That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

--- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

NaruSaku v2.0 ::  :: Shots

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

--- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Eva2.0 el Jue Abr 24, 2014 10:21 am

Hola! ^^
He tenido un par de días libres y encontré esta historia cortita que tenía a medias...
Así que la he terminado. (estoy de un simple que hasta me asusto...)
Os dejo la primera mitad. La próxima en breve, si os portais bien y comentais y eso XD
Espero que os guste!



--- UN PLAN SENCILLO ---:


Naruto salió disparado por la puerta en cuanto la campana señaló el final de las clases. No podía perder ni un minuto. ¡Tenía una cita importantísima!
“Hoy va a ser el gran día...” pensó con determinación caminando hacia la salida “¡De hoy no pasa!”

- Tiene que ser perfecto… - murmuró casi sin darse cuenta.
- ¿Perfecto? ¿El qué?

El rubio dio un respingo cuando vio que Sasuke y Shikamaru le habían alcanzado y caminaban a su lado.

- Nada que os interese. – refunfuñó mientras comenzaba a apretar el paso.
- Ahora sí que has conseguido mi atención – sonrió el Uchiha maliciosamente. - ¿Qué pretendes esconderle a tus amigos del alma?
- ¡Nada! – gritó Naruto echando a correr.

Ambos le persiguieron durante bastante rato, solo por fastidiar. En cuanto perdieron un poco el interés consiguió darles esquinazo.
“¡Serán cotillas!” suspiró más relajado al verse solo por fin. Generalmente no tenían secretos entre ellos, pero aquél asunto era privado. Requería intimidad.
Comprar preservativos no era algo que le apeteciera hacer en grupo. Seguro que al pedírselos al dependiente se ponía nervioso o tartamudeaba o hacía el ridículo o algo.  Además, ni loco iba a permitir que aquellos dos se enteraran de sus planes para aquella tarde. Luego querrían saber los detalles. Y eso sí que no.

Sakura y él llevaban saliendo desde navidad. El curso estaba a punto de terminar y eso significaba que su chica se marcharía. Se iría a la playa con su familia, por las vacaciones de verano. Estarían separados durante tres larguísimos meses y a Naruto le asustaba que durante ese tiempo su novia acabara olvidándose de él. O peor aún, que algún capullo presumido la intentara seducir. Se imaginó a su diosa con el bikini mojado, saliendo del agua y sacudiendo su cabello al viento.  Seguro que habría cerca un montón de pervertidos que inmediatamente la ponían en su punto de mira.

El instinto asesino le invadió de pronto.

No podría evitar aquella situación, y eso le ponía de los nervios. Sabía que lo único que le quedaba era confiar en Sakura. No había motivos para preocuparse en realidad, pero con todo y con eso, no conseguía estar tranquilo.

Apretó el puño mientras caminaba hacia la farmacia. A fuerza de obsesionarse con el asunto, había llegado a la conclusión de que si tenían sexo por primera vez antes de las vacaciones, ella sentiría que su relación era algo más serio e importante. Quizás así disminuirían las posibilidades de que otro tipo ocupara su mente.

Aunque también había otro motivo un poquitín menos racional.

Y es que Naruto necesitaba sexo urgentemente.

Hacía semanas que no podía besar a su novia sin acabar teniendo una erección más o menos considerable. Los manoseos en el parque ya no le bastaban. El verano se acercaba, y las chicas cada vez llevaban menos ropa. Sakura no era la excepción. Cuando la abrazaba y sentía su sujetador a través de la camiseta se le encendía la sangre.  ¡Tenía que ser suya de una maldita vez! Pero siempre que intentaba avanzar con el asunto (ya saben, una manita por aquí, esa ropa interior que estorba…) la pelirrosa le frenaba diciendo lo mismo: “Aquí no…quiero que nuestra primera vez sea especial…”

Especial… y dale con eso… Maldito romanticismo. ¿Qué demonios significaba especial? ¿Velitas y flores?

La ocasión se había presentado hacía una semana. A sus padres les gustaba hacer cosas en pareja y se habían apuntado a clases de baile. Una chorrada, pero en fin, a él le venía de perlas que no volviesen hasta la noche. Así podía preparar el terreno para el gran acontecimiento.

Por lo tanto, su plan era extremadamente simple: había quedado con Sakura en su casa con la excusa de que le ayudara a estudiar para los exámenes finales. Ella aceptó inocentemente, ya que era algo habitual eso de echarle una mano con las matemáticas. Ella era inteligente y él torpe. Ninguna novedad. Solo que en esta ocasión, Naruto iba a preparar una sorpresa “romántica y especial” como despedida antes de las vacaciones.

Por eso le había comprado un colgante, que en realidad eran dos mitades,  en forma de corazón. A él le parecía horrible, cursi y feo hasta decir basta, pero cuando lo vieron en el centro comercial la pelirrosa había comentado que le parecía “súper-romántico” (cito textualmente). Le pareció precioso eso de llevar cada uno al cuello la mitad de un corazón con el nombre del otro grabado en él. Así que ahí lo tenía, preparado en una cajita con su lazo y todo. Le había costado un riñón, porque era de plata. Tenía gustos caros la muchacha…pero qué se le iba a hacer. Su meta exigía este tipo de sacrificios.
Además de eso, se había estrujado el cerebro durante días hasta componer una declaración de amor a la altura de las circunstancias y aprendérsela de memoria.  Tenía pensado hincar la rodilla en tierra y soltarle todas aquellas palabras azucaradas y grandilocuentes mientras le ofrecía el colgante.  Luego solo tenía que comportarse como el novio más mimoso y encantador del planeta, dejar que el ambiente se fuera caldeando, un poco de música ambiental, luz suave…y pasar por fin a la acción. No podía fallar.

Solo le faltaba conseguir los condones.

Cuando entró a la farmacia había una cola interminable de abuelos esperando su medicación. Echó un vistazo a su reloj tratando de no impacientarse. Había quedado con Sakura media hora más tarde y tenía que darse prisa.

- ¡Naruto! ¿Qué haces por aquí?

Se giró queriéndose morir.

- Hola Lee… - saludó de mala gana. Aquél chico cejudo era sin duda el bocazas más grande del instituto – Eso mismo iba a preguntarte yo…
- ¡Vine por mis vitaminas!¡Siempre las tomo en época de exámenes!
- Ah…claro… yo también vine por eso… - improvisó Naruto.
- ¡Pues te recomiendo las que llevan gingseng!¡Te darán mucha energía!

Quince minutos después, el rubio salió de la farmacia con cuarenta y dos pastillas multivitamínicas  y un cabreo de tres pares de cojones.


“Puedo volver más tarde…” pensó cabizbajo “Cuando haya terminado de arreglar la casa”.

Entró a su habitación y se dispuso a adecentarla un poco. Mientras hacía la cama se le ocurrió algo. Se dirigió al dormitorio de sus padres. Aunque la idea le resultaba repulsiva, quizás ellos tuvieran preservativos en la mesilla de noche. No perdía nada por echar un vistazo.

En el primer cajón  solo encontró calcetines, pero en el segundo descubrió algo bastante más sorprendente. Su mamá escondía allí varios tangas de colores, un camisón minúsculo con encaje y transparencias, un liguero negro, unas esposas y un vibrador tamaño XXL.

- No lo puedo creer… - murmuró sacando todo y poniéndolo sobre la cama.
- Jooooder… - silbó mientras observaba el enorme ”juguete”. - ¿¿Mamá usa esto??

Trató de no imaginarse la escena, pero ya era tarde: como si los estuviera viendo. Su madre abierta de piernas susurrando obscenidades y su padre empujando estilo orangután rabioso con los calcetines puestos. Y sobre aquella misma cama donde él estaba sentando ahora mismo.  Puagh.  A veces era un asco tener tanta imaginación.

- Noooo…. Mis padres no hacen eso… – se acurrucó en el suelo en posición fetal durante un rato.  -  Los padres no hacen eso…. No hacen eso…

Siguió así hasta que se le quitaron las ganas de vomitar. Cuando finalmente se recompuso, dejó la lencería sobre el colchón y revisó el resto de los cajones. Nada.  No había preservativos por ninguna parte. Debían usar la píldora.

Mientras volvía a poner todo en su sitio hubo un detalle que le intrigó. Había un CD en blanco entre la lencería de Kushina.

“¿Y esto que será?”  pensó mientras le daba vueltas entre los dedos. “¿Será música sensual para dar ambiente?” sonrió.

Quizás era una suerte que sus padres fueran tan pervers. Se dirigió a su cuarto para comprobar si estaba en lo cierto y podía aprovechar el hallazgo. Al introducir el CD en el lector de su portátil saltó la ventanita de “reproducción automática”. Pulsó aceptar y se abrió el reproductor de video.  Apareció la imagen de una clase de instituto con una chica tomando apuntes. Todo normal, si no llevase un uniforme ridículamente pequeño, si no rondara los treinta años y si no tuviese las tetas tan operadas que parecieran a punto de explotar por la presión.  La estudiante suplicó un par de veces por un aprobado  y  solo tardó unos cuarenta segundos en empezar a masturbar al profesor. Dos minutos después ya estaba en pelota picada. Sí. Aquello era porno del más cutre y ordinario que se pueda encontrar en el mercado.

