That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

El Salvador del mundo y el despertar de la Diosa (+18) Actualizando capitulo 2, parte 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Salvador del mundo y el despertar de la Diosa (+18) Actualizando capitulo 2, parte 1

Mensaje por belita15 el Lun Ene 04, 2016 4:01 pm

El niño misterioso y misteriosos visitantes.......

No sabia donde me encontraba, pero me sentía tranquila y extrañamente en paz, como si ese lugar fuera recordado por mi alma, como si yo...ya hubiera estado ahí...

Todo era verde, de prados que no parecían tener fin y montes llenos de vegetación que lucían tan hermosos, los colores de la primavera aparecían a la lejanía, el olor a paz se podía sentir en el ambiente, tan parecida a esa rica fragancia que siempre olía....cuando extrañamente estaba con él.

Camine desorvitada por aquellos pastisales verdes y llenos de flores, tenía puesto un extraño kimono pequeño ...y yo me sentia ¿pequeña?....

De repente, sentí que corria, no podía detener mi cuerpo en ese momento, ya que el se guíaba solo, solo podia observar y sentir que mi cuerpo se guiaba solo, sin importarle que mi cerebro le digiera que parase.....entonces, algo llamó mi atención ......a lo lejos pude divisar algo borroso, para después, a medida que me acercaba, ver que una silueta de formaba, era la de una mujer, que no podia distinguir muy bien ...pero lo que si podía distinguir, era esa felicidad que de la nada comenzó a crecer en mi pecho...¿emoción?..no sabía quien era, pero verla, aunque este de espaldas, me hacía sentir desesperación y ansiedad de poder llegar hacía ella....¿Que era lo que sucedía, no lograba entenderlo? ....¿Quién era esa mujer?

"Mami"

Esa palabra, salió sin permiso de mis labios, que no pude callar ni llevándome una mano a la boca, ya que mi cuerpo no me obedecia en ese momento, senti que mis piernas  corrían presurosos hacía aquella dama a lo lejos, pero aunque sintiera que corria, parecía no lograr alcanzarla .....sentia que no podía llegar hacía ella...sentía a ella alejarse a cada paso que yo daba.....y eso extrañamente ...dolía ..

Ella volteó, pero aún así no pude ver su rostro...aún asi no sentia que llegaba....ella sonrio mirando hacía mí, la sonrisa que dio, la sombra de su rostro, estaba llena de tristeza ...de dolor ....¿porque?¿que le ocurria?

Entonces senti que tropese y caí, quise y levantarme y no pude ...era como si una extraña fuerza me jalara hacía abajo ... senti que algo frio aprisionaba mis manos, con fuerza, con violencia...era como si "estuviera encadenada"

Mire con horror mis ahora pequeñas muñecas, y sentí miedo y desesperación ...estaba encadenada ...esas cadenas eran gruesas y me lastimaban...con desesperación mire al frente, buscando la ayuda de aquella mujer que aún no podía distinguir....y al verla ...pude ver, que ella también estaba encadenada ...pero a comparación de mi, que solo las llevaba en las muñecas ....ella las tenía en todo el cuerpo...esas cosas la lastimaban y yo solo quería correr hacía ella ...podia romperlas con mi gran fuerza...para tal vez tratar de apasiguar su dolor. ....pero no lograba alcanzarla ...

Entonces ella estiro una mano hacía mi, yo la imité, yo también quería alcanzarla ...pero no pude, algo comenzó a arrastrarme hacía atrás .... sentí que de mi boca salían palabras que yo no podía decifrar ahora, lo que sabía era que intentaba luchar con aquella fuerza que me alejaba...de esa mujer...clave las uñas en el pasto y en la tierra en todo aquello que pude ver, para impedir ser alejada de ella. ..entonces algo en mi mente me dijo: "mira hacía atrás."...lo hice .....y vi algo horrible ...lo que tiraba de mi, eran infinidad de brazos, los cuales eran huesudos y fríos . ...eran espectros del mas allá. .. ¿Acaso ellos me llevaban al infierno?.....no....no aun...

Regresé mi miradá al frente, y pude darme cuenta que la figura de aquella mujer ...ya se había alejado de sobremanera ...y detras de ella comenzó a formarse ...la sombra oscura de lo que distinguiria como un árbol...

Mis labios volvieron a gritar, y esta vez si pude distinguir lo que dije..."Mami no te alejés"

Ella levanto su mano encandenada hacía la mia, tratando de alcanzarme, pero era inútil..yo seguia alejandome...entonces, ella susurró algo....que fui capasar de saber mas no de oir...

"Hogashi....despierta...."

Despertó susadada y con el corazón latiendo a mil por hora, la oscuridad de la noche todavía estaba presente, no pasaría de las tres de la mañana. Miró a todos lados tratando de apasiguar sus latidos, sus ojos verdes brillaron de duda y insertidumbre.

-¿Que fue ese sueño?....se preguntó la mujer, con preocupación -y lo peor....porque pareció tan real...

En una esquina de aquella habitación, y sin que la muchacha en su cama lo pudiera divisar, se encontraba la silueta de una persona, que por la oscuridad no podia ser visto, lo único que brillaba cerca a él, eran esos ojos, de color futcia...

