That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

RESUBIDO: UN...UN... POR:-_Cielo_-

NaruSaku v2.0 ::  :: Shots

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

RESUBIDO: UN...UN... POR:-_Cielo_-

Mensaje por palamanz el Mar Abr 19, 2016 9:09 pm

ESTE TAMBIEN ES UN ONE SHOT RECUPERADO DEL ANTIGUO FORO... DISFRUTENLO

Spoiler:
UN…UN…
POR: -_Cielo_-

Varios días de pues, de casarse con la mujer que amaba, todo parecía perfecto para él , ya que la tenia todas las noches, todas las mañanas, todas las tardes, toda para él.

Un día cálido, cuando los árboles poseían pocas hojas en sus ramas. Él, creía saber que al tener a esa mujer, anhelada, para él, no necesitaría mostrar la misma ternura y amor de siempre.

Así que empezó a demostrarle menos amor y cariño que antes, total era suya que podía pasar. (“Quizás un error”)
-----------------------------------------------------------------------------

Eran las 20:00 de la noche, el viento soplaba frió ya que estaban en otoño, y Naruto ya debería llegar de trabajar, como era de costumbre.
Ella, abrigada con una campera de algodón blanco, se acerca a la puerta de su casa en espera de su marido, ya que no aguantaba estar sin él.

Al escuchar el ruido del auto, mas emocionada se sentía.
Abrió con un golpe seco la puerta, su esposa se dirigió a él y le proporcionó un abrazo cálido, el cual, en pocos minutos, se torna frió al no recibir respuesta por parte de él.

Desilusionada, no le dijo nada solo pensó que quizás se encontraba cansado como para abrazarla. Después solo lo siguió hasta la habitación, en donde se acostó en la cama y con vos tierna e inocente

“Naruto...te encuentras bien?!”

Fríamente y cortando todo aire de calidez

“Si..Sakura”. Ya no le decía nada amable, la trataba muy indiferentemente, ya que ya era su esposa, para que mostrar cariño.

“Amm, vas a comer alg...” (interrumpida)

“Mañana tengo una reunion muy temprano, así que me voy a dormir”

Ella bajo su cabeza y después, solo suspira, pero dejo todo como estaba. Ella, también trabajaba y aunque tuviera que levantarse temprano, nunca lo dejaba solo, pero él...

Se levanto de la cama y se dirigió a él, ya estaba cambiado para acostarse a dormir, lo abrazo un momento.

“Yo también voy a dormir...”

Sakura le decía en su odio suavemente , se separo de él, pero antes de hacerlo le dio un beso en los labio, cerrando sus ojos. Él también cerro los ojos, pero no respondió el beso, así como el abrazo.

Se separo de ella rotundamente. “Vamos a dormir...”

Lo miro algo triste y desalentada, mientras lo veía dirigirse a la cama -“como me gustaría que respondiera mis muestras de cariño..”- pensaba ella.

Después solo apago las luces y se recostó al lado de él.

Ella cerro sus ojos y solo soñaba tener de vuelta a su antiguo Naruto, ese que era tierno a toda hora, que la quería y que se lo demostraba. Solo deseaba eso...solo eso...

Él cerro sus ojos y se durmió rápidamente.

-----Lluviecitas de estrellas------Se difumina la imagen de naruto----------Dindindindin--

El reloj empezó a sonar ya era de mañana, y era algo tarde. (10:00)

Naruto vio el reloj, y de un salto se levanto de la cama, se dirigió al baño y se lavo la cara, se cambio.

Sakura también se levanto hizo lo mismo que él.

“Naruto...vas desayunar?”

“No tengo tiempo me tengo que ir”

“Bueno..”

Ella se acerca a él, y le dio un beso de despedida, el que habitualmente no correspondió, se separo de ella y salió rápidamente de la casa, en destino a su trabajo.

“Pero..” estaba por decirle algo, pero ya se había ido. “ Que le pasa, porque será que ahora me trata así..” (Suspiro.) “Bueno...” Salió de su casa y se fue al trabajo, el cual era ayudante económico del hokagen junto a Ino y Tenten.

“Buenos días” inclinándose con respecto hacia la hokagen

“Bueno días, sakura”

Miro a sus compañeras las cuales la miraron con algo de preocupación, ya que sakura se notaba triste.

“te sucede algo, sakura”

“Emm, no no se preocupen”

Después las jóvenes fueron enviadas a sus oficinas a empezar el trabajo. Las palabras de Sakura, no eran pasables para sus amigas, y sabían que algo andaba mal y no podía ser en sus circulo de amistad, debía ser en sus vinculo amoroso y todo esto llevaba a un solo hombre a su marido, Naruto.

Sakura se encontraba haciendo cuentas y copiando varios asientos contables de las ultimas entregas que se habían echo en la aldea , a través de varios sistemas PEPS y UESP.

Cuando sus concentración fue interrumpida por el golpe de la puerta de su oficina. Respondió a los golpe con un “Adelante” la persona obedeció era Ino, la cual se había escapado de sus obligaciones.

“Ino, que sucede?”

“A mí nada, es a vos la que te sucede algo!!”

“No como crees, tengo amigos excelentes, que me quieren y se preocupan por mí y estoy casado con el hombre que amo”

“Pero te pasa algo, yo lo se así que.....

“No me pasa nada, I..

“Cállate!! No termine de hablar hoy a la noche vamos a tomar lago y ahí me cuentas tu sufrimiento, escuchaste!!”

“Ino, no puedo...

Pero Ino ya se había ido sin escucharla

Suspiro y siguió con sus cosas, en la computadora con sus anteojos para el descanso de vista, copiando los asientos. Pensando en ir, de todas forma sino iba, su amiga se preocuparía mas y eso seria algo que ella no quería que pasara. Total su marido hoy trabajaba hasta tarde, así que llegaría antes de que él.

Cuando pasaron las ocho horas de trabajo, haciendo que el reloj marcara las 18:00 de la tarde como era Otoño, el cielo estaba oscurecido.

Su amiga no le dejo ni situaciones de escaparse de la oferta de salir a tomar algo, así que sin mas preámbulo se fue con ella.

Llegaron a un bar, de a pocas cuadra de su trabajo, entraron, se sentaron y pidieron un vaso de sake.

“Ino, nose que quieres pero a mí no me pasa nada, si! No te preocupes!!”