- No es posible que mis padres vean esto… -  murmuraba Naruto boquiabierto.

La actriz se esforzaba por gemir mucho. Pero mucho, mucho. La verdad que le ponía ganas la chica, para lo feo que era el desgraciado del profesor. Además, al mismo tiempo trataba de poner la cara más lujuriosa posible. El resultado final era bastante desagradable en realidad.  Mientras tanto, el fulano le realizaba una penetración espectacular sin ningún tipo de calentamiento previo. Precioso, vaya.  Pero por muy artificial y chabacana que fuera la escena, el rubio no pudo evitar seguir mirando un rato, con lo que acabó por excitarse un poco. Instinto animal y eso.

 DING DONG

- ¡Joder!- exclamó cerrando la tapa del PC de un manotazo. - ¿¿Ya es la hora??

Miró su reloj mientras iba a abrir. Sakura se había adelantado. ¡Mierda! ¿¿Y los condones qué??

- ¡Sakura-chan! – rió tratando de no parecer ansioso - ¡Llegas temprano!
- Sí… - Ella saludó dándole un beso rápido mientras se quitaba la rebeca. – La reunión de delegados de clase ha sido más corta de lo que pensaba…

Naruto la siguió, observándola avanzar por el pasillo. Aunque lo que observaba principalmente era el movimiento de su falda al caminar. Adoraba aquellas falditas de tablas de la escuela. Los días de viento le daban muchas alegrías.

- Hace mucho calor hoy, ¿verdad? – suspiró Sakura.  Se dejó caer sobre la cama tumbada boca arriba con los brazos en cruz. – Qué pocas ganas de estudiar…
- Ninguna… - babeó el rubio mirando sus lindas piernas y a punto de lanzarse sobre ella como un lobo.

Súbitamente la chica se incorporó de nuevo.

- ¿Tienes algún refresco? – pidió.
- Pues… creo que no… - Naruto hizo memoria. Su madre no solía comprar refrescos.
- Pero no te preocupes, bajo a la tienda y traigo algo enseguida. – sonrió triunfante. Con esa excusa podía volver a la farmacia.
- Ok, te acompaño. – Sakura se levantó de la cama.
- No, no, no te molestes…ya voy yo… - el rubio salió corriendo hacia la puerta antes de que ella pudiera seguirle. – Tú ve sacando los libros y eso…ponte cómoda… ¡no tardo nada! – gritó dando un portazo.

En el kiosko de la esquina compró un par de latas bien frías y luego volvió a la farmacia, a hacer cola de nuevo junto con un montón de viejecillos arrugados y achacosos. Debía ser hora punta en el geriátrico. Pues nada, a esperar… Menudo desastre. Ni siquiera había podido preparar el terreno en casa. Era frustrante lo sencillo que era su plan, y lo cuesta arriba que se le estaba poniendo.

Suspiró.  Por lo menos tenía el colgante que había comprado y toda la tarde para estar solo con su Sakura. Todavía no había nada perdido.


Gracias por leer !!


Última edición por Eva2.0 el Dom Mayo 18, 2014 11:46 am, editado 3 veces
avatar
Eva2.0
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 238
Localización Listening to the wind of change
Nakus 8475

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Xehay el Jue Abr 24, 2014 10:37 am

hahahaha omg ahhaha, genial espero la segunda parte
avatar
Xehay
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 392
Edad : 23
Localización Rosario
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por moi-06yoyo el Jue Abr 24, 2014 12:08 pm

por que siento que naruto olvido el detalle del CD en su lap y el echo que sakura esta en su cuarto con ese CD
avatar
moi-06yoyo
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1677
Edad : 26
Localización cuarto de sakura en su cama con ella
Nakus 102064

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por madara es malo el Jue Abr 24, 2014 12:24 pm

me arrepiento de haber leido este jodido one-shot...


¿porque... demonios... no... me pude esperar... al... jodido... segundo capi?????...  Mesapalm 

estuvo demasiado... que digo... demasiadisimo bueno...


rápido Marty... pásame la maquina del tiempo...

me gusta el minakushi... pero hasta a mi me dio asquito


espero conti raaaaaaapido que me muero sempaaaaaaaaaaii...
avatar
madara es malo
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 321
Edad : 18
Localización se donde quisiera estar... pero no estoy ahi
Nakus 8200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Leon el Jue Abr 24, 2014 4:56 pm

Me muero pos saber sí a Naruto se le hará realidad su mas ferviente deseo, parece sencillo su plan y nada complicado de llevar a cabo, PERO ya ha tenido contratiempos y cometió el error de dejar una peli xxx en su reproductor y si Sakura ve los juguetitos de sus suegros, se le va armar a Naruto.
 Onion bye 
avatar
Leon
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1085
Nakus 45825
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por hikari uzumaki el Jue Abr 24, 2014 5:19 pm

Jajajajajajajajajajaja! Ese perver de Naruto coincido con los demás error fatal haber dejado puesto ese cd, las mujeres somos muy curiosas y más si andamos ahí solas.
Pobre talves ese deseo no sea cumplido o peor terminen usando las cosas del Minakushi! Ay no!

Conti!
Wink
avatar
hikari uzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1432
Localización en mis pensamientos
Nakus 10924
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Rukia Kuchiki el Sáb Abr 26, 2014 5:51 am

Pobre Naru, hara lo imposible para alcanzar su objetivo.
Lo de Minato y Kushina mato!
Me hizo acordar que a mi me paso lo mismo T-T
Pero salvo eso me causo mucha gracia.
avatar
Rukia Kuchiki
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 148
Edad : 21
Localización Argentina
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por FERN2 el Sáb Abr 26, 2014 4:05 pm

ajjajaja naruto dejo el cd en la latop parece que o abra lemon o pueden que terminen usando los juguetes de los`padres xd
avatar
FERN2
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 214
Edad : 21
Localización PERDIDO
Nakus 725
Posesiones :



Ver perfil de usuario http://juan_wwe@live.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Argyraspid el Sáb Abr 26, 2014 7:31 pm

Jaajajaja pero que desagradable momento paso Naruto al abrir ese cajón. D:

Bueno y al igual que muchos pienso que eso de que Sakura este sola y con ese cd en la laptop tan a la mano... x'D

A espera de conti.
 Onion bye 
avatar
Argyraspid
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 138
Edad : 25
Localización ★ New Spain ★
Nakus 600
Posesiones :



Ver perfil de usuario http://steamcommunity.com/profiles/76561198076867871

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Eva2.0 el Dom Abr 27, 2014 10:27 am

hoooolaaaaaa ^.^
como estais?
lo primero, muchas gracias a todos por comentar y por leer.
mira que lo sabía. Es poner "sexo" en la descripción del shot, y consigo más visitas y más comentarios en esta historia en tres días que con todas las demás en los últimos tres meses XDD
aunque ya lo sabía, lo confirmo: este foro está repleto de pervertidos jajaja
bueno, en otro orden de cosas, al final van a ser tres capis. De nada =P
en fin, ahí os lo dejo. A ver qué os parece !!


capitulo 2 :

Diez larguísimos minutos después, por fin le llegó el turno a Naruto en la cola de la farmacia.

- ¿Qué desea, joven? – sonrió el dependiente tras el mostrador.
- Una caja de preservativos, por favor – murmuró el rubio. Se tapó un poco la boca con la mano.
- ¿Cómo dice? – El farmacéutico puso cara de tener poca paciencia. Naruto carraspeó tratando de no ponerse nervioso.
- Ejem... Una caja de preservativos, por favor – repitió pausadamente.
- ¿Podría hablar más alto? ¡No tengo todo el día! - gruñó el dependiente. Debía estar bastante sordo el tipo.
- ¡Una caja de preservativos, joder! – El rubio chilló más de lo que hubiera deseado pero es que aquél hombre era desesperante.

Los ancianos, por lo visto, tienen un geo-radar implantando en la cabeza que reacciona al sonido de la palabra “preservativo”. O al menos eso le pareció al pobre chico cuando de repente todos los ojos de la sala se clavaron sobre su cogote.

- ¡Ah, preservativos! ¡Haberlo dicho antes! – exclamó el dependiente - ¿De qué tipo los quiere?

Naruto tragó saliva. Sentir aquél montón de miradas hostiles sobre su nuca le estaba provocando sudores fríos.


- ¿De…de qué… tipo? – tartamudeó. No había pensado en ese detalle.
- Sí chico, que si los quieres normales, ultrafinos, o de sabores – comentó alegremente el abuelo que esperaba detrás de él. El rubio se giró, mudo de asombro. ¿¿En serio aquél anciano acababa de decir eso??
- También hay con estrías, pero para la primera vez no te los recomiendo. – continuó el viejo, dando las explicaciones encorvado sobre su bastón. Parecía todo un experto. - Y por lo visto tú aún no te has estrenado, ¿verdad, chaval? – bromeó. Todos a su alrededor se rieron por lo bajo – Deberías usarlos ultrafinos. – Remató guiñándole un ojo.

