That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Página 13 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... 11, 12, 13

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por ShadowAuditore1992 el Dom Jul 31, 2016 12:19 pm

Naruto; Días del futuro pasado


Cápitulo 48: La invasión a Konoha ha empezado.



-En el clan Hyuga-



"No vayas a hacer nada estúpido muchacho"



Kurama aconsejaba a Naruto mientras el Hokage estaba enfrente de la puerta del Clan Hyuga, algunas personas estaban sorprendidas de verlo ahí como si nada apretando los puños y mirando con determinación el símbolo Hyuga.

-No prometo nada.- Fue lo único que digo dirigiendo sus pasos firmes hacía la entraba siendo recibidos por dos representantes del líder del clan con una reverencia.

-Oh Hokage sama, Hiashi-san lo está esperando con su esposa e hija.- Los dos Hyugas indicaban el camino hacía los aposentos del clan y en especial de los de Hiashi, el rubio solo apretó los puños calmando su enojo por unos momentos.

-Gracias.- Decía el Hokage caminando por el lugar, el clan había mejorado gracias a los esfuerzos de reconstrucción de la aldea, en los jardines centrales había una pequeña niña mirando los peces con sus ojos azules y en un abrir y cerrar de ojos vio aquella cabellera rubia caminar como si nada.

-¡Papi!- La pequeña Himawari corrió con mucha energía atrayendo la atención de su amado padre, Naruto se agacho para recibir con un abrazo de su pequeña hija con una sonrisa.

-Mi princesa, ven aquí.- Decía Naruto cargándola con tranquilidad mientras la niña se reía.

-¿Qué haces aquí papá?

-Bueno, tu abuelo me llamó para hablar de unas cosas.- Dijo Naruto tratando de no preocupar a su hija ante los asuntos que Hiashi tenía que discutir para él.

-Buenos días Hokage.- Rodeado de dos miembros ANBU, Hiashi miraba con algo de frialdad a Naruto mientras este seguir cargando a Himawari.

-Hija ¿Por qué no juegas un rato mientras hablo con tu abuelo?

-Si papi.- El Hokage bajó a su hija nuevamente para dejarla jugar en los jardines mientras la tensión en el aire se hacía presente con Hiashi.

-Acompáñeme.- Fueron palabras cortantes del aun líder del clan, siendo el único que aún no pasaba el mando a alguien cercano intrigando a Naruto, al llegar a lo que será la casa principal Hyuga, los ANBU los dejaron solos al entrar para custodiar la puerta, dejando a Hiashi y a Naruto solos, el líder de los Hyuga comenzó a prender algo de incienso y a servir algo de té verde.

-¿Té?

-No, muchas gracias.- El rubio había rechazado la oferta con tranquilidad, solo Hiashi tomo su taza para tenerla cerca en cualquier momento, después el Hyuga haría la primer pregunto o sentencia.

-Bien, iré al punto ¿Por qué mi hija apareció en mi puerta, con los ojos rojos y lleno de lágrimas?- El tono de voz del Hyuga era más fuerte aun para su edad, el rubio por otro lado no sabía de lo que hablaba y trato de explicarle.

-Hiashi-san yo…

-¿Y con una marca roja en su rostro?- Hiashi interrumpió al rubio con determinación aun molesto, Naruto apretó el puño con fuerza, él sabía de qué hablaba pero no era su intención, no quería hacerlo.

-Creo que hay un error ante esto y espero que me deje hablar antes de que saque sus propias conclusiones.- Decía Naruto de forma diplomática para que las tensiones entre ellos no fueran aún más intensas y dañinas.

-Ya las he sacado…mi hija me lo conto todo…le pidió el divorcio.- Dijo con serenidad del líder de los Hyuga, Naruto solo tragó saliva pero esta era una oportunidad para decirle su versión de la historia a Hiashi.

-Con todo respeto, las cosas entre Hinata han estado muy tensas a últimas fechas y no puedo tolerarlas como tal aun siendo su esposo y padre de dos niños.- Decía Naruto con sus mejores palabras, Hiashi solo lo miro de reojo dejando su té.

-¿Acaso está llamando mentirosa a mi hija?- Con una voz más que áspera comenzó a cuestionar las palabras de Naruto mientras el Hokage continuaba.

-No, acepto que si le pedí el divorcio pero por razones justificadas: Agredió de forma verbal a una kunoichi enfrente de la aldea, entró a mi oficina a media noche, cambiando las misiones y por otro poco pierdo a mi hijo en esa misión e incluso deseando la muerte de la Sensei de Bolt y su equipo.- Naruto ya estaba levantando la voz y con las pruebas que él tenía era más que suficiente pero Hiashi se levantó molesto provocando un conflicto verbal.

-Esto es el colmo Hokage, usted está acusando a mi hija, una Hyuga de hacer cosas horribles en contra de su propia familia, ya he tenido que tolerar el insulto a la muerte de mi hermano, la de Neji, la ceguera parcial de Hanabi y ahora me viene con estupideces en mi propia cara…Está jugando con fuego Hokage.- Las palabras filosas de Hiashi también provocaban la ira de Naruto que evito liberarla en su modo de Bijuu sacando los documentos que Karin le había dado antes para aventárselo.

-¿Así? ¡Y usted está jugando con fuego al poner a mi hija a entrenar de una forma inhumana!- Los papeles eran claros y Naruto había descubierto que su hija estaba siendo entrenada a la antigua forma de los Hyuga en secreto, todos lo sabían menos él e indignado sacó sus colmillos a reducir.

-¿Qué? ¿Cómo sabe eso?- Quedo sorprendido Hiashi al tener los papeles en mano mientras Naruto lo veía con mucha rabia.
-No importa cómo, porque lo sé todo. La invita al dojo y la pone a prueba con entrenamiento de un Chunnin, ella apenas y va a entrar a la academia y ¡Usted la está forzando al mismo camino que a sus hijas!- Naruto con fuertes declaraciones llamó la atención de los ANBU que entraban atentos aun cuando Hiashi les ordeno no intervenir.

-Usted no entiende para nada los ideales del clan Hyuga, además, es inaceptable que Himawari tenga poca atención a su entrenamiento que su hermano, cuando es en verdad ella quien merece estar en un equipo de Gennin en vez de él.- Hiashi también daba su punto de vista con respecto a su posición no solo como líder del clan sino como abuelo al preocuparse por su nieta.

-Como su abuelo, es mi deber ver por ella ya que usted no le presta atención…y sabe que tengo razón.- Naruto ya estaba cansado de las declaraciones de Hiashi, como era que se atrevía a entrar en esa clase de temas mientras ambos se miraron fijamente con algo de rencor.

-¿Algo más de lo que quiera discutir?

-¿Dónde está Hinata?- Hiashi le mostro la parte Oeste del Clan y Naruto salió muy molesto e incluso empujando a los ANBUS.

-No tiene permitido verla Hokage, asuntos del clan.- Decía Hiashi antes de que el rubio pasara por la puerta mientras lo miraba con molestia.

-Es mi esposa y está por encima de sus reglas Hiashi.- El Hokage de forma intimidante avanzó hacía el ala Oeste dejando a Hiashi con sus ANBUS mirando el comportamiento extraño de Naruto.

-¿Lo seguimos Hiashi-san?

-No…he terminado con el Hokage mis asuntos.- Decía Hiashi aun mirando los papeles del entrenamiento secreto de Himawari, no sabía cómo lo había descubierto pero eso no importaba ahora, él tenía mejores cosas que hacer: el revivir la gran influencia del Clan Hyuga en la aldea.


-Ala Oeste-


“Naruto…tranquilo”

-No puedo estar tranquilo Kurama, no así.- Naruto estaba enfrente de las casas más elegantes del clan Hyuga y a juzgar por los shinobis que estaban custodiando la puerta, sabía que ahí estaba su esposa. El rubio pidió de forma calmada que los dejaran hablar a solas, entrando para ver a una Hinata que estaba ocupada en sus cosas por el momento e incluso mirando el panorama desde su ventana, la azabache se dio la media vuelta encontrando la mirada de Naruto.

-Na…Naruto-kun.- Fue lo único que dijo Hinata en voz baja, mientras Naruto cerraba la puerta.

-¿Podemos hablar?- El rubio se acercaba más a Hinata mientras ella se quedaba inmóvil, la mujer pasó su mejilla con su mano.

-¿Vas a pegarme otra vez?- La pregunta tomo por sorpresa al rubio, quien de inmediato replico.

-No…Hinata yo…lo siento por eso, no era mi intención, yo no te haría daño, ni a ti ni a cualquier mujer.- La explicación del Hokage era de todo corazón, el jamás le haría daño a ninguna mujer, Hinata suspiro mirando de lado, sentía un alivio momentáneo en su corazón.

-Lo se…y todo por esa estúpida.- Hinata comenzó a sentir enojo contra Sakura, creyendo que era ella quien le envenenada la mente de su marido, el rubio no iba a dejar que Hinata volviera a decir esas cosas tan a la ligera.

-Hinata no empieces por favor, Sakura no tiene nada que ver en esto y lo sabes. Vine a ver qué era lo que quería tu padre.- El tono de voz de Naruto era fuerte pero no venía a discutir mientras se acercaba a Hinata, él quería saber algo más.

-¿Tú sabias lo de nuestra hija?- La azabache comenzó a sentirse más nerviosa, si había hablado con su padre era por los asuntos de Himawari con el clan, al quedarse en silencio, el rubio ya tenía sus sospechas.

-Hinata, no me mientas.- La presión por parte del rubio hizo que Hinata no tuviera otra alternativa de hablar.

-Estabas tan emocionado por Bolt cuando entro a la academia que incluso te olvidaste de Himawari y yo quería que entraran juntos.- La explicación de Hinata era legitima, ella veía como Bolt con las fricciones de siempre con su padre lograba entrar a la academia mientras que su hermana menor que era un poco entusiasta estaba en el limbo, preocupando a la azabache.

-Ella aun es chica, el año que viene entrara ¿Pero era necesario que Hiashi se metiera en esto?- Naruto comenzaba a recriminar los actos de Hiashi al poner a su hija a entrenar de una forma algo severa a escondidas.

-Es mi padre Naruto-kun, también tiene derecho de verlos y ver por ellos- Hinata “protegía” aun acosta de Naruto.

-Pero no intervenir en su entrenamiento Hinata- Decía el rubio tomando con suavidad a su esposa de los hombros para no herirla más.

-Tú lo sabías…- Naruto se desconectó por un momento, había algo que no andaba bien mientras miraba de reojo a Hinata, el rubio sin decir nada salió del lugar para observar el cielo ponerse más oscuro, la lluvia estaba a punto de venir pero no era eso, sino que algo sentía en el chakra en la conexión con la naturaleza, parecía moverse a gran velocidad, con mucha fuerza.

[i]“¿Lo sentiste verdad, Naruto”


“Si Kurama…algo no me está gustando”[
/i]

-Luego hablaremos Hinata- Fue lo único que dijo Naruto al desaparecer con su teletransportación de la residencia Hyuga mientras Hinata se sentía totalmente descansada, ella sabía la situación de su hija y de su entrenamiento a marcha forzada y a pesar del gran ojo de los Hyuga, ninguno lograría ver que la pequeña Himawari Uzumaki…tenía los días contados.


-Después-


-Es una buena vista y es una aldea muy grande poderoso Khan- Decía uno de los jinetes mirando la gran puerta desde lejos con todo el ejército principal reunido, él Khan solo hacía los últimos preparativos para realizar su movida.

-¿Y los prisioneros?- La pregunta del Khan hizo que uno de sus hombres trajera a un demacrado Konohamaru sin su brazo y a su equipo de igual forma cansados atados del cuello con collares anti-chakra, el líder de los jinetes tenía un plan.

-Libérenlos.

La indicación fue clara y con mucha fuerza habían arrojado a los tres shinobis hacía adelante para que pudieran huir, Konohamaru era quien se levantaba más lento tras la falta de su brazo siendo ayudado por sus amigos, los jinetes estaban preparando sus arcos apuntando a los tres shinobis con mucha malicia.

-Vamos Konohamaru, tenemos que escapar- Decía Moegi cargando en su hombro a Konohamaru mientras el joven se sentía completamente derrotado.

-Váyanse ustedes, déjenme aquí.- Decía el muchacho mientras Udon trataba de auxiliarlo para escapar, los tres tenían sus reversas de chakra en crítico y no podían hacerles frentes con la condición de Konohamaru.

-¡Jamás! ¡Estamos juntos en esto!- Moegi le gritaba al joven shinobi por pensar en semejante estupidez mientras era llevado lejos aún con cansancio.

-No sean tontos, los van a matar.

-Prefiero eso a dejarte a tu suerte Konohamaru. Udon no iba a dejar abandonado a su amigo y mucho menos así, el prefería morir que ver a su amigo morir, Konohamaru permanecía en silencio mientras que el líder de los jinetes miraba la escena.

-¿Cuántos Shinobis se necesitan para dar un mensaje?

-Ninguno.- Su mano derecha hizo la orden y junto con el ejército principal darían una gran lluvia de flechas en dirección a ellos, Moegi las vio de reojo y lo único que pudo hacer es cubrir a Konohamaru con todas su fuerzas mientras Udon trataría de desviarlas con su ultimo racimo de fuerza cerrando los ojos, los shinobis esperarían su destino y luego…silencio total, Moegi abrió los ojos para ver que las flechas que iban en su dirección habían sido desviadas con gran velocidad, los tres shinobis no sabía que había pasado al igual que los jinetes, menos su líder quien vio son sorpresa a un shinobi albino con una kunai en mano desviando las flechas, un legendario Shinobi los había salvado.

-Los encontré.-El Khan se bajó de su caballo con tranquilidad mirando a aquel shinobi albino enfrente de ellos con mucha seguridad en su cuerpo.

-El legendario ninja que copia: Kakashi Hatake.- Hanzo Khan estaba mirando a Kakashi con mucha sorpresa mientras hacía una sonrisa desenvainando su espada pero antes había ordenado a uno de los suyos lanzar una nueva flecha al cielo. Su segundo al mando disparó la flecha y esta reventó en el cielo creando una gran llamarada…era la señal.