“A mí no me engañas, se que te pasa algo, sos mi amiga desde siempre y nunca te eh visto tan triste como ahora”

“Es solo por el día”

“O es solo por él”

“él?..te refieres a Naruto?”

“A sí es,,Naruto, seguro te esta haciendo sufrir, cuando lo agarre lo matare!!grrr”

“Ino, deja a naruto en paz, quieres!!”

“No, ahora me cuentas que pasa, te hace sentir mal, no te hablas, te enojaste con él o ya no te ama?”

Ella al escuchar la ultimas palabras de Ino, abrió rápidamente sus ojos y los fijo en ella, en un acto espontáneo su amiga se dio cuenta y encontró el problema de todo.

“Ahora veo”

Sakura solo bajo su cabeza, se estaba sintiendo mal nuevamente

“Sakura, porque crees que no te ama? “

“Porque ya no me lo demuestra, yo lo amo y haría todo por él, pero a él parece que ya no quiere verme y me esquiva...”

Poso sus manos en su cara, sus ojos no pudieron retener sus lagrimas, y empezaron a caer sin aviso sobre la mesa, ella no aguantaba la tristeza y el dolor de perderlo.

Ino sabia que no podría hacer nada, era un problema amoroso, entre ellos dos, lo único que podía hacer era decirle algunas palabras de aliento.

“Sakura, no creo que no te ame solo debe querer un tiempo..”

“Un tiempo!! Estamos hace un mes casados y ya quiere un tiempo a solas!!, a mí me parece que no!! Debe saber que no ama y nunca lo h...” No pudo terminar de hablar, ya que se le hizo un nudo en la garganta, un nudo de angustia y dolor, un nudo imposible de sacar. Su corazón se sentía destrozado y lastimado, no quería mas nada solo , a pesar de eso, no quería perderlo.

“Sakura..” No pudo decir nada mas, ya que sakura de un golpe se levanto de la mesa y salió corriendo del lugar, con la cabeza gacha con lagrimas en sus ojos.

Ino iba a seguirla pero seria inútil, sakura ya estaba lastimada por dentro y eso es algo que solo él podría curar y no ella, con sus palabras de aliento, a la ves se sentía inútil por no poder ayudarla. Pero en las herida de amor solo el amor los cura.

Corriendo llego a su casa y se dirigió a su habitación, recostándose en la cama, abrazando sus almohada y intentando ahogar sus penas y lagrimas.
Capitulo 2 “Un engaño..Una traición”

Llegada la noche, su esposo regreso sin el menor problema, ni mínima atención a ella solo se fue a su habitación a dormir, ya que había llegado mas tarde que de costumbre. Y al otro día como siempre a trabajar.

Sonó el reloj y ella abrió sus ojos algo hinchados por el llanto, toco hacia el otro extremo pero su marido ya no estaba, ya se había ido sin avisar, ni nada. Ya por estar mal por su actitud, y con cada idiotez que él hacia sin un porque, la estaban destruyendo y empezando a pensar que fue un error casarse.
Cada día se le hacia más triste, cada minuto él demostraba menos amor. Pero lo más raro era que no sabia porque, acaso ella había hecho algo que a él lo molesto, pero si se hubiera enojado, solo seria unos días, pero lo que él estaba haciendo ya era algo que la torturaba por dentro.
No quería decirle nada, quizás tendría razones para hacer lo que hace, pero cuales no podía pensar en alguna. Era el primer hombre de su vida, y eso la hacia primeriza, no sabia como actuar, ante esta situación nunca antes vivida por ella, solo apto por el silencio y la espera de una buena respuesta a sus múltiples dudas.

Se levanto de su cama después de pensar y pensar, se dirigió al baño, y mirándose al espejo su rostro le mostraba que no había dormido bien, las pequeñas ojeras debajo de su párpado, era la prueba suficiente.
Junto agua en sus manos y se lavo la cara, apretó sus ojos con los dedos y los masajeo.

Después solo salió del baño, se vistió y emprendió camino al trabajo. Otra vez lo mismo, los mismos saludos, las misma obligaciones, las mismas tareas, etc.

Concentrada en su computadora, recordaba viejos momentos con él y el echo del problema era el cambio de su actitud y actuación, ella era la misma que conoció desde siempre, entonces porque el había cambiado tan repentinamente, o mejor dicho tan bruscamente.
Solo tenia una respuesta a su inquietud y esa era “Que ya no la amaba...” no quería tener razón, solo que no encontraba otra respuesta, que otra podía pensar, si ya no mostraba cariño y parecía que él tenia las palabras contadas para hablar con ella, porque no le decía mas que 8 ocho palabras y a veces menos.

Resignada y dolorida solo siguió con su trabajo, hasta que fue llamada por su jefa.

“sakura, te llama Tsunade-sama”

Sakura algo preocupada, se levanto de su silla y fue para la oficina, pensando en que tenia suficientes problemas como para tener mas en su trabajo. Al llegar golpeo la puerta y entro ya anunciada, se inclina con respeto y espero que su jefa le hablara.

“Bueno días, sakura. Seguro te preguntaras que haces aquí?”
Ella afirma con la cabeza

“Bien eh visto tu trabajo y es espectacular como lo haces, así que a partir de ahora, no solo te encargaras de la sección del trabajo económico que haces, sino que serás también enviadas a misiones como ANBU MEDICO, ya que eres una de las mejores en eso, si?”

Algo sorprendida por las palabras, ya que seria enviadas a misiones ninja otra ves, y eso era algo fantástico ya que todo el día se la pasaba encerrada en una oficina y ahora poder viajar y respirar aire fresco como antes, la hacia sentir bien.

“Hai, muchas gracias Tsunade-sensei”

Se inclina y se retira del lugar, sintiéndose mejor por lo menos no era un problema mas en su vida, ya tenia bastante con la actitud de él.

Pasadas las ocho horas de cansado trabajo, ella se dirigió a su casa.

Al llegar lo primero que hizo fue notar que su marido aun no había llegado, no eran las 20:00 de la noche, pero como se había ido muy temprano hoy, lo lógico seria que volvería mas temprano de lo común. Entro a su casa y se dirigió a la cocina, tomo algo de leche y refresco su cuerpo con una ducha de agua tibia, se quedo varios minutos debajo del chorro de agua intentando olvidar los problemas, aunque sabia que era imposible ya que los problemas se encuentran en casa, el hogar, el refugio de uno.

