That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Mi niña de prosper (+18) Primer capítulo (20/02/17)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mi niña de prosper (+18) Primer capítulo (20/02/17)

Mensaje por HannahBunny el Mar Feb 21, 2017 5:57 pm

Aclarando que este fic no es mio, tengo los permisos de la autora en Wattpad para subirlo aquí, espero les guste!.
La autora se llama Hilda9876.

Sinopsis:
Mi vida estaba vacía. Tenía todo lo que se pudiese pedir, pero nada era lo que parecía. Cuando escuché la voz de ese ángel que venía a darme luz lo supe. ¿Sería capaz de tenerla en mi mundo sin mancharla con mi vida llena de lujos e hipocresía?

Capítulo 1:


Menma había insistido en venir a este Pub en Newark y yo había sido lo suficientemente tonto como para seguirle el juego.
Su novia Sora estaba de viaje y él había quedado con Pakura, para lo que yo imaginaba sería una noche, o al menos unas horas de sexo. Y, desde luego, no podían quedar en ningún lugar de Manhattan o siquiera de la ciudad ya que algún conocido de Sora podría verle. A Pakura no le importaba tener que esconderse para ver a Menma ya que ella también debía esconderse de los conocidos de su novio Sasori.
Así que aquí estábamos en un pub de Newark, demasiado simple para que las amistades de la alta sociedad de nuestras novias pudiesen acercarse a él.
- Cambia la cara, tío, parece que estuvieras en un funeral
- Te dije que no estaba de ánimos para salir
- Sora vuelve en tres días y Pakura no podía salir más que hoy. – se excusó
- Y ¿yo qué tengo que ver con eso?
- Tú eres mi querido hermano que me acompaña – se rió socarronamente – Además para compensarte, tu querido hermano mayor, le ha dicho a Pakura que trajera alguna amiga.
- Gracias – contesté cínicamente.
En ese momento, la voz más dulce que me hubiera imaginado jamás, comenzó a cantar muy suavemente.
Miré hacia el escenario y la vi. Una joven con la piel de porcelana y el cabello rosa cayendo en suaves rizos hasta la mitad de su espalda cantaba suavemente "Like a star" con el único acompañamiento de una guitarra. Era tan dulce que no podía quitarle los ojos de encima.
- Canta bien – dijo Menma siguiendo la dirección mi mirada
- Ya lo creo
Cerraba sus ojos y parecía completamente abstraída del lugar. Era como si ella estuviera en un mundo propio, único para ella, y su voz me tenía hechizado.
A mitad de la canción apareció Pakura con su amiga Shion y se sentaron con nosotros a la mesa. La camarera les sirvió dos tragos y en menos de dos minutos Menma y Pakura estaban devorándose en su lugar. Frente a ellos Shion y yo simplemente bebíamos sin hablarnos. Las manos de Menma sobaban los pechos de Pakura y el desagradable espectáculo me obligó a mirar a Shion que me sonreía sonrojada.
Parecía tímida pero era increíblemente guapa. Su rostro increíblemente pálido enmarcado por una muy larga melena rubia y unos deliciosos ojos violetas, la hacían exquisita. Llevaba una minifalda diminuta y una camiseta muy ajustada con un escote que enseñaba la parte superior de sus enormes pechos.
- Y ¿de dónde conoces a Pakura ? – pregunté para romper el hielo aunque no me interesaba su respuesta en absoluto.
- Uh, nos conocemos de toda la vida. Nuestras familias son amigas desde siempre. – contestó con un ligero rubor – Tú eres el hermano de Menma – afirmó
- Exacto – sonreí – también nos conocemos de toda la vida
La joven del escenario seguía cantando con una dulzura incomparable cuando Pakura y Shion se levantaron para ir al baño. Menma se acercó a mí a través de la mesa.
- Pakura y yo nos vamos. ¿Podrías tú llevar a Shion a su casa?
- Ya. – contesté con ironía – Si para eso me has traído.
- Venga, ya. No puedes quejarte. Shion está de muerte
- Ya – asentí dándole un trago a mi cerveza.
Las chicas volvieron y Menma y Pakura se despidieron. Shion asintió cuando le pregunté si quería marchar y nos fuimos.
- ¿Dónde te llevo? – pregunté ya cuando nos montamos al volvo.
- Tribeca – contestó y llevó sus manos a sus muslos.
Este gesto llamó mi atención y tragué saliva cuando vi sus muslos completamente desnudos bajo ese minúsculo intento de falda.
Por el camino fuimos hablando de tonterías y por el rabillo del ojo podía verla buscando provocarme mientras sugerentemente se pasaba los dedos por el escote.
Cuando llegamos a su casa detuve el coche y me giré a mirarla
- ¿Quieres subir? – me ofreció con su ya habitual rubor – Mis padres están de viaje.
