: hagamos de cuenta que es el sonido con el que se expresa akamaru ^//^)---dirigió su cabeza al rostro de Naruto y le dio unos pequeños lenguazos, como muestra de agradecimiento-

Naruto: hehehe –no pudo evitar reír por las cosquillas que le causaba la lengua del pequeño- ey detente amiguito –esbozó una sonrisa zorruna- cómo te llamas??

X: akamaru!! –volvió a escuchar la voz que segundos antes lo había percatado de todo.

El ojiazul volteó para encontrarse con dos jóvenes de su misma edad que se acercaban a él a gran velocidad, uno de ellos tenía el cabello oscuro, largo, agarrado sobre su cabeza en una cola de caballo, pero aparentaba mas la forma de una piña, sus ojos igual eran oscuros y denotaban un tanto de preocupación  pero a la vez una tanto de “flojera” en ellos, moreno apenas perceptible y con una mueca de desagrado en su rostro, este corría detrás de otro joven, el cual tenía los cabellos alborotados de un color castaño, sus ojos estaban un poco rasgados y eran color chocolate. En sus mejillas llevaba dos marcas de nacimiento rojas, su color de piel era un tanto rojiza; ambos vestían el mismo uniforme que Naruto, claro el primero un poco mas arreglado que el ojiazul y el segundo igual que el. Se acercaron a toda velocidad al rubio

X: akamaru!! –grito nuevamente el chico de ojos rasgados-

Akamaru: gua gua –el pequeño animal se lanzo de la pierna de Naruto y de un brinco fue atrapado en los brazos de su dueño

X: que bueno que estas bien akamaru –lo abrazo el chico- gracias… -dijo a Naruto mientras le extendía una mano para que la tomara-

Naruto: no hay de que –dijo él, tomando la mano y levantándose

X2: estas bien??, no te paso nada??  -pregunto el segundo joven una vez que llegó donde los otros 2

Naruto: no, estoy bien, aunque estuvo cerca –suspiro mientras rascaba su nuca con el brazo izquierdo

X: gracias por salvar a akamaru, soy Kiba, Inuzuka Kiba –dijo el castaño extendiéndole la mano

Naruto: yo soy Naruto, Uzumaki Naruto –soltó al tomar la mano del otro chico- es un gusto

X2: y yo soy Shikamaru, Nara Shikamaru –de igual modo, extendió la mano al rubio

Naruto: igual Shikamaru, un gusto conocerte –tomó ahora su mano y dio una sonrisa zorruna

Kiba: eres muy rápido, salvaste a akamaru de ser atropellado por ese conductor idiota –dicho esto, acarició la cabeza del cachorro

Shikamaru: tks… -claramente disgustado- en todo caso tú tienes la culpa, gracias a tu perro casi matan a Naruto, quien sabe como hubiera acabado esto si no fuera tan hábil o lo hubiera alcanzado –dando una mueca de disgusto- si no lo trajeras esto no habría pasado

Kiba: humm, no paso a peores además ya te dije Shikamaru que es para que Hinata lo vea –esbozó con un tono de reproche

Shikamaru: aun así, no lo hubieras soltado –volteo su rostro

Naruto: a disculpen… -dijo Naruto quien había estado atento a la discusión entre ambos chicos- ustedes también pertenecen al instituto Konoha, no es así?? –decía con tono curioso

Kiba: si, así es –dijo ya más tranquilo, para luego observar que el rubio traía la misma ropa que ellos- ahh… no recuerdo haberte visto antes… eres nuevo?? –preguntó con intriga

Naruto: si –sonrió ampliamente- acabo de mudarme de la ciudad de la niebla y este será mi primer día apenas

Shika: o ya veo… -empezó a caminar, seguido de los demás- entonces bienvenido seas a Konoha –sonrió-

Kiba: si, bienvenido, seremos tus primeros amigos –levanto el pulgar en forma de aceptación (N/A: como Gai-sensei)

Akamaru: gua gua, guua –el animal se mostraba feliz

Naruto: hehehehe –soltó una amplia carcajada- me agrada la idea, mis primeros amigos en esta ciudad… suena bien- dirigió la mirada al frete, y pudo observar a lo lejos, su nueva escuela


Cap  3: que problemático,  el primer beso

Spoiler:
En la calle caminaban en la misma dirección varios grupos de 2 o 3 jóvenes, hombres y/o mujeres, todos ellos vestidos con las mismas ropas, eran los estudiantes del instituto Konoha. Entre ellos iba un grupo de 3 jóvenes, un rubio, un moreno y un castaño platicando animadamente sobre la escuela, sus familias y demás cosas triviales. De pronto se dirige a ellos un balón a toda velocidad el cual es atrapado por…

X: lo tengo –después de haber dado un salto y tomado la pelota de baloncesto- de quien será??

Kiba: ey buena atrapada Naruto –lo miró

Naruto: si pero de quién es?? –se cuestionó curioso mientras observaba el balón

X: es mío!! –la voz hizo voltear al ojiazul, encontrándose con un chico caucásico, delgado y alto, cabello negro con corte de cazuela, ojos negros y unas cejas muy, muy pobladas- gracias -sonrió

Naruto: no de nada –extendió las manos y entregó el balón

X: eres bueno, y tienes buenos reflejos, juegas baloncesto?? –pregunto el chico

Naruto: ehh.. si, solía jugar en mi anterior equipo

X: anterior equipo?? De dónde vienes?? Eres nuevo cierto?? –preguntaba mientras acercaba su rostro al de Naruto, poniendo algo nervioso al rubio

Naruto: ehh.. sii… soy nuevo, vengo de la ciudad de la niebla –con un claro nerviosismo en su voz- allá solía jugar

Shika: ya deja en paz al pobre chico Lee, que no vez que lo asustas –decía el moreno con pereza- eres muy problemático

Kiba: si, el aun no te conoces y ya empiezas a ser rarito –soltó una carcajada el castaño

Lee: perdón, fui muy descortés por no presentarme antes, mi nombre es Rock Lee, es un gusto –extendió su mano con una gran sonrisa

Naruto: y yo soy Uzumaki Naruto, igual, mucho gusto –estrecho su mano con fuerza

Lee: –se sorprendió un poco y luego agregó intrigado- …y en qué grado estarás??

Naruto: vengo a segundo –soltando sus manos

Kiba: si, a lo mejor le toca en el mismo salón que a nosotros –sonrió

Shika: sería muy improbable… aunque pudiera ser –dijo sin interés

Lee: oohh.. eres un año menor, yo ya estoy en tercero –sonrió

Naruto: hehehehe –rió un poco

Lee: entonces si jugabas eh.. –mientras comenzaban a caminar

Naruto: si, me gusta mucho, además soy bueno –sonrió zorrunamente mientras cruzaba sus brazos tras su cabeza

Lee: y piensas unirte con nosotros al equipo de baloncesto?? –apretando un puño en su pecho

Naruto: eh?? Nosotros??

Lee: si, con migo, Shikamaru y Kiba –señaló

Naruto: ahh... no sabía que ustedes también jugaban – con extrañes en su voz

Kiba: hehehe, no nos preguntaste –sonrió burlonamente

Akamaru: gua gua –como queriendo confirmar lo dicho (N/A: ojala entiendan lo que quiero decir con respecto a akamaru ^//^)

Naruto: si… supongo –mirándolo con rareza

Lee: bien Naruto-kun –ganándose la atención del mencionado- hemos llegado, bienvenido al instituto Konoha

El rubio volteó y su primera impresión fue impresionarse por lo que tenía ante sus ojos. La entrada principal era una reja de metal pintada de negro, agarrada a unas columnas cuadradas blancas. A lo largo hasta la entrada de los edificios estaba un camino pavimentado, ancho, y paralelo a esta se encontraban varios árboles frondosos, que brindaban su sombra a varios grupos de jóvenes sentados en unas de las varias bancas disponibles a lo largo del camino. Volteó a ambos lados del amplio patio y observó varias mesas y sillas de campo y del lado derecho una pequeña cafetería. Nuevamente centró su mirada al frente y  pudo observar al fondo un conjunto de 3 edificios blancos, de 5 pisos cada uno y las cientos de ventanas que dejaban ver los salones y una gran cantidad de alumnos que ya se encontraban dentro. El edificio principal tenía las puertas al frente, de cristal, abiertas de par en par para la entrada de los estudiantes. Alzó la mirada y pudo ver la parte más alta de este, en ella, una pequeña torre la cual en el centro contaba con un gran reloj, el cual sonaba cada hora indicando el comienzo o finalización de las clases.

Naruto: valla… -exclamo con un claro asombro en su voz

Kiba/Shika/lee: hehehehe… -los 3 rieron al ver la cara de Naruto

Kiba: nosotros también tuvimos la misma impresión la primera vez que entramos –soltó otra risa

Shika: lo impresionante es por fuera, por dentro es una escuela igual que todas las demás –exclamó indiferente

Lee: solo un poco lujosa, lo mejor es la zona deportiva –sonrió

Shika/Kiba: cierto!! –dijeron al unisonó

Naruto: tan buena es?? –con intriga

Kiba: pues lo fuera o no, es lo mejor de esta escuela… y la cafetería –saliéndole un poco de baba de la boca-

Shika: si, también eso –sonrió

Naruto: oh que bien, ojala vendan ramen –extendió a más no poder sus sonrisa mientras entraban al edificio principal

Al entrar bien un gran corredor al frente, con 3 desviaciones, una al frente en el cual unos pasos después  había un escalón, seguido del piso del edificio, uno al lado izquierdo, que daba a un gran salón, donde se podían apreciar varias hileras de lockers; del lado derecho había un corredor observando varios salones

Naruto: por donde es la oficina del director?? –dirigiéndose a sus nuevos amigos

Shika: es a la derecha, en la última puerta –señaló el moreno- suerte

Naruto: ok, gracias –caminó a la dirección indicada

Kiba: nos veremos luego Naruto –se despidió

Lee: si, adiós Naruto-kun –de igual modo

Naruto: si, adiós chicos, gracias por todo –sonrió mientras agitaba su brazo para despedirse

Los otros jóvenes caminaron en dirección contraria, al salón donde estaban los lockers y antes de entrar el rubio solo alcanzó a escuchar un…

Lee: te van a regañar por traer a akamaru

Kiba: ya lo veremos- con tono desafiante

Shika: que problemático –concluyo el chico

A un costado del edificio principal, bajo un frondoso árbol, dos chicas, una peli rubia y una peli rosa se encontraban sentadas hablando de trivialidades, dando pequeñas carcajadas de vez en cuando por los comentarios de ambas…

De pronto una joven de mediana estatura comenzó a acercarse a ambas. Su larga cabellera negra azulada volaba con la brisa y su mirada aperlada se posó en las jóvenes, una leve sonrisa se formó en sus labios, resaltando de su pálida piel y con una tímida voz pronunció…

X: hola Sakura, hola Ino, buenos días –con un poco de timidez en su voz mientras se paraba junto a la banca

Sakura/Ino: hola Hinata, buenos días! –ambas jóvenes sonrieron al verla

Sakura: llegas un poco tarde, no crees?? –sonrió

Hinata: ehh… si… -pronunció tímidamente- es que tuve un problema con el despertador, hehehe –rio tímidamente mientras jugaba con sus dedos

Sakura/Ino: hehehehe –ambas rieron y luego se pusieron de pie

Ino: bueno vamos, hay que ver a los chicos antes de que empiecen las clases –comenzó a caminar a una puerta
Sakura/Hinata: si… -fueron tras la rubia

Sakura: como te fue en tus vacaciones, Hinata?? –la miró

Hinata: muy bien, gracias por preguntar Sakura, y a ustedes?? –sonrió tímidamente

Ino: a mi de maravilla –dio una gran sonrisa- me la pase increíble en la playa –guiño su ojo derecho

Sakura: bueno… a mi no tan bien como quisiera –bajo la mirada mientras daba una mueca en su boca

Ino: no empieces frentona, tu Sasuke-kun regresara en un año –regañó a su amiga

Hinata: ah… Sasuke-kun siempre si se fue a Suna?? –curiosa

Sakura: si… y lo extraño mucho –sonrió forzadamente a sus amigas

Ino: hay Sakura –cerró los ojos con resignación- ya te dije que el volverá

Hinata: supongo que estar enamorada es lo más lindo del mundo, verdad Sakura?? –la miró tiernamente