Se vistió y se recostó en la cama, cerrando sus ojos tranquilizándose, cuando escucho el abrir de la puerta de la sala. Salió rápido de su habitación, y se asomo a la escalera, y de ahí vio que era su esposo el cual había llegado exactamente a las 18:45.

Ella lo miro y él la miro a ella, por unos minutos, después él le dirigió una sonrisa, pero era menos que una sonrisa era un mueca y no una agradable. Las sonrisas son cálidas y al verlas te despiertan entusiasmo, pero esta no mostraba nada solo como algo forzado, frió e indiferente.

Después se dirigió a la cocina, ella no quiso bajar así que se dirigió a su habitación nuevamente y acostó, otra vez la sensación de tristeza recorre su cuerpo, apartándola cada vez mas de la esperanza de ser feliz.

En la cocina se encontraba él, mirando el vaso de leche que se había servido y pensando, si estaba bien lo que hacia, no se preocupaba mucho tampoco. Solo tomo de un sorbo la leche y se fue a la habitación, mirando a su esposa la cual ya se había dormido, se acostó.

“Realmente que clase de mujer serás, Sakura?”

Después solo se durmió, sin darse cuenta que al poco segundo, una lagrima se deslizaba por la mejilla de ella.

Al otro día la rutina de siempre, él se va sin avisar, ella se queda se pone mal y después se va a su trabajo.

Suspirando, empieza a encontrar una solución a su problema.

Toc-Toc

“Hola sakura, que haces?”

“Pensar en algo!!”

“En algo?..Ahh cierto! Y que se te ocurrió?”

“Nada.. Pero creo que es la rutina la molestia, entonces la cambiare y ya por donde empezare!”

“Ehh, de que hablas que harás?”

“Iré a verlo a su trabajo, y hablare con él”

Su amiga asiente con la cabeza, en conformidad con su decisión y aparte por que se veía segura y emocionada. Y eso no era algo muy rutinario en ella.

“Yo te cubro!!”

“Ino..si tu entiendes nada de mi trabajo, como quieres cubrirme?!”

“No en tu trabajo ni loca te cubro! Lo que quise decir es que yo le avisare a Tsunade-sama y listo”

Se dibujo una cálida y tierna sonrisa en su rostro.
Y después se dirigió a su objetivo y quizás la salvación. Pero solo “quizás”
---------------------
En la oficina de Naruto, él era un ANBU superior y era el encargado de registrar las misiones, ordenes y cartas de auxilio, por parte de otras aldeas. También proporcionaba protección a las personas de la aldea.

Concentrado en el orden de su papeles, alguien lo interrumpió. Una mujer de cabellos largos, ojos marrones y tez blanca, la cual caminaba balanceándose mostrando su adorable figura.

“Y jefe, a decidido que hacer con su esposa?”

Preguntaba vulgarmente la joven, mientras se sentaba en su escritorio, y cruzaba sus piernas, apoyando sus manos sobre estas.

“Irma, te dije que no te subieras en mi escritorio!”
“Amm, Jefe no sea malo, y responda mi pregunta”

Con una mueca de descontento, cerro sus ojos y suspiro resignado.

“No are nada mas de lo que estoy haciendo...”

Sonrió maléficamente “Entonces, tomo mi consejo?!”

Asintió con la cabeza, dándole a ella mas esperanza para poder lograr el desastre total de la pareja y del resultada de las ideas absurdas que le aconsejaba como “secretaria”, o también como resentida enamorada de él.

Ella poso su mano sobre el respaldo de su sillón, y empiezo acercarse a él, sus labios quería encontrarse con los suyos y desatar la pasión que ella tenia guardada desde antes.
Acercándose cada vez mas, cuando sintió la mano de él, la cual la había posado en su rostro alejándola. Sin mas aviso, no cesó corrió la mano de él y de un solo movimiento sus labios se encontraron con los de él, besándolo, como comiéndose su boca no pudo separarla de él, era muy fuerte y no tuvo otra opción que responderle el beso, dándole lo que quería, para que lo soltara de una vez.

Un escalofrió recorrió su cuerpo, provocando soltar de golpe los labios de esa mujer, la cual parecía no querer ceder. La tomo de los brazos para alejarla de él y con eso la detuvo.

“Que sucede, porque te detienes?...”

Sin palabras se quedo unos segundos.

“Si, porque te detienes?!!!!!”

Escuchando aquella voz, que sonaba triste, dolorida, quebrada. Y deseando que no fuera ella, que no fuera su mujer. Miro hacia un lado de su secretaria y la vio, ahí estaba recostada sobre el marco de la puerta, cruzada de brazos y con lagrimas en sus ojos.

Se estaba levantando de asiento para dirigirse a ella “Saku..

“No te levantes, ya me voy”

Salió del lugar corriendo, sin espera de un segundo, quería alejarse de él, alejarse de ahí, fue error haber venido, o fue lo mejor que pudo haber hecho, para descubrir todo.
El engaño, esa era la respuesta a todas las preguntas inconclusas en su mente, a esas preguntas que daban vueltas y vueltas en ella. Era algo inimaginable en él, pero al final era verdad, era la repuesta mas lógica, pero jamás se le había cruzado, porque era Naruto...era Naruto..

Viéndola correr, viéndola alejarse, viendo su espalda, mientras se alejaba, sentía como que algo importante le estaban arrancando de él. Se sintió arrepentido y desesperado. Poso sus manos sobre su cabeza. “Que hice, que estaba asiendo, que le estaba haciendo...” pensaba. Pero ya era algo tarde para reflexionar.

Esa noche volvió a su casa, pero ella no estaba.
Capitulo 3 “ Es la mejor opción”

Esa noche volvió a su casa, pero ella no estaba. La pura sensación de desencanto se apodero de él, quizás el echo de que mujer que amaba no estaba y de la situación, la cual un hombre se da cuenta lo que tiene cuando lo pierde, se estaba siendo realidad y verdad.
No podía creer lo tonto que había sido con ella y solo por querer hacer algo bien, termino todo al revez, obedeciendo a alguien desconocido que mostraba sonrisa, pero en el interior era una persona con sus propios propósitos de destrucción de su felicidad.

Ella no era la mujer que él creía que era, todo por los consejos y el llenar de la cabezas con las boberías mas escasas de coherencia del mundo, todo por simples palabras de una mujer llena de celos hacia su esposa, y lo malo es que había logrado su objetivo.