-Que comience el ataque.- Dijo entra susurros el líder de los jinetes mientras el ejército de Hanzo se lanzó había adelante con una gran carga, Kakashi vio a un gran ejercito acercarse a ellos e intento realizar un Jutsu para atacarlos, solo que fue sorprendido por Hanzo Khan con su espada haciendo chocar con su kunai, el shinobi se aseguraba de proteger a los muchachos mientras el gran ejercito venía a toda marcha hacía la puerta, solo para enfrentarse a una persona en concreto quien había estado atento a la situación: Naruto Uzumaki, el Séptimo Hokage.

-No los dejare pasar- Naruto ya en su fase de Bijuu se preparaba para realizar su ataque, sin embargo, una gran explosión se hizo notar en la parte sur de la aldea atrayendo su atención, no era posible…había un segundo ejercito entrando a la aldea y ni siquiera él lo sabía…la batalla por Konoha comenzaría.


-A lo lejos-


-¡Sensei ahí!- Tras un largo camino del nuevo equipo siete y con la lluvia a punto de caer, Bolt vio a lo lejos una gran columna de humo en su dirección, por lo cual los ninjas hicieron marcha forzada para ver que estaba pasando, la ojiverde noto una gran carreta en llamas y a quienes transportaba heridos, Sakura abrió los ojos sorprendida adelantándose a los Gennin, estos vieron el espectáculos con sorpresa.

-¡Señor feudal!- Sakura se acercaba al señor feudal, quien estaba en el suelo con heridas leves mientras la mayoría de su caravana estaban muertos, la pelirrosa comenzó a usar su Jutsu de curación tratando de aliviar el dolor el señor feudal mientras los jóvenes ninjas ya cerca de su Sensei se preguntaban qué había pasado.

-No es una herida muy grande, ¿Se encuentra bien? ¿Señor feudal?- Sakura trato de reanimar al señor feudal mientras Sarada notaba algo extraño en la carreta, siendo cinco flechas en la carreta cubiertas de fuego, la Uchiha comenzó a preguntarse si era coincidencia, mientras Sabaku sentía que algo andaba mal mirando alrededor del lugar abierto.

-Es…es…es una trampa-Fue las únicas palabras que el señor feudal pudo decir antes de caer inconsciente, la pelirrosa volteo súbitamente para ver que su hija y sus muchachos estuvieran con ella, cuando un silbido en el viento sonó y la Uchiha vio como el cielo se ponía negro, algo venía hacía ellos con mucha velocidad.

-¡Mamá!- El grito de Sarada hizo que Sakura dejara al señor feudal y se pusiera enfrente de sus chicos mirando lo que eran flechas, muchas de ellas hacía ella, la ojiverde despertó su sello con mucho chakra acumulado en sus piernas.

-¡Atrás de mí, Shannaro!- La ojiverde con solo pisar la tierra pudo alzar una gran piedra para protegerse de las flechas que impactaban en el suelo y en la piedra con fuerza mientras Sakura mantenía a salvo a su equipo y al señor feudal, la lluvia de flechas había parado haciendo que Sakura soltara la enorme piedra para ver como a lo lejos, un gran contingente de enemigos los miraban, su líder en esos momentos miraba con sorpresa el gran acto de la kunoichi mientras esta quedaba paralizada al ver los estandartes de caballos.

-No…no puede ser.- Ella estaba en la boca del lobo, los invasores de Iwa estaban en la tierra del fuego y por lo tanto su siguiente objetivo era Konoha, los jinetes volvían a incendiar sus flechas como si nada y…

-Disparen segunda línea.



-Continuara…

ShadowAuditore1992
Clan Byakko
Clan Byakko

Masculino Mensajes : 293
Edad : 24
Localización México
Nakus 2725
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por clari.kana el Lun Ago 01, 2016 1:04 pm

excelente capitulo, que impresión por la pelea que empieza, ya quiero saber que pasa. espero con ansias el siguiente capitulo.

clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 346
Edad : 23
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por alexad_uzumaki el Lun Ago 01, 2016 2:18 pm

bueno fue interesante ya esta empezando lo bueno como que ademas de estos guerros misteriosos el clan hyuga va a dar problemas

alexad_uzumaki
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Masculino Mensajes : 389
Edad : 17
Localización Muriendome de aburrimientooooooooo
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por aduzumaki el Lun Ago 08, 2016 2:51 pm

y ahora quedamos con la pregunta de que pasara a himawari porque por lo visto morirá que estará haciendo shina que no apareció en este capítulo, quisiera saber si intervendrá en la batalla contra khan, por dios son muchas cosas las que espero se resuelvan un poco en el próximo capitulo.

aduzumaki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 957
Edad : 22
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por ShadowAuditore1992 el Miér Sep 14, 2016 12:12 pm

¿Acaso no lo vieron venir? Les traigo un nuevo capítulo para los días del futuro pasado y pues que les digo...YA INICIO LA BATALLA! es mejor que lo vean con sus propios ojos como este es el aperitivo para el capitulo 50 del fic, así que espero que les guste mucho


Naruto; Días del futuro pasado



Capítulo 49: Konoha vs la nación de los jinetes.





El fuego de la muralla sur y la cantidad de gritos de los civiles fue la gota que derramó el vaso para Shikamaru quien en la torre del Hokage miraba todo, lo peor había llegado: Los jinetes habían invadido la aldea. El líder del clan Nara estaba más que furioso al saber que los habían eludido y que habían hecho un ataque relámpago, el azabache salió por la ventana y de inmediato corrió por los tejados hacía el sur.


-¡Maldición esos desgraciados nos dieron la vuelta por completo!- Decía completamente furioso utilizando su comunicador para alertar a todos los shinobis importantes de alto rango en este tipo de situaciones.


-¡Pongan a los civiles en los niveles subterráneos y todo aquel no combatiente! ¡Chunnis en adelante a defender la aldea!- La orden de Shikamaru llegó para todos los shinobis y estos decidieron actuar yendo hacia el sur y el norte, el joven Nara miro a lo lejos la gran invasión que venía por delante de la aldea quedándose en medio del camino y al ver que la mayoría de algunos shinobis irían al sur tuvo que cambiar dirección para ir al norte, lo que no se esperaba era ver un gran abanico gigante a la par de él.


-¡Qué haces Temari!- El grito de Shikamaru atrajo la atención de la rubia quien tuvo que ponerse su abanico de forma rápida observando de reojo a su esposo que iban corriendo ya a la par.


-¿Qué crees? Te ayudare y no aceptare un “No” por respuesta.- Fue la respuesta rápida y directa de Temari mientras Shikamaru solo asentía de forma seria, no había tiempo para discutir ya que la aldea dependía de toda la acción en conjunto de los shinobis de Konoha y del Hokage, la batalla por sus vidas estaba a punto de comenzar.


-En la aldea-


-¡Un muro de fuego ahora!- Diversos shinobis en línea se acercaban a la parte sur donde los edificios estaban incendiándose y en donde los cuerpos de los civiles que no pudieron escapar ante el gran ataque estaban inertes, un gran contingente de jinetes que con los arcos incendiaban las casas y negocios estaban a punto de enfrentarse a los shinobis en turno, solo que estos lo que hacía era crear un gran muro de fuego evitando que avanzaran más y darles tiempo para una estrategia rápida.


-Eso los detendrá- Uno de los shinobis pensaba eso en voz alto, mientras que los jinetes miraban el gran muro de fuego impidiendo su paso pero no se inmutaban para nada y ellos aceleraban el andar de sus caballos.


-Ya saben qué hacer.- La orden de uno de los jinetes llamó la atención de sus compañeros, los cuales sin parar hasta llegar a la gran muralla de fuego, en un ataque sincronizado, se lanzaron fuera de sus caballos con arcos, flechas y lo que eran espadas de hoja corta hacía la muralla…logrando pasarla sin ningún rasguño o quemadura, lo cual fue una gran sorpresa.


-¡Imposible!- Cuando los shinobis se pusieron en posición de combate uno de los invasores había disparado su flecha al cuello del líder de la división matándolo al instante y más jinetes se estaban uniendo a sus compañeros de armas enfrentándose en combate cuerpo a cuerpo contra los shinobis, pero estos ignoraban a unos arqueros que habían pasado previamente la muralla de fuego para tener una amplia cobertura, los arqueros estaban apuntando a los shinobis que estaban contendiendo contra los invasores listos para matar sin  una muestra de piedad pero cuando parecía que los shinobis estaban inadvertidos de la trampa, un tornado verde logro que los arqueros perdieran sus arcos y cayeran de los tejados, solo los que pudieron quedarse en pie vieron a aquel Shinobi de traje verdee y cabello de hongo pero con una determinación tan grande como su poder den Taijutsu.


-Me temo que no puedo permitir eso.- Decía Lee mirando con desafío a sus enemigo y estos no se estaban con juegos mientras miraban a Lee determinado a pararlos aquí.


-A un lado shinobi o tú serás el siguiente.- Los arqueros aun en pie se preparaban con sus arcos y flechas para impactar en Lee, su batalla comenzaría en los tejados en medio del caos.


-Qué así sea- Mientras Lee iba a combatir en la parte sur de la aldea, el resto del ataque de los jinetes se concentraba en otras partes llegando a puntos clave de la aldea como los almacenes de provisiones.


-¡Quemen los almacenes, órdenes del Khan!- Otro contingente de jinetes prendían sus flechas apuntando a dichos edificios, logrando acertar en algunos pero de la nada y con el viento a favor, un gran tornado se les acercaba con fuerza para evitar más ataques hacia los almacenes, siendo el joven del Clan Inuzuka quien estaba solo junto con sus miembros del clan mientras los jinetes sonreían como si nada, dejando a Kiba confundido pero aun miraba sus enemigos.


-¿Quién diablos son ustedes? ¿Y cómo se atreven a atacar la aldea?- La demanda de Kiba era más que obvia, a lo que los jinetes nuevamente comenzaron a recargar sus arcos como si nada.


-¿Quiénes somos? Somos la perdición de tu mundo, ninja.- Las flechas volaron a gran velocidad y Kiba junto con sus miembros del clan lograron repelerlos, esta vez sería su primera batalla solo sin Akamaru pero iba a demostrar que aun con esa desventaja de su parte, no iba a dejar a la aldea caer en las manos de unos invasores.


-A las fueras-



-No esperaba menos de ti Hatake, los relatos de tu habilidad son ciertos.- Mientras en la puerta principal, el líder de los jinetes de infierno, Hanzo Khan luchaba cuerpo a cuerpo contra el Sexto Hokage en un despliegue de habilidad por parte de ambos combatientes mientras la gran furia de la caballería estaba azotando con su lluvia de flechas la entrada a la aldea siendo defendida por los shinobis. El Khan y Kakashi después de un buen combate de cuerpo a cuerpo se separaron para verse detenidamente, Kakashi tenía varias ideas en mente.


“Como esperaba…su estilo de lucha se basa en el combate de cuerpo a cuerpo con su espada…pero hay algo raro en su estilo”


-Veo que intentas ver mi punto débil…adelante ¿Quieres?- El acto seguridad del Khan hizo que Kakashi fuera al ataque pero con más fuerza en su cuerpo gracias al chakra.


-¡Rasengan!- Pero antes de que hubiera hecho su ataque un gran destello naranja había pasado sobre Kakashi y con su Rasengan intento impactar al líder de los jinetes quien tuvo que moverse de ahí para evitar el golpe del Séptimo quien se unía a la batalla generando un incómodo silencio al verse directo a los ojos.


-Veo que has pasado mi horda mortal…Hokage.- Decía Hanzo reincorporándose a una pose de pelea mientras Naruto observaba como Kakashi se le unía a su lado derecho.


-¿Esta bien Kakashi-Sensei?- Naruto no dejaba de acumular chakra para pasar a su fase Bijuu.


-Sí Naruto, no te preocupes ¿Pero qué haces aquí? La aldea…


-No se preocupe, ya lo tengo cubierto.- Decía el rubio con una sonrisa en su rostro, no iba a dejar que la aldea cayera en las manos de unos invasores que se habían precipitado en su acción ofensiva, el confiaba en el equipo que había formado para proteger la parte frontal.


-Mientras-


-¡Ja! ¡Hace tiempo no me divertía tanto!- Mientras que en los linderos de la entrada a Konoha, el líder del clan Akimichi había liberado parte de la zona gracias a su poder de hinchamiento y los jinetes fueron a detenerlo por la espalda disparando flechas. Sin embargo no funciono ya que las flechas fueron cortadas en el camino por Karui y con su espada protegiéndole las espaldas.


-Ten cuidado Chouji, vigila tus espaldas.- Karui aprovecho su momentum para matar a uno de los jinetes que venía a su posición mientras Chouji se reía al ver la actitud de su esposa.


-Gracias cariño.- Mientras que a lado de ellos, el líder de la división ANBU atacaba con sus obras de tinta, creando fieras para cargar contra las flechas y los caballos de los invasores, el hombre de tez pálido quería asegurar su victoria así.


-Mis tigres de tinta son indestructibles, eso nos dará tiempo.- Decía con su mismo rostro de inexpresión mientras Shikamaru quería saber cómo atacarlos sin que vinieran más con una rubia tratando de usar su Jutsu de mentes pero le era difícil concentrarse ahora.


-¡Ino que esperas!- Decía Shikamaru comandando las ordenes tanto internas como externas del lugar, la rubia no sabía por dónde ir ni a quién.


-Todos están en movimiento, no puedo apuntar a uno de ellos.- Decía la rubia en una expresión de desesperación mientras el líder del clan Nara se dispuso a usar su Jutsu de sombras para atrapar a uno de los jinetes derribándolo del caballo siendo la oportunidad que esperaba Ino.
¡Bien, ahora si verán lo que les pasara cuando me hacen enojar!- Decía la rubia activando su Jutsu de mentes, cuando intentaba buscar en su mente cual era la estrategia…


-¡Lluvia de flechas!- Varias flechas volaron hacia ellos en llamas para impactar y darlos por muertos, pero ellos no contaban con que los shinobis tenían su propia muralla defensiva en forma de viento.


-¡A un lado!- Temari abrió su abanico para crear un gran tornado y evitar que las flechas llegaran a su destino, haciendo que los jinetes tuviera que replantear la estrategia de nuevo.