Sakura: eh?? Enamorada?? –abrió los ojos como plato- bueno… no estoy segura de estar enamorada de Sasuke-kun, es cierto que me gusta mucho desde hace años, pero… aun no estoy convencida si nunca ha habido… nada entre nosotros –suspiró

Ino: nada?? Ni un beso?? –sorprendida

Sakura: no… nada –apenada

Ino: y yo que pensaba que Sasuke era más atrevido –dio una mueca de inconformidad

Sakura: yo igual –resignada

Ino: ahora entiendo porque casi no me decías nada de lo que pasaba entre ustedes-fastidiada

Hinata: el primer beso –sonrió

Sakura/Ino: eh?? –ambas observaron a la peli azul

Hinata: debe ser algo muy especial el que el chico que te gusta te de… tu primer beso – esto último lo dijo sonrojándose

Sakura: sii… -con nostalgia

Ino: no me digas que Kiba aun no te ha besado?? –con picardía en su voz

Hinata: eh?? Kiba-kun?? –confundida- porque abría de hacerlo?? Solo somos amigos –sonrió

Ino: solo amigos, ehh... –levanto una ceja pícaramente

Sakura: parece que aun no se da cuenta que Kiba está enamorado de ella –pensó- ehh, Hinata… -fue interrumpida por…

Ino: si claro, como digas –con indiferencia- por cierto, ya escucharon la nueva noticia?? –sonrió

Sakura: nueva noticia??, cual?? –pregunto intrigada la peli rosa

Ino: dicen que hay un nuevo estudiante, y viene de otro país –con sonrisa picara

Hinata: un nuevo estudiante?? –intrigada

Ino: si, espero que sea muuuuuy guapo –esto último dando una sonrisa aun mayor

Sakura: Ino puerca… le diré a Shikamaru –mirándola con desprecio

Ino: qué?? –muy sorprendida- NO!!, no puedes hacer eso frentona!! –algo histérica y sonrojada

Sakura: si no te comportas si lo are –sentenció

Ino: ok… -resignada

Hinata: cómo será el nuevo estudiante?? –sonrió la peli azul

Sakura: a lo mejor es un baka, tengo ese presentimiento –opinó

Ino: hehehe un baka, eh?? –miró a su amiga con complicidad- a lo mejor eso es lo que le falta a tu vida amiga, un baka, hehehe –regresó su mirada al frente y rio

Hinata: si, alguien completamente diferente a ti y a Sasuke-kun, hehehe –igualmente rio

Sakura: qué??!! –sorprendida e indignada- yo no necesito ningún baka en mi vida, estoy muy feliz como estoy –alzó el pecho con orgullo

Inner: como se atreven  decir eso!!, Sasuke-kun y yo estamos muy bien, shaaa!!

Ino/Hinata: hehehehe, lo que tu digas

Sakura: me voy por mis libros, las veo en la puerta –disgustada

La ojijade caminó unos pasos en el salón con lockers hasta llegar al suyo, lo abrió, de el sacó unos libros los cuales colocó en su mochila, para después cerrar su locker y dirigirse lentamente a la puerta donde ya se encontraba Hinata, mientras pensaba

Sakura: un nuevo estudiante, eh?? Si quisiera saber cómo es el, tengo un presentimiento –pensó-

Hinata: lista?? -Pregunto sacando a la peli rosa de sus pensamientos

Sakura: si lista

Ino: yo también estoy lista –llegando tras Sakura

Sakura: entonces vamos

Las 3 chicas salieron por la segunda puerta del salón, a unos pasos de esta se encontraban las escaleras las cuales comenzaron a subir hasta llegar al tercer piso; caminaron al lado derecho, pasaron  dos puertas y entraron en la tercera, ahí ya se encontraban algunos alumnos, entre ellos un morano y un castaño con un perrito platicando animadamente, que al verlas exclamo…

X: hola Hinata –su mirada se iluminó

Hinata: hola Kiba-kun!! –corrió hacia donde se encontraba el chico- trajiste a akamaru!! –sonrió-

Akamaru: gua gua –estaba en brazos de Kiba, sacando la lengua y moviendo la cola

Hinata: esta más grande –acarició la cabeza del cachorro

Kiba: te lo prometí, yo cumplo mis promesas, hehehe –rió el castaño un tanto sonrojado

Hinata: sii… ah… buenos días Shikamaru –sonrió al pelos de piña

Shika: buenos Hinata –un tanto indiferente volteando a ver a las otras dos chicas que se acercaban- buenos días Sakura, igual tu… Ino –dicho esto último, se sonrojó

Sakura: hehehe, buenos días –mientras colocaba su mochila en una banca

Ino: si… buenos días –un tanto nerviosa escondiéndose tras Sakura

Shika: pasa algo?? –preguntó curioso ante tal acción

Ino: no nada –sonrió nerviosamente la rubia

Shika: bueno- extrañado

Sakura: con quien es nuestra primera clase –volteando a todos lados

Kiba: -acercándose a ellos- es con Kakashi-sensei, aun tenemos tiempo antes de que llegue, hehe

Sakura: cierto… que hora será?? –buscaba su teléfono entre sus cosas- eh?? No está! –comenzó a sacar sus cosas con desesperación- no está, no está, donde esta mi celular??- Llevando sus manos a la cabeza con frustración

Shika: cálmate Sakura, que problemática

Hinata: cierto, no lo dejaste en tu locker como la ultima vez?? –denotaba preocupación por su amiga

Sakura: eh? –se congelo avergonzada- eh.. creo.. creo que así fue, hehehehe –rió nerviosamente mientras se sonrojaba- iré por el –recobrando la compostura

Ino: qué??, frentuda la clase está por comenzar, espera hasta el descanso –dijo su rubia amiga

Sakura: no, tu sabes lo importante que es para mí… -triste- regresare enseguida –sonrió y salió corriendo del salón

Kiba: tan importante es ese celular?? – un tanto desconfiado el castaño

Hinata: si… es el único recuerdo que tiene de su padre –con un tono triste

Kiba: ya veo- bajo la cabeza, seguido por la rubia y el moreno


avances capitulo 4

...X: tú debes ser el nuevo estudiante, cierto?? –me pregunto la morena con una sonrisa cálida...

...Tsunade: tks… -dio un suspiro y se ruborizó levemente- a ese pervertido ni me lo recuerdes...

...Su mirada era intensa y noté como lentamente la distancia entre estas joyas y mis ojos se acortaba. Mi respiración ya de por sí agitada se volvió aun más loca al igual que mis latidos...

...X: si, el joven Namikaze, Tsunade-sama ya me había hablado de ti...


Cap 4: mi salvador… MENTIRA!!

Spoiler:
Narra Naruto:

Caminaba por el pasillo, observando las puertas de los salones, en los cuales había unos letreros con el inscrito “sala de maestros…” “A, B o C”, cuantos maestros tendría que haber en una escuela para tener 3 salas de maestros?? Me dije a mi mismo. Llegue al final del pasillo, toqué la puerta esperando unos segundos a que me dieran la orden de entrar. Corrí la puerta, entré y la volví a cerrar.

Me acerqué a una morena sentada tras un escritorio, ella tenía el cabello negro y corto, por debajo de las orejas, de piel pálida, ojos igualmente negros y con una sonrisa tierna; vestía un vestido azul marino sin mangas; segundos después ella fijó su vista en mi

X: tú debes ser el nuevo estudiante, cierto?? –me pregunto la morena con una sonrisa cálida

Naruto: si –correspondí la sonrisa- soy …

X2: Naruto!! –alguien me interrumpido y volteé inmediatamente- estas más grande

Pude observar una mujer madura, de cabellera rubia y ojos color miel, piel pálida y unos grandes pechos detrás de una blusa roja a punto de estallar, por lo cual traía los 2 primeros botones desabrochados dejando a la vista un pronunciado escote en “V”. Ella me miró unos segundos al igual que yo a ella, y acomodó sus lentes (N/A: aquí ella tiene lentes, la hacen ver más, como decirlo… “madura”) para luego posar sus manos en su cintura, yo solo sonreí al reconocerla

X2: cuanto tiempo sin verte, Naruto –sonrió la rubia

Naruto: oba-chan!! –exclamé alegremente

X2: -golpeó mi cabeza, dejando un chicón- ya te he dicho muchas veces que no me llames así, mocoso! –me gritó histérica la mujer

X: Tsunade-sama, cálmese por favor –se levanto la morena de su asiento intentando calmarla

Naruto: -sobándome del golpe- si, perdón tía Tsunade

Tsunade: hay Naruto, nunca cambias ehh.. –me miró con resignación

Naruto: hehehe, algo así tía –la observé solo con mi ojo derecho

Tsunade: ya te registraste??

Naruto: en eso estaba cuando llegaste tía Tsunade

Tsunade: bien, yo me encargare del papeleo, Shizune –dirigió su mirada a la morena

Shizune: si, Tsunade-sama??- preguntó atenta

Tsunade: dale a Naruto, un horario y un salón

Shizune: enseguida Tsunade-sama –la joven volvió a sentarse y empezó a buscar en su computadora

Tsunade: y dime-dirigiéndose a mi- como esta tu padre??

Naruto: el está bien, ambos estamos muy bien –sonreí- incluso ero-sennin –sonreí aun mas al ver la cara que ponía

Tsunade: tks… -dio un suspiro y se ruborizó levemente- a ese pervertido ni me lo recuerdes

Naruto: hehehehe, pues ero-sennin no hace otra cosa más que hablar de ti oba-chan –le dije mientras llevaba mis manos a mi cabeza

Tsunade: que no me digas así –apretó su puño en el aire

Shizune: -acercándose- aquí tienes Naruto-kun –me entregó un papel

Naruto: -lo tomé- gracias Shizune-san –sonreí- bueno oba-chan, será mejor que me valla de una vez a mi salón o se hará más tarde

Tsunade: si, pero regresa mas tarde para que hables con el director –sonrió

Naruto: qué??, que no eres tú la directora?? –pregunte muy confundido

Tsunade: no, soy la subdirectora, el director Sarutobi-sama está en su junta de los Lunes por la mañana, así que te recibirá más tarde

Naruto: de acuerdo, vendré al finalizar las clases –comencé a caminar a la puerta- nos veremos luego tía Tsunade –me despedí antes de cerrar la puerta

Shizune: es un buen chico, verdad Tsunade-sama

Tsunade: si, bastante –sonrió- solo espero que no se meta en problemas

Camine y camine por el pasillo, todo parecía tan… tranquilo


Narra maya:

La pelirosa bajaba rápidamente las escaleras por entre el primer y segundo piso, levantó la vista al corredor y observo que estaba vacío, no vio a ningún alumno en su camino.

Para empeorar la situación, un sonido que conocía perfectamente la sacó de sus pensamientos

Sakura: rayos - pensando- ya no hay nadie en el pasillo, acaso ya todos llegaron a sus salones??, pero si aun debe faltar… -un sonido la interrumpió y se detuvo en seco- oh no –exclamo- la campana, tengo que apurarme- dio un brinco pasando los últimos 3 escalones que le faltaban, y en un rápido movimiento entró al salón de lockers


Un rubio caminaba lentamente por el pasillo, al escuchar la campana aumento la velocidad, no quería llegar demasiado tarde a su primer día de clases, quería empezar con el pie derecho como le prometió a su padre.

En un rápido movimiento, dio vuelta en el corredor, logrando ver un destello rosado entrar al salón de casilleros. Asombrado corrió hacia esa puerta. Asomó medio cuerpo para ver si lograba divisar algo… o a alguien.

Inspeccionó minuciosamente el lugar, no había nada, “tal vez solo fue mi imaginación”, pensó antes de girarse nuevamente y empezar a subir las escaleras

Narra Sakura:

Entre tan rápido como pude y llegue a mi loker, se encontraba en una de las hileras de en medio, de los primeros o los últimos, dependiendo de la perspectiva de cada uno ¬¬. Lo abrí rápidamente y lo mire, mi preciado celular estaba ahí

Sakura: -tomando su teléfono- siii!! Aquí estas precioso!! –grité eufórica al haber encontrado ileso a mi bebe- ahora a clase- dije a la vez que azotaba la puerta de mi casillero y metía mi teléfono a uno de mis bolsos del chaleco

Salí nuevamente de la habitación y empecé a subir las escaleras, de lo rápido que iba mi respiración se entrecortaba, rayos, parecía que no hubiese entrenado nada en estas vacaciones, donde estaba mi condición?, unas escaleras me estaban venciendo, doblé y seguí con el siguiente bloque de escaleras, llevaba los ojos cerrados, en verdad me estaban dando guerra; entre abrí un poco los ojos para ver mi objetivo, sí, faltaban unos 3 escalones para estar en el pasillo, volví a cerrar mis ojos pero al poner mi pie en el último escalón mis pies me traicionaron.

