That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por NaruSannin el Dom Ago 27, 2017 8:20 am

Hola gente del foro, ya tenia muchísimo que no me presentaba aquí, pero gracias a dios que después de varios problemas que se me presentaron por fin tengo la ventana de tiempo para volver a escribirles y leerles. Uno de mis pasatiempos favoritos es escribir y leer y por lo que no encontraba el como regresar a este grandioso foro que veo aun sigue batallando en contra del desanimo. Es bueno ver que aun hay personas que no abandonan sus gustos y eso me inspiro a volver aquí. Y tal y como dije una vez en este mismo foro "nunca abandonare mis fics" los cuales retomare en unas semanas añadiendo nuevos capítulos y continuando las historias que deje pendientes, quedan invitados a leerlas siempre que gusten, a mi no me guía otra cosa que es rendir homenaje a Naruto y su universo, ya que es una de mis series favoritas de toda mi infancia y esto es solo un pago por las veces que me emociono ver el anime y manga, así que pensé "¿Como puedo disculpar, tras haber durado mas o menos medio año si actividad en el foro?" Fue cuando se me ocurrió esta historia un poco mas tranquila que las que llevaba pero con el propósito de compensarles y disculparme por el tiempo que no estuve activo en mis demás historias, aviso que esto solo lo hago mientras comenzó a escribir los demás capítulos de mis otros fics, ya que aun que por a hora me centrare en ente fic seguiré escribiendo las continuaciones de mis otros 3 fics que tengo publicados, esto es solo para despejarme y continuar mis historias de una forma mas tranquila y seria. Sin más me les dejo ya mi clásico "capitulo introductorio" una especie de prorrogo extendido. Espero les guste y agrade este fic un poco mas corto pero hecho con las mismas ganas de terminarlo. Hasta pronto.
 Very Happy  Very Happy  Onion ok  Onion ok
Declaración: Naruto no me pertenece, le pertenece a Masashi Kishimoto, lo único que me pertenece es la idea de este fic así como la historia de este mismo.

Parejas: principales [SakuNaru] secundarias [BoruSara]

Rivalidad amorosa: Si

Indicaciones de lectura:

No estaba listo: Narración normal
-No estaba listo-: Diálogos de los personajes
-"No estaba listo"-: Pensamientos aparte o dentro de los diálogos normales así como diálogos internos de los personajes.

Comenzando de nuevo

Capitulo Introductorio: Lo tengo todo y nada

Alguna vez han llegado a pensar que son felices de verdad o que tienen cualquier cosa en este mundo y cuando menos se dan cuenta no tienen lo más importante. Ese es mi caso, soy rico, según las mujeres, guapo y atractivo, según mis amigos extrovertido y divertido, según yo… Un tonto que no supo tomar las decisiones correctas y que está pagando lo que sembró. Hola me presento, soy Naruto Uzumaki, uno de los hombres más ricos de Norteamérica, dirijo la Corporación Uzumaki y asociados, tengo 30 años de edad, alto, rubio, ojos azules, el sueño de toda mujer o al menos eso dicen las mujeres con las que compartí mi cama antes de casarme, actualmente paso una etapa difícil de mi vida, la desilusión de una familia es la mayor, puesto que empezamos desde abajo yo y mis padres, unos granjeros que como pudieron mandaron a estudiar a su hijo a la universidad ¿Pueden creerlo? El primer universitario de la familia y se convierte en uno de los 10 hombres más ricos de Estados Unidos en menos de cuatro años después de terminar la carrera en ingeniería civil y un doctorado en ingeniería mecánica además de pequeños reconocimientos en talleres de medicina, leyes y letras. Las personas que me rodean, bueno que puedo decir de ellas, algunas son buenas otras malas, a otras tantas solo las mueve el interés de mi dinero y a otro puñado sinceramente no se que les motiva a fingir que les caigo bien y decir que soy la persona más interesante del mundo, dentro de ellos están, Sasuke Uchiha, si de esos Uchiha, una de las familias con mayor importancia y tradición militar en el país también esta Shikamaru Nara, un gran amigo y contador, no me olvido de Chouji Akimichi, un querido amigo que es un gran y excelente chef en uno de los restaurantes más exclusivos de Los Ángeles, Ino Yamanaka una gran mujer y esposa de Shikamaru, Sai un buen reportero y fisgón de mi vida, pero buen amigo al fin y al cabo, mis primos Gaara, Temari y Kanguro son como hermanos para mi, también esta Sakura Haruno ex de Sasuke, aun me pregunto, como fue tan idiota y dejarla por mi prima Karin… Creo que Sasuke es un completo estúpido al dejar a una mujer tan capaz y hermosa como Sakura y por ultimo pero no menos importante mi esposa, Hinata Hyuga, la famosísima modelo inglesa heredera de la dinastía Hyuga, una mujer fría y distante tanto así que yo fui madre y padre para mis dos hijos, mis dos tesoros: Boruto y Hima. Esta historia no pretende ser diferente ni mucho menos, es solo el relato de un hombre que ha cometido errores y que para su mala suerte los está pagando, porque al fin de cuentas esta… Esta es mi historia.

----------

Otro día ajetreado es el que le espera al importante hombre de negocios Naruto Uzumaki en su oficina, pero al menos hoy hará algo placentero, escoger a su nuevo o nueva asistente personal, lamentablemente la anterior asistente que el señor Uzumaki tenia se caso y dejo de trabajar y por ende a hora tenía que buscar a su remplazo.

-Buenos días, señor- saludaba la amable recepcionista a su patrón que entraba muy apurado al edificio de la compañía.

-¡Buenos días, Karina!-

El hombre ni voltio a ver a la mujer por ir ocupado en ese molesto y ruidoso aparato que siempre cargaba en el oído, si estoy hablando del teléfono celular.

-Aja… ¡El señorito Uzumaki!- un hombre delgado y atlético saludaba a Naruto.

-Perdóname, pero no tengo tiempo… Después hablamos- Naruto siguió su camino sin prestarle tanta atención a quien le había saludad con anterioridad.

-Y este… Que fastidio- se quejo aquel hombre al quedarse parado como tonto en medio del pasillo.

Naruto por su parte subió uno y otro piso de manera rápida por las escaleras, el elevador había estado demasiado lleno y para colmo de males no lo había alcanzado.

-Muy bien… Si, si… Te llamo más tarde, adiós… Besos y abrazos-

Naruto por fin colgaba aquella llamada que lo había distraído durante todo su viaje hasta la oficina, apago el aparatejo y se lo guardo en el chaleco, con pereza elevo la vista lo que provoco que quedara helado y avergonzado casi al instante pues varias mujeres muy hermosas lo observaban un poco embelesadas por el atractivo de este. Una mujer de cabellos oscuros y un elegante traje de oficina se le acerco lentamente.

-Señor… ¿A caso se le olvido que hoy daría entrevistas de trabajo para la nueva asistente?- la mujer lo regaño en voz baja para que las mujeres hay presentes no escucharan lo que la morocha le decía al rubio que en efecto había caído en la cuenta de su olvido.

-Ejem… Mmm… ¿Entonces, estas son las candidatas?- pregunto Naruto aclarándose la voz en un vano intento de sonar convincente.

-Sí, señor- fue lo único que respondió la que parecía era la secretaria de Naruto.

-Gracias Shizune, has las pasar de una en una, por favor- eso ultimo lo decía Naruto entrando a su oficina.

Ya en su oficina, el ya cansado hombre dejo su portafolios sobre un sillón cercano y se sentó en su silla frente a su escritorio y computadora, con desgano miro a un lado de esta mirando una hermosa pila de carpetas que contenían los datos de las candidatas para el puesto de asistente personal que el rubio requería. Suspirando y maldiciendo su mañana llamo a su secretaria.

-¡Shizune!-

La susodicha acudió rápidamente al llamado.

-¿Si señor?- pregunto cortes mente la mujer.

-Has pasar a la primera, por favor-

-En seguida-

Dicho esto Shizune salió de la oficina de Naruto, llamando a la primera candidata para el puesto.

-Mandí Johnson- llamo Shizune a una mujer rubia, caucásica y ojos claros que vestían un vestido largo cernido a sus caderas.

-Si- rápidamente la mujer respondió al llamado.

-Buena suerte- fue lo único que dijo Shizune abriéndole la puerta a la chica.

Y así, toda la vendita mañana entraban chicas radiantes y salían llorando, maldiciendo al rubio, las frases más utilizadas eran, "maldito rubio", "¡¿Cómo hozo rechazarme?!" y "¡¿Que no estoy capacitada, idiota?!" habían muchísimas más, solo que estas eran mucho más ofensivas.

En una de las sillas apartadas de la sala donde esperaban su turno para entrar, una mujer que rondaba la misma edad que Naruto aguardaba, tenía la piel clara, ojos verdes y un peculiar y singular cabello color rosa, vestía unos tacones de punta ancha de 14 cm, un vestido color lila que se ajustaba perfectamente a su figura, todo lo anterior estaba acompañado de un chaleco del mismo color y haciendo juego unos aretes de oro con chapeado de plata. El resultado…

-¡Sakura Haruno!- Shizune llama desde su escritorio a la chica, que de manera impaciente y nerviosa se levanto de su silla.

-¡S… Si!- respondió Sakura acercándose a Shizune.

-Es su turno, el señor Uzumaki la espera-

-"… Después de tantos años lo voy a volver a ver" Claro, dese me suerte- al decir aquellas palabras la mujer peli rosa entraba a la oficina, donde Naruto aguardaba sentado sobre su silla detrás de su escritorio.

-Bien… Veamos… ¿Nombre?- pidió Naruto buscando el expediente de Sakura entre el montón de papeles que tenía en el escritorio.

-Sa-Sakura Haruno- dijo un poco apenada Sakura, por alguna razón no se atrevía ver a Naruto pues desde que entro había tenido la mirada clavada en el piso.

-Aquí esta… A ver- Naruto miraba la carpeta con los datos y papeles de la mujer que estaba frente a él -Aquí dice que ya había estado casada… Mmm… ¿Tiene hijos?- pregunto Naruto extrañándose por la mujer.

-S-si…-

-Espere un momento… Haruno… ¿Donde había escuchado yo ese apellido?- Naruto se levanto de su asiento y mirando a Sakura pensaba en donde había escuchado antes el apellido de ella -¡A si…! ¡Tú eres, la ex esposa de Sasuke!-

-¿Co… Como lo sabe?- pregunto Sakura sorprendida.

-Por que el mismo me lo conto… Ya hace años que me platico eso…-

-"Se me había olvidado que Sasuke y él eran amigos… Maldición"- Sakura maldecía al no haberse acordado de ese dato.

-Pero bueno… No está aquí para hablar de su vida privada… ¿Tiene experiencia como asistente personal?-

-Bueno, si… Un poco pero lamento decirle que hasta a hora no había trabajado completamente en algún cargo parecido-

-Su expediente dice, graduada en la facultad de medicina de la universidad de california, ha trabajado para… ¡Para mi abuela!-

-¿Su abuela…? O si, usted es nieto de la señora Tsunade-

-¿Que hace una medico aquí?- Naruto estaba completamente extrañado con Sakura pues todo apuntaba a que ese lugar no era para ella.

-Vera, es muy difícil encontrar trabajo, solo he respondido al anuncio del periódico, solo eso… Si no me quiere contratar lo entenderé, al fin de cuentas… No estoy capacitada para el empleo- Sakura sintiéndose derrotada sujeto con fuerza su bolso y se giro para salir de la habitación pero Naruto la detuvo.

-Espere… "No sé porque siento que la conozco de alguna parte… Es muy extraño"- Naruto intentaba recordar donde había supuestamente visto a la peli rosa -No tiene por que irse… Sakura, le daré una oportunidad-

-¡¿Qué…?! Pero…- la sorpresa de la mujer fue muy grande por lo que le acababa de decir el rubio que sonreia.

-Pero nada… ¿Quiere o no el empleo?-

-¡Claro, si, si lo quiero! ¡No lo defraudare, se lo prometo…! "Es igual a como lo recuerdo"-

Sakura sintiéndose tan feliz, no pensó en nada, solo abrazo a Naruto que se quedo pasmado por el aroma de la chica.

-jeje… Ejem…- Naruto carraspeo un poco la garganta para que la chica lo soltara, cosa que paso casi al instante.

-¡Perdón!-

-Bueno no pasa nada, supongo que la emoción le gano jeje-

-Gracias, no le defraudare, seré la mejor asistente que jamás ha tenido-

-Eso espero, de momento empieza el lunes, así que es mejor que se aliste…Shizune mi secretaria le dará una agenda y le indicara mis citan mas próximas para que las organice-

Sakura salía de la oficina de Naruto, las chicas que aun esperaban su turno la miraron molestas, pues se había escuchado hasta fuera que ya se había ganado el empleo y pues obviamente no les hizo ninguna gracia.

-Shizune, por favor dile a Sakura todo lo que tiene que saber sobre sus obligaciones… Yo me retiro- Naruto también salía de su oficina con su portafolios a mano.

-Sí, señor…-

Después de eso el hombre se fue de ahí dejando a solas a las mujeres.

-Gracias por haber venido, sentimos que no hayan tenido la oportunidad de servir a la corporación Uzumaki-

Las mujeres se comenzaron a alejar lentamente del lugar en el cual solo quedaron Sakura y Shizune.

-Bien… Déjame buscarte lo que necesitaras- la mujer buscaba entre los cajones de su escritorio la agenda que le serviría a Sakura en su trabajo además de los papeles que tenía que llenar para iniciar oficialmente como asistente personal de Naruto.

Shizune le dio a Sakura una pequeña agenda electrónica y una carpeta llena de papeles necesarios.

-¿A donde fue el señor Uzumaki?- pregunto Sakura a Shizune que miraba algo en la computadora.

-Veras, hoy su hijo Boruto cumple años… El señor Uzumaki nunca se ha perdido un cumpleaños de su hijo… Es el mejor padre del mundo, solo que… "Hinata" -*suspiro*- la morocha pensó en el último momento en la esposa que Naruto tenía.

-¿Solo que…?- Sakura pregunto al ver que Shizune dejo de hablar tan repentinamente.

-Su esposa… ¿Cómo un hombre como él, se fijo en una mujer como ella?-

-¿Tiene problemas con ella?-

-Hinata es una mujer, déspota y fría… En cambio Naruto, es lo opuesto a ella- la mujer de mirada oscura quedo pensativa por unos momentos al recordar los problemas entre Naruto y Hinata.

-----------

Naruto llegaba a su casa, los globos y las algarabías ya estaban en su apogeo para la fiesta de Boruto, que cumplía 10 años de edad. No obstante el chico estaba sentado con el semblante triste frente al portón de la gran residencia Uzumaki.

-Hijo… ¿Qué haces aquí?- Naruto pregunto a su hijo que al verlo se lanzo a sus brazos.

-¡Papá!-

-¿Qué pasa…? ¿Tu fiesta de cumpleaños no te gusta?- Naruto intentaba animar a su hijo.

-Mamá… Ella esta…-

El chico no pudo terminar pues Naruto miro con pesar como la susodicha salía de casa con dos maletas.

-Hinata ¿A dónde crees que vas?- el rubio pregunto a su esposa el por qué de aquellas maletas.

-Tengo que viajar a Madrid… La agencia de publicidad me contacto para una sesión de fotos- Y así hacia acto de presencia, Hinata Hyuga esposa de Naruto y una de las modelos más importantes del momento.

-¿Pero Boruto? ¿Su fiesta?- Naruto intentaba comprender lo insensible que podía a llegar a ser Hinata en ocasiones.

-No tengo tiempo para discutir… Adiós, nos vemos en unas semanas- la oji perla paso de largo de Naruto y su hijo que solo observaban como esta subía sus maletas a su deportivo y acto seguido ella se subía en él.

Naruto molesto dejo a Boruto en donde con anterioridad estaba y con firmeza camino hasta el auto de su esposa, la cual ya estaba arriba de este a punto de hacerlo arrancar.

-¡Hinata! ¡Prometiste que te quedarías a la fiesta de tu hijo!-

-Perdóname, pero esto es muy importante-

-¡Estoy arto de esto!- Naruto elevo mas la voz al ver que su esposa no le hacía caso.

-Arto dices…- fue lo único que dijo la mujer al encender completamente el auto.

-¡Arto de que nunca convivas con nuestros hijos! ¡Ellos te necesitan, joder!-

-Ya conviviré cuando vuelva-

Hinata acelero el deportivo dejando a Naruto hablando solo. Boruto observaba desde la puerta como sus padres volvían a discutir, que sin lugar a dudas el y su hermanita eran los más afectados en esta situación de peleas y discusiones entre sus padres.

Naruto resignado se giro hacia su hijo, que estaba un poco lloroso por lo que había visto, con lentitud y calidez el hombre se acerco a su hijo y agachándose lo miro directamente a los ojos que al igual que él eran de un azul intenso.

-No te preocupes, chaparro… Aquí esta papá… Aquí esta papá… "Por idiota a hora estas pagando, Naruto"- Naruto decía y pensaba mientras que con ternura este abrazaba a su hijo que le respondía de la misma forma afectuosa a su padre.

-Papá… ¿Por qué mamá es así?- el pequeño Boruto le pregunto a su padre que le miraba triste.

-Es que… Bueno… Mamá es así… No te preocupes, ven, vamos con tus amigos… no dejemos que esto te afecte-

Ambos: Padre e hijo entraban de nuevo a la casa, tal vez Naruto tenía dinero, poder, influencias inclusive, pero en términos de su vida familiar estaba casi vacío, un vacio que para bien o para mal lo llevaría a vivir cosas que nunca antes vivió.

Próximo capitulo: La tristeza y alegría de un hombre


Última edición por NaruSannin el Mar Nov 14, 2017 4:14 am, editado 38 veces
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 1: La tristeza y alegría de un hombre][28/08/2017]

Mensaje por NaruSannin el Mar Ago 29, 2017 4:44 am

Buenos días gente del foro, aquí les traigo el primer capitulo de esta historia como es mi obligación. Sin más les dejo el cap. Saludos. Smile

Capitulo 1: La tristeza y alegría de un hombre


5 años después:

Sentado en la barra de un bar cercano a su casa, Naruto se encontraba solo y con una copa de tequila en su mano, había sido un día duro y él consideraba que se lo merecía, no obstante la razón por la cual estaba ahí y en ese estado era su esposa: Hinata, pues desde ya hacía más de 5 años que esta le era indiferente y completamente distinta a lo que fue cuando eran novios. Entre copas recordaba con amargura su boda, sus primeros días juntos, el nacimiento de Boruto y después el de Hima pero después esas imágenes que parecieran felices se tornaban tristes y sombrías pues empezaron las discusiones, los distanciamientos y sobre todo los pleitos en el hogar del rubio. Con una lentitud pasajera el hombre rubio tomaba su copa y la vertía en su garganta queriendo tomar aquel amargo y ardiente líquido como si fuera agua, entre copa y copa el rubio no se percato de que alguien se sentaba a un lado de él.

-Como veo estamos muy mal…- hablaba aquel extraño como si conociera a Naruto desde hacia tiempo, el rubio por su parte se giro para ver de quien se trataba topándose con un hombre alto, con un elegante traje, ojos negros, cabellos del mismo color y un color semi-bronceado en la piel, además en una de sus mangas se podía apreciar el símbolo de un abanico con el blanco y el rojo en el.

-¿Cuando llegaste?- pregunto Naruto al que parecía era un conocido suyo.

-Ayer… La junta estuvo muy ajetreada así que decidí salirme a la mitad de esta y volver- respondía aquel hombre con la misma confianza con la que había entablado conversación con Naruto que seguía en su empresa de beber.

-¿Nunca vas a cambiar, verdad Sasuke…? ¿Cómo has estado?- al parecer el extraño no era tan extraño después de todo, pues resulto ser el amigo de la infancia del rubio: Sasuke Uchiha, empresario de la industria armamentista y militar de los Estados Unidos, descendiente de una familia militar que sirvió desde la guerra civil estadounidense.

-Beee… Bien, gracias por preguntar, en cambio a ti te noto cada vez más demacrado… ¿Sigues con los problemas de eyaculación precoz?- Sasuke preguntaba de forma humorística a su amigo que no le tomaba mucha atención.

-Eres un… Idiota- Naruto se detuvo en el último momento de la frase para no "ofender" aun más a su amigo que reía mientras ordenaba una copa también.

-Es todo un honor que Naruto Uzumaki me diga idiota…-

-Estúpido…- Naruto volvió a decir para si beber de su copa.

-Vamos animo, "señor serio"- Sasuke volvía a intentar animar a su amigo que continuaba bebiendo de su copa.

Naruto dio un suspiro pausado al dejar el vaso vacio sobre la barra de aquel bar, entre cerrando los ojos miro a su amigo que le daba un trago a su copa que recién le había traído el bar tender.

-¿En qué me equivoque?- se pregunto a sí mismo el Uzumaki hablando con una voz tranquila y un poco apagada reflejando su estado de ánimo.

-¿Volvieron a pelear?- pregunto Sasuke a su amigo, que ha hora tomaba una conducta más seria y centrada.

-Si- fue el único sonido que salió de la boca del rubio recordando una pelea reciente con su esposa.

-A veces hacemos o elegimos cosas que ni si quiera sabemos por qué- el Uchiha respondía al sí de su amigo pensando en su ex esposa.

-¿Cómo esta Karin y Sasuko?- Naruto preguntaba a hora mirando la reacción de su amigo que le miro mientras pedía otro trago.

-*suspiro*- Bien… Ellas están bien- la respuesta era serena y pausada, a la vez de dar una sensación de satisfacción por parte del azabache.

En eso el teléfono celular de Naruto comenzó a sonar, sacando de sus pensamientos al par de amigos.

-Discúlpame, a hora vuelvo- decía el oji azul sacando el teléfono de su pantalón y parándose de su asiento para posteriormente salir del local.

-Claro- Sasuke respondía mientras pedía más bebida.

-Hola- El hombre hablaba a través del micrófono de su teléfono, recibiendo una respuesta inmediata de quien le llamaba.

-Buenas noches señor, disculpe la hora en que le llamo- la voz era dulce y cálida, una sensación tan reconfortante para el rubio a un que este solo la escuchara por la bocina del aparato.

-No pasa nada Sakura ¿Qué pasa?-

-Vera los directivos me pidieron que le avisara sobre la junta que mañana se realizara, ya sabe sobre la compra de las acciones a la empresa Microsystem- (Microsystem parodia a Microsoft)

-Si claro, aun que tal vez no pueda asistir- Naruto recordaba que su hija pequeña tendría una obra
de teatro en su escuela y él como su padre no se la perdería.

-Su presencia es muy importante aun que podría intentar disuadir a los directivos- Sakura hablaba con seguridad, se había convertido en la mano derecha del rubio durante los años que llevaba trabajando a su lado como su asistente.

-Gracias Sakura, no sabes cuánto aprecio esto- Naruto hablo con un poco mas de fuerza al ver que podía contar con su asistente la cual se había convertido también en su amiga.

-No hay de que señor, para eso estoy-

Al otro lado de la línea telefónica una Sakura sonrojada continuaba hablando con su jefe.

-¡Enserio te lo agradezco mucho!- Naruto sonreía mientras continuaba hablando.

-Bueno, sin más me despido, le dejo descansar. Adiós- Sakura se despedía de su jefe aun sonrojada sin siquiera tener en frente al hombre rubio.

