That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por gonmax el Mar Abr 22, 2014 4:20 pm

muy buena historia.. me gusto demaciado desde el principio.. ojala la continues pronto.. suerte y cuidate Very Happy

gonmax
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 777
Edad : 23
Nakus 977
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Mixyic-Alex el Miér Abr 23, 2014 8:39 am

Otra gran historia arminius, en verdad me has atrapado de nuevo con esta trama y forma tan genial que tienes para escribir.

No me convencen mucho las historias que mezclan universos pero este no es el caso gracias a la forma en que lo llevas.

Tambien tengo mis teorias sobre lo que ha pasado con Naruto pero prefiero esperar y llevarme una sorpresa. Espero lo continues pronto porque veo que llevas casi un mes sin un nuevo cap.

Igual esperare, saludos Very Happy

Mixyic-Alex
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 334
Edad : 23
Localización En mi casa :D
Nakus 8350

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Leonardo R el Miér Abr 30, 2014 4:02 pm

Muy buena historia, la comencé a leer hace poco y cada vez me gusta mal, me intriga bastante como vas a manejar lo de los demonios y su poder

Espero poder leer más dentro de poco

Suerte

Leonardo R
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 19
Edad : 26
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por gonmax el Lun Mayo 05, 2014 9:45 pm

arminius no te piderdassssssss! T_T

gonmax
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 777
Edad : 23
Nakus 977
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por arminius el Mar Mayo 06, 2014 10:59 am

estoy un poco confundido la verdad. basicamente, deje de escribir este fic y publicar continuaciones por que nadie lo comentaba.

la verdad no se que decirles, sin comentarios no le veia sentido a continuarlo. y hace mucho que no escribo. solo puedo apuntar que si se me inspira la pluma y puedo actualizar lo haré. pero en si, no estoy muy seguro que deba hacerlo.

saludos y gracias por sus comentarios.

arminius
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 750
Edad : 32
Localización en los prados verdes de mi imaginacion.
Nakus 55827
Top :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por orochi el Mar Mayo 06, 2014 11:37 am

tu fic es bastante bueno en mi opinión ,ojala no lo abandones , (pero es tu decisión Arminius) realmente quiero saber que onda con Naruto y por que de su cambio , y como será la relación con Sakura con la forma de ser del rubio.

También que pasara con los ninjas y el mundo y saber mas del enemigo realmente esta bastante interesante .
 Onion ok  Onion ok  Onion ok 

¿recuperaran Konoha?

¿Naruto tendrá algo con Sakura o habrá mas chicas? (conociéndote  Onion kuku )

¿Cuál es el objetivo de los demonios con los Binju?

como voy a saber si tu no le continuas  Onion TT  Onion TT 

Bueno fuera de chiste es como tu te sientas de animo , ojala le continues.


orochi
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 483
Localización en la tierra de izumo donde tomo mucho sumo
Nakus 5550
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por moi-06yoyo el Mar Mayo 06, 2014 11:45 am

mi amigo armanius epsero que te llegue la inspiracion de donde sea por favor y como soy unos de los que ven el fic y no comentaban te pido disculpas pero en los días que los publicaste fueron en exámenes para mi y solo los veía en mi celular

moi-06yoyo
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1677
Edad : 25
Localización cuarto de sakura en su cama con ella
Nakus 102064

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Alex-Flyppy el Mar Mayo 06, 2014 1:58 pm

Bueno primero q nada, solo puedo decir q este Fic sinceramente ha llamado demasiado mi atención desde el Prólogo, debido a la trama y enemigos q le has dado o implementado en el mundo de Naruto.

En si espero en q lo continúes, sin importar q seamos pocos los q comentemos, y espero saber como sera la pelea de Naruto VS El Líder de los Demonios de Konoha.

Sin mas me despido y como dige anteriormente, espero q Continúes la Historia.

PD: Soy seguidor de este Fic tambn en NarutoUchiha.

Alex-Flyppy
Genin
Genin

Mensajes : 162
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por gonmax el Mar Mayo 06, 2014 7:00 pm

si yo al igual que moi pido disculpas. por que leia el fic pero por un problema para conectarme al foro no lo comentaba. la verdad es muy bueno y de a poquito te demostramos que hay gente interesada en esta buena idea tuya.. ojala vuelva la inspiración para poder seguir leyendo Very Happy

suerte y contiiii! Razz

gonmax
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 777
Edad : 23
Nakus 977
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por arckangelblack el Miér Mayo 07, 2014 8:59 am

me gustaria que lo continuaras este fic, esta demasiado bueno como para que lo dejes abandonado

arckangelblack
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Masculino Mensajes : 34
Edad : 25
Localización Bolivia
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Solrac_namizake el Dom Mayo 11, 2014 1:32 pm

OH MY GOD NOOOO ARMINUS NOOOO CONTINUALO XD
Yo es que últimamente estoy muy liado con la prueba de acceso a la uni pero leo todo!

Solrac_namizake
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 105
Edad : 21
Localización Uzushiogakure
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por arminius el Lun Mayo 19, 2014 8:39 am

CAPITULO 5: EL FINAL DE LA NOCHE


En lo más alto de la torre Hokage, bajo la molesta tempestad que no dejaba de azotar con su húmeda presencia por toda la zona. El Diablo de la Sima conocido como Azazel emprendía nuevamente, una batalla a muerte. Y recordaba…

Durante siglos, había sido un respetado y temido general del grupo conocido como los “ocho oscuros”. Los más grandes Diablos de la sima que lideraban los ejércitos del rey Asmodeus, en los 9 infiernos. Cada infierno tiene un gobernante, y también un general que conduce los ejércitos oficiales. Pero como mucho de lo que sucedía en el Baator, eran comunes las traiciones. Azazel fue derrocado de su puesto y exiliado de las grandes ciudades diabólicas. Nunca supo porque razón fue traicionado por sus subalternos. Porque razón cayó en desgracia frente al rey. Pero tuvo que pasar a la clandestinidad para sobrevivir. Azazel se pasó casi 40 años siendo un renegado. Perdió sus poderes, sus armas y la comandancia de sus mejores tropas.

El mundo del Baator era la crueldad extrema. Los derrocados eran cazados como ciervos. Los exiliados sobrevivían alejados de las fortalezas, a la intemperie, a merced de las criaturas más salvajes y peligrosas que la imaginación podía concebir. Entre desiertos de sal, lagos de lava o zonas de frio glaciar. Pero aun allí, los exiliados no dejaban de tramar sus regresos triunfales, caminando si era posible, sobre una pila de cadáveres enemigos. Azazel había recorrido el largo camino bordeando el rio Estigia en el primer infierno. Allí se ocultó en la zona montañosa y reclutó a cuanto diablo renegado de baja categoría estuviera a su mano. Había otros diablos de la Sima renegados, muchos habían perdido sus posiciones hace siglos y aun tramaban sus venganzas. Pero Azazel no le interesaba. Cada quien solo luchaba por sí mismo. Todos odiaban al rey, todos aborrecían a Asmodeus y planeaban su destrucción. Pero le temían. Le tenían mucho respeto y miedo porque durante eones, se había mantenido a la cabeza de los nueve infiernos. Su poder, su experiencia y sabiduría eran legendarios.

Azazel había sabido de muchas revueltas en contra de Asmodeus, sabía que muchas cabezas rodaron por las traiciones, pero jamás la del gran líder. Los sublevados siempre caía, los renegados siempre eran eliminados. Para diablos como Azazel, encontrar el portal hacia otro mundo, fue la valiosa oportunidad de convertirse en señor de nuevas tierras. Lejos de las influencias de Asmodeus.

Un mundo plagado de humanos débiles. Verde, lleno de vida. Una oportunidad para acumular riquezas. El oro, la plata, e incluso el hierro eran valiosos en ambos mundos. Azazel como tantos otros habían cruzados el portal para ganar poder, oro y esclavos. Las almas humanas atadas por contratos, eran la salvia vital que otorgaba el aumento de poder a todo diablo. Entre otros métodos.


Pero justo ahora, entre las destrozadas partes en la azotea de la torre Hokage, el diablo que había liderado a las tropas que conquistaron Konoha, se encontraba teniendo un peligroso duelo contra Naruto Uzumaki. Mientras los ecos de la batalla resonaban por toda la villa. Mientras los esclavos se levantaban contra sus amos, y la lluvia no dejaba de caer sobre humanos o demonios. Sobre la torre Hokage, en la parte más alta, trozos del edificio eran despedidos hacia las afueras. Azazel luchaba con un rival de cuidado.


Su mazo de guerra formulaba parábolas asesinas tratando de impactar en el cuerpo de Naruto. El rubio eludía con maestría silenciosa. Esa herramienta tenía un peso extraordinario, Naruto lo suponía no solo por las apreciaciones de Tenten, sino por el daño que causaba al impactar en cada lugar de la zona edificada. El monstruo además de su largo martillo, tenía un tipo de armadura muy extraña. Cada puñetazo que Naruto le había dado aprovechando las aperturas defensivas, había chocado contra la dureza de unas placas de hierro irrompibles. Las tenía por todos lados, hombros, muslos, pecho, espalda. También en brazos y piernas. Pero no parecía un tipo de protección desmontable, era como si fueran parte de esa criatura.

-Eres rápido insecto….- gruñó Azazel- pero nadie escapa para siempre de mí.

-¿Escapar? solo me toma tiempo, descubrir como abrirte.


Naruto practicó una furiosa patada sobre la cabeza de Azazel que recibió el impacto sin dificultad. Confiaba demasiado en su armadura y visto lo rocoso de su defensa con ella, era una justificada vanidad recibir cada golpe de frente y sin preocuparse. Naruto sintió sus puños estremecer al golpear en 5 zonas diferentes. El diablo usó el mango de su martillo, para separar al humano de su cuerpo y aprovechó la distancia ganada para acertar un puñetazo cruzando su brazo, justo al rostro del Uzumaki.

Naruto fue despedido por la terrible fuerza del impacto y atravesó el suelo hasta caer nuevamente en la oficina del Hokage. Dentro de las jaulas, algunas mujeres semi desnudas se movían asustadas del combate brutal que estaban presenciando sin poder evitarlo. El dolor en el rubio era patente, ese puño en su rostro apenas si le había rozado y estallaban como cien bombas en sus nervios.

-Que fuerza….-susurró poniéndose de pie Naruto, mientras Azazel aterrizaba desde el techo al nivel inferior- si me impacta de lleno acabara conmigo. –Pensaba con preocupación- Ese martillo pesa una tonelada y aun así lo maneja como si fuera una hoja. Y eso no es lo peor….su armadura.


Naruto estuvo buscando la zona débil de esa armadura durante los primeros instantes de combate. Pero ahora que la había visto de muy cerca, estaba convencido que jamás enfrentaría a un rival más extraño en la tierra. Azazel, por increíble que pareciera, tenía adherida su armadura a la propia piel. Era como si hubiera calentado el metal al rojo vivo y se lo pegaran a su cuerpo para que fuera una extensión de sí mismo. Era una locura.

-mi armadura es impenetrable, -anunció la criatura y una sonrisa de dientes afilados se notaba bajo su casco- no tiene puntos blandos, esta fundida a mi cuerpo para siempre.


Era imposible. ¿Cómo podía ser? ¿Acaso nunca se la quitaba? ¿La tenía pegada a su asquerosa piel rojiza y con cicatrices? Naruto comenzó a comprender hasta qué punto el dolor no era su ventaja. Esos diablos estaban tan acostumbrados a él, que jamás dudarían o mostrarían temor por una batalla. Aunque se les fuera la vida en ello.

-yo era el general de la capa segunda del infierno. –Anunció Azazel empuñando su arma en una sola mano fácilmente- la majestuosa cuidad de Dis. La inconquistable cuidad de hierro. Pero ahora soy amo de estas tierras. Y tú serás colgado en la plaza principal, como prueba de ello.



********************************************************************************


La revolución había empezado, la hora donde Konoha podía cambiar de bando, o convertirse en la capital del reinado infernal para siempre. Pero aun sus matices y debilidades, los humanos eran una raza difícil de eliminar. Más cuando eran ninjas, ya que tenían la guerra en la sangre. El camino del Shinobi les había preparado para todas las miserias que un conflicto largo por la supervivencia podía ofrecer.


En el interior de Konoha, las Kunoichi habían escurrido su ataque sorpresa en el centro de las líneas enemigas. Abrieron las celdas, armaron a los que podían pelear, se encargaron de asesinar a todo oficial de importancia al cual pudieron tomar con la guardia baja. Muchas murieron sí, pero fue en sus propios términos, en combate y con honor. Los números aun eran desfavorables a los ninjas, pero el factor sorpresa había logrado inhabilitar a más de la mitad de las fuerzas infernales que se acuartelaban relativamente lejos del centro de la villa. Sin los diablos de alto rango dando las ordenes, los perros y diablos astados no entrarían en combate.