OoOoOoOoOo

-¿Tu crees que le gusten?- decía nervioso un rubio, de cuerpo delgado pero atletico, parado frente al despacho de la dueña de aquella floreria -¿no estoy muy seguro Ino...y si no le gustan los cerezos?- dijo mirando el hermoso ramo, de flores de cereso.

- ¡Ya me tienes arta!- grito astiada, la mujer de cabello rubio y largo -¡¿No que eres el gran Naruto?! ¡¡Daselas ya, y deja de hacerte el pendejo!!- rugio la chica, haciendo que Naruto se haga chiquito en su sitio.

-Bueno pero no te enojés...-respondió el muchacho....

Naruto, a sus ahora 19 años, era un muchacho alto y atractivo para cualquier femina- siendo que el solo quiere a una en especial- sus facciones habían madurado, su cabello lucía más corto, sus ojos azules se habían afilado. Vestía un sacon negro, con las mangas remangadas, un pantalón naranja, un estuche de armas amarrado a una venda en en la pierna derecha, y sus botas negras hasta la pantorrilla, que hacían ver el joven maduro que era -o aparentaba ser- y el salvador y héroe que era, al haber derrotado a Kaguya en la batalla final.

Ino, a sus 19 años habia madurado también, tenía facciones mas delicadas y femeninas, su cabello, que ahora iba suelto y aún costado, llegaba más abajo de sus gluteos, su cuerpo había madurado para bien, dejando ver que no tenía que envidiarle nada a nadie. Ella vestia un top y una falda larga de color morado, y unas zandalias ninja de color negro.

-¿Vas a darselas o no?- cuestionó la rubia.

-Etooo- Naruto, miro a todos lados nervioso -no se porque vine a pedirle consejo a Ino, cuando se que no puedo confiar mucho en ella...- penso el rubio, sintiéndose un baboso - Si se las dare...¡Se las dare ahora datte-bayo!- grito con falsa euforia, claro que no lo aria.

-Bien te acompaño -dijo la rubia, sacandosé el mandil que llevaba puesto, haciendo que el rubio sude en gotas de sudor como si fuera un pollo a punto de ser asesinado, ya que esa respuesta de la rubia no se la espero.

-No es necesario Ino...-trato de rechazar el muchacho, ni de a loco lo hacía con ella presente.

-Yo insisto ..-dijo sonriendo maliciosa la rubia, que haló al rubio fuera del puesto, ante la atenta mirada de los demás clientes.

-Ya me jodi...=T-T= - lloro internamente el rubio.

Y valla que se jodio...

OoooOoOo

Una muchacha de cabello rosa hasta los hombros y de deslumbrantes ojos verde esmeralda, caminaba por las calles de la aldea de la hoja seguida por tres jovenes de 14 años.

-¿Y cuando prepararas el menma para Naruto-nichan, Sakura nechan?- cuestionó un peli-marrón que iba por delante de los jovenes y que tenia las manos cruzadas detras de la cabeza.

-Mmm- Sakura solto un gruñido en respuesta, mientras fruncia el ceño levemente.

- ¡Konohamaru deja de molestar a Sakura-nechan!- regaño un niña de coletas naranjas y cara sonrosada, que le dio un golpe en la cabeza al pobre peli-marrón.

-¡Itai!-grito el muchacho ante el impacto del puño en su cabeza.

-¡¿Estas bien Konohamaru?!- pregunto con preocupación un niño de peinado de bacín y cabellos negros, que llevaba lentes circulares puestos.

-¡Moegi eres una violenta!- grito con resentimiento Konohamaru, sovando su adolorida nuca y ignorando a Udon.

-Sakura-nechan no tiene humor para que la molestes hoy...-la chica de pego al peli-marrón y le susurro eso al oído, haciendo que el muchacho la mire sin entender -Mira..

Konohamaru guio su mirada al frente, y en efecto la mirada de Sakura estaba diferente, ya que siendo ella una de las personas que odia el escandalo, los hubiera surtido hace rato. Pero esta vez, su rostro ésta pensativo y ausente.

-¿Te pasa algo Sakura- nechan? - pregunto el Sarutobi.

-No-o -la rosada salio de sus pensamientos al escuchar la voz del sarutobi -No me pasa nada...

Sakura, aún pensaba en aquél sueño que tubo en la mañana, ese sueño que para ella fue tan real, esa mujer que despertó en ella la preocupación y la desesperación.

-¿Éstas segura?- cuestionó curioso otra vez el Sarutobi, viendo que había sonreido forzosamente.

-Si, estoy bien- dijo con voz cansada, para luego mirarlos con nerviosismo -necesito descansar, hoy tengo turno en el hospital de madrugada, así que necesito dormir ...

Los niños la miraron sin entender, ¿que le ocurría? Parecía estar mas cansada de lo normal, y no mostraba ni un dejo de furia al saber que estaban fastidiandola desde que salio de su casa, de hecho parecía melancolíca.

-¿Estas asi por Sasuke- nichan?- interrogo con el ceño frunsido otra vez el Sarutobi, ganandoce una mirada de sorpresa que luego paso a pavor de parte de sus compañeros de equipo, que sabían que su amigo no iba a salir bien librado de esa, mucho menos después de haber preguntado eso.