-Igualmente, descansa-

Naruto colgaba dando por terminada la conversación con la mujer de cabello rosado, aun que no lo decía la conversación lo había hecho recuperar un poco de su ánimo, caminando de regreso al interior del bar donde Sasuke le esperaba mientras este continuaba bebiendo.

------------

Sakura aferraba el teléfono a su pecho, se sentía tan nerviosa al hablar con Naruto, era una manía que se le había presentado siempre que hablaba con él estuviera presente o no.

-"¿Por qué siempre me pongo así…? Sera que aun…"- La peli rosa se preguntaba entre pensamientos, mientras miraba a través de la ventana de su cuarto.

Mientras la Haruno se encontraba en sus pensamientos, alguien toco la puerta sacándola de tajo de sus fantasías e imaginación.

-¿Mamá aun estas despierta?- se escucho la voz de una chica, tal vez no mayor de 15 años de edad.

Sakura apagaba su teléfono y cerraba la tapa de su laptop mientras se levantaba de la silla en donde estaba encaminándose a la puerta abriéndola. Una vez hecho esto miro como una chica de un largo cabello negro le miraba acomodándose unos anteojos rojos que usaba sobre sus grandes y bellos ojos también negros como la noche misma.

-¿Que se te ofrece hija?- preguntaba Sakura a quien de acuerdo con ella era su hija.

-Nada mamá, es solo que me dirigía a mi cuarto y mire luz por debajo de la puerta, por eso toque para ver si seguías despierta- la chica decía mirando a su madre y también al teléfono que esta aun llevaba apegado a su pecho desconcertando un poco a la muchacha.

-Oh hija, lo que pasa es que necesitaba hacerle una llamada a mi jefe, el señor Uzumaki- Sakura hablaba con serenidad en cada una de sus palabras esbozando una pequeña sonrisa a su hija que no le quitaba la mirada.

-¿Y para eso aun necesitas tener el teléfono pegado a ti, mamá?- la hija de la oji verde preguntando poniendo en un estado muy nervioso a su madre que retiro el teléfono lo mas rápido que podía.

-Perdóname, no me había dado cuenta- la mujer sonreía nerviosa mientras no dejaba de ser observada por su hija con una mueca de confusión en su rostro.

-Bueno, me voy a dormir. Descansa mamá- la chica de ojos negros se despedía de su madre dirigiéndose por el pasillo hacia una puerta que se encontraba en el fondo, presumiblemente su cuarto.

-Si hija igualmente- la peli rosa hablaba mientras su hija entraba a su habitación dejándola sola en la entrada de su cuarto.

Después de aquello Sakura también entraba a su cuarto dispuesta a dormir ya que le esperaba un largo día en la empresa Uzumaki.

------------

Naruto se levantaba pesadamente de su cama, la cual como ya era una gran y desagradable costumbre se encontraba vacía, su esposa no se encontraba en el país, pues había sido contratada por una firma de lencería muy importante para modelar los modelos de la siguiente temporada en moda.

-*suspiro*- Mi vida es una tontería -*suspiro*- Naruto decía aquello con resignación y una leve molestia en su voz.

Después de aquellas palabras se vistió pero no con su típico traje empresarial negro o naranja que siempre usaba, si no mejor dicho con una camiseta naranja con unas alas blancas que le decoraban el centro, unos vaqueros azules y un par de tenis converse de color naranja con blanco haciendo juego con su camiseta. Limpiando sus ojos para ver mejor su habitación se guió a la puerta saliendo de esta.

Ya en el comedor de la gran casa se encontraban sus hijos desayunando siendo atendidos por las sirvientas del hogar.

-Buenos días Pa- decía el hijo mayor de Naruto que ya tenía 15 años de edad mientras continuaba desayunando.

-Buenos días Boruto- Naruto respondía sonriente a su hijo sentándose en una de las sillas del comedor al lado de su hijo.

-¿Papá si vas a ir a verme hoy a la escuela?- una pequeña niña de tal vez 10 o 11 años muy parecida a su madre le preguntaba a su padre que le miro con ternura.

-¡Claro que iré hija…! Por nada del mundo me voy a perder tu obra de teatro- el Uzumaki mayor decía contento al ver la cara de felicidad que su hija menor había puesto al escuchar aquellas palabras de su padre.

-Bueno cuéntame Boruto ¿Cómo vas en la escuela?- Naruto preguntaba a su hijo que continuaba con su labor de comer.

-Voy bien, solo que aun no me acostumbro- Boruto respondía un poco apenado a su papá.

-Se que no es fácil ir a una escuela pública después de haber estudiado en escuelas privadas, pero…- Naruto tomo el brazo de su hijo que no se esperaba la acción de su padre que le miro confundido pero a la vez tranquilo. -Esto te ayudara en tu formación como persona- culminaba de decir el rubio sonriendo mientras retiraba su mano del brazo de su hijo mientras solo asintió con una media sonrisa en su rostro.

Luego de aquello los tres continuaban desayunando mientras platicaban sobre las cosas de cada uno de ellos, pasado el rato Naruto despedía a sus hijos que se dirigían a sus respectivas escuelas dejándolo solo en su gran casa.

----------

Sakura se arreglaba lo más rápido que podía, pues se había quedado dormida soñando cosas que ni si quiera ella misma intentaba entender.

-¡No, voy a llegar tarde!- la peli rosa decía aquello mientras se abotonaba su camisa color crema para posteriormente ponerse un chaleco color verde menta haciendo juego con su falda que también era del mismo color.

La mujer camino desesperada hacia a su armario de donde saco un par de tacones de punta delga de tal vez unos 12 cm de altura de un color rosa leve contrastando de maravilla con su piel blanca y suave. Con maestría se termino de poner su calzado levantándose de la cama donde se había sentado para ponerse sus tacones, camino sin vacilar hacia la puerta dirigiéndose rumbo a su baño que se encontraba por el pasillo.

-¡Ya me voy mamá!- se escucho la voz de su hija cerca de la puerta principal de la casa, que grito aquella afirmación tras escuchar que su madre salía de su cuarto.

-¡Si hija cuídate!- la mujer respondía a su hija con otro grito mientras se pintaba los labios.

La chica por su parte salía de su casa poniéndose en marcha rumbo a su escuela acompañada de sus amigas.

-Bueno creo que ya estoy lista- decía Sakura mirándose en el espejo.

Salió lo más rápido posible del baño dirigiéndose a la puerta con unas llaves en su mano, tomando una gran bolsa de cuero que se encontraba colgada a un lado de la puerta, abriendo lo mas rápido que pudo esta acomodándose aquella desagradable e incómoda bolsa para después girarse y cerrar con llave la entrada de su casa.

-Bien, vámonos- Sakura decía para si misma caminando hacia su coche, miraba entre las llaves que llevaba en sus manos intentando encontrar la correcta para entrar a su auto, pero al levantar la vista miro que no había auto, que no estaba donde comúnmente siempre se encontraba.

-¡Maldición, se me olvido que lo tengo en reparación!- la oji jade se daba cachetadas mentales al a ver olvidado aquello, pues días antes se había descompuesto dejándolo en manos de los mecánicos para que lo repararan.

-¿A hora como me voy?- Sakura se preguntaba así misma mirando la calle con desesperación.

------------

Naruto deambulaba por las calles en uno de sus coches, hoy no iría a trabajar pues ya sabía lo que aria llegadas las 11 de la mañana, no le importaba en lo mas mínimo si los directivos se molestaban, la empresa era de él en un 80% por lo que se sentía lo suficientemente libre de hacer lo que quisiera y más si esto tenía que ver con sus hijos a los cuales amaba con todo su ser. No obstante no podía ocultar su frustración al sentirse solo mientras pensaba en Hinata y como habían estado los últimos 5 años de su vida, ya había pensado en separarse de la Hyuga pero no lo hacía para evitarle un dolor a su pequeña hija ya que su hijo mayor, Boruto le apoyaba tras una plática con él desde ya hacía tiempo. Perdido en sus pensamientos continuaba conduciendo mientras que de repente una mujer le hacía señas con las manos indicándole que parara. El rubio no reconoció a la chica de inmediato por lo que acepto parar para ver que se le ofrecía aquella mujer.

-Buenos días, disculpe que le moleste pero…- la mujer se quedo de piedra al ver quien era a quien había detenido.

-¿Sakura?- pregunto Naruto incrédulo al reconocer a su asistente.

-Se… Señor- con un poco de vergüenza la peli rosa respondía mientras miraba directamente los ojos azules del rubio que también le sostenía la mirada.

2 minutos después:

Sakura estaba dentro del auto de Naruto el cual la llevaba a la empresa.

-Disculpe este atrevimiento, señor- Sakura permanecía con su mirada clavada hacia abajo mientras decía aquellas palabras a Naruto que le miro de reojo mientras continuaba conduciendo.

-No pasa nada, es raro que alguien me acompañe a la empresa y es mucho más raro que yo lleve alguien a la empresa jaja- el Uzumaki reía despreocupadamente mirando al frente del volante.

-De nuevo le pido que me disculpe, había olvidado que mi auto estaba siendo reparado y al ver el coche pensé en pedir que me acercaran un poco a la empresa- Sakura se encontraba muy apenada mientras mentalmente se maldecía el encuentro con su jefe.

-Te lo vuelvo a repetir, no importa, de verdad- Naruto voltio a verle de lleno encontrándose a una hermosa mujer de pelo rosa sentada a un lado de el poniéndose un poco nervioso al ver la belleza que traía en su coche.

-¿Se encuentra bien?- pregunto Sakura al notar como Naruto le miraba.

-Si es solo que me sorprendí un poco- Naruto respondía rápidamente.

Después de un rato Naruto llegaba a las puertas de un gran edificio cuyo al lado se encontraba una gran placa con el símbolo de la empresa la cual en la parte inferior tenia la leyenda "Uzumaki Corporation".

-Bueno gracias señor- Sakura se apresuro a intentar abrir la puerta y escapar de ahí pero fue detenida por Naruto que sujeto su mano provocando un leve sonrojo en la mujer.

-Espera al menos deja que yo le abra la puerta a tan bella asistente- Naruto hablaba de una forma ronca y arrastrando las palabras poniendo aun más nerviosa a la peli rosa que no se atrevía a verle.

-Por favor no se moleste…- la mujer de cabellos rosas dijo aquello mientras se sonrojaba más y más por la cercanía del Uzumaki.

Naruto se alejo de ella saliendo del vehículo, con paso rápido dio la vuelta al auto encontrándose frente a la puerta del copiloto abriéndola dejando ver mejor a una Sakura sonrojada con la vista hacia abajo mientras salía del auto. Al salir por completo del auto, Naruto pudo contemplar mejor a su asistente, pero prefirió no decir nada mientras ella terminaba de erguirse frente a él. Sakura miro directamente a los ojos del rubio que solo se quedaron inmutables a la vista de la chica lo que les daba un toque hipnótico y cautivador.

-Bien confió en que me libraras de esos vejestorios de los directivos durante la junta- Naruto sonreía aun sacando de su trance a la mujer que volvía a estar consciente.

-Si claro, señor- Sakura se retiraba un poco de Naruto intentando disimular lo mejor posible su estado de nerviosismo, su corazón bombeaba sangre tan rápido como le permitiese sin caer en el infarto, sus mejillas estaban ardiendo mientras sus pensamientos volvían a su cabeza mientras Naruto le miro sonriente y se volvía a introducir en el auto.

-Adiós- Naruto hablo haciendo que Sakura le mirara de nuevo.

-Adiós… Señor- la oji verde se despedía de su jefe mientras este aceleraba el auto y se comenzaba alejar de aquel lugar en donde aun se encontraba la mujer. -"Sakura contrólate"- la mujer pensaba mientras recordaba cosas que la hacían volver a su juventud, todo esto retomando su caminar hacia el edificio que tenía en frente.

Próximo capitulo: Los recuerdos de una mujer
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 2: Los recuerdos de una mujer][30/08/2017]

Mensaje por NaruSannin el Jue Ago 31, 2017 6:40 am

Buenos días, aquí comprometiéndome con la causa y actualizando, gracias a quienes han echado siquiera un vistazo al fic se agradece aun que no comenten de verdad todo se vale con tal de saber si les agrada o no. Sin más preámbulo les dejo el siguiente cap. Cuídese y hasta luego.

Capitulo 2: Los recuerdos de una mujer

Sakura se sentaba en su escritorio frente a la computadora, suspirando fuertemente recordando lo que acababa de pasar con su jefe.

-"Esa sonrisa"- la Haruno recordaba con nostalgia innumerables veces que había visto la gran y gratificante sonrisa de Naruto, esa sonrisa que aun no lograba superar, aun y a pesar de sus ya 36 años de edad que pareciera no los tuviera pues la bella peli rosa aparentaba los 27 años a lo mucho.

---[Flash back]---

Una chica de pelo rosa se encontraba frente a un local de helados observando cómo un grupo de amigos conversaban alegremente mientras comían y bebían las delicias del local, los cuales se encontraban por dentro de este pero eran visibles por los grandes cristales transparentes que tenía el negocio. De entre el grupo de amigos resaltaba uno en particular, era un chico alto, de piel morena, tres marcas raras en cada mejilla y un alborotado cabello rubio, este sonreía y reía mientras hablaba con los demás chicos que le acompañaban.

La chica se apretaba el pecho al ver a este chico que no se percataba de su presencia, más ella si parecía conocerlo.

-¿Me recuerdas Naruto?- la oji jade pregunto al viento en voz baja mirando como continuaban platicando los chicos que miraba a la distancia al otro lado de la calle.

-Sakura por fin te encuentro- una hermosa chica rubia se acercaba a la peli rosa que no dejaba de ver hacia el frente.

-Ino- dijo a secas la chica sin despegar la vista del Uzumaki.

-¿Sigues mirando a ese chico? Ya llevas una semana desde que lo miraste aquella tarde- la rubia volvía hablar al recordarle ese cambio de humor a su amiga que ni caso le hacía.

-Él, era mi amigo- por fin Sakura respondía mirando a su amiga que también le miraba sin entender.

-Si ya me lo has contado, el te defendía en el jardín de niños y eran los mejores amigos pero… Si te gusta ¿Por qué no vas y te presentas, tal vez el también aun te recuerde?- Ino sugería en modo de pregunta a su amiga que se puso roja como tomate.

-No, no estás loca… ¡Tengo mucha pena!-

-Bueno está bien solo decía, ya sabes antes de que te lo ganen- Ino señalaba a un par de chicas que se acercaban al grupo de amigos ganando la atención de la peli rosa que miro como una de las chicas tomaba a Naruto de la mano levantándose de su asiento.

-¡¿Pero qué?!- Sakura dijo sorprendida mirando como Naruto sonreía aquella chica mientras se guiaban al mostrador dando a entender que pedirían algo.

-Sera mejor que nos vayamos Sakura, ya verás sete pasara en unas semanas después ni te acordaras de ese rubio sonriente- Ino tomo del brazo a su amiga que ni se inmuto por la acción de la rubia, está en cambio miraba con ira a la chica que comía un helado al lado del rubio mientras este también degustaba uno.

-"¡Maldita arrastrada!"- Sakura pensaba furiosa mirando a la chica riendo al lado del Uzumaki.

-Sakura, calma- Ino dijo sonriendo permitiendo que la Haruno le mirara sin saber por qué había dicho aquello su amiga.

-¿Qué? ¿Por qué?-

-Mira de nuevo- Ino volvía a decir a su amiga que obedeció a la orden de la rubia llevándose una sorpresa.

La chica que estaba con Naruto a hora se encontraba caminando molesta hacia la salida acompañada de su amiga mientras el rubio se reincorporaba del suelo con una de sus mejillas roja e hinchada por la tremenda cachetada que al parecer la chica le había dado. Sakura sin entender miraba aquello pero a la vez feliz por ver que Naruto volvía a estar solo.

-¿Pero qué paso?- Sakura preguntaba extrañada tras el suceso antes descrito.

-jeje al parecer esa chica quería algo con ese chico llamado Naruto y él la rechazo por lo que le dio una cachetada y se fue de ahí echando humo- la rubia de ojos celestes sonreía mientras decía aquellas palabras.

-Ya veo… Mmm- Sakura se quedo pensativa mientras continuaba mirando a los chicos amigos del rubio que reían sin parar tras ver la escena tan graciosa en frente de ellos, pero en eso ella levanto la vista quedando sorprendida.

-Bueno ¿Nos vamos?- la chica amiga de la peli rosa preguntaba mientras se giraba para comenzar a caminar por la acera pero Sakura no le hizo caso al ver como los chicos salían del establecimiento tras pagar y…

-"Me… ¡Me está mirando!"- la chica de ojos verdes pensó al ver como el rubio miraba hacia su dirección con una mirada serena y curiosa.

La peli rosa estaba nerviosa al ver como uno de los amigos de Naruto se acerco a este al ver que no caminaba, la chica se pudo percatar de que aquel chico hablaba algo con el rubio que le indicaba algo así como que miraban en dirección a la chica que seguía estática en su lugar sin saber que hacer o como actuar.

-¿Sakura?- Ino llamo a su amiga que aun estaba parada como poste en el mismo sitio.

Después de un rato, tanto el rubio como su amigo, un chico de pelo negro y mirada penetrante se retiraron junto al resto de chicos que les esperaban, dejando a la chica expectante al ver como estos ya sabían que ella los miraba.

-¡Estoy bien!- Sakura levanto un poco la voz encaminándose hacia Ino que le esperaba.

---[Fin Flash back]---

-¿Sakura Haruno?- una mujer conocida para la peli rosa estaba frente a ella mirándola desconcertada mientras esta continuaba suspirando como chica enamorada.

Pero al verse de nuevo en la realidad volvió en si dando un pequeño salto sobre su silla exaltando un poco a la mujer que le miro sonriendo y riendo levemente.

-¡No me asustes así, Shizune!- recrimino Sakura acomodándose de nuevo en su asiento.

-Jaja perdón no pretendía asustarte, solo que cuando entre ni caso me hacías así que por eso me acerque para ver si estabas bien o pasaba algo- la morocha también argumentaba tras lo ocurrido.

-¿Qué pasa?- Sakura preguntaba sin entender por qué aun estaba Shizune hay.

-Hola… Los directivos, la junta… ¿Te sientes bien?- Shizune hablaba con una mueca de ingenuidad a la vez que preguntaba un poco preocupada por la mujer que se encontraba frente a ella.

En eso Sakura caía en la cuenta de la reunión, con rapidez tomo un puñado de documentos de su escritorio y se levanto rápidamente.

-Es verdad, perdón se me había olvidado- decía Sakura reprendiéndose mentalmente por la falta de atención.

-No pasa nada, aun faltan 30 minutos para que dé comienzo, solo que vine a recordártelo- Shizune volvía a hablar mirando como la mujer de cabellos rosas caminaba apresurada hacia la puerta parándose en seco.

-¡¿Y por qué no me lo dijiste desde un principio?!- Sakura decía molesta a Shizune que solo reía nerviosamente al ver lo molesta que se había puesto Sakura.

-Discúlpame- Shizune decía aquello con nerviosismo mientras una gota de sudor se recorría por su mejilla.

Sakura se calmo rápido, en vano iba a salir despavorida de su oficina sin ser aun hora.

-Por cierto… El señor Naruto no vendrá a la reunión- Sakura le decía a Shizune mirándola resignada.

-Ah ese hombre- Shizune dio un gran suspiro después de escuchar las palabras de Sakura -Toda la mañana he intentado contactar con él, en su casa nada y en su teléfono igual, apagado-

-Me dijo que no vendría por que su hija pequeña tiene una obra de teatro en su escuela-

-"Bueno el señor Naruto siempre sobre pone a sus hijos por encima de la empresa"- Shizune pensaba en esa actitud paternal que el rubio tenia.

-El es un gran padre- Sakura dijo inconscientemente aquello extrañando a la morocho que continuaba hay.

-¿De casualidad tú y él…?- la mujer de pelo negros pregunto expectante de una respuesta por parte de la Haruno que se puso nerviosa.

-¡No! El es mi jefe…- la forma en que respondió Sakura de dio a entender a Shizune que estaba equivocada con respecto a lo que pensaba -…Además el está casado- termino de decir Sakura decayendo un poco en su ánimo.

-Pero es infeliz- Shizune también culminaba las oraciones de la peli rosa que le miro asintiendo.

En eso la mujer de ojos negros se aproximo a la otra chica que suspiraba recargada sobre el escritorio de su oficina, una vez que estuvo lo suficientemente cerca agarro una gran bocanada de aire para posteriormente hablar de forma tranquila y pausada.

-Sakura… ¿Estas enamorada de él verdad?- Shizune pregunto esperando una respuesta de la mujer de pelo rosa la cual se sorprendió por la pregunta hecha.

-No lo sé, es lo único que te puedo decir-

-¿A que te refieres con ese "no lo sé"?- Shizune volvía a cuestionar.

Sakura sintiéndose un poco más en confianza se reacomodo en el lugar en donde estaba y miro hacia la gran puerta que estaba frente a ella recordado cuando era pequeña.

---[Flash back]---

Una pequeña chica de cabellos rosas se encontraba jugando en un pequeño parque, a su lado estaba otro niño de cabellera rubia alborotada jugueteando con la pequeña peli rosa.

-jaja ¡Sakura no déjame! jaja- el rubio decía entre risas producto de las cosquillas que su amiga le hacía en la barriga.

-Naruto es un niño malo, necesita que su mamá lo reprenda- a hora la pequeña Sakura hablaba mientras continuaba la tortura de cosquillas en contra de su amigo de ojos azules.

Pasado el rato, los dos chicos estaban sentados mirando el atardecer a la lejanía, mientras Sakura decaída miraba a su amigo rubio.

-¿Nunca me olvidaras, Naruto?- preguntaba la niña sin perder de vista a su amigo.

-Nunca Sakura, eres y serás mi mejor amiga… ¡Deberás!- Naruto respondía efusivo causando una pequeña risa en la niña que le miro más animada.

-Jeje Gracias- la chica de ojos verdes se recargo en el hombro de Naruto que sonreía mientras agachaba su mirada hacia la niña que se acomodaba.

-Solo una cosa…- dijo Naruto atrayendo la atención de la peli rosa que se separo de su amigo para ver a este como sonreía.

-¿Si?- pregunto curiosa la niñita.

-Prométeme que algún día nos volveremos a ver- Pedía Naruto con uno de sus pulgares arriba sonrojando un poco a la niña que le abrazo de forma alegre mientras gritaba un sí como respuesta.

---[Fin Flash back]---

-Cuando era pequeña soñaba con convertirme en la esposa de mi amigo sonriente, era tan inocente en aquel entonces, mis padres se mudaron por razones de trabajo alejándome de mi amigo, pasado el tiempo continuaba recordado como habíamos hecho esa promesa de encontrarnos algún día, pero cuando lo vi, el no me recordó, se había olvidado de mi lo que me confundió muchísimo, dado que yo aun lo recordaba con mucho cariño- Sakura contaba con tristeza su historia con Naruto, mientras Shizune le escuchaba atenta.

-Yo era un poco tímida en la escuela, los demás niños se burlaban de mí por mi frente jeje, es tonto si pero… Naruto el siempre me protegía y me daba ánimos para que perdiera mi timidez, debo confesar que durante ese tiempo considere a Naruto como a un hermano mayor pero después me fui dando cuenta que…-

En ese preciso instante, alguien tocaba la puerta sacando de su plática a las dos mujeres que se recompusieron mientras otra persona entraba a la oficina.