Mientras tanto, los movimientos de batalla en lo más alto de la torre Hokage, dieron indicio a los exploradores ninjas que aguardaban en las afueras de la villa, que el momento de atacar había llegado. Les tomó media hora ponerse en contacto con el ejército comandado por el Raikage, y fue cuando todas las fuerzas se concentraron por los bosques. Directo para atacar la puerta más cercana del enemigo.

La puerta hacia Konoha, la puerta que abriría una esperanza de mañana mejor.


********************************************************************************


Los Biju estaban transitando un camino oculto por las montañas. Guiados por Gobi, cuyo olfato le hacía prevenir cualquier eventual ataque enemigo. Ellos estaban unidos, desde hacía muchos años no se conseguía tal fenómeno. Tuvo que iniciar una cacería despiadada con las criaturas como presa para que por fin consideraran estar juntos. No era que no se sintieran hermanos, tampoco que no se soportaran. Pero siendo partes elementales tan distintas unos de otros, les era muy complicado estar en paz por demasiado tiempo.

Cada quien tenía su personalidad, su espíritu. Algunos eran irascibles, otros silenciosos y desconfiados. Gobi aborrecía a los humanos. Eran quien más había sufrido particularmente el ser prisionero dentro de ellos. Incluso con Naruto Uzumaki, el heredero Rikudou Sennin, tenía ciertas reticencias. Sin embargo, el cuidado y desconfianza de Gobi, era bien apreciado por sus hermanos. Mientras el perro guiara a todo el grupo, nadie les podría emboscar efectivamente.

-Gobi….-susurró Sachibi impaciente- debemos salir a campo abierto. Hacia el país de viento.

-Paciencia…-le corrigió el Yombi con ese aspecto de gorila gigante que lo caracterizaba- debemos evitar ser perseguidos. Por ningún concepto debemos guiar a esos demonios hacia la posición de Ichibi.


No usaban sus nombres reales. Hacía mucho tiempo que no lo hacían. Preferían ser nombrados por la cantidad de colas y no exponerse a que alguien ajeno a ellos descubriera los nombres originales. Una forma de obtener poderes sobre un Biju, era conociendo su verdadero nombre.

-¿Naruto estará muerto? – Preguntó en voz general Hachibi, que estaba en la retaguardia del grupo- si Kurama no apareció, tal vez lo extrajeron de….

-¡no uses nuestros nombres!…-le amonestó Gobi- no sabemos lo que pueden hacer con ellos el enemigo.


Estaban tensos, y el perro blanco aún más. Estaba furioso por qué ser acorralado, estaba rabioso por ser obligado a juntarse con el resto de sus hermanos. No era que no los apreciara, pero la soledad era más segura. Mientras estuvo solo, se pudo ocultar perfectamente. Pero en grupo, llamaban demasiado la atención.

-te has vuelto un cretino….-indicó Sachibi con esa voz suave y aguda- estoy hartándome de que nos hagas parecer culpables de toda esta porquería. Eres mi hermano, pero créeme que a veces desearía aligerar el trabajo de esos demonios.

-hembras….-anunció el perro gruñendo- solo parlotean y luego hay que sacarlas del agujero donde se meten.

Sachibi estaba a punto de responder con algo de su venenoso chakra, pero Yombi siempre los llamaba a la calma.

-se comportan como humanos. –Dijo el gorila pesadamente- creen que solos pueden con todo, y nunca se dan por enterados de lo que tienen, hasta que ya no está a su lado.

-Son Goku… habla con la verdad…. –dijo Hachibi que seguía con su costumbre de nombrarlos – mejor moverse rápido y trabajar juntos. Cuanto antes encontremos a Shukaku, mucho mejor.


Pocos minutos después, salieron de la zona montañosa y emprendieron la marcha hacia el desierto. Cerca de Suna, era un buen lugar para iniciar la búsqueda de Ichibi. Donde fuera que se hubiera metido el Biju de una cola, había que sacarlo para por fin iniciar las investigaciones sobre los demonios. Era el plan inicial, asegurarse que ningún otro Biju fuera capturado.


********************************************************************************


Nunca la oscuridad había sido menos aterradora. Nunca hubo un momento de más apuro, donde hacer rápido y bien era mucho más que una opción. Era una definitiva necesidad. Tenten puso en guía a las Kunoichi. Armerías, celdas, refugios. El factor sorpresa fue muy importante. Los demonios se sorprendieron. No pensaron que esas débiles humanas, aquellas que habían sido torturadas y violadas, pudieran responder con tanta fuerza.

El odio, el valor, la vergüenza y la venganza.

Tantos sentimientos en los exhaustos cuerpos de mujeres valientes. Tenten, Hanabi, Moegui. Son solo algunos nombres. Jounnin, Chunnin o incluso Gennin. En cosa de una hora, toda la zona comercial de la aldea de hoja estaba en plena revolución. Criaturas y humanos luchaban en las calles embarradas. Sangre por doquier, sangre por todos lados. Cuerpos de ambas razas, y gritos en la noche.

En los túneles bajo el monte Hokage, se acumulaban la mayor cantidad de prisioneros que la aldea hubiera conocido. Y no solo humanos había encerrados. Sin embargo, los guardias que allí vigilaban, apenas entendieron lo que estaba ocurriendo cuando una marea de Kunoichi arrasó con todo. En poco tiempo, los hombres y mujeres de profesión ninja, incluso algunos civiles enardecidos por la oportunidad de la libertad, se lanzaron a las calles en busca de recuperar el control de sus vidas.


Tenten estaba en un estado demente. Luego de haber cumplido con su misión en las celdas bajo la montaña. Regreso corriendo por las calles usando la espada que Naruto le había otorgado. El peso del arma era insignificante, y su filo a pesar de parecer mellado e inútil, era tan efectivo como el mejor. Tenten había sido capturada casi al comienzo de la invasión. Recibió un golpe terrible en la cabeza, producto de ser lanzada contra una casa mediante una explosión. Casi no pudo combatir, porque si lo hubiera hecho, les habría mostrado lo que era una mujer que se esforzaba. Tal vez no tuviera cantidades inmensas de chakra. Tal vez no tuviera una barrera de sangre que la convirtiera en una guerrera de elite. Pero por los cielos o el fuego del infierno, que demostraría lo que una maestra de las armas podía hacer.


El combate era feroz, Tenten enfrentó a 3 demonios con forma humanoides. Algunos tenían piel roja, otros verdes y algunos de una tonalidad azul. Todos con armaduras o espadas. Algunos tenían lanzas y también hachas. En general, los de aspecto más “humano”, eran sargentos, tenientes o capitanes. Las tropas mercenarias también tenían dichas características. Si algo había salido demasiado bien, era que estaban muriendo los demonios que daban las órdenes a las bestias que generalmente obedecían exponiendo la vida. Era notorio el caos de los perros de infierno o los demonios astados, (parecidos a gorilas) cuando no tenían un capitán ordenándoles atacar o moverse.

Tenten aprovechó la lluvia a su favor, los demonios dudaron en como atacarla y fue cuando la castaña atravesó a un rival con su espada. El uso de los kunai, el aprovechamiento de los shuriken recuperados de las armerías. Toda una armonía de violencia. Los demonios se vieron superados en números rápidamente. Los oficiales entre sus tropas, caían sin poder salir al exterior de la zona de casas, en busca de refuerzos.

Mientras tanto, cuando en cada calle se jugaban la vida en uno y otro bando, dos figuras luchaban violetamente en los pisos más altos de la torre Hokage. Trozos de paredes y techo se desprendía cayendo hasta la calle principal. Naruto combatía al líder del ejército y la lucha era furiosa. Luego de intercambiar ataque por ataque, por fin Azazel logró impactar con su martillo en el cuerpo de Naruto, lanzándolo lejos y haciéndolo caer los 4 pisos de altura, hasta impactar contra la calle.

Naruto se tomaba el pecho, mirando paralizado como el rival saltaba de lo más alto para caerle sobre su posición blandiendo su pesado martillo. La caída del demonio genero una explosión en el suelo que termino por derrumbar varias casas aledañas. Las grietas de toda la superficie y el profundo agujero generado por el impacto, hacían pensar que Naruto no sobreviviría al golpe. Claro está, el rubio emergió a varios metros de su enemigo por entre las rocas del deforme terreno.

-un jutsu de reemplazo….-se dijo apenas Naruto- estuve a punto de morir.

-recibió el golpe….-pensaba Azazel sorprendido- estoy seguro que le di. ¿Cómo pudo alejarse a esa posición? ¿Cómo puede estar de pie todavía?

Ambos se miraron fieramente. En la calle principal, rodeados de demonios y ninjas que luchaban por sus vidas. Todos parecieron quedar atrapados por la batalla entre los más poderosos. Como si la muerte de uno u otro, sellara el destino de la batalla por el control de la aldea de la hoja. Naruto aún se tomaba el pecho, apenas lo había rozado el golpe del martillo que lo tumbó de lo alto de la torre. Pero el peso de esa arma no era común.

-tengo que acabar con él, su olor me repugna, su presencia me insulta, su voz me produce….

-¡no te duermas!...-bramó Azazel lanzándole el martillo como si se tratara de un simple shuriken.


Naruto se sorprendió de sobremanera, apenas razonó que esa cosa enorme viniera volando hacia él, y por eso estuvo muy cerca de no llegar agacharse a tiempo. Apenas pudo doblar sus rodillas y ver como la gran pieza de hierro le pasaba por arriba y chocando mucho más allá contra un muro y una casa. El rubio se puso de pie, la casa donde el martillo había golpeado se vino abajo, ambos contendientes se miraron profundamente.

-así que tú eres el “campeón” de los humanos…-dijo Azazel con burla- apenas me das algo de diversión. No te preocupes, no te mataré muy rápido. Planeo pintar con las entrañas de todos los amotinados tu linda aldea. Tú los veras morir, los veras gritar y los veras sufrir. Y luego, cuando ya no puedas aguantarlo más….


Naruto no dijo nada, simplemente abrió su mano derecha y en la palma una luz brillante comenzó a tomar forma de remolino. Una esfera, que por principio de rotación se fue acumulando y ganando tamaño. El hombro izquierdo le dolía, allí había rozado el martillo que lo tumbo de la torre. Pero no iba a caer por solo un golpe, no podía caer, no podía ser derrotado porque la misión de exterminar al mal era todo lo que debía hacer. Comenzó a caminar lentamente. Con el Rasengan en su palma derecha. Sus pasos frontales empezaron a acelerarse y lo que pareció un lento avance se convirtió en una furiosa embestida.

Azazel extendió su brazo derecho dispuesto a usar su arma secreta, pero bajo los pies metálicos surgieron 4 clones de Naruto que lo atraparon impidiéndole moverse. Fuertemente atrapado, de las piernas y los brazos. Esos clones habían sido creados por Naruto antes de la técnica del cambiazo. Escondidos bajo tierra esperaron el preciso momento para contraatacar.

-es tu final…-gruño uno de los clones impidiendo al monstruo moverse.

El Naruto original que venía directo a golpearlo, aplicó chakra tipo Futon sobre el Rasengan logrando aumentar su poder destructivo aún más. Hubiera usado Rasen Shuriken, pero no sabía si podía controlar la explosión para que no causara más muertes en los alrededores. Necesitaba un golpe de victoria. Un golpe mortal pero concentrado.

-¡OODAMA RASENGAAAN!

El demonio no se movió, aun cuando los clones lo tenían atrapado bien podría haber ofrecido mayor resistencia. El Rasengan exploto en su pecho y Naruto vio como todas sus copias eran eliminadas por la violenta explosión. El cuerpo cubierto de hierro salió disparado en dirección contraria al rubio, todo para estrellarse en un violento choque contra un muro de piedra y las dos casas siguientes. Había sido un impacto directo, Azazel probablemente había muerto.

Alrededor de esta batalla, tanto los ninjas como los demonios se paralizaron viéndola. Al caer Azazel, a quienes los demonios creían invencible, hubo un quiebre en la moral del combate. Los muros exteriores de la villa se abrieron a la invasión. Las criaturas de menor rango comenzaron a escapar. Nadie las controlaba, nadie les ordenaba. Muchos de los oficiales habían sido asesinados. El amo Azazel había caído derrotado. Los demonios astados y los canes del infierno comenzaron a retirarse. Todos comenzaron a huir de Konoha.

Naruto estaba muy cansado. La batalla había sido desgastante y aun no se recuperaba de la cuantiosa donación de chakra que les hizo a los médicos de la alianza. Sentía dolor, los golpes y las heridas eran molestas. Una nube de polvo cubría toda la zona por la cual Azazel había sido lanzado. Parecía que todo comenzaba a mejorar. Muchos ninjas ya ocupaban las calles aledañas a la batalla. Los demonios habían muerto, la mayoría estaba en retirada hacia los bosques.