Sakura que ya estaba en ruta para irse, giro el rostro como si se fuera a romper el cuello, esa acción hizo pasar grueso tanto a Udon como a Moegi, pero no hizo efecto en el peli-marrón nieto del tercer Hokage, que esperaba su respuesta, valiendole madre si lo valla a moler a golpes ahora.

-No lo creo-dijo cortante la Haruno.

Konohamaru fruncio el ceño y afilo su mirada sospechosa hacía ella, algo le pasaba, de eso estaba seguro, Sakura no era de las que tenía paciencia de sobra, ellos la llevaban molestando desde que amaneció y ella no había hecho nada para surtirlos, así que solo esperaba que ese gesto en su cara sea cierto, y no el hecho de que este pensando en Uchiha Sasuke.

Sakura le sostubo la mirada al Sarutobi por un momento, para luego soltar un suspiro cansado y seguir su camino - Konohamaru es igual de fastidioso que Naruto, a veces pienso que no devi aceptar ser el remplazo temporal del equipo de Ebizu-sensei....- penso resignada, mirando de reojo hacía atrás. -Parecen mis colas....desde que amanece me siguen ....

Sakura pretendia usar un jutsu estilo Kakashi-sensei para huir,  cuando una nube de humo se planto delante de ella haciendola trastabillar, al igual que los genins presentes.

-¡UNA FLOR PARA MI BELLA FLOR DE CERESO!-Y de quien sabe donde apareció Lee, con un gran ramo de rosas en las manos, que al llegar hasta ellos había planto en la cara de Sakura, que retrocedio unos pasos asustada y sorprendida, para luego mirar todo y entender lo que paso de repente .

- ¡Y un anillo de matrimonio para pasar juntos la eternidad!

Ante esto los tres niños detrás de ella habrieron los ojos con alarma, a no, eso si que no, ¡nadie atrasaba al retrasado de Naruto-nechan!

-¡Alejate de Sakura-nechan cejon!- grito rabioso el Sarutobi, poniéndose delante de Sakura y empujando al mencionado, que se fue de culo al suelo -nadie se acercara a mi futura cuñada ...-siseo furioso.

-¡Si!¡Sakura-nechan es de Naruto-nechan!-grito y afirmo esta vez la femina del grupo que se pego al brazo de Sakura como si fuera un koala, no iba a permitir que ese cejon se acerque a Sakura.

-¡Muy cierto!- apoyo el de anteojos., también abrasando a su temporal sensei del otro brazo.

Ninguno parecio darse cuenta del potente aura que comenzo a aparecer detras de la peli-rosa que había bajado la cabeza haciendo que su fleco tape sus ojos.

El oji-negro los vio sorprendido, para luego ponerse de pie -Konohamaru-kun, con gusto tendre una batalla contigó por el amor de mi bella flor de cereso-hablo con reto el oji-nero de peinado raro. Lee, a sus 19 años también había cambiado, sus facciones se habían afilado para volverse mas maduro, haciendolo  ver muy parecido  a su amado mentor, Gay. Su vestimenta seguia igual, lo único que había cambiado era el chaleco, ahora llevaba uno de color verde militar, sin bolsillos y con solo un fajin en la cintura.

-¡Cuando quieras!-el peli-.marrón dio un brinco y sus kunai, listo para la lucha, si su querido Naruto-nichan no estaba para cuidar lo suyo, el lo haría por él.

-¡Que arda el poder de la juventud entonces!-Lee también se pusó en posición de ataque, listo para lanzar el primer golpe. Esa era una prueba de amor para Lee, y una de fidelidad de parte de Konohamaru. Patadas y choques de kunai se podian ver salir de parte de esos dos, que se habían agarrado a pelear en plena vía pública, llamando la atención de los curiosos y de los apostadores que ya estaban negociando la victoria de uno de los dos.

-¿No deberíamos decirles que Sakura-nechan ya se fue?- preguntó en un susurro Moegi al lado de Udón.

Y en efecto, Sakura se había largado decidiendo no gastar su fueza en esos tontos, impotandole pepinos lo que iban hacer, a ella no le interesaba.

-No- dijo el de lentes, sorprendiendo a la muchacha, que giro el rostro hacía él, y casi se va de cara al suelo al ver que había comprado sus apuestas - le aposte a Konohamaru-kun.

Moegi lo miro incredula, y ella que penso que Udón era el mas cuerdo del grupo, y fíjate que no, seguro tanto álgebra lo dejo quemado del cerebro -¿y si llamo a Naru-nichan?...no seguro el también se pone a pelear con el Cejon, o en el peor de los casos se pone apostar..-_- - fue el pensamiento de la chica, que llego a la conclusión que era una total perdida de tiempo traer al Uzumaki.

OOoOoOOoOo

Naruto caminaba por las calles de la aldea con un ramo de flores de ceresos, un sonrojo en sus mejillas, que iba acompañado de incomodidad, que se reflejaba al ver hacía atrás de reojo, donde estaba  Ino seguiendolo de cerca, para verificar y asegurar que el cumpliria su cometido. -De verdad que no necesitas acompañarme Ino...-dijo nervioso el rubio -ahí no como me escapó ...