Abrí mis ojos de golpe al saber lo que se avecinaba dejando escapar un pequeño gemido de sorpresa entremezclado con preocupación y nerviosismo; mi pie había resbalado y todo mi peso empezó a echar mi cuerpo hacia atrás y con la velocidad que llevaba, Dios!!, la caída sería grave.

Al sentir que mis piernas ya no tenían la fuerza para pelear contra la gravedad cerré mis ojos con todas mis fuerzas esperando lo inevitable, pero antes de sentir la caída, noté que algo o alguien tomaba mi muñeca con fuerza y me jalaba hacia adelante. Abrí mis ojos y dirigí mi visión a mi mano; pude observar una mano varonil, fuerte, morena que era la que me sostenía

Levante mi visión buscando conocer el rostro de mi salvador y pude observar unos cabellos rubios, un tanto alborotados, pero lo que me robó el aliento fueron sus ojos, unos ojos de color azul profundo. Su mirada era intensa y noté como lentamente la distancia entre estas joyas y mis ojos se acortaba. Mi respiración ya de por sí agitaba se volvió aun más loca al igual que mis latidos. Esos ojos azules me proporcionaban una extraña sensación por todo el cuerpo, era muy placentera pero a la vez me causó una gran inquietud, así que volví a apretar mis ojos cortando el contacto entre ambos

Despues de unos tal vez segundos?? minutos?? no estoy segura cuanto tiempo paso estando de esa manera, pero una voz varonil me sacó de mis pensamientos...

X: estas bien?? -Escuche que alguien me preguntaba

Abrí mis ojos lentamente y pude notar que alguien me abrazaba, era un abrazo posesivo. Recordé esos ojos, levante mi rostro y efectivamente, me volví a topar con esa mirada tan intensa, ahora a unos escasos centímetros de mis ojos. Respiraba agitadamente, tenía que recurarme de la batalla que había librado con esas malditas escaleras. Poco a poco mi respiración volvía a la normalidad, esos ojos me hacían recobrar la calma, me hacían sentir… bien

X: dije que si estás bien??-nuevamente esa pregunta me hizo salir de mis pensamientos

Pero qué hacia?, estaba abrazada a un desconocido, no recordaba haber visto esos ojos tan intensos anteriormente, por eso sabía que era un completo extraño, rápidamente me separé de aquel agarre…

Sakura: si… gracias-dije un tanto apenada por la situación- gracias por salvarme de esa caída – nuevamente hice contacto visual con el chico y le dediqué una sonrisa

X: ..eso estuvo cerca, debes tener más cuidado-me regañó el rubio

Sakura: si, descuida, es que llevaba algo de prisa y no pise bien… pero gracias, me has salvado –volví a sonreír

X: -el extraño también me sonrió- hehehe –solo se limitó a reír, por que no me decía algo mas??… entonces lo recordé

Sakura: ahh… disculpa, tengo que irme, ya se me hizo muy tarde, adiós –le sonreí por última vez antes de comenzar a subir el siguiente bloque de escaleras, le dedique una última mirada antes de perderlo de vista y noté que el también me miraba fijamente

Corrí por el pasillo y jale la puerta corrediza con fuerza, golpeando en su totalidad, causando un ruido que fue audible en todo el salón. Todos mis compañeros se me quedaron mirando, que tonta fui, que tal si Kakashi-sensei ya había llegado y yo presentándome de esa forma. Para mi suerte, aun no había llegado asi que solo entre y cerré la puerta tras de mí. Caminé hasta mi lugar y me senté...

Mis amigos se me quedaron viendo con extrañes..

Ino: sucedió algo Sakura??, encontraste tu celular?? –pregunto algo intrigada

Sakura: si lo encontré, estaba donde dijo Hinata, hehe no pasa nada-mentí y sonreí a lo cual ella solo me dio una mueca de incredulidad…


Narra Naruto:

Aun me encontraba ahí parado, en frente de las escaleras observado el lugar por donde se había ido esa chica, la chica de ojos color jade tan hermosos. Solo bastaron unos segundos para perderme en ellos. Me sentía tonto, pensado en lo cerca que estuve de ellos, pero aun más tonto al darme cuenta que no le pregunte su nombre y que solo salió de mi boca una estúpida risa al oír lo que me decía. Eso estaba mal, seguro no le había dado una buena impresión, tal vez luego la buscaría y le preguntaría su nombre, claro, después de clases, a lo que recordé que ya era tarde y corrí subiendo las escaleras en la misma dirección que minutos antes recorrió la ojijade

Me paré en frete del salón, “2 B” decía el pequeño letrero, me quede estático por unos segundos, escuchaba las voces del otro lado de la puerta, esto me ponía un tanto nervioso. Inhale, exhale, trague un poco de saliva y justo cuando decidí entrar, alguien me llamo…

Naruto: bien, aquí vamos-levanté la manó para jalar la puerta

X: tu eres el nuevo, cierto?? –me preguntó una voz tranquila

Voltee a ver de dónde provenía la voz, tras de mi estaba un hombre de unos 30 y tantos tal vez, tenía el cabello alborotado, color plateado grisáceo, algo largo y peinado de una manera extraña, de lado, su color de piel era pálido, y lo más curioso en el, era que traía una máscara hasta la mitad de su rostro y cubría uno de sus ojos con una banda, solo se le apreciaba el ojo derecho. Venia leyendo un pequeño libro el cual cerró y metió entre sus cosas antes de voltear a verme

Naruto: si, yo soy Naruto, Naruto Uzu… -decía mi nombre cuando me interrumpió

X: si, el joven Namikaze, Tsunade-sama ya me había hablado de ti

Naruto: ah… ya veo –dije con desaire

X: soy tu sensei, mi nombre es Hatake Kakashi –me sonrió y yo correspondí- daré la materia de Historia, espérame aquí, en un momento te llamare –dicho esto, entró al salón y cerró la puerta- buenos días, siéntense y guarden silencio por favor- escuche que les decía

Naruto: con que Kakashi-sensei ehhh…

Pasaron unos segundos y las voces en el interior cesaron, solo lograba distinguir la de Kakashi-sensei que daba la bienvenida al grupo y una escusa algo… tonta

Kakashi: bienvenidos alumnos al nuevo curso, se me hizo tarde porque tuve que llevar a mi perro al doctor por un resfriado y…

Todos: MENTIRA!!-gritaron al unísono interrumpiendo al maestro

Kakashi: que ya no hay respeto aquí por un maestro o qué?? –pensó- bueno, bueno, ya, déjenme presentarles a un nuevo compañero que tendrán, pasa joven Namikaze

Esa era mi señal, abrí la puerta y entre rápidamente. Me pare enfrente del salón observando los nuevos rostros. Todos me miraban expectantes

Kakashi: preséntate por favor –dijo antes de sentarse

Naruto: bien, mi nombre es Naruto, Naruto Namikaze… Uzumaki, pero por favor díganme Uzumaki-sentí algo de tristeza al decir esto- acabo de mudarme de la ciudad de la niebla y espero que podamos llevarnos bien –sonreí

Abrí los ojos para ver las caras de mis compañeros algo asombrados y en el fondo reconocí 3 rostros, dos de ellos eran del moreno y el castaño que había conocido esa mañana, Shikamaru y Kiba, y el otro… el otro era el de la peli rosa que minutos atrás me había dejado sin aliento con esos ojos, e igual me miraba sorprendida, no lo podía creer, estábamos en el mismo salón…

avances capitulo 5
...que significaba esto??, tenía el mismo apellido que mi madre, y si era familiar mío?? Y yo sonriendo como baka al recordar su mirada!!!...

...Volví a levantar la mirada y nuevamente observé esos zafiros mirándome sin parpadear...

...Sakura: soy Sakura, Haruno Sakura –le di una pequeña sonrisa...

...Era verdad, Uzumaki, había olvidado ese detalle y yo riéndome, apenándome y … sonrojándome como baka, que tal si era mi primo como la fastidiosa aquella o algo así, tenía que salir de mis dudas...

...Ino: que les parece si a la hora del almuerzo comemos todos juntos, te parece, Naruto?? –nuevamente se movía sensualmente ante el rubio...

cap. 5:Lindo nombre… ella también te quiere  


bien, estos son los primeros 4 caps, disfrutenlos  Onion ok  Onion bye
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Mar Nov 05, 2019 7:53 am

Bueno, no sé porque no me deja editar ni el título ni el comentario "citado" para eliminarlo, pero ya publiqué el Cap 58: Kiba-kun.. poquito más arriba
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por campitiNS el Miér Nov 06, 2019 4:13 am

increíble. De verdad que no tengo mas palabras, me tienes muy pero que muy enganchada a tu fic, por favor no lo dejes a medias Sad Sad Sad

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 C080db10
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 C080db10
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 C080db10
campitiNS
campitiNS
Novato
Novato

Mensajes : 28
Nakus 0

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Vie Dic 13, 2019 6:32 pm

El último capítulo del año, espero les guste


Cap 59: Te estaba esperando..

Narra Maya:


Esa noche llegó a casa. Su alma se sentía liberada. El peso que le causaba la traición que había cometido hacia Hinata en verdad había consumido gran parte de su paz mental y ahora que las cosas habían sido solucionadas, ella se sentía feliz. Bien lo dijo, por lo menos ahora, una cosa le había salido bien. Sonrió para sí misma.

Kushina: Sakura.. –la llamó cuando escuchó la puerta cerrar

Sakura: ¿sí? –respondió mientras dejaba su calzado en el recibidor

Kushina: ¿podrías venir un momento a la cocina, por favor? –preguntó

Sakura: claro, enseguida voy –respondió

Una vez se desocupó, entró a la cocina. Sobre la mesa encontró la cena servida y a su madre, junto al rubio mayor, esperando por ella.

Sakura: la cena se ve deliciosa –comentó sin quitar la vista a los platillos

Kushina: ¿te parece? –preguntó sorprendida

Sakura: así es –sonrió- me lavaré rápido las manos para acompañarlos a cenar

La pelirosa salió rápidamente de la cocina para dirigirse al baño. Su madre la miró asombrada, su semblante y expresiones eran totalmente diferentes a los de esa misma mañana.

Minato: parece ser que algo muy bueno le pasó hoy, ¿no lo crees? –miró a su esposa

Kushina: eso parece –respondió- es una Sakura totalmente diferente a la de esta mañana.. de hecho –agregó- incluso podría decir que a la de hace algunos meses..

Minato: ¿piensas que le pasó algo? –intuyó

Kushina: quizá..

La ojijade regresó a la habitación y se sentó a la mesa. Muy feliz, comenzó a participar de la cena

Sakura: ¡gracias por la comida! –pronunció con una gran sonrisa antes de comenzar a comer- ¡hum! Mamá.. esto está realmente delicioso –dijo al saborear los alimentos

Kushina: no hables con la boca llena –la regañó

Sakura: discúlpame, es solo que.. realmente me encantó –añadió y sonrió

La pareja se miró algo incrédula

Minato: bueno.. –llamó la atención de la pelirosa- me alegra que estés disfrutando la comida, Kushina y yo la preparamos con gusto para ti

Sakura: muchas gracias, en verdad, es deliciosa –volvió a sonreír

Kushina: Sakura.. –ella la miró- en verdad, ¿no recuerdas que hoy te tocaba hacer la cena? ¿Dónde estabas?

Sakura: es verdad.. –dijo- lo siento mamá, en verdad discúlpenme, es que pasó algo con Hinata y no me di cuenta que el tiempo pasó volando, perdón

Minato: descuida, no hay problema con eso –dijo

Kushina: Hinata.. –pronunció- ¿había pasado algo con ella?

Sakura: ¿eh? –se sorprendió

Kushina: si, ya sabes –dijo- es de tus mejores amigas y.. de pronto me dio la impresión que algo malo había pasado entre ustedes.. –la pelirosa la miró sorprendida- no fue a la boda y dejaron de frecuentarse.. de salir entre ustedes o que ella viniera a casa, por eso yo pensé había pasado algo malo

La Haruno bajó un poco la cabeza con un aire de tristeza, sabía lo intuitiva que era su madre y admiraba que no hubiera preguntado nada hasta ese momento sobre su relación con la Hyuga.

