That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

El sensei [TP] [28/12/13] [OS]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El sensei [TP] [28/12/13] [OS]

Mensaje por Obito_Madara el Dom Dic 29, 2013 6:56 am

Bueno, lo prometido es deuda (? xDDD Aquí esta lo que te prometí cuñadita!!! jajajaja. Es la primera vez que escribo un fic con esta pareja. Pero bueno, hice lo que pude (?

Espero te guste principalmente a ti, y a todo el que lea esta historia!! ^^


El sensei:

El sol impactaba en mis orbes, provocando que los entrecerrara sin poder tener una buena visión, observaba todo borroso desde el lado externo de la puerta de mi casa. Lo único que podía percibir era una suave brisa chocando con mi rostro, provocando que mis rosados cabellos se ondeen a la par de la misma. Apenas pude acostumbrar mi visión, comencé a caminar lentamente, entrando a la multitud. Era fin de semana, las calles de Konoha se encontraban repletas de gente, los niños jugaban entre sí aprovechando el hermoso día que hacía hoy. Uno de ellos chocó contra mis piernas y me dijo “Lo siento señorita, que tenga buenos días”, le dije que no había problema y le sonreí. El pequeño se sonrojó y se fue corriendo a donde sus amiguitos.

Mientras seguía caminado, observaba a las familias pasear juntos, a los comerciantes ofreciendo sus mercancías donde me paré en algunos puestos a mirar algunas cosas que me llamaron la atención, de algunos lugares salí espantada, por el constante acoso para que comprase algo. Luego me relajé y crucé mis manos por detrás de mi espalda, para seguir observando cómo la gente seguía rondando los lugares en familia y hasta a veces saludándome.

Mis pasos eran lentos pero constantes, sin un rumbo fijo, pero sí con un propósito, ir a ese lugar donde lo vi por primera vez, esa plaza, donde jugaba de pequeña con mis amigas y amigos, donde reinaba la inocencia. En ese momento no sabía que ibas a llegar a ser alguien tan importante para mí. Tuvieron que pasar unos cuantos años para darme cuenta de que esto que sentí por ti era tan intenso. No puedo evitar sonreír ante esos recuerdos y muchos otros más, me era imposible olvidar algo en lo que tú estuvieras involucrado.

Entre mis pensamientos y recuerdos, conseguí llegar a la preciada plaza, dueña de tantos recuerdos, estaba vacía. Eso me resultó raro, miré para todos lados, buscando algún pequeño que esté escondido, preparado para alguna jugarreta. Pero nada… Así que decidí sentarme en la hamaca de siempre.

En parte me gustó eso, podía recordarte tranquila y sin gritos molestos. Me encantaba recordar tu cara, tus ojos, tus labios, todo de ti. No es que no te viera nunca, es más, nos vemos casi todos los días. Hasta hablamos todos los días, tenemos una gran relación, pero… no tenemos el tipo de relación que me gustaría tener, no me atrevo a decirte lo que siento. Mi corazón dice “Vamos, hazlo”, pero temo al rechazo. No podría soportar un rechazo de tu parte.

Eso solo me llena de frustración, pero un grito me saca de mis pensamientos.

-¡Sakura!- Oí gritar a alguien, al levantar la vista, veo a Naruto acercándose a mí a toda prisa ¿Qué le sucederá? ¿Se habrá peleado con Ino de vuelta?- Te he estado buscando desde hace rato, pero supuse que estabas aquí- Continuó algo agitado, apoyado sobre sus rodillas mientras jadeaba al hablar.
-¿Qué sucede Naruto?- Pregunté sin mostrar mi molestia al hacer que vuelva de mis pensamientos.
-Es el sensei, quiere que en dos horas nos veamos en el campo de entrenamiento número 7- Contestó ya más tranquilo, y con su característica sonrisa- Pero eso fue hace como una hora, así que es como en una hora- Continuó rascándose la nuca y riendo un poco, cosa que hizo que me molestara más aun.
-¡¿Y ahora me vienes a decir?!- Grité enfadada, necesitaba verme bien para ir a ver al sensei.
-Pero si tienes una hora, solo vamos a entrenar- Dijo algo confundido por mi reacción- Además solo te falta la bandana para estar como siempre- Agregó, solo para hacerme enojar más que antes.
-¡¿Eso a ti que te importa?!- Seguí gritándole, por sus comentarios inapropiados- Si no fueras el novio de mi amiga, te mataría- Continué amenazante, provocando que su rostro palideciera un poco.
-Bueno, bueno, lo siento- Se disculpó. No podía lastimarlo, sino después tendría que soportar algún sermón de Ino- Además, como si te gustara el sensei jajajaja- Ese comentario no lo esperaba y comencé a ponerme nerviosa, así que solo lo corrí del camino y me despedí con la mano para ir a mi casa, dejándolo aun más confundido por mi repentina huida.

Comencé a saltar de tejado en tejado, para llegar a casa lo antes posible. Debía verme lo mejor posible para dentro de una hora, sin exagerar, después de todo Naruto tenía razón, solo era un entrenamiento. Además sería muy obvio, si me arreglo demasiado.

Creo que solo tomaré una ducha y peinaré bien mi cabello. Seguí mi camino recorriendo los tejados con una pequeña sonrisa en mi rostro. Siempre que sé que voy a verte, no puedo evitar sonreír. Creo que estoy obsesionada…

Al llegar a unas pocas casas de la mía, decidí bajar a tierra firme. Recorrí los últimos metros caminando hasta llegar a la puerta de casa y así entrar para ducharme y arreglarme. Como de costumbre, no había nadie en casa, era raro que mis padres estén en casa un fin de semana. Pero ese no era un detalle a tener en cuenta ahora. Procedí a subir las escaleras de madera, que rechinaban a cada paso que daba y me dirigí hasta el baño para darme una ducha rápida.