-¿Dónde está Naruto?- pregunto un hombre mal humorado de avanzada edad y con un parche en el ojo derecho.

-Discúlpeme señor Danzo pero que formas son esas de entrar- Sakura se había molestado al ver al hombre que le miro sin ninguna otra expresión más que con una de molestia.

-No me interesa, ¡Exijo que me diga dónde está el señor Uzumaki!- Danzo decía retante cosa que la mujer de cabello rosa no pasaba por alto frunciendo su seño un poco por lo tosco e irritable que era aquel hombre.

-El señor Uzumaki no vendrá hoy- Shizune se metía a la conversación ganándose el agradecimiento interno de la Haruno al ver que no había necesidad de responder tal y como ella lo aria, era obvio esto al ver la cara de molestia de la oji jade.

Shimura miro serio a la secretaria de cabellos y ojos negros para posterior volver a tomar la palabra.

-Ese idiota me está colmando la paciencia, como puede olvidarse de una junta tan importante como la de hoy… No entiendo como Minato y en especial ese inútil de Sarutobi le dejaron el liderazgo de la empresa a ese incompetente- el desprecio que desprendían las palabras de Danzo daban a entender claramente que el rubio no era para nada del agrado del viejo.


Sakura solo miro callada un poco más al hombre que volteaba a ver el suelo, mientras el ambiente se tensaba más y más, la mujer estaba furiosa… ¿Cómo era posible que ese viejo se expresara así de Naruto? estaba muy molesta por escuchar que se expresaran así de su amigo de ojos azules.

-Disculpen la intromisión- Una voz familiar se presento en la oficina captando las miradas de todos los presentes.

-¡Señora Tsunade!- Sakura dijo sorprendida al ver hay a su ex jefa de cuando trabajaba en el hospital general de Los Ángeles.

-Tsunade- Danzo miro inexpresivo a la mujer de cabellos rubios y una esbelta figura muy y a pesar de su edad, esta vestía un vestido largo de color blanco con unas ligeras líneas negras que hacían combinación con sus tacones color negro carbón. La mujer también miro de la misma forma a Danzo sin quitarse las miradas de encima lo que empeoro la tensión del ambiente.

-Vine a ver a mi nieto, pero me dijeron que hoy no se había presentado- dijo tranquila Tsunade quitándole la mirada a Danzo y dirigiéndose a las dos mujeres que estaban en el fondo.

-¡Es un gusto verle, Profesora!- Sakura decía respetuosamente a su antigua maestra y jefa mientras extendía su mano en forma de saludo.

Tsunade sonrió ante el gesto de amabilidad de la peli rosa tomando su mano y apretándola perpetrando el saludo. Después de eso Tsunade volvía a dirigir su atención a Danzo quien también le miro.

-Creo que usted no cuadra aquí- Tsunade hablaba de forma directa y seca cosa que impresiono un poco a los presentes hasta Danzo se había impresionado sobre lo que la mujer de grandes ojos cafés le había dicho.

-¡Usted no tiene la autoridad para ordenarme nada!- recrimino el Shimura sintiéndose ofendido por la mujer que le seguía mirando sin inmutarse.

-¿Prefiere que llame a los guardias? Sabe que puedo hacerlo al ser una accionista de la empresa- Tsunade seguía intentando persuadir.

-Yo también soy accionista, así que tengo el mismo derecho de estar aquí- Danzo respondía intentando calmarse ante las provocaciones de la mujer.

-¿Se olvida de que usted no es el dueño real de esas acciones? Si mal no recuerdo son de su nieto Sai a quien obligo a comprar las acciones con el afán de entrometerse en el empresa ¿O me equivoco?- la media sonrisa de la rubio hizo hervir la sangre del viejo que le miro furioso sin decir nada.

-"Maldita Tsunade, me las pagaras lo prometo"- Danzo pensaba furioso mientras mantenía el seño fruncido.

Sin mirar de nuevo a la mujer, el hombre sintiéndose derrotado se giro para comenzar a caminar hacia la puerta, la cual azoto dejando en claro su estado de humor tras el intercambio de palabras con la rubia que continuaba sonriendo feliz de ver que ese hombre que no inspiraba nada de confianza se retiraba por fin del lugar.

-Gracias señora Tsunade, ese hombre siempre me pone de mal humor- Sakura por fin volvía hablar tras sonreír despreocupadamente.

-No pasa nada, para eso estamos ¿No?- Tsunade reía mirando a la peli rosa mientras esta volvía a tomar los mismos papeles de antes y ordenándolos en el escritorio dejándolos listos y ordenados.

-Bueno vayamos a la sala de juntas- sugirió Tsunade girándose para encaminarse hacia la puerta mientras las otras dos mujeres le siguieron sin rechistar.

Próximo capitulo: Una situación incomoda
------------------------------------------------------------------------------------
Espero les agrade el capitulo, iré actualizando un día si y un día no, en caso de que se me presente algo que me lo impida se los are saber pero no creo. Adiós y gracias por leer. Onion ok Onion ok
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Vie Sep 01, 2017 7:33 am

Hola narusannin que bueno es saber que has vuelto. Me alegra de verdad es que sigas escribiendo y me alegro mucho mas saber que continuarás con tus antiguas historias. Todavía perduran las ganas de escribir bonitas historias, ya sean adaptadas o escritas por uno mismo y que el narusaku sea el principal protagónico. Me gusta tu historia, vs muy bien. Espero el próximo capitulo con ansias. Saludos.
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Vie Sep 01, 2017 9:35 am

esperamos el siguiente cap Onion**
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 3: Una situación incomoda][01/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Sáb Sep 02, 2017 7:33 am

Buenas gente del foro, aquí actualizando el fic con este capitulo 3. Espero les guste y gracias de nuevo por ver y comentar el fic. Adiós.

Respuestas:

CerezoIntenso: Gracias de verdad, aprecio tus palabras lo que pasa es que tuve que ausentarme un buen tiempo por mi carrera que estaba a punto de terminar y bueno tramites y mas tramites, te prometo que muy pronto veras las continuaciones a mis demás fics, sobretodo la de "Mas allá del cielo y el mar" ya que te debo esa continuacion. De nuevo gracias y disfruta. Very Happy Very Happy

NaruSaku: Se agradece la oportunidad que le has dado a mi fic, espero que te siga gustando en los capítulos venideros. Saludos. Smile Smile

Capitulo 3: Una situación incomoda

Naruto caminaba al lado de su hija dentro de la escuela donde esta estudiaba, contenta de poder ver a su padre antes de la actuación la niña de cabello oscuro azulado sonreía sin ocultar la alegría que se mostraba en su rostro.

-Señor Naruto, es un gusto verle- Una bella mujer de ojos marrones, piel clara y una larga melena de color purpura se acercaba al rubio y a su pequeña hija.

-Profesora Marón, es un gusto igualmente- Naruto respondía cortes mente mientras la mujer le miraba sonriente de igual manera.

-¡Maestra Estoy lista para actuar!- Hima decía entusiasmada con los dos adultos mirándole felices por la actitud tan positiva de la chica.

-Me da mucho gusto escucharte, Hima… Ve te buscan para que te cambies-  la mujer se inclino un poco para decirle aquello a la niña que solo asintió.

La niña tras despedirse de su padre y su profesora, salió corriendo rumbo al vestuario donde se cambiaria para la obra de teatro.

-"Es mi tesoro"- Naruto pensaba mirando como su hija se alejaba de ahí dejándolo solo con la bella profesora.

-¿Su esposa no pudo venir?- Marón no quiso ser descortés pero al ver que era algo evidente no pudo dejar de preguntar al ver al rubio que solo asintió a la pregunta.

-Ya sabe que ella solo tiene la palabra "trabajo" en su cabeza- Naruto intentaba sonar sarcástico soltando ese comentario que para nada era gracioso.

Aun así la mujer sonrió un poco ante el mal chiste del Uzumaki que le miro sin mucha atención.

-Siempre ha sido muy ocurrente je je- la chica de cabello purpura continuo riendo un poco mientras cerraba los ojos.

-Pero no me desanimo ya que tengo a mis dos felicidades: Boruto y Hima- Naruto volvía a sonreír tranquilo tras lo dicho por él.

-Es bueno ver que aun y a pesar de todo usted no se desmorona- Marón intento elogiar a Naruto que le miro sonriendo, esto para él era una simple acción pero para la mujer era como una señal en busca de algo.

Los dos caminaban por los pasillos de la gran escuela dirigiéndose con paso lento hacia el salón de reuniones que había sido acondicionado para que se llevara a cabo la representación de la obra de ese año.

-Mi felicidad son mis hijos y ellos siempre harán que me mantenga firme- el recuerdo de Hinata se presento en la cabeza del rubio al decir las palabras  anteriores.

-Pero…- la chica interrumpió llamando la atención del hombre girando su cabeza para verle. -¿No ha pensado en alguien más?- pregunto Marón confundiendo un poco a Naruto.

-¿Qué? ¿Qué si no he pensado en nadie más…? ¿Se refiere a otra mujer?- Naruto respondía con varias preguntas a la mujer que estaba a un lado suyo.

-En efecto…- Marón se había puesto un poco nerviosa como era su costumbre cuando el atractivo padre de su alumna consentida se hacía presente en la escuela.

-No… -*suspiro*- El amor ya no es para mí, además sigo casado- la resignación de las palabras del rubio levantaron las alarmas en el corazón de la chica.

-Tal vez aun no sea tarde para usted en el amor- la peli purpura hablo intentando dar a entender su punto -recuerde lo que dicen: "Todos nos merecemos una segunda oportunidad"- terminaba de decir la mujer con una expresión cálida y un poco apagada.

-Créame que lo he pensado… pero-

-¿Pero…?- Marón repetía la última palabra del rubio mientras este continuaba callado pensando.

-Las segundas oportunidades, al menos en el amor no existen… Eso lo aprendí al casarme con Hinata-

Naruto se noto un poco decaído al recordar la razón por la cual aun permanecía casado con la Hyuga, esa razón era su hija la cual no tenía la culpa de las estúpidas decisiones de su padre.

-"Me duele verlo así, si tan solo…"-
Marón pensó queriendo poner una de sus manos en el hombro derecho del rubio para reconfortarlo pero no lo hizo.

Después de esto, los dos entraron a la sala donde ya todo estaba listo para que la obra comenzara, estos se sentaron en las filas de adelante ya que aun estaban en su mayoría desocupadas al aun no llegar los demás padres de familia. Así esperaron hasta que la obra comenzó.

-------

En un lugar de Francia, se llevaba a cabo una sesión de fotos mientras una hermosa y escultural mujer de ojos blancos y un largo y sedoso cabello azulado posaba sensualmente ante la cámara que sin vacilar tomaba foto tras foto.

-Muy bien sigue así- un fotógrafo decía entusiasta al ver las posees tan perfectas que la mujer hacia.

Las posees de la mujer eran muy sugerentes a la vez que sutiles, solo unos cuantos no se inmutaban ante la actitud de la modelo que gozaba al ver sufrir de lujuria a los hombres que la desnudaban con la mirada, aun que siendo realistas ya casi lo estaba.

-¡Excelente!- Un hombre de cabello blanco como la nieve aplaudía el esfuerzo de su modelo que se paró de donde estaba realizando las posees -Bien toma un pequeño descanso- el hombre volvía hablar al oído del fotógrafo que asintió y se retiraba para refrescarse un poco.

-Vaya, vaya Hidan, el hombre mas homosexual de toda París- la mujer sonreía traviesa tras decir aquello.

-Veamos si soy tan homosexual, en mi camarote- el hombre abrazaba con recelo a la mujer que le miro con indiferencia e intento acercarla a su boca cosa que no logro ya que esta se le había zafado dejándolo con las ganas de volverla a tomar entre sus brazos.

-Créeme no asustas a nadie con esa actitud tan estúpida-

Ha hora la mujer tomaba un cigarrillo de una caja que se encontraba sobre una pequeña mesa portátil.

-Hinata Hyuga de Uzumaki, no me provoques o terminaras con tu entrepierna destrozada por mis envestidas- a hora el hombre llamado Hidan contra atacaba.

-Quiero ver que lo intentes, mi esposo vendrá desde Los Ángeles a destrozarte si le haces algo a su bella y sexy esposa-

-Tu estúpido y patético marido no me importa lo único que me interesa- en ese instante, el hombre se acerco por detrás de la mujer que sin notar nada sintió como una mano tomaba su trasero masajeándolo lentamente -Es este hermoso manjar que aun no he podido comer- terminaba de decir el peli blanco retirando su mano de la parte trasera de Hinata que no le tomo mucha atención a lo que acababa de pasar.

-¡Me vuelves a tocar y…!- Hinata por fin replicaba ante la acción del hombre que sonreía lambiéndose los labios.

-¿Hay algún problema, señora Uzumaki?-

Un nombre alto y fornido interrumpía a la mujer de pelo oscuro azulado y al hombre de cabellos blancos.

-No pasa nada Kiba, es solo este idiota de nuevo- Hinata decía mirando al hombre que acababa de llegar.

-Bueno como sea, nos vemos cielito- Hidan se retiraba riendo mientras el otro hombre le miraba con un poco de enojo.

-¿Por qué no me dejas callarle la boca a ese imbécil?-

-Por que eso se hará a su debido tiempo, por lo pronto debo volver a Los Ángeles para ver a mi "hermoso y especial marido"- Hinata decía eso ultimo con un poco de burla en su voz.

-¿Por qué no te separas de ese idiota rubio?-

-Su dinero Kiba, su dinero- Hinata sonreía pensando en los millones de dólares que ella tenía gracias al ser esposa de Naruto.

----------

La reunión en la empresa Uzumaki terminaba, gracias a dios para Sakura todo había salido bien, aun que algunos de los inversores no se sentían del todo tranquilos por la ausencia de Naruto en esta. Quitando todo lo anterior, la peli rosa estaba feliz de que las cosas se habían arreglado bien al final, salía del edificio con paso rápido, pues al no haber nada que organizar o hacer después de la junta automáticamente la oji jade tenía el día libre, cosa que aprovecharía muy bien con su amiga que le esperaba en un deportivo a los pies del gran edificio Uzumaki.

-¡Sakura!- una mujer rubia alzaba la mano mientras gritaba para que su amiga le mirara.

La mujer se movilizo al localizar el vehículo en donde estaba sentada la mujer rubia que le había hablado, la chica de pelo rosa se introdujo dentro del convertible mientras suspiraba al verse por fin sentada.

-¡¿Lista para nuestro día de chicas?!- La mujer rubia y de ojos celestes reía con una gran sonrisa mirando a su amiga a un lado de ella.

-Claro Ino- Sakura respondió sin dar tanta vacilación.

-OK agárrate por que este bebe ruge-

Ino piso el acelerador haciendo que el auto acelerada de golpe asustando un poco a la mujer de ojos verdes que se agarro lo mas rápido que pudo de la puerta al ver que su amiga ni si quiera le había dejado ponerse el cinturón de seguridad.

-¡Oye cuidado!- exclamaba Sakura sujetándose con fuerza.

-Oh si perdón- Ino respondía bajando gradualmente la velocidad de su coche.

---------

Naruto caminaba por la calle junto a su hija y la profesora Marón que se había ofrecido a acompañar a padre e hija hasta el estacionamiento de la escuela, pero como la pequeña niña se le había antojado un helado de forma "repentina", él rubio no tubo mas remedio de aceptar al ver esto como una forma de recompensar la buena actuación que había dado su hija minutos antes durante la obra escolar.

-Hima compórtate- Naruto decía esto mirando como su hija iba por delante de los dos adultos que conversaban animados por la acera rumbo a una heladería cercana a la escuela.

-Me siento muy contenta por ver que la ausencia de su madre no afecta a Hima- Marón decía aquello mirando como la niña continuaba caminando sin importarle nada más en el mundo que ese cremoso helado que ansiaba comer ya.

-Desde muy pequeña ha sido fuerte, ha tenido que serlo- Naruto hablaba con seriedad en sus palabras, lo que decía para nada era mentira.

-Es duro saber que prácticamente sus dos hijos se han criado solo con usted como figura paterna y materna-

-Créame profesora que me ha sido muy difícil ver crecer a mis hijos con la indiferencia de su madre… Hinata desde un principio se había mostrado recia a la idea de tener hijos, alegando que esto descompondría su figura de modelo- las palabras de Naruto realmente reflejaban lo que pensaba en esos instantes.

-Señor Naruto usted ha sido un gran padre para sus hijos y espero que algún día encuentre a una mujer lo suficientemente buena para merecerle- Marón decía con sinceridad aquello mientras de forma interna deseaba con todas sus fuerzas ser esa mujer que se ganara el corazón del oji azul.

-Ja ja tal y como se lo dije antes: El amor es algo que me abandono hace mucho tiempo a hora lo único que quiero es estar cerca de mis hijos, ayudarles y apoyarles con todo lo que necesiten como su padre que soy-

Eso desanimo un poco a Marón que creía tener una oportunidad con el rubio que noto su decaída de ánimo.

-Tal vez debería de reflexionar sobre eso…- sin querer la mujer de ojos marrón había dicho sus pensamientos y no solo los había pensado.

-¿Por qué? ¿Para volverme a equivocar?- Naruto no pudo evitar imaginarse esa posibilidad al ver cómo le había ido con Hinata.

-¡Papá! ¡Maestra!-

Ambos adultos salían de su conversación al ver que Hima estaba en frente del local de helados mirando las variedades de estos saboreándose y relamiéndose los labios mientras le escurría baba por la boca.

-Muy bien Hima ¿Cual quieres?- Naruto preguntaba a su hija abriendo la puerta del establecimiento.

-Este y este- la niña entraba rápidamente seguida por Marón para que Naruto pudiera cerrar la puerta.

A pocos kilómetros de ahí:

Sakura e Ino iban conversando mientras la rubia continuaba manejando el lujoso convertible por las calles de la ciudad.

-¿Cómo te ha ido, frentesita?- Ino hablaba de forma burlesca a su amiga que le miro sin sentirse muy alagada por la forma en que le había dicho la mujer de ojos celeste.

-Que puedo decir, creo que bien ya que últimamente no he tenido mucho trabajo en la empresa- Sakura respondía sin darle tanta importancia a sus propias palabras.

-No me refiero a eso, chica- Ino sonreía mientras una idea se había presentado en su cabeza.

Lo dicho por su amiga confundió a Sakura sin entenderle del todo.

-¿Que quieres decir, Ino?-

-Me refiero al bombón de tu jefe… ¿No ha pasado nada aun con él?- Ino sonaba picara en su pregunta queriendo interrogar a su amiga del instituto.

Sakura se exalto un poco por la pregunta de Ino, es decir, como le preguntaba algo así, era obvia la respuesta, ya que aun que quisiera decir lo contrario su forma de ser le dictaba y decía como actuar o incluso que decir en cualquier situación relacionada con el rubio.

-No, él es casado ¿Cómo osas pensar que él y yo…?- Sakura respondía un poco molesta e incómoda por las insinuaciones de su amiga de cabellos amarillos.

-Vamos ambas sabemos que te mueres por ese hombre- Ino continuaba incomodando a su amiga, le encantaba ponerla en ese tipo de situaciones.

-¡Ya te dije que no!- Sakura se enfado un poco por la insistencia de Ino que voltio a verle de reojo para posteriormente estacionar el auto aun lado de la calle mirando algo que le había llamado la atención.

-Bueno creo que se te están adelantando ji ji-

Sakura no entendió ese comentario de su amiga, pero después al verle mejor noto como esta miraba hacia un punto en concreto en frente de ellas, Sakura instintivamente giro la cabeza para ver qué era lo que su amiga miraba con tanto entusiasmo sintiendo como su característico carácter de molestia se hacía presente en su ser.

-"¿¡Quien es esa!?"- Sakura pensaba mientras una vena se comenzaba a notar en la frente de la peli rosa.

En efecto miraba a un Naruto sonriente conversando con una hermosa mujer de cabellos purpura y una mirada dulce, sin contar la bella y definida figura femenina que esta tenia acompañada de un par de grandes atributos delanteros.

Al parecer Ino había logrado ver a Naruto en el local de helados decidiendo parar su auto para picar un poco más a su amiga que no quito la vista de aquella escena tan, como decirlo, ¿Incomoda? ¿Extraña? lo claro era que no tenía un adjetivo exacto para describir lo que la mujer de ojos verdes miraba con una clara molestia en su rostro.

-Ya vez como te había dicho que te lo estaban ganando- Ino dijo satisfecha al ver el rostro de pocos amigos de su mejor amiga que volvió a girarse para verle.

-No me interesa, él es libre de hacer lo que quiera- Sakura decía intentando que su cara recuperara su serenidad habitual.

-¿De verdad es lo único que dirás?- Ino se desilusiono un poco de la actitud de su amiga.

-¿Que quieres que haga, que me lance como loca hacia ella o qué?- la peli rosa preguntaba muy incómoda y molesta por lo anterior.

-¿Tal vez…?- Ino pregunto de forma tan obvia que molesto un poco más a la mujer peli rosa.

-Ja no te voy a dar el gusto, chica… Vámonos ya-

Sakura pedía en forma de orden a su amiga que tras ver esto solo suspiro y volvía a encender su auto para posteriormente retomar su camino junto a su amiga que voltio por última vez hacia donde estaba Naruto platicando con aquella mujer.

Después de unos minutos:

Naruto se despedía de Marón junto con su hija Hima que tomaba la mano de su padre de forma celosa y sobreprotectora.

-Gracias por el helado, me divertí mucho señor Naruto- la chica dijo un poco apenada mirando al rubio que le miro sonriendo.

-No hay de que… Es más yo también me divertí un poco- el Uzumaki se ponía su mano sobre la nuca mientras sonreía inocentemente lo que provoco un sonrojo leve pero evidente en la mujer que rápidamente agacho un poco la cabeza para que el rubio no notara su nerviosismo.

-Bueno a llegado la hora de despedirnos, que tengan una buena tarde Señor Naruto y tu también Hima, te veo el Lunes en la escuela ¿he?- la chica se despedía dándole un pequeño abrazo a la niña que lo correspondió sonriente.

-Lo mismo digo profesora Marón, nos vemos después- Naruto le extendió la mano a la mujer que le miro con brillos en los ojos.

-Gra-gracias- la chica tartamudeo un poco para después apretar la mano del rubio con una de las de ella.

Después de aquello Naruto y su hija se retiraban del local dirigiéndose al lado contrario que al que había tomado la chica que les había estado acompañando.

-¿No es linda mi maestra, papá?- Hima pregunto con una sonrisa en su rostro.

-Si hija, es muy graciosa y amable… "Cosa que tu madre no es"- Naruto pensó aquello comparando a la profesora de su hija con su esposa.

Próximo capitulo: Un enojo tan evidente
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Sáb Sep 02, 2017 8:32 am

muy bueno Onion ok
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Dom Sep 03, 2017 5:59 am

Hola, muy buen capitulo. Y apoyo a uno, que sakura deje la pena un poquito mas con el bombón de su jefe. Saludos.
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 4: Un enojo tan evidente][03/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Dom Sep 03, 2017 7:20 pm

Les vuelvo a saludar y tal y como he prometido actualizo un día si y uno no, por si las dudas les dejo un breve listado de los capítulos venideros con sus respectivos nombres... esto al final del cap de hoy XD. Sin más hasta pronto.