Kushina: y también.. –la volvió a mirar- noté que de unos meses para acá tenías otra actitud, parecías muy dispersa, triste, confundida y hoy vienes muy feliz, como no te había visto en meses.. ¿tiene algo que ver? –preguntó atenta

Narra Sakura:

¿Qué podía hacer? Le había dado en el clavo, justo como cualquier madre. No tenía caso ocultarle que había ocurrido una situación con Hinata, sin embargo no le diría todo.

Sakura: la verdad si.. –respondió- hace algunos meses que.. discutimos –guardó silencio por unos segundos- tuvimos una fuerte discusión por un asunto personal que incluía a Hinata

Kushina: ¿qué asunto? –preguntó

Sakura: no puedo decirte mamá –respondió- discúlpame pero es algo muy personal entre nosotras, la cuestión aquí es que.. le fallé –bajó un poco la cabeza- traicioné su confianza

Minato: ¿qué?

Kushina: Sakura, ¿por qué hiciste eso? –preguntó sorprendida- ella es de tus mejores amigas

Sakura: es por eso que me hacía sentir tan mal –continuó- porque en verdad le fallé.. pero ahora –sonrió- justo hoy las cosas cambiaron, ella me buscó, platicamos, dijimos todo, obviamente le volví a pedir disculpas y me perdonó –sonrió aún más- nuevamente somos amigas, es por eso que hoy soy tan feliz

Kushina: me alegro por ti hija –me sonrió- que por lo menos pudieron resolver su problema y de nuevo son amigas

Minato: es verdad –agregó- los amigos son un tesoro que debemos conservar, son personas muy importantes en nuestras vidas

Sakura: si –estaba feliz y tranquila

Kushina: pero aun así me da curiosidad –me dijo- pelearon.. ¿por un chico?

No sé qué cara puse ni mucho menos si dije algo en algún momento que dejara en evidencia que fue por Naruto nuestra discusión, pero lo que estaba claro, era que jamás le daría la razón

Sakura: claro que no mamá –bufé- ya sabes que yo estoy con Sasuke-kun y ahora ella está con Kiba, sería ilógico –dije irónicamente

Kushina: ¿qué? –se sorprendió- ¿Kiba y Hinata son novios? –asentí- ¡¡me encanta!!

Estaba muy feliz por lo que acababa de decirle

Minato: ¿De qué Kiba hablan? –preguntó

Kushina: el chico que era nuestro vecino en la anterior casa –respondió

Minato: oh, cierto –dijo- la familia que atiende la veterinaria Inuzuka –acertó- Naruto me habló mucho de él

Kushina: si –sonrió ampliamente- yo siempre supe que Kiba estaba enamorado de Hinata y ahora que sean novios me parece hermoso

La miré expresarse de una forma tan llena de amor por la nueva relación de Hinata y Kiba, que pude darme cuenta de cuán importante era ella en mi vida y volver a tener su amistad era un regalo que debía atesorar. Me quedé pensando un poco en ello hasta que mi madre me sacó de mi trance

Kushina: Sakura –pronunció

Sakura: ¿eh? ¿qué sucede? –pregunté

Kushina: estás distraída –me dijo- te preguntaba si tenías algún plan para tu cumpleaños –me sonrió

En ese momento me quedé callada. Ni siquiera recordaba que sería mi cumpleaños, mucho menos tenía algo planeado

Sakura: la verdad no –respondí

Minato: pero cumples la mayoría de edad ¿o no? –dijo- es una fecha importante

Sakura: lo sé –dije- pero de verdad no tengo ningún plan..

Kushina: te parece entonces si ¿salimos a cenar? –preguntó

Sakura: me parece bien

Kushina: llamemos a Naruto y salgamos como familia –volvió a sonreír

Minato: excelente idea –aseveró- deja le llamo para confirmar

Sakura: claro..

Sonreí levemente, no estaba muy convencida de ese plan. Si hubiera sido solo nosotros tres no hubiera habido ningún inconveniente pero con Naruto presente.. era otra cosa. Vi como contestaron rápido la llama y después de explicar la situación Minato-san sonrió, había una confirmación.

Minato: perfecto, nos vemos entonces Naruto –dijo, luego nos miró

Kushina: ¿qué pasó?

Minato: dijo que estaba bien –sonrió- y bueno, también aprovechó para decirme se quedará en casa de Tsunade estos días, vendrá hasta ese día

Kushina: muy bien –sonrió

Hasta el día de mi cumpleaños vendría, eso significaba que en casa no podría hablar con él. La única posibilidad era durante o después de clases. Suspiré. Esa noche, en mi habitación me la pasé pensando como haría para poder hablar con él o más bien, que él aceptara escucharme, debía cumplir mi promesa con Hinata pero al mismo tiempo.. ¿y Sasuke-kun?.. de nuevo dudas en mi mente.

Preferí ya no pensar en eso, al menos no en ese momento, debía estar tranquila y después de hablar con él, tomaría una decisión.

*****************************************


Narra Maya:

La mañana llegó, era fresca como a ella le gustaban. La pelirosa se dirigía al instituto bastante pensativa. Por su mente pasaban ideas de cómo acercarse al rubio para hablar con él al respecto y al mismo tiempo, no ser interrumpida por el Uchiha.

Sakura: probablemente durante el horario de clases sea imposible –se dijo- quizá deba ser antes del entrenamiento.. o.. ¿a la salida? Umm.. que confuso

Miró al frente nuevamente y prosiguió su camino. Al llegar al salón de clases ya se encontraban Ino y Shikamaru, platicando a un lado de la ventana.

Sakura: buenos días –sonrió

Ino: buenos días frentona –respondió alegre

Shika: buen día Sakura –saludó

Ino: hoy te ves muy bien –inquirió la rubia- ¿pasó algo?

Sakura: si –respondió- algo increíble con Hinata

Ino: ¿entonces sí habló contigo? –preguntó sorprendida

Sakura: ¿lo sabías? –confundida

Ino: ella me buscó ayer –dijo- hablamos y solucionamos todo, y luego dijo que quería hablar contigo, lo que me recuerda, ¿Dónde estuviste ayer?

Shika: nunca llegaste al salón –dijo- pero tus cosas estaban en tu casillero ¿qué pasó?

Sakura: sufrí un leve desmayo –se apenó la pelirosa

Ambos: ¿qué?

Ino: ¿y estás bien? –se preocupó por su amiga

Sakura: claro que si –respondió- estaba en el baño del primer piso cuando pasó, sabes que ese baño no se frecuenta mucho y por eso tardaron en encontrarme.. de hecho fue ella quien me encontró y llamó a la enfermera Rin

Shika: y nosotros ni nos dimos cuenta

Ino: ¿por qué Hinata no nos dijo nada? –se preguntó confundida

Sakura: supongo no quería se hiciera más rumores malintencionados –dijo

Ino: pero entonces ¿ya hicieron las pases? –volvió a preguntar

Sakura: si –sonrió

En ese momento la puerta se abrió de golpe. Al girar, verde y azul se miraron a los ojos. Para ambos, el tiempo se detuvo por unos instantes

Narra Sakura:

Sentí como mis piernas se tambalearon al verlo parado ahí y al mismo tiempo se me congelaron las ideas fue más difícil que cualquier otro día, sobre todo porque ahora percibía las cosas de manera un poco diferente. Cerró la puerta y se acercó un poco a nosotros

Naruto: buenos días, chicos –nos saludos

Los 3: buenos días –respondimos

Él pasó de largo y fue a su lugar a dejar sus cosas. Shikamaru miró a reojo a Ino y ella asintió, entonces fue con él. Vi como al momento de llegar a su lugar comenzaron a platicar como si nada pasara, eso me entristeció

Ino: ¿estás bien, Sakura? –me preguntó algo preocupada

Sakura: estoy bien, descuida –dije- es solo.. que prometí a Hinata hablaría con él

Ino: ¿de verdad? –se sorprendió- al fin alguien te hizo entrar en razón –sonrió- ¿Cuándo lo harás?

Sakura: no lo sé –dije- quizá hoy o mañana

Ino: mmm no, que sea hoy –me dijo

Sakura: ¿por qué? –estaba confundida

Ino: mañana es tu cumpleaños –volvió a sonreír- esto debe quedar resuelto antes de eso, por cierto, ¿qué haremos mañana?

Sakura: no lo sé Ino, -respondí- la verdad no estoy de ánimo para hacer algo, de hecho si no fuera porque ayer Hinata me lo recordó, lo habría olvidado por completo.. –la miré- quizá otro día

Ino: Sakura.. –bufó

Sakura: además cenaré con mi familia –baje la mirada- y eso lo incluye a él..

Ya no dijo nada. Ambas miramos a Naruto que seguía platicando con Shikamaru; no sabía qué hacer. Justo en ese momento la puerta nuevamente se abrió, ver lo que tenía frente a mis ojos me hizo sonreír.

Entraron Kiba y Hinata, muy sonrientes y tomados de la mano. Algo que llegué a pensar no pasaría, pero así fue.

Kiba: buenos días a todos –saludó eufórico

Hinata: buenos días –sonrió tímidamente

Ino: ¡ahhww! Mi pareja favorita –sonrió- me encanta verlos juntos, se ven tan felices, ¿verdad Sakura?

Sakura: por supuesto –sonreí- a mí también me gusta verlos juntos

Kiba: muchas gracias a ambas –se sonrojó

Hinata: buenos días Sakura, Ino –nos sonrió

Noté como algunos de nuestros compañeros nos miraban, seguramente rumoreaban sobre el hecho de que ellos fueran pareja pero más sobre que Hinata me dirigiera la palabra después de todos los chismes que se esparcieron por el instituto. Eso me molestó.

Ino: ¿qué tanto están cuchicheando? –preguntó molesta- métanse en sus asuntos

La mire. Ella también se percató de esto y nos defendió, se miraba bastante molesta. Me tranquilicé y sonreí, tenía buenas amigas y debía cuidarlas, ahora más que nunca.

Kiba: iré con los chicos –dijo a su novia

Hinata: ok –sonrió

El castaño le dio un beso en la mejilla y luego se fue con sus compañeros. Ellos lo saludaron amigablemente y comenzaron a platicar.

Sakura: Kiba es tan tierno contigo, Hinata –comenté

Ino: se nota que por dónde camina va destilando amor –sonrió- es tan bella su relación

Hinata: muchas gracias chicas –sonrió

Ino: lástima que Shikamaru no es así de lindo

Sakura: ¿qué pasa, problemas en el paraíso? –pregunté en tono de burla

Ino: no, solo que él no es tan expresivo como Kiba –respondió- entonces no me va a tratar de la misma manera en que ustedes lo hacen –miró a nuestra amiga- eres muy afortunada

Hinata: pero Shikamaru debe tener lo suyo, ¿o no? –preguntó

Ino: claro –respondió- pero es poco romántico y algo vago.. aún así.. –lo miró- me sigue gustando mucho –sonrió

Sakura: Ino puerca enamorada –me burlé

Ino: ¡¡cállate frentona!! –me gritó molesta

Solo reímos. En verdad extrañaba esas pláticas tan simples entre las tres, era un momento perfecto para reforzar nuestra amistad, pero..

Hinata: ¿hablaste con él? –me preguntó

Sakura: aún no.. –respondí- planeo hacerlo hoy, pero..

Justo en ese momento la puerta se abrió. Al voltear, Sasuke-kun entraba por la puerta con ese aire cautivador que lo caracterizaba. Por un momento mis nervios me traicionaron y bajé la mirada. Él lo notó y se acercó a nosotras.

Sasuke: buen día –nos saludó

Las 3: buenos días.. –respondimos

El ambiente se puso un poco extraño.

Sasuke: ¿Dónde estuviste ayer, Sakura? –me preguntó

Sakura: deja te cuento

Me aparte de mis amigas y le conté levemente el asunto omitiendo a Hinata; no mostró casi reacción alguna. Al final solo hizo un par de preguntas sobre mi salud

Sasuke: ¿entonces ya resolviste tu problema con Hyuga? –me preguntó- volvieron a hablar

Sakura: si.. –dije, no debía decir más

Sasuke: bien –dijo

Me sentí bastante extraña, porque me sentí ignorada por completo.

Sasuke: por cierto –me volvió a mirar- mañana es tu cumpleaños, ¿saldremos?