- De acuerdo – acepté y bajamos del coche.
Entramos al ático. El departamento era gigante y se notaba el lujo que sus padres querían enseñar.
- ¿Te sirvo una copa? – me dijo y me entregó un vaso de whisky sirviéndose otro para ella.
Me lo bebí de un trago mientras Shion se acercaba a mí restregando su pelvis contra la mía.
La tomé por la cintura y levanté los escasos 10 centímetros de tela que cubrían sus glúteos. Nos besamos con rudeza y excitación y Shion se quitó su pequeña camiseta. Llevé mis manos a sus sospechosamente firmes pechos y comencé a masajearlos pensando en que debía recomendarle a esa chica que cambiase de cirujano.
Seguimos besándonos y acariciándonos y bajó sus manos a mis pantalones desabrochándolos y bajándolos junto a mis bóxer.
Mi erección se disparó y la tumbé rápidamente sobre la alfombra. Con violencia rasgué sus diminutas bragas de encaje. Saqué un preservativo de mi bolsillo y me lo puse llevando mi pene a su sexo y penetrándola con rapidez.
Comencé a moverme dentro suyo y la sentía mojarse cada vez más. Shion jadeaba y gemía. Sentí sus paredes ceñirse contra mi miembro y convulsionó llevándome al orgasmo. Vertí mi abundante secreción en su interior con un grito de placer.
Salí de ella y me tumbé a su lado en la alfombra.
- ¿Quieres quedarte a dormir? – ofreció sugerente
Me levanté y acomodé mis pantalones, luego de quitarme el condón.
- Lo siento, cariño, pero he quedado en desayunar con mi novia y suele pasarme a buscar demasiado temprano. – me disculpé+
Le di un suave beso en los labios y salí del departamento.
El viernes a última hora de la tarde, Hinata pasó a recogerme al hospital. Cenaríamos con sus padres y allí fuimos desde el hospital.
La cena con mis suegros fue como lo eran todas, aburrida.
Cuando nos marchamos sobre las 9, Hinata ofreció que fuéramos a mi departamento.
- ¿Quieres tomar algo, cariño? – ofrecí yendo a la cocina
- Mmm, no, gracias. He quedado con Kurenai a las 10.
Me giré sorprendido y miré mi reloj.
- ¿Has quedado con Kurenai a las 10?
- Está teniendo una mala racha con Asuma y me pidió que nos viéramos – hizo un puchero
- No entiendo que quisieras venir a casa entonces.
Se acercó a mí sugerente y me pasó los brazos sobre los hombros
- Mmm, pensé que podíamos hacer el amor – ronroneó moviéndose contra mí
La tomé por la cintura y la apreté contra mi erección. Colé mis manos bajo su camisa y la empujé sobre el sofá sin dejar de besarla.
- Vamos a la habitación – me dijo separándose de mí
- Hinata , algún día podríamos cambiar el escenario, ¿no crees? – bufé
- Sabes que me gusta hacerlo en la cama – me contestó y se dirigió a la habitación.
Me tardé un momento en levantarme e ir tras ella. Cuando llegué a la habitación Hinata se había quitado la camisa y estaba haciendo lo mismo con su falda.
- Déjame hacerlo a mí – susurré desabrochando su sujetador
Se rió y acabó de desnudarse. Se bajó de sus tacones y se tumbó desnuda en mi cama, mirándome con lujuria.
El sexo con Hinata era frío y nada espontáneo. Llevábamos tres años juntos y siempre, absolutamente siempre, lo habíamos hecho sobre un colchón y en la posición del misionero.
Hinata no era gran amante de los preliminares y odiaba el sexo oral. No daba ni recibía sexo oral y eso solía ser bastante frustrante.
Me desnudé y me acosté sobre ella. Nos besábamos y bajé mis manos a su sexo sólo para comprobar lo húmeda que estaba.
- Estás lista, ¿cariño?
- Házmelo ahora, Naruto – me pidió separando sus piernas
Me enterré en ella y la embestí con velocidad hasta sentirla cerrarse en torno a mí. Me volqué dentro suyo y con un jadeo me tumbé a su lado.
Tiré de ella para acercarla a mí, pero tras solo unos minutos en mi pecho, se disculpó para ducharse y marcharse. Así era siempre, nos metíamos a la cama, follábamos y nos separábamos. Era como una rutina, como si fuera una obligación.
Me giré sobre mi estómago y me dormí sin enterarme cuándo se marchó Hinata .
Me desperté pasadas las 11 de la noche. Hinata estaba de fiesta con su amiga Kurenai y yo aquí durmiendo un viernes a la noche.
Ni hablar, pensé y me levanté. Me vestí y cogí las llaves del coche. Encendí mi Audi aun pensando dónde ir. La imagen dulce de una chica me asaltó y sin pensarlo dos veces puse dirección New Jersey.
Era cerca de medianoche cuando entré al pub que había descubierto la noche anterior. No había mucha gente, pero sobre el escenario mi dulce pelirrosa cantaba "Sunny Came Home" con una ternura que erizaba la piel.