Respuestas:

narusaku: créeme que me alegra bastante que el fic te siga gustando, es un gusto saber que así lo es. Saludos.

CerezoIntenso: Gracias de nuevo por seguir el fic, cree que no sabia si hacer a Sakura tan OC, pero al final me di cuenta que si quería alternar bien su personalidad tan conocida (enojona a mas no poder) también debía darle una actitud un poco más, como decirlo, reservada y tímida al menos con Naruto, pues él es por quien se desvela jaja. Adiós y un gusto saludarte.

Capitulo 4: Un enojo tan evidente

Sakura volvía a su hogar, su "día de chicas" había sido arruinado por aquella imagen en la heladería de la tarde, no compro nada, no se divirtió nada y para colmo no dejo de pensar en aquello mientras su amiga Ino no ayudaba mucho al recordarle cada segundo más y cada segundo menos lo visto por las dos.

-"Odio a esa mujer"- Sakura decía recordando como Ino le hacía cada instante burla por lo que habían visto.

Con pesadez entraba a su casa, dejo su bolsa sobre una pequeña mesa que se encontraba al lado de la puerta, una vez hecho esto se dirigió lentamente hacia la sala donde su hija ya estaba mirando la televisión tranquilamente después de un largo día de escuela.

-Buenas noches mamá- la chica de ojos negros decía a su madre que se sentaba a un lado de ella para ver la televisión también.

-Hola hija, ¿Qué tal tu día en la escuela?- Sakura pregunto mientras se acomodaba en el sofá para quitarse los tacones que la estaban matando por lo adoloridos que sentía los pies.

-Tranquilo aun que como casi siempre el idiota de Boruto Uzumaki hizo una de sus bromas a uno de los profesores de la escuela- la chica recordaba como por la culpa del Uzumaki menor su clase tubo que quedarse después de clases para limpiar el desastre que este había realizado durante una de sus bromas.

-Ese chico…- Sakura dijo tenuemente recordando al hijo mayor de Naruto.

-Y tu mamá ¿Como estuvo tu día?-

-Bueno Sarada, estuvo tranquilo aun que…- Sakura recordaba con una cara de disgusto la infamia de la tarde.

-¿Mamá?- la chica de cabello negro miro a su madre que se quedo callada de repente.

-No pasa nada hija, solo que recordé que mañana tengo que madrugar, descansa- la Haruno se levanto rápidamente del sofá con sus tacones a mano, se inclino un poco y le planto un suave y dulce beso a su hija en la frente para después comenzar a caminar hacia las escaleras que conducían hacia el segundo piso.

-Qué extraño- Sarada se dijo así misma mirando la repentina conducta de su madre.

-No olvides acostarte temprano hija, que mañana hay escuela- Sakura hablo desde el segundo piso de la casa recibiendo un sí de parte de su hija en modo de afirmación.

Por fin la peli rosa entraba en su cuarto, esta lo cerro y se encamino a su mesita de noche para dejar sus llaves, después de esto la mujer de blanca piel dejo sus tacones en el closet para cerrar este, se sentó en su cama despojándose de sus ropas colgándolas en uno de los ganchos de las puertas del closet haciendo que la mujer quedara solo en ropa interior. Con cuidado también se retiro el sostén dejando a la vista unos ni tan grandes pero tampoco pequeños pechos con los pezones erguidos y rosados al igual que su sedoso cabello rosa que llegaba hasta su espalda, esta dejo su sostén sobre la ropa que ya se había quitado. Después de lo anterior solo se puso una camiseta naranja muy parecida a las que Naruto usaba en ocasiones, para apagar la luz de su cuarto y recostarse en su cama. Por unos minutos miro el techo de su recamara recordando una y otra vez lo que había visto hoy, cuando el rubio estaba con aquella mujer en aquel lugar, los celos aun que ella no lo reconociera de forma abierta la estaban carcomiendo por dentro.

-¿Quién era esa mujer?- se dijo a sí misma la mujer oji jade en forma de susurro.

Luego de eso no tardo tanto tiempo antes de quedar dormida en su totalidad.

-----------

Amanecía en la mansión Uzumaki, el día anterior había sido muy bueno para nuestro hombre rubio que se preparaba para salir hacia su trabajo, usaba un clásico traje de negocios negro y zapatillas del mismo color, una corbata azul oscuro cuidadosamente ajustada al cuello de este para que no le apretara tanto o por el contrario quedase muy floja, con unas sonrisa tranquila después de haberse bañado y cepillado los dientes y tras cambiarse ya se sentía listo para salir rumbo a su empresa.

Naruto bajaba las escaleras de su gran casa, bajo del todo de estas le esperaba Boruto con una pequeña nota en sus manos.

-¿Papá podrías firmarme esto?- Boruto le enseñaba la nota a Naruto que la tomo sospechando que era.

-¿No me digas que volviste hacer de las tuyas hijo?- Naruto miro con resignación a su hijo que sonreía aceptando lo que su padre le había dicho.

-Bueno como sea ¿Si puedes ir hoy a la escuela?- Boruto preguntaba a su padre que leía el documento.

-Claro, pero por favor ya no te metas en problemas ¿Entendido?- Naruto voltio a ver a su hijo mayor que le asintió sonriente.

El chico sabía que podía contar con su padre y aun que se notase extrovertido y juguetón se esforzaba para llegar al nivel de su padre, lo que el chico más anhelaba en el mundo era que su padre se sintiera orgulloso de él.

-Bueno llego a la oficina, dejo mi portafolios y voy rápido a tu escuela- Naruto decía aquello asintiendo mientras firmaba el documento que había leído.

-Sí, está bien- Boruto también asentía.

Tras intercambiar esos diálogos el chico y su padre salían de la casa donde ya un chofer les esperaba al lado de un coche negro en el cual ya estaba Hima a bordo.

-Te veo al rato- Naruto se despedía de su hijo que también se subía al coche quedando al lado de su pequeña hermana, mientras el rubio se encamino a su auto personal.

---------

Las puertas de la oficina de Sakura se abrían dejando ver a la susodicha, suspirando se dirigió hacia su escritorio sentándose en frente de este, encendiendo la computadora y dejando que esta se iniciara para después teclear varias veces el teclado, acto seguido la impresora que estaba en una mesa aparte comenzó a imprimir una serie de papeles, los cuales la mujer de ojos verdes miro levantándose de su asiento tomándolos de la maquina, ordenándolos se dirigió hacia fuera de su oficina caminando sin tomar mucha atención a su alrededor, después de unos cuantos pasos más llego a su destino, unas grandes puertas estaban en frente de ella, en una de las paredes de al lado se podía leer la palabra "Dirección ejecutiva" pues estaba en frente de la oficina de Naruto, en eso Shizune iba pasando por el lugar con rumbo a otra parte, la peli rosa paro a la morocha que le miro curiosa.

-¿Ya llego?- Sakura pregunto a su amiga de cabello oscuro.

Shizune solo asintió para recibir un "gracias" por parte de la peli rosa que continuo caminando abriendo las puertas entrando de una vez a la oficina de su jefe.

-Buenos días Señor- Sakura decía de forma educada al hombre que estaba sentado en frente de ella.

-Buen día Sakura… ¿Que se te ofrece?- Naruto dijo sin mirar a la chica pues estaba metiendo su portafolios en uno de los cajones de su escritorio, el cual cerro con llave tras realizar la acción anterior.

-Le traje estos documentos que necesito que me firme… Son sobre el presupuesto y gastos de mano de obra sobre la construcción que se está realizando al este de la ciudad, en la nueva sucursal de la empresa- Sakura respondía serena dejando los documentos sobre el escritorio del rubio.

Naruto voltio a ver los papeles, con desgano los tomo sobre sus manos y comenzó a leerlos todo esto mientras Sakura continuaba viéndole desde su posición en frente del rubio.

Después de unos pocos minutos el rubio sacaba una pluma de su chaleco firmando los documentos y regresándolos a una Sakura un poco irritada por lo de ayer.

-Por favor organiza mis citas que tengo hoy para la tarde, cánsela la cena con los inversionistas de la empresa Microsystems no podre asistir…- Naruto decía esto mientras se levantaba de su silla mientras se quitaba su chaleco y dejándolo sobre la silla, dejando ver su muy bien formado torso y brazos que se cernían celosamente a la apretada camisa blanca que el Uzumaki portaba, esto provoco un pequeño rubor en la peli rosa por lo que acababa de ver.

-"¿Por qué tiene que ser tan endemoniadamente lindo?"- Sakura pensaba para sí misma ocultando el rubor que el hombre de ojos azules le había provocado de forma indirecta.

-Bien a hora vuelvo- Naruto salía de detrás de su escritorio exaltando a Sakura que le miro con confusión.

-Va a salir, le acompaño- Sakura dijo sin pensar al ver que el rubio se dirigía hacia la puerta.

-Gracias pero no, a hora vuelvo-

-Claro que no, soy su asistente debo estar cerca de usted- Sakura replico ante lo dicho por el rubio que le miro deteniendo su marcha.

La chica sabia que ese era su trabajo pero había algo más, un presentimiento que la empujo a decir aquellas palabras apresuradas.

-Está bien, deje esos papeles aquí- Naruto le indico a la peli rosa el mismo cajón donde el rubio había guardado su portafolios, el hombre abrió este depositando los papeles para volver a cerrarlo con llave.

Luego de eso, los dos salieron de la oficina del rubio dirigiéndose a la salida de la empresa, bajaron las escaleras para después llegar al estacionamiento subterráneo de la compañía ya localizado el vehículo de rubio Naruto le abrió una de las puertas a Sakura que no dudo en subirse acomodándose en el asiento del copiloto, Naruto por su parte entro al lado de esta encendiendo el auto y dando marcha atrás salieron de ahí. Ya en el camino la peli rosa por fin pregunto:

-¿A dónde vamos señor?- Sakura preguntaba mirando por la ventana del vehículo.

-Veras Boruto, mi hijo se metió en problemas en la escuela y me mandaron llamar- Naruto respondía sin quitar la vista de la calle.

-Ya veo- Sakura recordaba como su hija Sarada le había contado algo parecido.

Después de un rato llegaron por fin a la escuela del hijo mayor de Naruto y también la escuela en donde estudiaba la hija de Sakura.

Ambos adultos se bajaron del coche estacionado en frente del instituto y con paso ligero se encaminaron hacia la entrada, donde un guardia de seguridad reconoció a la pareja saludándoles cordialmente y permitiéndoles la entrada sin interrupciones.

Entre los pasillos de la escuela se podían apreciar uno que otro estudiante que se dirigían tarde a sus clases, los chicos no podían no apreciar la belleza de la peli rosa sintiéndose incomoda tras sentir las miradas de los jóvenes.

-"Es la señora Sakura, es muy linda"- un chico pensaba mirando a la peli rosa que iba detrás de un inmutable y serio Naruto.

En eso Naruto se detuvo de golpe haciendo que la mujer chocara con la gruesa y tonificada espalda del hombre oji azul.

-¿Que pasa? ¿Por qué se detiene?- Sakura preguntaba poniéndose aun lado de Naruto que sin hacer caso solo miraba hacia el frente.

La peli rosa sin entender mucho la actitud de su jefe también voltio a ver al frente encontrándose con una chica muy hermosa, una figura envidiable incluso para las modelos, caderas estrechas, unos ojos azules como el mar similares a los de Naruto, un cabello rubio y lacio dejado caer que llegaba hasta la espalda baja de la chica y un par de pechos de un tamaño un poco mayor a los de la peli rosa, esta chica sonreía al ver al rubio que también lo hacía.

-¡Naruto!- la mujer de ojos azules camino rápido y animadamente hacia donde se encontraban Naruto y Sakura que seguía un poco perdida por todo lo que pasaba de forma repentina.

-¡¿Naruko qué haces aquí?!- Naruto feliz abrazaba a la chica que claramente respondía el abrazo con mucho cariño.

-"¿Naruko?"- Sakura se preguntaba mientras miraba aun pasmada lo que pasaba a su alrededor.

-Veras me trasladaron a esta escuela, a hora soy la nueva psicóloga de aquí- Naruko sonriente le contaba al rubio el por qué de su presencia, pero esta se quedo callada al ver que la peli rosa no le quitaba la vista de encima confundida -Hola ¿Quién eres?- Naruko saludaba a la vez que preguntaba a Sakura que le miro aun sorprendida.

-Oh sí que torpe soy, deja presentarte a Sakura Haruno, mi asistente personal- Naruto sonreía nerviosamente al ver el estado de la chica peli rosa.

-Ho-hola mucho gusto, señorita Naruko- Sakura lentamente reaccionaba brindando su mano a la chica que le sonrió.

-Mucho gusto mi nombre es Naruko- la chica rubia no retiraba su agarre del brazo de Naruto que estaba apenado por el contacto de la chica con su antebrazo mientras al parecer no le importaba y saludaba a la oji jade que no pudo evitar no notar las acciones de la rubia sonriente.

Sakura miro con recelo como la recién llegada Naruko aun sostenía a Naruto de su brazo recargandose en este manteniendo el nerviosismo del rubio como algo muy evidente.

-Naruko he venido a ver al director, ¿Sabes dónde puedo encontrarlo?- Naruto pregunto separandose un poco de la chica que le miro sonriendo.

-Claro a hora mismo se encuentra en la sala de profesores, síganme-

La rubia conversaba con Naruto que parecía contento por el sorpresivo encuentro con aquella mujer a la cual aparentemente conocía, como que a Sakura que iba detrás de estos no le caía muy bien, ya que estaba molesta por el descaro del rubio.

-Nanana… Naruto… Nanana-la peli rosa imitaba con voz baja a Naruko que continuaba platicando con el otro rubio

Por fin llegaban a la sala de maestros donde Naruko les pidió a ambos esperar mientras esta entraba a buscar al director. Fuera de la sala Naruto se encontraba con las manos metidas en los bolsillos mirando de reojo a la peli rosa que estaba cruzada de brazos con un puchero evidente en su rostro.

-¿Qué pasa?- dijo Sakura notando las miradas indirectas del rubio que le volvía ver de una forma directa.

-Has estado rara desde hace un rato ¿Te pasa algo?- Naruto hacia algo que ya desde hacia muchísimo tiempo no hacia: hablar de forma inocente e ingenua, como era él antes de casarse.

-Nada que le importe, señor Uzumaki- Sakura giro su cara para no ver al rubio que se confundió por la actitud tan repentina de la mujer que le acompañaba.

-Oh está bien… Si no te conociera diría que estas enojada- Naruto se rascaba la nuca con una de sus manos, ganándose la atención de la mujer peli rosada.

-¡¡¡¡No estoy molesta!!!- Sakura replico sin importarle que le escucharan en la escuela.

Naruto solo dio varios pasos hacia atrás aun más confundido por la respuesta tan agresiva de la mujer.

-Oye cálmate, Sakura- Naruto hablo nerviosamente a una Sakura molesta.

-¿Si tanto quiere a esa chica rubia por que no le pide que sea su nueva asistente personal…? Digo para tenerla más cerca de usted- aquellas palabras iban cargadas de veneno por parte de la oji jade precipitándose a un Naruto que no entendía nada hasta que se soltó a reír sin parar, al parecer ya había captado lo que pasaba.

-¡Jajajajajaja!- Naruto reía sin parar haciendo que la peli rosa se molestara más.

-¡¿Que es tan gracioso?!- Sakura respondía molesta hacia un Naruto que se calmaba lentamente y dejaba su risa de lado.

-Ella no me gusta o la quiero de esa forma, lo que pasa es que…- Sakura miro atenta al rubio que intentaba contener su risa hasta que soltó la bomba -¡Ella es mi hermana! jajajajajaja- Naruto volvía a soltarse entre risas haciendo que los colores se le subieran al rostro de Sakura que había interpretado mal todo.

-"¿Su hermana? ¡No sabía que tuviera una hermana!"- Sakura pensaba mientras una enorme vergüenza se apodero de la pobre que voltio su mirada hacia abajo por lo apenada que estaba.

-Jajaja Que… Que… Mujer… jajaja- Naruto reía sin parar cosa que molestaba mucho a Sakura, pero en el fondo también quería reír por su equivocación.

En eso Naruko salía junto al director de la escuela, exaltándose ambos por las risas de Naruto que aun estaba muriéndose de felicidad por la peli rosa y sus ocurrencias.

Próximo capitulo: El descontrol da paso al control
------------------------------------------------------------------------
Bueno tal y como prometí, les dejo una breve lista con los capítulos y sus fechas aproximadas, digo aproximadas por que tal vez se modifiquen o tal vez no, dependiendo de lo que pase.

Capitulo 5: El descontrol da paso al control -5 de Septiembre-
Capitulo 6: Confusión total -7 de Septiembre-
Capitulo 7: Consecuencias obvias -9 de Septiembre-
Capitulo 8: El enemigo olvidado -11 de Septiembre-
Capitulo 9: Tu mirada esmeralda -13 de Septiembre-

A partir del capitulo 10 no sabría decirles bien las fechas, tal vez en el futuro lo haga. Adiós y cuídense. Saltando
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Lun Sep 04, 2017 6:38 am

saludos narusannin, debo felicitarte por tan buen fic que estas haciendo
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Lun Sep 04, 2017 7:12 am

hola narusannin, excelente capítulo. Pobre sakura jajaja la veruenza a millón.

Y en cuanto a tu respuesto en el comentario anterior: a mi me gusta cuando en una historia se cambian cosas, ya sean personalidades o darles otro aire a los personajes. Me gusta la sakura de tu historia, aunque obviamente se ve que es con naruto el que es así de timida, es tierna o es me parece. Ya veremos como se va desarrolando la relación entre ellos, porque hasta ahora es formal por no decir profesional. Saludos!!
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 5: El descontrol da paso al control][05/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Mar Sep 05, 2017 6:09 pm

Buenos días, tardes o noches gente, les traigo el quinto capitulo tal y como lo había prometido. Espero les agrade y me despido agradeciéndoles su lectura y comentarios, se agradecen un montón jaja. Hasta luego.

Respuestas:

narusaku: No quien debe felicitarte soy yo, gracias por ver, leer y comentar el fic agradezco mucho el apoyo sin importar si es grande o pequeño y también doy gracias que te este gustando. ¡Arigatogozamaisu! Very Happy Very Happy

CerezoIntenso: Créeme que si me costo eso de hacer a Sakura un poco OC más que nada por que al menos a mi me agrada mucho la actitud de la Sakura normal, la luchona jaja no la que esta con Sasuke pero bueno, espero te siga gustando el fic por que comienza a subir la intensidad jaja. Saludos. Laughing Very Happy Laughing

Capitulo 5: El descontrol da paso al control

En París:

En la habitación de un hotel, sobre una cama, Hinata gemía de placer al ser tomada con fuerza por los brazos musculosos y fuertes del chico que le había protegido el otro día cuando intervino cuando lo de Hidan.

-¡Si Kiba…! ¡Sigue Kiba…! ¡Me vengooooo…! ¡Kiiiibaaaaaa!- Hinata gritaba mientras sentía como alcanzaba un nuevo orgasmo mientras en espasmos se recostaba boca arriba a un lado del hombre que caía también cansado por la acción sexual efectuada.

-Eso fue asombroso, cada día eres mejor que el anterior- Hinata decía mientras besaba los labios del hombre que correspondía con lujuria.

-Claro que soy el mejor, soy el único que te hace sentir una verdadera mujer no como el imbécil de tu marido- Kiba decía satisfecho al ver el cuerpo de la mujer que le había arrebatado a otro hombre, un hombre que ni si quiera pensaba que su esposa le fuera infiel con su guarda espaldas.

-Calla tontito… Aun que seas un verdadero hombre te falta algo que a él le sobra…- Hinata ponía un dedo en la boca de Kiba que le miro de forma confundida -Dinero- la Hyuga terminaba de decir mientras se fundían en otro beso apasionado y deseoso con el hombre de cabellera castaña.

-"Dinero que será nuestro muy pronto"- Kiba pensaba mientras continuaba besando a la mujer de ojos claros.

--------

Naruto entraba a la oficina del director dejando a Sakura y a Naruko solas en el pasillo mientras trataba el asunto que le compete a él y al director con respecto al hijo del rubio.

-Quería pedirte una disculpa por lo que hace rato- Sakura se disculpaba por el mal entendido que había generado hacia nos minutos atrás.

Naruko por su parte le miro sonriente, sabía que la peli rosa no lo había hecho de forma intencional o planeada.

-No te preocupes… ¿Sakura verdad?- Naruko preguntaba a la peli rosa que confirmaba su nombre con un movimiento de cabeza -Y dime ¿De donde conoces a mi hermano?- la chica de mirada zafiro pregunto curiosa.

-Bueno lo conocí por las revistas, usted sabe que él es un hombre muy importante, cabe destacar que es uno de los hombres más ricos del país…-

-No me refiero a eso- Naruko interrumpió a la chica que se quedo mirándole sin entender.

-Soy su asistente personal- la peli rosa volvía hablar intentando saciar la curiosidad de la Uzumaki.

-Ya veo, creía que eras la nueva esposa de mi hermano- dijo sonriente la rubia mirando la reacción tan repentina que tubo la oji jade.

-Que cosas dice, je je- Sakura reía nerviosamente ante las palabras de la mujer que estaba a un lado de ella.

-Por favor, háblame de tú… Después de todo a hora nos comenzaremos a conocer mejor-

En eso, se escucho la campana de la escuela, que anunciaba la salida de los grupos al receso, cosa que paso inmediatamente al ver como lentamente los chicos de cada grado comenzaban a salir de sus respectivos salones.

-Vayamos a comprar algo ¿Te parece bien?- Naruko quería conocer mejor a la chica, pues le había caído bien desde que comenzaron a cruzar palabra.

-Cla-claro- Sakura estaba un poco insegura de aceptar pero al final termino por decidirse ante la propuesta de la mujer de cabellos rubios.

Mientras se dirigían a la cafetería de la escuela, las dos mujeres hablaban sobre sus vidas, sus trabajos y en donde habían estado, fue cuando la peli rosa se había enterado que desde muy pequeña la hermana de Naruto había viajado a África y Europa para llevar sus estudios allá con ayuda de su hermano que para ese entonces ya se había convertido en un hombre exitoso en los negocios. Naruko también le había contado sobre las discusiones que ella casi siempre tenía con Naruto cuando se entero que se había comprometido con Hinata, pues desde que había conocido a la modelo algo no le acababa de agradar de ella, a causa de lo anterior la chica se había distanciado de su hermano y sus padres, pero fue un problema temporal al reconciliarse al poco tiempo aun que aun así no aceptaba a Hinata en su familia.

-El muy tonto jamás se dio cuenta de la persona que es Hinata Hyuga hasta que ya fue demasiado tarde- Naruko continuaba contándole a Sakura sobre los días previos a la boda de su hermano con la mujer de mirada clara.

-¿Describiste algo de ella?- Sakura preguntaba interesada en saber más sobre la esposa de Naruto.

-No, la muy maldita era buena, aun que siempre he sospechado que engaña a mi hermano… Algo me lo dice-

-¿Precisamente qué?- la mujer de piel clara y ojos verdes volvía a lanzar otra pregunta a la rubia mientras llegaba a las puertas de la cafetería.