-Gracias Temari.- Dijo Shikamaru aliviado por la intervención de la rubia de Suna.


-No hay de que…¡Arh!- La distracción de la rubia provoco que una flecha con una cadena cortante le atravesara el brazo derecho soltando su abanico quedando en seco los shinobis al ver la gran cadena en el brazo de Temari, lo cual a lo lejos un jinete con la misma cadena se acercaba y con una sonrisa diabólica jaló a la rubia fuera del alcance de todos para llevarla a la fuerza por el terreno, provocando la ira de Shikamaru que no dudo ir tras él a pie y de pararlo con su Jutsu de sombras.


-¡Temari! ¡Aleja tus manos de ella!- Cuando la sombra alcanzaba al jinete, una horda se acercaba con más la velocidad suficiente para enfrentar a los shinobis y empujando a Shikamaru para que su Jutsu fuera inútil, ahora fuera de su caballo los invasores se dispusieron a atacar con sus espadas a Shikamaru y compañía mientras buscaban abrirse paso para salvar a Temari.


-Disfruta el viaje perra.- El jinete solo miraba de reojo como la rubia era arrastrada y aun sufriendo el dolor de la cadena en su brazo buscando zafarse, pero sin su abanico estaba más que indefensa pero no estaba sola, a la par del jinete que tenía a Temari, montado en un tigre de tinta se encontraba Sai con su ninjato en mano para realizar su ataque montado ante el jinete quien solo sonrió.


-¿Una carrera eh? ¿Por ella? Grave error shinobi…ahora morirás.- El jinete como si nada ató la cadena hacía la montura del caballo para que no dejara a Temari y le infringiera más dolor, el jinete se paró de su caballo con espada para combatir a Sai en una lucha a gran velocidad y donde la prioridad de Sai era salvar a Temari pero para hacer eso tendría que vencer al jinete, porque sabía no le iba permitir acercarse a ella.


-En él interior-


-Conmigo señores.- Otros grupo de jinetes estaba pasando por los barrios altos de Konoha destruyendo y matando todo a su paso, para llegar a la entrada del dojo Hyuga donde dos de los guardias veían como se acercaban a velocidad a la residencia.


-¡Alto! ¡Nadie puede…!- Antes de que os guardias pudieran terminar su sentencia, los arqueros los habían matado sin piedad, bajaron de sus caballos e ingresaron al lugar empujando a los cuerpos de los guardias y escupiéndoles para dar un tiro de gracia.


-Ya lo hicimos.-Decían los invasores ya dentro de la residencia Hyuga inspeccionando el lugar, para su sorpresa no encontraron resistencia que les hiciera frente y solo encontraron a uno de los shinobis del clan Hyuga frente a ellos, siendo el motivo de risa de los invasores.


-Es solo un viejo, no nos debía causar…- Uno de ellos no pudo terminar su expresión al ser atacado por Hiashi Hyuga quien le había dado un golpe letal con solo dos movimientos haciendo que el resto de los jinetes se pusieran en guardia apuntando con sus flechas mientras Hanabi regresaba de todo el caos en Konoha para ver a su padre listo para luchar.


-Nadie entra en territorio Hyuga sin una invitación previa.-Decía Hiashi con una posición de combate relajada mientras Hanabi corría para auxiliarlo.


-Hanabi, lleva a Hinata y a Himawari a los niveles subterráneos.- Pero Hiashi tenía otros planes, sorprendiendo a Hanabi quien solo miraba a los invasores con determinación de acabar con su padre, ¿Acaso hablaba enserio? ¿Se iba a enfrentar a un rival que jamás habían visto?


-Hazlo por favor.- La orden de Hiashi fue más que clara y solo Hanabi pudo asentir, sintiéndose impotente al momento de la hora del combate yendo hacía el centro de la residencia Hyuga y hacer sonar la alarma para ir a los niveles subterráneos.


-Así que ustedes son los invasores de Iwa, me sorprende que se atrevan a atacar Konoha.- Decía Hiashi con toda la calma del mundo
-La primer flecha ira a tu cabeza.


-Inténtenlo y morirán antes de que se me acerquen.


-Con Naruto-


-Veo que piensas como atacarme…puedo verlo en tus ojos.- Decía El Khan luchado nuevamente de cuerpo a cuerpo contra Naruto y su kunai especial mientras Kakashi buscaba un hueco en su defensa para atacarlo.


-Así que eres tú, tú venciste a la Tsuchikage y quien destruyo las villa de aquí…maldito.- Naruto logro deshacer la guardia de Hanzo Khan y busco conectar una patada con chakra para lastimarlo, el Khan se separaba nuevamente de ellos para tener espacio y plantear su estrategia.


-Es para dar un mensaje.- Decía el líder de los jinetes acariciando la empuñadura de su espada mientras Kakashi creaba su chidori y dejando un a Naruto con mucho enojo y confusión.


-Un mensaje de que su mundo va a arder.- Con esas palabras llena de malvada y frialdad de parte del Khan, Naruto comenzó a entrar en cólera al escucharlo.


-¡Matando inocentes! ¡Eres un ser despreciable!- Naruto recordaba como esa villa había sido destruida sin dejar a nadie vivo, provocando una ira en el Hokage apretando su puño con fuerza.


-Es un precio que hay que pagar, pero no tienes que ponerse así Hokage. Después de todo su gente en el pasado ha matado por control y poder.- El Khan comenzó a caminar hacia delante aun manteniéndose firme mientras la invasión se daba y la defensa de Konoha seguía dando su curso.


-Este mundo de “Paz” como le llamas es una mentira, ¡Una que tú formaste!- Hanzo con un grito de guerra se lanzó hacía ambos Kages con su espada usando ataques rápidos siendo bloqueados por Naruto y Kakashi sorprendidos de que alguien como él se pudiera moverse así de fácil, en el interior del rubio, Kurama estaba analizando la situación y entre lapsus de tiempo, fue dando información a Naruto con una revelación a medias.


“No encuentro nada chico”

“¿A qué te refieres?”

“No…no tiene chakra alguno”

“Aun así siento algo extraño en él…no sé porque así que se prudente”

“Está bien viejo amigo”


-¡Naruto espera!- Kakashi se sorprendió cuando Naruto sacó por arte de magia dos Rasengan con sus brazos del modo Bijju a la espalda del Khan, parecía que la victoria estaba más que definida para Naruto.


-¡Rasengan!- Los dos Rasegan impactaron en el Khan…o eso creían ambos shinobis. Al momento del contacto, Hanzo Khan había usado su espada para protegerse de los dos ataques inesperados del Hokage, Kakashi pensó que era una estrategia inútil de protegerse así…pero la situación cambio para mal.


-¡Qué demonios!- El albino se vio sorprendido al ver que el Khan estaba más que firme en su postura defensiva recibiendo los Rasengan como si nada, mientras Naruto lo empujaba más para hacerlo volar, Hanzo a dos manos protegiéndose con su espada, lo raro de esto fue que el arma comenzó a brillar en un tono azul y luego…una gran onda de choque mando a ambos combatientes lejos sin ningún daño, Naruto fue quien se reincorporo primero y vio como el arma del invasor brillaba mientras sentía como el Chakra se vía directo a la hoja de la espada como si estuviera absorbiéndola. Hanzo sonrió impresionado bajando la guardia un poco observando su arma. Kakashi pensó a temer lo peor.


“Su espada está deteniendo el Rasengan como si nada…¿Cómo lo está haciendo?”


Mientras Kakashi se preguntaba qué era lo que había pasado, Kurama tenía la respuesta a esto…y no era nada alentadora.


“No…es imposible esto”

“¿Qué? ¿De qué hablas?”

“Ese maldito…no sé cómo la consiguió pero Naruto escúchame bien ¡Tienes que tener cuidado”

“¡Dime que pasa Kurama!”

“Es la espada Ryusei”

“¿Y eso que es?”

“Veras chico…hay cinco armas, muy poderosas  que ni siquiera los Kages podrían controlarlas, estas cinco armas fueron creadas hace muchos años con solo un propósito: Vencer a los Biijus”

“¿Qué?”

“Y él tiene la espada…escúchame muy bien Naruto tienes que ser analítico y pensar una estrategia para vencerlo”



-De acuerdo Kurama…mucha gracias por la información.- Naruto analizo la situación y la información de Kurama, miro de reojo la espada observando como el brillo bajaba de intensidad, significaba que el efecto del arma había pasado por lo que tuvo una idea brillante juntando aún más chakra dejando a Kakashi y a Hanzo sin palabras.


-Ahora es el momento de terminar con esto. –La mirada de Naruto y su confianza lo llevo a que cada una de sus manos en fase Bijju liberaran un Rasengan con un diferente elemento, de cada uno de las nueve bestias y con la velocidad del rayo se lanzó al Khan, ignorando los consejos de Kurama.


-¡No Naruto!...Tengo que ayudarlo antes de que pase algo de niveles catastróficos.- Kakashi supo que si Naruto llegaba a conectar el ataque y era bloqueado, las posibilidades de una gran explosión serían desastrosas para ellos, el Khan solo se limitó a ver como los Kages iban por él, en su pensamiento: esto sería un buen entretenimiento.


-Dos Kages por el precio de uno…perfecto.- Hanzo de igual forma se lanzó hacía Naruto con espada en manos en una batalla que los llevaría al gran desastre y al resultado final de la batalla y de la invasión.


-¡Sumaar boroo! (Lluvia de flechas)- Un número enorme de jinetes dispararon una gran lluvia de flechas en dirección a los tres combatientes detrás del Khan haciendo que Kakashi tuviera que actuar rápido antes distraerse contra el principal objetivo.


-¡Cuidado Naruto!- Kakashi lograba esquivar las flechas que venía en una auténtica lluvia del infiero e incluso rompiéndolas pero lo siendo una distracción para que algunos jinetes separaban a Naruto de él mientras el rubio lanzaba sus Rasengan hacia la gran lluvia de flechas destruyéndolas en el aire.


-¡Ya los tengo!- Decía Naruto con una sonrisa en su rostro.


-Y yo a ti Hokage.- Hanzo atacó a Naruto con todas sus fuerzas mientras el rubio usaba los dos Rasengan restantes para nuevamente hacer una colisión entre el Jutsu y la espada creando nuevamente una posición peligrosa para los dos combatientes que ya en el primer golpe se tenían bien medidos en cuento habilidades, esta vez el suelo comenzaba a hacerse un hoyo para empujar a ambos más a fondo.


-¡Deja a la aldea!- El grito de Naruto lleno de enojo hizo que el Khan no quisiera dejar su invasión y fue ahí, donde encontró una brecha en la defensa de Naruto: Su brazo vendado.


-Ta ene ... shaar shig esekhiig medekhiin tuld ( ver si te gusta esto…escoria)- El Khan logro el suficiente esfuerzo y energía para desviar los dos Rasengan y con una malicia en su corazón…logro impactar en el brazo de Naruto haciéndolo sangrar de forma profunda  y a pesar de ser una herida de hace tiempo, los nervios aún eran sensibles a cualquier dolor inusual.


-¡Ahrg!- El grito de Naruto fue lo que esperaba el Khan, quien aún seguían luchando con tenacidad, pero solo uno sabía cómo era la guerra: sea era su vida.


-¿Una herida de guerra previa eh?- El Khan sonreía mientras un Rasengan le había impactado y le había roto la armadura dorada que poseía en un intento de Naruto de equilibrar las cosas, pero su brazo estaba sensible.


-¡Maldición, no ahora!- El rubio tuvo que bajar un poco la guardia mientras se curaba el brazo, Hanzo aprovecho el momento para provocarle una herida en su pecho, había acumulado mucho chakra en su espada para pasar las defensas del rubio y crear una herida más grande, desequilibrando al Hokage.


-¿Duele verdad? No has conocido el verdadero dolor aun.- Hanzo logro conectar una pasada a Naruto haciendo golpear a una roca, el rubio intentaba reincorporarse a la batalla aun con ambas heridas, se preguntaba que era en realidad esa cosa en las manos del Khan y porque el efecto era extraño desde el momento que le detuvo los dos Rasengan.


-¿Qué es esto? Me siento algo debilitado…es imposible. Tú espada… ¿Qué me está haciendo?- Decía Naruto mientras el Khan se acercaba y la espada brillaba con más intensidad.


-No te está debilitando Hokage… ¡Está usando tu poder en tu contra!- El Khan se lanzó hacía el Hokage con la seguridad de que iba a derrotarlo con un golpe más, el rubio aun con las heridas se reusaba a perder y con dolor uso nuevamente el Rasengan para evitar una herida más pero las heridas le estaban pagando factura, no sabía cómo contrarrestar esa arma y solo dependía de su característica suerte en estos momentos.


-Muere ahora.- En un giro que hizo el Khan para acercarse a Naruto por debajo del Rasengan, el rubio estaba temiendo lo peor y su reacción fue más que tardía, el Khan ya tenía lista su espada para clavarla en el estómago de Naruto…Naruto había perdido.


Una Shuriken gigante hizo que el Khan perdiera su concentración ya que iba en dirección a él y tuvo que moverse y dejar de ejecutar su ataque dejando a un Naruto a salvo por el momento ante gran arma que había pasado entre ellos como boomerang, la gran arma nuevamente intento matar a Hanzo pero este logro moverse justo a tiempo antes de cualquier sorpresa. La shuriken regreso a su dueño legitimo mientras estaba en posición de pelea ante ellos, sorprendiendo a Naruto.


-Primero tienes que pasar sobre mí antes de acercarte al Hokage.- Un viejo amigo de Naruto y viejo Shinobi se unía a la batalla, con su característica herida en su nariz y sujetando la shuriken mirando a Hanzo mientras este se mostraba algo molesto y el rubio  estaba sorprendido de verlo aquí.


-¿Iruka-Sensei? Pero…no debería.- Naruto se levantó ya sin tanto dolor al ver a su antiguo maestro enfrente de él, Iruka solo sonrió.


-El hecho de que este viejo no significa que no pueda defender la aldea.- Decía Iruka caminando con toda seguridad mientras miraba a Naruto de reojo.