-Pero quiero hacerlo - dijo con tranquilidad la rubia, siguiendo de cerca al rubio, ella quería ser presente de lo que le diría a su amiga y si Sakura había madurado como ella creia.

Un gran tumulto los saco de sus pensamientos, giraron el rostro con extrañeza al ver que una gran polvadera se hacía presente en medio de la calle, siendo rodeada por un grupo de apostadores que aclamaban lo que parecía ser una pelea.

-¿Eso es una pelea clandestina datte-bayo?-cuestionó el rubio, viendo el lugar sin entender.

-Hay que avisarle al Sexto Naruto...-la rubia hablo con seriedad, pero se fue de hocico al suelo, al ver que el Uzumaki corrio como bala a la pelea sin ninguna intención de pararla -¡Oye!

-¡Yo apuesto mil datte-bayo!- el rubio llego corriendo a uno de los vendedores que ofrecia apuestas, y saco de su bolsillo unos billetes, extendiéndoselos al vendedor, que sonrio con codicia.

-¿A quien? - dijo recibiendo los billetes y contándolos.

-No me fije quienes estaban peleando -.- ...-dijo con una gota resbalando por su nuca el rubio, causando que el vendedor lo mire incrédulo.

Se acerco al tumulto de gente y se habrio paso, la gente de la aldea lo dejaba pasar, el era una muestra de respeto y admiración en la aldea, seguro estaba allí para parar esa pelea de simeos - eso lo pensaban las viejas agua fiestas-Al llegar a una vista favorable, casi se le salen las cuentas de los ojos al ver a Konohamaru peleando de igual a igual con el con el cejas de asotador, como lo apodaba el.

-¿Konohamaru? O.O- pensó incrédulo el rubio, no sabiendo porque el chico se fue a meter a una pelea con ese cejon.

En esos momentos Konohamaru había invocado a sus clones de sombra y se había lanzado al discípulo de Maito Gay, pero este al tener años de practica y entrenamiento no hacia mucho esfuerzo en detener los clones, y hasta peleaba con suavidad, ya que su oponente era un genin, y el amigo, casi hermano de Naruto

