Últimos temas
» Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 26: Una amenaza][19/10/2017]
Vie Oct 20, 2017 3:44 pm por CerezoIntenso

» ¡Esa Mujer!(+18)-capitulo 34(Segunda Parte: Algo Inesperado)/19/10/17
Vie Oct 20, 2017 2:01 pm por CerezoIntenso

» Sola (NS) [Capítulo 1]
Lun Oct 16, 2017 4:59 pm por narusaku

» Selección para clanes
Lun Oct 16, 2017 8:25 am por dreico

» Los Ninjas Son[+18][Capitulo 1: Conociendo amigos][Crossover][12/10/2017]
Sáb Oct 14, 2017 5:39 am por narusaku

» La Apuesta
Vie Oct 13, 2017 3:16 pm por CerezoIntenso

» Te veo..... (capitulo 8)... (01-10-2017)
Vie Oct 13, 2017 7:05 am por CerezoIntenso

» Las estrellas. Capítulo 2. 11/10/17 [+18]
Vie Oct 13, 2017 4:01 am por alexad_uzumaki

» Hola a todos!
Miér Oct 11, 2017 8:05 pm por Rukei

That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

• Luciérnaga [TP]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

• Luciérnaga [TP]

Mensaje por marifa el Miér Ene 22, 2014 8:12 am

“Luciérnaga”


El volar de mil de luciérnagas le recordó
que se puede hallar amor en la profunda oscuridad…


Fugaz, como las luces repentinas que aparecen y desaparecen. Sorpresivo, como la suave lluvia que explosiona del cielo robando suspiros. Ella mira desde su ventana la oscuridad amenazadora. Sus dedos delgados toman las telas color crema apartándolas, queriendo mirar más allá de lo que sus ojos no pueden observar. Dentro, la pequeña lámpara sobre la mesa enana es su única luz. Su corazón se emociona, le hace recordar. La noche se vuelve aún más profunda. Las gotas nacidas de las nubes grises desaparecen. En medio de las sombras, la fortuna le regala una danza de brillos.

Sus pies descalzos tocan la tierra empapada. Un escalofrío embarga su cuerpo, desapareciendo instantes después por la agitación del espectáculo. Los días en aquellas fechas siempre fueron húmedos; podría odiar el tener que mirar la lluvia desde su lumbrera, pero amaba la danza de los insectos centellantes cuando esta moría. Desde hacía poco, las luciérnagas le recordaban al otro —“Pequeños relámpagos amarillos”—. Pensó.

El cabello largo más allá de la cintura se pegaba al rostro, ocultando las facciones sonrojadas, imitando el color de sus hebras. Su corazón dolía o eso creía, la pequeña no sabía que su corazón se emocionaba ante el recuerdo del joven. Pero si reconocía que anhelaba reencontrarlo. Le gustaba como se escuchaba su nombre nacido de sus labios. Le encantaba mirarse reflejada en el azul celeste de sus orbes. Pero sobre todo, su simple presencia le hacía no sentirse más sola. Con él se sentía acompañada, con él se sentía muy feliz.

—Minato— apenas fue capaz de decir en un susurro quedito.

Ocultó sus labios bajo las pequeñas manos y la presión en su pecho se volvió aún más intensa. Los pies se incrustaron en la humedad de la tierra ¿Qué le estaba ocurriendo? Cuando había llegado a ese momento en que todos sus pensamientos le pertenecían a él. Porque ella sonreía al recordarlo, ella entristecía al no tenerlo cerca. Quizás, tan solo… era porque el joven era el único que le trataba con amabilidad.

—Kushina-chan— dijo él. Sonriendo con una mueca enorme.

Le sorprendió. Ella le encontró tan cerca, que casi podría sentir el aroma de su cuerpo. Le apresó con su mirada y sintió cobardía, ocultó sus orbes de los opuestos. Quizás le abría escuchado; la sola idea hizo que su corazón bombardeara, pero él no decía nada. De nuevo persiguió el rostro que le encantaba y sus labios imitaron los contrarios. Era fácil sentirse a gusto, cuando era la única espectadora de la calidez de su mirada, la paz que le ofrecía su sonrisa. Un hormigueo le recorrió la espalda, cuando él se acercó a ella. Si, quizás él si era importante.

—Tú cabello es hermoso— Le dijo mientras las hebras se deslizaban por sus manos, mirándola a lo profundo de los ojos. Para Kushina, él era hermoso.

Deslizó las manos por su espalda encima de los cabellos rojos, hasta aprisionarla en un abrazo que ella no se esperaba. Cuando su mejilla sintió el pecho del otro, fue testigo del acelerado corazón que palpitaba ansioso. Ella cerró los ojos y logró advertir que el suyo parecía moverse al mismo tenor. Era el mismo sentimiento.

—¡Te amo!— Confesó él —¡Te amo Kushina, te amo!— dijo casi con desesperación.

La frase se amoldó en su cabeza y se regó por su cuerpo. Era amor, así se sentía ser amada. Era tan dulce, también cálido. Podría decir que se sentía protegida, como nunca antes lo había sentido. Deseaba reír y llorar de felicidad al mismo tiempo. Le impresionó notar sus mejillas humedecidas por las lágrimas antes de terminar su último pensamiento, sus manos amoldándose en el cuerpo del otro.

—Yo también…— Respondió, con una timidez difícil de encontrar en ella.

Kushina logró escuchar el susurrar de un “gracias” y un reír quedito mientras la prisión de sus brazos era aflojado. Él quiso mirarla de nuevo al rostro, embobado le observó por largo tiempo. Deslizó los pulgares por las mejillas limpiando las lágrimas y acomodo el cabello por detrás de los hombros.

—Tú rostro también es hermoso.

Sin perder un segundo más, él beso las mejillas sabor a sal. Primero la derecha, después la izquierda —Te amo— volvió a repetir, tan cerca del rostro femenino que ella logró sentir el aliento contrario sobre su boca. Aprisionó los labios, con la ternura de quien ama con intensidad. Con la pureza del primer amor.

Ella sintió millones de mariposas revoloteando en su estómago, pensó por un instante si él se sentiría igual, más era evidente lo transmitido en aquel gesto de amor profundo. Sus ojos se abrieron cuando los labios fueron liberados. Los rostros eran iluminados por los pequeños insectos incandescentes. Testigos de la unión de dos almas iguales.

—¡Te amo!— al fin pronunció  ella —Mucho...
• •

Esta historia fue creada como regalo de amigo secreto para Layla-chan
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 563
Edad : 33
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • Luciérnaga [TP]

Mensaje por DavidKAZE121 el Dom Feb 02, 2014 4:56 pm

Buen shot Marifa!!! Me gusta mucho el Minakushi, sigue así.

Un saludo, David.
avatar
DavidKAZE121
Consejo de escritores
Consejo de escritores

Masculino Mensajes : 637
Edad : 20
Localización En donde menos esperas
Nakus 9550
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.