-Además…quería ver si podíamos hacer equipo Naruto, espero que estés a mi paso.- Entre broma y seriedad, Iruka le hacia una propuesta interesante al Hokage en turno, el rubio solo asintió con una sonrisa nuevamente generando chakra y listo para una nueva oportunidad de vencer al invasor.


-Lo que usted diga Iruka-Sensei….¡Hagámoslo!- Naruto por un lado, Iruka por el frente y cuando parecía que las cosas que Hanzo Khan no eran más difíciles, Kakashi se les unía tras haber salido de la trampa de la lluvia de flechas y haberse encargado de unos jinetes que querían derrotarlo, 3 vs 1, parecía una injusta pero para alguien como Khan…era equilibrar las cosas: La batalla por Konoha empezaría por fin.



-Lejos-



-¿Mamá? ¡Mamá!- Sarada vio con sorpresa la gran piedra que su madre sostenía con las flechas incrustadas en ella y sosteniéndola como un gran escudo mientras los arqueros seguían lanzando flechas.


-Estoy bien hija…maldición ¿Cómo es que no los vimos venir? Todo era una trampa- Decía Sakura enojaba y harta de estas falsas misiones pero miro de reojo a sus chicos y al señor feudal herido por lo que ella tenía una solución a todo esto.


-¡Protejan al señor feudal y escóndanse! ¡Váyanse!- El grito de Sakura fue acompañado por el rompimiento de la piedra que los protegía para luego ver como  los jinetes estaban acercándose a ellos, Sarada abrió los ojos de golpe al ver a un enemigo jamás visto yendo con fuerza hacía ellos y aún más por la actitud de su madre.


-Pero….


-¡Ahora Sarada!- Sakura tuvo que gritarles para que movieran los pies y se fueran antes de que sea tarde.


-¡Shannaro!- El grito de la ojiverde sonó al momento impactar al suelo y crear una gran grieta para evitar que los jinetes se les acercaran mientras estos trataban de esquivar la fuerza diabólica de Sakura, Bolt y Sabaku impotentes tuvieron que hacer caso y tomar al señor feudal y salir corriendo siendo Sarada la única de pie y sin quiere abandonar a su madre.


-Disparen- El líder de la división de rastreo de los invasores volvió a dar la orden de disparar las flechas mientras Sakura miraba como su hija aún estaba ahí.


-¡Qué estas esperando Sarada! ¡Lárguense!- Al momento de la advertencia, los jinetes ya estaban cerca de ellos y uno a punto de dispararle a Sarada congelando a la susodicha, Sakura no soporto más y lanzó una patada con fuerza hacía el jinete tirándolo del caballo y rompiéndole la pierda y esquivando las flechas, haciendo que la Uchiha reaccionara y huyera mirando a su madre “sacrificándose” por ellos.


-¡Con ella no te metas!- Un furiosa Jounnin estaba dando pelea contra los jinetes que usaban de todo para frenar y ella se limitaba derribarlos de los caballos y a esquivar las flechas dejando sorprendidos a todos los que aún no atacaban.


-Es solo una pero aun así es muy hábil, esto será entretenido.- El líder de reconocimiento miro a lo lejos como los chicos huían con el señor feudal a todo lo que daban y supo que no podía dejar vivo a nadie.


-Persigan a los niños.- El jinete junto con otros cinco fueron a la caza de Bolt y compañía mientras los Gennin impotentes al no poder hacer nada tuvieron que dejar a su Sensei por su seguridad, el señor feudal aun débil pudo visualizar a los invasores como se iban acercando a ellos lentamente.


-¡Detrás de ustedes!- El grito del señor feudal hizo que Bolt tuviera que voltear para ver a los jinetes apuntándolos con las flechas.


-¡Nos están persiguiendo, apresuren el paso!- El rubio y los demás buscaban hacerlo pero ya estaban a la vista de los arqueros quienes no duraron en apuntar primero a Sarada siendo la única en estar más cerca de su zona de tiro.


-La chica primero.- La flecha fue disparada mientras Bolt buscaba dar la vuelta e intentar salvarla pero parecía que la flecha daría en el blanco.


-¡Sarada no!- El rubio grito desesperado y llamando la atención de la Uchiha para que viera la flecha moverse sin darle tiempo de activar el Sharingan pero vio que su flecha cambio de curso y de la nada, el muchacho Hayabusa estaba dirigiéndose a los jinetes conectando un gran golpe, sorprendiendo a la chica de lentes.


-¡Sabaku! ¿Qué haces tarado?- Sarada a lo lejos miraba como Sabaku de forma violenta con su taijutsu había derribado a uno de los jinetes de su caballo para hacerlo caer al suelo de forma pesada, el joven ninja adopto una postura de combate siendo rodeado por los demás jinetes que los perseguían.


-Ustedes váyanse, yo los voy a detener.- El muchacho sacaba algo de su bolsillo, algo nuevo para ellos y que no sabían que él poseía: unos nunchakus haciéndolos mover con fuerza y preparándose para cualquier ataque de flechas de los jinetes. Estos solo comenzaron a reírse rodeándolo.


-Veo que tienes ganar de morir niño.- Decía uno de ellos apuntando su flecha directo a la cabeza de Sabaku, mientras el azabache no se intimidaba.


-Soy un shinobi de Konoha y no voy a dejar que lastimen a mi equipo.- Sujetando su arma con solidez pudo evitar una flecha que iba dirigida a él por la espalda y que con habilidad había bloqueado dejando a los demás jinetes sorprendido.


-Muy bien niño, morirás como uno- Decía el principal jinete de los perseguidores preparándose a lanzar la flecha, la tierra retumbo con fuerza pareciendo un terremoto pero era la pelirrosa que estaba encima de ellos al dar un gran salto para impactar su puño en el suelo haciendo un gran desequilibrio en la tierra haciendo que los caballos se movieran antes de ser golpeados y ser reorganizados para evitar la fuerza monstruosa de Sakura quien estaba delante de su alumno con una expresión de enojo.


-Te dije que te fueras Sabaku, no es momento de hacerse el héroe.- Decía la ojiverde pisando con fuerza la tierra haciendo un hoyo literalmente pero Sabaku se puso a su lado son importar el regaño de su Sensei.


-Lo sé.- Decía con una sonrisa dejando a Sakura sorprendida mientras alguien más se le unía a lado de Sabaku.


-Pero no vamos a abandonarla Sensei.- La voz reconocible del hijo de Hokage llamó la atención de Sakura al verlo como si nada, preparado para lo que fuera y con su Rasengan que había creado.


-¡Bolt estás loco! ¡Tienes que irte!- La pelirrosa le estaba recriminando la actitud estúpida a su alumno por igual ignorando la última presencia que se unía a ella a su derecha.


-Aquellos que no siguen ordenes son llamados escoria, pero aquellos que abandonan a sus amigos son peor que escoria…no lo haremos mamá- Sarada con su Sharingan activado miraba a sus enemigos con furia mientras Sakura estaba sin poder creerlos, ¿Acaso estaban locos? Eso parecía…


-¡Después de todo somos un equipo!- El grito conjunto de los tres Gennin hizo que la moral se elevara y Sakura solo asintió confiando en ellos y de que los protegería contra todo y ante todos mientras los jinetes tomaban sus flechas prendiéndolas para apuntarlos a los shinobis.


-Y morirán como uno.- El líder de ese escuadrón de jinetes dijo en silencio pero siendo escuchado por Sakura, liberando su gran sello y cubriéndola en todo el cuerpo preparada para partirle la cara.


-Sobre mi cadáver te les vas a acercar…¡Shannaro!- El grito de batalla de Sakura Haruno retumbo en todo el lugar haciendo que cargaran cuatro shinobis ante un gran escuadrón de extranjeros quienes lanzaron su gran ataque hacia ellos…y oficialmente, la gran batalla entre Konoha y la nación de los jinetes había comenzado y para pararla…solo un Dios podría.




Continuara…

ShadowAuditore1992
Clan Byakko
Clan Byakko

Masculino Mensajes : 293
Edad : 24
Localización México
Nakus 2725
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por alexad_uzumaki el Miér Sep 14, 2016 1:50 pm

o por diossss omg, imcreible no tengo palabras para describir el capitulo fue fenomenal......

alexad_uzumaki
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Masculino Mensajes : 389
Edad : 17
Localización Muriendome de aburrimientooooooooo
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por CerezoIntenso el Jue Sep 15, 2016 4:26 am

Genial!! Esta reñida la batalla entre ambos bandos. Esperare la conti pronto...Saludos y excelente capitulo

CerezoIntenso
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 220
Edad : 20
Localización Venezuela
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por clari.kana el Dom Sep 18, 2016 6:51 pm

Estupendo capítulo, no puedo decir mucho sólo que fue genial y ya quiero leer mas.

clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 346
Edad : 23
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por ShadowAuditore1992 el Lun Sep 19, 2016 1:09 pm

Y llegamos al final...si comunidad...al final del fic...PERO DE LA PRIMER TEMPORADA XD, después de 50 capitulos, llegamos la climax de todo y pues cuando se publique el ultimo capitulo, osea este, se retomara después para descanar las ideas.

Primero un agradecimiento a MariSaku92, siendo la colaboradora en el fic, sin duda, tambien merece el reconocimiento porque algunas partes son de ella y quisiera dar credito en este proyecto conjunto.

Además de agradecerles a ustedes, lo que han comentado el fic, desde hace ya un año, se que mucho se han ido pero aun así sigue vigente y si les gusto, esparsanlo por todo el foro XD ok no y sin nada más que agregar...el final de temporada!!






Naruto; Días del futuro pasado



Capítulo 50: El día en que Konoha cayó.






-¡Adelante!- El grito de Naruto inyecto confianza al lanzarse contra el Khan junto con Iruka y Kakashi por los lados mientras el líder de los jinetes intentaba fijar su atención en el Hokage.


-No importa cuántos sean, mi victoria está más que asegurada.- Hanzo Khan sonreía al ver a los shinobis encima de él con diversos ataques mientras este los esquivaba y bloqueaba con su espada, Naruto era quien intensificaba los golpes, sorprendidos por la agilidad nata del líder de los jinetes.


-Sí que es rápido, aun con esa pesada armadura.- Decía Iruka lanzando su shuriken nuevamente por la espalda del Khan, Hanzo logro salir de la zona de fuego mientras Naruto con su velocidad de rayo impactaba nuevamente en su espada con su kunai.


-Lo se Iruka pero no te confíes, este sujeto puede hacer cosas que un ninja experimentado puede y por lo que veo es un señor de guerra.- Decía Kakashi haciendo un movimiento de manos para lanzar unas bolas de fuego, el Khan no tuvo más opción que buscar una mejor posición ante las llamaradas que iban hacia él mientras Naruto continuaba su ataque con más rapidez y con Iruka apoyando con las shuriken.


-Ya veo…supongo que está en su sangre.- Decía Iruka mientras miraba la habilidad del Khan contra Naruto siendo más defensivo que el Hokage.


-Y otra cosa…


-Su espada puede absorber chakra sin problemas.- Kakashi fue al ataque nuevamente con dos kunai mientras Iruka sorprendido se quedaba atrás del albino mientras corría para alcanzarlo.


-¡Qué!


-Es por eso que puede luchar contra Naruto sin problemas.- Kakashi apretaba el mango de sus armas mientras Naruto chocaba su kunai contra la espada del Khan haciendo estallar una leve onda de poder.


-¡Vas a caer bastardo!- El grito de Naruto fue escuchado por todo el lugar, Kakashi e Iruka fueron a apoyarlo mientras el Khan se sentía asfixiado por los ataques constantes de los shinobis, el albino temía por la puerta principal donde las defensas poco a poco estaban por desmoronarse.


-Aun así debemos seguir atacando  Kakashi, no creo que Shikamaru y el resto puedan contenerlos por mucho.- Decía Iruka reforzando los pensamientos del albino mientras la batalla principal al norte de la aldea era inmisericorde con sus combatientes, el Khan no tuvo opción de usar un recurso en contra de sus principios de guerra en su nación: Una segunda espada sencilla para contrarrestar los ataques de los ninjas pero siendo más arriesgado y dejando expuesta su defensa. Naruto supo que era de terminar esta batalla como fuera chocando sus armas con mucha determinación.


-Estoy sorprendido Hokage, aun con sus heridas puede seguir luchando hasta la muerte.- Eso le complacía al Khan, pero no escucho respuesta de Naruto y la única respuesta que tuvo fue una cortina de humo que desapareció enfrente del Khan sorprendiéndolo y Kakashi miro al cielo sabiendo que el plan estaba en su curso, el Hokage estaba arriba del Khan con su Rasenshuriken mientras el líder de los jinetes miraba sin poder mover un musculo ante tal sorpresa.


-¡Y mucho más! ¡Jutsu multiclones de Sombras!- Naruto invoco a más de cien clones con su mismo Rasenshuriken iluminando el cielo de un azul más brillante. El Khan no dejaba de contemplar dicho ataque.


-¡Al ataque!- Los clones comandados por Naruto fueron a la misma dirección donde estaba el Khan e inútilmente puso sus espadas de forma defensiva para recibir el ataque pero era insuficiente, los clones salieron por todos lados y continuaban lanzando su ataque para no dejarlo moverlo, eventualmente una gran fuerza en los Rasenshuriken fue tan grande que hizo una gran explosión en el lugar, todos los testigos de dicha explosión sonrieron al ver que el Hokage había hecho una brillante movida ante los ojos shinobis, tanto Iruka y Kakashi vieron como Naruto caía de pie a su lado con una sonrisa en el rostro y limpiándose un poco el polvo de la cara.


-¡Genial!- Gritaba el rubio con mucha satisfacción mientras la gran nube de tierra y humo seguía, Kakashi e Iruka se quedaron sorprendidos al ver el poder de Naruto a todo su potencial y de que la batalla terminaría con su caída.


-Nadie había dañado mi armadura en muchas batallas- Unos pasos se escucharon entre la nube de humo y tierra dejando a Naruto en shock, para Kakashi era imposible, nadie hubiera sobrevivido ante ese ataque e Iruka no tuvo palabras para ver que el Khan estaba de pie aun saliendo del humo sosteniendo su espada ryusei con mucha fuerza muy furioso. Al notar su armadura dorara completamente dañada, con sus manos se la arranco del cuerpo mirando al Hokage con mucha rabia.