Naruto fruncio el ceño al ver caer al Sarutoni de una patada, no sabia la razón de la pelea, pero iba a interferir.
-¡Konohamaru dale con lo que tienes!- la voz de Udon hizo girar el rostro al rubio, que cayo de trompa al suelo al ver que muchacho de anteojos tenia varios boletos de apuesta, y él que penso que seguro estaría preocupado po su amigo o algo así.
-¡Naruto- nichan!- Moegi llego corriendo a su lado, con severa preocupación en el rostro.
-¡Moegi!¿que esta pasando aqui?¿porque están peleando Konohamaru y el cejon?- atropello con preguntas el rubio a la peli-naranja.
La muchacha iba habrir la boca para hablar, cuando algo en sus pensamientos la hizo callar. Haber, decirle a Naruto-nichan, que Lee- nichan, habia llegado con un ramo de flores y un anillo,  para la mujer con la que el quería compartir el resto de su vida, no era lo correcto, de hecho era como detonar una bomba, porque seguro Naruto se lanzaba a matar al cejon.
-Ya sabes...por esas peleas por la juventud, nada más ...-mintió descaradamente,  llega a enterarse -lo ara- que se enteré por otros, no por ella.
Naruto la miro sin creerle, para luego pensar que tal vez era cierto, el cejon siempre estaba buscando nuevos retos, y Konohamaru también era de esos, así que estaba bien.
-Si es así, par....
-¡No importa que le des un anillo!¡Sakura-nechan no se va casar contigó cejon!-
Ese grito estruendozo que lanzo Konohamaru, hizo callar a todos los que presenciaban la pelea, que quedaron con los ojos muy abiertos, y para luego, y como si todos se hubieran puesto de acuerdo, dirigieran la mirada a un rubio que tenía el rostro en shock,  que luego pasó hacer una mirada ensombrecida,   mientras a lo lejos  una rubia  se llevó una mano a la cara con cansancio, ya veía venir lo que pasaría.
-Caballito, caballito, yo de aquí me quito- Moegi sabiendo lo que se venía, se fue de allí como una flecha, seguro Naruto y Lee duermen en los calabozos hoy,  o en peor de los casos....en el hospital, depende a las heridas que iban a tener.
Lee sonrio con emoción, la llama de la juventud en Konohamaru era admirable, así como también lo era el amor que le tenía a su bella flor de cereso. Pero el no se iba a rendir tan fácil, lograría que Sakura le de el si.
-Konohamaru déjame yo te relevó datte-bayo...-el alumno de Gai vio con sorpresa como Naruto apareció de la nada, con el rostro inclinado hacía abajo, llegó a Konohamaru y tomo su hombro, diciendo algo al muchacho que el no logro decifrar,  pero si llegando  a entender que el rubio queria remplazar al Sarutobi, por el bien, una pelea con Naruto, que era su rival en la fuerza y el amor, seria el broche para acabar esa rivalidad.
-Naruto- nichan...- el Sarutobi retrosedio unos pasos, cuando Naruto se planto delante de él, dandole cara a Lee. Por otro lado el Sarutobi  tenía rasgullos y moretones en la cara, que seguro Sakura o Moegi curarian después, eso no le preocupaba, lo que si le preocupaba era el rostro furioso de su hermano-sensei, cuando llego a relevarlo.
-¡No pelees tarado!- grito desde el tumulto de gente Ino, pero trago grueso cuando el rubio le lanzó una mirada acida, que decia que cerrara muy bien la boca si no quería salir perjudicada -frente mira lo que provocas...-penso con cierto miedo la rubia, esa mirada en Naruto la había visto pocas veces, y jamás penso verla dirigida a ella.
Apartada del lugar, Moegi miraba todo con muchos nervios, preguntándose como acabaría esa pelea, Naruto y Lee eran dos titanes, seguro se matan entre ellos, aunque con las nuevas habilidades que todo el mundo murmuraba de Naruto, dudaba por el bienestar del cejon.
-Me pregunto...¿Quién sera el culpable de todo esto?...-penso la peli-naranja dirigiendo involuntariamente la mirada aun Konohamaru aún sorprendido -¡Es cierto!......¡Todo es tu culpa Konohamaru!- Moegi recién callo en cuenta de eso, así que con pasó firme llegó hacía el mencionado, y le lanzo un certero capón en la nuca, que hizo que el muchacho vea estrellas por un rato.
-¡¿A que vino eso Moegi?!¡Eres una violenta!- se quejo el peli-marrón con dolor y dos gotas de lágrimas saliendo de sus ojos por el recién atentado a su cabeza.
-¡Te lo mereces!- esta vez de quién sabe donde apareció Ino, que también lanzó un certero golpe en la cabeza afectada del peli-marrón -¡No vez que el loco ese asusta cuando esta molesto!
-¡Ino-nechan también eres una violenta core..!-se quejo el muchacho.
Las dos chicas lo fulminaron con la mirada, para luego girar el rostro con sorpresa cuando Lee paso volando al lado de ambas. Naruto le había lanzado un fuerte golpe, alejandolo con violencia.
-¡No te acerques a Sakura-chan!- la voz de Naruto sono furiosa y sombria, que hizo calar los huesos a los presentes, Naruto Uzumaki daba miedo furioso, y mas si alguien intentaba meterse con su "chica",  como todos consideraban a Sakura en su aldea, ya que daban por hecho que esos dos estaban juntos. Así que se anotarón mentalmente jamás de los jamases cortejar a la exuberante rosadita, al menos no cuando el rubio este cerca.
Lee se movio en el suelo, llevo una mano su labio roto, y miro la sangre del dorso de su mano con determinación, - Naruto-kun, acabemos con esta rivalidad ..-Lee se puso de pie, y se puso en posición de ataque, listo para ir contra el rubio.
-Con gusto datte-bayo- Naruto también se puso en posición de pelea, ambos eran rivales en el amor, a ambos les robo el corazón la chica de cabello rosa que no estaba ni enterada de lo sucedido, así que veamos quien ganaba.