De pronto una explosión, de entre los escombros de las casas derrumbadas surgió el monstruo de metal. Arremetió contra Naruto con una rapidez espeluznante. Apenas el Uzumaki pudo reaccionar ante el puñetazo de ese gran brazo metálico. Un golpe con la mano izquierda furiosa, que sin embargo falló por algunos centímetros. Azazel estaba parado frente al humano.

-Buen golpe, -dijo el demonio- es la primera vez en muchos años que algo realmente me produce dolor. Y ahora buenos reflejos….aunque no lo suficiente.

Naruto estaba muy sorprendido, el brazo de Azazel se retrajo y al fin pudo verlo bien. Tres cuchillas surgían del dorso de esa mano como una Zarpa. Con ellas habían desgarrado el pecho del rubio y la sangre brotaba sin cesar. Por muy poco, y no se enterraron en su corazón. Pero no tuvo tiempo ni de alejarse. En la mano de derecha del demonio apareció su enorme martillo. Como si jamás lo hubiera lanzado lejos, como si jamás lo hubiera perdido. Solo llamando con la mano abierta a esa pesada cosa, y ella había venido volando a su control como si tuviera vida propia.

-pero no….es…posible…

Azazel usó la gran cabeza de su arma para impactar en el mentón a Naruto. Haciéndolo rodar por el suelo en un golpe 100 veces más efectivo que el anterior a caer de la torre. Al fin le había conseguido dar directamente. La batalla estaba definida. Empuñó su mazo deslizando la mano por el mango, y lo apoyó en su hombro con la tranquilidad de una batalla ganada.


********************************************************************************


El país del viento había sido devastado. Fue el primer lugar donde los enemigos habían dado su golpe infernal. En el territorio donde antes existió la aldea escondida entre la arena, ahora era un páramo desierto donde el olor a muerte se alzaba victorioso por sobre todo. Aun así, aun cuando el calor y la soledad del desierto parecían favorecer a los demonios, existían fuerzas de humanos ofreciendo tenaz resistencia.

El líder no era otro que Gaara de la arena. Un Shinobi muy poderoso que contaba con la inmejorable ventaja de combatir en su elemento. Rodeado de las dunas interminables de su tierra natal, Gaara había evacuado la aldea escondida entre la arena y puesto a salvo a casi todo su pueblo. Cientos de Shinobi habían sacrificado sus vidas para contener a los demonios y permitir a los civiles ocultarse. La mitad de las fuerzas efectivas de Suna ya no eran más que cadáveres regados por todo el país. Sin lugar a dudas, los seres humanos hubieran sido eliminados de no contar con una ayuda inesperada.

Shukaku, el demonio de la arena conocido como Ichibi, había puesto su poder al servicio de los ninjas de Suna. Les había advertido el ataque, les resguardo bajo la arena para evitar que sean capturados y también se encargó de combatir lado a lado con el Kazekage contra las criaturas más asquerosas, grandes y poderosas que vinieron a por ellos. Ahora estaban los restos de Suna, bajo una gran caverna creada por el demonio de una cola. Un refugio que tenía una extensión de varios kilómetros bajo las montañas que bordeaban las fronteras de Suna y el océano. Paradójicamente, el lugar más alejado para tratar de pedir ayuda a otras aldeas.


Gaara solía conservarse en silencio. Mientras que sus hermanos mayores capitaneaban las acciones de los escuadrones que salían eventualmente a explorar o combatir, Gaara se quedaba casi siempre aislado acompañando a Shukaku. Entre ellos, había un conocimiento más allá de las palabras. Hablaban, casi sin decirse nada. Al principio el mapache se limitaba a lo estrictamente militar. Pero poco a poco comenzaron a compartir otras cosas. Shukaku sabía mucho de Gaara, no por nada estuvo tantos años dentro suyo. Pero el pelirrojo no parecía incomodo con que se supiera sus secretos. Nunca había sido demasiado demostrativo con nadie, aunque ciertamente no dejaba de reconocer que sin la ayuda del Ichibi, todo su pueblo y el mismo estarían muertos.

-estas en silencio….-dijo Gaara al mapache que arrinconado en un sector oscuro de antorchas, se mantenía casi inmóvil- ¿sucede algo importante?

-he hablado con mis hermanos.

Otra vez el silencio entre ellos. Y era cuando hablaban más.

-¿algo que deba saber? –insistió Gaara neutro.

-Iwa ha sido destruida. –Anunció Shukaku- todos mis hermanos han sufrido ataques de esas criaturas. Aparentemente están tras nosotros.

-no solo tras ustedes…-añadió Gaara- o no estaríamos bajo tierra escondiéndonos. Pero no es lo que te preocupa. ¿Cierto?

-Sambi desapareció….-indicó el mapache serio- también Nibi, y me temo que Kyuubi haya corrido igual suerte.

-¿Kyuubi?....-consulto Gaara sorprendido- ¿le ha sucedido algo a Naruto?

-No lo sé. –Admitió molesto el mapache- (maldito Kurama ¡eres un imbécil! ¿Cómo te has dejado vencer?)


Gaara lo observaba profundamente. En aquel rincón de la gran caverna Ichibi se cobijaba. El resto de los humanos a excepción del pelirrojo líder, le temían. Solo con Gaara podía conversar de tanto en tanto. ¿Acaso no estaba ayudándolos? ¿Acaso no era su poder el que los había puesto a salvo? Recordaba a su anterior jinchuriki. Ese viejo que pregonaba un futuro mejor entre los Biju y los humanos. Quería creerle a ese recuerdo, porque había conocido a Naruto Uzumaki. Porque Gaara no le odiaba a pesar de todo lo pasado. Quería creerlo, que podía estar en paz. Hasta que estos monstruos venidos de algún averno se presentaron para arruinarlo todo. ¡Otra vez era buscado! ¡Otra vez era cazado como un maldito conejo! A veces, Shukaku tenía la intención de abandonar a esos humanos y salir a luz. Salir directamente a matar a todos esos demonios. Enterrarlos para siempre en la arena sangrienta.

-tal vez….deberías salir de aquí. – anunció Gaara al verlo pensativo al Biju- no deberías exponerte a que nos encuentren. Si han capturado alguno de tus hermanos, es lógico suponer que…

-es basura…-interrumpió la criatura- es basura pensar en huir cuando debemos pelear. También han venido por tu pueblo niño, no lo olvides.

¿Cómo olvidarlo? Pensaba Gaara. ¿Cómo olvidar la cantidad de muertos que se lloraban aun? ¿Cómo olvidar que vivían ocultos, escondidos, atrincherados? Gaara había perdido muchos compañeros. Incluso Kankuro estuvo a punto de morir por el ataque de un demonio. Las criaturas voladoras trataron de acabar con Temari, pero la Kunoichi resistió y luego Ichibi pudo apoyar el combate. Aun así, contando con el poder del Shukaku y en medio del desierto que era su elemento, estaban a la defensiva y siendo exterminados.

-tenemos que ir por ayuda…-dijo finalmente Gaara- o moriremos aquí.

-ellos están esperándonos niño…-anunció el mapache- puedo sentirlos, rodando por la arena. Existen algunos que pueden esconderse en mi elemento. Otros vuelan con sus alas como murciélagos. Algunos más tiene el cuerpo envuelto en llamas. Todos comandando a más de 5000 criaturas salvajes. Bestias de ataque, como perros o peor. ¿Adónde irías con tu pueblo? ¿Quién ayudará? ¿Konoha? ¿El país del fuego? ya no existe, hace tiempo que no pertenece a los hijos de esa tierra.

-¿Cómo lo has sabido?

-me comunico con mis hermanos niño…-anuncio Shukaku serio- es así como supe de la desaparición de Kyuubi y los demás. Tu Podrias ser parte de la comunión si aún siguiera dentro de tu cuerpo. Pero visto las otras opciones…a menos conservas la vida.

Temari apareció en esa zona de la cueva. Con una señal de respeto se inclinó esperando que su hermano el Kazekage recibiera el informe. Gaara no se apartó del Shukaku, confiaba plenamente en él y no estaba de acuerdo con mantenerlo ignorante de nada. Temari desconfiaba de la naturaleza del demonio. Era cierto que Shukaku les había ayudado pero, ¿acaso no eran demonios los que combatían a los ninjas de Suna? ¿Qué diferencia había entre el enemigo y los Biju? Del modo que Temari lo veía, bien Shukaku podía ser parte de ellos. Como un espía.


Pero el mapache no tenía interés en nada. No le interesaba ser amistoso con nadie. Respetaba a Gaara, porque también respetaba al mejor amigo de su ex-contenedor. Pero nada más que eso le había impulsado a conservarse junto al Kazekage. No confiaba en la mayoría de los humanos. Sabía perfectamente, que su naturaleza egoísta los llevaría a una única respuesta lógica. Si podían salvarse de los demonios entregando a los Biju, lo harían. Los traicionarían. Así pensaba Shukaku y estaba alerta por ello.

Temari sin embargo no comenzó el informe. Esperaba que su hermano se apartara del Shukaku. Había una parte importante, que era mejor no decirla frente a la criatura. Gaara sin embargo, con un gesto de disgusto indisimulable, salió de la zona donde el mapache tenía su lugar de descanso. Su hermana había sido muy grosera con el aliado, parecía olvidar como casi todos, que el demonio de la arena les había protegido durante mucho tiempo.

-habla de una vez….Temari-dijo tétrico el Kazekage en cuanto ingresaron a un sector tipo “oficina”, delimitado con biombos de madera.

-los informes no son alentadores. –Anunció la mujer sin conmoverse por la dureza del trato- nuestra capacidad combativa descendió 25%, tenemos muchos heridos que no verán la salida de esta cueva nunca más. Se agotan las medicinas y la comida durará solo un poco más. Mi mejor cálculo de nuestras reservas, es un mes. Luego de ello, pasaremos a no tener sustento.

-¿Logística?

-Kankuro envió a sus mejores hombres para rastreo. –Añadió la Kunoichi- tenemos una muy buena idea de donde está nuestro enemigo. El grueso de sus fuerzas se concentra en la antigua Sunagakure. Pero las tropas no están completas. Prevemos que una parte importante de sus fuerzas están ocultas esperando nuestro movimiento.

-evacuar estas cuevas parece nuestra mejor opción. –indicó Gaara- pero no conociendo la posición exacta de esa fuerza oculta, puede que salir de aquí sea un grave error.


-tal vez…-apuntó Temari- pero en menos de un mes, no será ni siquiera una opción. Sin comida, con apenas agua y media Suna muerta por enfermedades, heridas o falta de atención médica adecuada, diría que apresurar nuestro último movimiento nos dará una mínima chance de escapar.


Gaara se acomodó en un sillón formado con piedra. Pensativo. Estaba cansado y esta guerra había desgastado con el paso del tiempo toda forma de esperanza. No tuvo que ver con la anterior. No fue en un par de días, sino poco a poco. Muertos por todos lados. Años de no ver el final. Cada vez quedaban menos ninjas para ofrecer resistencia. Suna estaba muriendo a pesar de toda su lucha. Pensó en Naruto. Aquel joven que le había inspirado tanto. Aquel que logró con sus puños una paz duradera para las naciones elementales. ¿Habría muerto? ¿Habría muerto junto al Kyuubi y la esperanza de un mañana mejor?

-Gaara….tienes que tomar una decisión. –Señaló la mujer- sé que es duro. Pero el tiempo es oro.

El pelirrojo levantó la vista y observó a su hermana mayor. Tan fuerte, tan inteligente, tan bella. Sabaku no Temari siempre se había mostrado dura. Siempre para dar órdenes y mantener la cordura de sus subordinados. Era una de las capitanas más respetadas del lugar. Era confiable, era una mujer de hierro.

-toma la decisión Temari…-definió el líder y ante la obvia respuesta que vendría decidió aclararlo- sé que debería hacerlo yo. Pero estoy cansado de ver morir a mis hermanos de armas por las órdenes que doy. Estoy cansado Temari.

Y lo estaba, la Kunoichi lo notaba, y también lo había notado Kankuro. Incluso el Ichibi seguramente se daba cuenta. Gaara estaba extinguiéndose. Luchaba como un loco en cada batalla, hasta el límite. Sufría por la soledad de su puesto. Por qué tenía que enviar a excelentes ninjas hacia la muerte. Dos años y contando. El infierno parecía haber vomitado las peores alimañas de su vientre. Y ahora era una guerra por sobrevivir.

-deberías descansar…-dijo la mujer apartando la vista- lo necesitas. Todos necesitamos que lord Kazekage nos comande. No te preocupes.

