That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por kuramaizanagi el Sáb Ene 14, 2017 1:29 pm

Buen capitulo y que bueno que hayas seguido el consejo de dark, sin duda le da una mejor visualizacion a la lecetura, por otro lado la historia va bien con sus toques originales y ademas la narracion va bien, la practica te hara mejorar te lo digo por experiencia. Bueno con todo eso dicho, sigue con el buen trabajo.
avatar
kuramaizanagi
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 108
Edad : 25
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Miér Ene 18, 2017 2:00 pm

creo que se viene el re encuentro entre naruto y sakura estoy emocionada por saber que pasara, además espero por saber como resulta la batalla entre sasori, deidara y el grupo espero por el próximo capitulo.
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por mateeens el Lun Feb 06, 2017 10:18 am

Hola a todos! Gracias por sus comentarios, aca les dejo un nuevo capítulo, espero que les guste!

Capítulo VII: Amistad.:

Capítulo VII: Amistad.

Había pasado ya casi medio día, en el que todo el grupo de Konohagakure no había parado de correr, solo se habían detenido unos minutos para refrescarse, para luego seguir su camino. Ya estaban casi a un cuarto de camino y sabiendo que aún les quedaba seis días más para el día del enfrentamiento, Kakashi dio la orden de bajar el ritmo y comenzar a buscar un lugar adecuado para instalar el refugio para pasar la noche. Al recibir la señal de Kakashi, todos dejaron de saltar sobre las ramas para comenzar a caminar tranquilamente sobre un sendero en medio del bosque, luego de que Neji inspeccionó la zona con su Byakugan, rompieron filas y se relajaron un poco. Delante de todo iba Kakashi junto con Yamato, planificando algunos puntos de su misión mientras que eran seguidos por todos los jóvenes un poco retrasados. Estos iban hablando tranquilamente, aunque la más animada era Ino, charlaban sobre cosas triviales ya que aún no se habían puesto al día lo suficiente con Naruto. Ino y Shikamaru contaban anécdotas como cuando Asuma-sensei obligó a Chouji a que haga dieta y luego de una semana en la que supuestamente la llevaba bien, el Nara había encontrado al Akimichi en una especie de bunker en su casa, dormido en el suelo y rodeado de cientos de paquetes de papas fritas vacios, cosa que provocó la carcajada del rubio junto con la del Hyuuga, que tampoco había escuchado dicha anécdota.

- Nee Naruto… ¿Crees que lograremos encontrar a mi amiga? – Preguntó la Yamanaka, con una sonrisa nostálgica, cambiando drásticamente de tema por uno más sensible para el rubio.

- No, no lo creo Ino… Estoy seguro de que la encontraremos – Contestó el Uzumaki, sonriendo al igual que su amiga, mientras observaba el cielo.

- Estos años la eche mucho de menos… Tengo muchas cosas que contarle, pero antes me las pagará por todo esto, ya aprenderá… - Susurró, apretando sus puños.

- Te entiendo Ino… No tienes idea de lo mucho que yo la extraño – Comentó el jinchuuriki, provocándole una sonrisa a la Yamanaka, ya que ella, como casi todos, sabía acerca de los sentimientos del rubio hacia su amiga pelirrosada – Todo esto me pone muy nostálgico, me recuerda cuando hacia las misiones con Sakura-chan y el idiota de Sasuke… Extraño esos tiempos – Musitó, mientras no dejaba de ver el cielo, cuando sintió la mano de Shikamaru en su hombro.

- Tranquilo amigo, todo saldrá bien – Dijo Shikamaru, haciendo sonreír al rubio.

- Aún no entiendo como tienen tantas ganas de ver a esos traidores, uno que se fue para servir a Orochimaru en busca de poder y la otra que se fue para ser la zorra de la serpiente – Comentó fríamente el joven de tez pálida, sorprendiendo tanto al Nara y al Hyuga como también a Kakashi y a Yamato, quienes temían sobre la reacción tanto de Naruto como de Ino tras ese comentario.

- ¿¡Qué dijiste maldito!? – Exclamó Ino, conteniendo su rabia.

- Lo que escuchaste, por más que les pese ambos son traidores. Y llegado al caso en el que vuelvan a la aldea serán juzgados como tales, y el delito de traición en la villa es de pena de muerte. – Respondió, provocando más rabia en la pelirrubia, quien estuvo a punto de saltarle encima para atacarlo, pero sorprendentemente fue detenida en el momento justo por el jinchuuriki, quien para sorpresa de todos, mantenía una postura seria y calmada.

- Déjalo Ino… - Susurró Naruto, sorprendiendo a la rubia.

- ¡Pero Naruto! ¡No voy a permitir que este idiota hable mal de Sakura! – Gritó, protestando intentando correr el brazo del rubio que la detenía.

- No vale la pena. El no conoce ni a Sakura-chan ni a Sasuke, es entendible que tenga ese pensamiento – Dijo con tranquilidad, sorprendiendo a todos – Además no olvides que estamos en una misión muy peligrosa, por lo tanto debemos priorizar el trabajo en equipo y pelear entre nosotros en estos momentos no ayudará – Comentó, logrando que Ino se calmara y demostrando que había madurado, algo que Kakashi aún no podía creer – Y tú… Si te oigo decir nuevamente eso acerca de Sasuke y de Sakura-chan… Te prometo que irás corriendo a pedirle por favor a Ino que sea ella quien te golpee – Susurró con una voz gélida, provocándole realmente miedo a Sai, quien había sentido la presencia siniestra del jinchuuriki.

- Lo siento Ino-san, a partir de ahora mediré mis palabras – Contestó el pelinegro. Sudando frio por las palabras del Uzumaki.

- Solo procura no seguir diciendo estupideces – Respondió la Yamanaka, mientras se adelantaba un poco caminando.

Luego de esa tensa charla, siguieron caminando por unas horas. Naruto iba sumido en sus pensamientos, ya que sabía que Sai en parte tenía razón, llegado al caso en el que tanto Sakura como Sasuke regresaran a la aldea, ellos serían juzgados por traición y en el mejor de los casos les correspondería una pena de varios años en prisión. Aunque era algo que ya había pensado, por lo menos para esta misión. Sabía que intentar persuadir a Sasuke sería una pérdida de tiempo, conociéndole bien, no era alguien a quien se convence fácilmente cuando ya tiene tomada una decisión, Naruto había asumido que su amigo había elegido el camino del odio y la oscuridad, y sería todo un reto sacarlo de allí, en el cual la preocupación por lo que le suceda después en Konoha era totalmente secundaria, ya que eso aún estaba lejos de pasar. En cambio, el caso de Sakura era totalmente distinto, ella actualmente es una prisionera de Orochimaru, por lo tanto la pena que le correspondería seguramente se atenuaría por eso, aunque el plan que tenía en mente iba más allá. Si todo salía bien, existía la posibilidad de que ni siquiera presenten cargos contra Sakura. El ya le había planteado lo que tenía planeado a Tsunade y es por eso que ella le dio esa misión especial. El plan consistía en recopilar toda la información posible de los refugios de Orochimaru, como así también acerca de todo lo que tenga que ver con sus investigaciones y experimentos ya que, por más que los métodos que utilizaba el Sannin eran considerados de los mas macabros y temibles que pudieran existir, nadie en el mundo shinobi dudaba de su genio y de la habilidad que poseía para la investigación del ninjutsu. Una vez con dicha información reunida, esta sería entregada a la Hokage y al Consejo de Konoha por la pelirrosa y así tendría la posibilidad de liberarse de los cargos que podría presentar dicho Consejo. Incluso Kakashi estaba al tanto del plan y le parecía perfecto, tanto que también se sorprendió al comprender que el rubio no solo se había fortalecido y madurado en estos años, sino que también se había vuelto mucho más pensante. Era cuestión de tiempo, el sabía que esta era su gran oportunidad para rescatar a la persona que amaba, y no la desaprovecharía.
Después de caminar tranquilamente por varias horas, llegaron a un prado rodeado por varios árboles, ideal para montar el campamento del grupo allí. Cuando los chicos se disponían a comenzar a armar sus tiendas de campaña, el Jounin de cabello castaño y de rostro extraño se acercó y los frenó.


- Eso no será necesario chicos, guárdenlo – Comentó Yamato con una extraña sonrisa.

- ¿Pero qué dices? ¡No pienso dormir en la intemperie! – Contestó la joven Yamanaka, escandalizada.

- No dormiremos en la intemperie ni mucho menos, por estos motivos echaba de menos hacer misiones contigo Yamato – Musitó el ninja copia dejando ver una sonrisa a través de su máscara, mientras Yamato comenzaba a hacer sellos con sus manos.

- ¡Mokuton: Shichūka no Jutsu! (Elemento Madera: Técnica de la Casa de Cuatro Pilares) – Exclamó, haciendo aparecer una enorme casa hecha con madera, sorprendiendo a todos sus compañeros.

- Vaya, eso no me lo esperaba… Mokuton no Jutsu, la habilidad del Shodaime Hokage… - Susurró el Nara, sorprendido al ver la técnica de Yamato.

- ¿Pero cómo? Esa técnica era el Kekkei Genkai del Shodaime. – Comentó el Hyuga, igual de sorprendido que el joven Nara.

- Es una larga historia… - Contestó Yamato, sonriendo – ¡Ahora entren y elijan sus habitaciones! – Exclamó manteniendo su sonrisa.

- ¡Kya! ¡Usted si que sabe Yamato-taicho! – Gritó felizmente Ino, provocando la carcajada de sus compañeros debido al cambio de su actitud.

Así todos entraron a la casa que había creado Yamato, donde dejaron sus cosas y se dispusieron a descansar por unos momentos, luego decidieron que Naruto sería el que haría la primer guardia ya que era el que menos estaba sintiendo el cansancio. Una vez escondido el sol y luego de cenar lo que cada uno había preparado desde la aldea, todos se fueron a dormir, excepto el pelirrubio, quién decidió salir y recostarse en el techo de la vivienda para hacer la guardia, mientras observaba la luna y no podía evitar perderse en sus pensamientos.

- Ya falta poco… Aguanta Sakura-chan… - Susurró para sí mismo, mientras cerraba sus ojos pensando en la chica pelirrosa y comenzando a recordar.

Flashback.

Era una tarde nublada en Konohagakure, se sentía un ambiente cubierto de tristeza. Hacía solo unas horas se habían velado los restos del Sandaime Hokage, Hiruzen Sarutobi y de todas las víctimas del ataque de Sunagakure. El equipo siete estaba al completo en la parte más alta de uno de los edificios del centro de la aldea. Tanto Naruto como Sasuke, Kakashi y Sakura llevaban un uniforme totalmente negro en conmemoración a los caídos. Podía verse como el rubio tenía gran parte del cuerpo vendado debido a las heridas que había sufrido en su batalla contra Sabaku no Gaara, el Jinchuuriki del Ichibi de la aldea de la arena. El rubio se encontraba discutiendo con su maestro, cuando de repente la pelirrosa los interrumpió.

- Nee Naruto, ¿Podemos hablar un segundo? – Preguntó la Gennin, algo avergonzada.

- Claro Sakura-chan – Contestó el Uzumaki con una gran sonrisa, mientras el ninja copia los dejaba solos a ambos para ir a charlar con el joven Uchiha.

- Sasuke-kun me contó todo lo que hiciste para salvarme… Gracias – Susurró la pelirrosa, con una sonrisa sincera hacía el rubio, provocándole un gran sonrojo.

- No debes agradecer nada Sakura-chan… Yo… Nunca me perdonaría si te pasara algo y daría mi vida con gusto para salvarte si fuese necesario… - Respondió el jinchuuriki, sorprendiendo a su compañera, logrando provocarle un leve sonrojo.

- Baka… - Musitó con una sonrisa, para luego darle un pequeño beso en la mejilla, dejando paralizado a su compañero – Bueno, Kakashi-sensei, debo irme a mi casa, mi madre me espera… - Se despidió, tomando rumbo hacia su hogar, al mismo tiempo en el que el rubio aún no recuperaba la conciencia.

Fin del Flashback.

Luego de recordar ese día no pudo evitar llevar su mano a la mejilla en donde había recibido el beso de la pelirrosa aquella vez.

- Te prometo que te rescataré Sakura-chan, y sabes que nunca rompo mis palabras – Musitó al aire, mientras extendía su puño cerrado hacía las estrellas.

- Tranquilo Naruto, tendremos éxito y lograrás traerla de regreso – Comentó el peliplata, haciendo aparición de la nada, asustando notoriamente al Uzumaki – Vaya… Y así haces guardia… - Susurró con una gota en su nuca observando a su alumno.

- ¡Kakashi-sensei! ¡Avise la próxima vez que te presentes así! – Exclamó el rubio, haciendo un escándalo y estando algo sonrojado ya que su maestro había escuchado sus dichos.

- Cierto que le tienes miedo a los fantasmas y sabes, te entiendo que estés así, en este bosque y mas a estas horas de la madrugada suelen aparecer varios espíritus vagando por entre los arboles… - Comentó como si nada, provocando que su alumno se ponga pálido, para luego comenzar a reírse por su reacción – Por más de que hayas madurado mucho todos estos años, hay cosas que veo que no cambiaron… En parte me alegra – Musitó, revolviendo los cabellos del Jinchuuriki.

- Jeje si hay cosas que no cambian… - Susurró mientras volvía a mirar el cielo.

- Bueno, a partir de ahora me toca hacer la guardia a mí así que ve a descansar, mañana tendremos un largo viaje como hoy – Comentó, observando al cielo igual que su alumno.

- Esta bien, ya me estaba agarrando un poco de sueño… Te dejo solo con tu libro de pervertidos Kakashi-sensei – Musitó, riéndose para luego entrar nuevamente a la casa y así poder dormir de una vez por todas.

- Idiota – Se dijo para sí mismo, viendo al Uzumaki irse, mientras sacaba de su bolso el Icha Icha – Sakura, Sasuke, espero que estén bien… - Susurró, volviendo a observar la luna por un segundo, para luego centrarse en su querido libro.

Así pasó la noche en medio del bosque, todos los integrantes del grupo lograron descansar bien por lo tanto, al despertarse en la mañana y luego de desayunar volvieron a ponerse en marcha, retomando su formación inicial, saltando a gran velocidad entre los árboles.

- Si seguimos a este ritmo lo más probable es que lleguemos antes de lo pensado – Comentó Yamato, sin dejar de saltar entre los árboles.

- Será mejor llegar antes, así nosotros podremos preparar el escenario de la pelea y así estar más atentos – Contestó el joven Nara.

- Shikamaru tiene razón, nos enfrentaremos a shinobis muy poderosos, debemos tomarnos todas las precauciones posibles – Respondió Kakashi, observando a todo el grupo.

- ¡Entonces aumentemos la velocidad! – Exclamó Naruto desde su posición, al momento en que todos comenzaban a saltar más rápido.

Luego de unas horas, cuando el sol comenzaba a caer el grupo llegó hasta un pequeño pueblo, ubicado a no más de seis horas del Puente Tenchi. Al llegar decidieron frenar para descansar y pasar la noche allí, ya que debido a que habían mantenido un ritmo muy elevado durante el viaje todos estaban bastante exhaustos. Mientras caminaban por lo que parecía ser el centro de la ciudad, pudieron observar a lo lejos un cartel de aviso sobre la ubicación de unos baños termales en la zona.

- No me vendría mal ir a los baños termales ahora… - Susurró el Nara, con pesadez en su voz debido al cansancio.

- Opino igual Shikamaru, muero por un baño y un poco de relajación – Comentó el rubio, bufando con pesadez en sus piernas.

- Bueno chicos, han mantenido un muy buen ritmo hoy. Recorrimos en un día y medio lo que deberíamos haber hecho en tres días, por lo tanto se merecen un descanso. Vayan a los baños termales, Yamato y yo nos encargaremos de reservar las habitaciones del hotel en el centro del pueblo – Explicó Kakashi, observando al resto del grupo, ganándose una mala mirada de Yamato.

- Kakashi-sempai yo también quería ir a los baños termales… - Pensó para sí mismo, llorando por dentro.

- ¡Gracias Kakashi-sensei! – Exclamó la chica Yamanaka feliz, para luego marcharse rápidamente hacia los baños termales, siendo seguida de cerca por los demás.

- Bueno Yamato – Susurró, observando la nube de polvo que había levantado su grupo cuando se marcharon rápidamente hacia aquel lugar – Vayamos a reservar el hotel, quiero echarme una pequeña siesta – Musitó, bostezando y provocando una gota de sudor en la nuca del Anbu.

- Hai Kakashi-sempai – Asintió, después de todo el peliplata era el líder en la misión.

Mientras tanto, a poca distancia del hotel del centro del pueblo, los jóvenes shinobis ya se encontraban en los baños termales. Una vez en el lugar y luego de pagar la entrada a dichos baños el grupo se dividió, los chicos fueron a la parte de hombres mientras que la kunoichi pelirrubia se dirigió a los baños de mujeres.
Luego de unos minutos, en los baños de hombres se encontraban Naruto, Shikamaru, Neji y Sai totalmente relajados dentro del estanque de agua caliente. Los tres amigos hablaban tranquilamente entre ellos, mientras Sai se hallaba más retraído.


- Así que en una misión con Asuma-sensei Chouji intentó espiar a Ino mientras tomaba un baño… Vaya, no sabía que él fuera un pervertido… - Susurró el pelirrubio, riéndose tras la anécdota que había contado el joven Nara.