-Supongo que vamos a ponernos serios.-Hanzo estaba determinado de matarlos sin importar si le costaría la sangre de sus hombres, Kakashi tuvo una idea en esos momentos.


-Naruto, escúchame lleva a tus clones a reforzar la puerta principal.- Decía el albino mirando que la situación del norte estaba en contra de ellos, el rubio asintió creando alrededor de cien.


-Entendido ¡Ya oyeron, a defender la aldea!


-¡Claro!- Los clones miraron hacía donde estaba la batalla principal corriendo dejando al original junto con Iruka y Kakashi solos contra el Khan, este no iba a mostrarles piedad alguno y eso iba por parte de los shinobis que nuevamente se lanzaron hacía él…su batalla apenas comenzaba.


-¡Miren, es el Hokage!- Mientras en las puertas principales, Ino observo algo bajar en su dirección mientras continuaba combatiendo a los jinetes en un ataque más frontal y lleno de furia.


-No es eso… ¡Es todo un ejército!- Shikamaru sonrió al ver el ejército improvisado de Naruto apoyándolos en buen momento mientras el Nara atacaba a los que intentaba destruir las murallas de la aldea para tener un mejor espacio de ataque.


-¡Al ataque!- Los clones gritaron al unisonó atrayendo la atención de los jinetes quienes comenzaron a hacer una gran rueda para disparar sus flechas de fuegos contra los clones del rubio, destruyendo unos en el proceso pero esto fue aprovechado por Shikamaru reuniendo a todos los shinobis para crear una gran línea ofensiva.


-¡Vamos es nuestra oportunidad de atacar!- La orden era clara: Mantener a los invasores fuera de la aldea por cualquier medio, lanzándose los clanes Nara, Yamanaka y Akimichi junto con algunas divisiones ANBU hacía los jinetes entretenidos contra los clones de Naruto en una batalla entablando una batalla con el terreno más parejo y con las fuerzas comenzando a equilibrarse en una batalla donde la sangre correría a más cantidades, mientras que Sai había terminado su combate contra el jinete que había raptado a Temari para sacarla del camino, el ANBU pálido libero de sus ataduras de la chica de Suna mientras ella hacía aparecer su abanico aun con el brazos dislocado por la terrible tortura.


-¿Estas bien Temari?- La pregunta obvia de Sai no le incomodo a la rubia quien tomo su abanico sin importarle el dolor en su brazo mirando la concentración de jinetes y fuerzas shinobis en el centro del campo de batalla.


-Puedo pelear no te preocupes Sai.- Los dos shinobis fueron de inmediato a gran velocidad al campo de batalla siendo dos buenos refuerzos para el ataque y la defensa de la aldea, la batalla por Konoha a cada minuto se volvería más intensa y la lluvia cayó en ellos con un relámpago en el cielo, era como estar en el infierno: un infierno lleno de sangre y muerte.



-Dentro de la Aldea-


-¡Son demasiados!- Uno de los shinobis era asesinado a punta de flechas por los jinetes quienes atacaban en el sur de la aldea mientras en los tejados, Rock Lee seguía luchando y manteniendo la parte alta de las casas intacto pero siendo superado por número por los invasores quienes no dudaron en dispararle, siendo rechazadas las flechas por el taijutsu de Lee.


-Solo los cobardes usan armas para defenderse y no tienen honor.- Los discursos de Lee eran frecuentes mientras noqueaba a todos los arqueros que encontraba, pero también tenía que estar atento en los que se encontraban abajo, ya que habían matado a los shinobis que habían hecho el muro de fuego sin embargo uno de ellos logro lanzar una flecha hacía la dirección de Lee, el shinobi pudo reaccionar…pero no como quería.


-¡Ahrg!- La pierna “buena” de Lee había sido atravesada por dos flechas en su pierna y convirtiéndose en blanco fácil de los arqueros que comenzaron a rodearlo.


-Entonces muere escoria.- Los arqueros sonreían maliciosamente, Lee era la última línea de defensa para evitar que los invasores llegaran a los accesos de los túneles de los civiles, el ninja de cejas grandes se mordía el labio sacándose las flechas de su pierna y se preparaba para luchar aun contra la ventaja numérica, solo un milagro podía ayudarlo.


-¡Atrás!- Diversas katanas, kunais, shurikens y cadenas salieron contra los arqueros quienes comenzaron a morir uno por uno ante la cantidad de armas que salían volando siendo el milagro para Lee, el ninja del traje verde miro como cierta castaña se unía a la batalla cargando tres pergaminos en su espalda.


-¡TenTen!


-¡Demonios Lee, no puedo dejarte solo un instante!- Decía la castaña regañándolo por la tontería de enfrentarlos solo sin apoyo, solo Lee sonrió al ver a TenTen a su lado.


-Siguen apareciendo de la puerta sur, tenemos que pararlos ahí.- Lee observaba el gran hoyo en las murallas del sur de la aldea mientras se quitaba las partes de las flechas que aún seguían en su cuerpo.


-De acuerdo, ¿Con cuántos contamos?- Tras la pregunta de la castaña, Lee vio como los que lo acompañaban había muerto tratando de defender la zona sur sin éxito alguno al ver que los jinetes seguían entrando sin nadie que los detuviera.


-Muy pocos, todos están en la puerta norte, el ataque más fuerte viene de allá pero en el sur es más rápida la invasión.- El ninja de traje verde miraba el norte de la aldea donde la batalla era más grande por el gran contingente de jinetes que venían mientras la castaña le temblaba la mano que sujetaba su cadena.


-Mierda…si tan solo Neji…no importa ahora, lo haremos los dos ¡Vamos!- TenTen ya no quería aferrarse al pasado ya que la situación era completamente diferente, un enemigo jamás visto por los shinobis. Tanto TenTen como Lee llegaron a la parte sur de la aldea donde la destrucción era más notoria, edificios destruidos y miles de cadáveres entre civiles y ninjas tras el avance de los jinetes. La castaña vio a lo lejos del hoyo que un nuevo contingente de jinetes venía con la calma del mundo mientras se ponía en posición de ataque.


-Ahí vienen Lee ¿Listo?-


-Tú me conoces ¡Jamás me rindo!- Lee aumentaba su chakra a su clásica tonalidad verde comenzando a abrir las 7 puertas.


-Entonces no lo harán solos.- Ambos shinobis se dieron la vuelta mirando cómo arribaban los miembros del clan Aburame e Inuzuka después de una defensa costosa por los almacenes de la aldea.


-¡Kiba, Shino!-


-Los almacenes están a salvo, venimos para apoyarlos.- Decía en pocas palabras como siempre Shino mientras se unían a lado de Lee y TenTen, a pesar de que eran solo cuatro y los refuerzos no eran viables, ellos decidieron hacerles frente a los invasores y de la puerta sur no iban a pasar.


-Nosotros igual- La sorpresa fue lo que abordo a los cuatro shinobis al ver a Karin junto con el equipo Taka y la división de espionaje a su lado, los pocos refuerzos habían llegaddo para fortalecer la parte sur de la aldea, los jinetes comenzaron a apretar el paso de sus caballos para estar más cerca de la aldea y dar un golpe final.


-Llegamos lo más rápido que pudimos, fuimos emboscados.- Se expresaba Karin mientras miraba los daños causados por dicha explosión.


-No importa, lo bueno es que llegaron.- Decía Lee aliviado de ver a la pelirroja dar órdenes sobre la formación defensiva para evitar sorpresas por parte de los invasores.


-Sí que son atrevidos al atacarnos.- Suigetsu le robo las palabras en la boca a Kiba quien quería repetirlas desenvainando su espada esperando el gran impacto de los invasores.


-Lo se…y pagaran por eso.- Los siete shinobis estaban listos para su batalla ante un ejército muy despiadado, ellos iban a pagar muy caro la invasión y por la muerte de los aldeanos.


-¡Por la aldea!- TenTen se lanzó al ataque primero al ver a los jinetes pasar nuevamente la muralla con flechas y espadas en manos, el dominio de la parte sur de la aldea sería disputada donde dos culturas chocaban…y donde solo una viviría.



-Con Naruto-



-Sin duda eres un buen combatiente Hokage, la recordare por siempre.- Decía Hanzo mientras el transcurso de la batalla continuaba, esta vez el Khan era mucho más rápido sin su armadura pero los shinobis no lo dejaban descansar para nada.


-Entonces recordaras tu derrota.- Naruto le golpeaba en el pecho con mucha fuerza para desequilibrarlo y darle paso a Kakashi de atacar.


-Tú caída será la que recordare.- El Khan pudo evitar el ataque de Taijutsu de Kakashi y la Shuriken que Iruka le mandó por la espalda, pero el veterano shinobi tenía otra intención haciendo un movimiento de manos para hacer que su arma girara aun clavada en el suelo.


-Efecto Boomerang.- La shuriken salió de forma inversa hacía el Khan quien al tratar de desviarla, su segunda espada había sido destruida y Hanzo quedo contra la cuerda en una gran roca al verse superado por los shinobis.


-No tienes a donde ir ahora…has perdido.- Decía Kakashi con su Chidori activado, Iruka nuevamente con su shuriken y Naruto con su Rasenshuriken. Parecía que era cierto que el Khan iba a perder esta batalla.


El cielo en medio de la lluvia se ilumino de color rojo por una bengala atrayendo la atención de los tres shinobis y el Khan, la bengala provenía de la parte de atrás del ataque principal, a lo que el Khan solo sonrió.


-Al parecer no.- Esas palabras llenas de orgullo del Khan pusieron a Naruto a pensar de que hablaba, lentamente se mostraban pequeños pañuelos que iban creciendo para formar banderas.


-¿Pero qué es eso?- Shikamaru vio que dichas banderas se acercaban más a los bordes de la aldea, su miraba fue incrédula al ver que esas banderas: Tenían el símbolo de los jinetes.


-¡Imposible!- El grito del Nara llamó la atención de todos al ver alrededor de 150 jinetes completamente sanos y listos para la batalla.


-¡Todos con el Khan!- Las banderas de los jinetes de aquella colina se izaban con autoridad y los refuerzos comenzaron a bajar con rapidez y con arcos en manos disparando para apoyar a la fuerza principal, Iruka y Kakashi se sorprendieron al ver dicha fuerza nuevamente ser algo numerosa contra los shinobis y estos comenzaron a pelear para  mantener el control de la posición y evitar que avanzaran a la puerta principal de la aldea.


-¿De dónde salieron?- Kakashi no comprendía como es que esos refuerzos habían llegado tan rápido a Konoha y como sabía cómo incorporarse al ejército principal, el Khan solo sonrió al ver la balanza a su favor.



-Lejos-



-¡No los dejen reponerse chicos!- Sakura junto con su equipo continuaban luchando con todo su potencial al máximo ante los jinetes quienes atacaban con todo a un equipo pequeño de shinobis, pero siendo una de ellas la estudiante de Tsunade, los hijos de los héroes del mundo shinobi y un joven muy hábil para su edad.


-¡Entendido!- El grito al unísono de los tres chicos les inyectaba de mucho aliento y poder para enfrentar a este misterioso enemigo.


-¡Nos los dejen vivir!- Decía uno de los jinetes siendo noqueado por Sakura mientras Sabaku luchaba de cuerpo a cuerpo, Sarada podía usar su Sharingan uno por uno mientras Bolt usaba sus clones de sombra para crear una distracción y atacar con mucha fuerza.


-Podemos ganarles, tenemos que hacerlo.- Decía Bolt lleno de adrenalina en su cuerpo mientras que lejos del lugar, los pocos jinetes junto con su líder que no fueron al ataque principal miraba como se desenvolvía la lucha, dando una orden con una señal, los arqueros reparaban sus flechas con varios explosivos en las puntas.


-Veamos que tal les gusta esto.- El líder lanzo la orden de disparar a discreción hacía el campo de batalla, las flechas volaban a gran velocidad gracias al viento a su favor. La ojiverde se percató de la lluvia de las flechas distrayéndose un poco con sus enemigos en turno.


-¡Lluvia de flechas! ¡A un lado muchachos! ¡Son flechas explosivas!- El equipo de Sakura busco cubrirse del caos mientras las flechas explotaban al contacto con el suelo mientras sus enemigos se dispersaban para evitar ser alcanzados mientras continuaba atacando a los shinobis aun estando ocultos.


-¿Acaso no le importa sus propios hombres? Voy a acercarme a él.- Decía Sakura mientras miraba a lo lejos a los pocos jinetes que no habían salido al ataque, sabía que si lo vencía, podría tener información de esta invasión y vengar las muertes de los inocentes.


-Mamá no lo hagas.- Decía Sarada repeliendo a sus atacantes con su kunai.


-Tranquila hija, estaré bien, te lo prometo.- Decía Sakura con una sonrisa apretando su puño con fuerza, destruyendo la tierra para hacer que los caballos se asustaran y los jinetes cayeran aprovechando el hueco que habían dejado para salir corriendo hacía la cima de la pequeña colina en donde estaban el resto de los jinetes.


-Se acerca la mujer señor ¿Ordenes?- Preguntaba uno de los jinetes sorprendido por la habilidad de la pelirrosa de esquivar las flechas convencionales, así que era momento de lanzar las armas pesadas.
-Tiren los “caballos infernales”- Ante esta decisión, todos los jinetes sacaron flechas nuevas, unas de color dorado preparados para disparar pero sabiendo del poder destructivo de las armas que poseían, sus hombres estaban comprometidos.


-Pero señor…nuestros hombres…


-Den la señal y disparen rápido.- Decía el líder cortando las palabras de su soldado mientras otro de ellos lanzaba una bengala amarilla con su flecha para advertir a sus compañeros del peligro que se acercaba. Los soldados lograron ver la señal y tuvieron que emprender la huida sorprendiendo a los shinobis.


-¡Se están retirado!- Bolt resaltaba lo obvio pero aun dejando dudas en la estrategia de los jinetes, Sarada buscaba que era lo que pretendían con su Sharingan.


-Pero es una estrategia extraña de su parte.- Decía la azabache sin encontrar aun un punto claro en esto, Sabaku miraba al cielo al ver la bengala amarilla en el cielo mientras Sakura seguía esquivando las flechas de todos los ángulos posibles.


