That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Padre e Hijo.(Shop)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Padre e Hijo.(Shop)

Mensaje por CerezoIntenso el Jue Ago 17, 2017 1:01 pm

.



.




El séptimo detuvo sus pasos frente a la entrada de la edificación "Voluntades de Fuego" siendo la ahora nueva escuela infantil de la aldea. Soltando un suspiro giró su rostro para mirar a su pequeña copia de tan solo 4 años que estaba parado junto a él, y a quien le sujetaba una manita.

Sonrió para ahora acuclillarse frente al pequeño Shinachiku.

-¿listo, campeón...?--. Lo miró a los ojos: tan verdes como una esmeralda, y uno de los pocos rasgos heredados de su madre.

Hoy era un día especial ya que era el primer día de clases para el pequeño y primogenito Uzumaki Haruno. Naruto estaba muy feliz por ello y, era claro que como buen padre -que sí lo era, se decía orgulloso- quiso el privilegio de llevarlo él mismo a la escuela.

-¡sii, sii!--respondió el pequeño con la caracteristica energia de todo Uzumaki.

Naruto se carcajeó y despeinó sus cabellos rubios, mientras lo veía asentir con entusiasmo--¡muy bien!, entonces no lo olvides, como lo ensayamos esta mañana, ¿eh?

Se refería a la presentación que haría el pequeño frente a sus nuevos compañeritos.

-¡si, si, mis pades son legendadios! ¡wa, ha, ha!

Parado con sus manitas en la sintura y una sonrisota que dejaba al descubierto la ausencia de uno de sus dientesillos delanteros en su infantil rostro, vociferó tales palabras a su padre -o más bien a las personas que pasaban por el lugar- y quienes curoseaban la escena.

-¡ha, ha, ha si, muy bien!--se levantó ahora viendo pasar junto a ellos a un par de niñitos correteando directo a la edificación.

Hoy día la aldea estaba tan mejorada: tanto en las estructuras, comercio y tecnología que, además habían establecido convenios en la alianza para que en cada aldea de los diferentes paises miembros se impartiera la nueva modalidad educativa: escuelas básicas de aprendisaje para las pequeñas generaciones.

Claro que sólo lo básico: compañerismo, lectura, buenos modales, etc; aún existía la academia ninja.

-recuerda mencionarme, o de lo contrario...--hizo señas al pequeño para que se acercara, éste como niño obediente lo hizo, o más bien curioso de lo que fuese que su padre le diría--no habrá ramen de merienda.

-¡waa!, ¡damen si, damen si!

Sabía como manipular su adorable mentecita. Soltó una risita divertida.

-¡Ja! bueno, pero recuerda que no le debemos decir nada a mamá o ella nos castigaría y nos dejaría sin ramen.

O más bien a él solito, repuso como pensamiento.

Ya tenía la experiencia -y vale decir que también la licencia- en conocer a su bella esposa cuando se enoja, y más por sus ahora inventos -junto a su pequeño complice- al escaparce un rato de su trabajo para perderce en el santuario del deleite culinario -ramenlandia (ahora restauran Ichiraku's)- y vaya que le estaba haciendo efecto a shina el pasar alguna que otra tarde con él en el lugar: había estado pidiendo ramen como vanquete matutino. Cuando veneraba el cereal antes que otra cosa.

Sakura solo supo -por sus propios medios- que ambos traidores se internaban en Ichiraku's cuando ella andaba de turno por las tardes o cuando lograban escapacer por ratos a la hora del almuerzo.

-mhp--se estremeció de sólo recordar a su madre enojada: le daba miedo; pero aún así amaba la comida que ella preparaba y claro, también a su madre--ka-san cocina dico--murmuró y al mismo tiempo miraba a un niño, también de su edad, que estaba mirándole a él y a su padre mientras permanecía parado en la entrada de la escuela--... ¡mi pade salvo el puebio tanta veices' ttebaro!, ¡ha, es un jodido hedoe, ha!

Naruto quien parpadeo teniendo una gota en su cabeza, miró a donde su pequeño y entusiasta hijo miraba: notando al otro infante. Y quien ahora los veía con extrañez por la escandalosa escena de shina.

-¡ha, ha, si que eres estusiasta hijo!--. Le recordaba tanto a él--pero guarda esa energía para cuando te presentes con tus compañeritos--. Supiró.

Que bueno que no fue escuchado por sakura-chan, pensaba aliviado.

Sakura lo regañaba cada vez que decía alguna palabra indebida en presencia de shina; era toda una impresionante grabadora al escuchar conversaciones ajenas.

La curiosidad heredada de su madre.

A veces no sabía de ¡dónde rayos! su pequeño huracan sacaba tanta energía a tan tempranas horas de la mañana: antes que los rayos del sol se asomaren en el cielo, shina ya estaba dando saltos de un lado a otro en la casa.