-Hinata se mostraba distinta a Naruto que como se llego a mostrar conmigo… O al menos así era hasta que también empezó a pelear con Naruto y hacerlo menos-

-Créame que se a lo que se refiere, incluso en una ocasión…- Sakura no sabía si contarle algo que había visto en la oficina del rubio.

-¿Que paso en esa ocasión, Sakura?- Naruko pregunto intrigada tras el repentino silencia de la peli rosa.

-*supiro*- Una vez puede ver llorar al señor Naruto en su oficina, quise entrar y consolarlo pero no me atreví- por fin decía la Haruno, sorprendiendo un poco a Naruko.

-Naruto siempre ha intentado mostrarse fuerte, pero en veces puede llegar a ser tan frágil como un espejo-

Tras ese último comentario de la chica rubia, ambas mujeres se dirigieron a pedir lo que querían comprar.

----------

Naruto salía de la oficina con el director de la escuela, al parecer ya habían arreglado las cosas con respecto a su hijo. Un poco ansioso miro que ya no se encontraban las dos mujeres que le habían acompañado.

-¿A hora donde se llevo Naruko a Sakura? Esa chica sigue siendo igual que cuando era una niñita- Naruto sonrió un poco al recordar lo traviesa que era su hermana cuando de niña. -"A decir verdad yo tampoco fui un santo"- Naruto comenzó a caminar mientras pensaba en como él era también muy travieso durante parte de su niñez.

En otra parte de la escuela:

-Sarada espérame por favor- Boruto gritaba mientras intentaba alcanzar a su compañera de clases, Sarada Uchiha.

-¿Qué quieres Boruto? Te dije que me dejaras en paz- la chica estaba molesta por la insistencia del chico rubio que llegaba a su lado por fin.

-Perdóname… Te prometo que jamás voy a volver a ver a otra chica que no seas tú-

El comentario del Uzumaki menor hizo sonrojar brutalmente a la chica que abrió totalmente los ojos de la impresión al escuchar lo que el chico había dicho.

-¿Por qué crees que me importa que mires a otras chicas? Que yo sepa no somos nada o ¿Si?- Sarada decía intentando restar importancia a las palabras del chico.

Al escuchar esto Boruto tomo a la chica de la cintura atrayéndola peligrosamente a él, la chica al sentir esta acción quiso zafar el agarre pero le fue imposible, pero por alguna razón se sentía muy a gusta estando así con él.

-No somos nada, porque tú no quieres- Boruto dijo abrazando a la chica que permanecía entre sus brazos sonrojada.

-Y nunca lo seremos tonto- Sarada afirmaba mientras se quitaba al Uzumaki de encima.

-Vamos, tu y yo sabemos que nos gustamos nena- Boruto decía aquello en un tono burlesco lo que provoco que la chica de cabellos oscuros se riera por el comentario del chico.

-ja ja "Es un tonto adorable"- Sarada pensaba sin perder de vista al chico.

Boruto no vaciló al ver que la chica reía ligeramente, en ese momento aprovecho para darle un beso fugaz en la mejilla provocando que la chica se quedara estática mientras de nuevo se ponía roja del coraje y de la felicidad.

-¡Idiota!- Sarada grito alertando a los chicos que estaban al rededor de ellos, los alertaba para que se alejaran de ahí lo mas antes posible… *crack* se escucho algo romperse, pero afortunadamente no fue eso, lo siguiente que se miro fue a una Sarada furiosa alejarse de un tumbado Boruto que sonreía victorioso por su acción, aun que casi le cuesta la vida.

-Le-le gusto jeje- Boruto decía levemente mientras continuaba en el suelo con una mejilla completamente hinchada y roja por la cachetada de la chica Uchiha.

Naruto por su parte continuaba buscando a su asistente que se había desaparecido junto con su hermana menor Naruko, pasados unos minutos más entro en la cafetería de la escuela al ser el último lugar en donde buscar, fue cuando miro a las dos mujeres conversando tranquilamente en una de las mesas del fondo mientras estas comían los alimentos que habían comprado.

-"No había notado lo bella que es…"- Naruto pensó mirando a Sakura que sonreía mientras comía una galleta al lado de Naruko. -Tsk… pero que estupideces estoy pensando- el hombre se retracto en voz baja ante lo que su subconsciente había pensado cuando miro a la peli rosa.

El oji azul se acerco a las dos mujeres que le miraron cuando este estaba más cerca.

-Hasta que nos encuentras hermanito- Naruko decía sonriente al ver a su hermano mayor que solo frunció un poco el seño.

Por su parte la mayoría de estudiantes que se encontraban en la instancia miraban con atención a los adultos, algunas chicas suspiraban al ver al padre de Boruto el cual ya estaba hay junto a varios de sus amigos.

-¿Que no él es tu papá Boruto?- preguntaba un chico de pelo oscuro recargado en la mesa con una de sus manos.

-Si, tal vez vino por lo que hice ayer jaja- Boruto reía recordando su travesura.

En otra de las mesas alejada a la de los chicos, se encontraba Sarada junto a un par de sus amigas que miraban cautivadas al Uzumaki mayor.

-Qué guapo es el jefe de tu mamá, Sarada… Lástima que Boruto no salió a él- una de las chicas decía sin quitar su mirada del rubio hombre que continuaba parado frente a la psicóloga de la escuela y la madre de Sarada.

-Lástima que soy menor de edad si no...- la otra chica dijo de forma picara observando con una mirada lasciva al padre de Boruto.

-"Tontas el ya esta reservado"- Sarada solo pensó mirando la actitud de sus amigas y observando también a su madre.

Mientras tanto Naruto le pedía a Sakura que se levantara ya para retirarse.

-Hermanito, esas no son formas de tratar a una dama- Naruko dijo de forma burlona a Naruto que le miro sin tomarle importancia.

Sakura por su parte se sonrojo por el comentario de su nueva amiga Uzumaki.

-¿Sakura, podemos irnos ya?- Naruto pregunto apenado a una sorprendida Sakura, el rubio casi nunca se dirigía a ella con una evidente pena.

-Claro señor- Sakura se paró de su asiento dirigiéndose a Naruto que continuaba mirándole serio.

-"Estos dos"- Naruko miro la forma de actuar de los dos adultos haciendo que soltara una pequeña risita.

Varios minutos después:

Naruto y Sakura ya se encontraban en la salida de la preparatoria, Naruko se despedía de ellos con una sonrisa y un abrazo.

-Fue un gusto volver a verte hermano y descuida a hora que yo estoy aquí mi sobrino Boruto no volver a portarse mal, te lo prometo- Naruko se despedía de su hermano de forma muy animada, sacado una gota de sudor de en la nuca del rubio.

Una vez que la rubia se despedía de su hermano se dirigió a Sakura para despedirse de esta.

-Sakura fue grandioso conocerte, me encanto hablar contigo… A y otra cosa…- la chica de ojos azules se acerco al oído de la peli rosa que también se acerco intrigada -Suerte con mi hermano ji ji- eso ultimo lo dijo en forma de susurro sonrojando de sobre manera a la chica de ojos verdes que se separo rápidamente de su nueva amiga.

-Cuando quieras me puedes visitar, esta es mi dirección- por ultimo Naruko le entrego una pequeña tarjeta a Sakura que la tomo mirando como esta tenia los datos de contacto de la hermana de su jefe.

-Gracias señorita Naruko- Sakura sonrió ante el gesto de la Uzumaki que le regreso el gesto con otra sonrisa.

Naruto ya se encontraba recargado en su vehículo esperando a la Haruno. -Adiós- Sakura se despedía finalmente de Naruko mientras se apresuraba al auto de su jefe.

Ya dentro del auto, Naruto y Sakura se abrochaban sus cinturones de seguridad, en eso Naruto hablo mientras daba marcha al coche.

-Al parecer se hicieron muy buenas amigas- Naruto hablo esbozando una pequeña sonrisa mientras mantenía los ojos cerrados para después abrirlos levemente y mirar a la peli rosa.

-Su hermana es una gran persona- Sakura respondió un poco apenada.

-Si aun que un poco enfadosa jeje- Naruto rio por su comentario cosa que Sakura también hizo.

El viaje de regreso había sido tranquilo sin contratiempos de ningún tipo, ya dentro de las oficinas tanto jefe con asistente se dirigían a la oficina de este primero, llegado pudieron ver a Shizune que esperaba a Naruto con una carpeta en mano.

-Señor, durante su ausencia vino el señor Kakashi buscándolo- Shizune decía ofreciéndole la carpeta que tenía en su mano cosa que Naruto acepto ojeando el contenido de esta -Si ¿Que quería mi tio?- Naruto preguntaba mientras continuaba aparentemente leyendo lo que decían los papeles del folder color crema.

-Me pidió que le diera estos datos a Sakura para que le organizara una cita… No me dijo que quería, solo se limito a decir que era algo que tenía que tratar con usted en persona- la secretaria morocha a hora le daba un papel a Sakura que lo tomo con interés.

-Bien Sakura organízame esa cita lo más antes posible- Naruto decía sin detener su marcha entrando a su oficina.

Shizune miro como Sakura decía un "Si" seco mientras también entraba a la oficina, la peli negro se había quedado afuera sin entender lo que había visto pero al ver que tal vez no le concernía se retiro del lugar rumbo a su escritorio.

Dentro de la oficina del rubio este rápidamente se dirigió a su escritorio y sacando unas llaves de la bolsa de su camisa blanca abrió el cajón en donde había puesto su portafolios y los papeles de Sakura antes de ir a la escuela de Boruto, el hombre saco su maletín cerrando el cajón, pero no saco los papeles de la oji jade que se extraño al no ver sus papeles. Naruto se volvió a separar de su escritorio para dirigirse hacia un pequeño sillón cercano en donde puso su portafolios para después abrirlo y comenzar a hurgar entre la maraña de papeles que este portaba.

-¿Señor puedo tomar mis documentos?- Sakura pregunto a un distraído Naruto.

-Sí, claro- Naruto respondió sin tomar atención que continuo haciendo lo suyo en su maletín.

Sakura se acerco al escritorio del rubio, con curiosidad agacho la vista para ver en donde estaba el cajón en donde aguardaban sus papeles, pero la chica calculo mal sus pasos haciendo que al intentar girar se resbalara por culpa del piso que estaba resbaloso gracias a sus tacones, en eso Naruto reacciono para capturar lo mas rápidamente a la distraída Sakura que ya esperaba el golpe con el duro piso cerrando los ojos, pero el golpe no llegaba, lo que si había sentido fue la presión de dos fuertes brazos sujetándola con fuerza, la mujer peli rosa abrió lentamente los ojos para encontrarse con los océanos que Naruto tenía por ojos, los dos se quedaron estáticos en esa posición, observándose.

Los latidos del corazón de ambos eran completamente sincronizados, no sabían que era lo que estaba pasando, lo único que sentían era que debían seguir perdidos en los ojos del otro, el sonrojo de los dos era evidente, la peli rosa no perdía de vista los ojos y labios del hombre que también hacia lo mismo, no pensaban con claridad. Sakura instintivamente se mordió su labio inferior lo que el rubio interpreto como una tarjeta verde para que se acercara, sus respiraciones se mezclaban mientras se agitaban más y más, la peli rosa estaba a escasos centímetros de probar aquellos labios que tantas veces había soñado con besar, mientras Naruto continuaba perdido mirando los labios rosas que le incitaban a perder la cordura en un beso, la sensación al beso previo era tan embriagante que ninguno de los dos estaba dispuesto renunciar a ese extraño efecto tan desconocido y llamativo, por fin las puntas de los labios hicieron contacto recortando de forma totalmente peligrosa la distancia para que el beso se consumara pero…

-¡¿QUE PASA AQUÍ?!- Una voz se escucho en toda la habitación haciendo que el momento se rompiera entre el rubio y la peli rosa.

Próximo capitulo: Confusión total
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Miér Sep 06, 2017 9:34 am

muy buen capitulo, me gusta mucho como va encaminada la historia, sigue asi @_@
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 6: Confusión total][07/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Jue Sep 07, 2017 8:07 pm

Respuestas:

narusaku: Aun que ya te lo he dicho varias veces, de nuevo te doy las gracias por seguir el fic y ver que te gusta. Saludos.

Capitulo 6: Confusión total

Naruto y Sakura se levantaban lo más rápido que podían, ambos se miraron de forma fugaz para después ver a quien tenían en frente de ellos, era Tsunade, la abuela de Naruto.

-¡¿Me pueden decir qué demonios estaban haciendo?!- Tsunade pregunto de una forma alterada a la pareja que continúo callada, pero en un movimiento Sakura abrió el cajón y tomo los papeles de forma tosca.

La peli rosa con los papeles en la mano corrió hacia la puerta en donde Tsunade estaba, esta no la detuvo pero Naruto intento salir detrás de la chica de ojos verdes cosa que la rubia no permitió.

-¡Sakura!- Naruto decía mientras también se acercaba a la puerta pero su abuela le impidió salir.

-No Naruto- Tsunade cerraba la puerta mirando a su nieto claramente frustrado por lo que acababa de pasar, estuvieron a punto de besarse.

-¡Maldición!- Naruto decía con un claro enojo en sus palabras.

-¿A caso eres consciente de lo que estuvieron a punto de hacer ustedes dos?-Tsunade pregunto a Naruto que se encontraba de espaldas a ella mientras ponía sus manos sobre su escritorio maldiciendo por lo ocurrido.

-Sí, si abuela pero…-

-¿Pero qué…? Crees que después de que tu y ella se hubieran besado hay hubiera terminado la cosa- la rubia decía aquello conociendo muy bien a su nieto.

-No sé que me paso, cuando mire sus ojos me perdí completamente en ellos, una sensación tan familiar me invadió y cuando me di cuenta estaba a punto de besarla- el oji azul intento explicarle a su abuela que continuaba molesta tras haber visto lo anterior.

-Gracias al cielo llegue antes de que tú y ella se besasen-

Naruto arqueo las cejas al escuchar aquel comentario de su abuela, estaba furioso consigo mismo, como podía siquiera pensar en besar a otra mujer si estaba casado, era un hombre con una esposa e hijos, demonios de ninguna manera el engañaría a su esposa aun que esta se lo mereciese, ojala su esposa pensara igual que él cosa que no era así.

---------

Sakura entraba apresurada su oficina, momentos antes estuvo a punto de besar a su jefe, al hombre de sus sueños, al hombre que amaba con todas sus fuerzas. Cerró las puertas de la habitación y se encamino hacia el escritorio dejando los papeles arrugados sobre este, dio un suspiro largo y pesado para después ver a través de las ventanas del edificio.

-"Estuve a punto de besarlo… Pero sentí sus labios, los sentí"- Sakura pensaba mientras inconscientemente posaba una de sus manos sobre sus suaves y rosados labios.

La hermosa mujer de pelo rosa continuo junto al cristal rememorando los momentos anteriores durante un rato más.

----------

Tsunade continuaba hablando con Naruto el cual conociendo a su abuela era consciente del sermón que esta le daría.

-*suspiro*- Naruto quiero que me digas con calma ¿Que paso y por que terminaron a punto de besarse?- Tsunade pedía mientras daba un suspiro cansado y largo.

Naruto por su parte se encontraba sentada en el mismo sillón en el que había puesto su portafolios con anterioridad, se tomaba la cabeza con sus dos manos, estaba confundido, un poco alterado pero sobretodo desesperado por no haber poder evitar aquel momento.

-No lo sé abuela, ya te lo dije, ella estuvo a punto de caer y la tome entre mis brazos y cuando menos me di cuenta quedamos en una posición tan cercana uno del otro, me perdí en sus ojos, mire sus labios y fue cuando me desconecte del mundo… ¡¿Maldición qué rayos me paso?!- Naruto hablaba frustrado manteniendo sus manos sobre su cabeza apretándose un poco el cabello.

-"Esta situación tarde o temprano me la temía, era solo cuestión de tiempo que se diera. Cuando supe que Sakura trabaja aquí fue cuando lo supe, esa chica siempre ha tenido sentimientos por Naruto, al menos desde que la conocí en la universidad y solo estar cerca de mi nieto ha hecho que ella refuerce e intensifique más esos sentimientos por él"- Tsunade hablo mentalmente mientras observaba detenidamente al rubio que se ponía de pie para dirigirse a los cristales de la oficina.

-¿Abuela cree que esto loco? Cada que la tengo cerca algo dentro de mi me dice que ya la conocía, que en algún lugar ya la había visto, pero eso es imposible, lo sé pero a la vez me da una sensación tan familiar, tan desconocida como reconfortante… ¡Soy un desastre, carajo!- Naruto continuaba su auto regaño a su persona.

Tsunade se acerco a su nieto tomándole uno de sus hombros con su mano blanca y suave.

-No estás loco, Naruto… Es solo que como todo hombre no te puedes contener si estás al lado de una hermosa mujer y más por… Bueno ya sabes a lo que me refiero-

-Hinata…- el rubio respondió sorprendiendo a la rubia que asentía confirmando la causa que ella le había dicho.

-Creo que por hoy ha sido demasiado ajetreo, ven te invito la comida. Ya tengo mucho que no como acompañada de mi nieto- Tsunade respondía sacándole una sonrisa a Naruto que afirmaba con la cabeza a la petición de su abuela.

Ambos adultos salían de la oficina rumbo al comedor de empleados para comer algo y distraerse un poco después de lo vivido.

----------

Al otro extremo de la ciudad:

Un hombre de cabellos rojos como el fuego, ojos celestes y con un elegante traje café caminaba por los pasillos de un edificio, en eso se encontró con una mujer un poco más alta que el con el cabello rubio vestida con una falda y camisa con chaleco también cafés.

-Buenas tardes Temari- el hombre peli rojo decía sonriente a la mujer que le había comenzado acompañar.

-Lo mismo digo, Gaara- a hora la mujer llamada Temari respondía al peli rojo que esbozo una pequeña sonrisa.

Temari y Gaara llegaban a un gran cuarto donde les esperaban una buena cantidad de personas sentadas alrededor de una gran mesa de cristal. El hombre se encamino hacia quedar en frente de la mesa y de las personas que le miraban expectantes. Hasta que el peli rojo hablo, mientras Temari se mantenía a su lado un poco atrás de él.

-Buenas tardes, me alegra ver que todos nuestros directivos e inversionistas están hoy presentes… Menos uno- Gaara hablaba mirando un asiento vacío en el fondo de la habitación, frente a esta silla había un pequeño trozo de soporte de madera con la leyenda "Namikaze, Naruto". -"A ese tonto se le volvió a olvidar"- Temari pensó un poco molesta por la ausencia de uno de los principales inversionistas de la empresa en donde ella y Gaara trabajaban.

-Pero bueno, retomando el tema que hoy nos compete, quisiera presentarles a nuestro nuevo socio, quien recientemente adquirió un 35% de las acciones de la empresa, algunos de los presentes ya sabrán de quien hablo tal vez otros no pero bueno…-

En eso un hombre igualmente peli rojo llegaba junto a la puerta pero sin abrirla.

-Por favor, pase- Gaara decía llamando al otro peli rojo con una mano mientras este abría la puerta para entrar.

-Gracias señor Gaara- este hombre respondía despidiendo una sonrisa segura y un poco exagerada.

Varios mormullos se hicieron presentes entre las personas que se encontraban hay entre los comentarios se escuchaban halagos y otras cosas menos importantes, el nuevo integrante de la habitación por fin llegaba al lado de Gaara y Temari que le vieron con una mirada seria pero tranquila.

-Bueno déjenme presentarme por mi propia cuenta- el peli rojo hablo atrayendo la atención de los presentes de nuevo hacia él -Como algunos ya sabrán mi nombre es Sasori, soy un importante mecenas de arte y artista, mis negocios van más orientados a las pinturas y a las estatuas pero también tengo conocimientos de venta de productos ordinarios tales y como los que comercializa la empresa "Sona"- el hombre por fin se presentaba, su nombre era Sasori, su pelo rojo como el de Garra, sus ojos marrones, sus ropas estaban conformadas por un conjunto negro con una camisa blanca que contrastaba muy bien con el resto de su ropa.

-Señor Sasori es un honor conocerle- dijo uno de los presentes parándose de su asiento para hacer una reverencia y volver a sentarse.

-Gracias, espero que nos llevemos muy bien, así como que juntos llevemos a la empresa a un lugar más alto en la rama de bebidas- Sasori volvía a decir ganándose varios aplausos de las personas que le miraban.

-Disculpe que no estén todos presentes, el otro inversionista mayoritario al parecer no pudo venir- Gaara hablaba refiriéndose al rubio que había faltado.

-No importa ya después lo conoceré- en eso el hombre miro a Temari dedicándole una sonrisa que ella no le regreso -¿Y quien es esta bella mujer?- Sasori pregunto galantemente sin quitarle la mirada de encima a la rubia.

Temari solo se limito a responder a la pregunta -Buena tarde señor Sasori, soy la asistente del señor Gaara- la rubia miraba al peli rojo mientras decía aquellas palabras.

-Y mi hermana- a hora el mencionado Gaara terminaba de decir sonriéndole a la rubia.

-Wow son hermanos, no me lo esperaba jeje- Sasori rio nervioso y sorprendido por lo que acababa de decir el otro hombre peli rojo.

---------

Sakura caminaba intranquila por los pasillos de la empresa Uzumaki, no sabía qué hacer o como actuar tras lo ocurrido, si bien le había gustado ese acercamiento tan repentino que habían tenido ella y el rubio por otra parte estaba confundida y asustada, como iba a ver a los ojos a hora a Naruto, el estaba casado y con dos hijos mientras ella aun que ya hacía años de vivir sola tras separarse de Sasuke no quitaba el hecho de que ella también tenía una hija por la cual ver.

-"¿A hora como lo mirare a la cara?"- Sakura se preguntaba mentalmente con la mirada hacia el piso mientras continuaba caminado por los largos pasillos de aquel gran edificio corporativo, cuando de repente…-

-*PUM*- un sonido similar a un choque se produjo en medio de aquel lugar.

-Lo siento…- dijo Sakura sin ver con quien había chocado hasta que levanto la vista para ver a un hombre con el cabello negro atado en una coleta corta que se asemejaba a una cebolla, usaba un traje negro y portaba unos lentes que resaltaban sus ojos obscuros.

-No pasa nada Sakura…- el hombre dijo aquellas palabras mientras se limpiaba el chaleco tras chocar con la peli rosa.

-Shi-Shikamaru, no te había visto- a parecer Sakura también conocía al sujeto con el que había chocado momentos atrás.

-Ya te dije que no pasa nada -*suspiro*- que fastidio…- el mencionado era nada más y menos que Shikamaru Nara, esposo de su amiga Ino Yamanaka y el contador estrella de la empresa de Naruto así como un gran amigo de este ultimo y la peli rosa. -Oye, ¿Naruto está en su oficina? Necesito que mire estos papeles- Shikamaru volvía a hablar mientras le enseñaba un puñado de papeles a Sakura que este portaba en una de sus manos.

-No, no sé, tal vez si o… O la verdad no se- Sakura respondió nerviosa cosa que el Nara noto al instante.

-¿Paso algo que yo no sepa?- Shikamaru pregunto, poniendo aun más nerviosa a la oji jade que no sabía dónde dirigir su mirada para no ser atrapada como si hubiese hecho algo malo.

-¡No! Discúlpame pero debo ir a un asunto muy importante-

Sakura prácticamente salió corriendo del lugar, dejando a un Shikamaru aun más confundido y extrañado por la actitud tan rara que le había mostrado la peli rosa.