Ino y los tres genin a cargo de Sakura miraron la pelea con seriedad, mientras un ramo de flores de cereso yacia tirado en medio de ambos contrincantes, siendo ese el mismo ramo que el rubio compro para dárselo a la dueña del cabello mas raro de la aldea y que tiro sin darse cuenta, dejándose llevar por  sus sentimientos que le gritaron que fuera a defender lo que consideraba importante y valioso en su vida.
Cuando el último  pétalo de flor de cereso desaparecio en el aire, ambos se lanzaron a la lucha, sintiendo arder sus corazones.
Todo esto era visto por una figura encapuchada que yacia parada en medio de la multitud, sonreia con maldad, mientras sus ojos fudcias brillaban atraves de su capa.
-Naruto Uzumaki ¿eh?....interesante...muy interesante...veamos si Hogashi-hime te elige ....-con estas últimas palabras y una medía sonrisa maliciosa desaparecio, como si de un fantasma se tratase, no siendo notado por nadie ni nada en el lugar.
OoOoOoOo
Sakura caminaba por las calles de la aldea con la mirada cavis baja y  pérdida. Ni ella entendia ese estado de ánimo que ahora portaba, talves estrés por el trabajo.....
Los aldeanos  que la veían pasar, miraban preocupados a la chica, se les hacia extraño que ella siendo una de las muchachas mas alegres de la aldea, tenga esa actitud tan de repente.
"Seguro se peleo con su equipo"
"Se peleo con Naruto-san"
"Seguro es por el joven Uchiha"
Sakura podía escuchar con claridad  todo lo que murmuraba  la gente que encontraba a su pasó, los fulmino con la mirada y decidio ignorarlos y  apresurar  el paso, hacia su departamento. Detestaba a la gente que sacaba conclusiones erradas, sin siquiera haber pensado antes en lo realmente ocurría.
Cuando emprendia el camino presuroso a su casa, escucho un gran tumulto salir del puesto de dangos, para luego ver con sorpresa como un niño salia volando con violencia de aquel puesto.
-¡Maldito mocoso aprovechado paga lo que te comiste!- al instante, y después que el niño salió volando, apareció un hombre calvo y curpulento que traía un madero grueso en las manos, con el que planeba exigir el pago de los alimentos antes consumidos por el niño que estaba en el suelo.
-¡Verá señor yo....!- vio como el muchacho pretendía  explicar lo sucedido pero el gran palo en las manos del calvo se lo impedió.
El dueño  del puesto que no estaba dispuesto a escuchar justificaciones ni disculpas levanto el palo que tenia en las manos, dispuesto a golpear al pequeño que estaba tirado en el suelo. Vio como el muchacho en el suelo solo cerro los ojos con miedo y bajó la cabeza, esperando el impacto.
Lo que nadie predijo fue, que una peli-rosa de ojos jade se interpuso entre el palo de aquel hombre y aquel niño. La gente que se había reunido al rededor de aquella gresca, miraban asombrados a Sakura, que con una velocidad tipica de un jounin, había aparesido de la nada y había tomado el palo que hace unos momentos iba hacer lanzado a ese muchacho.
-Sakura- sempai...-dijo asombrado y a la vez asustado el dueño del local, todos en la aldea conocían a Sakura Haruno, pues era la alumna de la mismísima quinta maestra Hokage, además de ser una de las que participó en la gran cuarta gerra ninja, su cabello rosa era famoso en el mundo de los ninjas, el que no la conocia y la enfrentaba era carne muerta para los buitres.
-no esta bien golpear a alguien solo por esto....y menos aún niño - dijo con notoria irá creciente Sakura, mirando con el ceño fruncido al vendedor.
-Bueno ....vera...él ...- el vendedor tituveo antes de mover  el palo que tenia en las manos y que también sostenía Sakura, ella podía ser un gran ninja y todo eso, pero el era hombre y no se iba a dejar hacer por ninguna mujer -el comió sin pagar....así que por favor no se meta
Sakura fruncio mas el ceño al ver que el vendedor no parecía desistir de la idea de no usar la violencia para que ese pobre niño le pagara lo que comio, asi que haciendo uso mínimo  de su fuerza apreto la mano en la que sostenía el palo, logrando que este se rompa en miles de fragmentos.
Todos los allí presentes contuvieron un grito del susto, incluso el vendedor que miro con asombro y miedo los restos del palo que el mismo había tallado del árbol mas fuerte que encontro.
-Usted es una...
El insulto del hombre fue frenado cuando  Sakura, que hasta el momento había permanecido  con la cabeza inclinada hacia abajo, mostró una mirada de terror, dejando ver sus ojos verdes esmeraldas  sombrios, a la vez que se tronaba los puños en un gesto amenazador.
Tando el dueño como los ahí presentes pegaron la huida, no queriendo ser víctimas de aquella fuerza que era capaz de pulberizar montañas.
Sakura solto un suspiro cansado para luego pasar a su pose despreocupada, ya sabía que reaccionarian así, son tan predecibles -ya todo esta bien, no volvera a molestarte- la rosada se giro hacia el niño que aún permanecia en el suelo.
El niño habrió los ojos con cierto miedo, pero  se relajo un poco al tener la dulce sonrisa de la peli-rosa delante de él, y no la mirada de furia de aquel hombre que lo quizó golpear sin razón aparente, así que  se puso de pié de manera temerosa, debatiendo con si mismo la manera de agradecer a aquella bonita mujer su ayuda.
-Yo.....
Sakura puso atención cuando escucho la voz temeroso de aquel niño, que hasta hace unos momentos ella había defendido. Era  un niño de unos 9 a 10 años, hasta podía promediar que era mas bajito que Konohamaru, en la cabeza llevaba un pañuelo que no permitia ver su cabello, su piel era blanca  pero sin exagerar y sus ojos eran extrañamente grises, le daba la impresión de estar frente aún fantasma, pero a pesar de eso se podia ver que tenía facciones lindas y dulces.