Y se fue, aun cuando no le dijo lo que realmente la había impulsado a apartarlo del Ichibi. Seria para otra vez, lo veía demasiado agotado. Se fue dejándolo sumido en pensamientos de muerte. Gaara de arena estaba agotado. Había visto morir a muchos. Incluso a Matsuri, aquella chica que había tocado una parte desconocida de su alma. Muerta y enterrada. En aquella arena que se extendía hasta donde la vista alcanza. Y aún quedaban ninjas de Suna que debían luchar. Y Gaara era el líder, y Gaara era uno de ellos. Aun en la soledad de su propio ser. Tenía que encontrar aquello que no tenía. Sacar fuerzas de donde ya no quedaban.

-quiero que se termine….quiero que todo termine de una vez.-susurró apenas antes de irse a su cama para tratar de dormir.


********************************************************************************

Tanta fuerza, un golpe con tanta fuerza….


El martillo le dio justo en el rostro. De no ser por la protección del chakra natural, le hubiera arrancado la cabeza de cuajo. Rodó por el terreno pantanoso, casi 50 metros arrastrándose por la calle y dando tumbos. Terminó boca abajo en medio de una zona completamente destruida. El monstruo no espero conocer el efecto del daño. Corrió hacia Naruto que aún estaba tumbado y decidió ponerle fin descargando su martillo con ambas manos sobre el cuerpo. Naruto se giró para rodar evitando el golpe, y enseguida creó un par de clones para distraerlo. Azazel los explotó con su garra y enseguida lanzó el martillo a un Naruto que se retiraba apenas de la posición. El rubio presintió el ataque, y dio un salto para elevarse bien al cielo. El martillo le paso por debajo de su posición hasta chocar con el suelo.

-insecto…-gruñó el demonio- no puedes huir de mí, y no puedes hacerme daño.


Mientras Azazel estiraba su manopla derecha y el martillo regresaba a su poder, Naruto volvió a crear clones y apostó sus últimas energías para crear un…

-FUTON, RASEN SHURIKEN!!!

La esfera de poder descendió cortando el aire a una velocidad increíble. Azazel sin embargo, recuperó su martillo llamándolo con la derecha y lo envió hacia arriba, directo contra el jutsu. Todo terminó en una violenta explosión, en una pequeña nova de luz incandescente. Naruto cayó sobre el techo de unas casas, y enseguida tuvo que tomarse el pecho ante el dolor que producía la herida de garra. Sangraba demasiado, tenía algunas costillas fisuradas y casi nada de chakra. Tenía que terminar a ese monstruo. Sin el líder, ese ejército de demonios no tendría futuro. Aunque fuera lo último que hiciera, tenía que acabar con él.

“Olvídalo todo….-escuchó nuevamente en su mente- deja fluir la energía. Permite que se una a ti para siempre”.


Cerró sus ojos levemente. Estaba muy cansado. Abrió las puertas de su corazón y se dejó embargar por el frio del ambiente. No le importaba nadie, no le importaba nada. Solo vencer. Era el instinto primitivo del guerrero que lo llenaba. El agua moja a todos por igual, el viento sopla trayendo susurros de guerra. Media aldea estaba en llamas porque el fuego no solo quema, sino purifica. La tierra lo abarca todo, los contiene a todos. Y el rayo….es la furia de la naturaleza.

-Rayo….-susurró Naruto reuniendo una impresionante cantidad de poder proveniente del ambiente- es la hora de volver a ser uno con todo el mundo.


Hace mucho tiempo, cuando los sapos ermitaños le enseñaron a controlar el modo Sennin. Naruto aprendió que todo era una combinación de energía residida en el ambiente, con el propio chakra del usuario. Por supuesto, este entrenamiento no era posible para muchos. Se debía tener una enorme reserva de chakra, y la capacidad de la inmovilidad para captar las vibraciones naturales circundantes. Naruto recibió muchos garrotazos de Fukusaku, antes de aprender a controlar ese poder. Quien abusara de esa capacidad, quien no obrara con equilibrio, terminaba convertido en una estatua de piedra. Sin embargo toda ley, incluso las provenientes de la naturaleza, podían en ciertos casos ignorarse o romperse.

Azazel observó un cambio. No lo entendía, había machacado a ese humano como a nadie que recordara. Y ahora, ese hombre seguía presentando batalla. Seguía creando ese extraño tipo de magia. Copias de sí mismo, débiles pero útiles. Esferas de luz cargadas de energía concentrada. Fuerza y velocidad extraordinarias. Gran resistencia, una brutal resistencia como si tuviera su propia armadura de hierro rodeándolo. Y ahora….estaba flotando en el aire. Al parecer, aun sin alas, el humano podía volar.

-estoy feliz de esta batalla….-dijo el monstruo en un perfecto dialecto humano- tuve que escapar de Baator y no creí que encontraría una pelea tan divertida.

Naruto no le respondió. Sobrevolando el techo de la casa donde vino a aterrizar antes, cerro sus ojos y cuando reintento abrirlos, estaban completamente blancos. No tenía pupilas, todo era blanco. Azazel no entendía la razón, pero ese humano tenía un cambio muy pronunciado de un segundo a otro. Su cuerpo se tensaba, un aura de energía azul lo cubría. Algo no estaba bien. Esas dudas se hicieron hiel en su garganta. Esas dudas, eran algo que no sentido en demasiado tiempo.

Miedo….

-MUEEEEEREEEEEE! –gritó Azazel furioso y tensando su brazo lanzo su martillo violentamente contra Naruto.

El arma surcó el aire pero el rubio no se movió. Sus cabellos espinados y largos flotaban por detrás de una figura con gesto neutro y sin miedo. Todo el cansancio que Naruto había experimentado, todo el dolor de las heridas, ahora no parecía afectarle. El sangrado se detuvo, el poder se hacía más visible a cada segundo que pasaba.

Cuando el mazo estuvo a punto de darle, el rubio desapareció. En un parpadeo estaba parado en medio de la calle a pocos metros del demonio líder. Azazel llamó a su martillo para regresar y cuando el arma obedecía a su amo, Naruto hizo un extraño movimiento con su brazo derecho, como dibujando un circulo en el aire, y el arma cayo sin vida enterrada lejos de los combatientes.

-¿Qué has hecho? –interrogo molesto Azazel a su enemigo.

-el arma sabe que vas a morir….-apuntó el rubio con una voz profunda y muy diferente a la normal- y no quiere compartir tu destino.

El demonio observó al cielo. Luces de relámpagos lo cubrían completamente. Eran tan fuertes los truenos que retumbaban por todo el lugar. Incluso ahogando los gritos y las explosiones de las batallas por toda la aldea. Entonces lo comprendió, supo que había llegado su hora.

-tu armadura es muy fuerte….-anunció Naruto sonriendo apenas- pero un gran como conductor de electricidad.

-¡maldito! ¡No permitiré que…..AAAAAAHHHHHHHH!!


Como serpientes de luz impiadosa, los rayos comenzaron a caer sobre Azazel. El agua que lo empapaba todo, los millones de kilovatios de energía, la imposibilidad del demonio para entender lo que le iba a pasar. Todo se concretó en un grito desgarrador, y una serie de ataques la naturaleza que exterminaron al mal esa noche de conquistas y victoria de los humanos. Uno, dos, cinco. Los golpes del cielo cayeron todos sobre la mole de hierro. Lo quemaron por dentro, lo erradicaron.

Aun cuando la batalla continuaba fuera de los muros de Konoha, la pelea más importante del momento, había concluido de una forma brutal. Naruto Uzumaki había vencido, a pesar de sus heridas, por el dolor de su cuerpo y a costa de sus recuerdos. Todos los casuales espectadores se quedaron petrificados viendo ese intempestivo final. Nadie lo podía siquiera creer. Azazel había sido asesinado. Y ese humano, había controlado un estallido del cielo.

El gigante metálico liberó un bufido de muerte, y soltando humo de carne quemada, cayó de bruces sobre el terreno embarrado. Naruto se quedó parado exactamente en su lugar. Mientras las tropas de demonios huían fuera de la villa, perseguidas por los ninjas hambrientos de victoria. La noche de los demonios llegaba a su final, el día de los humanos al fin amanecía nuevamente.


Fin del capítulo.

arminius
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 750
Edad : 32
Localización en los prados verdes de mi imaginacion.
Nakus 55827
Top :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Alex-Flyppy el Lun Mayo 19, 2014 9:49 am

Bn amigo Arminius, sin lugar a dudas es gratificante saber q vas a continuar con el Fic; Ahora si este Cap estuvo bastante bueno, y mas aun x la difícil pelea q tuvo Naruto contra Azazel, aunqe a pesar de las heridas q obtuvo en su pelea logro derrotarlo y hacer q los demás Demonios/Soldados decidieran escapar de Konoha al ver a su líder muerto.

Lo de la Supervivencia de la Aldea dela Arena e incluso Gaara y sus Hermano fue muy bueno el saber q no murieron sino q fueron Protegidos x el Shukaku y Gaara, aunqe no me gusto el hecho de q Temari considere al Shukaku un aliado de los Demonios a pesar de q este mismo les dio un lugar en el q pudieran Vivir/Recuperarse y de paso ayudando-les a exterminar dicha amenaza.

Ahora espero saber cual sera la reacción de la Resistencia q se dirigen a Konoha al ver q Naruto fue en si mismo el q "Expulso" de Konoha a los demonios e incluso derroto a qien los lideraba y esclavizaba a las Mujeres Shinobis y Civiles.

Espero q en si este Cap signifique realmente q Continuaras con la Historia; Suerte y Ja-Ne.

Alex-Flyppy
Genin
Genin

Mensajes : 162
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Mixyic-Alex el Lun Mayo 19, 2014 10:29 am

¡Si!, Al fin la continuación de tan genial historia. Me alegra saber que no lo abandonaste y la inspiración regreso a ti Very Happy

Ahora sobre el capitulo; como siempre una magnifica forma de redactar, revelaste muchas mas cosas como el que Gaara aun sigue vivo pero alejado de toda ayuda posible aunque tenga a Shukaku de su lado.
La pelea de Naruto contra Azazel me encantó, los poderes del rubio van mas allá de lo irreal, esa forma de controlar la naturaleza tiene su precio, se esta llevando sus recuerdos y por lo que se ve, muy pronto dejara de ser quien es.

Los bijuu están en problemas, moverse en grupo si que es peligroso y si van a buscar a su hermano entonces también pondrán en peligro a lo que queda de Suna, espero que no los atrapen...

Buen capitulo Arminius, la verdad ya lo esperaba con muchas ganas y ademas con el extra de que lo sentí mas largo que los anteriores... espero la conti porque ya ves que si hay personas que leemos tus historias Very Happy

 Onion ok Onion ok 

Mixyic-Alex
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 334
Edad : 23
Localización En mi casa :D
Nakus 8350

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Leonardo R el Lun Mayo 19, 2014 11:22 am

Vaya q gran pelea la verdad llegue a pensarq naruto no saldría victorioso, hiciste parecer al demonio tan poderoso que naruto no parecía rival para el, me gustaría saber más de este último recurso del rubio

Espero que continúe pronto
Cuidate

Leonardo R
Novato
Novato

Masculino Mensajes : 19
Edad : 26
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por eliannar el Lun Mayo 19, 2014 12:08 pm

No sé que escribir todavía estoy en shock por el capítulo, bastante épico, una batalla muy asombrosa entre Naruto y Azazel, este último se confió pero quien diría que Naruto convertido en casi dios podría vencerlo.
Vaya...me quedo sin palabras, ahora veremos cuál será el objetivo de Naruto (ese poder lo logro eliminando todo sentimientos y recuerdo) cual será su objetivo cuando pueda equilibrar todo lo malo del mundo.

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]

eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 27
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por orochi el Lun Mayo 19, 2014 1:57 pm

Este capitulo estuvo fantabuloso (de donde saque eso  Suspect  confused) Naruto ya recupero Konoha y a un que no fue fácil   y ya vimos como le va a Suna y temari si que es una tonta todavía que les ayuda el nibi y peinsa eso "tonta" muy bueno  Onion ok 

orochi
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 483
Localización en la tierra de izumo donde tomo mucho sumo
Nakus 5550
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por arckangelblack el Vie Mayo 23, 2014 8:38 am

arminus-sama!!!! ESTA GENIAL!!!!!!!! ME ENCANTO LA PELEA.LA FORMA EN LA QUE SE DESARROLLO TODO ESTA INCREIBLE, UN BUEN TRABAJO COMO SIEMPRE ESPERO QUE SIGAS CONTINUANDO Y QUE NO PIENSES DE NUEVO EN ABANDONAR UN FIC.

ya quiero ver la cara de los demas cuando se enteren de que naruto acabo con los demonios en konoha!!!

arckangelblack
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Masculino Mensajes : 34
Edad : 25
Localización Bolivia
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por gonmax el Lun Mayo 26, 2014 8:45 pm

primero que todo gracias por continuarlo..

que buen capitulo! impresionante pelea.. impresionante todas las descripciones. me gusto demaciado..

no entendi la parte final "a costa de sus recuerdos" que significa eso?
gaara muriendo? no quiero ni pensarlo.. ojala lleguen rapido los bijuus..

bueno me gusto mucho. espero la conti pronto.. suerte y cuidate Very Happy

gonmax
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 777
Edad : 23
Nakus 977
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por arminius el Vie Jun 06, 2014 2:56 am

muchas gracias por los comentarios y una disculpa por las continuaciones tan esporadicas. lamentablemente tengo ocupaciones extra ahora y eso reduce mucho el tiempo que tengo para escribir. trataré de continuar mas seguido. saludos.