- Ese día Chouji adelgazo varios kilos debido al miedo y a la paliza que le dio Ino… Yo le recomendé que lo haga más seguido, quizás así si pueda solucionar su problema con el sobrepeso – Comentó Shikamaru, mientras reía junto al jinchuuriki.

- No se rían, pasar por ello no es una buena experiencia. Una vez en una misión con Gai-sensei también estábamos descansando en unos baños termales en el País del Té cuando el idiota de Lee comenzó a hacer sus payasadas. En un momento le dio una patada sin querer a la pared de madera que separaba los baños de hombres de los de las mujeres, tirándola totalmente abajo… Aun recuerdo la paliza que nos propino Tenten ese día. Ese idiota, aun me las debe pagar – Musitó el Hyuuga con rabia, haciendo reír aun mas a Naruto como también a Shikamaru.

- Darle una patada a la pared sin querer… Típico de Lee – Comentó el Uzumaki, sin poder dejar de reírse, mientras era observado atentamente por Sai.

- ¿Y tú Naruto? Siendo el alumno de Jiraiya-sama imagino que también debiste haber pasado por algo parecido – Preguntó Neji, dirigiendo la atención de todos hacia el rubio.

- En realidad yo era el que siempre rescataba al pervertido de mi sensei, aunque en una ocasión, hace dos años, en un pueblo algo extraño cercano a Iwagakure en el que la mayoría de habitantes eran mujeres… Y cuando digo la mayoría me refiero a que había un hombre por cada diez mujeres debido a un conflicto reciente con otro pueblo. Si, se lo que piensan, era el paraíso para ero-sennin... – Susurró el rubio, recordando dicho día y haciendo reír a sus amigos, imaginándose el rostro del Sannin ante tal situación – Luego de un día de arduo entrenamiento nos dirigimos a los baños termales de dicho pueblo. Nosotros éramos los únicos hombres en nuestra sección y al parecer era el aniversario del lugar por lo que se ofrecían descuentos para las mujeres en los baños termales, por lo tanto la parte de mujeres estaba superpoblada e incluso había fila afuera para entrar. A ero-sennin no se le ocurrió una mejor idea que comenzar a espiar por un agujero que había en la madera que separaba a los baños, cuando de repente estornudó... Cuando me quise acordar todas las mujeres del pueblo nos estaban persiguiendo para molernos a golpes, finalmente tuve que realizar una técnica para salir de allí y lograr escapar, sino posiblemente no estaría en este lugar ahora mismo… - Comentó, provocando las carcajadas de sus compañeros, incluido Sai, mientras se les venía a la mente la imagen de Naruto corriendo por todo el pueblo escapando de una horda de mujeres furiosas.

- Vaya, eso sí debió ser extremo… Las mujeres son muy problemáticas. Aún recuerdo como era Sakura en nuestra época de Gennin, siempre fue la de personalidad más agresiva, probablemente si te hubiese encontrado haciendo alguna cosa de ese estilo ella si te hubiera asesinado. – Musitó el Nara, recordando a la joven pelirrosa, más precisamente recordando cuando Ino se reunía con ella, eso sí era de temer…

- Si, eso ni lo dudes. Una vez en una misión, Sakura-chan creyó que Sasuke y yo le estábamos mirando el escote a la mujer que teníamos que escoltar, la cual debo decir que le hacía pelea a la vieja en ese sentido… Sakura-chan nos observó y sin decirnos nada, nos proporcionó la paliza de nuestras vidas. Luego de eso estuvimos observando el piso durante todo el resto de la misión… - Contó, sin poder contener su carcajada, recordando esos tiempos.

- En verdad, me provoca algo de intriga ese vínculo que tenías con tus compañeros Naruto-kun. – Comentó el joven pelinegro, sin ningún sentimiento en su rostro.

- ¿Eh? – Preguntó el rubio.

- ¿Por qué? Después de lo que han hecho… ¿Por qué te esfuerzas tanto en traerlos de regreso? – Preguntó Sai, siendo observado atentamente por todos los allí presentes.

- Porque son mis amigos Sai… Son las primeras personas con las que he formado un vinculo en mi vida, ellos me rescataron de la soledad que estaba viviendo y ahora es mi turno de rescatarlos a ellos… - Contestó el Uzumaki, observando el cielo.

- ¿Amistad? ¿Qué te genera ese sentimiento? – Volvió a preguntar.

- Lo mismo que todos… ¿Acaso tú no tienes algún amigo? – Repreguntó el Jinchuuriki.

- No, en la Raíz nos entrenan desde un principio para no sentir ninguna emoción. Por lo tanto yo no siento nada de eso, además de que tampoco he tenido ningún amigo, solo recuerdo a mi hermano, pero también he olvidado que sentía cuando estaba con él… - Contestó Sai.

- Vaya… Eso es… Triste Sai… - Comentó el pelirrubio.

- ¿Por qué lo dices? – Consultó.

- La amistad, el amor… Esos sentimientos son los que provocan que uno se vuelva más fuerte y sea feliz. Un ninja en una ocasión me dijo… “Cuando una persona tiene algo importante que quiere proteger… es cuando puede llegar a ser verdaderamente fuerte” – Contestó, siendo observado al mismo tiempo por el Hyuuga y el Nara.

- Es un interesante punto de vista, aunque yo no tengo a nadie a quien proteger, solo vivo para cumplir las órdenes de Danzo-sama… - Susurró, observando al Uzumaki.

- Esa misma persona también me enseño que solamente a través de los ojos de otras personas es que nuestras vidas tienen sentido, cuando no hay nadie que te mire o que se voltee a verte, es como si no existieras. Quizás también es por eso que solo pienso en salvarlos, ellos fueron los primeros que se voltearon a verme y me tendieron sus manos para ayudarme, son los que dieron sentido a mi vida. Sasuke es como un hermano para mí y Sakura-chan… - Musitó, largando un gran suspiro.

- Esos sentimientos… Sería interesante experimentarlos en algún momento, quizás así si recuerde que era lo que sentía por mi hermano. El problema es que yo no tengo nada por lo que luchar, ni tampoco tengo amigos con los que generar ese vinculo… - Comentó Sai.

- Tranquilo, desde hoy nosotros seremos tus amigos Sai, y espero que puedas recordar lo que sentías por tu hermano. – Contestó Naruto, sorprendiendo a Sai mientras le daba un golpe amistoso en la espalda, al mismo tiempo en que tanto Shikamaru como Neji asentían.

- Amigos… - Pensó para sí mismo el pelinegro, observando las nubes.

Después de unas horas de bañarse en los baños termales, los jóvenes decidieron marcharse hacía el hotel donde Kakashi y Yamato habían reservado. Por el camino, Sai se encontraba sumido en sus pensamientos, algo de lo que le dijo Naruto aparentemente había hecho eco en su conciencia y en su corazón, pero aún no sabía el motivo. Al llegar al hotel, se encontraron con Kakashi quien les indico las habitaciones que les correspondían, siendo que habían reservado tres, una en donde dormiría solo Ino por ser la única mujer del grupo, en la otra dormirían Kakashi junto con Yamato y por último, en la restante descansarían Naruto, Shikamaru, Neji y Sai. El sol recién estaba cayendo y comenzaba a dar paso a la noche, por lo que algunos decidieron salir del hotel y otros quedarse y descansar. Naruto se marchó para recorrer el pequeño pueblo al igual que Ino, mientras que Sai decidió descansar en el pequeño parque del hotel para comenzar a dibujar algo que se le había venido a la mente, en tanto los demás se quedaron en sus habitaciones para dormir un poco.
Luego de unas horas volvieron a reunirse todos para cenar dentro del hotel, para después irse a descansar definitivamente, ya que al día siguiente deberían seguir con la misión y necesitaban reponer todas sus energías, ya que seguramente sería un día movido…


Bueno, hasta aca llegamos, espero que les haya gustado, el siguiente capítulo estará cargado de acción! Saludos a todos! Cool
avatar
mateeens
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 23
Edad : 22
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por CerezoIntenso el Miér Feb 08, 2017 9:27 am

Me puse al corriente te y debo decir que me gusta como va esto. Me gusta como hasta ahora le has dado rumbo a tu historia, al igual que esta muy chistoso jajaja. Saludos y esperemos para saber más de la misión.
avatar
CerezoIntenso
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 301
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Jue Feb 16, 2017 3:51 pm

Que lindo ver a todos defendiendo a sakura y sasuke frente a sai, esos feelings de naruto llegaron al corazón espero por saber como continuaran con su viaje y ver como evoluciona sai con lo dicho por naruto espero continuación.
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por clari.kana el Dom Feb 19, 2017 6:31 am

Holaa,, genial fic, estoy entusiasmada. todos estos cambios hacen interesante la historia, ya quiero saber que pasará en la misión, espero con emocion el siguiente capitulo.
avatar
clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 382
Edad : 24
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por mateeens el Lun Feb 20, 2017 9:22 am

Hola! Primero que nada quiero agradecer todos sus comentarios! Y como les prometi, a partir de ahora empieza la acción! Espero que les guste!

Capítulo VIII: ¡Comienza la acción! ¡El Arte es una explosión!:

Capítulo VIII: Comienza la Acción. El Arte es una Explosión.


Ya era un nuevo día y el grupo de Konohagakure ya se encontraba saltando a toda velocidad por entre los arboles del extenso bosque que se extendía hasta el Puente Tenchi. Kakashi, el líder, estimaba que solo quedaban unos 80km para recorrer y llegar a su objetivo. Al parecer iba todo muy tranquilo, no se habían topado con ninguna trampa ni nada por el estilo, cosa que tenía algo intranquilo al jinchuuriki, ya que todo transcurría muy fácilmente, demasiado…
Luego de unos diez minutos, Neji realizó una seña al grupo debido a algo que había descubierto con su Byakugan, algo que Naruto ya había presentido.


- Kakashi-sensei, a dos kilómetros se nos acerca un shinobi a toda velocidad. Es extraño, ese sujeto no tiene una red de chakra común… - Susurró el Hyuga, observando hacía atrás.

- Mierda… ¿¡Sai, alcanzas a observar algo desde allá arriba!? – Preguntó, observando hacia el cielo, enfocando su atención en el pelinegro quien se encontraba montado sobre una gran bestia de tinta en los aires.

- No Kakashi-sempai, desde aquí los arboles me dificultan la visión. Espere… - Contestó observando un pequeño punto blanco en el cielo detrás de su posición a gran distancia – ¡Algo se acerca desde el aire! – Exclamó.

- Naruto, Yamato, Shikamaru, Neji, Ino, los quiero en sus posiciones y concentrados, al parecer nos encontraremos con el enemigo… - Comentó Kakashi, comenzando a extraer uno de sus kunais de su bolsillo.

- Ino, quédate atrás, nosotros nos encargaremos – Ordenó el joven Nara, observando a su compañera.

- ¡Hai! – Asintió la Yamanaka, quedando detrás de todos los ninjas.

- Sin duda son los dos Akatsuki, el que se acerca entre los árboles seguramente sea Sasori de Sunagakure y el que viene por los aires es Deidara de Iwagakure. – Comentó el Uzumaki, llamando la atención de sus compañeros.

- Sasori de Sunagakure… Si es él estaremos en problemas. En mi última visita a Sunagakure mantuve una conversación con Kankurou, mientras supervisábamos a los Gennin que harían el examen Chunnin allí. Él me contó que ese Sasori fue el creador de sus marionetas. Es uno de los shinobis más poderosos que ha dado Sunagakure en toda su historia. Además de que ha ganado fama por sus métodos macabros para perfeccionar el manejo de las marionetas, llegando a crear las llamadas marionetas humanas que construye en base a sus enemigos o en base a personas que haya asesinado. Además es sumamente peligroso luchar contra él, porque según se sabe utiliza un veneno extremadamente poderoso que en el más mínimo contacto contra el organismo de su oponente puede llegar a ser fatal. – Explicó el Nara, siendo escuchado atentamente por los demás.

- Ósea que podríamos suponer que él, como todos los marionetistas, es un luchador de largo alcance ya que utiliza sus marionetas para hacer daño, por lo tanto su punto débil probablemente sea la lucha cuerpo a cuerpo o a media distancia… - Susurró Kakashi, intentado formular una estrategia.

- Pero aún así no sabemos nada de su compañero, solo que es de Iwagakure – Añadió el Hyuuga.

- Sabemos que puede movilizarse por los aires, por lo tanto también podemos suponer que es un usuario de ninjutsus de larga distancia… - Musitó el jinchuuriki, al tiempo en que algo le llamó la atención en el tronco del árbol en donde se encontraban parados – ¿Pero qué? – Se preguntó, observando a dos extrañas arañas de color blanco, que parecían observarlos fijamente, al momento en que saltaron acercándose al grupo de Kakashi - ¡Cuidado! – Exclamó, tomando a Ino para ponerla detrás de él mientras formaba sellos al igual que Yamato - ¡Futon: Kami Kaze no Tate! (NA// Elemento Viento: Escudo Divino de Viento) – Gritó, creando un escudo de viento para protegerse, antes que esos extraños insectos explotaran, al mismo tiempo en que Yamato terminaba su técnica.

- ¡Mokuton: Jukai Heki! (NA// Elemento Madera: Pared Densa de Madera) – Exclamó, formando una pared de gran tamaño con varios pilares de madera que surgieron desde el suelo, en el momento justo en el que los insectos se inmolaron, protegiendo a todos los miembros del equipo de la fuerte explosión.

Luego de haberse disipado la nube de tierra y humo, el Jounin desactivó su técnica. Al reincorporarse pudieron observar a un tipo extraño, de no más de un metro y medio de altura, pero con una gran joroba, el cual llevaba una capa negra con nubes rojas bordadas y una bandana de Sunagakure tachada por la mitad, lo que indicaba que era un Shinobi renegado de aquella aldea. Mientras que a su lado, pero aun en el aire sobre lo que parecía ser un extraño pájaro, se encontraba un hombre pelirrubio, de cabello largo con el mismo uniforme que el anterior shinobi, pero con un rostro divertido, mientras que en su frente llevaba la bandana ninja de Iwagakure que al igual que su compañero, se encontraba rasgada por la mitad.

- Akatsuki… - Susurró el Hatake, observando seriamente a dichos enemigos, mientras Sai aterrizaba con su bestia de tinta, colocándose junto a los shinobis de Konoha.

- Lo siento Kakashi-sempai, no pude evitar que ese shinobi realice su técnica… Es muy rápido con ese pájaro en el aire… - Comentó Sai, mientras observaba al Akatsuki rubio.

- ¡Ninjas de Konohagakure! Veo que por fin podremos divertirnos un poco Sasori… - Musitó el shinobi renegado de Iwagakure – Han sido testigos de mi arte. El arte es una explosión, si no saben valorar eso, morirán – Comentó, observando a los shinobis de Konoha.

- Cállate Deidara y no te confíes, después de todo tenemos en frente al gran Ninja Copia Kakashi Hatake y al Jinchuuriki del Kyuubi. Si te confías morirás. – Contestó tajante Sasori, dirigiendo su mirada específicamente hacia el Uzumaki.

- Kakashi-sensei, debemos separarlos. Creo que lo mejor sería que Neji, Shikamaru, Ino y yo nos encarguemos de Sasori, mientras ustedes deberían encargarse del otro, ya que Yamato-sempai y Sai también pelean a larga distancia – Susurró el pelirrubio, llamando la atención de sus compañeros – Creo que con nuestras técnicas podremos contrarrestar el poder de Sasori, además Shikamaru podrá idear una buena estrategia para derrotarlo.

- Me parece una buena idea Naruto – Asintió el peliplata, levantando su bandana ninja para dejar ver su Sharingan de tres aspas, mientras que los demás shinobis se ponían en posición – Naruto, tú estarás a cargo del grupo. Yamato, Sai, nosotros nos encargaremos de Deidara – Ordenó el Jounin.

- ¡Hai! – Asintieron los nombrados.

- Hmmph, al parecer vamos a comenzar… - Susurró Deidara, con una sonrisa, mientras observaba al usuario del Mokuton que comenzaba a formar sellos a gran velocidad.

- ¡Mokuton: Daijurin no Jutsu! (NA// Elemento Madera: Técnica del Gran Bosque) – Exclamó, transformando su propio brazo en madera, del cual salieron varios pilares de madera que comenzaron a dirigirse y a perseguir a Deidara, causando que este se vuelva a montar a su pájaro hecho de arcilla para esquivar dicha técnica, mientras que sin darse cuenta, el joven pelinegro se encontraba dibujando rápidamente en uno de sus pergaminos.

- Ninpo: Choju Giga (NA// Arte Ninja: Pergaminos de Bestias Salvajes)– Susurró, creando un enorme pájaro de tinta, que se dirigió directamente a perseguir al Akatsuki, alejándolo parcialmente del lugar, para ser perseguido por los shinobis de Konoha que se enfrentarían al Akatsuki pelirrubio.

- Vaya, han logrado separarnos… Igualmente no entiendo que es lo que pretenden. Su líder los ha condenado, un par de mocosos inútiles no podrán derrotarme. Hoy será el día de sus muertes. – Susurró Sasori con una voz lúgubre, manteniendo firme su mirada ante los jóvenes.

- No lo escuchen. Ino mantente detrás de nosotros, recuerda que posiblemente deberás ocuparte de nuestras heridas luego del combate – Ordenó el Uzumaki, logrando el asentimiento de la Yamanaka.

- Chicos, sin duda, estén atentos. Ese tipo solo es un disfraz, el original esta dentro suyo por lo que supongo que debemos destruir esta marioneta para que el salga a luchar – Explicó el Hyuga con su Byakugan activado, observando atentamente a su oponente.