Chistaba de bronca, cada vez que recordaba los actos necios que había hecho hacia el amor de su vida, sobre los abrazos que no respondía, los besos que besaba, las sonrisas que no dedicaba. Todo, todo era algo doloroso para cualquier mujer recién casada, solo le quedaba seguir pensando, ya Sakura no estaba ahí, y no sabia donde podía estar.

Buscarla y rogarle volver, seria inútil, una mujer no perdona la traición, el engaño o cualquier acto que se hubiese echo en contra de su corazón.

Pero necesitaba explicarle que el acto no fue su culpa, sino... Tampoco podía escaparse, ya que él respondió el beso de esa mujer. ¡Maldición!¡No sabia que hacer!.

---------------------------
Recostado su rostro en las piernas de su amiga, estaba ella, llorando desconsoladamente, mojando el vestido de su amiga con sus lagrimas de dolor.
En su interior, parecía estar por todos lados los múltiples pedacitos de su corazón, el corazón que él había roto, ese corazón que quizás tárdese un tiempo en construirse.

Ino estaba preocupada, sakura no le había dicho nada todavía. Solo llego, la abrazo y desde entonces no ha parado de llorar. Con curiosidad, ya que al no saber que sucedía no sabia que responder al llanto, pregunto:

“Sakura, que sucede?..Que te hizo?..Descubriste el porque de su actitud y su distanciamiento? Eh?”

“La.....respuesta todas tus preguntas es que me engañaba!”

Al escuchar esa respuesta fue como una tristeza recorría su cuerpo, un cosquilleo horrible se apodero de ella, una sensación de dolor fue lo que le causaba semejantes palabras, y si eso le causaba a ella, no quería imaginar lo que le pasaba a Sakura.
No podía creer que alguien como él, allá echo eso, él tan bueno y sutil, con esos actos, era algo imperdonable.
Ella seguía llorando, su amiga le acariciaba el pelo. Sabia de sufrimiento, eran etapas de la vida que ella deseaba olvidar ya que lo había presenciado muchas veces.
Se durmió sin previo aviso, no había podido dormir bien en algunos días y en ese momento no resistía las ganas de dejarse llevar por el tren de los sueños y lo hizo, plasmo.
-------
Estaba él mirando el techo de su habitación, de un movimiento desvió su vista a una fotografía que se encontraba en la mesa de luz de su esposa, si aun la podía llamar así. La tomo, era la foto de los dos, en la boda, examinaba todo, su sonrisa, sus ojos hermosos, su expresión de felicidad.
Como podía ser que tantos años de estar juntos, y a un mes de haberse casado, allá tirado todo a la basura, por una de las cosas más tontas del mundo, pero a la vez una de las cosas más fuertes en el mundo del amor, y eso era -La desconfianza-
Se quedo dormido contemplado su rostro y deseando volver a tenerla.

Al otro día, se levanto cansado, no tenia ganas de nada solo de salir a buscarla. Pero no tenia agallas de verla a la cara, después de lo que había echo.
Se vistió y se fue a su trabajo como de costumbre, pero esta vez frió, ya que la única persona que le proporcionaba calidez era ella y ahora la había perdido.
----------------------------------------------
Ella se levanto y se fue a trabajar, sin ganas ni entusiasmo pero fue junto a su amiga.
Al llegar saludo a todos y se encerró en su oficina, prendió la computadora y otra vez a la rutina, la rutina que quizás fue un error romper ese día, o tal vez una favor a su matrimonio.
-----------------------------------

Sentado en su oficina, después de despedir a su secretaria, estaba pensando en como recuperarla, pero siendo tan duro en eso, nose le ocurría en nada.

“Jefe!!” decía mientras se acercaba a él

“No te dije que estabas despedida, vete de aquí!”

“ay jefe no sea malo, solo hice algo que lo salvo, para su bien!”

Se levantó de asiento de un salto y con cara de odio “Para mi bien!, me arruinaste la vida, hiciste que mi mujer me dejara, que no volviera, que se alejara que es lo bueno para mí”

“Que ahora esta solo y yo también”

Un gesto de bronca, y de rabia expresaba todas las palabras de él, sin decirlas. Comprendiendo el mensaje salió de la oficina, casi asustada. No quería decir nada mas, ya que sabia que si lo hacia él seria capaz de cualquier cosa en ese estado.

Se sentó bruscamente y gruñendo de bronca recordó su problema.
----------------------------------
Salió de su oficina, y fue a ver a su jefa, con un único propósito hacer algunos papeles oficiales.
Recordando el favor que Tsunade-sama le debía, se lo pidió decidida. Ella acepto con gusto, sin problemas y se los dio, ya autorizados solo faltaban las firmas.

Salió de la oficina, y del edificio, en camino al edificio en donde se encontraba su esposo.
Él sentado escucho el abrir de la puerta, dirigió su vista a ella y vio que su esposa estaba ahí, con la mínima esperanza del perdón

“Sakur..

“Silencio! Solo vine a traerte esto!” .Dejándole varios papeles en su escritorio.

Totalmente desconcertado “¿Qué es esto?”

“Lo que esperabas.........El divorcio!!. O que pensabas que te iba a perdonar! ”

Sorprendido “Eh...”

“¡Me decepcionaste! ¡Decepcionaste toda mi confianza! Todo los sentimientos que sentía al verte, con todo acabaste. Mi corazón, como cuando una copa de vidrio cae al piso y se hace mil pedazos, así rompiste mi corazón con el engaño”

“Sakura, yo...

“Solo fírmalos y déjame en paz!” Decía mientras corría a la salida, para alejarse de él.

Naruto se quedo perplejo ante su esposa, la cual se marchaba.
Mirando los papeles que estaban ahí arriba de su escritorio, esos papeles que en letras enormes decía DIVORCIO y los cuales ya estaban autorizados por el hokagen, esos papeles que creía que nunca vería en su vida. Los tomo, los leyó no mucho, sabia que era la decisión de ella y lo mejor seria dejarla ir, él no pudo hacerla feliz y quizás otro hombre si pudiese.
No quería tomar esa decisión, quizás él podía hacer algo, pero mejor dejo de engañarse y sin más remedio los firmo.

Sakura recibió los papeles al día siguiente, con su firma solo faltaba la de ella y ya estarían divorciados. No le tembló el pulso cuando empezó a escribir en los papeles, su nombre y su firma, totalmente decidida.
Lo peor para una mujer era el engaño y más para las que lo consideran la muerte del matrimonio o la pareja y no un simple acto pasajero.