-Viejo, por eso las mujeres son muy problemáticas… Y decir que yo tengo como esposa a una de las que más lo son- Shikamaru decía recordando los enojos y estados de ánimo de su mujer, es decir, Ino. Después de ese extraño incidente el Nara solo se limito a continuar su andanza rumbo a la oficina de Naruto.

Sakura por su parte salió del edificio, mientras volteaba a los lados nerviosa, se sentía completamente presionada por lo ocurrido, en eso la mujer cruzo la calle sin prestar atención a los autos que iban y venían, cuando de repente…

-¡AAAAAH!- Sakura grito asustada al escuchar el claxon de un coche que estaba frente a ella, el conductor había frenado a tiempo y no había pasado nada que lamentar.

-¡Muévete muñequita de pelo rosa!- dijo el conductor haciendo que Sakura volviera a la realidad obedeciendo al hombre.

-¡Idiota!- Sakura grito al conductor que volvía a dar marcha a su auto una vez que estuvo en la otra acera. -Necesito un buen café- se dijo a sí misma la chica caminando por la calle.

-----------

La plática entre Naruto y Tsunade continuaba pero esta vez en la cafetería de la empresa.

-Estoy muy confundido- Naruto hablaba mientras bebía de una taza de café que tenía entre sus manos.

-Es normal que te sientas a si Naruto…- Tsunade intentaba calmar a su nieto que continuaba con sus emociones revueltas por lo que le acababa de pasar con la peli rosa.

-Es tan extraño lo que Sakura provoca en mí… Desde que la conocí cuando la contrate algo me decía que ya la conocía, llámelo intuición, presentimiento, lo que sea… Solo sé que esos ojos verdes, esa sonrisa ya la había visto en alguna otra parte solo que no logro recordar donde- las palabras de Naruto eran escuchadas con cuidado por su abuela que estaba a su lado.

-"Yo sé donde Naruto, pero creo que tú no lo recordaras sin importar cuánto te esfuerces, lo malo es que si lo haces puede volverte a pasar algo malo"- Tsunade pensaba recordando un trágico hecho del pasado junto a otros más.

-¡Maldición! ¿A hora como diablos voy a verla a la cara? sabiendo que estuve a punto de besarla-

-Naruto…- llamo Tsunade a su nieto que voltio a verle.

-Sí, abuela-

-¿No crees que es hora que te des otra oportunidad?- Tsunade pregunto seria mirando fijamente a su nieto que se exalto un poco al escuchar las palabras de su abuela.

-¿Qué? Pero abuela, mi hija, Hima- Naruto respondió apresurado.

-¿Crees que es justo que Hima y tu sufran por una mujer que no los aparecía? Esto claramente también incluye a Boruto- las palabras de Tsunade eran duras pero muy ciertas.

El rubio bajo la mirada dando a entender que su abuela tenia razón, su matrimonio se había tornado en algo sin sentido desde ya hacia un poco mas de 5 años.

-Aun estas a tiempo, Naruto. Se feliz, has felices a tus hijos dándoles una madre de verdad, una mujer que los quiera, los ame, los proteja, una mujer como… Sakura-

-No abuela, mi tiempo ya paso, estoy tan decepcionado del amor que ya no quiero comenzar de nuevo- Naruto hablaba con un claro tono de tristeza en su voz. En cierto punto Naruto tenia razón por lo que Tsunade solo se quedo observándolo en silencio mientras posaba una de sus manos en la espalda del rubio en un gesto de apoyo emocional.

Próximo capitulo: Consecuencias obvias
---------------------------------------------------------------

Bueno es pero que les guste este nuevo cap, aprovechando actualizo la lista de caps próximos:

Capitulo 10: Traición que vuelve -15 de Septiembre-
Capitulo 11: Un Uzumaki y una Uchiha -17 se Septiembre-
Capitulo 12: Rival en el pasado, enemigo en el presente -19 de Septiembre-
Capitulo 13: Una cruel verdad -21 de Septiembre-
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Vie Sep 08, 2017 8:22 am

Hooola! Que buenos capítulos naru, me dejaste intrigada con lo que dijo tsunade O.o o sea que naruto tu así como un accidente que le produjo pérdida de memoria? Y bueno por lo visto no fue un solo accidente, pobre naruto se puede entender la confusión, de cierto modo, sobre si conoce de algún lado a saku... Wau. Esto me gusta cada vez más. Y ese momento: del casi beso o rozón, como lo pensó sakura Jajajaja la rubia si que es una aguafiesta!
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Vie Sep 08, 2017 8:24 am

Espero con muuuchas ansias el siguiente capitulo. Saludos!
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 7: Consecuencias obvias + Especial 1][09/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Dom Sep 10, 2017 2:16 am

Buenos días, tardes o noches amigos, bueno respetando mis fechas de actualización les traigo la continuacion del fic he añadido un pequeño especial a capitulo por si también quiere leerlo estos los are al llegar a un numero determinado de capítulos, tipo ova's y esas cosas. Sin mas que agregar les dijo. Hasta otra. Smile Very Happy Smile

Respuestas:

CerezoIntenso: Gracias de nuevo por ver el fic así como el comentarlo, agradezco también tu opinión sobre el capitulo pasado, en efecto Naruto sufrió un accidente que lo hizo no poder recordar a Sakura el cual se desvelara mas adelante, sin más espero que te siga agradando la historia. Saludos Cerezo-chan cheers cheers

Capitulo 7: Consecuencias obvias

Sakura llegaba a una cafetería cercana a la empresa, necesitaba estar fuera de aquella gran estructura de metal y concreto pero sobretodo quería estar lejos de Naruto y meditar lo que ambos estuvieron a punto de hacer dentro de la oficina de este. Sakura entro al local, miro como habían unas cuantas personas distribuidas entre las mesas del establecimiento. Con pereza y dando un largo suspiro se sentó en una de las mesas que quedaban al lado de las grandes ventanas que la cafetería poseía.

-Buenos días, señorita ¿En qué le puedo ayudar?- una chica de cabello castaño y mirada purpura preguntaba sacando una pequeña libretita de un mantel que llevaba sobre su camisa roja, al parecer era una mesera del lugar.

-Buenos días, me trae por favor un café mocca heleado junto con un pastelito de fresa en caso que tengan- Sakura pedía mirando los postres del local en una carpeta de menú que se encontraba sobre la mesa en donde se encontraba.

La chica apunto la orden de la peli rosa y tras darle una sonrisa volvió hablar -Claro, a hora mismo se lo traigo- la muchacha se retiro hacia el mostrador para dar la orden.

---[Flash back]---

Sakura miraba hipnotizada los ojos azules de Naruto mientras se acercaban cada vez más el uno al otro en un intento de besarse hasta que…-

---[Fin Flash back]---

-"¡Demonios, Sakura deja de pensar en eso!"- Sakura se regañaba mentalmente mientras disipaba el recuerdo.

Pasados un par de minutos, por fin le traían a Sakura la comida que había pedido, tras acomodar las cosas en la mesa la sirvienta se retiraba mientras Sakura solo decía "gracias" en agradecimiento. La oji jade se concentro en comer su pastelito de fresa acompañado de su café mocca helado.

Fuera del establecimiento, Sasori se encontraba observando a cierta peli rosa que comía tranquila y bebía de igual forma.

-No puedo creerlo, es ella… -*sonriendo*- es Sakura Haruno… ¿Quién lo diria?- Sasori decía feliz mientras se encamino a la entrada de la cafetería para entrar.

Sasori entro al negocio y sin perder tiempo camino hasta el lugar en el cual se encontraba Sakura que aun comía su postre y bebía su café.

-Creo que la belleza de un cerezo se convirtió en mujer- dijo Sasori distrayendo a Sakura que voltio hacia el frente de ella, no podía creerlo, el era su mejor amigo de la universidad, pero como era posible.

-¡Sa… Sasori!- la peli rosa se limpiaba la boca con una servilleta mientras intentaba decir el nombre de aquel chico que se encontraba en frente de ella.

La mujer de cabellos rosas se levanto de su asiento para después abrazar con mucho afecto a su viejo amigo el cual le respondió del mismo modo aprisionándola entre sus brazos mientras que aspiraba el aroma del cabello de la chica. Tras unos momentos así se separaron para verse mejor.

-Que gusto, Sasori... Nunca creí encontrarte en este lugar- Sakura decía muy animada, al parecer tan animada estaba ya que se le había olvidado por completo en asunto que la había tenia distraída y cabizbaja.

-Lo mismo digo Sakura, estas…- el peli rojo la observaba de pies a cabeza -preciosa- termino de decir el hombre.

-Ven siéntate ¿No quieres algo?- Sakura le ofreció a Sasori acompañarla que gustoso se sentó en frente de ella.

-Gracias pero no, Sakura, acabo de comer pero vamos cuéntame ¿Cómo has estado? ¿Qué asido de ti? ¿Cómo están… Sasuke y los demás?- Sasori se había incomodado un poco al mencionar al Uchiha.

-No, primero debes contarme tu… ¿Qué has hecho desde que te fuiste a Europa?- a hora Sakura era la que preguntaba.

-Bueno, la verdad casi nada, solo que me logre convertir en un escultor y pintor… Estudie arte en Francia y en Alemania y aparte de eso, nada jeje-

-¿Sigues soltero, Sasori?- Sakura preguntaba intrigada por lo que su amigo de antaño había hecho durante su ausencia.

-Nunca encontré a una mujer adecuada para mi…- Sasori decía aquellas palabras mientras observaba con detenimiento las manos de la peli rosa, solo para darse cuenta que no tenia anillo de matrimonio.

-Bueno yo la verdad, después de un tiempo me separe de Sasuke… Pero antes de eso tuvimos una hija, termine mis estudios en medicina en la universidad de california y actualmente trabajo como asistente personal- la peli rosa respondía mientras le daba un último sorbo a su café helado.

-¿Asistente personal dices?- Sasori pregunto intrigado.

-Sí, soy la asistente personal de…-

Antes de que Sakura pudiera continuar, un intenso flash la segó junto con Sasori, momentos después, pudo ver como atreves del cristal de la cafetería había un grupo de fotógrafos locos fotografiándolos a ella y al peli rojo que se quedo impresionado al ver la cantidad de fotos que tomaban.

-Que molestos, otra vez están detrás de mi- Sasori dijo atrayendo la atención de la peli rosa.

-¿Mmm?- Sakura solo emitió aquel sonido dando a entender que estaba confundida por el comentario del oji marrón.

-¿Por qué no vamos a otro lugar, Sakura…? Para ponernos al día- Sasori pidió amablemente a la peli rosa en un intento de que esta aceptara.

-Lo siento Sasori, pero aun estoy en el trabajo, solo salí para descansar un poco- dijo Sakura sin sonar cortante o descortés.

-*suspiro*- Bueno está bien, pero tal vez en estos días si tengas tiempo de salir… ¿Qué me dices?- el peli rojo volvía a intentar con otra pregunta.

-jeje Está bien Sasori… - Sakura sonrió un poco inquieta por la insistencia de su viejo amigo.

Ambos adultos se despedían con un apretón de manos mientras los fotógrafos de afuera seguían tomando fotos y se amontonaban unos tras otros para tener una mejor vista. Después de eso Sasori saco una pequeña tarjeta de su chaleco y se la dio a Sakura que la miro curiosa.

-Hay están mi numero de teléfono y mi dirección, nos vemos- Sasori se despedía saliendo rápidamente de la cafetería mientras una parte de los fotógrafos se iban detrás del intentando alcanzarlo.

Mientras tanto Sakura con temor se acerco al mostrador a pagar su comida para después salir del ahí, pero justo cuando puso un pie afuera su camino fue bloqueado por un fotógrafo en particular, su piel era un poco pálida y su mirada no expresaba ninguna emoción, mas si tenía una leve sonrisa en su rostro mientras que en sus manos sostenía una cámara y una pequeña grabadora de mano, vestía una camiseta negra de manga corta con un logo en letras que decía: Shimura, esto era acompañado por un pantalón de mezclilla azul y unos tenis blancos con los bordes verdes, de la camisa además se podía ver sobre salir un especie collar o algo por el estilo, de este colgaba una tarjeta de papel enmicada en la cual tenía los datos de quien lo portaba, la peli rosa alcanzo a leer el nombre marcado en la pequeña tarjeta rectangular, era: Sai.

-¿Sai me haces el favor de quitarte?- Sakura pregunto mirando directamente al susodicho que le miro sonriente.

-Claro, solo que antes debes responderme unas preguntas Sakura- el chico al parecer también conocía a la mujer de ojos verdes.

-*PUM*- fue lo único que se escucho -¡Aquí tienes tus respuestas!- decía Sakura mientras continuo caminando dejando a Sai tirado en el suelo.

-Esa mujer tiene graves problemas de ira- decía el peli negro reincorporándose del suelo.

Al parecer la chica le había dado un puñetazo al periodista que lo mando de bruces al piso mientras ella se alejaba del lugar.

Sakura caminaba tranquilamente por la calle dirigiéndose de nuevo a las oficinas del edificio Uzumaki, comenzaba a sentirse de nuevo nerviosa, claramente al ver de nuevo al rubio no sabía cómo actuar o si quiera que decir.

-"Mi corazón se detendrá si sigo pensando en él"- la mujer de ojos esmeraldas pensaba mirando al frente de ella el gran edificio al otro lado de la calle.

----------

Naruto caminaba decaído hacia su oficina ya hacia un rato que se había separado de su abuela que se retiraba, muy dentro de él se lamentaba lo ocurrido, si Sakura se sentía mal el tal vez se sentía aun peor lo que ambos estuvieron por hacer. La cabeza le daba vueltas, extrañamente mientras intentaba recordar donde había visto a Sakura antes cuando eran más jóvenes, lo que provoco que le comenzara  a dar un dolor punzante y constante en su cráneo.

-¡Ah mi cabeza!- Naruto decía con un quejido de dolor mientras se recargaba en una de las paredes del pasillo.

El rubio con cuidado por fin llegaba a su oficina, entro rápidamente a esta mientras que de uno de los cajones superiores del escritorio sacaba una cajita de pastillas y con la mas rápida acción con la que podía tomo una vertiéndola en su boca seguida de un trago de agua que no se molesto en llenar un vaso tomándola directamente de la jarra que tenía en una mesa cercana.

Con una clara molestia en su cara se sentó por fin en la silla en frente del escritorio, respiraba con dificultad lo que indicaba que el dolor en su cabeza había sido muy fuerte, cosa que le pasa cada que intentaba a recordar cosas de su niñez.

-¿Cuándo te lamentaras aun lo que paso?- Naruto se decía así mismo mirando el techo y cubriéndose la cabeza con sus manos -¡¿Por qué demonios no puedo recordar nada?!- el rubio grito lleno de frustración mientras se levantaba de golpe de la silla.

En eso Shizune al escuchar el grito del rubio entro de forma apresurada a la oficina, mirando a Naruto recargando sus manos sobre su escritorio y con la mirada baja hacia el piso y con una clara agitación en su respiración.

-¿Señor Naruto está bien?- Shizune pregunto al ver el estado en el que se encontraba su jefe.

-Sí, solo que…¡AAH!- Naruto intento decir algo cuando de nuevo el dolor de cabeza lo había atacado tocándosela rápidamente con una de sus manos, la secretaria se asusto al ver al rubio en aquella condición, la mujer se apresuro hacia y lo sujeto para evitar que cayera al duro piso. Naruto por su parte se tambaleaba se encontraba débil, sentía que la cabeza le iba a explotar mientras recuerdos confusos e incomprensibles atacaban sin cesar su mente.

-¡Señor tiene una crisis!- Shizune dijo inquieta mientras tomaba el teléfono de la oficina y tecleaba un numero con rapidez sin soltar al rubio que continuaba igual de débil y desorientado.

-No… No llames a mi abuela… ¡NO!- con dificultad Naruto dijo intentando recomponerse pero fue en vano, se sentía tan débil que se soltó de la peli negra causando que callera al piso, Shizune por su parte se encontraba muy alterada al ver lo que acababa de pasar, su jefe estaba en el piso, de rodillas mientras contenía los gritos de dolor, su cabeza le dolía tanto como si estuviera a punto de morir.

-¡Señor por favor aguante…!- la mujer dijo poniendo el teléfono con nerviosismo y torpeza sobre su oreja y su boca para realizar la llamada

-¡AAAH!- Naruto grito aun más fuerte, estaba muy grave por ese maldito dolor en su cabeza.

Shikamaru aparecía en la puerta que al ver esto corrió directamente hacia donde se encontraban Shizune y un caído Naruto.

-¡¿Que está pasando Shizune?!- Shikamaru preguntaba alterado al ver a su amigo en el piso tomando su cabeza.

-¡El señor Naruto está teniendo una crisis!- Shizune dijo desesperada a Shikamaru que intentaba calmar a Naruto que seguía con su dolor.

-"¡¿Una crisis…?! ¡Eso es imposible la última crisis que tubo fue hace más de 6 años!"- Shikamaru pensaba con una clara preocupación.

Ho… Hola… Si aquí Shizune… Por… ¡Por favor manden una ambulancia rápido, el nieto de la Doctora Tsunade está muy grave…! ¡Por favor apresúrense!- la mujer decía a través del micrófono del teléfono mirando al rubio.

---------

Sakura entraba a la empresa, se encontraba aun muy pensativa, ya sabía lo que aria hablaría con Naruto y le diría que renuncia a su trabajo, sentía que debía hacerlo, por el bien de él y el de ella. Pero la mujer fue interrumpida de sus pensamientos al escuchar una sirena de tras de ella, la mujer peli rosa extrañada se giro para ver como una ambulancia se detenía en la calle justo en frente del edificio Uzumaki, de esta bajaron dos paramédicos con una camilla a mano, corrieron hacia la entrada donde la mayoría de los presentes incluida Sakura estaban sorprendidos y extrañados por la acción de los dos hombres, estos pasaron de largo por el pasillo hacia el ascensor de emergencia lo que hizo que la mujer se confundiera aun más.

-¿Qué? ¿Qué paso?- Sakura se pregunto mientras caminaba más apresurada para seguirlos.

Mientras tanto Shizune y Shikamaru llevaban entre sus hombros a un inconsciente Naruto, el pobre rubio se había desmayado al no soportar el dolor que le aquejaba, los dos pudieron sacar a Naruto de su oficina saliendo al pasillo y mirando como los médicos por fin llegaban saliendo del elevador, estos al ver a la mujer y al hombre junto a un inconsciente rubio corrieron pidiendo que recostaran a Naruto sobre la camilla cosa que estos hicieron sin pensar.

Una vez asegurado el cuerpo del oji azul, ambos enfermeros se levantaron cargando la camilla en donde el rubio había sido depositado con anterioridad, Sakura por fin llegaba al mismo piso y saliendo de otro elevador pudo ver como llevaban a Naruto sobre una camilla lo que hizo que quedara en Shock al pensar lo peor.

-¡Sakura!- Shizune gritaba el nombre de la oji jade que estaba estática mirando en cámara lenta como se llevaban a Naruto.

-Shi… Shi… ¡¿Shizune qué le pasa a Naruto?!- la mujer de cabellos rosas por fin reaccionaba preguntando aquello en un grito ahogado mientras intentaba no llorar por ver al hombre que quería en aquel tan deplorable estado.

-Sakura, el señor Naruto… Tuvo una crisis de amnesia- Shizune dijo intentando controlarse.

La peli rosa abría los ojos enormemente al saber la causa por la cual el rubio al parecer no la recordaba. ¿Amnesia? ¿Cuándo? ¿Cómo le paso eso a Naruto? esas eran las preguntas que rondaron la cabeza de la chica al escuchar las palabras de la morocha.

-¿Amnesia?- Sakura pregunto aun conmocionada por lo que estaba pasando.

-Cuando era niño, Naruto tuvo un accidente en su hogar, por consecuencia le quedo la amnesia, al parecer recibió un golpe muy fuerte en su cabeza lo que provoco que olvidara toda su vida durante sus primeros 6 años de vida, es algo muy triste la verdad ya que aun y a pesar de los esfuerzos de su abuela Tsunade nunca pudo hacer que su nieto recuperar sus recuerdos, prácticamente perdió su niñez- Shikamaru intervenía en la conversación haciendo que Sakura se sobresaltara aun más.

-"Naruto"- Sakura pensó en el rubio corriendo hacia donde se llevaban al hombre mientras Shizune y Shikamaru le siguieron en cuanto la peli rosa hizo tal acto.

Próximo capitulo: El enemigo olvidado

-------------------------------------------------------------

Espero les guste este pequeño especial que se me ocurrió a ultima hora antes de actualizar, por lo que decidí escribirlo y también subirlo de una vez.

Especial 1: Un día especial

Naruto caminaba tranquilamente por la acera de una calle, cuando de repente pudo ver a lo lejos a cierta peli rosa asistente suya, intrigado por lo que la peli rosa estaba haciendo decidió acercarse a ella pero antes de que pudiera siquiera imaginar en cruzar la calle que los separaba, una gran cola de autos y camiones comenzó a marchar impidiendo que nuestro rubio alcanzara a su asistente personal la cual estaba tan entretenida en su móvil que ni siquiera volteaba a ver otra cosa que no fuera esa cosa diminuta que portaba entre sus manos.

Naruto un poco desilusionado desidia dejar el asunto por la paz continuando su caminata rumbo a la empresa pues al parecer había salido a algún asunto a la calle.

Por su parte Sakura mandaba varios mensajes a sus conocidos que curiosamente también era conocidos de Naruto.

---[Pantalla del móvil de Sakura]---

Sakura: Ino creo que ya está todo listo para la fiesta de mi jefe Wink

Ino: Me alegra que por fin te estés poniendo al corriente con tu amado, frentesita (emoji coqueto) (pulgar arriba)

Sakura: ¡Cállate! No empieces con lo mismo (emoji enojado)

Ino: Bueno ya cálmate jeje (emoji riendo)

Sakura: Esta bien, como sea te veo en la fiesta

Ino: Si adiós… (pulgar arriba)

---[Pantalla del móvil de Sakura]---

La peli rosa daba un suspiro de alivio mientras guardaba su teléfono celular, ya había contactado a todos sus amigos y de Naruto ya todo estaba listo para la fiesta que le había organizado a su jefe por su cumpleaños.

La mujer camino por unos momentos más hasta encontrarse del otro lado de la calle, justamente en donde Naruto había estado momentos atrás cuando la había visto. Sin perder más tiempo camino segura de si misma hasta las puertas de edificio Uzumaki, donde fue recibida por la recepcionista que le saludaba radiantemente al ver a la asistente personal de su jefe.

-¿Lista para la fiesta?- pregunto Sakura sonriendo feliz a la mujer que estaba en la recepción.

-No cabe duda de que usted aprecia mucho al señor Uzumaki, viera que organizarle una fiesta de cumpleaños no es cualquier cosa- respondió la chica contenta a la peli rosa que le seguía mirando con la misma sonrisa de antes.

-Llevo trabajando aquí ya 3 años, creo que es lo mínimo que puedo hacer para agradecerle al señor Naruto que me haya dado una oportunidad en aquella ocasión cuando estaba buscando una nueva asistente-

-Bueno a pesar de que el señor Naruto puede llegar a ser alguien frio y reservado es una gran persona así como grata, me da gusto ver que usted también le tiene un alto estima- la chica recepcionista decía contenta de ver el ánimo de la oji jade.