P/D: cualquier duda agreguenla a sus comentarios. yo sabre responder dentro de los capitulos y bien comentandoles el asunto en particular.



CAPITULO 6: PERDIDO


Sentando entre los matices de la oscuridad, hundido en la humedad del ambiente, con ese sabor a cobre que deja la sangre derramada. Sentado a un costado de la escena principal, nadie se atrevió a dirigirle siquiera la palabra. A 20 metros yacía la montaña de hierro calcinado que fuera antes conocido como Azazel. El agua que lo mojaba, el barro que lo ensuciaba, el frio de la madrugada que lo envolvía. Y sin embargo Naruto Uzumaki no parecía afectado en lo más mínimo por lo que en Konoha sucedía.

Casi 4 horas antes había dado inicio a una de las batallas más sangrientas y costosas que se tengan memoria en el país del fuego. La cantidad de muertos entre civiles y Shinobi eran enormes en la extensión de la guerra. El daño a la estructura defensiva de la villa era catastrófico. Los almacenes estaban devastados y apenas había reservas de alimentos. ¿El hospital? Incendiado. ¿Los archivos? Enterrados bajo un derrumbe del monte Hokage.

Mientras Naruto permanecía allí sentado, apoyando su cansada espalda contra un árbol que había sobrevivido los furiosos embates de las batallas, penetraban por las derrumbadas entradas todas las divisiones ninja que habían combatido a los demonios en el exterior. La caída de Azazel, produjo un masivo acto de deserción. Las bestias de bajo rango, tal como hace tiempo hubiera razonado Orochimaru, escaparon para salvar sus vidas sin percatarse que fuera de la aldea era el área más insegura que existía. Los ejércitos Shinobi conducidos por el Raikage y la Hokage, arrasaron con todos los enemigos que encontraron a su paso. Aplastaron a las divisiones demoniacas, que apenas presentaron resistencia y no tuvieron orden o sentido.

4 horas de sangre y muerte….

Naruto seguía ahí, sentado bajo la lluvia que no cesaba. La tormenta de relámpagos había extinguido su furia, pero el agua no dejaba de caer. Algunos de los ninja que pasaron por la zona donde el cuerpo del general demonio yacía, observaron con cierta preocupación las heridas de Naruto y sobre todo su quietud. Pero había mucho que hacer, muchas zonas por asegurar y un hombre agotado y tal vez a punto de morir por sus heridas era la menor de las preocupaciones.

Tenten fue la única que se acercó efectivamente a él. Le habló tomándole del hombro para hacerlo reaccionar. Pero el joven Uzumaki simplemente le dijo que estaba bien, y que solo necesitaba descansar. Y se quedó ahí, como viendo la vida pasarle frente a sus ojos. Cansado, confundido, respirando de manera apenas perceptible.

¿Qué ocurría? Los ojos de Naruto no enfocaban en nada. Veía gente pasar, veía tropas correr por la calle sin control. El aire se había purificado, solo la podredumbre de cadáveres y sangre ensuciaban la tierra. Y Naruto solo deseaba estar quieto. Solo así, totalmente fuera de la guerra o los problemas. Más allá de los sentimientos o la triviales dificultades. ¿Y si se quedaba quieto para siempre? Solo tenía que absorber energía natural de manera incontrolada. Solo eso y cuando el poder le llenara su cuerpo pasaría a formarse en piedra, o madera. Tal vez se convirtiera en barro, repartiéndose por los suelos de Konoha. Tal vez se deshicieran en viento, arrastrado por cualquier brisa y recorriendo para siempre el mundo. O simplemente agua, formando parte del ciclo de lluvias e hidratando a la naturaleza con su húmeda presencia.

Sin embargo, una parte de él no quería ese destino de fusión natural. Una parte quería luchar. Una parte de su corazón deseaba ayudar a sus viejos amigos. Esa parte sin embargo, comenzaba a desaparecer. Poco a poco, ante cada uso de la primitiva energía de los orígenes del mundo. Y todo sucedió por un conflicto. Todo el caos, el miedo y la muerte. Todo fue, porque el círculo de los tres no pudo ponerse de acuerdo. Solo por eso, un problema de incomprensión.


-¡Naruto! –Gritó la joven Sakura llegando a la carrera desde lejos- ¡¿Naruto estas bien?! ¡Por favor responde!

Ella se agachó frente al rubio y comenzó a revisarlo con chakra. Naruto seguía sin moverse, apenas sus ojos la habían vislumbrado, pero sin mirarla fijamente. Era como si estuvieran revisando el cuerpo de otra persona. Era como si nada de todo eso tuviera importancia o ascendencia en su corazón. ¿Morir? No importando las heridas eso no iba a suceder. Porque tenía una misión, y apenas se había concluido una pequeña parte de ella.

Sasuke pasó por el lugar y se detuvo al ver como el cuerpo de Naruto chorreaba sangre y agotamiento por los poros, Sakura cada vez estaba más nerviosa, le hablaba, le gritaba, le suplicaba que reaccionara pero aun así Naruto no se movía. Sus ojos habían vuelto al profundo azul de la normalidad. No tenía activado el modo ermitaño, era la primera vez desde que regresó que lo veían así. La Kunoichi comenzó a temer lo peor, que su amigo estuviera muriendo. Que la caída del demonio líder hubiera arrastrado también a su asesino.

Las tropas recorrían las calles, la gente iba y venía. Los gritos de libertad y algarabía se extendían cada vez más fuertes. Era una victoria, la primera gran victoria de los humanos en el país del fuego. Más allá, en la zona abierta frente a la derruida torre Hokage, Tsunade y Killer A aparecían rodeados de sus guardias para por fin dar rienda suelta a la sensación de haber vencido.

Naruto lentamente, comenzó a cerrar los ojos. Se estaba adormeciendo. El cansancio, la pérdida de sangre, las heridas, y los constantes flujos de energía que le llegaban de cada punto recóndito de Konoha. Era demasiado, tenía que descansar. Azazel había caído, los ninjas de la alianza habían obtenido su victoria. La primera realmente importante. La reconquista de su hogar.

Se quedó dormido en los desesperados brazos de esa hermosa mujer pelirosa. Parecía que lloraba, se veía muy nerviosa. También el Shinobi de cabellos oscuros tiene un semblante preocupado. Naruto se durmió pensando en ellos dos. Se durmió pensando, que los reconocía de algún lugar. Aunque no recordaba de dónde. Y estaba muy cansado para intentar rememorarlos.


*******************************************************************************


Lentamente los Biju llegaron al antiguo país del viento. Era notable el cambio de clima y ambiente. Pasaron de montañas nevadas en territorio de Iwa, a bosques y ríos en las fronteras. Para por fin encontrarse con el inmenso desierto caliente. La guía de Gobi por la montaña, fue cambiada por Sachibi entre los bosques. Para finalmente dejarles la conducción a Hachibi.

Durante las horas de travesía habían caído en un incómodo silencio. La falta de comunicación durante grandes periodos de tiempo tiende a lesionar esa capacidad. Había una clara división entre los hermanos. Hachibi y Yombi estaban claramente convencidos de la necesidad de aliarse a los humanos contra los demonios. Sachibi y Rokubi, estaban más inclinados a mantenerse apartados de todos y solo unirse entre los hermanos hasta terminar con la amenaza. Sambi, Nibi y Kyuubi habían desaparecido presuntamente capturados. Mientras que tanto Ichibi como Gobi, básicamente no tenían ninguna intensión de prologar la compañía con nadie. El demonio de la arena a quien estaban buscando, simplemente había negado moverse del país del viento. Sus hermanos pensaban que no le importaba nada. En tanto que Gobi, estaba actualmente con el grupo solo por mera casualidad.

-¿Por qué no podemos comunicarnos con los demás? –Preguntó de manera general Sachibi a sus hermanos- no importa en donde los tuvieran atrapados, incluso en el interior de los humanos. Siempre hemos podido…

-ellos no son de esta tierra. –Indicó seriamente Yombi- y empiezo a pensar que nosotros tampoco. Tal vez se los llevaron a su mundo.

-eso no es posible hermano, -insistió Sachibi- el viejo Rikudou nos hubiera dicho.

-¿y si no lo sabía? –Apuntó Rokubi que por primera vez intervenía en las charlas.

Hubo un buen tramo de silencio. Donde todos caminaban en una fila por el desierto hacia la conocida posición de Suna. Sabían por intermedio de Ichibi que esa aldea había sido arrasada. Pero también sabían que Shukaku detectaría la presencia de todos y tarde o temprano vendría a ellos. Ciertamente el comité de bienvenida seria espantoso, pero atraer a la luz y por campo abierto al enemigo. Era una buena posibilidad teniendo el poder de las Bijudama. Mientras caminaban por el candente territorio, comenzaron a sentir vibraciones bajo sus patas. La arena se movía. Pero de una manera sutil, tal como si enviara un mensaje.


********************************************************************************


En la aldea de la hoja todo era agitación. Mientras que muchos se permitían estar contentos por poder regresar a su hogar, otros sufrían las pérdidas de seres queridos o compañeros de batalla. La población era liberada de su cautiverio y salvo contadas excepciones las celdas construidas por los demonios en los años pasados, quedaron vacías. La victoria fue total, ya que las tropas que huyeron de Konoha por la batalla de Naruto y Azazel, se encontraron de frente a la muerte por el ataque de las tropas Shinobi del Raikage.


Ahora mismo, Tsunade comandaba a sus médicos y Kakashi se hacía cargo de la fuerza militar para rearmar las estructuras devastadas. El antiguo hospital era una pila de escombros que tardarían meses en remover. La torre Hokage había sufrido mucho daño, y solo la sección de armerías y depósito de municiones estaban en perfectas condiciones. Las mansiones Hyuuga se trasformaron en las zonas de comedor y cocina. Mientras que Tsunade dispuso usar la mansión Uchiha como las salas de hospital provisional. Allí mismo, fue llevado Naruto.


Todas las operaciones de reparaciones y traslado de heridos con el resto de los pertrechos aun en los viejos campamentos, les llevó un tiempo estimado de 7 horas. Se trabajó intenso, no sabiendo si había más demonios cerca en algún poblado. Y se enviaron equipos de rastreo para asegurar el perímetro de Konoha con todo tipo de trampas o alarmas. El Raikage ordenó una guarnición estable de 2 batallones Shinobi en la vigilancia. No se confiaba de esta victoria fácil. Apenas podía entender que esos demonios hubiera salido huyendo y muerto en los caminos sin siquiera casi combatir. Recordaba perfectamente las sensaciones ocurridas cuando vio a las tropas demonio venir hacia ellos. Killer A asesinó a dos demonios astados (los de aspecto gorila) y cuando se veía rodeado de esas criatura, apenas pudo entender que lo evitaran y siguieran corriendo hacia el grueso de las tropas. Al fin pudo notar que no estaban peleando, que recibían ataques y morían, o seguían huyendo si acaso nadie les atacaba. Entonces, la batalla degeneró en una masacre donde solo los humanos herían.

El resultado, más de 19.000 enemigos muertos. Cadáveres y cadáveres por toda la ruta directo hacia Konoha. Despojos de una batalla que no sucedió como esperaban, pero agradecían que así fuera. Solo 14 muertos en las tropas de ataque. 45 heridos, pero ninguno de gravedad. Mientras que en el interior de la villa, la resistencia liderada por las Kunoichi que escaparon de las mansiones Hyuuga sufrieron el mayor daño. 56 muertos, 112 heridos. Lucharon contra lo peor del ejército enemigo, y solo triunfaron al final, cuando el golpe psicológico de la caída de Azazel, inclinó la balanza definitivamente.

Mientras la división de estrategia liderada por Shikamaru Nara se disponía a hacer un balance y organizar el nuevo orden en la hoja, Tsunade y sobre todo Sakura tenían otra preocupación más personal. La organización del hospital militar en las mansiones Uchiha quedó a cargo de Shizune, ya que ambas Kunoichi se evocaron exclusivamente al cuidado y la atención sobre el cuerpo de Naruto. Sasuke las guio a su habitación, allí instalaron al ermitaño y comenzaron los tratamientos de emergencia para salvarlo.