Ya estaba todo los dos volvían a ser Sakura Haruno y Naruto Uzumaki. Solteros por derecho y al revez. XD

Sakura se los dejo a Tsunade-sama y después se retiro, libre no, contenta aun lo amaba y separarse de él le había dolía mucho, pero lo que mas le dolía era recordar como la besaba a ella, sin desearlo la imagen transitaba por su mente, molestándola y lastimando mas su corazón.
“Sakura!! Me entere que te separaste!”

“Tan rápido! Bueno Ino, no tiene que decirlo es que no quiero hablar de eso!”

“Esta Bien! Pero, hoy iremos a tomar algo!”

Desanimadamente “¿A tomar algo? ¡Es que yo... !”

“Nada! Vienes y listo!”

Haciendo sus ojos una rueda, asintió aceptando resignada la oferta de ella.

Esa noche salieron del trabajo y se fueron al lugar más festivos que encontraron “Andel”
Entraron y bailaron un poco, tomaron varios vasos de cerveza, ahogando penas.
Ino salió a bailar con el primero que se le cruzo dejándola sola, en el bar del lugar, pero no por mucho tiempo ya que un hombre con expresión amable se le acerco a ella y le pido si lo dejaba sentarse, como de costumbre hubiera dicho que no, pero no pude decirlo igual que podía pasar. Él se sentó a su lado se presento, su nombre era Sai y después empezó a hablarle de él preguntándole cosas a ella, preguntando tonterías como “si le parecía que llovería” si le gustaba la nieve y cosas cada vez más raras.

Minutos después él le propuso si no le apetecía salir mañana con él a almorzar, ella acepto con gusto después varios comentarios graciosos de él, no le parecía un mal chico.

“Bien mañana te paso a buscar, a las 12:30 ¿te parece?”

“¡Bien! ¡Ve a esta dirección!” Dándole un papel con la dirección de su trabajo, mañana salía temprano, así que no habría ningún problema en salir a almorzar.

Después se despidió de él, Ino y Sakura se fueron a sus casas, pensando en que quizás la salida de Ino fue una ayuda.
Solo había que esperar el mañana.
-------------------------------------------------------------------------
Recostado sobre su cama, y pensando, en lo que el beso con una mujer extraña había causado.
Se quedo dormido, pero con una idea, la idea de ir a verla mañana, aunque lo rechazara, quizás mala, quizás buena, la cosa era que ya estaba decidido.

A esperar el mañana.........

Capitulo 4

A la mañana siguiente dispuesto a ir a buscar a Sakura, y hablarle aunque lo rechazase, él quería por lo menos ver sus ojos, oler a la distancia su perfume, verla solo quería verla otra vez.

Saliendo de su casa, camino hasta el trabajo de ella, era algo tarde, ya era mediodía, eso se suponía que debería estar allí.
Al llegar se encontró con una sorpresa, Sakura estaba ahí parada posada sobre la pared, con su cartera en la mano, dispuesta salir.
Miro su reloj y eran las 12:30, acaso hoy saldría tan temprano de trabajar, se preguntaba. Dispuesto a acercarse a ella, sabiendo que era su oportunidad para hablarle. Un auto se detuvo en donde estaba ella, lo manejaba un hombre de piel pálida, quien la miro y le dijo “Sube Sakura..”

Con una sonrisa ella subió al auto, después de saludar con un beso en la mejilla al chofer. Él arranco el auto y se fueron del lugar, dejando a Naruto con la boca abierta y ardido en rabia.

“Que!!!!! se llevo a Sakura, a mi Sakura!” Apretando sus manos, queriendo gritar de bronca.

Una vos a sus espaldas “Corrección tú Ex-Sakura”

Giro, para encontrarse con unos ojos celeste cielo, los cuales lo miraban con desgana.

“Ino, que haces aquí?”

“Mejor dicho, que haces tú aquí?!”

Se quedo mudo, no quería responder, ella lo seguía mirando mal, lo que se suponía era que ya sabia la verdad. Y que sakura había sufrido por su culpa, Ino era su mejor amiga, y si él decía una palabra ella seria capaz de darle varios golpes como consecuencia de su traición y estupidez.

Ino camino por al lado de él, y sin prestarle mas atención de la ya había dado y camino hacia el edificio de trabajo, sin dirigirle mas palabras.

Bajo su cabeza, y después dirigió sus ojos hacia el cielo, decidido a algo.

Camino varias horas pensando en un porque, para la triste situación en la que se encontraba. Un como, un porque si ayer era feliz, hoy era el hombre mas desdichado del mundo, y eso solo por perder a una mujer. Quizás hay millones para él, pero siempre ay una para cada uno, que nunca podrá ser remplazada, ni por la más hermosa de las mujeres. Ya que siempre conoces a una que hace sentir un hombre especial y que cuando se levanta, ni el dormir la hace fea, y ni el maquillaje la hace linda, porque ella es especial, y su naturaleza natural, es lo que hace a una mujer hermosa, mas el amor que te brinda, y la sonrisa que te dedica. Esa es la mujer especial, la que te hace sentir miles de sensaciones, sin importar la situación y circunstancia. Y él la había perdido.

Caminando se encontró con el auto rojo, el auto de sujeto que había venido a buscar a su esposa, cof-cof ex-esposa!

Entro al restaurante en el cual se encontraban ellos, estaban ahí sentados tomando una copa de vino.
Se sentó en una mesa alejada de la de ahí, por seguridad y precaución de no tirarsele encima a hombre que estaba con ella.
Los miraba a los dos, pero más a ella, no podía dejar de hacerlo, su sonrisa, su mirada, todo hace un mes era todo de él y ahora, quería darse la cabeza contra la mesa.

Paso unos minutos, que vio como él se levantaba de la mesa, para ir al baño. Era su oportunidad de acercársele, y eso hizo, con rápida agilidad se corrió hasta la mesa de ella, y se sentó en la silla en donde estaba él antes.
Sorprendida lo miro y después en sus ojos se veía rabia.

“Sakura, por favor! Tenes que escucharme!”

“No, No quiero! Así que ándate Naruto! No tenes papeles que arreglar con tu secretaria!”

“Ya no tengo secretaria!”

“Naruto ándate! No me interesa!..No ves que Sai va a venir enseguida!”

“Ahh se llama Sai, el inbesil que esta con vos!”

“No es ningún inbesil!! Él único inbesil sos vos Naruto!”