Sakura: tengo planes con mi familia –respondí- disculpa

Sasuke: bien, otro día será entonces.. –dijo- el fin de semana no estarán mis padres, podríamos ir de nuevo a mi casa –añadió

Un escalofrío recorrió mi cuerpo. Seguramente quería que estuviéramos juntos nuevamente. No estaba segura de poder hacerlo; dudé y lo notó.

Sasuke: ¿todo bien? –me preguntó

Sakura: si.. –dije- te aviso en unos días

Una vez dije esto, me di la vuelta y me fui a mi lugar, la maestra Kurenai entró enseguida y la clase comenzó. Sentía que debía actuar pronto pero.. ¿sobre qué?

***********************************


Narra Maya:


El día pasó. El horario escolar llegó a su fin. La pelirosa se disculpó con sus amigas, iría a buscar al rubio a su sesión de baloncesto. Al llegar a las canchas prefirió esperarlo fuera, junto a unos arbustos que no la dejaban ver tan fácilmente,  sabía que debía pasar inadvertida y él en algún momento llegaría. Los minutos comenzaron a pasar y los alumnos a llegar, pero ni rastro de él. Vio llegar a su novio, Shikamaru y Kiba, solo faltaba él, o al menos eso creía.

X: ¿estas esperando a alguien? –escuchó una voz tras de si

Narra Sakura:

Me sorprendí bastante al verme descubierta, voltee inmediatamente y vi la persona que me hablaba. Era un muchacho alto de tez muy blanca y cabello negro. Me parecía haberlo visto en alguna otra ocasión pero no estaba segura.

Sakura: ahh.. algo así –respondí

X: eres Haruno Sakura, ¿verdad? –me preguntó

Sakura: ahh.. si, soy yo –dije algo sorprendida- ¿y tú eres…?

X: mi nombre es Sai  –me respondió- un gusto al fin hablar contigo

Sakura: ¿eh? ¿al fin? –estaba muy confundida

Sai: eres la novia de Uchiha Sasuke –dijo- pero antes de eso todo el instituto supo que tuviste algo que ver con Uzumaki Naruto –me molesté un poco por el tono en que lo dijo- ambos son mis compañeros de equipo y te conozco por ellos

Sakura: ¿juegas baloncesto? –pregunté, luego lo recordé- es verdad.. ya recuerdo –dije- pero aun así, creo que no es un asunto para discutir contigo

Sai: supongo –dijo- ¿pero tu estas espiando o esperando a alguien aquí en los arbustos?

Me sonrojé, parecía una acosadora en ese lugar.

Sakura: tienes razón, creo que mejor iré a otro lugar –dije

Sai: ¿por qué no entras? –me preguntó- no creo que a Uchiha le moleste que su novia venga a verlo en una práctica.. o es que acaso, ¿vienes a ver a Uzumaki? –intuyó

Sakura: ¿qué te hace pensar eso? –dije bastante molesta

Sai: yo solo digo –respondió- si me disculpas, debo entrar

Pasó a mi lado dirigiéndose a la puerta del gimnasio. Yo lo seguí para salir de mi escondite. Él se dirigió al interior pero se detuvo en la entrada

Sai: por cierto –dijo- mientras hablábamos entró Uzumaki

Sakura: ¿qué?

Inmediatamente me acerqué a la puerta del gimnasio pero me detuve ahí, ¿acaso podía confiar en este chico que acababa de conocer? Me mordí los labios pensando si entrar o seguir con mi plan de esperarlo a la salida. El chico se acercó a mi

Sai: entonces si es con Uzumaki –dijo, yo solo voltee los ojos- ¿quieres que lo llame por ti?

Sakura: déjalo así, es asunto mío –dije- no tienes por qué decir nada, ni a él ni a Sasuke-kun

Sai: de acuerdo, si tú lo dices

Una vez dijo eso continuó con su camino al interior del gimnasio y luego a los casilleros ¿qué hacía? ¿en verdad Naruto entró en el momento en que me distraje? ¿y si no? Meditaba sobre esto cuando alguien más me llamó por mi nombre

X: ¿Sakura, qué haces aquí?

Inmediatamente me sentí acorralada, reconocía bien esa voz y me sentí nerviosa. Giré lentamente para encarar a esa persona

Sakura: Mo.. Moegui.. –reí nerviosamente

Moegui: ¿qué haces ahí?

X: ¿acaso quieres espiar el vestidor de hombres? –preguntó

Sakura: ¡¡no, claro que no!! –grité

En ese momento me di cuenta que ella venía acompañada de un muchacho castaño un poco más alto que ella

Sakura: ¿Quién eres? –pregunté

X:mi nombre es Sarutobi Konohamaru –respondió- nieto del director Sarutobi

Sakura: ohh.. ya veo.. –dije

Konohamaru: ¿y tu?

Moegui: ella es Sakura, mi prima –dijo- ya te había hablado de ella

Konohamaru: es verdad.. –dijo- ya recordé, mucho gusto

Sakura: igualmente -respondí

Vi cómo se miraron a los ojos y entonces caí en cuenta

Sakura: ¿acaso son novios?

Ambos: ¡¿qué?! ¡¡no!!-gritaron al mismo tiempo

Moegui: dices muchas tonterías Sakura –estaba muy sonrojada

Konohamaru: me voy de aquí –dijo- es tarde para la práctica, nos vemos

Moegui: adiós..

Se fue corriendo lo más rápido que pudo con la cara colorada al interior del gimnasio; cuando ella se tranquilizó, hablamos

Moegui: entonces ¿esperaras a que salga? –me preguntó

Sakura: si.. –respondí

Moegui: ¿quieres que espere contigo?

Sakura no es necesario.. –dije- ¿o acaso quieres esperar a Konohamaru? –reí divertida

Moegui: ¡¡no!! –se volvió a sonrojar- me voy

Sakura: cuídate de regreso a casa

Se fue. Me quedé sola y esperé a que terminara la práctica, parecía que ese chico Sai dijo la verdad. ¿Pero y si fue mentira y Naruto nunca llegó? O acaso ¿me habría visto cerca esperándolo y al final decidió no ir? Sacudí la cabeza y seguí esperando.

Pasó el tiempo y escuché como terminaba la práctica. Nuevamente me escondí entre los arbustos pero al pensarlo un poco mejor me moví a un costado del edificio, no fuera a voltear de nuevo Sai y me molestara nuevamente por ello. Vi como empezaron a salir los chicos, Sasuke-kun fue el primero en irse, eso me tranquilizaba un poco. Vi salir a varios de los compañeros y llegó el momento en que vi salir juntos a Shikamaru y Kiba, acompañados de Sai y Konohamaru, tal parecía eran buenos compañeros de equipo, pero no lo miraba a él. ¿Por qué? ¿fue una mentira de Sai?

Seguí viendo salir al resto de los compañeros, cada vez había menos posibilidades. Al ver salir al entrenador Gai, me entristecí, él siempre era él último en irse. Parecía que no se había presentado en la clase. Estaba a punto de irme, cuando..

Gai: cuando salgas, cierra la puerta, por favor, Naruto –dijo

Naruto: si –gritó

Fue ahí que me detuve, en verdad, escuchar su voz me sorprendió. Tomé un poco de aire antes de caminar hacia la entrada para encararlo

Naruto: rayos, es tarde –lo escuché quejarse

Sakura: Naruto..

Vi cómo se sorprendió al escuchar mi voz. Al girar, nos miramos a los ojos, estaba realmente desconcertado por verme ahí. Nos quedamos callados un par de minutos, mirándonos. Era difícil para mi hablar, ni siquiera estaba segura de que debía decir, mucho menos como comenzar. Cuando se recuperó, habló

Naruto: ¿qué sucede.. Sakura? –me preguntó

Sakura: bueno.. yo.. –estaba muy nerviosa- te estaba esperando

Naruto: ¿qué? –se confundió- ¿estabas esperando a que terminara el entrenamiento?

Sakura: si.. –respondí- de hecho pensé no habías venido

Naruto: me tocaba la limpieza.. –respondió

Nos quedamos callados nuevamente, era más difícil de lo que pensaba

Naruto: Uchiha.. ¿sabe que estas aquí? –me preguntó

Sakura: no… -dije- no lo sabe.. vine aquí sin decirle nada porque.. quería hablar contigo

Nuevamente me miró bastante sorprendido, parecía que no comprendía por qué yo quisiera hablar con él

Naruto: no te entiendo Sakura.. –dijo- primero me dices que me aleje, que ya no te busque y ahora vienes a  buscarme para que hablemos

Sakura: lo sé.. yo.. –titubeé- es difícil Naruto..

Naruto: no sigas jugando conmigo –se molestó

Sakura: no lo estoy haciendo –dije firme- quiero hablar..

Él se miraba sorprendido pero a la vez confundido

Naruto: ¿de qué quieres hablar? –me preguntó

Sakura: sobre.. nosotros..

Silencio.. los incómodos silencios me perturbaban y hacían que me pusiera más nerviosa

Sakura: yo.. quiero decirte..

Naruto: -me interrumpió- lo siento

Sakura: ¿qué? –no comprendía

Naruto: es tarde y debo irme –me respondió

Sakura: pero.. –nuevamente me interrumpió

Naruto: mañana.. –dijo- mañana iré a casa.. ahí hablaremos

Sakura: pero mañana.. –me volvió a interrumpir

Naruto: sé que es tu cumpleaños.. –me respondió- pero de verdad no puedo quedarme en este momento.. mañana

Sakura: está bien.. –dije

Comenzó a caminar hacia la salida trasera del instituto. Yo solo bajé un poco la cabeza, estaba algo decepcionada por haberse visto frustrado mi intento por hablar con él. Traté de no sentirme tan decepcionada, al fin de cuentas aceptó hablar conmigo.

Me quedé ahí, escuchando como se alejaban sus pisadas. Al girarme para ver a donde iba, de nuevo lo vi. Ese automóvil negro estaba ahí, cerrando sus puertas. Él se fue y yo, sentí intriga en mi interior.
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por mayasorita el Jue Ene 16, 2020 7:33 am

Publico el cap de este mes, pero doy un aviso, hasta Junio o Julio publicaré el que sigue, debido a algunos asuntos personales. La historia ya está llegando a su fin, si es que se lo preguntan, así que si a alguien le interesa, estese al pendiente de esas fechas.



Cap 60: ¡Feliz cumpleaños, Sakura!


Narra Maya:


El día estaba comenzando. La pelirosa dormía plácidamente sobre su cama, despreocupada. Tenía mucho tiempo que no había dormitado de esa manera. Tanto drama, tanto caos, tanto dolor los últimos meses la tenían muy cansada, pero ese día sentía sería diferente.

Tras escuchar sonar la alarma se despertó y estirando su cuerpo para desperezarse, se sintió muy bien, como hacía tiempo no recordaba. Se alistó rápidamente, tenía un buen presentimiento sobre ese día. Bajó con apuro las escaleras, esperaba que el rubio estuviera esa mañana presente, como lo había prometido

Kushina/Minato: ¡buenos días, Sakura! –dijeron al unísono- ¡feliz cumpleaños!

Detonaron las pequeñas cornetas y las serpentinas de colores metálicos volaron por toda la cocina


Narra Sakura:

Fue una bella sorpresa que tenían preparada para mí. Había olvidado lo emotiva que es mi madre al momento de festejar un cumpleaños

Kushina: ¡felicidades, hija! –me abrazó y correspondí

Sakura: gracias mamá –le sonreí

Minato: feliz cumpleaños, Sakura –también se acercó para abrazarme y felicitarme

Sakura: muchas gracias Minato-san

Cuando se hicieron para atrás, vi que solo estaban ellos en la cocina, eso me decepcionó un poco pero no debía tomarlo así, el día apenas comenzaba.

Kushina: vamos, siéntate –me dijo- preparé tu comida favorita para desayunar

Sakura: ¿enserio? ¡gracias mamá!

Miré la mesa con deliciosa comida sobre ella, y por supuesto, como dijo mi madre, mi platillo favorito estaba incluido en la lista. Nos sentamos todos a disfrutar del desayuno entre pláticas muy casuales sobre cómo sería este día y recordando anécdotas de mis cumpleaños pasados.

Fue un buen inicio del día. Al salir de casa rumbo al instituto me sentía de buen humor. Caminé disfrutando del maravilloso clima de ese día, apreciando un poco mejor todo a mi alrededor. Una vez llegué ahí, mis amigas ya me esperaban en el mismo lugar de siempre.