-Fuego.- Los jinetes lanzaron las flechas doradas hacía Sakura y aunque la pelirrosa lograba desviarlas, el verdadero peligro era otro e incluso Sakura logro tomar una para mostrarles su verdadero poder mediante su sello, pero noto que la flecha dorara tenía una mecha corta y las vio las flechas posicionada alrededor de ella, la ojiverde lanzó la flecha lejos del lugar pero ya era tarde…la destrucción estaba desencadenada y muy tarde fue para Sakura.


-¡Váyanse!- Fue lo último que pudo gritar Sakura al ver las flechas levantar una gran explosión que la envolvió totalmente mientras los tres shinobis veían el gran poder de las flechas explosivas de alta potencia.


-¡Sensei!- El grito del rubio lleno de sorpresa y de desesperación se apodero de él y trato de ir para ayudarla pero fue Sabaku quien lo detuvo para evitar un suicidio.


-Un explosivo muy fuerte, no lo vimos venir.- Decía el joven azabache frustrado de no ver venir la explosión a niveles caóticos, Sarada se quedó paralizada al ver a su madre atrapada en esa explosión.


-Mamá…por favor no nos haga esto.- La chica de lentes intentaba no quebrarse en ese momento, su cuerpo seguía paralizado mientras un pequeño sonido en el viento se acercaba a ellos y el lente de la Uchiha podía verlo…una flecha iba a su cabeza.


-¡Cuidado!- Sabaku tuvo que tirar a Sarada al suelo para prevenir que la flecha la alcanzara y entre el humo lentamente venían los jinetes ya reunidos nuevamente y recargando sus flechas.


-¡Ahí vienen!- Bolt libero a sus clones con su Rasengan activado para enfrentarlos sin miedo en el corazón y con furia en su cuerpo, Sabaku supo también que era momento de luchar pero no fue así para Sarada, después de ponerse en pie y analizar la situación…emprendió la huida para sorpresa de sus amigos.


-¡Sarada que haces!- Grito Bolt confundido y frustrado al ver a la Uchiha correr.


-¡Le hago caso a mi madre idiota! ¡No podremos solos!¬- Fue lo único que dijo la chica de lentes intentando hacer que los otros dos entraran en razón, el rubio no podía creer que estaba viendo.


-Pero…


-¡Vámonos Bolt!- Sabaku tomo a al rubio con fuerza del brazo para hacerlos reaccionar y emprender la retirada, su orgullo no le permitía hacer eso pero ante la situación y ante la carga de muchos enemigos hacía ellos tuvo que hacerlo, sabiendo que su Sensei había sido alcanzada por el mismo infierno, los tres Gennin emprendieron la huida ante un ejército literalmente, mientras el líder de la división de asesinos estaba mirando lentamente lo que sería su victoria.


-¿Vamos por ellos? No son una amenaza.- Decía uno de los jinetes mientras recargada su arco apuntando a los lejos a los tres Gennin.


-Uno de ellos es el hijo del Hokage y la chica es la última de los Uchiha.- El líder de los jinetes o de la división para ser más precisos sonreía mientras sentía las gotas de lluvia en él lanzando una flecha con una bengala roja.


-Destruyamos sus legados.- Con la señal daba, todos los jinetes salieron en la persecución de los muchachos con el objetivo de destruirlos, no iba a ver misericordia con ellos, Bolt Uzumaki, Sarada Uchiha y Sabaku Hayabusa ahora tendría un reto mayor: El sobrevivir a un enemigo jamás visto y que era más peligroso que cualquier aldea enemiga, una nación militar, una nación llena de sueños de conquista…una nación con el objetivo de ver a Konoha arder. El lugar fue abandonado…dando por muerta a Sakura Haruno tras la explosión…o eso creían.



-Tras la explosión-



-Mi cabeza me duele.- Las rocas aun caían tras la gran explosión en el campo de batalla y una Sakura Haruno quien había sido alcanzada por dicha flecha con poder destructivo se levantaba mirando el risco en el que estaba metida gracias a dicha arma, la pelirrosa observo a su alrededor y no podía hallarlos.


-¿Bolt? ¿Sarada? ¿Sabaku?- Sakura comenzó a entrar en desesperación al no escuchar respuesta de su equipo haciendo que la angustia fuera más tortuosa.


-¡Chicos!- El grito desahogaba la desesperación de una Sakura quien no escucho nada, ella veía las rocas cayendo del risco y para su sorpresa estaba la salida arriba de ella, la ojiverde analizó la situación de forma rápida para no perder tiempo.


-Aquella explosión me hizo caer y me han aislado de los chicos. Tengo que salir de aquí.- Sakura trató de levantarse de los escombros pero varias rocas pesabas le impedían su paso atrapando sus piernas, la kunoichi bufó enojada concentrando chakra en su puño.


-No tengo tiempo para esto ¡Shannaro!- El puño de Sakura destruyo fácilmente las rocas y busco pararse rápido pero algo andaba mal, su hueso tronó de la peor forma provocando que cayera al suelo nuevamente, Sakura observo el daño causado y era peor de lo que pensaba.


-Mi pierna, maldición.- Sakura vio su pierna derecha rota y con sangre, la ojiverde sabía que esto iba a retrasar su encuentro con su equipo mientras usaba su Jutsu médico para calmar el dolor y tomando varias ramas de los árboles destruidos por la explosión para ponerlos en su pierna. La kunoichi tomó su bandana mordiéndola para aplicarse correctamente un torniquete y enderezar su pierna amarrándola con las ramas y madera del árbol, atándolas a su pierna con su chaleco Jounnin.


-No sé cuánto tiempo aguante con esta fractura, mi equipo médico lo tiene Sarada así que debo de buscar la mejor forma de salir de este hoyo.- Sakura miro el gran terreno que tenía que escalar por el momento, usando su mano y su kunai, lentamente subía por la muralla de piedra y tierra, soportando el dolor en su pierna y el cansancio tras la explosión.


-Muchachos esperen…iré por ustedes, aguarden.- Decía Sakura mientras mantenía la mirada más que fija hacía el final del risco y poder estar a salvo, la kunai había clavado en unas rocas inestables soltándose y provocando que la ojiverde ya no aguantara más y la gravedad haría lo suyo.


-¡No!- El grito de Sakura al sentir que volvería a caer fue un llamado de desesperación, cuya desesperación que desaparecería con una mano salvadora tomando a Sakura con fuerza antes de su caía y con la fuerza suficiente, logro hacer que ascendieran a la ojiverde a la superficie de nuevo. La kunoichi no sabía cómo lo había hecho y vio que habían una guarnición de diez guardias feudales a su alrededor mientras auxiliaban a quien la había salvado.


-¿Señor feudal?- Sakura vio sorprendida como el señor feudal seguía en esta zona aun después del caos.


-No me iba a quedar aquí escondido por un largo tiempo ¿Sabe?- Decía ya de pie el señor feudal observando como la pierna de Sakura estaba vendada.


-Su pierna…tenemos que ir con un médico.- Ordeno a sus guardias en ayudar a Sakura a levantarse, la ojiverde no tenía tiempo para esto, tenía algo más importante que hacer.


-No se preocupe por mí, soy una shinobi médico y pobre…¡Ahrg!- Sakura trató de pisar tierra pero el dolor era intenso provocando que se mordiera los labios, nuevamente sujetada por los guardias feudales.


-No diga eso, tenemos que salir de esta zona, presiento que van a volver si no hacemos algo.- Ante esas palabras la ojiverde miro de reojo el lugar, no estaban ellos…no estaban con él y la angustia se volvió a apoderar de la pelirrosa.


-¿Dónde están? ¡Donde están!-  El grito de Sakura al ver que no estaban los chicos le recorrió la espina al señor feudal, demasiado preocupado por la situación…él tenía que explicárselo.


-Tras la explosión…nos separaron y me temo que…los están persiguiendo.- La expresión de Sakura se tornó pálida y su mirada abierta por la sorpresa, los invasores estaban persiguiéndolos y ella pudo soltarse de los guardias tratando de correr.


-¡No! ¡Tengo que irme y alcanzarlos!- Sakura trató de usar su chakra pero la pierna rota recibía más castigo pero era lo que menos le importaba a la kunoichi, ella tenía que protegerlos a cualquier costo y al final su pierna no aguanto más el peso mandándola al suelo pero aun intentando ponerse de pie.


-Por favor, su pierna está rota y si sigue forzándola será más fuerte el dolor, tenemos que llevarla al cuartel, aun no nos han atacado.- Decía uno de los guardias feudales al ver la terquedad Sakura, la susodicha comenzó a ver borroso y sus fuerzas se le estaba yendo por alguna razón.


-Chicos…les he fallado, perdónenme.- Una lagrima solitaria en la pelirrosa y unas palabras fueron lo último que pudo aguantar Sakura al desmayarse por el cansancio. Los guardias feudales la cargaron con cuidado por la pierna y bajo las órdenes del señor feudal, tendrían que salir de esa posición, no era segura y además los rumores decían que Konoha había caído…algo de lo que Sakura no iba a poder confirmar…su equipo estaba solo antes estos asesinos y solo había una cosa que podía hacer: Esperar.



-Persecución-



-¡No los dejen huir!- Los jinetes ya muy lejos de la gran explosión habían alejado a un equipo de su Sensei mientras los jóvenes ninja corrían a pesar de haberlos enfrentado antes, no podían hacerlo ahora, las flechas seguían volando y no les daban ningún descanso. Bolt era el único que miraba de reojo ante la situación, con un enojo e impotencia, solo recordaba a su Sensei salvarlos de la explosión.


-¡Tenemos que volver por la Sensei, no debimos salir corriendo!- Decía el rubio pasando por las ramas de los árboles bajos mientras Sarada intentaba contener su tristeza y frustración.


-¡No podemos regresar ahora Bolt, por si no te das cuenta nos están persiguiendo y seriamos blancos fáciles!- Decía Sabaku con un tono de molestia ante la idea suicida del rubio, Sarada tenía que mantenerse calmada a la situación.


-Tiene razón Sabaku, yo sé que la Sensei estará bien ¡Lo sé!- La Uchiha no miro a sus amigos para que no la vieran llorar ni sufrir por la situación y con la incertidumbre de no saber de su madre. La persecución continuaba a su ritmo mientras la lluvia golpeaba con fuerza a la par de los cascos de los caballos de los jinetes.


-¡Flechas de fuego!- La orden del líder de la división de asesinato de los jinetes fue más que clara, la lluvia de fuego aun en la lluvia era notoria mientras las flechas caían delante de los chicos y por los lados, Sabaku trato de ver como escapar ante tal situación.


-¡Tenemos que subir a los árboles, es la única forma de escapar!-  El azabache señalaba las ramas de los árboles buscando llamar la atención y de pensar en un mejor plan que  el que tenía.


-¡Seremos blancos fáciles Sabaku!- La chica de lentes le recrimino tal decisión sin darse cuenta ninguno de los tres que el resto de la división asesina de los jinetes estaban enfrente de ellos preparados para lanzar las flechas de fuego. Cuando pusieron percatarse ya era muy tarde, no podían detenerse y tendrían que afrontar la lluvia de flechas quienes iban en dirección a Sarada.


-¡Cuidado Sarada! ¡Rasengan!- Bolt se puso delante de ella para lanzar su Rasengan y empujar dichas flechas a los lados para proteger a su amiga, Sabaku pudo ver el hueco que había y con unas bombas de humo, logro nublar la vista de los jinetes. Para cuando la nube de humo se disipo, los Gennin ya habían desaparecido para sorpresa de los jinetes. Su líder de división supo que se habían metido al bosque para ocultarse por lo que ordeno a todos sus hombres buscar a pie cualquier rastro de ellos.


-Atentos, ellos pueden estar en cualquier lado- Los jinetes del infierno armados hasta los dientes comenzaron a caminar en el bosque con arcos, espadas y lanzas al frente, investigando cualquier lugar donde puedan ocultarse muy amplio. Mientras los minutos pasaban los invasores rodeaban todo el lugar, mientras en una pequeña cueva muy oculta, los tres chicos observaban y esperaban a que la amenaza pasara, siendo Sabaku el centinela.


-¿Los perdimos?- Preguntaba Sarada tratando de recuperar aliento tras la persecución mientras l azabache miraba como los jinetes seguían buscando.


-Eso creo Sarada, veo que se están reagrupando fuera de esta zona.- Sabaku miraba como los jinetes tras una búsqueda exhaustiva se subían a sus caballos nuevamente reportándose con su líder y mientras tanto…el rubio ya no soportaba más.


-Mierda…no puedo quedarme aquí por mucho tiempo, iré por la Sensei.- Decía Bolt parándose para tratar de salvar a la pelirrosa siendo detenida por Sarada empujándolo a la pared de la cueva.


-¡No podemos Bolt! ¡Estos tipos son completamente diferentes a cualquier enemigo de la aldea! ¡No sabemos cómo lidiar con ellos en gran número!- La Uchiha activo su Sharingan por el enojo que su amigo le había provocado, ella también estaba desesperada por la situación pero tenían que pensar las cosas con frialdad.


-Ya cállense los dos, pueden descubrirnos.- Decía Sabaku tratando de no levantar la voz mientras los jinetes ya pensaban en la retirada sin poder encontrarlos.


-No lo encontramos señor, los perdimos.- Ante estas palabras de sus propios hombres, el líder de la división asesina de los señores de los caballos tuvo la respuesta clara para la situación.


-Ya veo….ya saben qué hacer.- Con una voz algo tenebrosa, los demás jinetes asintieron y prepararon sus flechas de fuego, pero otro estaban haciéndolo con un material más volátil envuelto en bolsas marrón. Todos los jinetes rodeaban la zona para evitar cualquier sorpresa.


-¿Pero qué están haciendo?- Se preguntaba Sarada tratando de ver los movimientos de los arqueros determinados a realizar algo que era el equivalente a un Jutsu de bola de fuego.


-Todo listo señor.


-Procedan a liberar el infierno en la tierra- Las palabras de su líder hicieron temblar a algunos de sus soldados, pero sabían que era lo que venía a continuación y todos ellos apuntaron al cielo, encomendándose a su Dios….el infierno estaba a punto de caer.