Sin dejar de mirarla me acerqué a la barra y pedí una cerveza sentándome en uno de los taburetes.
- Es muy buena – me dijo la camarera mientras yo observaba a la chica del escenario.
Me volteé a verla.
- Sí que lo es. – di un trago a mi cerveza cuando la chica comenzó una canción diferente – ¿Está siempre en el local? – pregunté
- jueves, viernes y sábados – sonrió – Al menos por ahora. Aunque yo confío en que la descubra algún buen productor y la lance a la fama
- ¿No toca de forma profesional?
- No, pero debería – se alejó para atender otros chicos
Ya lo creo que debería – pensé
Un chico de tez blanca se sentó a mi lado y sonrió a la camarera cuando ésta se acercó
- Ten-ten – le saludó sonriente – Dime, ¿has sido tú…? – con la cabeza señaló a la chica del escenario que con una dulce y tímida voz anunciaba su última canción
- Sí. Pero no es tan bueno como parece. Sarutobi no le paga un centavo.
- ¿No? – se asombró el chico
- No. El muy cabrón consiguió música gratis para su local. – hizo una mueca – Pero Sakura está feliz.
- Ya lo creo. Esa niña es un ángel. – se giró hacia mí – ¿A que es buena?
- Es excelente – acepté
- Por casualidad tú no serás un productor musical, ¿no? – sonrió
- No. – negué – Lo lamento.
Me parecía un abuso lo que acababa de escuchar. La joven cantaba como los ángeles y el dueño del bar no lo pagaba. Sin dudas era un abusador.
En el escenario la chica se despidió obteniendo unos tímidos aplausos de la escasa clientela. Guardó su guitarra y bajó del escenario acercándose a la barra donde estábamos nosotros.
Se acercó al moreno quién la abrazó con fuerza.
- Has estado genial, Sakura – le plantó dos besos en las mejillas y la joven se sonrojó intensamente bajando la mirada.
Se veía tan inocente, frágil y dulce que daban ganas de protegerla. Sus enormes ojos jade eran deliciosamente expresivos.
- Gracias, Neji. Me alegro que te gustara – le contestó suavemente
- Pero no puedo creer que lo hagas gratis. Ese Sarutobi es un cabrón.
- Claro que no. – discutió – Sarabutobi ha sido muy generoso conmigo al dejarme tocar en su local. Es una gran oportunidad para mí. Jiraiya está feliz por mí y estoy segura que si mi madre pudiera verlo también lo estaría.
El tal Neji y Ten-ten, la camarera, se miraron y rodaron los ojos. Ella desvió la vista de sus amigos y su mirada se clavó en mí que no dejaba de observarla con atención. Un furioso rubor subió a sus mejillas y desvió la mirada.
Esa exquisita timidez me excitó disparando mi erección. Sentía la necesidad de lanzarme sobre ella y llevármela de allí para siempre. Quería estar con esa chica, pero quería que fuese para siempre.
- Has estado fantástica – le dije atrayendo nuevamente su mirada – Cantas deliciosamente
- Gracias – me sonrió mientras sus amigos nos miraban con atención.
Estiré mi mano hacia ella
- Hola. Soy Naruto Uzumaki.
- Sakura Haruno.
- Y hace mucho que te dedicas a la música, ¿ Sakura Haruno?
- No me dedico a la música – sonrió – aunque ya me gustaría
- No tardarás en hacerlo, pequeña – comentó Neji
- Digamos que por ahora es un hobby
Ten-ten rodó los ojos y se dirigió a mí