Naruto no sabía ni qué cara poner. Estaba patidifusísimo.

- Y bien, ¿cómo los quiere? – insistió el farmaceútico.
- Ul..tra..finos…- atinó a decir el rubio por fin, con un nudo en la garganta y sonrojado ya hasta las orejas. Solo quería volver a su habitación con Sakura de una puñetera vez en lugar de tener a todo el geriátrico riéndose de su situación.
- ¿Talla normal o grande?
- ¡Normaaaaal! - chilló desquiciado. Los viejos estallaron en carcajadas.
- ¿Caja de seis o de doce?
- ¡Seis! ¡Seis! - resopló apretando los dientes. Empezaban a entrarle ganas de matar a todos aquellos abuelos – Dámelos ya, por Dios bendito…
- Son catorce con setenta, por favor.

El rubio sacó del bolsillo su monedero de rana y lo vació sobre el mostrador, sintiendo un impulso tremendo de salir corriendo de allí y no parar hasta llegar a casa.

- Le faltan dos euros con cuarenta, joven.
- ¿¡¿¡ Qué !?!?


Dos euros con cuarenta.
Dos miserables euros con cuarenta miserables céntimos… que, por supuesto…
… no tenía.

Naruto maldijo en ese instante a las pastillas con vitaminas, al gingseng, a los refrescos, al colgante, y a la madre que los parió a todos. ¿Acaso el universo había decidido que tenía que morir virgen? Le entraron ganas de gritar de desesperación. Se iba a quedar sin sexo por tan poquito…

Una palmada en la espalda le sacó de su angustia.

- Toma, chaval. Porque me has caído bien… - El viejo alargó tres monedas y las dejó en el mostrador. – Pero tienes que quedar como un campeón con esa chica, ¿eh, semental?

Al rubio se le iluminó la cara de repente.

- ¡Muchas gracias, viejo pervertido! – gritó mientras agarraba los preservativos y echaba a correr como una exhalación.
- ¿Pervertido? – rió el anciano – Si llego a saber que iba a insultarme no le ayudo…




A los dos minutos Naruto ya entraba feliz a su casa. ¡Por fin! Todo iría rodado a partir de ahora. Seguro.

- ¡Ya volví, Sakura-chan!

No hubo respuesta.

-¿Hum? ¿Sakura-chan? – llamó sonriente mientras se dirigía al cuarto. - ¿Acaso te quedaste dormi…?

Al abrir la puerta vio a Sakura de espaldas, sentada, mirando la pantalla del ordenador.
Se había aburrido esperando y quiso conectarse a internet un rato mientras llegaba Naruto. Al abrir el portátil se había reanudado automáticamente la reproducción del vídeo. Cuando la chica vio la película X se quedó tan estupefacta que no se pudo ni mover. Ni siquiera consiguió reaccionar cuando escuchó que el rubio la llamaba. Solo se quedó ahí, mirando alucinada cómo una estudiante de instituto era penetrada violentamente encima de su escritorio hasta que el profesor decidió que era hora de cambiar la postura.

“Terror” no alcanza a describir lo que sintió Naruto cuando, petrificado en el hueco de la puerta, vio a la actriz porno arrodillarse, abrir la boca y tragarse sin rechistar todo el esperma que le cayó en la cara.

Y así acabó la película.

Ni él ni Sakura movieron un músculo durante unos segundos eternos. El silencio gélido que llenó la habitación pareció transformarlos a ambos en estatuas de puro hielo. Aquello era oficialmente la peor catástrofe de todas las citas románticas de toda la historia de la humanidad. Naruto, en ese momento, lo vio claro como el día. Iba a tener que machacársela pacientemente durante toooodo el verano.

- Sa…Sakura-chan… pu….puedo explicarlo… - tartamudeó por fin, por decir algo.

Sakura empezó a girarse muy despacio sobre la silla. El rubio instintivamente cerró con fuerza los ojos y tensó todo el cuerpo. La hostia que le iba a arrear su novia iba a ser de proporciones bíblicas.
O eso esperaba él, pero no pasó nada. Sakura se quedó mirando el suelo con la cara más roja que le había visto jamás. Parecía… confusa...turbada, más bien. Incómoda y agitada. Naruto parpadeó un par de veces, analizando cuidadosamente su actitud. Podría ser que ella se hubiera… ¿excitado un poco?

- Ah… ¿Es que… a ti… te gustan estas…películas, Naruto? - murmuró con un hilillo de voz. Seguía sin atreverse a alzar la vista y entrelazaba las manos nerviosamente.
- ¿A mí? ¡Qué va! ¡Yo prefiero el hentai mil veces! – se defendió él.
- ¿Hentai? – se sorprendió la chica, pero no le miró. - ¿Entonces eso es lo que te gusta? – parecía esforzarse por comprender las preferencias de su novio.
“Mierda” pensó el rubio “lo estoy terminando de arreglar…”
- Etto… quise decir…que preferíría el hentai… si yo viera esas cosas… - titubeó - ¡Pero no las veo! ¡Eso no es mío!
- Vamos, Naruto, sabes que odio que me mientas – ella levantó la mirada por fin. En sus ojos podía verse que eso le molestaba más que la peli porno.
- ¡Es cierto Sakura! ¡Esa película es de mis padres!

Ella sonrió con amargura y sacudió la cabeza.

- Eres un cobarde… Mira, si ves porno, allá tú. Pero sé un hombre y admítelo. Porque si no, me marcho ahora mismo – su voz sonaba bastante amenazante ahora.

Naruto se preocupó de veras. Tragó saliva y intentó convencerla.

- ¡Te digo la verdad, Sakura-chan! ¡Encontré eso en la habitación de mis padres! ¡Pensaba que era música!
Sakura no respondió. Solo le miró acusadoramente con incredulidad y enfado.
- Oh… demonios… - suspiró el rubio - Ven, te lo enseñaré.
Se levantó de la silla y agarró a Sakura por la muñeca, obligándola a levantarse y a seguirle.
La dirigió al cuarto de Minato y Kushina. Una vez allí abrió el cajón de los horrores y lo esparció todo sobre la cama ante la atónita mirada de la chica.
- ¿Lo ves? ¡Mis padres son unos pervertidos!
Sakura solo podía mirar el consolador con los ojos como platos.
- Es… es…es… enorme… - tartamudeó.
- ¿Me crees ahora? – preguntó el rubio con una sonrisa triunfal.
Ella asintió afirmativamente muchas veces, sin despegar la mirada del vibrador.
- De verdad que no entiendo la obsesión de la gente con el sexo… - suspiró la pelirrosa.
- Ni yo, ni yo… - respondió él disimuladamente.

- Pe…pero…¿qué estabas buscando en la mesilla de tu madre, Naruto?
- Eh… hum….ettooooo….¿calcetines?

Sakura volvió a poner la mirada de “me estás mintiendo”, pero antes de que pudiera decir nada oyeron abrirse la puerta principal.
- ¡Joder! – exclamó Naruto - ¿Mis padres? Pero si hoy dijeron que llegarían tarde…
Los dos se apresuraron a devolverlo todo al cajón inmediatamente.
- ¡Mamá!
Naruto saludó a Kushina, que había ido directamente a la cocina a beber algo refrescante.
- Hola chicos – sonrió - ¿Qué andais haciendo?
- Estudiar para los exámenes finales – contestó Sakura enseguida. Naruto asintió con mucho ímpetu.
- ¿Y tú qué haces aquí, mamá? ¿No tenias clases de baile hoy?
- Eh…sí… ahora iré para allá… - su madre rió nerviosamente – Vine a cambiarme de ropa… para bailar necesito algo más cómodo.
- Ah, claro…
- Bueno, no os quiero distraer. Sakura, espero que puedas ayudar a mi hijo. Ya sabes que el pobre es un negado para las matemáticas…
Ambas se rieron a costa de rubio y luego cada uno volvió a su cuarto. Los chicos se sentaron uno al lado del otro frente al escritorio, sacaron los libros y se miraron con una risilla.
- Por poco…. – susurró Sakura.
- Sí…- rió Naruto. Luego le dio un beso fugaz en los labios, haciéndola sonreir aún más.
- Bueno, es hora de estudiar. – Dijo la pelirrosa abriendo el libro con decisión.
“Mierda” pensó el rubio ante el panorama. “A ver si mamá se marcha pronto…”
A los veinte minutos Kushina se fue por fin, y Naruto comenzó a frotarse las manos mentalmente. Había que pasar a la acción.
Comenzó mirando a Sakura fijamente para ponerla nerviosa mientras ella le explicaba uno de los problemas.
- Entonces despejas la incógnita…y luego la…¡No me mires así! – rió, y le dio un empujoncito en el hombro.
- ¿Así como? – preguntó el rubio con voz inocente pero con ojos de lobo hambriento.
- Como si me quisieras comer… - Sakura rió de nuevo y le miró de soslayo.
- Quizás es que te quiero comer…
Intentó lanzarle un mordisco al cuello, pero ella se apartó. Qué buenos reflejos tenía la condenada. Entonces le echó las manos a la cintura, rodeándola y tratando de atraerla hacia él. Sakura forcejeó entre risas, pero finalmente cedió a las cosquillas, y a los pocos segundos Naruto ya la estaba besando lentamente.