Sakura: buenos días –saludé

Ambas: buenos días Sakura, ¡feliz cumpleaños! –ambas me felicitaron y me abrazaron

Sakura: muchas gracias, en verdad –sonreí

Ino: te tenemos una pequeña sorpresa –dijo misteriosa

Sakura: ¿enserio? ¿qué es? –pregunté

Hinata: date la vuelta –me dijo

Así lo hice y tras de mi estaba Moegui llevando un pequeño pastel con una vela encendida en el centro

Moegui: feliz cumpleaños Sakura –me sonrió

Sakura: Moegui.. –dije- que bonita sorpresa –sonreí- me encantó

Hinata: sopla la vela –dijo

Ino: pero antes, pide un deseo –dijo

Moegui: si

Sakura: un deseo.. –dije en voz baja- ¿Qué sería bueno pedir? –insistí- lo que más quería ya pasó hace unos días –miré a Hinata y ella sonrió

Ino: podrías pedir que las cosas con Naruto salgan bien –me sugirió

Sakura: pero con Naruto no..

Las tres: ¡¡Sakura!! –me interrumpieron

Me intimidé, las tres me miraban con algo de enfado. Suspiré un poco resignándome a la verdad.

Sakura: pide.. un deseo.. –dije en mi mente

Soplé la vela y esta se apagó. Mis amigas aplaudieron y posteriormente nos fuimos a nuestros respectivos salones. Al llegar estaban Shikamaru y Kiba platicando en la ventana como siempre.

Sakura: buenos días –sonreí

Ambos: buenos días, Sakura

Kiba: por cierto, feliz cumpleaños –me sonrió

Shika: si Sakura, felicidades –agregó

Sakura: gracias –sonreí

Busqué con la mirada a Naruto pero no estaba, al parecer aún no había llegado. Bajé un poco la mirada pero después de tomar un poco de aire, recobré mi sonrisa y comencé a platicar con mis compañeros. El tiempo comenzó a pasar. De pronto la puerta se abrió y al voltear vi algo que me sorprendió.

Frente a la puerta se encontraba Sasuke-kun parado y en sus manos traía una rosa roja. Se acercó a mí con una sonrisa en los labios y aire cautivador.

Sasuke: feliz cumpleaños, Sakura –me saludó mientras me entregaba la rosa

Sakura: oh.. muchas gracias.. Sasuke-kun –agradecí

Era un lindo detalle y no pude evitar sonrojarme levemente, supongo era lo que siempre había querido que pasara con él. Le sonreí como agradecimiento. El tiempo siguió pasando y cuando menos lo esperamos, entró Orochimaru sensei para comenzar la clase.

Él no había llegado, eso me preocupó bastante..

Sakura: Ino.. –susurré a mi compañera- Naruto no ha llegado

Ino: es verdad.. –me respondió susurrando- tranquila, seguro llegará para la siguiente hora

Orochimaru: Haruno, Yamanaka, guarden silencio –nos amonestó

Ambas: s.. ¡si! –dijimos al mismo tiempo por ser descubiertas

La clase siguió hasta llegar el cambio de turno. Esperaba que mientras eso ocurría, él llegara a clases pero nuevamente no pasó y Kakashi sensei comenzó con su clase. Ya estaba comenzando a alterarme un poco.

Esperaba impaciente el receso para ir a buscar a quien quizá tuviera alguna respuesta. Al sonar la campana intenté salir del salón de clases lo más rápido posible, pero no fue así..

Sasuke: ¿A dónde vas, Sakura? –me preguntó, me atrapó

Sakura: yo.. –tartamudee un poco- iré a la oficina de Tsunade-sensei

Sasuke: ¿por qué? –continuó preguntando

Sakura: tengo algunos asuntos que hablar con ella –respondí

Sasuke: ¿hoy? ¿en tu cumpleaños? –insistió

Sakura: ya sabes cómo es Tsunade-sensei –dije- no debería hacerla esperar

Sasuke: ¿quieres que te acompañe? –preguntó

Sakura: no es necesario.. –dije- no sé cuánto tarde, quizá esté ahí todo el descanso y no quiero molestarte, iré sola –me justifiqué

Sasuke: como quieras, Sakura..

Una vez dijo esto dio media vuelta y regresó al salón. Yo seguí mi camino a la oficina de Tsunade-sensei, tenía un presentimiento, algo no me dejaba estar tranquila. A medio camino alguien me detuvo

Sakura: ¿pasa algo, Karin? –dije algo desconcertada por su presencia

Karin: no.. para nada –alargó con un sutil tono de complicidad- ¿así que.. hoy es tu cumpleaños?

Sakura: tú sabes perfectamente que así es.. –dije

Karin: lo sé mejor que nadie –respondió- como olvidar cuando en tu noveno cumpleaños te empujé tan fuerte sobre el pastel que incluso una semana después aún estornudabas betún, fue muy divertido –rio

Sakura: para mí no lo fue –dije con un aire de inferencia

Karin: como sea –dijo- es curioso que en esta ocasión no nos hayan invitado a pasar el cumpleaños con ustedes –continuó- ¿o acaso el tener nueva familia hace que ahora se excluya a la que ya tenías?

Sakura: no sé de qué rayos hablas Karin –dije- tu sabes que asistimos a esas fiestas por compromiso, nuestras madres se adoran y nosotras no nos podemos ver ni en pintura –continué- este año no quise hacer nada, solo será una comida familiar, algo muy íntimo que solo incluye a mi madre, Minato-san y Naruto, nadie más

Karin: ya veo.. la familia –dijo- me parece bien

Sakura: por cierto.. –tenía que preguntar

Karin:¿uhm?¿qué pasa? –me preguntó

Sakura: ¿sabes.. sabes dónde está Naruto? –pregunté

Karin: ¿Qué si sé dónde está? –repitió mi pregunta- claro que no, no soy su niñera

Sakura: eso pensé.. –respondí

Karin: ¿por qué tendría yo que saber dónde está? –me preguntó

Sakura: bueno.. –dije- con eso de que ahora son más cercanos..

Karin: no tanto.. –dijo- ¿qué acaso no lo has visto? –me preguntó

Sakura: no.. –respondí- no llegó a casa.. se supone estaría en casa de Tsunade-sensei pero hoy no llegó a clase y dudo mucho que ella lo dejara faltar..

Karin: ¿Qué?

Sakura: por eso mismo iba rumbo a la oficina de Tsunade-sensei –dije- tengo que preguntarle

Karin: ya veo.. –dijo- bueno.. tengo cosas que hacer, sigue en tu búsqueda..

Pasó a mi lado con algo de rapidez, de hecho parecía algo nerviosa pero no tenía tiempo para meterme en asuntos poco relevantes. Continué mi camino a la oficina, como siempre Shizune-san estaba ocupada en su papeleo, así que me dejó pasar lo antes posible

Tsunade: ¿Quién es? –me preguntó

Sakura: Haruno Sakura, Tsunade-sensei -respondí

Tsunade: adelante –me dio el pasé

Entré rápidamente a la oficina; vi a mi maestra sentada frente al escritorio de su oficina revisando una pila de documentos. Después de firmar uno de ellos me miró

Tsunade: que sorpresa Sakura –me dijo- ¿Qué haces por aquí? –preguntó

Sakura: bueno, yo… -me interrumpió

Tsunade: ya sé –me cortó- seguro viniste para pedirme permiso de faltar a la práctica por ser tu cumpleaños –dijo

Sakura: ¿Qué?.. n.. no.. –dije

Tsunade: aunque sea tu cumpleaños número 18, no puedes estar faltando tan seguido a clases, Sakura.. –se levantó de su lugar- ya me dijeron que tuviste un desmayo el otro día, ¿tiene algo que ver con lo que estábamos hablando o solo fue por tu falta de alimentación y sueño? –me seguía preguntando

Sakura: no, Tsunade-sensei –dije- creo que está confundiendo mucho las cosas –agregué

Tsunade: bueno, aun así –dijo- lamento todo lo que te dije el otro día

Sakura: ¿hum? –estaba confundida

Tsunade: estaba bastante tomada y aún estaba muy dolida por la muerte de Dan.. –bajó la cabeza- dije muchas cosas que no debía haber mencionado y creo que al final estaba forzándote.. disculpa

La forma tan sincera en que me hablaba hizo que se me removiera la conciencia, aunque si había sido de la forma en que ella lo planteaba, también tenía razón. Solo moví la cabeza en forma de negación

Sakura: descuide Tsunade-sensei –dije- no es tan grave, entiendo la situación y con respecto a lo de mi desmayo, fue por no alimentarme bien y la falta de sueño.. al estrés.. –añadí

Tsunade: gracias Sakura.. –me sonrió- por cierto, feliz cumpleaños

Me sonrió aún más y luego se acercó para abrazarme. Yo correspondí su abrazo, me tranquilizaba mucho

Sakura: gracias, Tsunade-sensei –dije

Tsunade: bueno –me soltó- entonces si no es por eso, ¿a qué has venido? –me preguntó

Sakura: es verdad.. –dije- yo quería.. preguntarle sobre Naruto.. –me sentía muy nerviosa

Tsunade: ¿Naruto? –me cuestionó- ¿por qué sobre Naruto? –me miró- ¿Qué acaso lo suyo no había terminado o por qué lo buscas?

Sakura: no, se equivoca Tsunade-sensei –me excusé- no es lo que piensa

Tsunade: ¿entonces? –volvió a interrogarme

Sakura: lo que sucede.. –respondí- es que no llegó a clases y hace unos días, cuando Minato-san lo llamó, él dijo que estaría con usted.. por eso.. –guardé silencio, debía pensar como terminar la frase- digamos que se me hizo extraño que no viniera a clases

Tsunade: ya veo.. –respondió y luego volvió a su lugar- lo que te voy a decir es un secreto Sakura, espero no lo comentes con tus padres

Sakura: ¿por qué? ¿sucede algo malo? –pregunté preocupada

Tsunade: por el contrario –respondió cruzándose de brazos- yo diría que es algo bueno

Sakura: ¿entonces? –seguía confundida

Tsunade: lo que sucede es que desde hace algunos meses Naruto tiene un trabajo de medio tiempo.. –respondió

Sakura: ¿de verdad?

Realmente estaba sorprendida, de todas las posibilidades que pasaron por mi mente, esa no figuraba. Me relajé un poco al recibir esa respuesta

Tsunade: si –dijo- aunque yo no estoy muy de acuerdo por todo lo que involucra estudiar y trabajar al mismo tiempo, pero lo apoyo

Sakura: pero entonces, ¿Minato-san no lo sabe? –pregunté

Tsunade: no –respondió- él se opondría así como yo, preferiría que Naruto se concentrara en sus estudios más que en un trabajo pero.. siento que de alguna forma le ayuda a ser más responsable –continuó- además gracias a que no es algo constante, se le facilita mucho

Sakura: ¿en qué está trabajando? –seguí preguntando

Tsunade: trabaja como mensajero –respondió- para una empresa farmacéutica.. –guardó silencio por unos momentos y luego continuó- de hecho.. me parece que es con las farmacéuticas Uzumaki

Sakura: ¿qué?

Él estaba trabajando para la empresa de la abuela Chiyo, eso era sumamente extraño, pero confiaba en que si hasta el momento no había sucedido nada fuera de lo normal, no tenía por qué irle mal. Suspiré un poco aliviada.

Sakura: ¿entonces por qué no vino a clases? –volví a preguntar

Tsunade: ayer me llamó –dijo- me mencionó que le habían llamado de último momento para que realizara una entrega, como se trataba de algo importante quizá terminara un poco tarde y por las distancias, probablemente llegaría a casa de Jiraiya.. –meditó un poco- pero siendo así, creo que no fue una buena idea

Sakura: ya veo… -suspiré

Una vez recibí su respuesta, pude tranquilizarme mucho más. Por lo menos sabía que tenía un motivo bastante válido para haber faltado a clases ese día. Sin embargo, era bastante extraño que trabajara en la empresa de la abuela Chiyo y que ella no le hubiera comentado nada a mi madre.

Después de recibir su respuesta regresé al salón de clases. Le expliqué a mis amigas la situación y ellas también se sorprendieron un poco. El día prosiguió como cualquier otro, a excepción de que recibí varias felicitaciones de mis compañeros y amigos por mi cumpleaños, incluso casi todos mis primos me llamaron o dejaron mensajes de felicitaciones, amaba mi familia.