Naruto había perdido mucha sangre, la profunda herida de zarpa en su pecho no había dejado de manar líquido vital. Tenía un hombro y codo dislocado, y casi todo el brazo izquierdo en estado crítico. Tres costillas fisuradas, y una rodilla prácticamente inútil. ¿Cómo pudo pelear en estas condiciones? ¿Cómo pudo ganar estando así? Mientras las Kunoichi hacían lo imposible por estabilizar con chakra la situación general, tenían a dos enfermeras buscando bajo cielo o tierra de Konoha medicamentos, vendas y todo lo necesario para continuar los tratamientos de la mejor manera. Tsunade era consiente, que la victoria sería demasiado costosa si Naruto moría. Habían vencido gracias a él, por obra de la derrota del líder demonio. Naruto había batido a una criatura casi indestructible. Y los rumores se acrecentaban acerca de sus poderes, así como la leyenda del héroe.

Incluso era impresionante ver ese gran mazo enterrado en medio de la aldea como prueba del poder del caído. Tsunade además veía a su estudiante Sakura, y se preguntaba si justo así se había visto ella misma, cuando atendía infructuosamente las heridas de Dan hace muchos años. No, no podía saberlo. Esas pequeñas lágrimas en Sakura solo podían ser desesperación por su amigo. Nunca la pelirosa había tenido una relación íntima con Naruto. Tal vez en un futuro, tal vez nunca. Pero justo ahora solo tenían que salvar a un Shinobi excepcional. A un gran misterio de la naturaleza.


-Naruto….-susurró la joven mientras intentaba cerrar las heridas del pecho- Naruto no te mueras. Reacciona por favor.

De pronto, tal y como si las plegarias de Sakura tuvieran un efecto místico. El cuerpo de Naruto comenzó a reaccionar. Sus heridas sanaron a una velocidad anormal, el chakra de las Kunoichi aceleró el proceso natural que veían, que de por si parecía obra celeste. Las heridas se cerraron, la sangre dejó de fluir y la respiración pesada en el paciente se tornó tranquila. Todo sucedió en cuestión de minutos, y el cuerpo de Naruto emanando una energía extraña color verde en el proceso. Tsunade y Sakura pronto se encontraron sin tener que hacer. Le vendaron la zona costal, y también fijaron su atención en la pierna herida. Pero ambas notaron que la recuperación general era cuando menos extraordinaria. Solo estaba cansado, muy cansado pero bien vivo.

-debe ser Kyuubi…-aventuró Sakura- es extraño, por un momento había creído que no lo…

Tsunade no dijo nada. Ella había usado horas antes un sello para invocar a Fukusaku de los sapos ermitaños. El viejo le había dicho a la Hokage que Naruto ya no tenía al Kyuubi en su interior. Era fácil saberlo, porque la energía natural no sufría ninguna perturbación interna. Naruto se había vuelto mucho más poderoso por ello. Pero a cambio, el costo podría ser la falta de una capacidad de regeneración. Tsunade lo sabía, pero no podía entender como el joven Uzumaki aun parecía poder curarse a sí mismo de manera inconsciente. Estaba agotado, y aun así se recuperaba.


-Sakura, -le dijo la Godaime cuando terminaron de vendar al paciente y lo dejaron recostado en la cama- aquí ya no puedes hacer nada. Naruto necesita descansar y estoy segura que bastaran algunas horas para que despierte. Quiero que te pongas a las órdenes de Shizune para arreglar esta mansión como hospital provisional. Tenemos muchos heridos y trasladaremos los que vienen de los bosques. Es una orden.


La muchacha no decía nada, solo miraba al Shinobi tendido y rogaba poder quedarse cerca. No era que temiera por la vida de Naruto, evidentemente su capacidad de curación lo salvaría. Pero aun así necesitaba estar junto a él cuándo despertara. Tenía que hablar, tenía que aclarar muchas cosas que la confundían demasiado. Naruto tenía que darle algunas respuestas, o no podría hacer bien su trabajo por estar pensando todo el tiempo en estos asuntos.

-Sakura…-insistió la líder un poco comprensiva de lo que sucedía- sé que necesitas hablar con él. Pero no será hasta que despierte. Y todos aquí en la aldea te necesitamos alerta. ¿Está claro? Ahora ponte a trabajar y avísame cualquier cambio del estado de este tonto.


La mujer sonrió levemente, colocó su mano con cariño sobre la cabellera de su estudiante tal como una madre a su hija, y luego se retiró para reunirse con el Raikage y ponerse al frente de la situación general. Naruto le preocupaba a Tsunade, pero no valdría nada su esfuerzo sino lograban organizar Konoha de la mejor manera posible ante las amenazas por venir. Nadie cometería el error de pensar que esta derrota desalentaría a los demonios en sus intentos de conquista. Había un largo camino por recorrer hasta alcanzar la paz. Recuperar Konoha solo era el inicio.

Las horas pasaron en la mansión Uchiha. Lentamente Shizune y Sakura ponían todo en orden y se iban alineando los recursos venidos de todas partes. Una buena parte de la población civil liberada, se unieron a los venidos de los campamentos para ser fuerza de trabajo en la reconstrucción. Había mucho por hacer, mucho por limpiar, demasiado por lamentar. Pero el ser humano, cuando más hundido parece estar en el lodo de la guerra, es cuando logra sacar el máximo potencial de su valor. Mujeres y hombres, no se entregarían a los invasores. Lucharían hasta el final.


********************************************************************************


Ichibi salió de su refugio en soledad. Gaara le había indicado que nunca debía salir solo pero esta vez era parte de una estrategia. El mapache de la arena se dejó ver a campo abierto y tal como lo hubo pensado, las fuerzas de diablos surgieron de todas partes. Había acercado su posición a la antigua Suna, y una criatura de casi 4 metros surgió de entre los muros derruidos para presentarle batalla. La arena en sus alrededores se convertía en fino polvo de cristales brillantes por causa de las llamas.

Shukaku lo supo, no sabía cómo lo recordaba pero en su mente se repetía un nombre. Ese enemigo era un Bálor, una clase de demonio muy antiguo. Hablaba un lenguaje diferente al de otras criaturas que había escuchado, pero aun así, Shukaku lo entendía a la perfección. La criatura tenía una espada hecha de fuego, y un látigo del mismo elemento. Ondeaba su calor como un estandarte. Piel roja, rostro apenas visible entre las llamas.

-¡vendrás con nosotros esclavo! –Gritó en su lengua nativa el Bálor- Yo….Agasael te reclamo.


Desde toda la zona surgieron tropas. Diablillos voladores, demonios astados, perros del infierno. También Diablos punzantes y lémures. Los diablos punzantes actuaban como sargentos. 2 metros de alto, piel verde y el cuerpo cubierto de largas espinas venenosas. Los lémures eran miles. Unas criaturillas de un metro, parecidas a gelatina con algo que se asemejaba a un rostro. Arrastrándose patéticas y reunidas en números masivos. Sin dudas eran la basura de los diablos que servía para enviar al frente de batalla. Prácticamente inútiles.

Shukaku elevó una garra y la arena de los alrededores comenzó a vibrar. Había decidido salir de su escondite en busca de liquidar a los enemigos para dejar camino libre a Gaara y su pueblo en busca de ayuda. Atraer el fuego sobre sí mismo, ya que parecían buscarlo a él precisamente. El truco funcionó, tal vez porque los demonios consideraban prioridad a los Biju, tal vez porque simplemente no pensaban que los humanos fueran un digno peligro del cual tener que ocuparse rápido. Como fuera, las tropas demonio se fueron reuniendo frente a las murallas de Suna para atrapar al Shukaku. Era justo lo que el mapache había querido.

-¡emboscada!

El grito se entendió claro. Los demonios eran una fuerza considerable, pero no para contener a todos los Biju reunidos. Gobi y Rokubi cayeron sobre ellos. Sachibi y Hachibi cubrieron por el Este la posible retirada. Y Yombi llegó junto a su hermano Ichibi para cerrar la gran bolsa planeada por el Biju de la arena. Les tomó casi 2 horas acabar la matanza. Pero por fin batieron a todos y cada uno de los enemigos. A excepción del líder. El demonio tipo Bálor, autoproclamado Agasael. Fue Gobi quien evitó que sus hermanos lo liquidaran. Previniendo que un buen interrogatorio era mejor que acabarlo rápido y seguir sin saber de dónde venían todos los enemigos.

-nunca les diré nada…-amenazó el demonio tirado en la arena, muy herido, sus alas estaban rotas y no podía caminar por una pierna arrancada- jamás les diré….

-silencio….-dijo Yombi apoyando una de su patas sobre el rostro de monstruo- no me hagas desear que Gobi esté equivocado. O por no decir nada, tu agonía será todavía más lenta y duradera.

-esto no es correcto, -señaló Hachibi a sus hermanos- no podemos torturarle y…

-es diplomacia….-le contradijo Gobi- no tenemos tiempo para ser sutiles. O nos dice donde se llevaron a nuestros hermanos. O mejor deseara no haber venido nunca a esta tierra.

-Kokuo da miedo….-le susurró Sachibi suavemente a su hermano Rokubi temblando levemente, a lo que su interlocutor asintió.

-¡que no digas mi nombre! –estalló el cinco colas persiguiendo a la insecto hembra por todo el lugar.


Hachibi sonrió, ver a sus hermanos comportarse como niños le hacía realmente bien. Rememorar un tiempo donde el viejo Rikudou les dio nacimiento. Cuando eran cachorros y se divertían juntos. Mucho antes de las guerras, de la muerte, el odio y la destrucción. Cuando eran una familia. El viejo riendo por la constante riñas de Kurama y Shukaku. El mapache siempre cobijándose con el sabio y acusando a Kurama de hacer trampa en los juegos. Sachibi y Nibi jugando juntas. Cuando todo era inocente, cuando parecía que podían ser felices eternamente.

-se acercan más….-anunció Sachibi sobrevolando los intentos del Gobi por capturarla- son pocos, pero vienen tras nosotros.

-¿Cuántos? –Preguntó Yombi a su hermana- ¿Cuántos vienen Chomei?

Gobi estaba a punto de replicar a su hermano por decir el nombre de la Biju, pero se llamó a silencio cuando la vio descender lentamente batiendo a gran velocidad sus alas de avispa. Estaba concentrada en rastrear a sus objetivos, mas valía no interrumpirla.

-humanos….-dijo finalmente- 4 humanos….-anunció la insecto- están viniendo hacia aquí, y además…


-también lo siento…-apuntó Shukaku porque la arena bajo sus patas se lo avisaba- Gaara y el resto de su pueblo regresan a Suna. Desde el otro lado del desierto.


Tuvieron que esperar todavía otra hora. La cual dedicaron exclusivamente a “interrogar” al demonio prisionero. Le hicieron de todo lo que se les ocurrió, pero sin embargo no lograron quebrarlo. Finalmente, el Bálor terminó muriéndose por las heridas, sin haber soltado ni un solo dato. Era frustrante, estas malditas criaturas no parecían temer a nada. Ni a la muerte, ni al dolor, tampoco a los Biju. Sería muy difícil encontrar el origen de todos estos ataques sin información interna. La única opción, aun contra la opinión de Gobi, era la alianza con humanos. Tal vez ellos podrían obtener más de los demonios prisioneros que los mismos Biju.

Tiempo después, Gaara y sus hermanos comandaron los restos de sus tropas llegando a los destruidos muros de su antigua aldea. Y del otro lado, Sai y su equipo habían encontrado el camino tomado por los Biju y decidieron seguirlos para contactarlos. Se fueron tras ellos antes que seguir camino al país del agua, donde no se sabía los peligros que podían encontrarse. Había sido una decisión complicada para Sai, rechazar las órdenes que había recibido. Pero la recompensa era haber encontrado no solo a la mayoría de los Biju, sino también a Gaara de la arena y el resto de Sunagakure.


Las cosas empezaban a cambiar, lento pero seguro los humanos comenzaban a reunirse y a luchar. Pronto la guerra alcanzaría su apogeo, pero a diferencia de los años iniciales del conflicto, esta vez los humanos estarían listos para la batalla. Hasta el final, hasta las últimas consecuencias. Por la libertad de todo el mundo.


********************************************************************************


Sakura hizo todo lo posible por organizar rápidamente lo que Shizune ordenaba. Su mente no estaba con el trabajo, lamentable pero cierto. Siempre había sido muy profesional. Su concentración era lo que más le había gustado a Tsunade cuando decidió entrenarla. Pero en este caso, justo en el momento donde a varias puertas estaba el cuarto de Naruto, no podía hacer pie con tantas cosas por hacer. Fue una batalla dura por poner todo en los carriles de un hospital. Lo hicieron lo mejor que pudieron, pero los heridos que salían de las prisiones no dejaban de llegar. Casos graves de inanición. Quemaduras de todos los grados y desnutrición pronunciada en la mayoría. Al mismo tiempo, llegaban también los heridos desde el bosque y todo el trabajo se acumulaba sin cesar. La mansión Uchiha no fue suficiente. Comenzaron a ocupar casa tras casa contiguas, y finalmente todo el antiguo barrio Uchiha, era la representación del hospital en cuestión.