Le encantaba besarla. Nunca se cansaba de sus besos, y al parecer ella tampoco. Podía pasarse horas jugueteando con sus dulces labios. Aunque no en esta ocasión. Hoy no iba a permitir de ninguna manera que la cosa acabase ahí.
Naruto deslizó ambas manos bajo la blusa de su novia y acarició suavemente su cintura. Poco a poco rodeó su talle por la espalda y la cargó, dejándola sentada sobre él. Ella rió por lo bajo, emitió un ligero sonido de satisfacción cuando el rubio la besó más intensamente y luego pasó sus brazos por el cuello de él, hundiendo los dedos en su pelo.
Era genial tenerla encima y acariciar su espalda mientras su pelo rosado le hacía cosquillas en la cara. Naruto deslizó las manos por su piel, sintiendo como ella se mecía despacio al compás de sus besos. Luego comenzó a besar su cuello y a bajar por su clavícula hasta ese escote que le volvía loco.
- ¿Adonde vas, pervertido? – rió ella intentando separarse, haciendo fuerza con sus lindos bracitos.
- A ver qué es esto tan blandito que hay por aquí abajo… - bromeó el rubio, sin liberarla ni despegar los labios de su piel. Al mismo tiempo trató de subirle la blusa con una mano.
Sakura estaba perdida. Intentaba oponer algo de resistencia, pero no había manera. Naruto la tenía atrapada y ni loco iba a dejarla escapar. Sonrió. Aquél suave forcejeo lo hacía todo aún más delicioso.
- ¡Para! – chilló ella riendo. Comenzó a golpearle la cabeza medio en broma con ambos puños.
- ¿Por qué? – lloriqueó el rubio mientras continuaba intentando quitarle la blusa, con la nariz metida de lleno en su escote.
- ¡Porque me da vergüenza! – protestó ella.
- ¿Y a qué viene esa tontería?
- ¡Porque son muy pequeñas!
- ¿Quiénes son pequeñas?
- Ya sabes… mis…
- ¿Pequeñas tus tetas? ¿Pero qué dices? ¿Desde cuándo te preocupa eso?
- Es que… las de la chica esa… la de la película…eran tan grandes…
Naruto dejó de besarla y la miró a los ojos.
- ¡Eran de plástico, Sakura- chan!
- Pero… a los chicos os gustan grandes, ¿no? – gimoteó ella con el semblante triste. Se la veía tan insegura que le pareció adorable.
- Yo no sé lo que les gusta a los demás, pero te aseguro que las tuyas me parecen perfectas. – sonrió.
- ¿De verdad…? ¿Te gustan?
- Me vuelven loco de remate.

Consiguió que su chica sonriera otra vez. Además, premió su respuesta con un beso largo y lento.

- Te quiero… - susurró cuando sus labios se separaron.
- Y yo a ti – contestó él.
A Naruto le pareció un buen momento para sacar el colgante, así que alargó la mano hasta el cajón del escritorio y sacó la cajita que tenía preparada.
- Esto es para ti…
- ¿Un regalo? – Sakura sonrió encantada - ¡Qué sorpresa!
Lo abrió inmediatamente con una carita de ilusión tremenda. El rubio se sentía feliz. Había acertado de pleno.
- ¡Ah! ¡Es el colgante aquél! ¡Muchísimas gracias!

Le abrazó con fuerza y luego miró otra vez el corazoncito de plata. Tenía sus sombres grabados en él.

- Es para que te acuerdes de mí este verano – dijo Naruto, poniéndose un poquito más serio.
- ¿Y cómo iba a olvidarme de ti, idiota? – rió Sakura volviendo a abrazarle. Luego se giró hasta colocarse sentada de espaldas sobre él y se recogió el pelo con una mano.

- Pónmelo, por favor.

El rubio obedeció dócilmente, y cuando se lo hubo colocado volvió a besarle el cuello, comenzando desde detrás de la oreja hasta llegar casi a su hombro.
Sakura dejó caer su cabeza hacia atrás con suavidad, apoyándola contra él, y cerró los ojos. Naruto le rodeó de nuevo la cintura con los brazos y poco a poco volvieron a dejarse llevar por las caricias. La habitación quedó en silencio, escuchándose sólo el sonido de su respiración que cada vez se agitaba más y más. Finalmente, las manos de rubio volvieron a deslizar la blusa hacia arriba, solo que esta vez, la pelirrosa no protestó. Acompañó con sus propias manos a las del rubio, acariciándolas mientras ellas acariciaban su propia piel.
Naruto rozó sus pechos por debajo de la blusa, haciendo que su chica emitiera un primer suave suspiro de placer. Lamió el lóbulo de su oreja, y la piel fina de su cuello extendido, mientras masajeaba los firmes senos de Sakura con ambas manos. Sentía fascinado como ella se iba abandonando poco a poco a sus instintos. Sus caderas se apretaban cada vez más fuerte contra las de él, haciendo que el roce de su falda contra sus muslos le supiera a pura gloria.

Fue la propia Sakura quien al final se desabrochó la blusa y se la quitó en un santiamén. Luego volvió a recostarse sobre su novio, arqueando la espalda hacia atrás y girando la cabeza a un lado para poder besarle de nuevo.

El rubio se excitó mucho ante aquél espectáculo, e inmediatamente deseó avanzar más allá. Mientras una mano se colaba bajo el sujetador, la otra bajó lentamente hasta llegar a los muslos desnudos de Sakura. Ella volvió a gemir, lo que le animó para subirle la faldita todavía más arriba. Sus dedos se deslizaron entre las piernas de ella, y como respuesta, la pelirrosa comenzó a separarlas lentamente.

Naruto apenas lo podía creer. Sakura solía hacerse mucho más de rogar generalmente. Quizás no había sido tan malo que viera aquella película…porque desde luego, ese nivel de excitación no era habitual. En cualquier caso, no desperdició la ocasión. Probó a rozar con la punta de los dedos las braguitas de su chica, y descubrió que ya estaban húmedas. Aquello lo volvió loco del todo. La apretó más contra él y presionó los dedos sobre su sexo, haciendo gemir a Sakura mucho más fuerte que antes. Comenzó a acariciarla más rápido, presa de la ansiedad que sentía por querer poseerla ya mismo.


Y entonces escucharon cerrarse la puerta principal.


- Holaaaaa, ¿hay alguien en casaaaa?

La jovial voz de Minato desde el pasillo les sonó a ultratumba. Los dos se quedaron petrificados tal y como estaban, sin atreverse casi ni a respirar. Afortunadamente, la puerta del cuarto estaba cerrada.

- ¿No hay nadieeee?

Un sudor frío recorrió la frente de ambos. Naruto escuchaba los latidos de su corazón golpeándole las sienes. ¡Mierda, mierda, mierda y más mierda! ¿Pero qué cojones hacía su padre allí?


Gracias por leer! ^^
avatar
Eva2.0
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 238
Localización Listening to the wind of change
Nakus 8475

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por madara es malo el Dom Abr 27, 2014 2:51 pm

--mamá mamá, ¿donde conseguiste ese colgante que llevas puesto todo el tiempo?-- preguntó una adolescente de unos 14 años.

--tu padre me lo regalo--Sakura miro a Naruto que entraba a la cocina.

--papa papa, ¿porque le has regalado ese colgante a mama? ¿acaso fue por su aniversario? ¿o por tu declaración de amor?--dijo la chica con ojos soñadores.

Naruto puso su mano en su mentón meditando, abrió los ojos al recordar el motivo-- ah, ya lo recuerdo... se lo di a tu madre para poder follármela :3-- naruto salió de la habitación como si nada dejando a una sakura y una keiko petrificadas...



que historia de HAMOR mas épica y bonita Wink 

MINATOOOO KUSHINNAAA... si son inofortunos... aunque para mi que eso de irse a bailar es puro cuento... de seguro que cuando naruto va a ver las cochinadas de sus padres ya no están Razz

que pervertido mujer... y yo no soy un hentai... yo veo hentai... uhum uhum...


como sea la sakurita sedio rapido... eso galán al parecer anciano pervertido tiene buena vista


de nuevo me quede con ganas de mas... al menos eva-sempai actualiza rapido...

y yo no soy pervertido... yo comenté su shot de halloween del gato estuvo muy bueno... espero la conti Onion bye 


Última edición por madara es malo el Dom Abr 27, 2014 4:01 pm, editado 1 vez
avatar
madara es malo
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 321
Edad : 18
Localización se donde quisiera estar... pero no estoy ahi
Nakus 8200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Argyraspid el Dom Abr 27, 2014 2:59 pm

Genial conti tan rápido y ademas de la noticia de una tercera parte, gracias!! Very Happy

Jajajaja ese viejito tan perver, pobre Naruto parecen señales que le mandan para no hacerlo.