- Recuerden que no nos debe herir con sus armas, ya que probablemente estén bañadas en veneno – Comentó el Nara.

- Entonces, debemos derrotar primero a esta marioneta para que el verdadero Sasori salga… Debemos lograr acercarnos a él. Debemos crear una distracción para que yo pueda acercarme e impactarle alguna de mis técnicas… - Susurró el Uzumaki, sin perder al Akatsuki de vista.

- Creo que tengo una estrategia. Yo comenzaré a perseguirlo con mis jutsus, mientras Neji me protege frente a sus ataques, al mismo tiempo que tú intentas acercarte a él para golpearlo con algún Jutsu poderoso – Explicó Shikamaru, siendo observado atentamente por sus compañeros.

- Me parece una buena estrategia, aunque primero debemos asegurarnos a que nos estamos enfrentando – Contestó Neji.

- Eso déjenmelo a mí – Respondió el pelirrubio, formando un sello en cruz - ¡Kage Bushin no Jutsu! (NA// Técnica de los Clones de Sombra) – Exclamó, creando seis replicas idénticas a él.

- Veo que al fin terminaron de hablar, aunque no me vencerás con simples clones mocoso – Susurró el Akatsuki, poniéndose en posición de batalla, mientras los clones del Jinchuuriki comenzaban a correr hacía el.  Con maestría en sus movimientos el Akatsuki logró deshacerse de los clones con suma facilidad, utilizando diversas armas como senbons, shurikens y su propia cola de acero – No me vencerás en el cuerpo a cuerpo jinchuuriki – Sentenció, sonriendo con malicia hacia los shinobis de Konohagakure.

- Sin duda lo más peligroso son sus armas, ya que como suponíamos están bañadas en veneno. Luego sus movimientos físicos son bastante predecibles, con un ataque rápido creo que podría acercarme. – Comentó el Uzumaki, informando a sus compañeros acerca de las habilidades de su oponente.

- Entonces comencemos… - Susurró el joven Nara, formando un sello – Ninpo: Kagemane no Jutsu (NA// Arte Ninja: Técnica de la Posesión de Sombra) – Musitó, mientras realizaba su técnica, la cual se extendía rápidamente sobre el suelo para atrapar la sombra de su enemigo.

- Hmmph, no me atraparás con esa técnica tan simple – Susurró el Akatsuki, mientras abría su boca al momento en el cual miles de senbons envenenados surgían de ella a gran velocidad, dirigiéndose directamente hacía Shikamaru.

- ¡No lo harás! – Exclamó el Hyuga, interponiéndose en el ataque del Akatsuki hacia el Nara, comenzando a girar sobre su eje rápidamente con su Byakugan activado - ¡Hakkesho Kaiten! (NA// Rotación Celestial de los Ocho Trigramas) – Gritó, realizando su técnica para así lograr que ninguna de las armas de Sasori hiera a su compañero, luego, cuando finalizó su técnica, extendió su brazo, dirigiendo una de las palmas de sus manos hacía el Akatsuki - ¡Hakke Kusho! (NA// Palmas del Vacio) – Exclamó, lanzando una potente ráfaga de chakra, que logró desestabilizar a Sasori y lo hizo retroceder unos metros.

- Al parecer los he subestimado un poco… - Susurró, mientras observo como el rubio se acercaba peligrosamente hacia él, ya se encontraba a poco más de un metro, dispuesto a impactarle un puñetazo cargado con su chakra - ¡Muy lento! – Exclamó, al momento en que de uno de sus brazos comenzaba a salir varios compartimentos con miles de senbons envenenadas, una cantidad superior a su ataque anterior, logrando impactarle de lleno al Uzumaki – Ahí tienes maldito jinchuuriki, el veneno no tardará en hacer efecto, en poco menos de dos minutos ya no podrás mover ni un solo músculo – Comentó, con una sonrisa siniestra, al mismo tiempo en que Shikamaru mostraba un gesto de satisfacción.

- Kagemane no Jutsu, completo – Susurró, al momento en que su técnica lograba atrapar a la sombra de Sasori – Bajaste la guardia, mi sombra utilizo la sombra del cuerpo de Naruto para hacerse más extensa y así llegar hacía ti sin que te percataras – Explicó, aun manteniendo su sonrisa.

- Pero aun así, por más que me hayas atrapado, tu amigo no resistirá mucho tiempo – Contestó arrogantemente, mientras observaba como Neji sonreía ampliamente al tiempo en que el que parecía ser el cuerpo de Naruto, explotó en una nube de humo - ¿¡Kage Bushin!? ¿¡Pero cuando!? – Se preguntó.

- ¡Ahora Naruto! – Exclamó el Nara, mientras el Uzumaki se hacía presente desde debajo de la tierra.

- ¡Toma esto maldito! – Gritó, dirigiendo una de sus manos hacia el cuerpo del Akatsuki mientras en esta se formaba una gran esfera de chakra azulado - ¡Oodama Rasengan! (NA// Gran Esfera Espiral) – Exclamó, logrando impactar de lleno su técnica contra la marioneta haciéndola añicos y provocando una gran explosión, para luego dar un salto hacia atrás, volviendo con sus compañeros.

- Bien hecho Naruto – Felicitó la Yamanaka, observando aún la polvareda.

- Bien hecho ustedes chicos, ahora no le quedará otra que mostrarse de verdad – Comentó el Uzumaki.

- Estén atentos, esto aún no ha terminado – Susurró el Hyuga con su Byakugan activado – Es extraño, antes creí que no podía observarla por algún tipo de interferencia por parte de su marioneta, pero ahora lo compruebo… Este tipo no tiene red de chakra – Comentó sorprendiendo a todos sus compañeros.

- ¿Qué rayos dices Neji? – Preguntó el rubio, sorprendido.

- Este tipo es prácticamente una marioneta. Solo tiene una parte humana incrustada en donde debería estar su corazón y una fuente de chakra, y eso es lo que le permite realizar sus técnicas, pero luego es absolutamente una marioneta – Explicó, mientras la polvareda aún no se desvanecía por completo.

- Hmmph… Han descubierto mi secreto. Hace mucho tiempo que no me tocaba pelear utilizando mi verdadero cuerpo. Yo he llegado al punto culmine del arte. He convertido mi cuerpo prácticamente en una marioneta, gracias a esto no puedo morir ni envejecer, los límites del tiempo y la vida humana ya no significan nada para mí – Comentó con una sonrisa macabra, mientras la polvareda se disipaba por completo, dejando ver a un individuo que no aparentaba más de veinte años de edad, de cabellos rojos, cubierto por la capa característica de Akatsuki – He de admitir que los he subestimado, sin dudas serán unos grandes especímenes para añadir a mi colección. Son muy fuertes, por lo tanto utilizaré mi arma más poderosa, deberían sentir orgullo de presenciar mi verdadero poder en persona, ya que nadie aún ha vivido para contarlo – Musitó, mientras mostraba un pergamino que llevaba dentro de su capa, para luego invocar lo que contenía dentro que era una marioneta algo especial, muy distinta a Hiruko, sorprendiendo a Shikamaru y a Naruto.

- ¡No puede ser! – Exclamó el Nara.

- ¿¡Ese es…!? – Preguntó el Uzumaki, asombrado.

- Les presento al Sandaime Kazekage, el Kage más fuerte que se ha visto en la historia de Sunagakure. ¡Este será su fin! – Sentenció el Akatsuki, con una sonrisa macabra en su rostro.

Mientras tanto, alejados algunos kilómetros de la batalla que llevaban lugar el grupo de Naruto frente a Sasori, se encontraba el resto del grupo de Konohagakure, persiguiendo al Akatsuki restante a gran velocidad a través de los árboles, mientras el pelinegro lo perseguía desde los aires.

- ¡Es muy rápido Kakashi-sempai! – Exclamó Yamato, sin disminuir la velocidad, al mismo tiempo que pudo observar como Deidara creaba algunos pájaros en sus manos, para luego dirigirlos hacia los dos Jounins.

- ¡Cuidado Yamato! – Advirtió Kakashi, leyendo los movimientos de esas extrañas criaturas con su Sharingan, esquivando a cada uno con maestría al igual que su compatriota, no por nada eran dos reconocidos miembros de las Fuerzas Especiales ANBU - ¡Ahora! – Exclamó el peliplata.

- ¡Hai Kakashi-sempai! – Asintió mientras formaba sellos - ¡Mokuton: Jurin Taiho! (NA// Elemento Madera: Gran Desmoronamiento del Bosque) – Exclamó, al tiempo en que gracias a su técnica, los arboles del bosque comenzaron a crecer, dirigiéndose rápidamente hacía donde se encontraba el Akatsuki, quien esquivaba los ataques desde su pájaro de arcilla con suma dificultad.

- ¡Sai, es tu turno! – Indicó el ninja copia, mientras que el joven pelinegro apareció justo en frente del Akatsuki con su pájaro de tinta, mientras dibujaba en su pergamino a gran velocidad.

- ¡Choju Giga: Hisho! (NA// Pergaminos de Bestias Salvajes: Vuelo) – Exclamó, creando decenas de pájaros de tinta que atacaron rápidamente al enemigo pelirrubio, provocándole varias heridas a su pájaro de arcilla, logrando que este explote y haciendo que el Akatsuki caiga hacía el bosque.

- Mierda… Sí que son una molestia… - Susurró Deidara, logrando caer de pie sobre la tierra y observando al frente, encontrándose con los tres shinobis de Konoha, centrándose en el joven pelinegro – Hmmph, debo admitir que tu arte es bastante interesante. Tenemos estilos parecidos, aunque el mío esta a un nivel más elevado… ¡El arte es una explosión! – Exclamó, abriendo sus manos, haciendo aparecer una serpiente de arcilla en cada una de sus manos, dirigiéndolas hacia los shinobis - ¡Kibaku Nendo: Hebi! (NA// Arcilla Explosiva: Serpiente).

- ¡No dejen que esas cosas se nos acerquen! – Ordenó Kakashi, sin perder de vista a las serpientes con su Sharingan, mientras daba varios saltos hacia atrás, alejándose de la técnica del Akatsuki, siendo imitado por sus compañeros.

- Yo me encargaré – Susurró Yamato, mientras terminaba una secuencia de sellos - ¡Mokuton: Sawara Kugi! (NA// Elemento Madera: Clavos de Ciprés) – Exclamó, formando varios clavos de madera que se extendieron desde el suelo, golpeando a las dos serpientes, provocando sus explosiones. Así, Kakashi aprovechó la polvareda de la explosión para escabullirse dentro de ella y así acercarse al Akatsuki.

- ¡Katon: Karyuu Endan! (NA// Elemento Fuego: Misil del Dragón de Fuego) – Exclamó, lanzando una gran y veloz llamarada que surgió desde la polvareda a gran velocidad hacia Deidara, quien logró esquivarla con dificultad, dando un gran salto hacia uno de los arboles mientras observaba como se fundía la tierra debido al contacto con la elevada temperatura del fuego.

- Malditos… - Susurró, para luego percatarse que el pelinegro no se encontraba a su vista -¿Dónde…? – Se preguntó, para luego recibir un duro golpe en su cabeza desde su punto ciego por parte de Sai, así comenzó a esquivar los golpes que le dirigía el miembro de Raíz, para luego alejarlo de una patada directa en el estómago, lanzándolo varios metros hacia atrás – Solo unos minutos más y podré realizar esa técnica, debo resistir, esto se está volviendo complicado… - Pensó para sí mismo, mientras observaba como sus manos no dejaban de masticar arcilla.

- No solo es bueno peleando a distancia, también tiene un taijutsu muy bueno… - Susurró Sai, mientras se levantaba con dificultad luego de recibir ese golpe de parte del Akatsuki.

- ¿Te encuentras bien Sai? – Preguntó Kakashi, ayudando a reincorporarse al pelinegro, mientras observaba con atención al pelirrubio – Yamato, tenemos que acabar con él lo más pronto posible, este tipo es muy peligroso – Comentó, mientras el Jounin asentía, dándole la razón.

- Si seguimos utilizando ninjutsu como hasta ahora nos quedaremos sin chakra pronto Kakashi-sempai, debemos acercarnos y luchar cuerpo a cuerpo – Susurró – Quizás así podremos encontrar el momento justo para derrotarlo…

- Yo lo atacaré de frente, ustedes creen una distracción para que pueda acercarme – Ordenó el líder del equipo, tomando un kunai desde su estuche.

- Esta bien, Sai, ¡Prepárate! – Exclamó el Jounin de pelo castaño, tomando posición de batalla nuevamente.

- ¡Hai! – Asintió Sai, mientras abría su pergamino y comenzaba a dibujar rápidamente – Choju Giga: Ranjishi (NA// Pergaminos de Bestias Salvajes: Leones Salvajes) – Susurró, creando cinco leones que surgieron desde su pergamino y comenzaron a dirigirse con movimientos felinos y a gran velocidad hacía Deidara, mientras Yamato terminaba de realizar una secuencia de sellos.

- ¡Doton: Doryuso! (NA// Elemento Tierra: Lanzas de Roca) – Exclamó, creando varios picos de roca y tierra surgidas desde el suelo, dirigiéndose hacia el Akatsuki, quien logro esquivarlas, mientras que creaba unas pequeñas arañas para lanzarlas hacia la técnica de Sai, logrando que los leones se disuelvan en tinta y así escapar del peligro, cuando de repente Kakashi apareció en frente suyo, para comenzar una batalla de taijutsu, donde el peliplata tenía demasiada ventaja debido a su gran habilidad y a su Sharingan, con el que lograba predecir todos los movimientos del rubio, para luego impactarle varios golpes directos en su rostro y estomago, incrustándolo en el tronco de uno de los árboles, para así dejarle el paso a Yamato, quien nuevamente volvió a formar sellos.

- ¡Mokuton: Jubaku Eiso! (NA// Elemento Madera: Atadura del Árbol) – Gritó, mientras comenzaba a manipular los arboles cercanos a la posición del rubio, quien se encontraba aun incrustado en uno de los arboles, atrapandolo y comenzando a presionarlo cada vez mas utilizando el tronco de cada árbol.

- Este es tu fin Akatsuki… - Susurró el ninja copia, mientras extendía su mano derecha cubierta de relámpagos, luego de realizar sellos - ¡Raikiri! (NA// Relámpago Cortante) – Exclamó, acercándose a gran velocidad a Deidara con la intención de acabar con su vida, cuando observó con su Sharingan que su enemigo comenzó a sonreír.

- Justo a tiempo… - Pensó para sí mismo, abriendo sus manos para lanzar una gran cantidad de arcilla justo antes que el ninja peliplata impacte su técnica favorita contra su pecho, para luego romper los troncos de los arboles que lo tenían atrapado – Hasta aquí llegaron idiotas – Susurró, ante la atenta mirada de los shinobis de Konohagakure - ¡C2! – Exclamó con fuerza, dándole forma a toda la arcilla que había expulsado, formando un dragón gigante, de varios metros, sorprendiendo a sus rivales, para luego subirse sobre el lomo de su creación.

- Impre… Impresionante… Nunca había visto algo parecido – Susurró Yamato totalmente sorprendido, observando la creación del Akatsuki.

- Esto se pondrá feo… - Musitó el pelinegro, también sorprendido.

- No pierdan la calma, estén atentos, tengo un plan… - Comentó el ninja copia totalmente concentrado, sin perder de vista a Deidara con su Sharingan.

- No importa que plan tengan, ya están perdidos – Susurró el Akatsuki, mientras que comenzaba a volar sobre el lomo del dragón, alejándose del rango de ataque de los shinobis de Konoha. Desde el aire comenzó a realizar sellos, provocando que varios trozos de arcilla del dragón se desprendan, cayendo en picada hacia donde se encontraba Kakashi junto a su equipo.

- ¡Cuidado! – Exclamó el peliplata, al momento en que Sai terminaba de dibujar un pájaro, para escapar volando del rango de la técnica mientras que Yamato finalizaba una secuencia de sellos.

- ¡Mokuton: Jukai Heki! (NA// Elemento Madera: Pared Densa de Madera) – Clamó el Jounin, formando una extensa pared de madera con miles de ramas de los arboles del bosque, cubriéndose a sí mismo y a Kakashi. Cuando la técnica de Deidara impactó con el muro de madera, esté se destruyo por completo pero pudo detener el poder destructivo de la explosión – Debemos hacer algo con esa arcilla Kakashi-sempai – Susurró, respirando con algo de dificultad luego de haber gastado tanto chakra con su ultima técnica.

- Solo dame un poco de tiempo Yamato, tengo una técnica perfecta para acabar con esto – Contestó el ninja copia, mientras concentraba chakra en su Sharingan, ante la atenta mirada de Yamato.

- Esta bien… ¡Sai, hay que ganar tiempo, llegó la hora de atacar! – Ordenó Yamato.

- ¡Hai! – Asintió el pelinegro desde el lomo de uno de sus pájaros, mientras volvía a dibujar en su pergamino, pero esta vez era uno mucho más grande - ¡¡Supa Choju Giga!! (NA// Pergaminos de Bestias Salvajes: Dragón) – Exclamó, formando un dragón gigante, casi del mismo tamaño que el del Akatsuki, pero a diferencia de este, el de él estaba formado por tinta, sorprendiendo a todos los presentes.

- Lo reitero… Me gusta tu estilo chico – Comentó Deidara, observando el arte de Sai.

- Supongo que debo agradecerte, pero aún por más de que alabes mis técnicas te derrotaré – Contestó el pelinegro, con una sonrisa falsa.