-Muy bien me retiro creo que es hora de ir por el señor "trabajador" jeje- Sakura decía mientras se despedía moviendo su mano.

-Si claro, les diré a los demás que se preparen -*guiñando un ojo*- la recepcionista respondía entusiasta mientras salía de la recepción para hacer lo que acababa de decir a la peli rosa que se alejaba por el pasillo.

Minutos después:

-*toc*toc*toc*- se escucho en las puertas de la oficina de Naruto el cual estaba revisando unos documentos y transcribiendo algo a su computadora.

-Adelante- el rubio hablo si dejar de ver lo que estaba en los papeles para después escribirlo en su laptop por medio del teclado.

-Señor…- Sakura hablaba un poco apenada mientras entraba a la gran oficina del su jefe rubio que continuaba en lo suyo.

-Buenos días Sakura ¿Qué se te ofrece?- el rubio preguntaba sin mirar a la peli rosa que se acerco a su escritorio mirando lo que este estaba haciendo.

-Venia para ver si… Quería venir conmigo a la cafetería, ya es hora del almuerzo- la mujer de cabellos rosados se ruborizo un poco tras decir aquello en ocasiones era inevitable no ponerse nerviosa frente al hombre que le robaba el sueño.

-Lo siento Sakura, no tengo tiempo, tengo mucho trabajo que hacer- Naruto decía mirando a Sakura que se desanimo un poco por la respuesta del rubio -Además…- el hombre de ojos azules volvía a decir enseñándole una caja a Sakura - …compre una hamburguesa en el Burger Fast cercano- (parodia a Burger King) hace unos minutos cuando salí al banco- terminaba de decir Naruto guardando la caja con la comida.

-"Aun que no quieras Naruto"- Sakura pensó determinante, para después oprimir el botón de enviar de su móvil que tenia detrás de ella tomado con sus manos. Lo que la peli rosa acababa de hacer era comenzar el plan B que ella había ideado.

En eso Shizune entraba apresurada a la oficina sorprendido a Naruto que no se lo esperaba mientras que Sakura fingió estar sorprendida también.

-¿Qué pasa Shizune? ¡¿Por que entras así?!- Naruto preguntaba al ver la forma en que la morocha entraba a su oficina.

-¡Señor hay fuego en la recepción!- Shizune dijo aparentando estar alarmada cosa que funciono muy bien al ver que Naruto se levantaba de su silla.

-¡¿Qué?! ¡¿Cómo que fuego?!- Naruto continuaba interrogando a la peli negro mientras mentalmente sonreía al ver que el rubio estaba cayendo en la treta.

-Creo que me adelantare para llamar a los bomberos, parece que es grave- Sakura continuaba con su actuación pero al pasar al lado de Shizune le levanto el pulgar indicándole que estaba haciendo un muy bien trabajo. La mujer de ojos esmeralda salía de la oficina para supuestamente ir a la recepción para ver lo que pasaba.

-¡Señor venga pronto!- Shizune apresuraba al rubio que cerraba la tapa de su computadora portátil y se dirigía hacia la salida, pero justo al salir al lado de la morocha, alguien le tapo los ojos con dos suaves manos.

En ese instante el rubio comprendió que todo había sido una treta para sacarlo de su oficina, intento quitarse las manos de encima pero sintió varios piquetes en sus costillas haciéndolo reír un poco por el hormigueo causado.

-jajaja Ya vasta Shizune, Sakura… Su broma no es graciosa jaja- Naruto decía mientras soltaba una que otra risa por las cosquillas a sus costillas.

-Señor si no quiere que le siga haciendo cosquillas Shizune debe caminar hacia donde le indiquemos- Sakura dijo con un tono de amenazante así como juguetón.

-Muy bien, pero conste que lo hago porque me tienen en contra de mi libertad- Naruto alego sonriente aun con los ojos tapados.

Y así las dos mujeres llevaron a Naruto hacia abajo donde ya estaban todos sus empleados y conocidos más cercanos listos para celebrar los 33 años de vida del rubio.

-¿Ya llegamos?- Naruto preguntaba mientras caminaba con cuidado por el pasillo.

-Ya casi, aguante un poco más- Sakura decía deteniéndose frente a los demás -Muy bien creo que ya puede abrir los ojos-

Tras decir aquello las dos mujeres que le acompañaban corrieron en frente del junto a los demás que esperaban que el rubio abriera los ojos para comenzar la fiesta.

El rubio lentamente fue abriendo los ojos encontrándose con todos sus conocidos tanto empleados como amistades, de los cuales destacaban Sasuke, Chouji, Ino, Shikamaru, Temari, Gaara, Sai, Sakura, su tío Kakashi así como su también tío Iruka… El rubio se quedo sorprendido al ver a todas las personas importantes para él reunidos en aquel lugar y eso que aun faltaban sus hijos, sus padres, su hermana, sus abuelos y su esposa.la cual sinceramente no extrañaba mucho que digamos.

-¡Feliz Cumpleaños!- todos gritaron al unisonó ante un feliz y perplejo Naruto que no entendía nada, hasta que cada uno de ellos se fueron acercando a su jefe y amigo así como primo o sobrino.

-Como… Cuando…- Naruto no sabía que decir, estaba completamente conmovido por lo que acababa de pasar.

-Eh idiota, si hay alguien a quien debas darle las gracias es a Sakura, ella te organizo esta fiesta- Sasuke decía aquellas palabras alejándose de su amigo que miro como la peli rosa se acercaba hacia él.

-Creo que debo darte las gracias Sakura- Naruto dijo un poco apenado a una Sakura que estaba igual.

-No señor, al fin de cuentas hoy es un día especial… Hoy es su cumpleaños- Sakura dijo con una sonrisa tierna mientras sus mejilla se tornaban rosadas por él como la miraba Naruto sorprendido.

-Un momento…- dijo Naruto llamando la atención de la mujer de cabellos rosas -¿Cómo sabias que hoy es mi cumpleaños? que yo sepa nunca te la he dicho- el rubio cuestiono a la peli rosa que ni si quiera se inmutó por su interrogante.

-Un polluelo me lo dijo- la chica dijo tranquila dejando confundido al rubio -"Un polluelo que ya es toda un águila"- Sakura pensaba recordado a Naruto que le había dicho cuando cumplía años cuando eran niños los dos.

-¡Venga será mejor que se divierta!- Sakura tomaba de la mano a Naruto y juntos se encaminaron a la fiesta.

Fin

cheers  ¡Nos vemos! cheers
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Dom Sep 10, 2017 9:50 am

para mi, algo mas paso mientras naruto tenia amnesia pero ya veremos, buen cap Onion ._.
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Dom Sep 10, 2017 4:43 pm

Hola otra vez con otro excelente cpitulo naru, me gustó mucho y el especial también. Que lindo de sakura hacer eso por “su jefe" jejeje y bueno me sorprendió la fuerte crisis que sufrió naruto. Ahora sakura sabe la razón del por qué naruto no la recuerda. Espero con ansias el siguiente capítulo.

Ah y se me olvidba decirte que me alegra el que te tomes l menos unos minutitos en leer<> yme contenta el que te este gustando jejeje esta semana actulizare. Ya casi termino con la primera temporada aunque no actualizare seguidamente. Besos y saludos.
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 8: El enemigo olvidado][11/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Lun Sep 11, 2017 8:44 pm

¡Buenas gente! Les traigo el siguiente cap del fic, espero les agrade y les siga gustando como los anteriores... Nos vemos y se me cuidan. Adiós.

Respuestas:

narusaku: Bueno un poquito de razón llevas compañero(a) con tu afirmación, pero bueno es algo que de seguro despejaras en los capítulos venideros. Saludos y gracias por ver y comentar.

CerezoIntenso: Gracias Cerezo-chan, de verdad no es nada, ya desde que habías publicado el fic por primera vez lo había visto pero no había comentado por que quería leerme primero una buena tandita de capitulos de los que ya tenias publicados, me esta gustando mucho la historia espero siga así en lo que me resta de leer y con respecto a tus observaciones del capitulo anterior bueno la verdad es que si, a hora que Sakura sabe la razón de por que Naruto la "olvido" cambiara radicalmente con el, ya sabrás a lo que me refiero en este cap, espero que te siga gustando esta historia. Saludos y hasta pronto.

Capitulo 8: El enemigo olvidado

Naruto era rápidamente subido a la ambulancia mientras los paramédicos realizaban las acciones reglamentarias para estos casos, administrándole al rubio una serie de medicamentos para que la inflamación craneal bajara y este dejara de ser propenso a continuar con el dolor una vez que despertara, aun que solo lo hacían por rutina, en el hospital general de los Ángeles se les había dado órdenes claras por parte de Tsunade, al ser la directora de este: "Quiero que lo traiga hacia acá, aun y a pesar que solo sea una crisis por amnesia", esas habían sido las palabras de la mujer rubia con respecto a su nieto cuando había mandado personalmente a la ambulancia.

Sakura por su parte alcanzo a la ambulancia aun estacionada afuera del edificio parándose en frente de la puerta mirando como un enfermero estaba administrando un estabilizador al suero que le había puesto a Naruto que continuaba sin consciencia sobre la camilla.

-¿Quiere subir? Podemos llevar a una persona- el hombre hablo al ver la cara de preocupación de la peli rosa.

-S.. ¡SI!- Sakura sin pensarlo mucho se subió rápidamente sentándose por el lado derecho del rubio, mientras el hombre que estaba hay cuidando a Naruto se bajaba de ella y cerraba las puertas.

-¿Es usted su esposa?- El hombre volvió a preguntar al último minuto antes de cerrar la ultima puerta.

Sakura no supo que responder, era una pregunta tan sencilla pero a la vez tan difícil de responder hasta que tomo valor y hablo.

-¡Si lo soy...! ¡Soy su esposa!- dijo insegura de sí misma pero aun y así lo dijo con una voz determinante.

El paramédico solo asintió y termino de cerrar las puertas dejando a la peli rosa sola junto al desfallecido oji azul al cual miro con ternura y sujeto con una de sus manos mientras pequeñas lágrimas cristalinas se comenzaban a asomar por sus brillantes ojos verdes.

-¿Naruto qué hiciste? No… No quiero perderte, otra vez no…- Sakura dijo intentando calmarse, pero al ver a Naruto en aquel estado la ponía nerviosa, asustada aun sabiendo que la vida del rubio no estaba en peligro.

La chica sabiendo sobre medicina le tomo el pulso y comprobó sus signos vitales encontrando todo normal algo que la alivio momentáneamente al saber que en efecto el rubio no estaba en peligro, pero en como lo había visto desmayado mientras se lo llevaban sobre una camilla había sido suficiente para dejarla tan afectada tal y como estaba.

La ambulancia comenzó a moverse mientras la sirena volvía a emitir su tan repentino y molesto sonido, Sakura solo se agarro fuerte a la mano del rubio que se miraba tranquilo e impasible, algo que la conmovió de sobremanera.

Shizune y Shikamaru por fin salían del edificio, para mala suerte de ellos la ambulancia ya se miraba en la lejanía, las demás personas que estaban hay miraron toda la escena asustándose por el rubio, pues la gran mayoría eran personas que trabajaban para él y al verlo visto en esas situación los tomaba de sorpresa. Shikamaru miro como el transporte donde llevaban a Naruto ya no era visible así que opto por la siguiente opción.

-¡Rápido Shizune, vamos por mi coche!- el Nara dijo haciendo que la secretaria solo asintiera y junto al hombre corrieran al estacionamiento de la empresa.

---------

Tsunade estaba en la entrada del hospital esperando a Naruto, estaba asustada esos colapsos nervosos que tenía su nieto no eran normales, algo que sin duda la ponía entre la espada y la pared al intentar encontrar la causa de esos ataques y crisis que el rubio había llegado a padecer.

-"Después de 6 años sin esos ataque ¿Acaso lo que paso con Sakura le provoco esta nueva crisis?"- Tsunade pensaba mientras se mordía un pulgar en espera de la ambulancia cosa que la desesperaba por la tardanza de esta.

Sakura continuaba angustiada al lado del rubio, no tan fácil la iban a alejar de su lado, mirando con los ojos tristes al hombre que estaba acostado aun lado de ella pudo ver como algo se asomaba entre la ropa de este, con cuidado introdujo su mano en el cuello de la camisa del Uzumaki, sacando de este una cadena plateada con una pequeña piedra azul con tonalidades verdes, hecha de cordones muy finos pero aun resistentes, la peli rosa sintió que el corazón se le volvió pequeño al ver esa cadena que el rubio portaba pues la recordaba muy bien; fue la misma cadena que ella le había hecho una vez en la escuela durante las clase de manualidades en las que participaba.

---[Flash black]---

En un salón de clases, una maestra les daba indicaciones a las niñas y niños presentes, entre la multitud se notaba una pequeña de pelo rosa y dos hermosos ojos de color esmeralda.

-Muy bien niños, quiero que traigan estos materiales para la próxima clase de manualidades que será mañana- la profesora les enseñaba a los niños un cartel en el cual estaban plasmadas en forma de dibujos las cosas que debían traer para su próxima clase.

-¿Maestra puedo traer cordones de aluminio en vez del alambre que nos pide?- la peli rosa preguntaba a su maestra levantando su pequeña mano.

-Claro que si Sakura, aun que son muy frágiles- la maestra respondía a la pregunta de su alumna con una sonrisa.

-"Le voy hacer un lindo collar a mi amigo Naruto"- la niñita pensó contenta al imaginarse la cara sonriente de su igualmente pequeño amigo rubio.

Después de finalizadas las clases, la niña de al menos unos 5 años de edad, salió corriendo sin parar rumbo a su hogar, al llegar abrió la puerta como un rayo y con la misma rapidez se dirigió hacia su cuarto, la madre de Sakura había visto todo esto con una cara de impresión por los actos de su pequeña hija.

-¿Que estás haciendo, hija?- la madre de la peli rosa entraba con cuidado al cuarto de su hija para ver que estaba haciendo esta, la pequeña Sakura por su parte sacaba de debajo de su cama una cajita que al abrirla reveló una buena cantidad de hilos de aluminio muy finos.

-¡Mamá le voy hacer un collar a Naruto!- Sakura decía contenta a su madre enseñándole la cajita llena de hilos de aluminio.

Mebuki sonrió ante lo que su hija le había dicho, esta se sentó en el piso de la habitación para quedar más a la altura de su hija que contaba los hilos que estaban en la caja.

-"Creo que el hijo de mi amiga Kushina tendrá una muy buena esposa cuando crezca"- Mebuki pensaba imaginándose a Sakura de grande de la mano de un Naruto también crecido. ¿Y por qué le vas hacer un collar a Naruto?- la señora volvía a hablar mirando a su hija que continuaba en su labor.

-Naruto ha sido muy bueno conmigo, el me defiende y me cuida de los niños que me molestan, por eso quiero hacerle un regalo con mis propias manos- la peli rosa respondía a su madre sin quitar el ojo de los pequeños alambres de aluminio que estaba contando.

-Muy bien, tu continua en lo tuyo y yo te dejo- Mebuki se levantaba del suelo dirigiéndose a la puerta la cual estaba semi-abierta permitiendo que esta saliera y una vez fuera la mujer la cerro despacio.

A la mañana siguiente:

La pequeña Sakura salía de su cuarto como un vendaval, mirando hacia todas partes mientras en su rostro se notaba una clara preocupación, no fue hasta que su madre que se encontraba en la cocina le miro y hablo.

-¿Qué te pasa hija, tienes algo malo?-

-¡Mamá! ¡Mi cajita! ¡No la encuentro!- la oji jade dijo queriendo llorar.

-Ah así que era eso…- la señora se dirigió al comedor y tomo una caja roja de este regresando a la cocina donde Sakura le esperaba expectante -Aquí tienes, ayer cuando entre a tu cuarto para verte, te encontré dormida junto a tu cajita así que te acosté y la guarde- Mebuki le entregaba la caja a Sakura que le respondió con un abrazo que fue correspondido instantáneamente por su madre.

-Gracias mami- Sakura decía mientras el abrazo que se habían dado era disuelto.

-Muy bien jovencita, cámbiate por que la escuela no espera- Mebuki dijo empujando a la pequeña hacia su cuarto para que se alistara para ir a la escuela.

Ya en la escuela y pasado la mayor parte del tiempo, Sakura iba por los pasillos de esta hasta encontrar el salón al que debía entrar, es decir, en donde la niña tomaría su ultima clase del día, que curiosamente era la clase de manualidades.

-Escuchen bien, niños tienen una hora para terminar su manualidad, así que empiecen- la profesora del día anterior decía mientras todos los niños comenzaba a cortar, pegar, medir e imaginar lo que aria cada uno, por su parte la pequeña de ojos verdes abrió la cajita roja encontrándose con los hilos de "aluminio" pero estos parecían un poco diferentes, para empezar eran un poco mas rígidos y tenían un color más plateado que el característico común del aluminio, la niña no le dio importancia y comenzó a entrelazar uno a uno los hilos hasta que creó un hilo mayor un tanto más grueso y resistente, después de esto la niña le puso un pequeño colgante con la forma de cristal, un cristal azul verdoso y para terminar su trabajo la niña realizo un nudo muy fuerte al collar para que este no se desatase amarrando las puntas muy bien, tras esto guardo con cuidado su regalo en la cajita roja y cerrando esta daba por terminada su manualidad.

-Bien niños, quien allá terminado venga a enseñarme lo que hizo y también puede salir ya- la maestra hablaba a los niños que continuaba enfrascados en sus trabajos.

-Maestra yo ya termine, mire- la pequeña Sakura se acercaba a su maestra que tomo con curiosidad la cajita que la niña le ofrecía.

la mujer abrió la caja encontrándose con un simple pero bello collar de plata con una pequeña piedra azul con tonalidades verdosas colgando de el, al parecer Mebuki había hecho algo durante la noche.

-Vaya es muy lindo tu collar- la docente dijo sorprendida por el trabajo de la peli rosa que sonreía satisfecha por las palabras de su maestra.

-Gracias maestra- Sakura respondía tímidamente.

-Bien ya puedes retirarte, Sakura… Muy buen trabajo- la profesora le entregaba de nuevo la caja con el collar mientras decía aquellas palabras, la niña de cabellos rosas asintió feliz.

La niña camino de nuevo hacia su pupitre guardando todas sus cosas en su mochila, una vez hecho esto se la colgó en su espalda y con prisa salió del aula aun con la cajita roja entre sus manos corría por los pasillos como intentando encontrar a alguien hasta que a lo lejos cerca de la entrada de la escuela miro como un niño rubio caminaba tranquilamente, al parecer era a quien buscaba por que la niña no perdió tiempo y corrió hacia él.

-¡Naruto! ¡Naruto!- la peli rosa grito el nombre del niño haciendo que este se girara para ver quien le había hablado y al ver de quien se trataba sonrió ampliamente deteniendo su caminar.

-¿Sakura tu también ya saliste de clases?- el rubio pregunto a su amiga que jadeaba un poco por la carrerita que había hecho hasta donde estaba el chico.

-Si Naruto… Bueno, ¡Adivina! ¿Qué hice hoy en la clase de manualidades en la que entre?- Sakura pregunto eufórica escondiendo la cajita en su espalda.

-Bueno, no se… ¡Ah ramen, me gusta el ramen…!- dijo el chico haciendo que su amiga callera estilo anime.

-¡No bobo, ramen no! Es algo que se lleva en el cuello- Sakura le recrimino al rubio mientras se reincorporaba.

-Mmm… ¿Algo que se lleva en el cuello? ¿Qué será?- el niño pensaba y pensaba sin que se le ocurriera una idea en especial. -Perdóname Sakura pero no se jeje- el niño volvía a decir mientras se rascaba la nuca con una de sus manos.

-Bueno… - la niña pensó en otra forma de darle su regalo al rubio -Cierra los ojos- esta pido mirándolo directamente.

-¿Que cierre los ojos? ¿Para qué?- en pequeño rubio inquirió desconfiado.

-Vamos cierra los ojos, por favor Naruto- Sakura pido con una carita tierna a su amigo que obedeciera.

-Bueno está bien- Naruto sonrió y tal y como prometió había cerrado los ojos.

-Espera no los abras he…- Sakura ponía sus manos extendidas en frente de Naruto con la cajita que contenía el collar que esta le había hecho -¡A hora ábrelos!- la oji jade pedía emocionada.

Naruto abría lentamente los ojos encontrándose con aquella extraña cajita en frente de él confundiéndolo un poco.

-¿Eh? ¿Qué es esto?- el niño tomo con sus manos aquella caja que miraba curioso.

-Vamos Naruto ábrela, lo hice yo- la pequeña Sakura estaba muy nerviosa y sonrojada por el cómo reaccionaría el niño ante su regalo.

-Espero que sea comida, deberás- el niño dijo abriendo la caja mirando el collar que esta tenia dentro.

Naruto miro por unos momentos el collar y sujetándolo entre sus dedos lo saco apreciándolo mejor, Sakura estaba muy nerviosa esperando a que su amigo le dijera algo.

-¡Es muy bonito!- el rubito dijo feliz causando que también se dibujara una gran sonrisa en la cara de la niña peli rosa.

-¿Deberás te gusto mi regalo?- Sakura pregunto queriendo llorar de alegría.

-Gracias Sakura, es muy lindo, además este color azul con verde me ha gustado mucho- Naruto volvía a decir apreciando la piedra que su collar tenia colgando.

-Por… ¿Por qué?- la niña pregunto.

-Porque me recuerda a tus ojos, Sakura... A esa linda mirada que tienen- el niño dijo inocentemente haciendo que la niña se sonrojara aun mas mientras sentía como su corazón latía rápidamente. Sakura se lanzo a el abrazándolo enterrando su cara en el pequeño pecho del rubio mientras este reía por lo que su amiga acababa de hacer.

---[Fin Flas back]---

Sakura ya no pudo contener sus lagrimas, con fuerza agarro el collar que ella misma había hecho durante su niñez, aun y a pesar que Naruto no la recordara por culpa de esa maldita amnesia siguió conservando su regalo, algo que la hacía estar más segura de lo que sentía por ese hombre rubio que a hora estaba inconsciente a su lado.

-Naruto… Aun y a pesar de no recordarme, conservaste este regalo… Mi regalo hacia ti- Sakura dijo mirando la cara tranquila que el hombre tenía.

La ambulancia se acercaba al hospital, pues Sakura pudo notar con esta comenzaba a descender su velocidad, fue cuando pensó en algo, en algo que solo ella sabría, mirando los labios del inconsciente Naruto se acerco a ellos, estaba insegura de hacerlo pero a la vez sentía que esta era su oportunidad, una oportunidad de la cual se le había privado en la oficina de su jefe el mismo al cual a hora miraba desde arriba.

-"Naruto sé que esto que voy hacer esta mal, pero… -*suspiro*- Ya no puedo ocultar este amor que siento por ti, perdóname por estar enamorada de ti desde que era una niña"-

Sakura pensaba mientras fundía sus suaves labios con los del rubio en un tierno y tímido beso, el cual duro por unos segundos escasos, pero tan llenos de amor como el beso mismo que la peli rosa le acababa de dar a su jefe, al amor de su vida. En eso la ambulancia por fin se detenía, alertando a la peli rosa que se volvió acomodar en su lugar de forma apresurada y se limpiaba como podía las lagrimas que había derramado, unos momentos después las puertas del vehículo se abrían para dejar ver a Tsunade que se quedo sobresaltada al ver a su ex ayudante al lado de su nieto que continuaba sin consciencia.