Esa Sakura mira que no creía que iba a ser tan pervertida y disfrutar de la peli porno... xD

Pero que adorable es Sakura cuando es insegura :3, por otro lado... pero por que los interrumpen tanto por dios! al final parece que no se le va a hacer al pobre rubio ajajaja.

Y emm en defensa de lo pervers que somos, antes de leer tanto fanfic al menos no era tan perver pero con tanto lemon y tan bueno... te vuelves adicto a ellos (?) x'D

A espera de conti!

 Onion bye 
avatar
Argyraspid
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 138
Edad : 25
Localización ★ New Spain ★
Nakus 600
Posesiones :



Ver perfil de usuario http://steamcommunity.com/profiles/76561198076867871

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Karlitha Uzumaki el Dom Abr 27, 2014 3:50 pm

Me encanta esperare pronto la conti jiji
avatar
Karlitha Uzumaki
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 56
Edad : 23
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por hikari uzumaki el Dom Abr 27, 2014 4:34 pm

Por kami que no podrá hacer lo que pretende o q! Minato y Kushina le han arruinado sus momentos.
Que no se supone que iban a esa clase de baile, para mi que van a otra cosa.

Bueno creo que Naruto seguirá con las ganas por un buen tiempo. No puedo creer que ese anciano supiera más! Lo dejaron en vergüenza.

Y si aquí el 99.99% somos unos perver XDD

Conti!
Wink
avatar
hikari uzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1432
Localización en mis pensamientos
Nakus 10924
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Andrexvg el Dom Abr 27, 2014 4:39 pm

Eva eres de lo pior jajaja... primero la pena en la farmacia, luego la peli porno, y para rematar que llega Minato a dañarles el momento. Hasta parece que no quieres que el pobre llegue a tercera base XD.
¿Quién se apiadara del Pobre Naruto?
Continualo pronto, mucha Suerte. Silbando
avatar
Andrexvg
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 322
Edad : 23
Localización Posando sensualmente en tu cama
Nakus 4900
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Leon el Dom Abr 27, 2014 4:49 pm

Primero, que pinche oso el que hizo Naruto en la farmacia, esos viejitos le dieron un a lección al pobre, pero uno sí se porto buena onda y completo el dinero para los condones.
Y todo iba tan bien, ese "error" de dejar la peli en play terminó ayudando, pero todo se fue al traste cuando Minato interrumpió en la casa! Cuando todo iba ta bien, Sakura se mostró muy cooperativa y hasta deseosa del momento tan pasional que estaban viviendo.
Espero por la salud mental de Naruto que antes de que Sakura salga de vacaciones hayan hecho el amor, porque sino, no va poder con la calentura y la frustración y creo que Sakura esta igual.
 Onion bye 
avatar
Leon
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1085
Nakus 45825
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Eva2.0 el Lun Mayo 05, 2014 1:39 pm

Hola!!
perdón, me he retrasado un poco con la conti, pero ya está aquí! =D
Espero que os guste, pervers!!
por cierto, estoy preparando un pequeño epílogo. Lo subiré en breve. Hasta entonces, decidme qué opinais, que me alegran mucho vuestros comentarios! me he reído un montón con ellos.
Gracias por leer! Y más por comentar Wink


CAPÍTULO 3.
Spoiler:

“Joder, ¿¿Qué hago?? ¿Salgo y disimulo o qué?” pensaba Naruto frenético pero sin poder mover ni un músculo.
Sakura pegó un brinco, como una gacela asustada, y agarró su blusa del suelo. Se la puso en un segundo y comenzó a abrocharse los botones a toda velocidad.  Al verla, el rubio reaccionó por fin y se acercó la mesa, haciendo como si estudiara.  
Ambos se quedaron mirando las hojas del libro fijamente con el corazón latiéndoles como una locomotora, esperando a que Minato asomara la nariz por la puerta. Aguzaron el oído pero solo hubo silencio por unos pocos minutos.

- ¿Deberíamos salir?  - susurró Sakura.

Naruto se encogió de hombros ligeramente. No sabía qué era mejor.
Un instante después pudieron escuchar con claridad el sonido de la puerta principal que se cerraba.

Los dos se miraron expectantes.

- ¿Se ha ido?
- No sé.
- Ve a ver.
- Vale.
El rubio se levantó cautelosamente y salió del cuarto sin hacer ruido. Asomó la cabeza por el pasillo durante un rato, pero no vio a nadie, y tampoco se oía nada.  Todo estaba tranquilo.
“Menos mal” suspiró aliviado mientras volvía a su habitación y cerraba la puerta con cuidado. “Podía haber sido una catástrofe pero solo ha sido una falsa alarma”. Sonrió para sus adentros. Se habían librado de una buena…

Sakura estaba sentada en la cama, observando detenidamente un objeto que llevaba en las manos. Por su expresión, algo andaba mal.

- ¿Hum? ¿Sakura-chan? ¿Ocurre algo?

Ella levantó la vista, y la mirada que le dirigió congeló el corazón de Naruto.  Sus ojos verdes estaban rebosantes de lágrimas a punto de desbordarse.

- ¿Así que… todo era por esto…? – le preguntó en tono dolido.
- ¿Eh? ¿Por esto? ¿Qué quieres decir?  - tanteó él sin comprender nada.
- ¡Por esto! – le gritó furiosa,  y acto seguido le lanzó el paquete de preservativos que tenía en las manos.  La cajita le golpeó justo en el entrecejo, pero el rubio no se movió ni un milímetro. Ni parpadeó siquiera.  Bajó la cabeza y miró el paquete que tanto le había costado conseguir, caído a sus pies. Debía habérsele resbalado del pantalón mientras andaban manoseándose sobre la silla.
- ¡Naruto Uzumaki, eres un auténtico cerdo! – siguió chillando Sakura sin poder controlar las lágrimas.  - ¿Para eso querías que viniera? ¿Para follar? Eso es lo único que te importa, ¿¿verdad??

Furiosa, se levantó de golpe y se arrancó el colgante, lanzándoselo a la cara también.

- Puedes quedarte con eso… - siseó, venenosa como una serpiente -  si sólo lo has comprado para conseguir acostarte conmigo te garantizo que no lo quiero…
- Sakura, espera, déjame explicarte… - empezó a defenderse él.
- ¿Explicarme? ¿Y qué hay que explicar? – le cortó con los ojos chispeantes de furia.
- Pues…
- ¿Es que acaso me equivoco? ¡Dime que no querías tener sexo hoy! ¡Dime que no me has engañado con la excusa de que íbamos a estudiar! ¡¡Dime que no me has comprado un regalo por eso!!

Naruto enmudeció. Visto así, sonaba horrible.

Sakura se sentó en la cama y comenzó a sollozar tapándose la cara con las manos.  Esa imagen atravesó el corazón del rubio e hizo que se sintiera como un ser inmundo. Se acercó un par de pasos intentando pensar en alguna forma de excusarse, pero no se le ocurría nada. Había engañado a su novia para intentar acostarse con ella. Eso era un hecho, pero nunca pensó que fuera algo tan malo como ahora parecía.

- Sakura- chan, yo solo…  - acercó una mano a su hombro, pero ella la apartó de un manotazo.
- ¡No me toques! – sollozó aún más fuerte.

Naruto dejó la mano caer. Agachó la cabeza de nuevo y supo que la había jodido de verdad.  Si había algo que su novia no soportaba, eran  las mentiras.  Siempre decía que sin confianza, una relación no es nada.  Debería haber tenido eso en cuenta cuando ideó su fantástico plan. Ahora, visto el desastroso resultado, le pareció que había sido una idea malísima. Se sentó lentamente al lado de Sakura y pronunció las únicas palabras que se sentía capaz de decir.

- Sakura-chan… lo siento…

Ella se limpió la cara con el dorso de la mano y habló sin mirarle.

- ¿Tan importante es el sexo para ti que tienes que engañarme para conseguirlo? ¿No podíamos haberlo hablado, sencillamente?

Naruto continuó mirando el suelo. Tardó un poco en contestar.  

- Sí… supongo. – murmuró con aire deprimido.
- ¿Entonces por qué? ¿Por qué has tenido que mentirme?
- Yo… tenía miedo.

Sakura le miró incrédula y sorprendida. Continuaba muy enfadada.

- ¿Miedo? ¿Pero qué estupidez es esa?

El rubio suspiró y le miró a su vez.  Luego sonrió de medio lado, amargamente.

- Je…sí… suena realmente estúpido, ¿verdad? Pero es lo que hay. Todo esto lo he hecho por miedo.
- Explícate – exigió ella en un tono que no admitía réplica.
- Pues… las vacaciones de verano… ya sabes. Vamos a estar separados tres meses…
- ¿Y qué tiene que ver una cosa con la otra?