- Por suerte su hobby no es el hockey o tendría el departamento destrozado – se burló.
Neji se alejó a saludar a alguien y Sakura se sentó en su sitio a mi lado. Ten-ten  le entregó un botellín de agua y se marchó a atender unas mesas.
- No eres de New Jersey, ¿verdad? – pregunté
- No. – contestó sin levantar la vista de su botella - Hace tres meses me instalé en Newark. Soy de Prosper, - la miré interrogante y sonrió – es un diminuto pueblecito de Texas, no creo que lo conozcas.
- No. – me disculpé – Lo siento.
- Está bien – sonrió – No he conocido a nadie aún que supiera dónde queda Prosper.
- Y ¿cómo es que una chica de Prosper acaba en Newark?
- La chica de Prosper quería acabar en New York, pero era muy caro para mi presupuesto y Newark cumplía los requisitos de cercanía y precio.
- Ajá – asentí – Y ¿a qué te dedicas si no te dedicas a la música?
- Estoy estudiando música en la Juilliard School y por las tardes trabajo en una cafetería
- Wow, la Juilliard. – me sorprendí – Es un buen lugar para estudiar.
- Sí. Me costó mucho, pero conseguí una excelente beca. No podría pagarla de no ser así.
- Debiste esforzarte mucho cuando estudiabas.
- No tienes mucho para hacer en un pueblito de 2000 habitantes – levantó los hombros
Miró su reloj y apuró un trago de agua. Se levantó de su asiento y se despidió.
- Oh, debo irme – se disculpó – Encantada de conocerte, Naruto.
- Espera – la tomé del brazo y miles de diminutas descargas eléctricas hormiguearon en mis dedos – deja que te acompañe
- Oh, no hace falta – con suavidad se zafó de mi agarre – Vivo a dos calles de aquí.
- De todos modos, me gustaría acompañarte.
- No hace falta, de verdad. Bebe tu cerveza, yo puedo irme sola.
- De acuerdo – por alguna razón no quería que la acompañase, pero debía arrancarle alguna cita – pero puedo invitarte un café mañana.
Dudó y tuve miedo. Por primera vez en mi vida tuve miedo de ser rechazado.
- Mmm, mañana tengo un día un poco complicado – se disculpó – pero estaré aquí por la noche si quieres darte una vuelta.
- Aquí te veré mañana, entonces – aseguré.
Los sábados acostumbraba salir con Hinata, pero mañana inventaría algo; no sabía qué, pero algo se me ocurriría. Debía ver a Sakura mañana, no era que simplemente quisiera hacerlo, debía hacerlo.
avatar
HannahBunny
Novato
Novato

Femenino Mensajes : 1
Edad : 19
Localización Monterrey, México
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi niña de prosper (+18) Primer capítulo (20/02/17)

Mensaje por CerezoIntenso el Miér Feb 22, 2017 10:43 am

Hola debo admitir que las historias de hilda9893 son buenisimas! Estaré esperando el segundo capitulo
Saludos.
avatar
CerezoIntenso
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 301
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi niña de prosper (+18) Primer capítulo (20/02/17)

Mensaje por clari.kana el Miér Feb 22, 2017 5:45 pm

Es una interesante historia, ya quiero saber mas.
avatar
clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 382
Edad : 24
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi niña de prosper (+18) Primer capítulo (20/02/17)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.