“Si, lose por perderte..Pero....

Un hombre aparece detrás de él, uno de su misma estatura, pelo negro y piel pálida. Con vos masculina “Sakura, Te esta molestando este vagabundo! “

De un salto se levanto de la silla, haciendo el mas ruido posible “A quien le dijiste vagabundo!”

Con una sonrisa burlona y presumida mirada “A tí, así que aléjate y deja de molestar a mi chica”

“TÚ QUE!!!? ELLA, NO ES TÚ CHICA!”

“No veo que tenga tu nombre!”

“Eres un idota!”

“Me parece que más idota sos vos! Al perder a esa mujer!”

“Cállate! No me vengas a decir que soy o no soy!”

“Solo digo la verdad y te podes ir, estas estorbando y encima arruinando el día”

“grrrr!! EL UNICO QUE ESTORBA SOS VOS!!”

Tal grito hizo que todos se giraran a la mesa, de donde provenían los gritos, y esa era la de ellos. Todos expectantes, miraban como dos hombres se estaban gritando el uno al otro.

“Yo solo digo que la puedo hacer más feliz que tú, sin engaños ni nad...

No pudo terminar de hablar porque sintió el feroz impacto de un puño, estrellándose contra su mejilla derecha. Haciéndolo perder el equilibrio y tirandolo al piso.
Todos sorprendidos quedaron por el acto, los mozos corrieron hacia la mesa para separar a los jóvenes, Sakura enojada solo se tapo la cara, por no ir golpear a naruto.

“Que haces inbesil!!” Pataleando hacia naruto, ya que sus manos estaban sujetas por los mozos.

“A mi no me vengas con estupideces, Me escuc...

“¡Basta, Naruto!” Dirigiéndose a Sai “¡Suéltenlo! Por favor”. Los mozos obedecieron y lo soltaron.. Sakura, tomo su mano y se lo llevo con ella. “Vamos, Sai”

Él asintió con la cabeza, y se fue con ella, pasando por al lado de naruto.
“Sakuraaa..”
Pero ella no le respondió y siguió caminando, dejándolo solo, y algo desanimado. Realmente Sakura no lo quería escuchar, eso significaba que....Adiós y Nada mas!
Salió del lugar.

Camino solo hasta su casa, al llegar entro, pero a la vez no quería hacerlo, quien lo esperaría allí, estando dentro o fuera, estaría solo igual.
Solo se sentó en el piso y espero que alguien lo matase de una vez! XD
-------------------------

Ella le pidió disculpa por el comportamiento de Naruto y se despidió de él. Dirigiéndose a su trabajo.

“Sakura como te fue!?”

“Todo bien! Hasta que Naruto llego!”

“Llego?!..Se fue para allá!?”

“Si, le pego a Sai, Ino. Casi lo mato, pero lo deje con los mozos!” (suspirando)

Sakura termino de hablar y se dirigió a su oficina, otra vez a seguir con su computadora, con su trabajo, con sus deberes.
Minutos después su estomago empezó a gruñirle de hambre, ya que por culpa de naruto se fueron antes de comer.
En su escritorio había una barra de cereal y fue eso lo único que comió.
------------------------------------------------------------------------
“Que voy a hacer?” Pensaba Naruto. Pero sus pensamientos fueron interrumpidos, cuando el teléfono empezó a sonar. Lo atendió y era.....
-----------------------
“Sakura te llama Tsunade-sama!”

“Bueno, hay voy”
Se levanto de su silla y se fue a la oficina del Hokagen “Que querrá ahora!”

Entro y saludo con respeto.
“Sakura, ¡qué bien que estés aquí! ¡Necesito que hagas una misión sobre un documento valioso!”

“Una misión?! Cuándo!?”
“Sí, una misión, iras con un solo compañero, se trata de ir a buscar el pergamino al la aldea del trueno que se nos fue robado hace años, tú eres inteligente y ninja medico, así que podrás realizar una estrategia, también porque Shikamaru no esta en la aldea en estos momentos! Y tu compañero es fuerte te podrá proteger. Y salen es 5 horas!”

“Eh! Bueno pero quien mi compañero!?”

“Quién mas! El único hombre que hay en la aldea en estos momentos, Naruto”

Sorprendida y algo furiosa “Pero...Tsunade-sama no puede mandarme con él a una aldea lejana, sabe que estoy separada de él, sabe que lo detesto, sabe que no lo puedo ni ver, no me mande con él, Por favor!”

“Sakura, no tengo a nadie mas! Además, ya lo llame y él acepto!”

“Pero mándeme sola”

“Eso ni pensarlo! Sakura deja de hacer berrinches de niña chiquita y sino tienes nada con él, solo mantente lejos y ya, aunque no tan lejos, por lo mando a protegerte!”

“Pero..

“¡Nada! Ya te puedes ir en 5 horas en la puerta principal, ve a preparar tus cosas!”

Sakura salió de la oficina totalmente enojada, tendría que verlo durante varios días y eso era algo malo, para una mujer que sabe que él es una de las peores personas del mundo.

Se fue a casa de Ino, después de pedirle prestado algunas cosas suyas, porque osino tendría que volver a su casa y no quería encontrarse con él. Tomo la mochila y preparo algunas cosas suyas y algunas ropas de Ino. Además de varias armas, que estaba consiente que eran para matar al enemigo y no a naruto! Aunque no le vendría mal!

Pasadas las inagotables y indeseables 5 horas, ellos se encontraron en la puerta. Sin dirigirse las palabras ni uno ni otro, salieron de la aldea.
Saltando de árbol en árbol, el aire era tenso ninguno se había hablado y parecía que no lo harían. Cada ves iban mas rápido, con que mas rápido lo hicieran mas rápido volverían a la aldea para no verse las caras de nuevo.

Naruto sabia que sakura no le hablaría, aunque tuvieran que pasar juntos varios días, así que tendría que hacer algo para que lo entendiera, pero como, como hacer para que una mujer terca te escuche.

Varios días, habían pasado de su partida, miles de intentos de él para acercársele había fracasado rotundamente sin esperanzas y más distanciamientos para ambos. Ella no lo quería escuchar y menos perdonar en algo.

Llegados a su destino, estuvieron cautelosos por que sabían que habría guardias, ninjas fuertes, asesinos.
Escondidos detrás de arbustos, mirando al lugar en donde Tsunade le había indicado que estaba el pergamino.