El joven al sentir la mirada de Sakura sobre su cuerpo se sonrojo hasta tomar un color en su piel.
Sakura miro interrogante al chico  por su reciente reacción,  observo de arriba a abajo, seguro era un niño que se escapo de su casa para hacer travesuras. Vestía una yukata negra, amarrada por un fajin blanco, pantalones del mismo color y botas ninjas hasta la rodillas.
- Te escapaste de tus padres  ¿no?- interrogo la mujer, de manera dulce, ya que había cumplido su labor de buen samaritano y ahora le tocaba ser verdugo para llevar a ese muchacho a los brazos de su madre donde seguro recibiría una buena tunda por estar comiendo en lugares sin pagar.
-No. .....yo...vera...soy....-hablo el niño de manera nerviosa, ante la cara de miedo que había comenzado a formarze en el rostro de aquella bonita mujer - la verdad es que soy un admirador suyo...
-¿ah?...- Sakura puso los ojos en blanco y suspiro, de verdad creía que era tan tonta como para creerse esa mentira,  ella no podía creer que él era uno de esos admiradores que venían de otras aldeas para conocerla y pedirle una cita, la verdad es que dejando de lado lo que pensaban los demas, ella de verdad odiaba ese tipo de cosas, no le gustaba ser acosada -ahora si  se  lo que sentía Sasuke -_- - penso para sus adentros - bien vamos a la torre del Hokage, mocoso que se creé un ladrón muy listillo-  la Haruno tomo la mano del niño y lo jalo con ella, camino a ver a su amado sensei.
-Espera -el trato de soltarse del fuerte agarre que la peli-rosa había impuesto en su muñeca -créame señorita ...estabien no soy un admirador suyo...pero....¡yo no planeaba robar!...
-ya... y yo te creó -la rosada siguio caminando sin importarle los constantes jaloneos del niño por soltarse - ¡Tu madre seguro se sentira muy decepcionada de ti!
Cuando Sakura dijo estas palabras, el muchacho dejo de moverse  y paro la camina mientras dirigia su rostro al suelo.
-yo no tengo padres .... murieron en la última guerra ....- las palabras  salídas de la boca del niño, hicieron que la rosada gire el rostro y mire impresionada al niño.
-Eto...- Sakura miro a todos lados con nerviosismo, se le fue la mano con su reacción- yo no lo sabía. ......de verdad discúlpame ..-  pidió con arrepentimiento la chica, no lo había dicho con fines malos.
-¡Entonces puede  invitarme un helado! -de la nada aquel ser cambio de humor,  tomo las manos de Sakura entre las suyas y hablo con un aura brillante detrás suyo, como si hace unos momentos no hubiera dicho que era huérfano.
-Eto...yo...bueno ..-Sakura lo miro sacada de onda, ¿que chico tan raro? Pero por otro lado si le decia que si, se correria la voz que ella acepto salir con alguien, y todos comenzarian a pensar que tienen  esperanzas de salir con ella,  y eso no lo podia permitir, ademas que si Konohamaru se enteraba, seguro le iría con el chisme a Naruro y Sai para que le espanten a ese niño inocente,  que comenzaba a creer que estaba  más loco que el maestro Gai - no puedo...ya me voy...-Sakura solto la mano del niño y se apresuro a escapar.
-Yo pense que realmente pensé que quería disculparse...debí esperar que alguien tan hermosa, famoso y fuerte como usted, jamás aceptaria  invitarle un helado aún pobre niño huérfano como yo...discúlpeme no fue mi intención fastidiarla ya me voy- el niño se giro y comenzo a alejarse de Sakura con un gran aura depresiba, que hasta hacia poner triste a quién pasaba por su lado.
Sakura sintio una punzada de culpa en su corazoncito, había sido bien maldita, pero ella jamás había aceptado salir  con nadie, nisiquiera a comer al puesto de la esquina de su casa, ni con Naruto, que era el mas insistente, además que antes había rechazado salidas e maneras peores. -yo....esta bien ...- no sabia porque acepto, seguro los ojos extrañamente bonitos de  ese niño la hicieron sentir culpable, , pero lo que si sabía era que después de esto, se ganaba muchos malos entendidos.  
El niño paro en seco y giro de manera lenta, para después de un salto éstar frente a Sakura y abrazarla con emoción -¡Gracias Señorita!
-¡me apretas demaciado!- dijo la muchacha sintiendo que se afixiaba, pero al sentir una mano en su busto empujo con fuerza al chico, haciendo que este caiga de manera violenta cerca a un poste -¡Andando niño precoz y pervertido!- sin mas, y frente a las miradas incredulas de los demás, comenzó a andar con el niño arrastrado de una pierna y ojos en espiral a causa del empujón.
OoOoOoOo
-¡HASTA CUANDO VAS A SEGUIR COMPORTANDOTE COMO UN NIÑO NARUTO!- gritaba Tsunade a Naruto que estaba en una camilla con varias venditas y raspones en la cara.
La rubia no habia cambiado nada, seguia igual, lo unico que vario en ella, fue esa bata de hospital que ahora usaba.
-No es para tanto datte-bayo - dijo aburrido, desde que llego de su pelea con el cejas de azotador, la vieja le  estaba dando lata con un buen regaño, por haber mandado al chico de las cejas grandes a urgencias, víctima de las múltiples lesiones que sufrio por los golpes que el rubio le propino. Si, el había ganado, habia quedado cagado, pero habia ganado.
-¡ERES UN IMBÉCIL!¡¿PORQUE ESTABAS DEMONIOS ESTABAS PELEANDO?!- la mujer de coletas rubias le propino en certero golpe en la cabeza, cuando el rubio torcio los labios en un gesto indiferente.