Naruto miró al techo y luego se tumbó de espaldas en la cama, dejando escapar otro suspiro.

- No mucho, supongo. Es simplemente que estar tanto tiempo separados… me asusta. - Cerró los ojos. Dijera lo que dijera no lo iba a poder arreglar, pero ella merecía su explicación igualmente.

– Verás, es que… tal y como yo lo veo... solo soy un chico normal – continuó, bastante desmoralizado.  - Un poco tonto incluso.  Pero tú eres tan linda… tan lista… tan decidida… casi todos los días me sorprendo de que sigas queriendo ser mi novia.  Que estés con un torpe como yo… es para dar las gracias al cielo por mi suerte. Y  sé que la suerte no dura siempre. Algún día conocerás a alguien mejor que yo. Porque el  mundo está lleno de tipos mejores que yo… y entonces te irás con él.

Se quedó un rato en silencio. De repente estaba terriblemente triste ante esa perspectiva, que en aquél momento sentía como una certeza absoluta.

- Estos tres meses…conocerás a gente nueva. Muchos chicos se fijarán en ti. Es algo inevitable, porque eres preciosa… – suspiró. -  Antes o después, comenzarán a tirarte el tejo, y yo no estaré ahí para pararles los pies. Solo podré dar vueltas por las noches en mi cama, como un loco, sin poder dormir, imaginando de cuántas formas van a intentar ligar contigo, y suplicar porque ninguno de ellos sea guapo o musculoso o simpático o tenga dinero o yo qué sé…

Volvió a callarse. Tenía un nudo en la garganta y le dolía el corazón. Respiró hondo, sin abrir los ojos, y tragó saliva para poder continuar.

- Por eso… quería que nuestra relación fuera lo más importante para tí. Quería darte algo que nadie más pueda darte. Y  como soy un idiota, solo se me ocurrió que… teniendo sexo antes de que te marcharas… haciéndolo juntos por primera vez… pensarías más en mí. Y como siempre decías que querías algo especial, pues compré un regalo…y quería hacer algo más romántico, pero…ha salido todo tan mal…

Parpadeó lentamente y se encontró con que Sakura le miraba desde arriba, aún con lágrimas en los ojos.

- Suena realmente tonto, ¿verdad? – preguntó en tono derrotado.
- No tanto… - sonrió ella.  Se la veía emocionada.

Naruto enarcó las cejas bastante sorprendido. Se incorporó un poco, apoyándose sobre los antebrazos para observarla mejor.

- ¿No?

Sakura negó despacio con la cabeza y se aproximó poco a poco a él hasta besarle suavemente.
El rubio correspondió a aquél inesperado beso sin saber qué estaba pasando, pero encantado de que a su novia se le hubiera pasado el enfado tan rápido.
- Eres un idiota terminal, Naruto Uzumaki.  – rió ella rozando su nariz con la de él cuando sus labios se separaron.
- Yo también lo creo… - murmuró el rubio -  porque no entiendo nada…

Ella se separó un poco para observarle. Parecía feliz.

- No sabía que mi novio fuera tan miedica – bromeó. – Ni tan tonto como para pensar que me voy a ir con el primero que me tire el tejo en la playa… - se acercó una vez más -  …ni que le asustara tanto perderme… - rozó sus labios con los de Naruto – Ni que me quisiera tanto… - susurró – Ni que estuviera dispuesto a complicarse tanto la vida para conseguir que nuestra primera vez fuera así de especial…

Le besó de nuevo, lenta y profundamente.  Naruto deslizó los dedos por su nuca y la atrajo hasta que Sakura quedó tendida sobre él. La abrazó y creyó que iba a soltar una lagrimilla también. Era un alivio inmenso sentir que ella no se iba a dejar engatusar por nadie.  Con aquél beso disipó toda la amargura y la preocupación que le quedaba en el pecho.

Sakura le quería. Su Sakura. Era suya y de nadie más. Nadie iba a tocarla por mucho tiempo que estuvieran separados.  Tenía que haber confiado en ella desde el principio, y se hubiera ahorrado todo el jaleo.

- Te quiero… - susurró en un suspiro.
- Y yo a ti, idiota…

Ambos sonrieron y volvieron a besarse tumbados en silencio sobre la cama.

Sakura se incorporó un poco, quedando a horcajadas sobre él, y le dedicó una mirada muy insinuante.

- Entonces… - murmuró mientras comenzaba a desabrocharse la blusa de nuevo – ¿Este era el plan…? – sonrió maliciosamente. - ¿Hacerme el amor en tu cama durante toda la tarde?

Sus finos dedos abrieron la camisa y la dejaron resbalar hacia atrás hasta que cayó por su espalda.  Naruto no pudo reprimir un suspiro de admiración al ver a su chica desnudarse para él.  

- Sí… - gimió mientras alzaba las manos hasta su cintura. – Es… es decir… si… si tú quieres… - tartamudeó.


Ella apoyó los brazos a ambos lados de la rubia cabeza de Naruto y jugueteó un poco con sus labios antes de contestar.

- A mi me parece un buen plan… - susurró en su oído.

Él se lanzó al hueco de su cuello en cuanto la escuchó. La abrazó con fuerza y apretó su cuerpo contra el de él, acariciando ávidamente toda su espalda. A Sakura la recorrió un primer escalofrío cuando sintió el suave mordisco del rubio sobre su piel. Luego vinieron muchos más, cuando los labios del chico se deslizaron hacia su clavícula y bajaron deliciosamente hasta su escote.
Naruto no perdió el tiempo. Con una mano bajó el tirante del sujetador y comenzó a acariciar su hombro desnudo mientras su boca buscaba anhelante el pecho de Sakura. Dos dedos liberaron a la chica del corchete que mantenía la prenda en su sitio, y ella, ruborizada, dejó escapar un pequeño gemido al sentir los labios del rubio encontrar su pezón. Naruto lo lamió extasiado, provocando que se endureciera en tan solo unos segundos, y después se lo metió en la boca mientras terminaba de quitarle el sujetador a su chica, que con los ojos cerrados se dejaba llevar por la calidez de su lengua y el tacto de sus manos.   Una de ellas bajó por su espalda hasta llegar a su trasero y lo agarró con fuerza, apretándola contra las caderas del rubio con un ritmo que subía y bajaba  como las olas del mar, que lamen incansables la orilla.
 
Sakura pudo notar entonces contra sus propias caderas toda la excitación del chico. Por un instante se asustó ligeramente. Estaba muy duro ahí abajo. Pero sus caricias y  besos eran irresistibles, por lo que poco después ya gemía intensamente. Rozaba su falda contra el pantalón de Naruto con avidez, presa de sus instintos que crecían como gigantes.

Él deslizó la mano bajo sus braguitas sin poderse controlar. Se estaba poniendo como una moto. Siempre intentaba ir despacio y hacer muchas carantoñas, pero esta vez no podía frenarse. Quería más, y pronto. El tacto de la piel desnuda de Sakura bajo sus manos era adictivo. Sentirla moverse sobre él, frotándose medio desnuda contra su cuerpo y gimiendo con las mejillas encendidas le estaba volviendo loco.

Cuando con su dedo índice acarició el sexo húmedo de Sakura, ella casi gritó de placer. Nunca la había visto reaccionar así, pero es que ella nunca se había sentido así antes. Nadie la había tocado tan íntimamente, y eso la estaba haciendo perder el control por completo. Separó los muslos para acomodarse mejor sobre las caderas del rubio y dejó caer la cabeza a su lado, jadeando sin fuerzas para incorporarse.

Naruto continuó acariciando su interior, explorando aquél nuevo territorio caliente y apasionante mientras escuchaba la respiración agitada de Sakura retumbarle en las sienes. La chica gemía al compás de sus dedos, perdida ya toda noción de la realidad y presa de una excitación como nunca antes había sentido.

Finalmente el rubio no aguantó más, y sujetándola por el trasero, la volteó, dejándola tendida sobre la cama y quedando él tumbado sobre ella.  Se quitó la camiseta a toda prisa, y Sakura le ayudó a bajar la cremallera del pantalón. Con la misma rapidez, terminó de desnudarla, pero luego se paró un instante y se quedó inmóvil, observando su maravilloso cuerpo tendido bajo él, anhelante y caliente como una promesa que se susurra al oído.

- ¿Quieres seguir…? – gimió. Su voz sonó como una súplica.

Ella asintió despacio y se ruborizó aún más.

- ¿Estás nerviosa?
- Sí… ¿ y tú…?
- Yo también – rió él. Era curioso. Tanto tiempo mentalizándose y ahora sentía que el corazón se le iba a salir del pecho en cualquier momento.
- Pero podemos parar cuando quieras. – continuó. – Si no te gusta, si… te duele…cualquier cosa… dímelo y paro. – prometió con el semblante más serio.

Ella volvió a asentir en silencio, y Naruto se incorporó para recoger la caja de preservativos. Sacó uno y rasgó el envase. Sakura le observaba atentamente, sin atreverse a mirar directamente hacia sus bóxer negros, ya que se veían bastante abultados y eso la preocupaba un poco.