Sakura debía planear algo, pero no quería hablar con naruto, pero tenia que hacerlo porque osino podría poner la misión en peligro y hasta sus vidas. Lo odiaba a naruto, pero eso no significaba que quería matarlo, o sí?!

“Naruto”

Una luz de esperanza se encendió en el corazón de él, al escuchar que sus hermosos labios pronunciaban su nombre, sin acompañarlo con un “Te odio”

“Si?, Sakura”

“Tengo que entrar, así que tendrás que distraerlos”

“No te preocupes por eso! Sakura ¡Lo haré rápido y sencillamente!”

Al escuchar eso, ella dirigió su vista a la de él. Y sin pensarlo, sin darse cuenta en su rostro se le dibujo una sonrisa tierna y cálida. La cual él le respondió de la misma manera. Ella se sonrojo por unos minutos, y después giro su rostro mostrándole desprecio otra vez. Pero esa sola, sonrisa basto para darle confianza y esperanzas.

Naruto salto desde los arbustos y corrió hacia sus enemigos tirando bombas de humo, ellos respondían lanzando kunais, los cuales naruto pudo evadir sin problema
Había seis enemigos, y cuatro ya están muertos, solo quedaban dos. Naruto con gran velocidad lanzo un shuriken el cual se impacto contra un árbol, errando al enemigo.

“Fallaste!”

“No se dirigía a tí” decía delante de este, que sin darse cuenta solo era una distracción. Después le dio un ultimo golpe, dejándolo tirado y muerto como a sus compañeros.

Sakura aprovecho el momento y detrás de los árboles se acerco a la puerta del lugar donde estaba el pergamino, y entro sin problemas.

Naruto empezó a pelear contra él ultimo, el cual era mas fuerte que el resto.

Sakura caminaba por los pasillos del lugar, algo raro que no allá guardias adentro, solo había fuera y eran solo seis, si el pergamino era lago importante, entonces porque nadie lo protegía
No le dio mucha importancia, y siguió caminando, hasta llegar al pergamino, abrió la pequeña ventana de vidrio que protegía el pergamino, pensó que una alarma sonaría pero nada paso, poso su mano sobre el pergamino y......
------------------------------
Naruto se encontraba encima de su enemigo casi apunto de matarlo y así buscar a sakura, peor algo andaba mal, el sujeto solo sonreía ante la situación en la que se encontraba, Naruto furioso le pregunto el porque de su reír, si estaba a punto de morir.

“No te parece raro, que solo seis inútiles protejamos el pergamino!”

“De que hablas?!”

Se empezó a reír y mofándose de Naruto, este le lanzo un golpe en la cara. “Crees que no vi a tu amiga, cuando entro al establecimiento”

“Pero que dices?!”

Se empezó a reír “Te voy a responder, esto es una Trampa. Y tú amiga morirá en estos momentos!”

Naruto se sorprendió, mientras procesaba la información recibida. Al terminar se levanto del encima de su enemigo, corrió hacia el lugar, gritando “SAKU...

No pudo terminar de hablar porque una fuerte explosión se escucho que provenía de ese lugar en donde estaba ella. Una explosión muy grande, que destruyo todo el establecimiento, todo.
Capitulo 5: -EL FINAL-

“OH no!” Decía mientras corría hacia los escombros, no había rastro de que algo allá quedado de pie.
A lo lejos, se veía un cuerpo, tirado, debajo de los escombros pesados.
Se acerco hacia él, y vio, era lo que se temía, era ella quien estaba ahí, tirada ensangrentada, lastimada, golpeada, miles de rocas sobre su cuerpo.
Desesperado empezó a sacarles las piedras de encima, esperando tener buena suerte en que estuviera con vida.
Le saco todo, la tomo entre sus brazos. Aun respirada, engañándose por el terrible estado en el que ella estaba.

“¡Sakura resiste por favor! Ya veras que todo estará bien” Mientras lagrimas se deslizaban por su mejilla, por no saber que hacer, no llegaría a la aldea, porque estaba lejos, él no sabia nada de medicina, estaba en un país enemigo. ¡Pero no quería que muriera, no!¡Que debería hacer!.

Miraba hacia todos lados, no había ni un alma, no podía moverla mucho por las múltiples heridas que tenia, cualquier movimiento podía causarle una gran hemorragia. Pero tampoco podía irse y dejarla. La situación se estaba volviendo más desesperante y desafiante.

Sakura abrió sus ojos con las pocas fuerzas que le quedaba, vio a Naruto, quien tenia los ojos cerrados y estaba llorando de desesperación y tristeza, escuchaba que decía “Que hago?! “Que hago!?”. Mientras sus manos temblaban, y eso hacia que su cuerpo lo hiciese también.

“Na..ru..to”

Él se quedo perplejo, dirigió su vista a ella, y lo estaba mirando. “Sakura..”


Ella mostraba paz en su mirada, es tierna mirada que él había destruido con su egoísmo y traición. “Sakur...
Fue interrumpido cuando sintió la mano de ella sobre su mejilla, su mano la cual tenia cortes y sangre.

“Naruto, solo me arrepiento de una cosa........y es de haberme callado cuando me eras indiferente, debí haberte dicho............Que te amab...”

No pudo terminar la oración, su mano se desplomo en el suelo y su alma ya no estaba en la tierra.
Sus ojos se llenaron de lagrimas, intento reanimarla, pero no respondía, su corazón se había detenido. Sus ojos se habían cerrado para siempre, ya no la vería reír, ni mirarlo, ni nada. Se había ido, se había ido, y no había podido pasar lo últimos días con ella, ella había pasado sus últimos días sufriendo por su culpa, llorando.
Y no le había dicho cuanto la amaba. Pero ya era tarde para cualquier cosa, Dios se la había llevado y no se la pensaba devolver.
Desconsoladamente abrazo con fuerza el cuerpo de ella, manchándose de sangre, no le importaba nada la razón de su vida se había ido, ya no le quedaba nada.
Solo lloraba y lloraba, las lagrimas de él se mezclaban con la sangre de ella, y cayendo juntas al suelo.
Con su máximo dolor y sufrimiento grito a los cuatro vientos “SAKURA!!!!!!!!”. Después posando su rostro a en su pecho, quedando solo, con un cuerpo sin vida.

Findelalluvieseitasdeestrellas-----aparecelaimegendenaruto---didnidndid-------

Sonó el reloj, anunciando el nuevo día, eran las 8:00 de la mañana.