Sakura tuvo una buena oportunidad al encontrarse con Ino en los pasillos de la mansión. Le pidió como favor personal, que tomara una ración de agua y alimentos para quedarse vigilando el estado de Naruto. Que permaneciera en la habitación. Y le avisara en cuanto despertara. La pelirosa sabía perfectamente que no podía dejar sus funciones. Aun si Ino le avisara tiempo después del asunto, no podía dejar de trabajar justo en esas primeras horas de organización. Pero este pedido, era más una forma de aliviarse a sí misma de estar pensando en la situación. Ino era ninja médico, Naruto ante cualquier desmejoría estaría atendido. Al mismo tiempo, Sakura se prevenía de un extraño presentimiento que había formado de su experiencia previa. Naruto podía despertar, y desaparecer. Irse del hospital, irse de la aldea incluso. Ya lo había hecho cuando estaban en las cuevas. Ya lo había hecho hace años, cuando se fue de Konoha sin decirle ni una palabra.

Ella no podía permitir que volviera a suceder. No lo consentiría, no podría soportarlo.


En otro lugar de la aldea. Orochimaru y Karin llegaban a la villa. Traían un carro de madera arrastrado por serpientes. Desde que comenzó la guerra contra los demonios, las actitudes y los pensamientos del Sannin habían dado un vuelco total. Todo parecía muy claro hace años. Si dominaba los jutsu en su totalidad. Si moldeaba el chakra en todas las diferentes y posibles maneras que el mundo permitía. Orochimaru habría entendido la verdad del universo. La comprendería completa, sin oscuridades, sin secretos. Todas las leyendas sobre fantásticos Shinobi, sobre el Juubi, sobre poderes incomparables; lograrían converger hacia la única verdad buscada. Orochimaru habría alcanzado el conocimiento supremo. Que era su más grande anhelo.

Todo cambio sin embargo. Cuando los demonios llegaron a la tierra.


¿De dónde venían? ¿Quién los lideraba? ¿Qué eran esos extraños poderes que escondían? No portaban chakra, algunos tenían formas de bestias pero otros eran de tipo humanoides. Una lengua extraña, diferencias marcadas y formas extrañas. Habilidades sobre la mente. Propiedades sobre los elementos. De pronto, el mundo que era claro como el agua, se volvió inmenso para un sujeto tan ávido de conocer. ¿Cuánto podría descubrir de esos demonios? Solo tenía que mantenerse vivo. Obtener un laboratorio y cadáveres de monstruos. ¿Qué maravillas podía descubrir?
A su lado la muchacha Uzumaki….

Más preocupada por sus líos amorosos que las investigaciones. Karin era buena ayudante de laboratorio. Tenía intuición para lo científico, un don para la química y sabia clasificar archivos no importando el origen de proveniencia. Tenía la cabeza bastante ocupada por Uchiha Sasuke, pero en general no cometía errores en los laboratorios y se ocupaba del trabajo que Orochimaru menos apreciaba. Ir al depósito por provisiones, intercambiar informes con la oficina del Hokage. Y demás cuestiones que no hacían más que perder el tiempo valioso del estudio. Karin Uzumaki además, aportaba a una valiosa investigación prioritaria.

Luego de la guerra, Orochimaru se entregó a las autoridades de la alianza sin resistencia. Su cruzada por el conocimiento había quedado terminada cuando atestiguó el inmenso poder desplegado por Obito Uchiha y posteriormente Madara Uchiha. Todo ese poder, y sin embargo caer derrotados por dos niños de apenas 16 años. Herederos o no herederos de antiguos sabios, habían demostrado sin lugar a dudas, que ni el infinito chakra de los 6 caminos podía garantizar un entendimiento y reinado más allá de todo hombre.


Ahora, en la edad de los 50, lord Orochimaru solo perseguía una nueva meta. Tener un conocimiento absoluto sobre todos los mundos existentes. Por qué había más, siempre había más por conocer. Como los infinitos caminos de las poderosas mascaras selladas Uzumaki. La gran razón, de que Karin fuera ayudante en el laboratorio del Sannin.


********************************************************************************


Mientras la población en general ingresaba a las ruinas de Suna para registrar en busca de elementos útiles, Gaara de la arena tenía una de las reuniones más extrañas de su vida. El lord Kazekage estaba sentado en un sillón de arena, mientras los Biju le rodeaban a una fogata que otorgaba el calor en un país del viento que ya amanecía pero todavía no calentaba naturalmente. Gaara había recibido la inesperada llegada de un equipo de Konoha. Los Shinobi de rastreo y técnicas furtivas habían guiado a su capitán, un ex compañero de Naruto llamado Sai, directo a la posición de los Biju.


Tenían órdenes de contactar a Kiri e Iwa, pero Sai había aprendido de un amigo, que a veces era necesario tomar decisiones contrarias a las órdenes para cumplir un bien mayor. Y tener la fuerza de los Biju, sería más importante a futuro para Konoha que solo un leve contacto a la distancia con aldeas extranjeras.

-así que….-dijo Ichibi no sin ocultar cierta molestia- Konoha al fin ha venido. Solo se tardaron algunos años. Que buenos amigos tienes niño….-finalizó sarcástico, apuntando al pelirrojo.

-los humanos son todos unos traidores…-añadió Gobi sentado sobre sus colas y lamiendo una pata con lentitud despreocupada- ni siquiera entre ellos hay honor. ¿Cómo esperar una alianza solida con una raza así?

-cierra el hocico…-le amonestó el Yombi muy atento a la charla de los humanos- Konoha, así como las demás aldeas, no deben haber tenido unos años fáciles.


Sai sonrió, fríamente y sin emociones visibles como siempre. Comenzó a relatar con detalles los años anteriores en el país del fuego. El ataque a la capital, la destrucción de los muros, el exterminio de las fuerzas defensivas de la hoja. Finalmente detalló los años que pasaron en los bosques mientras la villa era controlada por los enemigos. Gaara al fin entendió por que los mensajes nunca llegaban a destino. Y por qué los mensajeros no regresaban por más fieles que fueran. Konoha había caído, incluso tal vez al mismo tiempo que Suna. Pero al parecer no tuvo un Ichibi que les advirtiera el ataque. Fueron tomados por completa sorpresa.

-El humano debe decirnos lo verdaderamente importante….-anunció Hachibi hablando desde una posición más retirada ya que por una cuestión de “tamaño” solo Gobi, Yombi e Ichibi formaban parte de la reunión alrededor de la fogata.- ¿Cómo murió Naruto Uzumaki? ¿En batalla? ¿Cómo le absorbieron al Kyuubi?

-no tengo idea de que hablan…-indicó Sai tranquilamente- Naruto-san estuvo lejos de nuestra villa muchos años entrenando. Y regresó hace pocos días. Gracias a su ayuda, organizamos un contra ataque para recuperar nuestra aldea.

Los Biju escucharon esas palabras y se sorprendieron mucho. Algunos sentían alegría al saber de un amigo aún vivo. Otros tenían enormes sospechas al no poder contactar al Kyuubi mientras su contenedor seguía viviendo. Alguno más sospechaba que tal vez Naruto podía decirles algo importante sobre los ataques que todos estaban sufriendo. Como fuera, no podían quedarse sin tener una charla con el Jinchuriki. Los Biju se miraron fijamente durante algunos segundos. Incluso Gobi y los demás se reunieron con sus hermanos lejos de la fogata. Fue una charla muy breve, donde todos estuvieron de acuerdo sin necesariamente necesitar o pensar igual. Debían marchar a Konoha. Debían hablar con Naruto Uzumaki. Él podía ser la clave de todo. Él podía decirles donde se encontraban los hermanos perdidos.

-Lord Kazekage, -admitió Sai- es una grata noticia encontrar a las fuerzas de Suna. Se pensaba que habían sido exterminados junto a su villa. Los intentos de contactos fueron infructuosos.

-Suna no morirá jamás. –Dijo frio el líder- lucharemos como siempre hemos luchado.

-entonces, sugiero unir fuerzas. –Continúo Sai- más que un informe sobre la buena salud de Lord Kazekage, me agradaría escoltarlo hacia la villa de la hoja donde Kumo y Konoha luchan por sobrevivir. Donde una villa es insuficiente, tres pueden formar un ejército respetable.

Gaara sabía que el viaje sería muy peligroso para los aldeanos. Pero también sabía que aislados en el país de viento serian exterminados en el siguiente ataque. También observaba a Ichibi hablando en grupo con sus hermanos, y supo que se iría con ellos. El gran mapache se volvió hacia Gaara y le miro profundamente. Los Biju habían tomado una decisión, y el camino a Konoha sería más seguro con ellos como acompañantes.

-si Naruto aún sigue con vida….-admitió Gaara seriamente- tenemos una oportunidad de ganar esta guerra.

Serian muchos los ninjas y aldeanos de Suna disconformes con la decisión del líder. Pero este viaje era necesario desde muchos aspectos. Temari le había avisado que las provisiones se agotaban, Kankuro que la moral de los Shinobi estaba frágil después de tantos reveses. Tal vez un cambio de aire era lo que todos necesitaban. Era muy probable que las aldeas ninjas tuvieran que unirse nuevamente para luchar por la paz mundial.


********************************************************************************


Ino Yamanaka despertó muy cómodamente. Se había quedado dormida sentada en una silla junto a la cama de Naruto, pero cuando volvió abrir sus ojos estaba recostada sobre las mantas. Abrazando la almohada y por fin descansado un poco de tantos sueños atrasados y horas sin poder reposar. Se sobresaltó levemente, entendiendo que debía estar sentada y no ocupando la cama del Shinobi convaleciente. Que Naruto había desaparecido de donde se suponía que debía estar.

Pero enseguida lo pudo notar cercano.

Estaba parado junto a la ventana del cuarto admirando el traspatio. Su larga cabellera espinada de color dorado, su espalda ancha y musculosa, su postura recta. Se venía impasible, poderoso y completamente recuperado. ¿Cómo podía ser así? Según Sakura apenas si volvía milagroso de la muerte y tenía mucho cansancio acumulado. Incluso se había tomado el trabajo de alzar a Ino que dormía en la silla y depositarla en la cama vacía para que estuviera más cómoda. ¿Cuánto tiempo había trascurrido?

-Naruto….-susurró la joven poniéndose de pie al lado de la cama- ¿estás bien? No deberías estar parado luego de…

-Estoy bien gracias. –le respondió firme pero cortante- he dormido lo suficiente. Dormir no es buena idea últimamente para mí.

-¿Por qué?

-no es importante. –le dijo mirándola de reojo- gracias por vigilar mi sueño, pero ya puedes irte a descansar si quieres.

Ino lo estudiaba profundamente. Naruto se veía muy guapo, pero no era precisamente ese punto el objeto de análisis actualmente. La Kunoichi había intercambiado opiniones con Shikamaru en varias ocasiones y ambos concordaron que Naruto se conducía de una forma muy extraña. Frio, callado, con movimientos calculados. Su poder, o mejor dicho, el origen de su poder eran un completo misterio. ¿Sería peligroso para Konoha? ¿Sería el regreso de un buen amigo desde las sombras? La mirada de Naruto tenía muchas interrogantes. Porque parecía aquel hombre que se había perdido en una tormenta de arena. Caminando entre espejismos, sin reconocer lo que era real o lo que producía su imaginación. Irónicamente algo de eso era cierto aunque Ino no tenía forma de saberlo. Finalmente, la mujer enfocó la pregunta correctamente:

-¿sabes quién soy? –interrogó acercándose un poco pero aun guardando las distancias- ¿recuerdas mi nombre?

Naruto la miró profundamente, Ino estaba razonando que había acertado en su reflexión, Naruto trataba de rememorar el nombre de la joven, pero le era muy difícil. Aunque finalmente, luego de momentos en dudas, el hombre asintió levemente y dijo:

-Ino….Yamanaka. –Apuntó serio- del clan Yamanaka, manipuladores de mentes. Compañera de Shikamaru y Chouji.

Ino sonrió suavemente, no quería tensionar a Naruto y trató de obtener más información siendo complaciente. Naruto probablemente se resistiría a una conversación directa sobre sus años pasados. Pero tal vez se podía sacar algo en claro, jugando un poco con la seducción.

-vaya….-dijo acercándose un poco más y colocando una mano sobre el cabello largo del rubio- quien diría que soy tan fácil de olvidar Naruto-kun.


El no respondió como ella esperaba. No se sintió avergonzado ni retiró su cuerpo del toque gentil. Más bien la observó de una manera arrebatadora. Recorriéndola con sus ojos y aspirando firme el dulce perfume corporal que ni Ino podía notar en sí misma. Pareció sentir un leve impacto ante el aroma, y fue cuando se paró de frente y sonrió perverso.