Konohamaru, Moegi y Udon miraban temerosos desde una esquina de la habitacion, como la rubia había comenzado a darle de patadas en las costillas al pobre rubio, ellos lo habían acompañado luego de la pelea que tuvo con Lee, y lo habían llevado  junto a el a urgencias. Donde desgraciadamente estaba de turno Tsunade, que al enterarse del estado del cejon, y el causante de eso, no dudo en darle otra buena paliza al Uzumaki, paliza que ahora curaba.
-¡Ya parala vieja!- Naruto se levanto del suelo, sorprendiendo a Tsunade, el siempre se dejaba golpear, pero ahora no - ¡Lo hice por Sakura-chan!¡¿Contenta?! -dijo histérico.
La rubia parpadeo varias veces sin entender, y los niños detras suyo también, no pensaron que Naruto lo diría.
-¿Por mi alumna?- dijo haciéndose la desentendida  la rubia.
Naruto sintio sus orejas arder, no le diria la razón, aunque a esas alturas todo mundo lo sabia.  Así que solo se limito a afirmar con la cabeza.
-A ti te gusta mi alumna ¿No?- cuestiono la rubia, con una dulce sonrisa, ella siempre supo que Naruto amaba a Sakura, así que no era raro para ella.
Naruto habrió los ojos con alarma mientras su cara y orejas ardian de la vergüenza.
-¿Que-e cosas dice datte-bayo?- dijo visiblemente nervioso.
El grupo sustituto de Sakura solo se limitaba a reír entre dientes, ante la actitud del Uzumaki, mientras Tsunade no podia evitar sentirse feliz y un poco preocupada,  Naruto gustaba de Sakura, eso todo mundo lo sabia, ahora el problema era  ¿Sakura también?, tenía sus dudas, pero algo le decía que ella no le era del todo indiferente al rubio.
-¿Porque no le dices tus sentimientos Naruto?- la rubia miro directo a sus ojos, que se opacaron de tristeza por un momento.
-Ella esta enamorada de alguien mas...- dijo en un susurro molesto - no podría ...
-Si no se lo dices, jamás sabra tus sentimientos y eso te matara toda la vida- Tsunade hablo firme, estaba segura que si Naruto le decía sus sentimientos a Sakura, aria dudar la cabeza loca  de su bella alumna.
-No importa - Naruto sonrió falsamente, no dirigiendole la mirada a la rubia -si ella es feliz, yo también lo sere...
Tsunade soltó un suspiro, Naruto podia ser el héroe, el mejor jinchuriki o lo que sea, pero definitivamente en cosas de amor era muy lento.
-Creo que tendre que hablar con Kakashi- penso para sus adentros la ex-Hokage, decidiendo que después de curar al rubio iría directo a hablar con el Rokudaime Hokage.
-¡Naruto- nichan, nosotros te vamos a apoyar nanda kore!- penso firme Konohamaru, le seguiría espantando los pretendientes a la rosada, hasta que Naruto se decida en confesarse, así la desgraciada de su sensei llegué a tener 50 años, él le seguiría espantando los pretendientes.
-¡TSUNADE-SAMA!- todos giraron la cabeza al ver pasar por la puerta a una muy nerviosa Shisune, que al ver al rubio presente casi colapsa de nervios.
La mujer pelinegra también seguia igual, lo único que cambio en ella fue la bata de hospital y los lentes que ahora llevaba.
-¿Que ocurre Shisune?- interrogo la rubia con seriedad, haciendo que Naruto y los tres genin ahí la mire curiosos y con mucha atención.
-Bueno....se corre un rumor....- Hubiera dicho libremente el chisme si esos cuatro no estubieran presentes, en especial esa presencia rubia.
-¿Que rumor? -la mujer arqueo una ceja sin entender y exigiendo que termine de hablar.
-Vera.......ella....bueno...-Shisune no sabía si decirlo o no -Sakura....
-¿Le paso algo a Sakura/ chan/alumna / sensei?- cuestionarón los cuatro a la vez.
-No....lo que pasa....
-¡Habla ya!-exigio la rubia, arta ya del comportamiento de su alumna.
-¡Si díganos que le paso a Sakura-chan datte-bayo!- vocifero el Uzumaki, siendo apoyado por los tres genin.
-Es...que se corre el rumor que Sakura...-Shisune miro los ojos dorados de su maestra que le exigían continuar, para luego ver los zafiro de Naruto que también la veían insistente -después de esto Sakura me va a querer matar T.T- penso resignadala y asustada la peli-negra -se dice que Sakura acepto salir con un chico....ahora estan comiendo helado juntos....
Cuando la peli-negra término de decir esto, Tsunade habrió los ojos como platos, para luego voltear hacia Naruto que ya no se encontraba en la camilla, si no en la ventana donde dio un brinco y salio de su campo de visión, acción imitada por los tres genin ahi.
-¿Sabes que después de esto Sakura te va a querer matar?- cuestiono divertida  a la peli-negra que se tenso -aunque debo decir que has hecho un buen trabajo....-la rubia sonrió con misterio, haciendo que Shisune la mire sin entender, pero luego  restarle importancia, le preocupaba más la paliza que Sakura le daría por bocona.

Leer el siguiente tema...  Basketball

belita15
Novato
Novato

Femenino Mensajes : 14
Edad : 21
Localización Lima-Perú
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Salvador del mundo y el despertar de la Diosa (+18) Actualizando capitulo 2, parte 1

Mensaje por when21 el Sáb Ene 09, 2016 6:27 am

Tema cerrado y movido a FF.
El motivo es que primero no pertenece a está sección y segundo porque se supone que es conti de tu fic, por favor colocarlo donde debería.
Tienes 3 días para colocar esto en el tema que corresponde

_________________

Gracias chicas <3


εїз Firma con mi Nee <3 εїз:

εїз FC εїз:




PREMIOS SEPTIMO HOKAGE:
   
Gracias te kerooo! <3

when21
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 3259
Edad : 22
Localización En alguna parte del universo (?
Nakus 60444
Posesiones :




Ver perfil de usuario http://when21.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.