El rubio sacó el preservativo con una mano y se bajó los bóxer con la otra, dejando a la vista una considerable erección.  Aquello incomodó mucho a Sakura. Giró la cabeza bruscamente a un lado para no ver cómo Naruto se colocaba el preservativo y su respiración se agitó de nuevo. Tragó saliva y dudó. ¿Estaba preparada para esto?

Pero antes de pensar una respuesta el rubio ya estaba tumbado sobre ella de nuevo. Sakura le miró con expresión asustada, y buscó en los ojos azules de su novio algo que pudiera calmar esa inseguridad.
 
Naruto no dijo nada. Él también estaba nervioso, pero sonrió y la besó despacio. El tacto de sus labios infundió calor de nuevo en ambos. Se abrazaron y continuaron besándose, suavemente primero, y profundamente después, consiguiendo así a la vez calmar sus temores y encender de nuevo la llama del erotismo.

Finalmente el rubio decidió que había llegado el momento. Se retiró un poco y colocó su sexo entre las piernas de Sakura, que temblaban ligeramente de excitación y de nervios. Se miraron  intensamente, como intentando encontrar la tranquilidad en los ojos del otro, pero no la encontraron. Era la primera vez de ambos. Ninguno tenía respuestas ni experiencia.  Todo lo que había era un deseo inmenso de unirse al otro, de seguir ese instinto que los llamaba a gritos, y que también les hacía estremecer el corazón.

Naruto se deslizó por fin hacia adelante, hacia adentro, muy despacio y suavemente. A Sakura se le cortó hasta la respiración cuando sintió cómo su chico penetraba en ella. Abrió la boca para gemir, pero no pudo emitir ningún sonido. Solo se le quedó mirando, anclada a sus ojos y abrazada a su cuello mientras él se retiraba un poco y volvía a avanzar en su húmedo interior.
La sensación fue indescriptible. El rubio sintió su erección crecer más al contacto con el cálido sexo de Sakura, y comenzó a empujar más intensamente. Apretó los glúteos y se hundió en ella, borracho de placer y excitado como nunca antes en su vida.
Fue entonces cuando Sakura gritó. Sólo fue un segundo, pero cerró los ojos con fuerza y se puso rígida de repente. A Naruto se le heló la sangre. Se quedó quieto, como una estatua, sin dejar de  mirarla y sin moverse ni un milímetro hasta que ella pareció relajarse otra vez.

- ¿Te duele? – preguntó preocupado.
- Creo… que ya está…
- ¿Seguro?
- No lo sé…

Él la miró angustiado, pero ella sonrió tímidamente.

- Sigue – susurró.

El rubio obedeció despacio. Primero hacia atrás, y luego avanzando poco a poco. Sakura cerró los ojos de nuevo con expresión placentera.

- Sí…ya está… -  gimió, incitándole a avanzar otra vez.

Naruto volvió a entrar en ella con calma, pero ese ritmo lento no duró mucho. Su chica comenzó a gemir con cada movimiento, y arqueó la espalda acompañando los embates del rubio.

- Sí… así Naruto… así… - suspiró, haciéndole perder la cabeza y querer hundirse dentro de su cuerpo por completo.

Aceleró, cargó más rápido y más fuerte, y ella reaccionó gimiendo más y más intensamente. Era una locura. Una grandiosa e increíble locura, ese vaivén infinito que parecía mover el mundo.  La sentía reaccionar rítmicamente bajo su peso con cada avance: contraerse, arquearse, suspirar, sudar y temblar de placer.  Las caderas de Sakura seguían el ritmo que él les marcaba, cada vez más rápido, hasta que Naruto no pudo controlarse más y comenzó a empujar de forma violenta, sin poder pensar ya en nada, con la mente en blanco, hasta que sintió que el cuerpo de su chica se retorcía como en un gran espasmo. Ella gimió entonces como jamás la había oído gemir, y ese sonido le hizo delirar.  La embistió con todas sus fuerzas, frenético y furioso, mientras hundía la cabeza en su pecho y gruñía sin poderlo evitar. Sintió que ascendía vertiginosamente por una gran montaña y que culminaba en lo más alto, como liberando dentro de Sakura, entre sudores y jadeos, toda su energía, toda su consciencia
, y todo lo que quedaba de él.

avatar
Eva2.0
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 238
Localización Listening to the wind of change
Nakus 8475

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Argyraspid el Lun Mayo 05, 2014 2:55 pm

Wooow.. pero que capitulo por dios.

Pobre Naruto yo hasta creí que al final iba a quedarse con las ganas. xD

Bueno pero primero que nada esa parte romántica estuvo tan buena, ahí me ves sonriendo como idiota leyendo esa parte de tu capitulo jajajaja.

Y el lemon! por dios que bueno fue y sin llegar a ser tan explicito, me encanto... *¬*

Saludos y a espera de el epilogo. Razz


 Onion bye 
avatar
Argyraspid
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 138
Edad : 25
Localización ★ New Spain ★
Nakus 600
Posesiones :



Ver perfil de usuario http://steamcommunity.com/profiles/76561198076867871

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por hikari uzumaki el Lun Mayo 05, 2014 2:57 pm

Jejejeje! Al fin! Digo que bueno que pudieron aclarar las cosas, ya pensaba yo que este dichoso plan terminaría en un completo desastre, al parecer Minato se fue. Me dio cosita Naruto al dar su explicación y ahora han podido estar juntos y disfrutar el uno del otro.

Que sigue? Sera que al final él se vaya con ella a la playa? Que se hagan igual de pervers como el Minakushi?

A esperar el epílogo!
Wink
avatar
hikari uzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1432
Localización en mis pensamientos
Nakus 10924
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Leon el Lun Mayo 05, 2014 4:01 pm

Por fin consumaron su amor, en el acto hubo mucho amor, pasión y ternura y por supuesto las dudas y temores propios de la primera vez. Fue un gran lemon.
A pesar de que todo salió bien, estuvo a punto de que todo se fuera al traste, porque si eran ciertas la palabras de Sakura, aunque tampoco eran así de frívolas la intenciones de Naruto.
Espero el epílogo.
 Onion bye 
avatar
Leon
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1085
Nakus 45825
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por madara es malo el Mar Mayo 06, 2014 2:42 pm

eva-sempaaaaiiiiiii... yo creía que ya había epilogo... estuvo tan ajhsjshhdja...

joder tío el lemon estuvo tanahsjhjs

el momento dramático/triste estuvo... dramático y triste...

y la explicación de naruto estuvo tan wena...

yeiiihhhh naruto completó su plan...

y bueno haber que pasa en la playa y el minakushi Wink
avatar
madara es malo
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 321
Edad : 18
Localización se donde quisiera estar... pero no estoy ahi
Nakus 8200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Andrexvg el Mar Mayo 06, 2014 2:55 pm

Siii la perversion a triunfado... ¡Quiero decir el amor!, si el amor. Sudor 

Crei que Naruto no iva a coronar con su novia, y más después de la reaccionde Sakura cuando descubrio el plan. Pero todo se soluciono e incluso los unio más, estuvo en verdad muy bueno esperare el epilogo con ansias.
Suerte.  Silbando
avatar
Andrexvg
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 322
Edad : 23
Localización Posando sensualmente en tu cama
Nakus 4900
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Eva2.0 el Dom Mayo 18, 2014 11:42 am

hooooooola pervers!!
perdón por la tardanza! he estado muy líada estos días.
Aquí os dejo el final. Espero que os guste y gracias por comentar!!

EPÍLOGO:


Ninguno de los dos fue capaz de articular palabra durante un buen rato. Ambos trataban de recuperar el aliento, rendidos en los brazos del otro. Naruto jadeaba aún, con la cara hundida entre los senos de su novia, cuando ella comenzó a acariciarle el pelo suavemente. Esa sensación tan conocida le hizo volver a la realidad. Hasta entonces, había sido como estar en una nube. Su pensamiento estaba nublado, amortiguado, como en un sueño. Pero los dedos de Sakura haciéndole cosquillas en la nuca le dijeron que no. Que no soñaba. Había ocurrido de verdad, por fin, y había sido infinitamente mejor de lo que imaginó jamás.

Se incorporó lentamente, apoyándose en los antebrazos para mirarla. Ella descansaba con los ojos cerrados,  la cabeza de lado sobre la almohada y su pelo rosa desparramado en todas direcciones. Sus mejillas seguían ruborizadas, y algunas gotas de sudor aún perlaban su frente. Naruto también sudaba. Parecía que acabaran de correr una maratón. Sonrió. Se sentía tan feliz, tan cansado y tan tranquilo al mismo tiempo…

- Estás preciosa – susurró.

Sakura abrió los ojos poco a poco y le sonrió de vuelta.  Ella también parecía recién llegada de un sueño placentero y agotador. La besó en silencio, rozando sus labios apenas.

- ¿Todo…bien…? – preguntó con cierta inseguridad.