Abrió de golpe sus ojos, transpirado, sudado miro hacia todos lados, estaba en su habitación, sobre su cama, en su casa. Estaba totalmente desconcertado, confundido ¿cómo había llegado allí? ¿Cómo si estaba en el país del agua? Se sentó sobresaltadamente sobre la cama, siguió mirando hacia todos lados.
“Acaso todo fue un....un....sueño!” Miro a un lado de su cama, y ella no estaba, sakura no estaba, desesperado. “Sakura-chan!!Sakura-chan!!Sakura-chan!!!, Dónde estas!!? Sakura-chan !!”

----En el baño----

“Ay porque grita así!?” Sale rápido del baño, al escuchar la desesperación de Naruto. “Naruto, que té pas.....”

No pudo terminar de hablar, porque él la había abrazados ferozmente y apretado hacia él. Algo confundida, quería saber él porque de semejante abrazo, cuando ayer la había tratado fríamente e indiferente. Iba decir algo, pero él la miro y salvajemente, desesperadamente y casi llorando, le pregunto

“Dime por favor! Si no estas divorciada de mí? Sino tenes otro hombre? Si estas casada conmigo? Si me amas? Por favor dímelo!!!”

“Cálmate! A ver! Emm no estoy divorciada de vos, no, no tengo otro hombre, estoy casada con vos y si, por supuesto que te amo, Naruto!” Decía mientras sonreía por el acto y desesperación de su esposo.

Suspirando “No puedo creer que allá sido un sueño, se veía tan real!!”

“Que cosa? Naruto!”

“Nada, mi amor, nada” decía mientras la besaba dulcemente. Ella respondió el beso, y entre besos y besos. Él decía “Perdóname por como me comporte ayer... perdóname”

“Esta bien”

“Si va a hacer esto cada ves que se comportes así, supongo que me puedo acostumbras” pensaba sakura, mientras besaba cada ves mas a su esposo.

Naruto se separo de ella, y la miro con ternura, esa ternura que ese día había perdido por su estúpida actuación. El Naruto de siempre había vuelto y eso la hacia feliz.

“Mejor, no vamos a trabajar!!”

“No no puedo, Tsunade-sama me espera!”

“mmm, bueno pero hoy te voy a buscar a las 18:00 estoy ahí!”

“De verdad, que bien!”

“Una cosa sakura! Nunca, pero nunca vallas “Andel”

“Ay bueno como tú digas!”

Lo beso nuevamente, abrazando su nuca. Él respondía el beso con mucho cariño y le abrazaba la cintura atrayéndola mas hacia él. Sin querer soltarla, y no quería soltarla, porque pasaron varios minutos y él no la había soltado, sino fuera porque ella se lo pidió quizás aun seguiría abrazándola.

Cada cual se fue a su trabajo, él se encontraba feliz y ella también, su naruto había vuelto, y eso la hacia sonreír una sonrisa tan sincera y difícil de guardar.

“Umm Sakura que te dio Naruto ayer, que estas tan contenta!”

“Ay Ino!! Solo estoy feliz!”

“Bueno eso también me alegra! Verte tan bien! Aun mes de estar casada!”

Asintiendo con su cabeza.

“Sakura iras conmigo a tomar algo!?”

“Ay no puedo Naruto me va a venir a buscar!”

“Ay ese arruina todo!!, pero bueno es tú esposo y lo acepto!”

Sakura solo rió y se puso a trabajar en su computadora, concentrándose en sus cosas
-------------
Él llagando felizmente a su oficina, por recibir una segunda oportunidad. Llego a su oficina, se sentó en su sillón y se encargo de ordenar los papeles, pensando en ese sueño.

“Jefe” su pensamiento fue interrumpido por aquella palabra, de esa vocecita chillona.

“Eh, Irma”

“Jefe me da gusto verlo!,y sabe que hacer con su esposa!?” Sentándose en el escritorio de él, con total descaro.

“Escucha.............estas despedida!”

Totalmente asombrada y avergonzada “Como!? Usted no puede hacer eso!”

“Si, soy el jefe y tengo prioridad! Y conozco tus intenciones! Así que vete!..Adiós!”

“Pero...”

“O llamo al guardia de seguridad!”

Totalmente molesta salió cerrando de un golpetazo la puerta, y dejando a Naruto más feliz, de alejarse de la arpía, que si se quedaba unos días mas hubiera causado un caos, en su vida.
“Hmp! Loca” y siguió en sus cosas, pensando en que debía ver a su esposa en pocas horas.

Se hicieron las 18:00 de la tarde, Naruto subió a su auto y salió en busca de ella
Llegando a su edificio, estaba ella en la puerta esperándolo mirando su reloj.
Ella subió al auto y lo beso.

El se la llevo aun lugar alejado de la aldea, aun lugar donde la vista más horrible era el cielo oscureciéndose, aun lugar hermoso, era muy bonito.
Ella quedo deslumbrada, lo abrazo, lo beso y él obviamente respondió, besándola con cada vez mas pasión.
No quería perderla otra vez, la amaba y sabia que lo que estaba pensando en hacerle hubiese sido una gran estupidez, pero se alegraba que ese terrible sueño solo fue un sueño y nada, y, además, un sueño que nunca se haría realidad.
Pero ese sueño hubiese sido premonitorio, si él no le hubiera prestado atención.
Pero bien ellos dos quedaron ahí besándose uno al otro, pensando en lo feliz que se encontraban, en la felicidad de casarse, y más en el amor y confianza que se tenían!
FIN


Las personas al sentirse inseguras por tan solo un momento, desgraciadamente abra alguien a la espera de eso, para perjudicarte con mala intenciones que aunque no quieras tomarlas en cuentas, siempre dan vuelta por tu cabeza y terminan convenciéndote, y llevándote a algo, que quizás ni es de personalidad ni de tu historial. Siempre es sorpresivo y tonto! Pero ocurre. Alejándote de lo que más quieres y lastimando a esa persona importante, llevándote al desastre. Y después al arrepentirte siempre es tarde, en casos porque ya no esta o simplemente ya no te ama. Te arrepientes! Y te odias a ti mismo! Y solo por una palabra ajena a ti y esa es “Desconfianza”. El desastre de toda pareja, que aunque una la tenga, si la otra no la tiene es inútil estar juntos.
avatar
palamanz
Novato
Novato

Mensajes : 24
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

NaruSaku v2.0 ::  :: Shots

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.