- Yo no me quedaré atrás… - Susurró Yamato, mientras observaba a Kakashi quien seguía acumulando chakra, al mismo tiempo en que terminaba otra secuencia de sellos aún más compleja que la anterior - ¡¡Mokuton: Mokuryuu no Jutsu!! (NA// Elemento Madera: Técnica del Dragón de Madera) – Profirió, creando un dragón gigante de madera que se formó gracias a los arboles del lugar, mostrando una bestia de igual tamaño que la de Deidara, que al observar al dragón de arcilla, soltó un rugido estremecedor – Kakashi-sempai espero que con esto ganemos el tiempo suficiente, luego de esta técnica no creo poder seguir luchando… - Pensó para sí mismo, mientras comenzaba a sudar.

- Estos tres en verdad tienen una fuerza considerable, debo actuar con cautela… - Se dijo así mismo el pelirrubio, mientras observaba con atención a los dos dragones colosales creados por los shinobis de Konoha.

- ¡Ahora! – Exclamó Yamato, dándole la orden al dragón de madera para que comience a atacar al Akatsuki, siendo seguido por la técnica de Sai mientras Deidara comenzaba a esquivar los ataques con maestría desde su dragón de arcilla pero cada vez con más dificultad.

Así comenzó una gran persecución por los aires. Deidara iba en la delantera, siendo perseguido por los dragones de Sai y de Yamato. El de Sai expulsaba proyectiles de tinta, pero el Akatsuki lograba esquivarlos, mientras que el de Yamato lanzaba balas de madera y barro. Deidara hacía que el Dragón de arcilla girara sobre su propio eje, para esquivar todos los ataques, mientras expulsaba distintos tipos de explosivos que no lograban impactar en sus objetivos.
Luego de varios minutos siendo perseguido y debido a una maniobra en la que pasó por encima de ambos dragones y así quedar detrás del de madera, logró eliminarlo gracias a una de sus bombas que impactó de lleno en el lomo de la técnica de Yamato la cual se despedazó y comenzó a caer hacia el bosque. Sai al ver esto y observar a Kakashi sobre la copa de uno de los arboles, decidió dirigir a su dragón de lleno al Akatsuki mientras él saltaba, dibujando otro pájaro, al mismo tiempo en que el dragón se deshacía en un gran cumulo de tinta sobre Deidara, dificultando su visión.


- Ya estoy listo… Mangekyou Sharingan (NA// Ojo Giratorio Caleidoscópico)– Susurró, abriendo su ojo izquierdo, mostrando su Sharingan en su más avanzado nivel, mientras enfocaba su vista en el Akatsuki, al mismo tiempo en que la zona donde este se encontraba comenzaba a distorsionarse.

- ¿¡Pero qué demonios!? – Se preguntaba Deidara, mientras observaba como todo a su alrededor e incluso el se distorsionaba.

- ¿Qué clase de técnica es esa? – Se preguntaban tanto Yamato como Sai, observando totalmente sorprendidos lo que ocurría con el Akatsuki.

- No lo entiendo… Acaso… - Musitó, mientras se percató de cómo era observado atentamente por el peliplata con su Sharingan activado – ¿Una técnica del Sharingan? Nunca creí que existiría alguien en el mundo con una técnica ocular tan sorprendente como la de Itachi… - Se decía para sí mismo – Mierda… No puedo moverme… A este paso… - Susurró, mientras observaba como sus dos brazos estaban siendo totalmente absorbidos por el extraño vórtice que se había creado a su alrededor.

- Solo un poco mas… - Murmuró el ninja copia, mientras concentraba mas chakra en su ojo izquierdo y centraba con mayor concentración su vista sobre el pelirrubio – Te tengo… ¡Kamui! (NA// Vórtice Espacial) – Exclamó, mientras dicho vórtice aumentaba su capacidad y tamaño, logrando atrapar totalmente al Akatsuki, provocando su desaparición instantánea, sorprendiendo a sus compañeros, para luego cerrar sus ojos y caer exhausto desde la copa del árbol, siendo atrapado por Yamato.

- ¡Kakashi-sempai! ¿Se encuentra bien? – Preguntó el Anbu, observando a su superior.

- Si, tranquilo Yamato, solo que aún no acostumbro a usar esa técnica… - Contestó el peliplata sin fuerzas.

- ¿Qué clase de técnica ha sido esa? – Preguntó el joven pelinegro.

- Es un Jutsu espacio-temporal creado en base al Mangekyou Sharingan, con él, centrando mi vista en mi objetivo, soy capaz de enviarlo a otra dimensión… - Explicó el Jounin, sorprendiendo aún más a sus compañeros.

- Debemos ir hacia donde se encuentran Naruto y los demás… - Susurró Yamato, mientras ayudaba al peliplata a moverse.

- Si, aunque seguramente ya hayan terminado con su batalla… - Contestó el ninja copia, con una sonrisa confiada pensando en su alumno.

Hasta acá llegamos, espero que les haya gustado! Pronto subiré el siguiente capítulo! Gracias por leer y saludos!
avatar
mateeens
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 23
Edad : 22
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por clari.kana el Lun Feb 20, 2017 5:53 pm

Hola,genial pelea, ya quiero saber como termina la otra, espero el siguiente capitulo.
avatar
clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 382
Edad : 24
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Vie Feb 24, 2017 12:29 pm

Genial ver a kakashi con un kamui tan poderoso, resta esperar como resultó la batalla de naruto contra sasori, se siente tan raro leer una historia diferente a la que conocemos mas sin embargo me gusta sigue adelante quiero saber como continuas tu historia.
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por CerezoIntenso el Dom Feb 26, 2017 11:04 am

Que buena se ponen estas batallas! Esperemos que más viene...
avatar
CerezoIntenso
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 301
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por mateeens el Dom Mar 05, 2017 6:57 pm

Hola! Gracias por sus comentarios, acá les traigo un nuevo capítulo, espero que lo disfruten!

Capítulo IX: La Belleza del Arte Eterno.:

Capitulo IX: La Belleza del Arte Eterno.


A unos pocos kilómetros del lugar donde Deidara había sido vencido por Kakashi, Yamato y Sai, se encontraba el joven jinchuuriki junto a Neji, Shikamaru e Ino enfrentándose al temible Sasori, quien había invocado a su más preciada marioneta, siendo ni más ni menos que el Sandaime Kazekage…

- Entonces… El Sandaime Kazekage no había desaparecido, fuiste tú quien lo asesinó… - Susurró el joven Nara, observando sorprendido a la marioneta de su oponente.

- Así es, yo derrote al Kazekage mas fuerte de la historia y ahora sus poderes me pertenecen… ¡Observen el poder del shinobi mas fuerte en la historia de Sunagakure! – Exclamó el pelirrojo, mientras la marioneta, para sorpresa de todos, comenzaba a formar sellos.

- ¿¡Pero qué!? ¡Es una marioneta! ¡No puede usar ninjutsu! – Exclamó el Hyuga, con su Byakugan activado, sin creer lo que observaba.

- Las marionetas de Sasori se distinguen porque son marionetas humanas, las crea a partir del cuerpo de sus víctimas, por lo que mantiene sus técnicas de alguna manera, y eso quiere decir… - Musitó el Uzumaki, observando seriamente a la marioneta y preparándose para la batalla.

- Que podrá usar esa técnica… - Finalizó Shikamaru, observando seriamente hacia el frente, mientras se ponía en guardia.

- ¿De qué técnica hablan? – Preguntó la pelirrubia, algo temerosa al observar la actitud de sus compañeros.

- Satetsu no Jutsu… La técnica de la Arena de Hierro, el Jutsu más temible en la historia de Suna… Si eso nos toca estamos perdidos… - Contestó el Nara, preocupando más a su compañera quien luego de esas palabras también se puso en guardia.

- Basta de hablar, ahora verán mi verdadero poder… - Susurró el Akatsuki, haciendo que la marioneta del Sandaime Kazekage se acercara a los shinobis de Konoha, mientras esta terminaba con su secuencia de sellos – Satetsu: Shigure (Arena de Hierro: Lluvia Dispersa) – Musitó, mientras la marioneta creaba cientos proyectiles de arena de hierro, los cuales se dirigieron a una velocidad impresionante hacia los jóvenes.

- ¡Estén atentos! – Exclamó Naruto, mientras que con dificultad lograba esquivar cada proyectil.

- Mierda, esta técnica es muy rápida… - Susurró el Nara, en la misma situación que el rubio.

- ¡Hakkesho Kaiten! (Rotación Celestial de los Ocho Trigramas) – Exclamó Neji, colocándose delante de la Yamanaka, protegiéndola con su defensa definitiva.

- Naruto, debemos planear algo rápido. No creo que seamos capaces de mantener este ritmo por mucho tiempo – Comentó Shikamaru, mientras seguía esquivando la técnica de Sasori, que no cesaba.

- Lo sé Shikamaru… - Susurró, mientras formaba sellos con gran agilidad, al mismo tiempo en el cual esquivaba la arena de hierro - ¡Futton: Kazeheki! (Elemento Viento: Muro de Viento) – Exclamó, creando una poderosa ráfaga de viento que logró dispersar y desvanecer la arena de hierro de alrededor de sus amigos.

- Mmmph, interesante… Veamos que pueden hacer con esto… Esta de mas decirles que toda la arena de hierro también está bañada en mi veneno, por lo tanto un simple contacto con ella y los podre añadir a mi colección… – Musitó el Akatsuki con una sonrisa macabra, mientras volvía a formar sellos – ¡Satetsuso! (Lanza de Arena de Hierro) – Gritó, formando una gran lanza en base a la técnica del Kazekage, la cual se notaba a simple vista que contaba con un gran filo. Esta comenzó a perseguir a los shinobis de Konoha, al mismo tiempo en que Sasori intentaba acercar a su marioneta para luchar cuerpo a cuerpo.

-  ¡Cuidado Neji! – Exclamó el rubio al observar que la marioneta se acercaba al Hyuga peligrosamente, mientras este esquivaba la arena de acero.

- ¡Senju Sobu! (Manipulación de las Mil Manos) – Exclamó el Akatsuki, al mismo tiempo en el que comenzaron a aparecer varios compartimientos en el brazo izquierdo del Sandaime Kazekage, los cuales invocaron un gran número de armas y brazos de títeres que comenzaron a perseguir al Hyuga, quien los esquivaba con mucha dificultad.

- ¡Mierda! – Clamó el Nara, observando como su compañero estaba en serios problemas, cuando de repente observo al jinchuuriki moverse a una velocidad increíble.

- ¡Rasengan! (Bola Espiral) – Gritó el Uzumaki, para sorpresa de Sasori, impactando su técnica preferida contra todas las armas y brazos invocadas por Sasori y logrando romper el brazo izquierdo del títere.

- Veo que eres rápido jinchuuriki… - Susurró el pelirrojo, observando al rubio seriamente – Veamos si puedes seguirme el ritmo – Musitó, terminando una nueva secuencia de sellos y reubicando la arena de hierro sobre Naruto - ¡Satetsu Kesshu Gosunkugi! (Arena de Hierro: Clavos de los Cinco Soles) – Exclamó, dejando caer con gran violencia la arena de hierro, para dirigirla hacía el shinobi de Konoha, quien la esperaba en el mismo lugar, imperturbable mientras terminaba de formar sellos.

- ¡Shushin no Jutsu! (Técnica del Cuerpo Parpadeante) – Exclamó, moviéndose con gran velocidad, esquivando la técnica del pelirrojo con maestría, para luego acercarse hacía el Sandaime Kazekage.

- ¡No lo harás! – Gritó enfurecido el ex shinobi de Suna, mientras volvía a formar sellos - Satetsu Kesshu Tsuchi (Arena de Hierro: Martillo) – Susurró, formando un enorme bloque con dicha arena y dirigiéndolo con toda velocidad hacia el Uzumaki, para lograr aplastarlo.

- ¡Shikamaru, Neji, Ino, no bajen la guardia! – Exclamó el rubio, sin dejar de esquivar la técnica del Akatsuki, para luego concentrar una gran cantidad de chakra para así dar un gran salto por encima de la propia arena de hierro, para luego impulsarse sobre ella y dirigirse directamente hacia el ex Kazekage  mientras formaba nuevamente un Rasengan en cada una de sus manos.

- Lo logrará… - Musitó Ino, observando como su compañero se encontraba a punto de impactar su técnica en la marioneta.

- ¡¡Rasenrengan!! (Rasengan Gemelo) – Gritó el Uzumaki, golpeando al títere directamente con cada uno de los Rasengan, uno logró impactarlo en la zona del estomago, mientras que el restante fue directo al rostro de la marioneta logrando destruirla por completo, causando efusividad en sus compañeros y furia en el Akatsuki.

- Maldito… - Susurró el pelirrojo, observando con odio al jinchuuriki – No creí tener que llegar al punto de usar mi propio cuerpo para luchar… Hasta aquí llegaron. – Musitó, quitándose la capa de Akatsuki y mostrando su cuerpo de madera en donde podía verse el compartimiento en donde almacenaba su corazón y en donde distribuía su chakra, tal cual como lo había descubierto Neji anteriormente y provocando que todos volvieran a ponerse en guardia – Verán el significado del arte eterno con sus propios ojos, verán de lo que soy capaz y él porque me conocen como el mejor marionetista en la historia – Murmuró, mientras que de un compartimiento en su cintura comenzaban a mostrarse dos pares de aspas, cada una equipada con cinco grandes cuchillas, al mismo tiempo en que otro compartimiento, pero esta vez en su estomago, se abría al momento en el que un largo cable bañado en veneno aparecía.

- Vaya, es impresionante en lo que se ha convertido este tipo… - Susurró la Yamanaka, sorprendida por la apariencia del Akatsuki.

- Tengan cuidado, no sabríamos que esperar de él, no se distraigan – Ordenó el Nara, observando atentamente al hombre pelirrojo, al igual que a Naruto que se encontraba varios pasos al frente.

- Veo que eres valiente Jinchuuriki, o tal vez simplemente seas un estúpido. Te subestime, pero eso no volverá a pasar, hasta aquí llegaste, te dejaré invalido para luego quitarte al Kyubi y observar como mueres como una rata – Musitó, mientras reía de forma macabra, sin dejar de observar al pelirrubio.

- Hablas mucho Sasori, y más aún si tenemos en cuenta que ni siquiera has logrado tocarme – Contestó el rubio con una sonrisa confiada y logrando provocar al Akatsuki.

- ¡Maldito! ¡Ahora verás! – Exclamó, para luego extender ambos brazos con dirección al jinchuuriki, mostrando dos tubos en las palmas de sus manos - ¡Kaen Rendan! (Bombardeo de Llamas) – Gritó, expulsando una gran cantidad de fuego a gran temperatura desde sus manos, dirigidas hacia el Uzumaki.

- Eso no será suficiente… - Musitó para sí mismo, mientras formaba sellos - ¡Doton: Doryuuheki! (Elemento Tierra: Muro de Piedra) – Exclamó, formando un muro de piedra que se alzó en frente de sí mismo para protegerlo contra el fuego – Vaya, por más de que pueda esquivarlo, ese fuego es peligroso, por poco derrite la roca… - Susurró por dentro, observando el estado de su técnica luego de protegerlo del fuego.

- Te tengo… - Susurró el Akatsuki, extendiendo nuevamente sus manos, pero esta vez para expulsar dos chorros de agua extremadamente finos y potentes, logrando inclusive perforar la piedra que había creado el rubio, quien pudo esquivar dicha agua con suma dificultad.

Mientras tanto, alejados a unos metros se encontraban los tres shinobis restantes, observando como su compañero rubio esquivaba todos los ataques del Akatsuki, esperando una oportunidad para contraatacar.

- Ese chorro de agua… Incluso ha traspasado la pared de roca de Naruto y no solo eso, sino que también ha atravesado esas nubes… - Comentó el Hyuga, sorprendido por la potencia y el alcance de la habilidad de Sasori.

- Este tipo tiene demasiados trucos... Debemos aprovechar que ahora está concentrado totalmente en Naruto y actuar – Contestó Ino, observando a Shikamaru y a Neji.

- Si interferimos ahora quizás desconcentremos a Naruto. Él está luchando a un nivel impresionante y si lo distraemos quizás las cosas se puedan complicar… Creo que lo mejor será esperar, si en algún momento observamos que el necesita nuestra ayuda, entonces ahí entraremos a la batalla – Comentó el pelinegro, observando a sus dos compañeros.

Al mismo tiempo, Naruto seguía luchando e intentando acercarse a Sasori. Aún no lo podía lograr ya que el Akatsuki no cesaba de atacar con su lanzallamas y sus chorros de agua que cada vez que pasaban el tiempo se volvían más peligrosos. Luego de unos minutos, el rubio logró ubicarse a una distancia prudencial para realizar su contraataque.

- Error – Sentenció el pelirrojo, observando la cercanía del rubio para volver a extender sus manos, al momento en el que uno de sus pergaminos en su espalda cambiaba de posición – Ahora muere Jinchuuriki – Susurró, expulsando una gran nube de gas venenoso desde los caños de sus manos llenando todo el campo de batalla con dicho veneno, en donde el rubio quedo en medio de todo el gas, ante la atenta mirada de los demás shinobis de Konoha.

- ¡Naruto! – Exclamó el Hyuga, preparándose para interferir pero siendo frenado por Shikamaru - ¿¡Qué haces Shikamaru!? – Preguntó Neji, algo alterado.

- Esto no será suficiente para vencerlo, incluso creo que Sasori le ha hecho un favor. Ahora el no puede ver la posición de Naruto, eso es una gran ventaja – Comentó el Nara, tranquilizando a su compañero.