No como él: que ahora preferia quedarse durmiendo en casa o, gastar esas energías en actividades especiales...una que sólo implicaba la compañía de su mujer.

La verdad...ahora comprendía al sandaime, a iruka-sensei y a todo aquel que fue víctima de sus travesuras cuando niño. La adultez le estaba pegando, aunque no podía quejarse.

Amaba pasar momentos junto a su sakura-chan y a su pequeño shina: así como la hermosa y alegre familia que son. Sólo le daba gracias a kami por tener lo que siempre quiso: su cargo como kage de la aldea, tener junto a él a la mujer que siempre amó y, poseer la dicha de tener la familia que siempre soñó.

-es una lastima que sakura-chan no pueda venir--musitó haciendo un mohín--le hubiese gustado verte en tu primer día de escuela.

Sakura siendo ahora la directora del hospital de la aldea tuvo que asistir -sin más remedio- a un congreso al país de las olas en compañía de ninjas medicos y novatos en el área para imparir conocimientos sobre nuevos avances tanto en enfermedades, antídotos y técnicas de curación que adquiría la medicina. Konoha era la primera aldea en encabezar la lista con mejor desenvolvimiento en el área -además de poseer a las dos mejores ninjas en el área, la senju y claro, ella misma.

Era toda una responsabilidad la que sakura tenía por lo que no podía ausentarse, aunque tuvo la idea de hacerlo, pero naruto sólo le deseó la mejor de las suertes -se la merecía por todo lo que hacía- y el que ya podía visitar a shina cuando estuviere devuelta -cosa que acordó sin más pero con mucha tristeza.

Estaba tan enamorada de sus dos hombrecillos que odiaba ausentarse por unos días sin tenerlos cerca.

Eran padres primerizos por lo que les había tocado un poco fuerte esa situación, pero vaya que con el tiempo fueron acoplándose muy bien, amaban al pequeño. A fin de cuentas era el fruto de ese amor que se mantenia entre ellos.

-¡sii, ka-san es la mejor medico del puebio entedo!--soltó el pequeño con igual entusiasmo para ser escuchado por los que pasaban cerca--¡ella es fuueite!--. Canturreó, levantando un puño en lo alto teniendo el ceño fruncido, con mirada determinada--¡shanaroo!--exclamó luego, elevando en lo alto su mano empuñada.

Naruto quien lo vio sacarle la legua al pequeño que estuvo parado en la entrada de la escuela

-y que luego lo vio correr dentro de la misma- se rascó la nuca, sintiéndose nervio-avergonzado por las miradas de curiosa extrañez que recibia de un par de señoras que pasaban con sus respectivos hijos hacia el resinto infantil.

-er, shina-chan, promete que serás un bien amigo con tus compañeros y todo un caballero con tus compañeras, como dijo tu ka-san--lo dijo mirándolo con seriedad aunque teniendo la ternura reflejada en sus ojos.

-¡sii! sede un buen compañedo, tou-san' dattebaro.

Y como acto para cerrar ese pacto entre Padre e Hijo chocaron los puños con suavidad, soltando una risita de complicidad de parte de ambos Uzumaki. Era toda una costumbre el hacerlo cuando naruto le proponía algo y el pequeño concordaba; eran muy unidos.

-¡adiós, campeón!--. Se despidió naruto con un ademán.

Viéndolo correr y desaparecer por la entrada de la escuela junto al hijo de ino y sai -quien al verlo comenzaba a acercarsele- soltó un suspiro colmado de felicidad, teniendo una igualmente feliz sonrisa en su rostro.

Podía presentir que su pequeño no sería un ángel o el niño perfecto de la escuela -menos siendo el hijo de dos héroes cuyas personalidades deja mucho de qué hablar- sabía que travesuras hará, pero, todo niño las hace, ¿no?

-hola naruto, ¿todo bien?--saludó entre ellos el moreno, parándose junto a él y mirando a algunos niños entrar por donde sus respectivos hijos lo hicieron.

-...si, todo bien, sai, todo excelente--contestó sin dejar de sonreír y mirar al frente.

Esto de ser padre era tener, literalmente, una enorme responsabilidad en su aún joven vida; de dejar de hacer sus labores o abandonar sus horas libres para solo atender las necesidades de ese pequeño ser que ahora ocupaba la mitad de su corazón, era sin duda, la mejor responsabilidad que le haya tocado a él. Y por más que tropesare en el camino, sabía que no estaba solo.

Ahora tenía a su sakura-chan, juntos enseñaran y amaran a su hijo -y a los que vengan, pensó feliz.


.




.


Tenía tiempo con este shop, fue una pequeña inspiración que me dio un divertido fanart de shinachiku. Muy divertido. Espero y les haya gustado. Embarassed Smile
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.