Al final del día escolar me dirigía al gimnasio para la práctica de karate, no podía faltar aunque fuera mi cumpleaños, ya lo había hecho otros días. Me encontraba pensando en lo dicho por Tsunade-sensei cuando mi celular recibió una llamada, sonreí al ver el número.

Sakura: hola, Tenten –respondí

Tenten: ¡feliz cumpleaños, Sakura! –dijo mi castaña amiga- ¿Cómo estás? ¿Cómo te la estás pasando?

Sakura: bueno, hasta el momento no me puedo quejar –respondí- muchas buenas vibras de todos nuestros compañeros y mis padres –sonreí para mí misma- ha sido un buen día

Tenten: me alegro mucho Sakura –sonrió- por cierto, Neji también te manda felicitaciones

Sakura: gracias a ambos Tenten –dije- por cierto, debo contarte, ya hice las paces con Hinata

Tenten: ¿de verdad? –sonaba muy feliz- me alegro mucho por ti Sakura, es una excelente noticia

Sakura: lo sé –respondí- ¿has hablado con ella? –pregunté

Tenten: si –dijo- nos llamó a Neji y a mi ayer, platicamos sobre ese asunto y de muchas cosas, también me siento feliz

Sakura: que bueno Tenten –sonreí- las cosas se están resolviendo al fin

Tenten: es verdad –dijo- por cierto, ¿Cómo va tu asunto con Naruto?

Por un momento no supe que decir, ¿era algo bueno o malo?

Sakura: bueno.. –respondí- aún hay que solucionar unas cosas

Tenten: oohh ya veo.. –respondió- bueno supongo no hay que apresurar las cosas

Sakura: si, así es.. –dije- bueno, debo dejarte Tenten, iré a la práctica de karate

Tenten: de acuerdo Sakura –me respondió- salúdame a los chicos y a Tsunade-sensei, cuídate

Sakura: si, nos vemos

Sonreí una vez terminé la llamada. En verdad me sentía feliz por las buenas amigas que tenía. Seguí mi camino al gimnasio, cuando nuevamente mi celular sonó, supuse a Tenten se le olvidó decirme algo y contesté sin siquiera mirar la pantalla

Sakura: ¿qué sucede? –sonreí- ¿se te olvidó decirme algo?

X: no.. es la primera vez que llamo, Sakura –dijo la voz del otro lado del teléfono

Inmediatamente reconocí esa voz, aunque tenía meses sin mantener comunicación, sabía perfectamente quien estaba del otro lado del auricular

Sakura: abuela.. Chiyo.. –dije una vez reaccioné

Chiyo: así es –me respondió- felicidades Sakura, has cumplido la mayoría de edad

Sakura: si.. gracias abuela.. –dije bastante desconcertada

Chiyo: espero no estar llamando en un mal momento –me comentó

Sakura: no, para nada –respondí- iba al entrenamiento

Chiyo: bien, entonces seré breve –dijo- como has cumplido los 18 años, es necesario tengamos una pequeña plática –agregó

Sakura: ¿una plática? –repetí confundida

Chiyo: así es.. –me respondió

Sakura: ¿sobre qué? –pregunté

Chiyo: cuando vengas lo sabrás.. –respondió- te espero cuando salgas de tu entrenamiento, nos vemos entonces

Sakura: si.. nos vemos abuela.. –respondí

Su llamada me había dejado sumamente desconcertada. La abuela Chiyo no es de las persona que hablan personalmente a otras personas, tiene muchos asistentes que se encargan de esos minúsculos detalles, sin embargo, hoy se había tomado la molestia de hablarme personalmente, había recordado mi cumpleaños y me felicitó por ello, pero sobre todo, me invitó a reunirme con ella para hablar, eso era lo que me causaba confusión.

Seguí mi camino, no sabía si sería buena idea llamar a mamá para preguntarle al respecto. Llegué a los vestidores y me puse mi traje mientras meditaba el asunto. Una voz me sacó de mi transe.

Moegui: hola Sakura –me saludó

Sakura: ahh.. hola Moegui.. –respondí al percatarme de su presencia

Moegui: ¿sucede algo? –preguntó al darse cuenta de mi actitud

Sakura: humm.. si.. –respondí- veras, hace rato me llamó la abuela Chiyo

Moegui: ¿qué? –también se sorprendió- ¿qué te dijo?

Sakura: bueno, primero me felicitó por mi cumpleaños –dije- y luego dijo que teníamos que hablar, así que espera que vaya a su casa después del entrenamiento

Moegui: eso si que es nuevo –dijo

Sakura: si.. –dije- ella me llamó pero lo más extraño de todo es que Tsunade-sensei me dijo que Naruto trabaja para las farmacéuticas Uzumaki

Moegui: ¿en verdad? ¿trabaja para la abuela? –preguntó sorprendida

Sakura: si.. –dije- ¿crees que tenga alguna relación?

Moegui: humm.. no lo creo –me respondió

Sakura: ¿por qué dices eso? –pregunte

Moegui: hace años, cuando Yahiko cumplió 18, la abuela Chiyo lo llamó –dijo- yo era muy pequeña pero lo recuerdo bien

Sakura: ¿de verdad?

Moegui: si.. –respondió- al parecer cuando todos los integrantes de la familia cumplen 18, los llama para hablar sobre su futuro y la posible relación que tendrán con la empresa.. es una mujer de negocios, recuérdalo..

Sakura: es verdad.. –respondí- entonces Nagato y los demás también.. supongo entonces no debo preocuparme

Moegui: así parece

Sakura: gracias

Ya con la explicación que me dio Moegui me sentí más tranquila, sin embargo no podía estarlo del todo, hablar con la abuela Chiyo no siempre resultaba alentador. Quise llamar a Nagato o Yahiko para preguntarles al respecto, pero decidí que mejor esperaría a hablar con ella y posteriormente tomaría una decisión.

El entrenamiento fue tan bueno como cualquier otro día, nada nuevo. Al terminar, tomé una ducha rápida y me dirigí a casa de la abuela. En el camino mandé un mensaje a mi madre explicándole la situación, ella ya estaba enterada así que no habría ningún problema si llegaba un poco más tarde de la hora habitual.

Al llegar a la mansión no pude evitar sentirme algo incómoda. Había un ambiente diferente y no sabía si era porque tendría que hablar a solas con la abuela o por algo más haya de mi comprensión. Giré la cabeza sacando los malos pensamientos de mi mente. Al tocar la puerta principal uno de los encargados me recibió y me acompañó hasta el despacho de la abuela. Había llegado el momento. Toqué la puerta con algo de cautela y esperé

Chiyo: adelante –me avisó mi abuela

Entré con algo de nerviosismo y el ruido de la pesada puerta de caoba al abrirla no ayudó en nada.

Sakura: buenas tardes.. abuela Chiyo –saludé

Chiyo: adelante Sakura.. –dijo sin siquiera mirarme- pasa

Cerré la puerta y me acerqué sigilosamente hasta el escritorio donde ella revisaba papeles. Entonces me miró.

Chiyo: siéntate –señaló la silla frente a mi

Así lo hice. Me removí en mi lugar un poco incómoda, jamás había entrado a su oficina, entonces me generaba cierta curiosidad estar ahí. Miré las paredes oscuras decoradas con cuadros de distintos tamaños donde se encontraban retratos de la familia. En el fondo, tras la abuela, se encontraba uno de ella y el abuelo Roshi.

Chiyo: tiempo sin verte, Sakura –me dirigió la palabra

Sakura: eh.. si.. –me limité a decir

Chiyo: supongo estas preguntándote el porque te he citado el día de hoy, ¿no es así? –me preguntó

Sakura: para serle sincera.. si –respondí

Chiyo: Sakura, tu sabes a qué nos dedicamos –comentó- conoces la importancia del negocio familiar, las farmacéuticas Uzumaki son de gran renombre en el país del fuego y el noroeste del continente

Sakura: si, lo sé abuela –respondí- soy consciente del prestigio que tienen los laboratorios

Chiyo: bien, eso ayuda mucho –continuó- entonces, ahora que has cumplido la mayoría de edad y legalmente puedes formar parte de la directiva de la empresa y tomar decisiones significativas, es necesario para mí el saber u ofrecerte, como mejor te parezca, si una vez termines tus estudios entrarás a trabajar aquí

Sakura: ¿trabajar en su empresa? –pregunté sorprendida

Chiyo: así es.. –respondió- hasta donde tenía entendido tu querías estudiar medicina pero, una vez termines con eso ¿qué harás?

Sakura: bueno.. –medité un poco- usted sabe que mi deseo es estudiar medicina para ayudar a la gente, trabajar en un hospital.. agradezco su oferta pero la verdad no me veo sentada en la mesa directiva de la empresa o trabajando en los laboratorios, yo quiero ayudar directamente a las personas

Chiyo: ¿segura? –me cuestionó- de todos mis nietos, únicamente Nagato, Sasori y Karin han aceptado estar en la directiva, el resto de tus primos han declinado a ese derecho y aunque además de ti, solo falta Moegui.. supongo escogerá otro camino y tarde o temprano la empresa deberá cambiar de rumbos..

Sakura: ¿a qué se refiere con eso, abuela Chiyo? –pregunté confundida

Chiyo: me refiero a que al haber poca gente de la familia a la cabeza esta empresa podría ir a la ruina.. –me miró; yo me sorprendí- todo el trabajo que durante años tu difunto abuelo Roshi y yo hemos realizado se iría a la basura

Sakura: bueno, entiendo la situación pero.. –dije- no creo que suceda así

Chiyo: tu conoces a Karin –respondió- puede ser lista en varios aspectos pero la toma de esta clase de decisiones no son su fuerte, solo me quedan Nagato y Sasori, ambos son muy meticulosos pero al mismo tiempo tiene ideales muy diferentes, sin embargo coinciden en que si no se puede mantener a flote la empresa como hasta el momento se ha hecho, lo mejor será vender acciones y traer socios al capital

Sakura: eso no suena tan mal.. –dije

Chiyo: a simple vista no –respondió- pero el tener ideales diferentes también se manifiesta en socios y negocios diferentes. Creo que deberías pensar un poco mejor sobre la oferta que te estoy dando Sakura

Sakura: ¿pero, por qué? Yo ya tomé mi decisión –respondí

Chiyo: es verdad –me respondió- pero debes tomar en cuenta que eres una Haruno, aun llevas el apellido de tu padre y que a pesar de todos estos años y los errores que cometió Kushina, él nuevamente te ha aceptado en su vida y debemos sacar ventaja sobre eso

Sakura: ¿qué dice? –creo que al fin comenzaba a entenderla

Chiyo: seré clara –dijo- únete a la mesa directiva y contigo ahí, será más fácil para la empresa asociarse nuevamente con las farmacéuticas Haruno y poder extender el negocio al resto del continente. Usaremos esa ventaja contra nuestros competidores y seremos los más importantes fabricantes de medicamentos

Estaba realmente sorprendida por lo que acababa de decirme esa mujer. Quería utilizarme, todo para sus planes, de nuevo se repetía la historia.

Sakura: ¿usted quiere utilizarme? –pregunté indignada

Chiyo: no lo veas así Sakura –respondió- es una buena inversión

Sakura: planea utilizarme para llegar a las farmacéuticas Haruno –respondí- parece que aquel plan que ideo hace años donde vendió a mi madre no se le ha salido de la cabeza

Chiyo: lo que pasó hace años ya quedó atrás –respondió- tu madre prefirió echar todo a la basura por el amor a su noviecito, pero en esta ocasión debemos aprovechar que nuevamente podemos desplazarnos en el mercado Sakura, con tu ayuda tu padre aceptará sin dudarlo

Sakura: ¡dije que no!

Me levanté de mi lugar bastante molesta, ya no podía seguir escuchando que a pesar del paso de los años, ella seguía prefiriendo el dinero al bienestar de su familia.

Chiyo: piénsalo bien, Sakura.. –me “aconsejó”

Sakura: no tengo nada que pensar –respondí- será mejor que me vaya

Chiyo: Sakura.. –me llamó- ¡Sakura!