- No importa lo que hagas, un mínimo respiro y el veneno entrara a tu sistema respiratorio, paralizándote al instante. Estas perdido jinchuuriki – Susurró, con una sonrisa maniática. Lo que no sabía que era que el rubio se dirigía hacía el mientras formaba sellos, utilizando la propia nube de veneno para esconderse mientras aguantaba la respiración.

- ¡Futton: Renkudan! (Elemento Viento: Bala Perforadora de Aire) – Exclamó rápidamente al salir de la nube de veneno, sorprendiendo al Akatsuki, disparando una potente bala de aire a gran velocidad desde su boca, disipando por completo el veneno e impactando en el cuerpo de Sasori, lanzándolo varios metros hacia atrás.

- ¡Así se hace Naruto! – Vitoreó la Yamanaka, al observar el movimiento del Uzumaki.

- No cantes victoria aún Ino… - Susurró el Hyuga con su Byakugan activado, con su vista centrada en el lugar en donde el Akatsuki había sido disparado.

- Debo admitir que ese ha sido un buen movimiento… Ya me canse de jugar. Este será mi movimiento final – Comentó Sasori, mientras tomaba uno de sus pergaminos y el compartimiento de su pecho se abría al mismo tiempo en el que comenzaba a formar sellos – Eres el primer oponente que me hace utilizar esta técnica. La última vez que la había usado, fue cuando derrote a todo un país entero solo con este Jutsu – Susurró, sorprendiendo a los shinobis de Konoha, quienes volvieron a ponerse en guardia - ¡Aka Higi: Hyakki no Soen! (Arte Secreto Rojo: Aparición de las Cien Marionetas) – Exclamó, invocando a cien marionetas a su alrededor, siendo conectadas por más de cien hilos de chakra que surgían desde el pecho del Akatsuki.

- Es imposible… Nadie es capaz de controlar a cien marionetas al mismo tiempo… - Susurró el Nara, completamente sorprendido por la magnitud de la técnica del pelirrojo.

- Ahora verán el poder del arte en su máximo esplendor – Sentenció el Akatsuki, con una sonrisa confiada, mientras que ordenaba a sus marionetas a comenzar a atacar al grupo de Konoha.

Así comenzó una ardua batalla, en donde los cuatro de Konoha se dedicaban a esquivar los ataques de las marionetas y a atacar cada vez que podían, destruyendo a algunas. Todos usaban todas sus habilidades para resistir la ofensiva de Sasori. Neji, cada vez que tenía la oportunidad atacaba con las técnicas de su clan y su Byakugan. Shikamaru atacaba utilizando su sombra para atravesar a las marionetas y protegerse de ellas, mientras que Ino iba a la ofensiva con sus técnicas de cuerpo a cuerpo. Naruto por su parte destruía una gran cantidad de marionetas gracias a sus técnicas elementales. A pesar de esto, el número de marionetas y la dificultad de enfrentarse a ellas parecía que no decrecía, al contrario, cada vez que eliminaban a una de las marionetas, el control de Sasori sobre las restantes aumentaba, dificultando aún más el enfrentarse a ellas. Así siguieron por varios minutos, donde ya habían comenzado a sentir el agotamiento de luchar contra tal cantidad de títeres.

- ¡Mierda! ¡Esto no acaba nunca! – Exclamó el Hyuga, haciendo añicos a una de las marionetas con una de las técnicas de su Byakugan.

- Debemos encontrar la forma de atacar a Sasori y derrotarlo, no podremos acabar con todos sus títeres – Comentó el Nara, al mismo tiempo en que golpeaba en el rostro a otra de las marionetas, arrancándole la cabeza.

- Debemos igualar un poco el numero – Susurró el Uzumaki, formando un sello en cruz - ¡Tajuu Kage Bushin no Jutsu! (Técnica Multiclones de Sombra) – Exclamó el rubio, creando una gran cantidad de clones de sí mismo, igualando el numero de las marionetas rivales.

- ¿Crees que unos simples clones podrán derrotar a mis marionetas? – Preguntó el Akatsuki riendo, mientras observaba como los clones del jinchuuriki comenzaban a proteger a los shinobis de Konoha.

- No solo lo creo, estoy seguro de ello – Contestó el Uzumaki - ¡Ataquen! – Exclamó, ordenando a sus clones a ir a la ofensiva frente a la técnica de Sasori.

Los clones comenzaron a atacar, al estar igualados en número cada uno tomaba a una marioneta y se enfrentaba a ella. Mientras pasaba el tiempo el número tanto de los clones como de las marionetas comenzaba a reducir notoriamente, sorprendiendo al Akatsuki debido al nivel de los clones de sombra. Además también tanto Neji como Shikamaru, Ino y el original Naruto se encargaban de destruir a varias de las marionetas.

- Mierda… Debo dejar fuera de batalla al jinchuuriki… Pero… ¿Cuál de todos será? – Se preguntaba así mismo, observando entre los clones del rubio, intentando identificar al original - ¡Allí estas! – Exclamó, dirigiéndose al rubio que se encontraba detrás de todo el grupo siendo protegido por los demás clones – El más protegido es el que menos ataca, ese es el original entre tantos clones, estabas aprovechando la ofensiva de tus clones para descansar luego de utilizar tantas técnicas, fuiste muy predecible Kyuubi – Musitó, mientras que desde su estomago salían varios cables de gran espesor con puntas filosas cubiertas por veneno a gran velocidad, atravesando el estomago del rubio, dejando sin palabras a todos sus compañeros.

- ¡¡¡NARUTO!!! – Exclamaron los tres, al observar el cuerpo del Uzumaki totalmente atravesado y agonizando.

- Eso fue todo jinchuuriki, te dije que no podrías conmigo, aunque fuiste un gran rival – Susurró, cuando de repente el cuerpo del rubio se deshizo en una nube de humo - ¿¡Pero qué!? – Exclamó totalmente sorprendido.

- ¡Bajaste la guardia! ¿¡Creíste que sería tan fácil!? ¡Ahora te tengo maldito! – Gritó el pelirrubio, a las espaldas del Akatsuki a unos metros de distancia llevando una colosal técnica en su mano derecha - ¡Toma esto! ¡Futton: RasenShuriken! (Elemento Viento: Shuriken Espiral) – Exclamó, lanzando su poderosa técnica hacia Sasori, logrando impactarla de lleno en su cuerpo y provocando una enorme explosión de unos quince metros de radio.

- Vaya técnica… - Susurró el Nara, sorprendido mientras observaba la explosión de la técnica del rubio.

- Su poder destructivo es impresionante – Musitó Ino, sorprendida al igual que su compañero.

- No solo eso… - Musitó el Hyuuga, observando la explosión con su Byakugan activado – Esa técnica no solo es monstruosa por su poder destructivo, sino que esta generando miles de agujas que traspasan el corazón de Sasori a nivel celular, está destruyendo totalmente su red de chakra – Explicó, sin dejar de observar la situación con su Byakugan, al momento en que la explosión cesó y la nube de polvo se disipó, mientras el cuerpo inerte del Akatsuki caía hacia el suelo.

- Al fin hemos terminado… - Susurró el pelirrubio, acercándose al cuerpo de Sasori, para quitarle su anillo de su dedo y guardarlo en donde almacenaba sus shurikens.

- Naruto… ¿Qué clase de técnica ha sido esa? – Preguntó Neji, aun asombrado.

- Esa técnica fue la versión definitiva del Rasengan. Me ha costado mucho tiempo llegar a dominarla por completo, en un principio no la podía utilizar porque en mi brazo me generaba lo mismo que a mi oponente en su cuerpo, corría riesgo de perder mi red de chakra, pero por suerte pude solucionar ese problema… - Contestó el Uzumaki, mientras observaba su brazo derecho.

- Fue increíble Naruto… - Susurró la Yamanaka – Además, lograste derrotarlo sin exponerte a su veneno – Agregó la pelirrubia, observando a su amigo con una sonrisa.

- Logramos derrotarlo, ustedes también lucharon muy bien chicos, creo que hicimos un buen trabajo – Respondió el jinchuuriki con una gran sonrisa, mientras se revolvía sus cabellos.

- Vaya vaya, veo que se divirtieron un poco aquí – Susurró de repente el ninja peliplata aún exhausto y siendo ayudado por Yamato, apareciendo enfrente de sus alumnos mientras observaba la destrucción del lugar.

- Kakashi-sensei… ¿Se encuentra bien? - Preguntó la pelirrubia, al observar el estado del ninja copia.

- He estado mejor, solo necesito descansar… - Contestó con una sonrisa cansada.

- Lo bueno es que aún quedan dos días para el encuentro con el espía de Orochimaru, usaremos ese tiempo para reponer nuestras fuerzas, ya que pelear en este estado sería un suicidio – Comentó Yamato, observando con cansancio a los demás shinobis.

- Tienes razón Yamato-taicho, debemos descansar, después de todo hemos derrotado a los dos Akatsukis y logramos cumplir uno de los objetivos de nuestra misión, ahora podremos centrarnos totalmente en Orochimaru – Agregó el Uzumaki, soltando un suspiro para luego sentarse en el suelo.

- Bueno, creo que lo mejor será buscar un lugar en un buen estado para poder acampar, ya que aquí será algo incomodo… - Susurró el anbu de pelo castaño, mirando el estado de lo que anteriormente había sido un gran bosque y ahora mas bien parecía el mismísimo desierto de Suna debido a la explosión de la técnica del Jinchuuriki.

- ¡En marcha entonces! - Exclamó la Yamanaka, comenzando a caminar siendo seguida por Sai, mientras Neji ayudaba a Naruto a ponerse de pie, al mismo tiempo en que Shikamaru ayudaba a Yamato a cargar a Kakashi.

Así los shinobis de Konohagakure comenzaron a caminar rumbo a un lugar apto para poder descansar luego de esas difíciles peleas que debieron afrontar. Todos iban alegres por sus victorias, pero el rubio se encontraba serio y sumido en sus pensamientos.

- Sakura-chan, aguardame y se fuerte, ya estoy cerca de ti… - Susurró para si mismo, observando el cielo azulado para luego igualar el paso de sus compañeros.


Bueno, hasta acá llegamos por hoy, espero que les haya gustado! Saludos!
avatar
mateeens
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 23
Edad : 22
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por CerezoIntenso el Lun Mar 06, 2017 10:10 am

vaya! Me impresiona la destreza que ha obtenido naruto en todo su entrenamiento. Muy buen capitulo, ya se acerca lo bueno... Espero conti pronto. Saludos!
avatar
CerezoIntenso
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 301
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por clari.kana el Lun Mar 06, 2017 5:23 pm

holaaaaa, genial capitulo, con mucha accion.

Naruto es sorprendente, ya quiero leer el siguiente.
avatar
clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 382
Edad : 24
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Miér Mar 08, 2017 3:51 pm

Excelente capitulo estoy ansiosa por leer si por fin naruto se encontrará con sakura, y creo que a naruto le sentaron los años de entrenamientos está peleando de una forma fuera de este mundo espero por la conti.
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por mateeens el Jue Abr 06, 2017 10:47 am

Hola a todos! Antes que nada muchisimas gracias por comentar, me alegro que les este gustando hacia dónde va la historia! Ya se acerca el clímax de esta etapa del fic, asi que no los entretengo mas, aca les dejo el nuevo capitulo!

Capítulo X: La Aparición de la Serpiente.:

Capitulo X: La Aparición de la Serpiente.

Luego del duro enfrentamiento ante los dos miembros de Akatsuki, el grupo de Konohagakure se dedicó a descansar. Al día siguiente la mayoría del equipo se encontraba totalmente recuperado, excepto Kakashi que aun se encontraba agotado por haber utilizado el Mangekyo Sharingan. Luego de desayunar y hacer algo de tiempo se acercaron al lugar donde al día siguiente deberían enfrentarse a los supuestos espías de Akatsuki o incluso a los hombres de Orochimaru.
Al llegar al puente Tenchi comenzaron a reconocer el lugar y a observar si había algo del ambiente que podrían utilizar a su favor.


- Podremos escondernos en aquellos arbustos hasta que ellos aparezcan – Propuso Neji, señalando los arbustos que se encontraban a unos veinte metros del puente.

- Es una buena idea, pero no creo que se acerquen si es que no ven a ningún Akatsuki esperándolos encima del puente… - Comento el joven Nara, pensativo.

- Ahí es donde entro yo – Interrumpió Yamato con una sonrisa – Usare un Henge no Jutsu con mi Mokuton y tomare la forma de Sasori, así podremos engañarlos y atraerlos.

- Me parece bien Yamato, creo que así lograremos engañarlos, además tu Mokuton: Henge (Elemento Madera: Transformación) es el mas realista que he visto, seguramente caerán en la trampa. - Comento el ninja copia aun notándose su cansancio.

- No estamos contando con que ellos tengan algún tipo de ninja sensor, si fuera así estaremos perdidos y solo será una pérdida de tiempo el escondernos… - Susurro la Yamanaka, llamando la atención de sus compañeros.

- Creo que tengo la solución, conozco una técnica capaz de esconder nuestras presencias – Contesto el Uzumaki, atrayendo la atención de los demás – Era una simple técnica de ocultamiento que Jiraiya-sensei usaba frecuentemente cada vez que tenía que “recabar información” - Comento Naruto, con una gota de sudor en su nuca – Me pareció una técnica muy interesante por lo que decidí aprenderla y luego de varios días logre perfeccionarla. Ahora no solo puedo ocultarme físicamente, sino que también puedo ocultar nuestra presencia. - Informo, sorprendiendo a todos.

- Viejo pervertido… - Musito Ino, recordando los hábitos del Sannin de recabar esa información usualmente en los baños termales de mujeres.

- Una técnica muy interesante… - Susurro Sai, algo sorprendido por la cualidad de ese jutsu.

- Después de todo Jiraiya-sama es reconocido mundialmente por sus cualidades como espía, no me extraña que tu también te destaques en ese tipo de técnicas Naruto. - Felicito el ninja copia con una sonrisa – Al parecer ya tenemos todo planeado, aprovechemos el tiempo que nos queda para descansar, ya que seguramente lo necesitaremos – Ordenó el Jounin, para luego observar como todos se marchaban a descansar, excepto su alumno que se había quedado a la par suya - ¿Sucede algo Naruto? - Preguntó con algo de intriga.

- Sensei, si mañana la misión se complica por algún motivo… - Susurró el Uzumaki seriamente.

- ¿Crees que mañana no aparecerán los espías de Akatsuki, sino el mismo Orochimaru? - Interrumpió, leyendo los pensamientos de su alumno.

- Orochimaru no es del tipo de ninjas que pasan por alto el tener un topo en su organización. Además, no me extrañaría que ese “topo” sea el que le facilita la información sobre Akatsuki – Respondió, ganándose la mirada de su sensei.

- Piensas que el supuesto espía de Akatsuki en realidad es un doble espía que le da información a Orochimaru… - Susurro seriamente el ninja copia.

- No sería algo raro, después de todo Orochimaru abandonó Akatsuki hace unos años, por lo tanto seguramente el debe ser uno de los objetivos de esa organización por todo lo que él sabe acerca de ella. No me extrañaría que quisiera información acerca de sus pasos para estar atento y escapar o adelantarse a ellos según el caso. - Comento el Uzumaki – Lo más probable es que esto sea una trampa del mismo Orochimaru hacia los dos Akatsukis que nosotros derrotamos – Musito, observando el puente que al día siguiente seria testigo de un feroz enfrentamiento.

- Viéndolo desde ese punto es algo muy probable… ¿Entonces qué propones? - Consulto el peliplata.

- Si Orochimaru aparece, deja que yo me encargue y que nadie interfiera – Contesto el Uzumaki, apretando sus puños.

- Eso es peligroso Naruto, después de todo ni siquiera el Sandaime ha sido capaz de derrotarlo – Respondió el ninja copia seriamente.

- Ya lo sé, pero yo, de todos nosotros, soy el que más sabe de él, después de todo soy el alumno de su antiguo mejor amigo, además tu aún no te recuperas totalmente del enfrentamiento con aquel Akatsuki. Aparte tengo varios temas personales que resolver con el… - Susurro, apretando mas fuerte sus puños – Llevo tres años preparándome para este momento… El fue el culpable de todo lo que ha pasado, el fue el que persuadió a Sasuke para que tomase el camino de la traición y la venganza, además es el carcelero de Sakura-chan… Creo que me sobran motivos para querer derrotarlo con todas mis fuerzas – Musito con furia, mientras era observado por su sensei.

- Lo se Naruto… Está bien, te lo dejare a ti, pero si veo que algo se complica no dudare en interceder, después de todo yo también tengo varios motivos por los que quiero enfrentar a Orochimaru… - Comentó, golpeando el hombro del rubio amistosamente, mientras no pudo evitar recordar a sus dos antiguos alumnos, víctimas de la serpiente.

- Gracias Kakashi-sensei… - Susurro el rubio, agradeciendo al ninja copia.

- No debes dármelas, confío en ti Naruto, te has vuelto muy fuerte en estos tres años… - Respondió el Jounin con una sonrisa.

- Aun no has visto nada sensei… - Musito el Jinchuuriki con una mueca confiada.

- Vayamos a descansar Naruto, mañana será un día difícil… - Ordeno Kakashi, para luego dirigirse hacia sus demás compañeros junto con su alumno.