-¡Fuego!- Las primeras flechas en salir fueron las del material volátil cayendo a la tierra del bosque, dejando a los tres Gennin sorprendidos sin saber que planeaban aun pero el material volátil salía de las bolsas con fuerza siendo…pólvora y en poco tiempo las flechas en llamas llegarían a impactar en todo el lugar.


-¡Maldición, tenemos que salir de aquí!- Sabaku noto esto tomando la mano de Sarada con Bolt saliendo de la cueva y buscando una salida fácil a su predicamento.


-¡Van a hacer explotar todo el lugar!- Los tres chicos cerraron sus ojos aun corriendo pero las llamas se alzaron con fuerza en el bosque y lo llegaron a cubrir por completo, provocando una explosión que iluminaba el cielo de color rojo como la sangre y el fuego consumía todo a su paso, los jinetes miraban con una sonrisa el gran fuego y el saber que los Gennin no hubieran podido escapar…para ellos era un espectáculo sin precedentes.


-Bien hecho señores…ahora a regresar con el Khan.- Decía su líder mientras los jinetes izaban las banderas en el nombre de su nación y en la lluvia regresaron por donde vinieron a emboscar al equipo de Sakura. Las llamas seguían consumiendo el lugar y la lluvia era implacable, la vida de tres chicos estaba debatiéndose entre la vida y la muerte.


Pero de las llamas del infierno en la tierra, una figura apareció saliendo del fuego con los tres chicos en sus brazos sacándolos de aquel ataque y poniéndolos lejos del bosque en llamas, las gota de agua les iban refrescando sus rostro mientras solo Bolt lentamente abría los ojos tras el ataque, levantándose y mirando la llamarada.


-¿Pero qué? Estamos fuera…pero ¿Cómo?- Se preguntaba el muchacho rubio mientras veía a sus compañeros de equipo a salvo, la persona que los había salvado estaba detrás de él, aliviado de verlos vivos.


-¿Están bien chicos?-La voz que para Bolt fue reconocible, le hizo girar rápido para verlo, no era posible que ÉL estuviera aquí y el ojiazul lo miro con sorpresa: era él.


-¡Tú!- Bolt señalo sorprendido al chico rubio de ojos verdes mientras este le sonreía acariciando el cabello de Bolt.


-Parece que llegue a tiempo.- Decía el joven viajero en el tiempo aun ocultando su identidad mirando el caos que esos sujetos habían hecho y miro a Sabaku y Sarada aun inconscientes, el joven ojiverde cargó a Sabaku mirando nuevamente a Bolt.


-Vamos, tenemos que estar lejos por ahora, llévala.- Con esas palabras llenas de esperanza y de valor, Bolt asintió cargando a Sarada estando a un lado del muchacho quien miraba en otra dirección, sabía que esos tipos podrían regresar por lo que tuvo un buen plan.


-Ven Bolt…es momento de manteneros ocultos por ahora- Con esas palabras el Shinobi junto con el equipo siete se dirigían al este en una ubicación que solo él sabía con antelación, separados tras el ataque: El equipo 7 está divido por ahora pero afortunados de estar vivos….pero en un tiempo donde los invasores han hecho su movimiento y en donde la palabra guerra estaba a punto de pronunciarse a los cuatro vientos: La Quinta Guerra Shinobi estaba a punto de empezar.



-En otro lugar-



-¿Qué ha pasado aquí?- Un Sasuke observo todo el desolado paisaje de una villa destruida al paso de los jinetes, el Uchiha caminaba entre los escombros mirando los cadáveres de los civiles y de algunos ninjas de la hoja. Observando con detenimientos los estandartes del caballo en llamas y las flechas, el Uchiha supo que esto era una gran invasión y bajo la lluvia miro hacia el norte donde la aldea se encontraba y a juzgar por los pasos de los caballos, iban en dirección a ella pero aun así el Uchiha se mostró algo indiferente pero como si un imán se tratara, comenzó a caminar hacia el norte, después de un tiempo era momento de su regreso y de tener que arreglar…ciertos asuntos.


-Es hora de volver y reclamar lo que es mío- Decía el Uchiha no sin antes activar su Amaterasu para quemar los cadáveres y limpiar la villa dejando que se quemaran los cuerpos inertes abandonados a su suerte. Sasuke recordaba lo que había pasado hace días y aún tenía eres pequeño rencor, uno que no era fácil de calmar.


-Sakura…no creas que he olvidado lo que pasó, voy a ponerte en tu lugar como debí hacerlo hace tiempo.- Decía Sasuke desactivando su Sharingan molesto por la actitud de su mujer, él no iba a permitir tal cosa, su voluntad se haría ante ella.


-Sarada…pronto sabrás el verdadero destino al que estas atada.- Pensaba Sasuke que era el momento de que su hija comprendiera a que estaba destinada ella junto a él: A resurgir el clan como era debido.


-Naruto…Es hora que me des lo que es mío por derecho…Dobe-  Los puños del Uchiha se cerraron con fuerza y lleno de ira, el rubio lo había humillado en su hogar, enfrente de SU ESPOSA e hija, no iba a permitir ese atropello y más al ver el gran caos en esa villa, ya no podía aguantar ese deseo que lo llevo a hacer cosas crueles y era el momento de retomar su momento y hacer algo que hace tiempo estaba destinado a hacer: Convertirse en el Hokage. Ya sea por las buenas… o por las malas.


-Nuevamente con Naruto-


-Veo que la invasión a Suna ha ido un éxito.- Esas palabras llegaron a oídos de Naruto quien lo miro con seriedad, apretando su puño y lentamente sintiendo un enojo interno que iba creciendo.


-¡Qué ha dicho! ¡Suna también fue invadida!- Iruka no podía creer en las palabra del invasor mientras este jugaba con el mango de su espada.


-Tiene que ser una broma.- Kakashi miro como los refuerzos estaban haciendo estragos en las líneas de los shinobis mientras estos luchaban no solo por las vidas de los civiles sino por las suyas. Naruto se quedó en silencio total, su chakra se elevaba como la espuma alimentaba por Kurama, los ojos del rubio se tornaron rojos con la rejilla del zorro aun en su fase bijuu.


-Tu irá te va a llevar a la derrota Hokage. Tarde o temprano, las cinco aldeas más poderosas del mundo shinobi estarán a mis pies, Iwa ha caído y Suna también. Pero Konoha es mi trofeo de guerra más grande.- El Khan se llenaba de gloria de forma anticipada mientras miraba a sus refuerzos atacando a los shinobis, haciendo que la sangre corriera, la esperanza de toda una aldea estaba en sus manos y él saber que Suna había sido invadida, hacía ver sus intenciones con mucha malicia. El rubio ya no aguanto más y liberando todo su chakra se lanzó hacía el Khan con dos kunai para hacerlo chocar con la espada Ryusei.


-¡jamás podrás vencernos!- El Khan estaba sorprendido por el gran poder de Naruto en estos momentos quien no pudo contener más su defensa con la espada haciendo que la perdiera mandándole algo lejos de su alcance y derribando al Khan.


-¡Bien, lo desarmo!- Kakashi sabía que era el momento de atacar junto con Iruka ahora que el Khan no tenía con que defenderse. Naruto también se lanzó al ataque para evitar cualquier movimiento inesperado del líder de los invasores.


-Quizás no todos al mismo tiempo.- Decía Hanzo mirando cómo no tenía oportunidad en estos momentos de realizar algún ataque frontal y ofensivo, sino uno de nivel defensivo y vio el hueco.


-Pero eso se puede arreglar.- El Khan con toda su furia almacenada sacó algo de su bolsilla de un tono dorado y con un mecanismo algo complicado logro hacer crecer lo que era una lanza, aventándola haciendo que la mejilla de Naruto se cortara y no alcanzara a tomarla, el arma iba en dirección a Kakashi y el albino no pudo reaccionar al ver como el arma viajaba con velocidad tomándolo por sorpresa…


-¡Kakashi cuidado!- Iruka lo único que pudo hacer fue empujar al shinobi albino para evitar que la lanza le atravesara y de pronto…hubo silencio y el tiempo se alentaba mientras Kakashi caía al suelo mirando como la lanza había atravesado el pecho de Iruka y un Naruto que veía todo de reojo girándose completamente ignorando al enemigo.


-Iruka.- Kakashi no pudo hacer nada al ver como dicha arma estaba en el pecho de Iruka, una nueva lluvia de flechas llenas de explosivos menores estaban cayendo en la posición de los shinobis que enfrentaban al Khan creando una explosión algo fuerte y tirando a Kakashi hacía la zona donde la fuerza principal de shinobis y jinetes se enfrentaban dejando a Iruka cayendo de rodillas con dicha lanza en su corazón, el rubio solo sintió una punzada en el corazón al verlo caer.


-¡No!


-No te distraigas Hokage- El Khan sorprendió a Naruto por la espalda con su espada causándole una gran herida haciendo que el rubio no tuviera reacción alguna de su cuerpo y con una patada a la cabeza para dejarlo en el suelo. La furia del Khan era evidente en sus ojos y en vez de enfocarse en el Hokage, tuvo algo mejor en mente. Mirando a Iruka escupir sangre y aferrándose de la lanza observo como el Khan se acercaba a él con su espada en mano para quedar enfrente de él y posar su arma en el cuello de Iruka.


-Tú último deseo- Iruka miro con algo de debilidad a Naruto quien yacía en el suelo sintiendo aun la herida con dolor y por el golpe algo desorbitado pero consiente al tener la imagen del Khan enfrente de Iruka. El shinobi veterano hizo contacto con los ojos del rubio regalándole una sonrisa.


-Naruto…

(https://www.youtube.com/watch?v=wEWF2xh5E8s)


-Flashback-



“Muy bien, es hora de practicar el Jutsu clon de sombras…Naruto, veamos si estudiaste bien esta vez”

“¡Claro que sí y se lo demostrare!”

“No puede ser… ¡Reprobado Naruto!”



“Lo hiciste de maravilla Naruto, imprudente de tu parte como siempre”

“Lo siento Iruka-sensei…eso significa que…”

“Sí…felicidades, ya eres un ninja”



“Naruto…mírate…ya eres todo un hombre y pronto un Hokage…veo que has cumplido tu sueño”

“Gracias Iruka-Sensei, me da gusto que haya podido venir”

“Siempre que tengas un problema…puedes contar conmigo…siempre Naruto”




-Fin del flashback-


-Estoy…orgulloso de ti Naruto, al final pudiste lograr tu sueño.- Las lágrimas de Iruka fueron de alegría al ver al chico imperativo convertirse en un hombre, un hombre de palabra, un chico que creció en la soledad y se convirtió en el héroe de la aldea, del mundo Shinobi. Naruto no sabía que era lo que Iruka pensaba e intento levantarse para ir a salvarlo pero él sabía que ya era tarde…solo tenía unas dos palabras para el Hokage.


-Cuídate hijo- La sonrisa de Iruka fue el último mensaje para el rubio, Naruto negaba con la cabeza lo que estaba pasando, él tenía que levantarse y luchar. El Khan solo miro de reojo al Hokage y entendió la situación.


-Avto zam , zol zavshaantai baikhyg ni gereltüülsen baigaa (Que tu camino sea iluminado en el más allá)- El Khan tomo con fuerza su arma y en un parpadeo…el agua comenzó a convertirse en sangre y un cuerpo sin vida caía en la fría tierra mientras los truenos ensordecían la tierra, el rubio miro como su mentor, una de las pocas personas que habían estado a su lado lo dejaba…Iruka había muerto enfrente de sus ojos.


-Todo termino Hokage.- El Khan dejó el cuerpo decapitado de Iruka y fue hacía el rubio sin limpiar su espada, sabiendo que la lluvia lo haría por él, su bota lastimaba la mano derecha del rubio mientras este miraba el cuerpo de su Sensei en el suelo, aguantando la tristeza en una situación así, el Khan tenía preparado su arma ahora en la espalda de Naruto.


-¿Su última voluntad?- Las palabras llenas de maldad y codicia fue lo último que derramo el vaso, la ira del rubio no pudo contenerse y su chakra se volvía totalmente incontrolable, el Khan vio esto como una oportunidad dorada para su más anhelada victoria.


(https://www.youtube.com/watch?v=mHlStiZWn5E)


-¡Voy a matarte!- Naruto se levantó de la nada con un Rasengan que iba
a atravesarle el pecho al Khan, sin embargo, el líder de los jinetes…clavo su espada en el pecho del rubio antes que pasara eso y la hoja de su arma brillaba con intensidad, unos sellos aparecieron en lo largo de la espada y estos estaban actuando por su cuenta… ¡Absorbiendo el chakra del zorro!


-Por fin…esto era lo que esperaba, pero me temo Hokage que esta vez no solo su aldea será mi premio de guerra… ¡Sino tú poder!- La espada Ryusei continuaba absorbiendo el chakra del zorro ante un Naruto que intentaba quitársela de su pecho usando el mismo chakra de Kurama pero la espada reaccionaba ante ello para acelerar la absorción.


-Me siento…débil.- Naruto tenía la vista borrosa y el cuerpo comenzaba a dormirse ante la absorción, el Khan sonreía al ver que el poder del zorro estaba alimentando su espada mientras en el interior del rubio, Kurama hacía todo lo posible para evitar más el robo del poder y la vitalidad de Naruto, sabiendo que sería un suicido lo que iba a hacer pero no había de otra.


“¡Maldito! ¿Cómo aprendió a hacerlo? Tengo que hacerlo…Lo siento chico”


-Ah…ya no puedo…mi chakra se va…-Naruto sintió como su cuerpo lentamente se iba debilitante y a perder terreno, Hanzo por otro lado sentía el gran poder finalmente y con un brillo de tono rojo fue que se separó de Naruto no solo hiriéndolo de muerte, sino con mucho del chakra del zorro alimentando la espada.


Naruto cayó de rodillas mirando como la invasión estaba venciéndolos, todos los shinobis de Konoha no podían contener tal fuerza destructiva, escuchando gritos de desesperación y muerte.