Ella rió suavemente y asintió un par de veces.

- ¿Solo…bien…o…?

Sakura soltó una ligera carcajada y negó con la cabeza enseguida.

- Claro que no, idiota… ha sido increíble…

El rubio suspiró aliviado.

- Pero creo… - continuó la pelirrosa – que ya es hora…hmm… de salir de ahí…¿no? – soltó una risilla avergonzada.
- No…- suplicó el rubio abrazándose a ella con fuerza.
- ¿Cómo que no? – rió Sakura. Comenzó a golpearle la espalda. - ¡Que salgas he dicho!
- Es que se está tan bien ahí dentro… No quiero irme…
- ¡Fuera ahora mismo!
- Solo si me prometes que puedo volver a entrar otro día.

La risa de su chica resonó por toda la habitación.

Naruto finalmente obedeció y se retiró poco a poco. Se dejó caer de lado sobre la cama y suspiró, cerrando los ojos. De repente se sentía sin fuerzas.

- ¿Piensas dejarte puesto el preservativo para siempre? – preguntó Sakura burlona.
- Ya voooy…

Se incorporó con fastidio hasta sentarse sobre el colchón y se desprendió del trozo de plástico. Al hacerlo se le llenaron los dedos de… en fin… fluídos corporales. Ya saben.

- Creo que debería lavarme.
- Mmmh…

El rubio se giró. Su chica se había acurrucado con aspecto somnoliento.
Naruto se levantó y trató de localizar sus calzoncillos. Al recogerlos del suelo, descubrió debajo el colgante de plata. Lo agarró también y se lo mostró a Sakura.

- ¿Lo quieres, entonces?

Ella sonrió dulcemente.

- Por supuesto…

Se incorporó y se lo puso de inmediato. Luego volvió a acurrucarse y cerró los ojos otra vez.

El rubio se quedó de pie mirándola, totalmente desnuda excepto por el colgante. Tan linda, sobre su cama, como había deseado tantísimas veces. Se sintió afortunado.
Finalmente se dirigió al baño, con los calzoncillos en una mano y el preservativo usado en la otra. Cerró la puerta del cuarto suavemente y se aseó con agua fría. Volvió a ponerse la ropa interior y lanzó el condón a la papelera, pensando que más tarde debería meterlo en una bolsa o esconderlo de alguna forma para que no lo vieran sus padres.
En ese momento escuchó una risilla femenina.
Se le tensó todo el cuerpo de repente. No parecía la voz de Sakura.  
Abrió la puerta unos centímetros y asomó la cabeza al pasillo. La risa sonó más fuerte. Parecía venir de la habitación de matrimonio. Oyó un “¡No!” amortiguado que provenía de allá. Luego la puerta se abrió de golpe, y Kushina salió corriendo de allí. Bueno, Kushina no. Era más bien la princesa Leia, versión esclava pelirroja. Se había recogido el pelo en dos rodetes a ambos lados de la cabeza, y solo llevaba el biquini característico del cosplay y una cadena de presidiaria al cuello.

Naruto se quedó tan petrificado que no se pudo mover ni un milímetro. Pero su shock acababa de empezar. Una décima de segundo después, un soldado de la guardia imperial, con el casco blanco y calzoncillos negros, salió del cuarto persiguiendo a la esclava huída. La alcanzó y la sujetó por la cintura, mientras ella trataba de forcejear entre risas.

- ¡Socorro, ttebane!
- ¡No escaparás!  - dijo su padre bajo el casco, en tono malvado - ¡Ríndete, esclava, o tendré que castigarte con mi sable láser!

Acto seguido puso en marcha el vibrador, que zumbó como un insecto gigante, y lo apretó contra los muslos de Kushina.

-¡Iiiiihhh!- gritó ella.
-¡AAAAAAHHHHHGGG! – gritó Naruto al borde del vómito.

Entonces fueron sus padres los que se quedaron quietos como estatuas.

- ¿¿PERO NO ESTÁBAIS EN CLASES DE BAILE?? – chilló furioso el rubio.
- Pe….pero… - tartamudeó Minato sorpendido - ¿no os habíais marchado ya…?
- Hijo mío… - murmuró Kushina en tono calmado, observándole con una sonrisa maliciosa - ¿Qué haces en ropa interior?
- ¿Eh? – Naruto se observó a sí mismo.  -  E…etto…

Sakura asomó entonces por el cuarto del rubio, vestida solo con la blusa entreabierta.

- Naruto, ¿qué ocurre?
- ¡Hola, querida!- saludó Kushina con una amplia sonrisa.
- ¡¡AAAAAHH!!! – chilló la pelirrosa dando un portazo.
- Oh, parece que lo habeis hecho ya, ¿no hijito? ¡Enhorabuena! – aplaudió su madre con aspecto ilusionado.
- ¡¡MAMÁ!!
- ¡Enhorabuena campeón! - rió su padre con el vibrador en alto en señal de victoria.
- ¡¡¡PAPÁ!!!

Durante la semana siguiente Naruto no les dirigió la palabra a sus padres. Se empeñaban en hablar del tema abiertamente, así, con naturalidad, mientras desayunaban o cuando comían en familia.  No paraban de hacer preguntas sobre los detalles y de darle consejos para las próximas ocasiones. Que fueran tan liberales sobre aquellos temas era horroroso. El rubio pasó unos días terribles, entre el cabreo, la vergüenza y la falta de intimidad. No podía mirar a su madre a la cara sin sonrojarse. La imagen de sus padres teniendo sexo friki le asaltaba de madrugada y le provocaba sudores fríos.

Pero lo peor de todo fue que finalmente Sakura tuvo que marcharse. El día de la despedida, Kushina le entregó un paquete envuelto en papel de regalo.
- Dáselo a tu novia de mi parte – le dijo – Ya sabes… por el mal rato que pasó la pobre chica.
Naruto se relajó un poco gracias a ese gesto. Al final sus padres no eran tan anormales…

El rubio acudió a casa de su chica para verla marchar. Parados frente al coche, la besó y le dio el paquete.

- ¿Y esto? – se extrañó ella.
- Es de parte de mi madre – explicó Naruto. – Dice que es para pedirte disculpas y para que no te olvides de mí…
- Dale las gracias de mi parte – sonrió metiéndose en el auto.
- Lo haré. Pero prométeme que no te enamorarás de nadie… - susurró con aspecto de cachorro abandonado.  

Ella rió y señaló el colgante que llevaba al cuello.

- Pensaré en ti todos los días, baka.
- Llámame…
- Te quiero.
- Y yo.
- Adiós…

El motor rugió y Naruto se quedó de pie en la calle hasta que el coche desapareció girando una esquina. Luego comenzó a caminar lentamente hacia su casa, presintiendo que aquél verano se le iba a hacer muy, muy largo.

En el auto, Sakura observó la figura de su novio empequeñecerse en la ventanilla de atrás hasta que la perdió de vista. Una lagrimilla acudió a sus ojos. Iba a echar muchísimo de menos a su rubio favorito.
Luego se acomodó en su asiento con un suspiro y observó el regalo de su suegra.  Llevaba una tarjetita pegada por fuera. Al abrirla, leyó:

“Mi hijo dice que el color rosa es tu favorito. ¡Feliz verano! Wink

Sakura sonrió pensando que aunque fuera un poco extraña, su suegra era una mujer encantadora. Rasgó el papel ilusionada, pero al abrir la caja se le paró el pulso.
Ahí estaba. De color rosa brillante, envuelto cuidadosamente, con un tamaño suficiente para asustar a cualquiera…Kushina le había comprado…
…sí…
…un vibrador.


Gracias por leer!! ^^
avatar
Eva2.0
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 238
Localización Listening to the wind of change
Nakus 8475

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por belivexangel1 el Dom Mayo 18, 2014 12:16 pm

Jajajajajajajaja xDD! Esta fue muy Buena Kushina pervert!!! <3 Espero pongas un nose Epilogo parte 2 ehh ya sabes con lemon >:3 No se ya sabes solo para dar toquesitos finales no crees? Okey no te salio muy Buena sigue poniendo de estos minis One-shots!
avatar
belivexangel1
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 501
Localización Mi Casa/Ciber
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por hikari uzumaki el Dom Mayo 18, 2014 2:13 pm

Jajajajajajajajajajajajajaja!!!! Ya sabía yo que el Minakushi andaban ahí en la casa de pervers y si así fue, mor que ideas locas se les ocurren, pobre Naruto pero al final creo que es algo normal y bueno y que él pueda hablar abiertamente con ellos, solo que no fue en las mejores condiciones.


Kushina tan buena suegra que se preocupa por su nuera y va y le regaló un vibrador para esos días de soledad, jajajajajajajajajajajajajaja! Muy bueno!

Excelente shot!
Wink
avatar
hikari uzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1432
Localización en mis pensamientos
Nakus 10924
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: --- UN PLAN SENCILLO --- epílogo (+18) 18/05/14

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

NaruSaku v2.0 ::  :: Shots

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.