Así maestro y alumno se dirigieron a descansar junto con sus compañeros, esperando al día siguiente, en donde seguramente deberían esforzarse, ya que todo indicaba que se enfrentarían a uno de los shinobis más peligrosos del mundo.
Mientras tanto, a varios kilómetros del puente Tenchi, más precisamente en una guarida de ubicación desconocida, se encontraban tres shinobis en una habitación que daba una sensación lúgubre, totalmente cubierta por la oscuridad…


- Mañana debo encontrarme con Sasori en el puente Tenchi, Orochimaru-sama… - Recordó un joven peligris que llevaba unas gafas cubriendo sus ojos y una bandana con el símbolo de Otogakure.

- Es verdad Kabuto, no lo recordaba… Mañana te acompañare, ya viene siendo hora de que me deshaga de algunos de esos molestos Akatsukis, no dejare que se interpongan en mi camino – Susurro Orochimaru, con una sonrisa macabra – Sasuke-kun, luego seguiremos con tu entrenamiento, estas mejorando muchísimo, pronto iremos en busca de tu hermano – Comento, observando al joven de pelo azabache y poseedor del Sharingan.

- Hmmph, ya es tiempo de llevar a cabo mi venganza. Con mis habilidades con el Sharingan y mi nueva técnica seré capaz de derrotarlo. Aunque aún me queda algo por hacer para asegurar mi victoria – Susurro el Uchiha, seriamente llamando la atención de los otros dos shinobis.

- ¿Que es lo que te falta hacer Sasuke-kun? - Pregunto Kabuto, al mismo tiempo en que el Sannin sonreía sádicamente, sabiendo la respuesta.

- Algo que no pude hacer hace tres años… Matar a Naruto para despertar el Mangekyo Sharingan – Respondió, ganando la sonrisa macabra de los otros shinobis, al tiempo en el que salía de esa habitación.

- El momento se acerca… Pronto poseeré el Sharingan y seré invencible. - Musito Orochimaru, con el Uchiha ya ausente en la habitación.

- Sasuke-kun se ha vuelto muy fuerte ¿No cree que nos traerá problemas? - Pregunto el peligris.

- Su arrogancia será la clave para su fracaso, el cree que es más fuerte que cualquiera, pero aun le falta mucho para igualarme, tanto a mí como a Itachi… Lo tengo todo calculado Kabuto, llevo varios años ideando mi plan, y siento que esta pronto a llevarse a cabo… - Contesto el Sannin, mientras se relamía sus labios, pensando en la cercanía de su éxito.

- Seguramente tendrá éxito Orochimaru-sama... Iré a preparar todo para mañana, después de todo deberemos enfrentar a Sasori-sama y posiblemente a Deidara-san – Susurró el peligris, mientras se acomodaba sus lentes.

- No te preocupes, esos dos no nos significaran ningún problema. Ambos no se comparan a mi poder, probablemente sean los dos miembros de Akatsuki mas débiles de la organización – Respondió el Sannin, mientras observaba a su discípulo.

- Hmmph, por lo menos déjeme un poco de diversión a mi Orochimaru-sama... - Musitó Kabuto con una sonrisa, mientras se alejaba de la habitación.

- Siento como mi victoria se acerca... Pronto Konoha y el mundo shinobi caerán ante mi poder... - Susurró para sí mismo Orochimaru, mientras sonreía macabramente.

Alejado a varios kilómetros, se encontraba otra guarida subterránea, la cual parecía una cárcel. Estaba custodiada por varios ninjas con bandanas de Otogakure. En una de las celdas se encontraba una joven pelirrosada, encadenada y sentada en la “cama” con la que contaba en su celda, que consistía en un simple colchón totalmente sucio y roto. Hacía poco tiempo había sufrido las torturas a manos de sus carceleros, quienes la golpeaban, la humillaban y abusaban de ella a diario. Se notaba el cansancio emocional en el rostro de la joven, no podía disimular sus ojeras y tenía un semblante perdido, día a día iba perdiendo todas sus esperanzas en ser rescatada.

- ¿Cuánto más tengo que sufrir? Ya no aguanto más... Como me gustaría contar con la determinación de Naruto en estos momentos... El nunca se rendía, por más difícil que fuese su situación seguía adelante... ¿Se habrá rendido conmigo? - Se preguntaba a sí misma, mientras sus lágrimas no dejaban escapar de sus ojos – Por favor Naruto... Sé que fui muy egoísta y aún lo soy, pero eres tú el único que puede salvarme de este calvario... Aunque si te has rendido no podría culparte, yo misma me lo he buscado... Fui una estúpida, cegada por mis caprichos... Siempre te traté mal, tanto en la Academia como cuando formamos equipo, nunca me encargue de ayudarte cuando estabas mal o necesitabas ayuda... No merecía la atención que me dabas, mucho menos lo que tu sentías por mi... Ahora, después de todo por lo que pase, pude darme cuenta de la clase de persona que eres, tú espíritu para salir adelante después de todas las dificultades que viviste es admirable... - Susurró para sí misma, mientras cerraba los ojos imaginando el rostro de su rubio compañero – Aún recuerdo cuando el maldito de Kabuto me contó la verdad sobre ti... - Pensó, mientras comenzaba a recordar.

Flashback.

Había pasado un año desde que Sakura y Sasuke habían abandonado Konohagakure, un año desde la pelea que habían mantenido con Naruto en el Valle del Fin. Ahora la pelirrosa se encontraba devastada en una celda, encadenada de pies y manos mientras Kabuto la torturaba.

- ¡Mátame ya! - Exclamó la pelirrosa, mientras Kabuto se dedicaba a provocarle cortes en el abdomen y a tocarle sus muslos y distintos músculos con su bisturí de chakra.

- Me temo que no haré eso Sakura-san – Contestó el peligris con una sonrisa macabra – A Orochimaru-sama aún le sirves, además eres una parte esencial de su plan. En algún momento vendrán a rescatarte y ahí es cuando Sasuke-kun romperá todos los vínculos que lo unen a Konoha. - Comentó, llamando la atención de la pelirrosa.

- ¿A qué te refieres? - Preguntó, mientras se retorcía por el dolor.

- Seguramente sea Naruto-kun quien intente rescatarte, y ese será un gran combate para probar los resultados del entrenamiento de Sasuke-kun. Él lo matará, así no quedará ningún vinculo que lo una a la aldea y despertará el verdadero potencial del Sharingan – Respondió, manteniendo su sonrisa macabra – En verdad siento lastima por Naruto-kun, luego de todo lo que le ha tocado sufrir desde niño... Luego de haber perdido a sus padres el día en el que nació y de haber recibido la maldición que no lo deja vivir tranquilo hasta el día de hoy, el destino ha decidido cruzarlo con personas repudiables como ustedes, quienes se hicieron llamar sus “amigos” pero lo abandonaron cuando tuvieron la oportunidad, por lo visto, Naruto-kun ha nacido para sufrir. - Comentó, observando a la pelirrosa, ganándose su mirada sorprendida – Oh, al parecer no conoces el secreto de Naruto-kun... Un secreto que toda Konoha esconde pero que es sabido a voces, te lo contaré, solo para que te sientas peor contigo misma – Susurró, mientras se acomodaba sus gafas, mientras la pelirrosa como podía le prestaba atención – Te lo contaré desde el comienzo, como debes saber, Minato Namikaze, el Yondaime Hokage, reconocido por muchos como el mejor Shinobi del mundo pudo salvar a Konoha del ataque del Kyuubi, derrotándolo en una ardua batalla en donde luego ambos perdieron sus vidas – Comentó – Una absurda mentira contada por el Sandaime Hokage para esconder la realidad, quizás no lo sepas pero el Kyuubi es el ser más poderoso del mundo, el Rey de todos los Bijuus, simplemente no puede ser derrotado y el Yondaime Hokage lo sabía, por eso mismo tomó la decisión de encerrar su alma y todo su poder en el cuerpo de un niño recién nacido, un niño que a pesar de su poco tiempo de vida tenía una cantidad inhumana de chakra capaz de neutralizar el poder del mismísimo Zorro. Él ingenuo del Yondaime creía que ese niño sería reconocido como un héroe por la aldea, ya que él era el que luchaba a diario y mantenía encerrado al Kyuubi dentro de sí mismo, salvando de cualquier peligro a todos los habitantes, tanto shinobis como civiles. - Explicó Kabuto, sin dejar de observar a la pelirrosa.

- No entiendo a donde quieres llegar... - Susurró Sakura, atenta a lo que el shinobi de Otogakure le estaba contando.

- No me interrumpas – Susurró, mientras volvía a cortar uno de sus músculos con su bisturí de chakra, provocando el grito de la joven – Como decía, finalmente resultó ser todo lo contrario a la voluntad del Yondaime Hokage, ese pequeño niño quedó huérfano el mismo día del ataque del Zorro, y todos los habitantes de la aldea no lo trataron como a un héroe como el antiguo Hokage deseaba, sino como a un monstruo, cuando observaban a ese niño no podían evitar mirar al mismísimo zorro de las nueve colas. Ese pobre niño le tocó crecer sin padres, sufriendo la soledad más cruda que puede llegar a existir, mientras que los aldeanos lo maltrataban, mental y físicamente. A pesar de los cuidados del Sandaime Hokage, muchas veces estuvo al borde de la muerte debido a los golpes que le propinaban los mismos habitantes de Konohagakure. Así creció, debatiéndose sobre el significado de su existencia. Pero contra todos los pronósticos, consiguió seguir adelante y no caer en la tentación del odio... Ese niño es ni más ni menos que Naruto-kun, el es el Jinchuuriki del Kyuubi... - Susurró, shockeando totalmente a la pelirrosa.

- Naruto... - Musitó, mientras comenzaba a llorar pensando en su antiguo compañero y recordando su infancia, como cuando sus padres no la dejaban acercarse al rubio e incluso cuando estaban en contra de que el integrara el mismo equipo que ella.

- Es irónico que luego de pasar tanto dolor, cuando creyó encontrar personas que justificaban su existencia, ustedes lo abandonaron como si fuese un perro. Sin duda tengo lastima por Naruto-kun, mas si pienso que él no se da por vencido para recuperarlos, pienso que es muy tonto e ingenuo o es una gran persona a la cual el destino ha decidido no dejar que sea feliz, cruzándolo con personas asquerosas como ustedes, como tú, Sakura-san... - Susurró, hiriendo aún más a la pelirrosa que no dejaba de llorar – Creo que he terminado por hoy, te dejaré pensando lo que te he dicho, quizás hasta eso sea más doloroso que todo el dolor físico que te he provocado – Musitó, luego de curar a medias los músculos de la joven, para luego marcharse.

- Naruto... Lo siento... - Susurró para sí misma, mientras un mar de lágrimas seguía dándose paso a través de sus ojos.

Fin del Flashback.

- Sin duda fui una pésima amiga para ti, nunca merecí tu amistad. Por eso quiero una segunda oportunidad, quiero volver a reír contigo, quiero volver a ver tu determinación y cuidar tu sonrisa. Te prometo que si salgo de esta nunca más te lastimaré, me encargaré de proteger tu sonrisa con todas mis fuerzas. Me haces mucha falta Naruto, no te harías una idea de cuanto... Aún no quiero perder la esperanza, por favor... - Pensó para sí misma, mientras no paraba de llorar pensando en su antiguo compañero.

Así, luego de llorar por un tiempo, como lo hacía prácticamente todos los días desde que estaba cautiva, la pelirrosa se quedo dormida sobre su intento de cama debido a su cansancio físico y emocional. Ya no aguantaba más, si aún seguía viviendo era por pensar en sus amigos de Konoha y en el joven rubio particularmente, pero ya era demasiado, no aguantaría mucho tiempo más...
Al día siguiente, por la mañana, ya se encontraba Yamato, transformado en Sasori con el cuerpo de Hiruko sobre el Puente Tenchi, mientras todo el equipo restante de Konohagakure se encontraba escondido entre los arbustos.


- Naruto, ya se acerca la hora... - Susurró Shikamaru, mientras observaba al rubio.

- Lo sé Shikamaru – Contestó Naruto, mientras terminaba de formar sellos – Ninpo: Toton no Jutsu... (Arte Ninja: Escape Transparente) – Susurró el rubio, mientras comenzaba a desvanecerse su imagen, al igual que la de sus compañeros – Con esto solo podrán detectarnos si cuentan con el Byakugan o el Sharingan, ningún ninja sensor podrá descubrirnos – Comentó el Jinchuuriki.

- Perfecto – Susurró el ninja copia – Yamato, ya estamos en posición, en teoría en diez minutos debería aparecer el espía. – Informó desde el comunicador.

Pasaron los diez minutos y luego dos siluetas comenzaron a aparecer desde la profundidad del bosque, llamando la atención del Anbu quién se quedó estático al descubrir de quienes se trataban.

- Al fin nos volvemos a encontrar Sasori... - Susurró Orochimaru, mientras observaba con una sonrisa macabra a la figura del Akatsuki – Al parecer no esperabas mi presencia aquí, es una lástima que me hayas subestimado, habiendo pensado en que no me daría cuenta que tenías hipnotizado a Kabuto, has caído totalmente en la trampa... - Musitó, mientras seguía acercándose, quedando a unos cinco metros del Anbu transformado.

- Es hora de que salga de esa marioneta, Sasori-sama. - Susurró Kabuto, acercándose rápidamente ante el estático Yamato, mientras activaba su bisturí de chakra y le cortaba la cabeza a la marioneta, dejando ver al ninja de Konoha dentro de ella, quién luego dió un salto hacia atrás, dando la señal para que el grupo entero haga presencia.

- Vaya... ¿Qué tenemos aquí? - Preguntó el Sannin, cruzado de brazos, divertido por la situación – Estimo que han derrotado a Sasori y a su compañero, vaya sorpresa... El chico Nara, el Hyuuga, la chica Yamanaka, uno de mis experimentos, Kakashi-kun y... Naruto-kun... que interesante... - Susurró, sonriendo aún mas luego de decir el último nombre – Ha pasado mucho tiempo, Naruto-kun...

- Demasiado, Orochimaru... - Contestó, apretando sus puños sin sacar la vista sobre el Sannin.

- Hmmph, no me digas que vienes a rescatar a Sasuke-kun y a Sakura... ¿Acaso no entiendes que ahora me pertenecen a mi? - Preguntó Orochimaru, enfureciendo al rubio.

- Naruto, relájate y concéntrate, no pierdas los cávales, es lo que él quiere – Comentó el Nara, observando a su amigo.

- He estado preparándome durante tres años para este momento Orochimaru, no desperdiciaré la oportunidad para derrotarte – Susurró el Uzumaki, con sus ojos rojos debido a la furia que le provocaba la presencia de Orochimaru.

- ¿Qué esperas? Quiero divertirme contigo Naruto-kun, espero que no seas débil al igual que el inútil de tu maestro... - Provocó el Sannin, sin dejar de mirar al Jinchuuriki.

- Kabuto, yo también he esperado el momento de reencontrarte, esta vez no te escaparas – Susurró el ninja copia, observando al peligris.

- Eso lo veremos Kakashi-san... - Contestó Kabuto, mientras acomodaba sus lentes y empuñaba uno de sus kunais, para luego salir de encima del puente, siendo perseguido por los ninjas de Konoha, mientras que su maestro y el Jinchuuriki se quedaban sobre el frente a frente.

- Veamos qué es lo que tienes para mi, Naruto-kun – Susurró el Sannin con una sonrisa macabra.

- Pagaras por todo lo que has hecho, pagaras por haberte llevado a Sasuke y a Sakura-chan... Orochimaru, hoy sentirás mi verdadero poder... - Contestó el rubio, mientras se colocaba en posición de batalla enfrente del Sannin.

Y hasta acá llegamos! Espero que les haya gustado y no me maten por haberlo dejado ahí jaja! Espero subir el siguiente capitulo pronto y como siempre no esta de mas decir que son libres de comentar lo que quieran, las criticas son bien recibidas! Saludos a todos!
avatar
mateeens
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 23
Edad : 22
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por clari.kana el Dom Abr 09, 2017 2:28 am

buen capítulo cuanta emoción ya quiero leer el siguiente
avatar
clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 382
Edad : 24
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por CerezoIntenso el Dom Abr 09, 2017 7:45 am

Vaya! Esta muy buena la trama. Espero el siguiente capitulo pronto. Saludos!
avatar
CerezoIntenso
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 301
Edad : 21
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Mar Abr 11, 2017 8:22 am

esto pinta muy bien ya quiero leer la pelea que tendrá lugar entre naruto y orochimaru y si por fin lograra rescatar a sasuke y sakura.
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por mateeens el Dom Abr 16, 2017 11:28 am

Hola a todos! Gracias por comentar, hoy traigo un nuevo capítulo, ya estamos cada vez más cerca del esperado reencuentro! Espero que les guste!

Capítulo XI: El Verdadero Poder de Naruto.:

Capítulo XI: El Verdadero Poder de Naruto.

El mediodía recién comenzaba en Kusogakure, más precisamente en el Puente Tenchi, el sol se alzaba en todo su esplendor, dando una tarde totalmente soleada.

En dicho lugar el ambiente era sumamente tenso, sobre el puente se encontraba el Jinchuuriki del Kyuubi, enfrente de uno de los shinobis mas peligrosos del mundo.


- Hoy sentirás mi verdadero poder Orochimaru... - Susurró el rubio, mientras se colocaba en posición de batalla ante la atenta mirada del Sannin.

- Eso lo veremos Naruto-kun... - Contestó con una sonrisa macabra, sin dejar de cruzarse de brazos – Veamos si estas a la altura de Sasuke-kun – Musitó, con una sonrisa, al tiempo en que se colocaba en posición defensiva al ver que el rubio comenzaba a acercarse rápidamente.