-¿Sakura?- la mujer de cabello rubio pregunto sin entender el por qué de la presencia de Sakura que también le miro sorprendida.

Próximo capitulo: Tu mirada esmeralda

Espero les alla gustado. Good bye Onion bye Onion bye
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por CerezoIntenso el Mar Sep 12, 2017 2:30 pm

Otra vez cumpliendo con mi deber: disfrutar de las actualizaciones de esta bonita historia.

Que puedo decir...realmente me conmovió el recuerdo de sakura y su preciado regalo. Me sorprende el que naruto lleve todavía puesto el collar aun a pesar de la amnesia. Que belli capitulo y concuerdo con sakura: ahora no debe dejar que la alejen de naruto. Hora es cuando más necesitan estar juntos y el hacer que la recuerde.

Naru, hola debo repetir te el gusto que me da leer historias tuyas, son marvillosas. Y gracias a de nuevo por lo de mi historia jeje saludos!
avatar
CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 296
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Miér Sep 13, 2017 10:13 am

Onion gota que buen capitulo
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 9: Tu mirada esmeralda][13/09/2017]

Mensaje por NaruSannin el Jue Sep 14, 2017 3:24 am

Buenas chicos del foro, les traigo la continuacion de este fic y temo avisarles que el 15 no subiré capitulo, perdón no podre ya que estoy preparando algo diferente. Sin más les dejo con la lectura, disfruten.

Repuestas:

CerezoIntenso: Gracias por tus palabras, Cerezo-chan, las aprecio mucho y no es para tanto mis historias no son la gran cosa jeje lo único que hago es rendir tributo a Naruto y a Sakura por medio de ellas, nada más jeje, pero de igual manera gracias e intentado responder a tus comentarios Naruto aun llevaba el collar por que su madre le había dicho que era el regalo de alguien muy especial, ya que este lo traía puesto durante el accidente así que se puede decir que lo acogió como su "amuleto". Te mando saludos cordiales y buena suerte. Very Happy Very Happy

narusaku: Muy buenas le alegra que te siga gustando la historia espero seguir haciendo que esto sea así, de todo corazón se agradece tu preferencia. Saludos y cuídate. Very Happy Very Happy

Capitulo 9: Tu mirada esmeralda

Sakura bajaba apresurada de la ambulancia mientras agachaba la mirada ante una Tsunade completamente sorprendida por la presencia de la mujer de ojos verdes, todo esto pasaba cuando los paramédicos bajaban a Naruto para llevarlo a una habitación del hospital exclusivamente para él.

-¿Sakura que estás haciendo aquí?- Tsunade por fin pregunto a la mujer que ya se encontraba a su lado.

-Vine porque no podía dejar a Naruto solo- la mujer de cabellos rosas respondía mirando directamente a los ojos a la abuela de su amado que seguía un tanto impresionada.

-Bueno eso no importa a hora…- Tsunade hablaba iniciando su marcha por detrás de los enfermeros y la camilla con ruedas en la que llevaban al rubio.

Sakura al ver esto también empezó a caminar completamente segura de sí, le gustaba el ambiente del hospital, sus olores, sus vivencias pero sobre todo la sensación que sentía al saber que ella podía hacer la diferencia con respecto a las personas, el curarles y cuidarles había sido algo que la había atraído a la profesión de medico pero lamentablemente al casarse con Sasuke y posteriormente haber tenido a su hija Sarada la obligo a negarse a sí misma su deseo de continuar en la medicina.

-Quiero que me esplique por que Naruto presenta un cuadro de amnesia, señora Tsunade- Sakura pidió poniéndose aun lado de la susodicha que solo le miro de medio lado intensificando su caminar por el pasillo ante las miradas de todas las personas que transitaban por ahí, enfermeras, doctores, pacientes, etc.

-Es algo difícil de explicar, además Sakura es más importante ver que Naruto no haya entrado en un coma por colapso nervioso… "Esta es la crisis más fuerte que ha tenido, nunca antes se había desmayado cuando le daban estas complicaciones"- la Senju pensó muy preocupada aquello ultimo mirando como llevaban a su nieto por delante de ella y de la peli rosa que también le miraba preocupada tras escuchar las palabras de la mujer que fue en el pasado su tutora.

-"¿Tan grave es?"- Sakura también pensaba al analizar las palabras de la rubia.

Pasados unos minutos:

Tsunade revisaba al rubio que seguía sin conciencia, este ya estaba instalado en la habitación que le habían preparado, Sakura no se quiso quedar fuera a esperar así que aun que no le pareciese del todo a Tsunade la mujer entro, alegando que también era doctora para lo que tuvo que sacar su cedula profesional de su bolso para corroborarlo.

-Signos vitales: Bien-

-Ritmo cardiaco: normal-

-Actividad de sentidos: si, correcta-

Tsunade decía mientras comprobaba cada una de las condiciones que ella misma había dicho.

La rubia suspiro aliviada, al parecer todo estaba en orden, al ver esto Sakura también había dejado soltar un largo y aliviador suspiro al mirar que su jefe y amor de toda la vida estaba bien.

-Señora Tsunade ¿Cómo se encuentra?- Sakura pregunta solo para confirmar lo que ya había notado.

-Está bien, solo que a hora descansa, su cabeza estuvo expuesta a una gran presión al forzarla a recordar, esto siempre le pasaba cuando era más joven, lentamente estas crisis ya no se dieron una vez que se había casado hasta que un día simplemente dejaron de darle, de eso ya más de 6 años… Pero desde que tú volviste su vida...- la mujer se quedo pensando antes de volver hablar -Bueno solo quiero pensar que mi niño no vuelva a sufrir ese maldito dolor- Tsunade terminaba de decir mientras comenzaba a flaquear al ver que Naruto había vuelto a sufrir los estragos de un accidente de ya hacía años, de una época cuando era apenas un pequeño de 7 años, un inocente y dulce niño.

Sakura miro esto, con cuidado se acerco a su ex maestra y le abrazo, la reconforto sin decirle nada, solo le apretó fuertemente dejando que la mujer de cabello rubio comenzara a desahogarse mientras continuaba el abrazó con su disípala de antaño. Las lágrimas recorrían las mejillas de Tsunade que inevitablemente caían al suelo. Sakura no conocía esa cara de ella, siempre la había visto fuerte, tan radiante, incluso cuando su esposo estuvo a punto de morir por culpa de un infarto, de eso ya hacía años se mostro imperturbable ante lo que había pasado.

-Naruto fue mi primer nieto y si lo pierdo no se qué voy hacer, me volvería loca y aun que amo…*snif* de igual manera a Naruko… *snif* las travesuras de ese pequeñito rubio me enternecen y el no volver a ver su sonrisa me apuñalaría el alma- Tsunade decía mientras continuaba derramando lagrima tras lagrima, cada una de sus palabras eran completamente reales, le aterraba la idea de que Naruto quedara en estado vegetal por culpa de sus crisis de amnesia y dolores de cabeza derivados de estos.

-La entiendo… Señora Tsunade… Déjeme serle sincera- la peli rosa separaba poco a poco a la rubia que le miro llorosa, mientras la mujer oji jade sonreía de forma melancólica -Cuando me mude con mis padres a esta ciudad dejando atrás nuestro pueblo natal, el pueblo en el que había conocido al niño más alegre y tierno del mundo. Llore… *respiración agitada* llore porque ya no lo vería más, el era mi mejor amigo, el primer niño que me acepto, me cuido, me tendió la mano cuando el resto solo se burlaba de mi por mi frente… *snif* Pero sabe que, tenía esperanzas, esperanzas de volverlo a ver, a él, a sus ojos azules, su sonrisa, su cara… Siempre soñaba con él… El se había convertido en la persona más importante para mí junto a mis padres… Nunca deje de amarlo, porque una vez que ya estuve grande entendí este sentimiento que sentía por él, cada que pensaba en el mi respiración se aceleraba al igual que mi corazón… Tenía miedo de nunca volverlo a ver de nuevo, pero a la vez rogué al cielo para que me permitirá volver a verlo una vez más, al menos una vez más… Porque *snif* mi esperanza nunca murió- Sakura intentaba contener también sus lagrimas al recordar todas esas noches en las que miraba el cielo durante la noche recordando los momentos de alegría que había vivido junto a Naruto, su mejor amigo, su amado.

-Sakura… Perdón si he sido un poco grosera contigo, sobre todo por lo que paso hace unas horas en la oficina de Naruto- Tsunade se disculpaba mirando al rubio que dormida tranquilamente sobre la cama de aquella habitación. -A hora si me doy cuenta de lo mucho que quieres a mi nieto… ¡Lucha por él, contra Hinata, contra quien sea…! Pero sean felices, juntos- la mujer Senju dijo volviendo abrazar a la peli rosa que se sorprendió por las últimas palabras de su ex profesora de la universidad, el abrazo fue distinto al que ya se habían dado, era más bien el abrazo que una madre le daba su hijo, uno lleno de confianza y aprecio.

-Gracias Señora Tsunade- Sakura dijo en voz baja mientras se hundía en el hombro de la rubia apretando más el abrazo que aun sostenían.

Shikamaru y Shizune por fin llegaban al hospital, de forma apresurada ambos entraron lo mas rápido que podían y de forma inmediata pidieron información sobre el recién ingresado Naruto Namikaze Uzumaki, la enfermera que atendía la recepción les había dicho que el hombre que buscaban estaba en la habitación 301 que se encontraba en el segundo piso, sin tiempo que perder prosiguieron su caminar por las escaleras pues no tenían tiempo para esperar un elevador, al llegar al segundo piso miraron como Sakura y Tsunade un poco más tranquilas caminaban por el pasillo mientras conversaban sobre algo.

-¡Señora Tsunade, Sakura!- tanto Shizune como Shikamaru llamaron a las dos mujeres que les miraron acercarse rápidamente.

-¿Chicos?- Tsunade dijo al ver lo apresurado que habían aparecido la secretaria y el contador de su nieto.

-¿Cómo está Naruto?- Shikamaru pregunto tan rápido como estuvo al pie de la rubia y la peli rosa.

-Está bien, a hora descansa- Tsunade respondía a la pregunta del Nara.

-Gracias al cielo- Shizune dijo aliviada.

Pasados unos pocos minutos más Shikamaru se retiraba de nuevo hacia la empresa al saber que su amigo y jefe estaba bien, mientras tanto Shizune, Sakura y Tsunade habían llegado a la cafetería del hospital para comer algo para la angustian que todas habían experimentado.

-Señora Tsunade… ¿Podrían decirme que fue lo que le paso a Naruto? ¿Por que le quedaran lagunas mentales?- Sakura aun estaba intrigada e interrogante por lo que le había sucedido a Naruto durante el tiempo que no lo vio.

La rubia por su parte dio un suspiro cansado, sabía que la peli rosa terminaría enterándose tarde o temprano por lo que decidió que mejor fuese temprano, la mujer de mirada café se acomodo en su silla al pie de una mesa en donde estaban las otras dos mujeres y comenzó a contar lo que había pasado hacia años.

-Bueno lo que paso tuvo lugar cuando Naruto recién cumplía los 7 años de edad, unos meses después de que tú, Sakura te fueras del pueblo en donde vivían…-

---[Flash back]---

El pequeño Naruto se levantaba de su cama, el niño había estado decaído por la partida de su amiga peli rosada meses atrás, no había día en que no la recordara a ella y a su hermosa mirada esmeralda.

-Sakura…- el niño murmuro quedando sentado sobre su cama, el sol entraba por la ventana dejando iluminar un poco el cuarto del pequeño Uzumaki.

-Hijo el desayuno está listo- se escucho una dulce voz al otro lado de la puerta la cual el niño identifico como la voz de su madre.

-Ya voy mamá -*bostezo*- el niño bostezaba con cansancio pues aun estaba algo adormilado.

El niño salía de su habitación mientras continuaba refregando sus ojos para quitarse el sueño que aun tenia, con paso lento bajo las escaleras del segundo piso y una vez hacho esto camino hacia un cuarto que estaba en el fondo el cual al parecer era la cocina y el comedor, una vez que llego pudo ver a un hombre rubio igual que él leyendo el periódico, también contaba con los mismos ojos azules que él pequeño, estaba vestido con una camisa de botones a cuadros y unos pantanos vaqueros azules junto a un par de botas de trabajo muy propias del campo, mientras también miraba como una mujer pelirroja serbia en un plato lo que parecía la comida del niño, esta vestía un largo vestido verde con las mangas blancas a la vez que un delantal cubría parte de su figura además de ello la hermosa mujer llevaba unos zapatos simples que le ajustaban bien debido al color verde oscuros de estos.

-Buenos días papá- el niñito decía animado sentándose aun lado del hombre que le miro por un lado del periódico sonriendo.

-Buenos días hijo ¿Cómo dormiste pequeño bribón?- el hombre respondía con una pregunta con un tono dulce y burlesco a la vez acariciando el alocado cabello rubio de su hijo.

-¡Bien!- la respuesta del niño fue eufórica por lo que su padre volvía a sonreír al ver la alegría que su pequeño primogénito irradiaba.

-Bien los niños buenos deben comer para que se mantengan así de alegres- la mujer pelirroja dejaba sobre la mesa un plato de comida para el niño que le miro con un poco de desagrado.

-¡Pua! ¡No quiero brócoli mamá!- el niño exclamo por los vegetales verdes que habían en su plato junto a un jugoso pedazo de carne de res.

-Naruto debes comer de todo- la madre del pequeño replico molesta por la reacción de su hijo.

-Kushina déjalo- el hombre de la familia intervenía intentando calmar un poco a su gruñona esposa.

-¡No, Minato! ¡Siempre le consientes todo…! Como su padre debes darle el ejemplo… Mira ni si quiera tú te has comido tus vegetales- a hora Kushina regañaba a su esposo que se encogió de hombros mientras su esposa continuaba regañándolo a él y a su hijo.

El pequeño rubio reía al ver la cómica pelea entre sus padres, pues a él ya lo habían dejado al margen del problema.

Y así la mañana paso tranquilamente, hoy el pequeño rubio no iría a la escuela pues era Domingo, pero estaba aburrido, no sabía qué hacer, sus abuelos habían venido de visita desde los Ángeles en donde estos vivían, mientras su hijo Minato y padre de Naruto había decidido quedarse en aquel tranquilo y trabajador pueblo que a decir verdad no estaba tan lejos de la gran urbe californiana a no más de 4 horas en auto, los mencionados estaban en el jardín conviviendo con su hijo y su esposa.

-A hora vuelvo déjenme ir a ver a Naruto- Kushina decía levantándose del asiento aun lado de su marido que asintió al igual que la pareja que estaba en frente de ellos.

-Se ve que son muy felices- dijo un hombre algo ya mayor de cabellera blanca alborotada con una larga cola de caballo y de ojos negros.

-Si papá, lo somos jeje- Minato decía contento por su vida como granjero.

-Pero insisto hijo, ¿No creen sería bueno para nuestro nieto Naruto que se fuesen a la ciudad con nosotros?- la madre de Minato hablaba siendo esta la ya conocida Tsunade.

-No mamá, Naruto es feliz aquí, además ya hace años que deje la vida en la empresa de papá y el abuelo Sarutobi a hora soy un simple granjero pero orgulloso de ello… Además… Mi familia es feliz y eso me basta-

Los adultos seguía platicando mientas Kushina buscaba a Naruto, el cual jugaba en su cuarto con una NES que le habían regalado sus padres, el niño estaba tan concentrando jugando que no se percato de que su madre le miraba desde la puerta.

-Mi niño es tan tierno- la pelirroja dijo levemente cerrando la puerta para no molestar a su hijo, con cuidado bajo las escaleras y volvió a salir al jardín junto a su marido y sus suegros.

-¡No, volví a perder! ¡Tonto de Link oscuro, así nunca agarrare el pedazo de la tri-fuerza que me falta!- Naruto hablaba molesto tirando el control de su consola fastidiado por haber perdido varias veces contra un enemigo del juego en el que estaba jugando.

Naruto cansado de perder apago el televisor pero no la consola, con extrañeza miro a su alrededor y entre las cosas que estaban desperdigadas pudo ver un collar muy familiar para él, era el collar que Sakura le había regalado meses atrás antes de que esta se fuese con sus padre a la cuidad, el niño tomo el collar entre sus manos y lo miro nostálgico recordando a su amiguita oji jade.

-Algún día te volveré a ver Sakura, a ti y a tu mirada esmeralda- el pequeño rubio dijo intentando animarse por la ausencia de su amiga, así el niño se acostó en su cama mirando el techo pensando en su amiga pero sin darse cuenta al rato se quedo dormido aun y a pesar que aun era muy temprano, en eso el cable de alimentación de su consola comenzó a hacer varios cortocircuitos por lo caliente que estaba al haber estado un buen rato encendida y sin uso lo que provoco que se calentara gradualmente hasta que ocurriera aquello esto aunado al hecho de que el cable había sido mal conectado a la toma de corriente lo que ocasiono que los conectores literalmente se frieran, una pequeña llama se hizo presente en el cable el cual sacaba chispas por los cortos que estaba sufriendo y lamentablemente Naruto dormía plácidamente sobre su cama por lo cual no era consciente del peligro que estaba corriendo.

Los adultos mientras tanto no se habían percatado del humo que salía del cuarto del pequeño rubio, ya que ellos estaban más concentrados en una pequeña parrillada que estaban haciendo para la hora de la comida, Kushina sabía que en cuanto su hijo oliese el olor a carne llegaría volando ya que le gustaba mucho esta.

Pasado un rato la habitación de Naruto ya se estaba quemando a una gran escala, el fuego había alcanzado la puerta de la habitación y en donde aun no había fuego era cerca de la cama de Naruto el cual al sentir el calor comenzaba a despertarse, el niño refregó sus ojos pues algo le había molestado desde hacía unos momentos, un calor que se hacía cada vez más insoportable, cuando este pudo abrirlos completamente pudo ver las llamas alzarse por su cuarto lo que lo asusto al instante, miro que la puerta estaba siendo engullida por las llamas lo que le frenaba en su escapatoria, además las ventanas de madrera también estaban siendo víctimas del fuego por lo que estaba completamente a merced de lo que estaba pasado, el rubio entro en pánico, comenzó a llorar mientras también empezaba a gritar entre sollozos llamando a su padres.

-¡MAMÄ!- Naruto grito con todas sus fuerzas mientras se apegaba a la pared en la cual aun no había llegado el fuego que se extendía por la habitación.

Ese grito puso en alerta a Minato y a su esposa, mientras Tsunade y su esposo cuyo nombre era Jiraiya también habían escuchado el grito de auxilio del su nieto. Con horror todos los presentes miraron la cantidad de humo y fuego que salía por la ventana del cuarto del rubio, como poseídos todos corrieron a la casa para sacar lo más rápido posible al niño.

-¡Mi bebé!- Kushina grito desesperadamente mientras corría sin parar por las escaleras del segundo piso, al llegar intento abrir la puerta pero al tocar el pomo de la puerta esta rápidamente retiro su mano la cual miro como se había quemado por lo caliente que estaba este, todos los demás llegaron junto a la pelirroja que pateaba la puerta pero esta no cedía.

¡Kushina quítate!- Minato ordeno retirando a su esposa y preparándose para darle una patada a la puerta para tirarla.

Naruto por su parte continuaba llorando a mares mientras intentaba buscar un lugar por el cual salir, pero era inútil, el niño tosía sin descanso ya que el humo estaba llenando sus pequeños pulmones, lamentablemente arriba del una viga debilitada por el fuego comenzaba a ceder lo que culmino con la caída de esta dándolo un tremendo golpe en la cabeza al niño, lo que provoco que quedara irremediablemente inconsciente a unos cuantos centímetros de las llamas que cada vez se acercaba más a él.

-*TRAS*PUM*TRAS*- varios golpes se escucharon en la puerta rompiéndose de forma definitiva, Minato con ayuda de un contendedor con agua apagaba las llamas de la entrada, gracias a esto pudo introducirse a la habitación del niño solo para encontrarlo inconsciente en el piso con un pedazo de viga encima de él, su padre como pudo retiro el pedazo de madera del niño y lo cargo entre sus brazos sacándolo por fin de aquel infierno en el que se había convertido su cuarto…

Varias horas después:

El niño despertaba sobre la cama de un hospital con la cabeza vendada, a su lado estaba su madre Kushina con una de sus manos también vendada por las quemaduras que había sufrido hay también se encontraban Minato y su abuela Tsunade que miraron contentos como el pequeño por fin despertaba después de estar inconsciente por al menos unas 26 horas, pero al ver aquellas personas su reacción no fue como ellos pensaron.

-¿Quienes son ustedes?- El niño pregunto preocupado al verse en aquel estado al lado de aquellas extrañas personas que le miraron desconcertados.

-Naruto somos tus padres… ¿Nos recuerdas hijo?- Kushina pregunto tomando la mano del rubio que rápidamente retiro su mano de la de Kushina poniendo aun más triste a la pelirroja.

-"Me lo temía"- Tsunade pensó angustiada mirando al rubio que al parecer había perdido la memoria…

---[Fin Flash back]---

Sakura miraba completamente en shock a Tsunade que estaba llorando de nuevo tras contar el pasado del rubio, a hora todo tenía sentido, todo estaba claro… Naruto había perdido la memoria y con ella sus recuerdos con la peli rosa.

Próximo Especial: Doble capitulo (10 y 11) -16 de Septiembre-
--------------------------------------------------------

Espero les haya gustado la sorpresa jeje. Saludos. Onion ok Onion bye
avatar
NaruSannin
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 166
Edad : 21
Localización Perdido en los pensamientos de mi vida
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por narusaku el Jue Sep 14, 2017 9:39 am

ahora ya todo tiene sentido, pero creo que la relacion de naruto y sakura se empezara a complicar...
aunque te lo digo a menudo, gran historia Onion ok
avatar
narusaku
Novato
Novato

Mensajes : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por alexad_uzumaki el Jue Sep 14, 2017 2:13 pm

pus hola naru...

te dire interesante......no me gusta la actitud de idiota que tiene naruto, y hinata es lo mas zorra que a havido en el universo 7w7 hahahahhaha.

me gusta la sakura hahahahha me mori de la risa cuando lei la parte donde se puso celosa hahahahahahaha

y respecto a lo del cap. 6 en la conversación de naruto con tsunade, creo que si no quiere nada con el amor al menos deberia divorciarse. Casi se muere porque casi le dio un beso a sakura, me imagino la gran crisis que le dara cuando se entere que la zorra de hinata de monta los cuernos.... -.-

que zorra mas zorrona es la sucia de hinata pero bueno que mas se le va hacer haci es ella de zorra jajajajja

y lo unico malo que hay es que en algunas palabras estan mal escrita (igual que me pasa a mi hahhhaha) pero eso se arreglaa....


me gusta tu fic espero conti.......

¿ya mencione lo zorra que es hinata?

avatar
alexad_uzumaki
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Masculino Mensajes : 445
Edad : 18
Localización En el cuarto verde..........."luna pervertida"
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.wattpad.com/user/pollo_kev_18

Volver arriba Ir abajo

Re: Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 30: Cara a cara][13/11/2017]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.