-Seré benevolente con usted Hokage, después de todo, mi victoria será mejor cuando veas con tus ojos tu aldea destruida.- Con esas palabras, el Khan golpeo la cabeza de Naruto con la fuerza suficiente para tirarlo al piso. La lluvia pasaba por su cuerpo e intentando limpiar la sangre de sus heridas, una mirada perdida fue lo único que pudo ver sus ojos azules y su fuerza se había ido… El Hokage había sido vencido, el Khan poso su bota encima del cuerpo del rubio, pasando su espada por su pecho….su muerte sería la victoria definitiva de los señores de los caballos y la caída de Konoha.




-El mundo alterno-


(https://www.youtube.com/watch?v=ux0Qnn2XEgM)


-¿Nagato? ¿Pasa algo?- Dentro de la aldea de Konoha, totalmente ocupada y destruida por la gran purga shinobi, se encontraba en su habitación privada el líder del a organización Akatsuki, mientras meditaba sentía algo en el aire, uno muy pesado mientras su Rinnegan se activaba ante tal extraña sensación. Su amigo y mano derecha, Yahiko, estaba sorprendido de que Nagato hubiera interrumpido su meditación diaria mientras el Uzumaki se levantaba.


-Sentí algo…alguien ha cambiado en la línea temporal.- Nagato miro de reojo la mitad del pergamino que tenía en el escritorio viendo como brillaba y en  sus palabras estaba reescribiendo algo.


-¿Así? ¿Y a qué se debe eso?- Pregunto Yahiko mientras el Uzumaki tocaba el pergamino, sintiendo una especie de visión, donde podía ver a Shinachiku Uzumaki huir hacía un túnel junto Bolt y compañía, el Akatsuki solo sonrió.


-Ya veo.


-Así que no desapareciste Shinachiku, terminaste en otra línea temporal.- Nagato se dispuso a salir de su habitación acompañado de Yahiko con el pergamino en mano, yendo a la sala principal del cuartel de Akatsuki, donde veía regresar a Orochimaru junto con Kakuzu, Deidara, Sasori y Kisame tras su enfrentamiento con lo que quedaba de la alianza Shinobi.


-Y si estas en otra línea de tiempo….Entonces debe haber un pergamino.- Nagato guardaba el pergamino mientras Akatsuki se reunía nuevamente junto con los miembros restantes, Itachi y Hidan traían a alguien arrastrando con la capa de Akatsuki cubierto en su cuerpo para ponerlo frente de Nagato.


-Has condenados ambos mundos Shinachiku Uzumaki…muchas gracias.- Nagato miro a la figura que estaba arrodillada ante él mientras el Uzumaki la tomaba de su cabello rojo con delicadeza.


-Y tú me ayudaras a encontrarlo ¿verdad?-


-Sí…maestro.- La mujer de cabello rojo alzaba la mirada a donde estaba Nagato, tenía la marca de una herida en su ojo, ya que le había metido a la fuerza el Rinnegan de Sasuke, mientras la pelirroja lloraba pero no tenía opción…él la había traído a este mundo y tenía que seguir sus órdenes o sino…matarían a su hijo enfrente de ella. La mujer en cuestión: Kushina Uzumaki.



Fin de la primera temporada

ShadowAuditore1992
Clan Byakko
Clan Byakko

Masculino Mensajes : 293
Edad : 24
Localización México
Nakus 2725
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por clari.kana el Dom Sep 25, 2016 3:31 am

wooooooooo que emoción estubo genil, shinashiku en accion, espero la siguiente temporada con ansias.

clari.kana
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 346
Edad : 23
Nakus 0

Ver perfil de usuario https://www.instagram.com/clari.kanna/

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por Moonwalker el Miér Sep 28, 2016 6:54 am

Woooooo masnifico trabajo me encanta, tu manera de manejar a cada personaje y el personaje que mas cautivacion me da es shina, llegamdo en el ultimo momento a la batalla, espero la segunda temporada

Moonwalker
Novato
Novato

Mensajes : 4
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por aduzumaki el Jue Oct 13, 2016 3:14 pm

Después de tanto tiempo de finalizado por fin pude leer el último capitulo esto de estar trabajando me aburre no me queda tiempo para nada no he podido seguir los fics continuamente en fin gran capitulo final shadow espero la continuación de la segunda temporada haber que hará nagato para atrapar a shinashiku por favor avísame cuando la empieces estaría muy agradecida contigo, estaré atenta hasta la próxima.

aduzumaki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 957
Edad : 22
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por ShadowAuditore1992 el Lun Oct 31, 2016 10:44 am

30 de Octubre estimada gente del foro y como lo prometi aqui esta: LA SEGUNDA TEMPORADA DEL FIC!!

Tras 50 capitulos de gran apoyo de todo el foro y un buen final en la primera temporada, aqui tenemos el inicio de la segunda, donde veremos a Shinachiku Uzumaki por fin interactuar con todos, el dilema del tiempo, el como responder antes sus padres (en su tiempo) en medio de una futura guerra, espero que les guste.


PORTADA PROPORCIONADA POR: Dark96 (Muchas gracias amigo mio)









Naruto, días del futuro pasado




Prologo





??? POV



“Pasado, presente y futuro. Los tres estados del tiempo, en donde el pasado nos muestra lo que hemos aprendido, donde el presente forjamos nuestras decisiones y en donde el futuro cosechamos nuestras acciones y con ello cargamos con las consecuencias.


Mi padre alguna vez me dijo, que yo debía forjar mi propio camino ninja en este mundo de paz, en un mundo sin guerras y sin más conflictos…por fin era todo paz. Pero ahora estoy en una búsqueda de ese camino, uno donde veo muerte, sangre, sufrimiento y agonía.


Mi aldea, mi hogar está en llamas, desolada y en ruinas ¿Y no hubo nadie para salvarla? Si, hubo alguien, pero nos fueron destruyendo uno a uno, como si fuéramos sus presas y ellos los lobos, no sé como pero volvieron: Akatsuki.


Nos atacaron de sorpresa, justamente en el cumpleaños de la abuela Tsunade, una gran explosión en el monte de los Hokages nos llamó la atención y el Hokage junto con sus hombres más confiables fueron a ver la situación, las capas de nubes rojas se alzaban al cielo como una señal de muerte y estaban ahí, enfrente de él como si nada, cada uno de ellos había muerto de formas diferentes pero estaban ahí, con una mirada de venganza y de conquista. La gran batalla por Konoha nos llevó alrededor de una semana y por fin…caímos.

Nos derrotaron a todos ese día, nadie pudo vencerlos y ni siquiera el
poder combinado de tres Kages de la hoja pudieron ganarles, eran más fuertes que la otra vez, más despiadados y más astutos, nos hicieron correr, huir como ratones asustados dejando la aldea a su merced, no sabíamos cómo atacar así que la Alianza Shinobi volvió para hacerles frente e iniciar un ataque masivo a la recién tomada Konoha: pero fue un error.


Atacamos con todo esa vez y aun así nos vencieron, fuimos humillados enfrente de los civiles y todos nos dieron la espalda, nos acusaban de aves de la tragedia y el Hokage fue señalado de ser un monstruo. La gran purga Shinobi comenzó.


Uno a uno, clanes en clanes, Akatsuki mataba a quienes no se rendían ante ellos y quienes lo hacían, les sellaban para siempre el chakra, no más shinobis, era su nueva ley. Las grandes aldeas poco a poco sufrimos guerras civiles con los protectorados, también nos dieron la espalda las pequeñas aldeas y nuestros mayores aliados, los samuráis también, todo lo que habíamos construido hace ya años se desmoronaba en un parpadeo.


Todos empezamos a perder lo que más amamos, padres y madres, hermanos y hermanas…familias enteras, amigos de la infancia, Akatsuki destruyó al 30% de los shinobis y la cacería continua.


Pero hay una esperanza, un Jutsu en especial que solo el Hokage sabe de su existencia y por azares del destino yo me entere de él: El Jutsu de Espacio-Tiempo.


Un Jutsu tan poderoso que ni Madara Uchiha podría controlar, creado hace ya tiempo en la primera guerra shinobi para detenerla, uno del clan Uzumaki fue capaz de contener tan gran poder para crear un Jutsu, sin embargo dado a su naturaleza de una gran concentración de chakra, nadie puede usarlo, demonios ni siquiera la sangre Uzumaki podría con dicho poder pero se tuvo que intentar. Cuando nos acercábamos a nuestra gran esperanza, el líder de Akatsuki nos atacó por sorpresa y casi se hacía con el pergamino y en un capricho del destino el pergamino tomo  mente y conciencia propia partiéndose a la mitad y su poder se dividió.


Después no supe que paso, lo último que recuerdo fue haber aparecido a las afueras de Konoha pero por alguna razón lo sentía diferente. Cuando me levante observe que había caído cerca del valle sin fin, era imposible, ese lugar se había destruido hace ya meses y vi el panorama del lugar, tenía vida, como si alguien no se hubiera acercado en años y sabía que algo andaba más por lo que tuve que describir que había pasado.


Pase días corriendo en espera de encontrar un rostro familiar pero sin éxito alguno, mi mala memoria actuó ahí, se me había olvidado que podía teletransportar hacía la aldea, una bendición por parte de mi entrenamiento y no dude en usarlo para ir a mi destino: Konoha.


Al momento de usarlo, me lleve una gran sorpresa al ver la aldea como si nada, estaba intacta e incluso mejorada, veía la gente pasar como si nada y yo sabía que este no era mi hogar, este era otro mundo para mí, pasando inadvertido entre la gente con una cama que mi mamá me hizo, me “infiltre” en esta Konoha pura y que sorpresa me lleve al descubrir todo lo que había pasado aquí, no era como lo recordaba, algo me decía que me había metido en un Genjutsu o algo así.


El caminar me hizo admirar todo lo que estaba en pie y luego…la vi a ella, una mujer de cabello rosado limpiando con poca energía y una mirada comparada como al misma muerte, no tuve palabras al verla así, no podía creer lo que veía…era ella…era mi mamá. No la reconocía, se veía muy cansada, sin vida, no…no podía ser ella, ella era diferente ¡Lo era! Y luego una niña, tendrá doce años y pensé que era otra conocida pero al verla bien supe que era Sarada ¡Pero qué estaba pasando aquí! Ella es hija de Karin, mi tía… ¿Dónde estaba y que clase de ilusión era esta?


Corrí de ahí lo más rápido posible para ocultarme a las sombras, no era lo que recordaba, ella podía ser mi madre, ella era una persona fuerza y con una llama poderosa en su corazón y no un cascaron vacío, una conversación ajena entre dos mujeres me dio la respuesta: ella se había casado…pero con el traidor, el asesino que casi nos costó la guerra hace años: Sasuke Uchiha.


No entendía lo que sucedía, ¿Él? ¿Esa vil escoria casada con mi mamá? ¿Y con una hija? Me sentí aterrado en ese momento y tenía que buscarlo a él, era mi oportunidad mientras mis pensamientos me traicionaban. Sabía que estaría en su oficina, era el único lugar en el que podía estar. Al estar afuera de la gran torre y mirar por la ventana, mi corazón me comenzaba a doler al ver esa imagen: mi padre…el Hokage, besando a otra mujer y no cualquiera: era la heredera del clan Hyuga.


No…esto no era posible ¡Tenía que ser una pesadilla! Lo veía tan… ¿feliz? No comprendía que pasaba y tuve que huir, estaba en mi hogar pero a la vez no, me sentía tan fuera de mí en esos momentos que no pude hacer nada más que esconderme, como un cachorro asustado, veía cosas que eran imposibles, oía cosas que me impedían pensar claramente, ¿Dónde estaba? ¿Mamá? ¿Papá? ¿Orenji? ¿Hikari? ¿Dónde están? Donde….



-Presente-




-Aquí estarán seguros, quédate con ellos.- En una cueva amplia y para poder protegerse de la lluvia y del caos que había afuera, dos rubios junto con una chica de lentes y un azabache en brazos entraba para dejarlos descansar tras la gran explosión, el rubio de ojos verde le dejaba a su cuidado de Bolt Uzumaki, el hijo mayor de Naruto, mientras este sorprendido por la aparición del ojiverde lo veía salir de la cueva.



-Espera ¿A dónde vas?- Pregunto Bolt mientras el muchacho rubio sonreía, al ver a Bolt preocupados.


-Veré que no haya peligro ¿Ok?- Bolt solo asintió gracias a esas palabras del joven viajero del tiempo, mientras este salía de la cueva con la lluvia a todo lo que daba. El ojiverde miraba como el incendio de aquella explosión se consumía y a lo lejos miraba una gran nube de humo y un brillo escarlata, ese brillo escarlata estaba proviniendo en la aldea escondida entre las hojas: el fuego la estaba consumiendo. El muchacho rubio no sabía que hacer ahora, si dejar a los chicos solos o ir en ayuda de la aldea.



-Shinachiku POV-



-Mamá…Papá…yo los salvare-Mi nombre es Shinachiku Uzumaki y esta es mi historia…una historia donde ha cambiado, una historia en la que el pasado y el futuro chocan en el presente y solo yo podre inclinar la balanza…o moriré en el intento.



Continuara…

ShadowAuditore1992
Clan Byakko
Clan Byakko

Masculino Mensajes : 293
Edad : 24
Localización México
Nakus 2725
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por aduzumaki el Jue Nov 03, 2016 3:14 am

Por fin lo que tanto espere a lo largo de todos los capítulos la actuación de shinashiku, empezaste muy bien la segunda temporada espero la continúes pronto y yo el poder tener tiempo para leerla.

aduzumaki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 957
Edad : 22
Localización Omnipresente :D
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por leonelx el Miér Nov 30, 2016 1:07 pm

felicidades por esta historia me gusto mucho tu historia espero la continues

leonelx
Novato
Novato

Mensajes : 3
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por alexad_uzumaki Hoy a las 6:17 am

guaoo esta muy emocionante yo tambien estoy emcionado por la actucion a partir de ahora de shina

alexad_uzumaki
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Masculino Mensajes : 389
Edad : 17
Localización Muriendome de aburrimientooooooooo
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Naruto, Días del futuro pasado 2da Temporada (+18) Capítulo 01: (30/10/2016)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:09 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 13 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... 11, 12, 13

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.