Así comenzaron a intercambiar golpes en un enfrentamiento de Taijutsu a un nivel muy elevado. Ninguno lograba conectar un golpe al otro, ambos se esquivaban con maestría, aunque parecía que Orochimaru no se estaba empleando al máximo. En un momento en el que el Sannin parecía haber bajado la guardia el rubio intentó impactar un golpe de puño en su cuello, pero este movió su cuello de una forma inhumana, esquivando el golpe del Jinchuuriki, dejándolo totalmente expuesto para luego conectarle un duro golpe en el estómago con una de sus rodillas, seguido de un puñetazo en el rostro para lanzarlo unos metros hacia atrás.

- ¿Qué pasa Naruto-kun? ¿Acaso no te habías preparado durante tres años para este momento? - Preguntó el Sannin sonriendo y así enfureciendo al rubio.

- Maldito... - Susurró, recomponiendose de los golpes – Ahora verás – Musitó, comenzando a formar sellos - ¡Futton: Atsugai! (N/A: Elemento Viento: Fuerza Destructora) – Exclamó, lanzando una potente ráfaga de aire hacia el Sannin que con su paso cortaba la madera del suelo del puente.

- Hmmph – Bufó el Sannin, abriendo su boca, dando paso a una centena de serpientes que usó como escudo ante la técnica del Jinchuuriki – Deberás esforzarte mas Naruto-kun – Susurró, observando al rubio mientras formaba sellos - ¡Futton: Daitoppa! (N/A: Elemento Viento: Gran Penetración) – Exclamó Orochimaru, lanzando una gran ráfaga de viento hacia el rubio, quien comenzó a formar sellos rápidamente.

- ¡Katon: Kitsune Endan! (N/A: Elemento Fuego: Misil del Zorro de Fuego) – Gritó, formando un proyectil de fuego con forma de zorro que atravesó la técnica del Sannin, absorbiendo el viento para potenciarse y dirigirse directo hacía el ninja de Otogakure, quien incapaz de esquivarlo volvió a abrir su boca para dar forma a un nuevo cuerpo, mudándose de piel y así logrando escapar de los efectos destructivos de la técnica del rubio – Eres un monstruo – Comentó el Uzumaki al observar la técnica del Sannin.

- Muchos me lo han dicho – Contestó con una sonrisa macabra, mientras sacaba de su boca una serpiente, la cual liberó su gran espada Kusanagi – Tú última técnica ha sido interesante Naruto-kun, pero ahora veamos que haces frente a Kusanagi – Comento, esgrimiendo su espada para luego acercarse a alta velocidad al rubio, quién tomó uno de sus kunais de tres puntas para defenderse.

Ambos fueron a atacar con sus respectivas armas. Naruto solo podía defenderse ante la ofensiva de Orochimaru con su Kusanagi. Este se sorprendió por las propiedades de dicha espada, ya que ni siquiera fundiendo su kunai con su chakra Futton podía hacerle daño. Luego de defenderse con éxito contra algunas de las estocadas del Sannin, esté utilizó uno de sus brazos para golpearlo y así desestabilizarlo, para luego realizarle un corte vertical en su torso, cortando el chaleco de su uniforme y provocando el sangrado en dicha zona, por lo cual el rubio se separó.

- Mierda... - Susurró para sí mismo aguantando el dolor, mientras se tocaba la zona afectada.

- Eres débil Naruto-kun... - Comentó el Sannin con algo de diversión al ver a su oponente sufrir.

- Creo que es tiempo de que terminemos de jugar Orochimaru... - Contestó el Uzumaki, mientras ubicaba una de sus manos rodeada en un chakra verde en su herida, para cerrarla casi al instante, sorprendiendo al Sannin.

- Hmmph... Veo que tienes muchos trucos Naruto-kun, pero eso no te servirá de nada...

- Eso lo veremos Orochimaru. A partir de ahora me tomaré esto en serio... - Susurró, mientras se mordía uno de sus pulgares para luego formar sellos, ante la atenta mirada del Sannin - ¡Kuchiyose no Jutsu! (N/A: Técnica de Invocación) – Exclamó, golpeando el suelo con la palma de una de sus manos. haciendo aparecer una nube de humo, la cual al momento de disiparse, dejó ver a un pequeño sapo de avanzada edad, de color verde y con una barba blanca.

- Nos volvemos a ver Orochimaru-chan... - Susurró el pequeño sapo, sorprendiendo al Sannin, para luego colocarse sobre el hombro de Naruto.

- Fukasaku... Interesante... - Musitó el Sannin, con un semblante serio al reconocer a dicho sapo.

- ¡Ahora Fukasaku-sensei! - Exclamó el rubio.

- ¡Hai! - Asintió el sapo, formando sellos - ¡Gyaku Kuchiyose no Jutsu! (N/A: Técnica de la Invocación Invertida) – Exclamó, haciendo aparecer en el suelo a un clon de sombra del rubio quien se encontraba meditando - ¡Disípalo Naru-chan! - Ordenó, haciendo que luego el clon desaparezca en una nube de humo, mientras el original mantenía sus ojos cerrados ante la expectante mirada de Orochimaru.

- Modo Sennin (N/A: Modo Sabio), completo... - Susurró el rubio, abriendo sus ojos, mostrando unas ojeras rojas, sus pupilas horizontales y su iris de un color amarillento.

- Vaya, veo que dominas el Modo Sennin a la perfección Naruto-kun... Esto será interesante... - Susurró el Sannin con una sonrisa.

- Hasta aquí llegaste Orochimaru – Musitó, mientras el pequeño sapo volvía a colocarse sobre su hombro, para luego acercarse a una gran velocidad al Sannin, logrando impactarle un puñetazo limpio en su rostro, lanzándolo varios metros hacia atrás, donde chocó con varios árboles que se encontraban en uno de los extremos del otro lado del puente, donde volvía a comenzar el bosque.

Mientras tanto, alejados a unos metros de la batalla entre Naruto y Orochimaru, se encontraba el resto del grupo de Konoha frente a Kabuto Yakushi. El ninja copia, aún exhausto, no le quitaba un ojo de encima, al mismo tiempo en que el peligris le mantenía la mirada con una sonrisa.

- Esta vez te atraparemos Kabuto – Comentó el peliplata, mostrando su Sharingan.

- Lo mismo dijiste la última vez Kakashi-san – Contestó el peligris, mientras cubría ambas manos de chakra, utilizando su famoso bisturí de chakra.

- Todos tengan cuidado, el no los debe tocar, ya que si toma contacto con alguna parte de sus cuerpos les dañará sus tejidos – Informó el Ninja Copia, mientras se ponía en posición de combate, al igual que sus compañeros.

- Entendido Kakashi-sempai – Asintió Yamato, mientras formaba sellos - ¡Mokuton: Sei Mokuzai no Senbon! (Elemento Madera: Mil Troncos de Madera) – Exclamó, lanzando varios proyectiles de madera hacía el ninja de Otogakure.

- Mokuton no Jutsu... Así que tu eres el famoso experimento de Orochimaru-sama – Susurró el peligris, mientras esquivaba con maestría el ataque del anbu, al mismo tiempo en que hacía una secuencia de sellos - ¡Suiton: Suiryuudan no Jutsu! (Elemento Agua: Técnica del Dragón de Agua) -Exclamó, haciendo aparecer un gran dragón formado por el agua del cauce del río que se encontraba debajo del puente.

- ¡Yamato! - Exclamó Kakashi.

- ¡Hai! - Asintió el Anbu, quien entendió el mensaje del peliplata, mientras volvía a formar sellos - ¡Doton: Doryuuheki! (Elemento Tierra: Gran Muro de Tierra) – Exclamó, formando una gran pared de tierra, logrando así contrarrestar la técnica de Kabuto.

- ¡Te tengo! - Exclamó el Hyuuga, quien apareció a unos metros detrás del peligris, formando una extraña posición con su cuerpo – Acabas de entrar en mi Circulo Hakke, es tu fin. - Musitó con su Byakugan activado- ¡Hakke Rokujuyon Sho! (Ocho Trigramas, Sesenta y Cuatro Palmas) – Exclamó, golpeando al ninja peligris para cerrar cada punto de su flujo de chakra interno, pero para su sorpresa, ya finalizada la técnica, su oponente desapareció en una nube de humo - ¿Pero qué? - Se preguntó, cuando Kabuto tomó sus tobillos desde el suelo, destrozando sus músculos con su bisturí de chakra.

- Doton: Moguragakure no Jutsu (Elemento Tierra: Técnica del Topo Oculto) – Musitó, para luego salir de debajo de la tierra y darle una patada en el estómago al adolorido Hyuuga, lanzandolo hacia sus compañeros – Uno menos... - Susurró con una sonrisa macabra.

- ¡Neji! - Exclamó la kunoichi pelirrubia, acercándose para atender a su compañero.

- ¡Mierda! - Exclamó el Hyuuga, sintiendo un dolor punzante en ambos tobillos.

- Descansa Neji, nosotros nos encargaremos... - Comentó Yamato.

- Suiton: Mizu Rentogen (Elemento Agua: Rayo Acuático) – Susurró el peliplata, lanzándole a su oponente un chorro de agua muy comprimido, que destruía todo lo que se interponía a su paso.

- ¡Kagemane no Jutsu! (Técnica de la Posesión de Sombra) – Susurró el Nara, avanzando con su sombra para atrapar a Kabuto, este al observar la cercanía de ambas técnicas, decidió esquivar a las dos dando un gran salto, provocando la sonrisa de Shikamaru – Te tengo... - Musitó, realizando otro sello - ¡Kage Nui no Jutsu! (Técnica de la Costura de Sombra) – Exclamó, haciendo que su sombra se levante del suelo y se dirija a gran velocidad hacia el peligris, quien no la podía esquivar estando en el aire.

- Mierda... - Susurró, observando como la técnica del Nara se le venía encima, mientras formaba nuevamente sellos – Suiton: Mizu no Muchi (Elemento Agua: Látigo de Agua) – Exclamó, lanzando desde su boca un potente chorro de agua dirigido directamente hacia el Nara, quien se vio obligado a deshacer su técnica para poder esquivarla.

- ¡Ahora Sai! - Exclamó el Anbu, al observar al pelinegro que se acercaba a toda velocidad desde el aire encima de una de sus obras, mientras dibujaba en su pergamino.

- ¡Ninpo: Chojuu Giga! (Arte Ninja: Pergamino de Bestias Gigantes) – Susurró, creando varias bestias que se dirigían directamente al discípulo de Orochimaru.

- Eso no será suficiente – Comentó, esquivando a las bestias de Sai, para luego golpearlas, provocando que se deshagan en tinta, mientras luego formaba sellos mientras aspiraba aire - ¡Ninpo: Jaguchi Doku Kiri no Jutsu! (Arte Ninja: Técnica de la Niebla Venenosa de la Boca de Serpiente) – Exclamó, lanzando una gran nube de veneno de color púrpura hacía donde se encontraban todos los ninjas de Konoha.

- ¡Mierda! ¡Contengan la respiración! - Ordenó el Hatake con dificultad.

- Eso será una pérdida de tiempo Kakashi-san, ese veneno funciona a través de la piel, por lo tanto están perdidos desde el momento en que quedaron dentro de la nube de veneno – Explicó Kabuto con una gran sonrisa macabra.

- Estamos jodidos... - Musitó el Nara, ganando la atención del peliplata.

- Además no estoy en condiciones de seguir peleando durante mucho tiempo... - Contestó Kakashi, jadeando y transpirando debido al cansancio acumulado por haber vuelto a utilizar el Sharingan.

- Creo que esto no nos llevará a nada... - Comentó Kabuto, llamando la atención de sus oponentes – En estos momentos no me sirve matarlos, ya que al parecer tenemos a Akatsuki como un enemigo en común – Musitó.

- ¿Qué quieres decir? - Preguntó Yamato con dificultad debido al veneno, sin dejar de observar al shinobi de Otogakure.

- Quiero decir que en este momento a todos nos conviene seguir vivos, ya que al igual que ustedes, yo también pienso enfrentarme a Akatsuki, por lo tanto indirectamente nos ayudaremos compartiendo el mismo objetivo – Explicó el Yakushi, mientras se acomodaba sus lentes – Propongo una tregua momentánea, después de todo ustedes deben curarse del veneno que comenzará a hacer efecto ahora mismo... - Susurró, mientras buscaba algo en su bolsa ninja – Como muestra de mi compromiso, aquí tienen el antídoto – Dijo, lanzandole un pequeño frasco que contenía un líquido transparente a Ino – Aplica una pequeña dosis a cada uno y pronto estarán curados – Agregó Kabuto, mientras miraba al peliplata, quien observaba el estado de sus compañeros.

Los demás están afectados por el veneno, Neji se encuentra herido y yo prácticamente no me puedo mover por haber vuelto a usar el Sharingan. Además no sé como estará Naruto... Creo que aceptar la tregua de Kabuto es lo mejor – Pensó para sí mismo Kakashi, mientras observaba a Kabuto – De acuerdo... - Aceptó el ninja copia cerrando sus ojos, mientras se ganaba la mirada de los demás – Ino, aplícale la cura a cada uno y termina de atender los tobillos de Neji – Ordenó el peliplata.

- ¡Hai Kakashi-sensei! - Asintió la pelirrubia, para comenzar a llevar a cabo lo que su superior le había ordenado.

- La próxima vez no será igual Kabuto – Susurró el Ninja Copia seriamente.

- La próxima vez que nos encontremos te mataré Kakashi-san – Respondió el peligris, mientras volvía a acomodarse los lentes – Ahora veamos el enfrentamiento de Orochimaru-sama contra Naruto-kun, que al parecer esta interesante... - Musitó, observando encima del puente, donde se encontraban ambos ninjas.

- Es increíble, nunca había visto algo parecido... - Susurró Neji, mientras observaba a Naruto con su Byakugan activado.

- ¿Qué sucede Neji? - Preguntó Shikamaru, atento a su compañero.

- Naruto está absorbiendo la energía del ambiente y la está fusionando con su chakra... - Contestó Neji, sorprendiendo a los más jóvenes.

- El Senjutsu... - Susurró Kakashi sorprendido al comprender la nueva habilidad que manejaba su alumno.

- ¿Senjutsu? - Preguntó Ino, mientras terminaba de aplicar el antídoto a Sai.

- El Senjutsu es una habilidad que permite al usuario sentir y reunir la energía de la naturaleza que rodea el terreno para utilizarla a su favor. La energía del agua, la flora y la fauna... Luego se combina esa energía con su propio chakra, creando un nuevo y más poderoso chakra. Este chakra aumenta monstruosamente la fuerza de todos los ninjutsus, genjutsus y taijutsus del usuario – Explicó Yamato.

- Solo unos pocos han logrado dominar esa técnica a lo largo de toda la historia, como el Shodaime Hokage, el Yondaime y Jiraiya-sama... - Añadió el peliplata, sorprendiendo aún mas a los mas jóvenes.

- Es increíble... - Musitó Neji, mientras observaba como el rubio lograba conectarle un golpe en el rostro al Sannin, lanzándolo varios metros atrás hasta que este impacto con varios árboles que habían del otro lado del puente, donde iniciaba nuevamente el bosque.

Hasta acá llegamos por hoy! Espero que les haya gustado y como siempre sus críticas y comentarios son mas que bienvenidos! El próximo capítulo será de pura acción entre Orochimaru y Naruto! Abrazo a todos! Very Happy
avatar
mateeens
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 23
Edad : 22
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Mar Abr 18, 2017 10:31 am

Gracias por el nuevo capitulo se me hizo muy corto Onion jo ya quiero que pongas la pelea entre orochimaru y naruto espero por el próximo animo Onion ok Grito Alegria
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por mateeens el Miér Mayo 03, 2017 10:10 am

Hola a todos! Aca les traigo un nuevo capítulo, espero que lo disfruten y muchas gracias por seguir el fic!

Capítulo XII: Naruto vs Orochimaru.:

Capítulo XII: Naruto vs Orochimaru.

Naruto se encontraba expectante mostrando su modo Sennin, observando la nube de polvo que se había levantado luego de que el Sannin impactara con varios árboles debido a uno de sus golpes. Al poco tiempo la nube se disipó, cuando los troncos de dichos árboles volaron por los aires, mostrando al Sannin con una gran sonrisa macabra saliendo de entre los escombros.

- Muy bien Naruto-kun, ese golpe ha estado muy bien – Susurró, mientras observaba al rubio con su cuello aparentemente quebrado, para luego acomodarlo de una forma inhumana – No volveré a subestimarte Naruto-kun... - Comentó, mientras abría su boca, dando lugar a un nuevo cuerpo con sus extremidades traseras con forma de serpiente, para luego comenzar a acercarse a una alta velocidad al Uzumaki, mientras blandía su Kusanagi.

- ¡Cuidado Naru-chan! - Exclamó el pequeño sapo.

- Tranquilo Fukasaku-sensei – Susurró el pelirrubio, esperando al Sannin en guardia.

Así volvieron a enfrentarse en una ardua lucha de Taijutsu donde ninguno se sacaba ventaja alguna. A pesar de que el rubio estaba utilizando el Modo Sennin, no lograba impactar golpe alguno al Sannin, ya que este los esquivaba de una forma poco ortodoxa, realizando movimientos extraños e inhumanos con su cuerpo. Por otro lado, Orochimaru tampoco podía golpear al Uzumaki, ya que este no mostraba apertura alguna en su defensa, al mismo tiempo en que no perdía tiempo en contraatacar, por lo tanto debía estar siempre a la defensiva.