-tu olor es atrayente Ino-chan….-susurró gravemente y ella le apartó la mano retrocediendo- tal vez deberíamos encontrar la manera de conocernos….un poco mejor.


Ino retrocedió ante el avance lento de Naruto. Esto no era lo esperado y la verdad en otras circunstancias habría tenido menos escrúpulos ante tamaño ejemplar masculino. Pero se encontraban en un cuarto, de un improvisado hospital que estaba atestado de gente hasta en los pasillos. Sin dudas el murmullo del exterior impediría a todos oír esa conversación. Pero no tendrían igual fortuna con gritos lujuriosos o simplemente con que alguien ingresara a la habitación mientras estaban en el asunto. ¿Y si Sakura se enteraba? ¿Y si Sakura era quien ingresaba al cuarto y los encontraba montándoselo? ¡NO! Definitivamente era una locura marca Naruto.

-aquí, ni pensarlo…-se defendió rodeando la cama y así oponía un mueble entre ellos- no creí que fueras ligero de cascos Naruto-kun.


-Aparearse no es malo…-señaló filoso Naruto- ayuda a relajar tensiones, proporciona descarga de nervios y genera una mejor circulación del chakra. El espíritu se fortalece, aunque el cuerpo….en tu caso…-anunció caminando alrededor de la cama y acercándose a ella- se va a agotar demasiado.

Fue ese momento en el cual Sakura Haruno hizo acto de aparición. Abrió la puerta y justo alguien le llamó la atención. Estaba hablando con la puerta abierta con alguna persona del pasillo mientras Ino y Naruto, estaban a centímetros uno del otro casi comiéndose con la mirada.

-esta noche….-susurró el mirándola como un león- no escaparas….así que procura buscar un lugar solitario.

-no…no creo que sea….

-esta noche…..Ino-chan….


La rubia se apartó rápidamente totalmente avergonzada y Sakura por fin ingresó al cuarto para darse cuenta que Naruto estaba de pie. Se miraron ambas Kunoichi y cuando la pelirosa iba a recriminarle que no avisara de la recuperación del Shinobi, Ino enseguida le respondió:

-acaba de despertar frentona…-dijo rápidamente y salió del lugar- te iba a avisar pero ya estás aquí.

Sakura se quedó algo descolocada. Ino prácticamente había salido huyendo del lugar. Naruto sin embargo le daba la espalda a la puerta y se ubicaba junto a la ventana del cuarto mirando el patio. Se lo veía caminar bien, las vendas en la zona de las costillas no le molestaban para nada. Sakura se acercó a él con intenciones de revisarlo.


-estoy bien gracias….-respondió ante los movimientos de la chica- ya le dije a la otra mujer que estoy recuperado. Bastaran algunas horas para que mi chakra recupere su nivel y entonces partiré de aquí.

-¿adónde iras? –Consultó ella apenas sintiendo desazón- no puedes salir de aquí cuando hasta hace poco tiempo estabas casi muerto.

-no puedo morir, no aun porque tengo una misión. Los demonios no están exclusivamente en este territorio.

Era extraño, conforme pasaban los minutos de estar despierto, Naruto comenzaba a recuperar la memoria. Ahora recordaba a Ino. También a Sakura quien estaba a su lado. Sasuke, Tsunade, y otros. La memoria de mediano plazo funcionaba bien todavía. La de corto se iba y regresaba. El problema estaba más atrás. Donde los recuerdos de su niñez se iban evaporando poco a poco. Reemplazados por otros.

-tenemos que hablar. –Dijo Sakura firme- no me voy de aquí hasta obtener respuestas.

-no es prudente, -anunció Naruto apenas- las preguntas traerán información que no comprendes. Además, no te servirán de nada.

-Pruébame. Porque prefiero no entender casi todo, a no saber absolutamente nada.


Sakura vio como Naruto entonaba la garganta. Pensó que podía tener sed y fue a la mesita cercana a la cama para cargar un vaso con agua. Enseguida le acercó el objeto y el rubio agradeció apurando todo el contenido. Luego de devolver la copa, apoyó sus codos pesadamente en el alfeizar del ventanal. Dispuesto a decirle todo. Tal vez ella no entendiera, tal vez no le significara nada. Pero Naruto sentía la necesidad de sacarlo afuera. Ya que dentro de su cabeza parecía a punto de explotar por la confusión.


-¿Por qué te fuiste hace años? –intentó la joven parada junto a él.

-los sapos ermitaños me llamaron. –Rememoraba Naruto- al parecer, el poder desatado por los Uchiha y el Juubi, había conseguido destrozar el equilibrio de la naturaleza. El balance que proporciona a este mundo su clima, su ciclo de lluvias, su calor, frio y fertilidad. Todo eso se había volteado de cabeza. Y entonces el sabio de la montaña envió por mí.

-¿Por qué lo hizo? ¿Para qué te quería?

-el viejo sapo tuvo una visión. –continuo el rubio- dijo que me había visto sostener el mundo en mis manos. Como si la base se hubiera roto, y me tocara a mi reestablecerla. Él me dijo: “encontraras la solución, dentro del corazón” Intenté encontrar una explicación a esto. Pero el viejo Fukusaku no me dio demasiados datos. Como fuera, recibí la misión de viajar a una isla perdida. Al parecer, había una concentración altísima de energía natural rondando los lugares más notorios de la tierra. La montaña sagrada de la familia gamma, el bosque sagrado de las babosas y el nido sagrado de la serpiente blanca. 2 de 3 lugares inaccesibles para mí. Ya que se debe tener contrato con las babosas y las serpientes para ello. Pero existía un cuarto lugar. Una isla perdida en el mar.

-fuiste allí…..-reconoció Sakura apurando la conclusión a lo que Naruto asintió- ¿y que encontraste?

-se me permitió ingresar solo por que dominaba el modo Sennin. –Señaló el rubio- la energía era tan intensa que todo parecía estar brillando en color verde. Todo estaba infectado con vida.

-¿infectado?

-era como si los animales y las plantas no pudieran contener su propia energía. Y eso les contaminara de alguna forma. Había criaturas enormes en tamaño, también frutas que parecían 100 veces más grandes de lo normal. Pude ver manzanas del tamaño de melones.

-¿entonces qué fue lo que ocurrió contigo?

-de todo el lugar, solo uno no crecía o florecía abruptamente. Un tronco de árbol. Gigantesco en tamaño, cortado casi hasta la base y además hueco. Con solo ponerle un techo hubiera sido una estupenda cabaña.

-“encontraras la solución…dentro del corazón” –susurró Sakura recordando las palabras del sapo.

-exacto…-sonrió apenas el rubio- me hubiera tomado la vida descubrirlo. Pero Kyuubi es mucho más listo y enseguida me hizo saber la respuesta. Ese tronco sin vida, en un lugar que rebozaba de ella, era el corazón del mundo. Así que sin pensarlo demasiado, me introduje allí y comencé a usar el modo ermitaño para conectarme a todo el lugar. Pronto, -dijo mirando a lo lejos con tristeza- descubrí que era mucho más de lo que podía manejar. Comencé a sentir todo a mí alrededor. Era como si pudiera ver en todas direcciones. Recorría vientos y mares en cuestión de segundos. Llegaba a cada punto de la tierra por más alejado y desolado que estuviera. Podía leer la mente de los animales. Podía conectarme a cada vegetal. Sentir como respiraban los ciervos, degustar la carne cruda en la caza del león. Sentir la rugosidad de un tronco en las garras del oso. Los arboles también se hacían parte de mí, el proceso de expulsar el oxígeno. El brillo del sol generando el crecimiento.


Sakura no podía decir nada. Era como si cada palabra de Naruto le llegara directamente al corazón. Podía sentir como le dolía ese relato. Lo que estaba contando no ameritaba ese dolor, así que por simple razonamiento ocultaba la parte difícil.

-los sentía morir, cortados, cazados, por el propio paso del tiempo. –Añadió el rubio- era como si me estuviera pasando a mí mismo. Uno, diez, cien veces. El mundo conectado a mi cuerpo y sintiendo todo su poder y su dolor. Poco a poco, los elementos de la tierra se unieron a mí. Podía sentir como el mar me contaba historias antiguas. Como el viento traía susurros de secretos. Podía sentir toda la furia del rayo cuando cae, el baile incandescente del fuego y la solidez paciente de la tierra para contenernos a todos.

-¿cuánto tiempo estuviste sintiendo eso?

-demasiado lamentablemente. Aunque para mí….fue como si solo minutos hubieran pasado. Mi cuerpo estaba rodeado de raíces y hojas. Habían florecido de mí, y la vida había ingresado a mi interior desplazando al Kyuubi.

-¿significa que el zorro salió de tu cuerpo? ¿Pero no has debido morir?

-otro tipo de energía reside ahora en mi interior. Sigo siendo un contenedor y tengo una misión.

-¿una misión? ¿Y quién te dio la orden?

-esa sakura-chan….es la pregunta correcta. Tal vez nunca lo hayas escuchado pero… En un principio, eran el círculo de los tres… y temo…que me estoy convirtiendo en uno de ellos.


Fin del capítulo.

arminius
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 750
Edad : 32
Localización en los prados verdes de mi imaginacion.
Nakus 55827
Top :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por arminius el Vie Jun 06, 2014 3:17 am

BESTIARIO:












arminius
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 750
Edad : 32
Localización en los prados verdes de mi imaginacion.
Nakus 55827
Top :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por orochi el Vie Jun 06, 2014 4:07 am

Muy bueno , me encanto  Onion**  , por lo que estoy entendiendo la entrada de los demonios desestabilizo el mundo y Naruto al entrar a ese tronco se conecto con el planeta mismo , y su funcion es estabilizarlo de nuevo (o eso supongo)

No es que me moleste (al contrario me encanta Onion**  ) pero se me hacer estraño ese interés que tiene Naruto por Ino , y ¿ habrá mas accion con otras chica ? Tenten es una buena opción , ( además que le agradece por salvarla de su vida de esclavitud) Oigh 

Y como lograra acercarse Sakura a el , por que parece que se aleja de ella por alguna razón.

Orochijackson esta interesado en los mundos alternos. ahí que tener un ojo en el Sannin .

Y Suna va para Konoha junto con los Binju .

Cada vez esta mejor este fic .  Onion ok 

P.S. : Chidas las imágenes de los demonios.

orochi
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 483
Localización en la tierra de izumo donde tomo mucho sumo
Nakus 5550
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Alex-Flyppy el Vie Jun 06, 2014 4:37 am

Muy interesante este Cap amigo, mas aun es grato saber en parte q fue lo q paso con Naruto para q decidiese irse de Konoha (Y fue x una Visión del Gamma_Sennin de Myobokuzan).

Aunq x la forma en la q lo explicaste me dio a entender de q Naruto se Vinculo con Todo el Planeta y tal vez sea x eso dicho cambio en él. Y me llamo mucho la atención saber q clase de energía circula x su cuerpo debido a q se recupero demasiado rapido.

y de paso Naruto tiene cierto Interés de "Congeniar" mas íntimamente con Ino Yamanaka (Sinceramente no me disgusta para nada, si se la qiere Coger.... Ps q lo haga), aunqe seria bueno para ella para así qitar el ESTRÉS q tiene (Y mas aun... Las ganas q tiene de tener una buena Cogida).

Espero q en el próximo Cap se expliques mas la razón del xq Naruto Cree/Teme q es un de los 3 Grandes (Si sera bueno o malo para él el serlo); Me despido y te deseo suerte, Ja-Ne.


Alex-Flyppy
Genin
Genin

Mensajes : 162
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Mixyic-Alex el Vie Jun 06, 2014 6:15 am

Que capitulo tan mas interesante, se han revelado muchos misterios muy importantes... parece ser que al fusionarse con el mundo esta energia hizo que su fuerza y recuerdos cambiaran (o comiencen a cambiar), falta ver en ¿que medida lo hizo y para que?, ademas de saber mas cosas sobre el grupo de los tres :O
Enserio revelaste cosas pero ahora me surgieron mas dudas jaja.

La parte de "aparearce” con Ino no me desagrada para nada, un leve NaruIno siempre es grato (aunque sea solo sexo) xD

Gaara y los Bijuus iran a Konoha, ahora si que se va a armar un gran ejercito, Sai se lucio al seguir sus instintos.

Me gusto el Bestiario, ahora ya puedo comprender mejor el aspecto de los demonios... si que se ven geniales.

Espero conti Arminius, vale la pena esperar por capitulos así. Saludos. Very Happy

Mixyic-Alex
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 334
Edad : 23
Localización En mi casa :D
Nakus 8350

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por felipeo el Vie Jun 06, 2014 6:47 am

oye no seas malo esta bien que estemos feos pero no es para que nos pongas en un bestiario Smile

felipeo
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 99
Edad : 21
Localización México
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FUERZAS DE LA NATURALEZA [+18] Capitulo 31 26/03/16

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:18 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.