A pesar de sus llamados me dirigí a la puerta. En verdad estaba muy molesta por lo que intentó hacer, convencerme de continuar con su plan. Estaba a escasos metros de la puerta cuando esta repentinamente se abrió; yo me sorprendí y me detuve de pronto al ver a quien acababa de entrar

Sakura: Sasori.. –pronuncié

Sasori: vaya Sakura.. –dijo- no sabía que la abuela Chiyo estuviera hablando contigo.. –entró a la habitación

Chiyo: adelante, Sasori –dijo

Sasori: debo suponer que hoy es tu cumpleaños.. felicidades –cerró la puerta tras de sí

Me sonrió de medio lado de una manera que resultaba bastante irritante. Que él estuviera aquí probablemente no significaba nada bueno

Sasori: pero ¿cómo? ¿ya te vas? –me preguntó- ¿tan pronto terminaste de hablar con la abuela Chiyo?

Sakura: no tengo nada de qué hablar con ella –dije molesta- además debo irme

Chiyo: no quiso entrar al negocio familiar Sasori.. –comentó; él la miró- aunque supongo lo está pensando

Sasori: es una pena, Sakura –me miró- tu participación en la compañía realmente nos habría aventajado mucho.. supongo tendremos que seguir trabajando como hasta ahora lo había estado haciendo –desvió la mirada- con.. mensajeros..

Entonces reaccioné. Él se estaba refiriendo a Naruto.

Sakura: ¿mensajeros? ¿a qué te refieres? –pregunté

Sasori: nada en particular –se justificó- solo hablo de la gente que trabaja para nosotros, gente que está dispuesta a trabajar con nosotros para hacer crecer a la empresa, aun cuando no tienen ningún parentesco con nosotros.. –agregó- solo.. asalariados..

Él sabía que yo no debía saber sobre el trabajo secreto de Naruto, lo mejor era no insistir con ese asunto, o podría sospechar. Decidí que mejor me iría y hablaría con él al respecto esa noche. Seguí con mis planes de irme.

Sakura: me retiro.. –dije y seguí mi camino a la puerta

Chiyo: piénsalo bien.. Sakura

Al cerrar la puerta tras de mí, tuve que recargarme sobre la pared, la impresión de lo que acababa de pasar ahí dentro fue mayor de lo que pensé. Tomé unos minutos para recobrar la compostura y el aliento, lo necesitaba. Estaba a punto de irme cuando escuché algo.

Sasori: si, lo sé –dijo- todo está ya en el embarcadero, el pedido llegará al país de la Roca lo más pronto posible

Chiyo: eso espero, Sasori –respondió

Sasori: descuida abuela Chiyo –contestó- no hay fallas. Ahora si me disculpa, debo retirarme, debo hacer unas cosas antes de partir

Chiyo: lo dejo todo en tus manos –añadió

Sasori: así será..

Escuché sus pasos dirigirse a la puerta y me escondí tras uno de los sillones. Esperé a que saliera; lo vi salir de la casa, subir a su automóvil y marcharse. En efecto, ese era el automóvil negro que en ocasiones iba al instituto por Naruto, no había duda de que trabajaba para él, el motivo ahora era, ¿por qué?

Preferí no quedarme más ahí, me daban escalofríos y sentía peligro, me dirigí a casa pensando en todo lo que acababa de pasar, sin duda debía hablar esa misma noche con Naruto. Al llegar a casa estaba comenzando a anochecer, era mucho más tarde de lo que pensé. Me apresuré a entrar a casa y al hacerlo me sorprendí..

Todos: ¡Feliz cumpleaños Sakura!

Gritaron todos mis amigos y familiares dentro de casa. Se prendieron las luces y tronaron varias trompetas con confeti al mismo tiempo que empezó a sonar música festiva. Estaba realmente impresionada, desconcertada, no esperaba ver a tanta gente en mi casa..

Sakura: ¿qué.. qué sucede? –dije cuando al fin recobré la compostura

Kushina: ¡feliz cumpleaños Sakura! –dijo mientras se acercaba a mi para abrazarme

Sakura: mamá, ¿tu hiciste todo esto? –pregunté confundida

Kushina: así es Sakura –me respondió- sé que dijimos que solo sería una pequeña cena familiar pero..

Minato: es una fecha especial –terminó la oración de mi madre

Sakura: ¿ustedes los invitaron a todos? –pregunté

Yahiko: solo a la familia, primita –se acercó y me abrazó fuertemente

Ino: a nosotros nos invitó Naruto –respondió

Kiba: todo fue una fiesta sorpresa –terminó de decir

Naruto. En ese momento mi mente recobró un poco de lucidez. Comencé a buscarlo con la mirada, buscando entre la gente. Vi obviamente a Ino, Hinata, Shikamaru, Kiba, a Lee.. mis primos Nagato, Tayuya y Sakon, Sara.. Yahiko y Konan, Moegui.. vi a la tía Mei y al tío Danzo, mis padres.. y al fondo.. estaba Sasuke-kun, cómo me sorprendí de verlo ahí

Sakura: Sasuke-kun.. –dije sorprendida

Él se acercó a mi con un gran ramo de flores, jamás me esperé eso

Sasuke: felicidades –me dijo y me sonrió al acercarse a mi

Kushina: que lindos se ven –nos sonrió- a ver, júntense para tomarles una foto como pareja

Nos juntó y tomó una foto de ambos, yo me encontraba bastante desconcertada, era sumamente extraño

Kushina: ¡excelente! –sonrió aún más

Sakura: ¿a ti también te invitó Naruto? –pregunte una vez se fue mi madre

Sasuke: así es.. –respondió- fue más porque se lo pidió tu madre que por gusto.. –rio- debiste ver su cara

Sakura: ohh.. ya veo.. –respondí algo incómoda- gracias por las flores.. saludaré al resto de los invitados

Sasuke: adelante..

Me alejé y dejé las flores en la mesa en un jarrón que mi madre anticipadamente colocó ahí. Luego saludé a mis invitados

Lee: ¡felicidades Sakura-san! En hora buena por tu cumpleaños –sonrió

***

Sara: ¡Sakura! ¡Felicidades, te deseo lo mejor del mundo! –me abrazó fuertemente

***

Ino: ¡felicidades Sakura, frentona!, toma tu regalo –me extendió la mano

Shika: espero que te guste el regalo que escogimos para ti

***

Tayuya: felicidades prima –dijo en su habitual tono serio

Sakon: no seas tan fría Tayuya –regañó- discúlpala Sakura, que tengas un bello día

Tayuya: o lo que queda de el.. –su compañero solo la miró de reojo

***

Kiba: ¡felicidades, Sakura!

Hinata: esperamos que este regalo te guste –también me entregaron un presente

***

Me dirigí a saludar a otros invitados cuando la puerta se abrió de golpe y llegó el señor Jiraiya con unas botellas, muy “risueño”, acompaño por Tsunade-sensei y Nawaki

Jiraiya: ¡¡feliz cumpleaños Sakura!! –gritó ante la vista de todos

Sakura: ehh.. gracias señor Jiraiya.. –dije al acercarme al él, lo noté algo tomado

Tsunade: qué vergüenza das.. –pronunció

Jiraiya: qué barbaridad, necesita más ambiente este lugar –se quejó

Minato: es una reunión familiar Jiraiya, no abuses –lo regañó

Jiraiya: descuida Minato, me comportaré

Una vez dijo eso si dirigió a la mesa y se sentó a tomar sake, todo continuó como si nada

Tsunade: felicidades Sakura –me dio un regalo

Nawaki: esperamos te guste –sonrió, tenía tiempo sin ver que lo hiciera, eso fue lindo

***

Mei: querida sobrina, espero sea un bello día para ti –me abrazó con fuerza

Danzo: así es, esperamos nuestro obsequio sea de tu agrado –me extendió la mano con un papel

Sakura: ¿esto qué es? –dije, y al saberlo, me sorprendí- pero tío Danzo, esto es mucho dinero

Mei: nada de peros, esperamos lo sepas aprovechar muy bien –respondió

Sakura: no puedo aceptarlo –dije

Danzo: claro que puedes –dijo- úsalo para tus estudios, medicina es una carrera cara –sonrió

Sakura: gracias.. –respondí- por cierto, ¿y Karin?

Mei: como tu madre nos avisó hasta hace apenas unas horas sobre esta reunión, Karin tenía un compromiso, pero dijo que llegaría aquí –respondió

Sakura: de acuerdo.. de nuevo gracias –ahora yo fui quien los abrazó

***

Moegui: ¡felicidades Sakura! –me sonrió

Yahiko: es un gran día para ti, disculpa a nuestros padres que no pudieron venir, pero aquí estamos nosotros –me sonrió

Konan: esperamos que nuestro regalo sea de tu agrado –extendió sus manos y tomé el paquete

Sakura: gracias.. –dije algo desganada

Nagato: ¿qué sucede primita? –me preguntó- ¿por qué la cara larga?

Sakura: hoy me llamó la abuela Chiyo

Todos se sorprendieron al decirles eso

Yahiko: ¿entonces ya te ha dicho..? –dijo con tono entre pregunta y afirmación, solo asentí

Nagato: bien.. –dijo- hablemos de ese asunto mañana –lo miré- es algo que llevará algunas horas –me sonrió cálidamente

Sakura: entiendo..

Konan: ánimo Sakura.. –me consoló- no es el fin del mundo

Moegui: si Sakura, ánimo, es tu cumpleaños..

Sakura: gracias.. –dije- si me disculpan, iré a dejar esto en la mesa, enseguida regreso

Yahiko: claro

Me dirigí a la mesa a dejar el regalo con el resto de las cosas, cuando vi a Minato-san entrar a la cocina con mi madre, ambos algo nerviosos. Los seguí para ver qué pasaba.

Kushina: ¿aún no responde? –preguntó

Minato: no.. –respondió- ya debería estar aquí..

Jiraiya: tranquilízate Minato –dijo- el chico dijo que llegaría..

Tsunade: esto me da mala espina.. –dijo

Vi que tomó su celular y comenzó una llamada, pero esta no prosiguió.

Minato: de nuevo al buzón, sigue apagado.. –dijo- ya me estoy empezando a preocupar.. ¿Dónde estará Naruto?

De nuevo lo recordé.. se hacía más noche y él sin llegar. Salí de mi lugar.

Sakura: mamá.. Minato-san.. ¿qué sucede? –dije

Kushina: oh, nada Sakura –dijo- solo vinimos por el pastel, sal, enseguida lo llevamos –me dijo con una sonrisa falsa

Quise decir algo pero mejor salí, debía intentarlo yo. Me dirigí tras las escaleras para hacer la llamada. Al igual que a mis padres, me mandó a buzón.

Sakura: Naruto.. –pensé- ¿en dónde estás?

Ino: Sakura, ¿sucede algo?

Voltee y vi a mis amigas ahí, notaron cuando me aparté de todos para llamar

Sakura: Naruto.. –respondí- no ha llegado y no contesta su celular

Hinata: tranquila Sakura, aún puede llegar –me respondió

Sakura: eso espero.. –dije

De pronto se apagó la luz y escuché a todos comenzar a cantar la canción de cumpleaños así que salí de mi escondite. Todos estaban cantando y vi a mis padres con un pastel y luces de bengalas. Cantaron, aplaudieron, rieron, comimos pastel, todos felices celebrando mi cumpleaños, pero yo.. solo pensaba en que él no llegaba..

El tiempo seguía pasando.. ya se habían ido mis amigos y algunos de mis familiares, y yo seguía esperando su llegada..

Sasuke: entonces me marcho –dijo una vez lo despedí. Mi dio un beso en la mejilla y se fue

Al cerrar la puerta me recosté sobre ella. Vi a Minato-san cruzar a la cocina aun con cara de preocupación. Ya no podía esperar más. Entré al baño para intentar llamarlo otra vez, cuando de pronto mi celular sonó, en la pantalla decía su nombre.

Sakura: Naruto –dije- ¿en dónde estás? Todos están preocupados por ti, ¿por qué no has llegado? –dije molesta

Naruto: Sakura…. ayuda...

Sakura: ¿qué? -¿qué estaba pasando?

Naruto: ayuda... –la llamada se cortaba- Sasori... embarcadero...

X: ¡corre..! –se escuchó una voz tras él

Naruto: ¡de prisa!

Se escuchó un estallido. Un disparo, y luego se cortó la llamada.

Sakura: Na.. Naruto…
mayasorita
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 336
Edad : 29
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Naruto1z ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Sakura8 ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns2
¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Ns3y ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 330cric ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Kushina1



https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19) - Página 9 Empty Re: ¿Por qué tenía que suceder así?[+18][C] (CAP. 57) (12/10/19)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.