Debido al alto nivel de la pelea, el puente comenzó a balancearse de lado a lado y el cauce del río se volvió inestable, lo que provocó que el Sannin en un momento se desestabilizara un segundo, siendo aprovechada dicha situación por el Jinchuuriki, quien le propinó un fuerte golpe en el estómago, seguido de una patada directa en el rostro lanzándolo debajo del puente, hacia el río.

La antigua "Serpiente Blanca de Konoha" cayó en el río de pie, para observar imperturbable al rubio, quién se paró a pocos metros enfrente suyo, sobre el agua. Luego de mantener por unos segundos sus miradas, ambos comenzaron a formar sellos a una velocidad extremadamente rápida.


- ¡Suiton: Benbaku Mizu no Jutsu! (Elemento Agua: Técnica del Agua Atómica) – Exclamó el Sannin, creando una gigantesca Ola que se dirigía directamente hacia el pelirrubio.

- ¡Senpo, Doton: Tsuchiryuudan no Jutsu! (Artes Ermitañas, Elemento Tierra: Gran Dragón de Tierra) – Gritó, creando un enorme dragón de tierra, formado por ambas orillas del río, que se alzó cubriendo al rubio de la técnica del Sannin, para luego movilizarse con gran velocidad hacia su oponente, logrando golpearlo y hundirlo por debajo del agua.

El rubio quedó sobre el agua, esperando cualquier movimiento de Orochimaru, a quién no podía encontrar luego de haber sido golpeado por su técnica, hasta que su sensei se percató de algo.

- ¡Abajo Naru-chan! - Exclamó Fukasaku, cuando el Sannin tomó ambas piernas del jinchuuriki desde abajo del agua, para hundirlo junto con el.

Ya debajo del agua volvieron a enfrentarse en taijutsu. Los movimientos de ambos se veían ralentizados debido al peso del agua del río, pero aún así eran bastante ágiles. Siguieron así unos segundos, cuando el rubio comenzó a sentir la falta de oxígeno, el Sannin logró impactarle una patada ascendente en su rostro, mandandolo a volar fuera del agua, hacia la orilla del río.

- Mierda... - Susurró el rubio, tomándose el mentón debido al golpe, para luego escupir algo de agua que había tragado, mientras observaba como Orochimaru también salía de adentro del agua.

- Hace mucho tiempo que no tengo una pelea como esta Naruto-kun... - Musitó divertido el ninja, para luego lanzarle su Kusanagi con fuerza, mientras formaba sellos – Kusanagi no Tsurugi: Ku no Tachi (Espada Kusanagi: Larga Espada de los Cielos) – Exclamó, haciendo levitar a su espada, para comenzar a atacar a Naruto desde la distancia, mientras este debía defenderse para no ser cortado.

- ¡Fukasaku-sensei! - Exclamó, luego de dar un gran salto, esquivando la espada, mientras el pequeño sapo volvía a colocarse en su hombro.

- ¡Ahora Naru-chan! - Exclamó, mientras escupía aceite y fuego dirigido hacia Orochimaru.

- ¡Senpo: Goemon! (Artes Ermitañas: Gran Freidora) – Gritó, mientras le añadía una potente ráfaga de viento al ataque del sapo, realizando un ataque combinado devastador con dirección hacia el Sannin, quien debió volver a pararse encima del agua y comenzar a formar sellos rápidamente.

- ¡Suiton: Suijinheki! (Elemento Agua: Muro Acuático) – Exclamó, creando un gran muro de agua, que al entrar en contacto con la técnica combinada del rubio y del sapo logró frenarla en un 80%, creando una gran nube de vapor, aunque no pudo evitar llevarse algunas quemaduras. Al disiparse un poco la nube de vapor, se encontró con el rubio a escasos metros de su cuerpo.

- ¡Rasengan! (Bola Espiral) – Gritó, impactando su técnica en el estómago del Sannin, lanzandolo hacia la otra orilla e hiriéndolo en el proceso.

- A este ritmo este mocoso me derrotara, aunque... - Pensó para sí mismo con una sonrisa, reincorporándose luego de recibir de lleno la técnica favorita del rubio potenciada por el Senjutsu.

- No bajes el ritmo Naru-chan... Recuerda que no te queda mucho tiempo para mantener el Senjutsu – Aconsejó el pequeño sapo, mientras observaba al Jinchuuriki.

- Tienes razón Fukasaku-sensei – Asintió el rubio, quien volvió a acercarse a Orochimaru, para retornar el enfrentamiento de Taijutsu.

En esta ocasión el rubio logró conectar una seguidilla de golpes al Sannin, quien notó que no eran con la misma fuerza de hace unos momentos, por lo que dedujo que el Uzumaki comenzaba a cansarse. Luego de resistir dichos golpes, el Sannin pudo ver una apertura en la defensa del rubio mientras este intentaba atacar, por lo que logró contraatacar golpeándolo en el costado con un golpe duro, que posiblemente le había costado la quebradura de algunas costillas al rubio, para luego darle otro duro golpe en el estomago, haciéndolo escupir sangre y alejándolo varios metros, allí el Sannin volvió a formar sellos.

- ¡Mandara no Jin! (Ola de Diez Mil Serpientes) – Exclamó, lanzando de su boca una cantidad innumerable de serpientes, las cuales al mismo tiempo, cada una contaba con una réplica de la espada Kusanagi en sus bocas, dirigiéndose hacía el rubio.

- ¡Naru-chan, debemos destruirlas a todas! - Exclamó el sapo, sorprendido por la cantidad de serpientes armadas que se les acercaban.

- ¡Lo sé Fukasaku-sensei! - Contestó el rubio, mientras formaba sellos para luego dar un gran salto - ¡Senpo: Roketto Tenkiyoho! (Artes Ermitañas: Balas Meteóricas) – Exclamó, lanzando una gran cantidad de proyectiles cubiertos de fuego a alta temperatura, que, sumado a la velocidad en la que caían, su rango de impacto y destrucción aumentaba notablemente, logrando destruir a la mayoría de serpientes, excepto una que alcanzó a realizar un corte en la pierna al Uzumaki - ¡Mierda! - Gruñó, tomándose la zona herida, mientras el pequeño sapo remataba a la serpiente que había herido a su alumno.

- ¿Estas bien Naru-chan? - Preguntó.

- Si, no te preocupes sensei – Respondió el rubio, volviendo su atención al Sannin.

- Debemos terminar con esto rápido Naru-chan... - Comentó el sapo.

- Creo que es momento de usar esa técnica. - Contestó el rubio.

- ¡Es muy arriesgado Naru-chan! ¡Nunca la has usado utilizando el senjutsu! - Exclamó el sapo preocupado por el poder de dicha técnica.

Mientras tanto, todo el grupo de Konohagakure restante, junto con Kabuto se encontraban observando la batalla totalmente sorprendidos debido al nivel que mostraban ambos shinobis.

- Es increíble, nunca imaginé que Naruto-kun podría haber aumentado tanto su nivel... Sin duda está a un nivel superior que el de Sasuke-kun... - Pensó para sí mismo Kabuto, totalmente sorprendido del poder del rubio.

- Naruto está peleando de una manera fenomenal, sin duda esta a otro nivel... - Susurró Shikamaru, observando como su amigo volvía a ponerse en guardia frente al Sannin.

- Nunca vi una batalla igual, ambos están a un nivel similar. Nunca pensé que Naruto podría haber mejorado tanto... A pesar de que ambos resultaron heridos por las técnicas del otro, siguen de pie como si nada... - Comentó el Hyuuga, sin poder dejar de sorprenderse.

- Peleando así, la batalla está para cualquiera de los dos... - Susurró Yamato, también asombrado por el poder del Uzumaki.

- Y ni siquiera ha usado el poder del Kyuubi... No dejas de sorprenderme Naruto, estos tres años han sido complicados para ti sin duda, pero gracias a tu determinación, has conseguido convertirte en un shinobi extraordinario... - Pensó para sí mismo el ninja copia con una sonrisa totalmente orgullosa al ver el progreso de su antiguo alumno.

- ¡Naruto es asombroso! - Exclamó la Yamanaka con euforia, sacudiendo a Sai quien no quitaba la mirada de la batalla.

Al mismo tiempo, Naruto y Orochimaru volvían a enfrentarse cara a cara en Taijutsu. Ahora ambos se repartían golpes, ya se notaba el cansancio en los dos. El rubio tenía una de sus cejas cortadas y uno de sus ojos totalmente morado, mientras que el Sannin tenía el tabique roto al igual que su boca, ambos tenían el rostro cubierto de sangre y varios huesos rotos.

En un momento, Naruto se alejo unos metros debido a que Fukasaku había terminado de concentrar el Senjutsu para realizar su técnica final, mientras que el Sannin lo observaba expectante, preparado para actuar.


- Hasta aquí llegaste Orochimaru... - Susurró el rubio, mientras extendía la palma de su mano y comenzaba a moldear chakra, dando lugar a un Rasengan, rodeado por lo que parecía una Shuriken, para luego agregarle una mayor cantidad de chakra, sorprendiendo al Sannin.

- Si eso me toca estaré perdido... - Pensó para sí mismo Orochimaru observando la concentración de chakra, mientras se alejaba unos metros y se mordía ambos pulgares, comenzando a formar sellos.

- ¡Está listo Naru-chan! - Indicó el sapo, terminando de reunir las últimas fuerzas del Senjutsu que le quedaba al Jinchuuriki.

- ¡Muere Orochimaru! - Exclamó, levantando su mano, mostrando su colosal técnica - ¡Senpo, Futton: Oodama RasenShuriken! (Artes Ermitañas, Elemento Viento: Gran Shuriken Giratoria) – Gritó desaforadamente, lanzando su técnica hacia el Sannin, quien había terminado de formar los sellos de su técnica.

- ¡Kuchiyose: Sanju Rashomon! (Invocación: Triple Rashomon) – Exclamó, invocando tres enormes puertas de acero con unas extrañas imágenes como defensa ante el poderoso ataque del rubio.

Al impactar la técnica del rubio contra la primer puerta, se generó una poderosa explosión que terminó con todo el bosque que existía alrededor, generando una enorme onda expansiva que incluso desestabilizó a todos los shinobis que se encontraban de espectadores, los cuales para no volarse tuvieron que aferrarse a la tierra del lugar mientras eran sometidos a las poderosas ventiscas generadas por la misma técnica de viento.

Al disiparse la explosión y la enorme nube de polvo generada por el mismo jutsu, pudo verse a las tres colosales puertas invocadas por el Sannin totalmente destruidas, mientras que Orochimaru se encontraba tirado en el suelo, inmóvil.

- ¡Orochimaru-sama! - Exclamó Kabuto, quien al ver a su maestro en ese estado corrió rápidamente para asistirlo.

- A pesar de que el Triple Rashomon logró frenar la técnica, la onda expansiva me daño totalmente... Esa técnica es monstruosa, solo el Jinchuuriki del Kyuubi podría llevarla a cabo, aunque aun me queda un movimiento... - Susurró el Sannin para sí mismo, luego de escupir una gran cantidad de sangre con una sonrisa macabra, mientras seguía en el suelo, observando como el rubio había bajado la guardia – Adiós, Naruto-kun... - Musitó, mientras que realizaba un gesto con su mano derecha.

- Que es lo que está tramando... - Susurró Fukasaku sobre el hombro de un exhausto Naruto ya sin el senjutsu, observando al Sannin en el suelo – Será... ¡Cuidado Naru-chan! - Exclamó el pequeño sapo, al notar como la Kusanagi se acercaba a gran velocidad por la espalda del rubio, quien no la pudo esquivar, siendo atravesado en el estómago por dicha espada.

- Arrghh! - Gritó, escupiendo una gran cantidad de sangre, mientras se arrodillaba en el suelo.

- ¡Naru-chan! - Exclamó Fukasaku, notablemente preocupado por el estado del Jinchuuriki.

- ¡Naruto! - Exclamaron sus compañeros con terror al ver la escena del rubio siendo atravesado, para acercarse a toda velocidad a ayudarlo.

- ¡Ino, comienza a atenderlo ahora! - Ordenó Kakashi, mientras observaba a su alumno.

- Tranquilo Kakashi-sensei... - Susurró débilmente Naruto con una sonrisa – En el momento exacto pude moverme un poco para que no me atravesara ningún órgano vital – Comentó, provocando el alivio de los demás.

- Es verdad sensei, solo debo cerrar la herida y parar la pérdida de sangre, ningún órgano fue lastimado – Explicó la Yamanaka con una sonrisa de alivio, mientras extraía la espada del estómago del rubio, al momento en el que Sai desapareció.

- ¿¡Pero qué!? - Preguntó el Hyuuga, activando su Byakugan y observando cómo a lo lejos el pelinegro se unía a Kabuto para ayudar a Orochimaru a recomponerse y así escapar junto con los dos ninjas de Otogakure.

- Al parecer nuestra predicción se cumplió Kakashi-sempai... - Susurró Yamato, observando cómo Sai escapaba junto con ambos shinobis – No se preocupe, plante un rastreador en una de las comidas de Sai, por lo tanto nos guiará a la guarida de Orochimaru, crearé un clon para que se nos adelante – Comentó, mientras formaba sellos – Mokuton: Moku Bushin no Jutsu (Elemento Madera: Técnica del Clon de Madera) – Susurró, formando una réplica idéntica de él mismo, quien se dirigió hacía el camino que habían tomado Sai junto con Kabuto y Orochimaru – Por ahora preocupémonos en la recuperación de Naruto...

- Eres problemático Naruto, nunca cambiarás, pero peleaste de una manera increíble amigo... - Comentó el Nara con una sonrisa dirigida a su amigo.

- Gracias Shikamaru, aunque no pude derrotarlo, lo mejor será recuperarme rápido para seguir hasta su guarida, aún no terminamos con la misión – Contestó el rubio, colocando una de sus manos sobre su estómago para comenzar a curarse, ayudando a Ino.

- Vaya, ¿También sabes ninjutsu médico Naruto? - Preguntó la rubia, sorprendida al igual que sus demás compañeros, observando como el jinchuuriki emanaba un chakra verde desde su mano.

- Oba-chan ha estado enseñándome algo desde que regrese – Respondió, sorprendiendo aún más a sus compañeros, debido a que dominaba el jutsu a pesar del poco tiempo que había tenido de práctica.

- Kakashi-sempai, Orochimaru, Kabuto y Sai se están adentrando al bosque, en estos momentos se encuentran a unos cinco kilómetros de donde estamos nosotros – Comentó el Anbu, observando al ninja copia.

- ¿Crees que ya puedes continuar Naruto? - Consultó el ninja peliplata, observando a su alumno que ya se encontraba recuperado.

- Claro Kakashi-sensei – Respondió el Uzumaki, algo pensativo y con un semblante extraño mientras recordaba como Sai se había marchado con sus enemigos, al mismo tiempo en que se tocaba la zona de su estómago que, gracias a Ino y a su propio ninjutsu médico, ya se encontraba curado.

- ¿Qué es lo que tenía planeado Sai Kakashi-sensei? - Preguntó la kunoichi, observando al ninja copia que mantenía un semblante de pesadez y aún se encontraba cansado por haber usado el Sharingan.

- Bueno... Sai es un integrante de la Raíz, una división Anbu que no es leal a la Hokage, sino al Consejo, más en particular a Danzou, uno de los miembros más antiguos del Consejo... Danzou siempre ha tenido la ambición de ser Hokage, compitió por el puesto con el Sandaime e incluso se opuso a los nombramientos del Yondaime y de Tsunade-sama. Desde hace tiempo se cree que suele conspirar contra el Hokage de turno, utilizando a la Raíz... - Contestó Kakashi, recibiendo la atención de los cuatro shinobis más jóvenes.

- Danzou le impuso a la Godaime el hecho de que Sai integrará nuestro equipo, argumentando que las habilidades de Sai serían útiles para la misión de enfrentar a Orochimaru... Lo que Tsunade-sama en verdad sospechaba era que Danzou utilizaría a Sai de mensajero, para llevarle información o alguna propuesta a Orochimaru... Y por lo que vemos ahora, ella estaba en lo cierto. - Comentó Yamato seriamente, observando al bosque en la dirección a la que tenían que ir.

- ¿Pero qué es lo que podría proponerle Danzou a Orochimaru? - Preguntó el Hyuuga.

- La destrucción de Konohagakure – Respondió Shikamaru – Danzou no tiene la fuerza suficiente para realizar un golpe de estado y comenzar una guerra civil, por eso quizás busque la ayuda de Orochimaru ya que este también busca destruir Konoha, no me extrañaría que le esté proponiendo alguna especie de trato – Agregó, sorprendiendo aún mas a sus compañeros.

- Entonces no podemos permitir eso, debemos derrotarlos antes de que puedan atacar la aldea... - Susurró Neji, siendo observado por los demás.

- Y eso haremos... ¡En marcha! - Ordenó Kakashi, para adentrarse al bosque a alta velocidad por detrás de Yamato, siendo seguido por el resto del grupo.

Hasta acá llegamos por hoy, pronto subiré el siguiente! Espero que anden bien! Comenten y saludos!!
avatar
mateeens
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 23
Edad : 22
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por aduzumaki el Vie Mayo 12, 2017 4:28 pm

genial conti ya vimos el primer round y naruto es todo power ahora a esperar el segundo enfrentamiento jujuju estoy super ansiosa pon la conti pronto.
avatar
aduzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1008
Edad : 23
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto: Una Segunda Oportunidad. [+16] Capitulo 12 - 02/05/2017 -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.