Había sudado mucho en el camino, por culpa del radiante sol que a esas horas estaba intratable. Necesitaba esa ducha urgente para refrescarme y poder estar lo más bella posible para él.

Apenas terminé de ducharme, fui a mi habitación, me sentía fresca como lechuga. Solo tenía una toalla alrededor de mi cuerpo tapando mi desnudes pero también tomé una toalla pequeña para secar mis cabellos lo mejor posible. Al terminar, agarré mis ropas de siempre y comencé a vestirme, solo faltaba arreglar mi cabello con el cepillo y ya estaría lista para ir al entrenamiento. Que ironía ¿No? Me baño para ir a entrenar. Cada vez estoy más loca, pero todo sea porque tú me veas bonita.

Ya estaba lista, por suerte aún tenía unos 10 minutos para llegar al campo de entrenamiento, Salí rápidamente de casa, y fui a un paso acelerado a mi destino, todos seguían disfrutando de los paseos familiares o comprando lo que ya sería el almuerzo, eran las 10:53 de la mañana ya…

Si seguía distrayéndome no llegaría a tiempo, debía dejar de mirar las tiendas y mirar solo al frente. Pasé todos los comercios exitosamente sin mirar ni un solo mercader ofreciéndome cosas que normalmente me atraían y hasta terminaba comprando. Pero ya no había distracción alguna en mi camino para llegar tarde, me quedaban un par de minutos para estar en el campo de entrenamiento, lo justo y necesario. Me dispuse a relajarme y caminar más tranquila. Conforme daba cada paso, se empezaba a divisar el campo de entrenamiento Nº 7. Cuando estaba solo a unos pasos del lugar, noté que no había nadie aun. Suspiré resignada, siempre me pasaba lo mismo. No tuve más remedio que entrar y recostarme sobre un árbol. Volviendo a perderme en mis pensamientos.

Fue así hasta que sentí una mano sobre mis hombros, era tu mano… no te había visto pera ya hasta reconocía el olor de tu esencia. Me sentí algo apenada de no sentir tu presencia antes, pero eso ya no importaba.

Me levanté de mi lugar rápidamente y algo tosca, me di vuelta y te vi allí de cuclillas, con una sonrisa, no era una amplia pero sí era sincera, justo como me gustaba a mí. Tus cabellos negros atados en una coleta se ondeaban con el viento, tus ojos negros estaban enfocados en mí. En estos momentos me sentía una estúpida, no sabía bien que hacer, es decir, no quería caer en la obviedad de las estúpidas “fangirls”, pero me encantabas.

-Buenos días Itachi-sensei- Fue lo primero que dije luego de unos segundos, sin titubear y con una pequeña sonrisa parecida a la tuya, noté un pequeño cambio en el tono de tu piel, algo más rojizo. Pero debe ser por el sol, o solo imaginación mía.

-Buenos días Sakura- Me respondiste mientras te levantabas de esa posición al lado del árbol, y yo me sentía incomoda, pero no porque tú me incomodaras, sino que no sabía bien cómo actuar cuando estábamos solos.
-Qué raro que aún no llegan Sasuke y Naruto- Saqué un tema, para romper el hielo y poder llevar una conversación amena, hasta que llegaran esos dos.
-No vendrán Sakura- Me dijo con certeza, dejándome confundida.
-¿Y por qué no van a venir?- Pregunté desconcertada y comenzando a ponerme nerviosa- Naruto fue quien me avisó de esto- Insistía.
-Yo les dije que no vengan- Respondió aparentemente tranquilo. Tenía que tranquilizarme, debía ser alguna misión fácil o algún recado. Tranquila Sakura…

Él comenzaba a acercarse poco a poco donde estaba yo, sentía su calor y su esencia cada vez con mayor intensidad. Mi piel se erizaba a cada centímetro que se acercaba, mis labios se secaban y temblaban de los nervios. No sabía qué iba a hacer, ni qué tenía planeado, ni nada. Quería hablar pero las palabras no salían, ni lo iban a hacer si seguía acercándose a mí.

-¿Q…Qué suc…?- No había terminado la oración, sus labios se encontraban unidos a los míos. Mis ojos estaban más abiertos que nunca en mi vida, mi sorpresa era indescriptible, tanto que después de un buen rato, decidí cerrar los ojos y comenzar a corresponder el beso que tanto había añorado durante todos esos años.

Sentí sus manos en mis caderas, acercándome más a él, luego rodeándome con sus brazos para no escaparme. Lo gracioso era que él no sabía que yo nunca escaparía de ese lugar y momento que siempre soñé. Pasé mis brazos por arriba de sus hombros y comencé a acariciar su nuca, revolviendo sus largos cabellos. Al rato nuestros cuerpos fueron entrando en calor y nuestras bocas abrieron el paso a la lengua del otro, para comenzar una que nunca querría que terminase. La pasión cada vez inundaba más nuestros cuerpos y se demostraban en nuestras acciones. Él bajó sus manos a mi trasero y comenzó a apretar mis nalgas, debo admitir que me sorprendió, pero también que me gusto.

Esto no iba a terminar en una cena romántica o sentados en el verde césped mirando las estrellas mientras nos decimos cosas bonitas. Pero… ¿Por qué está sucediendo esto? ¿Y si juega con mis sentimientos? ¡No! Itachi-sensei no sería capaz de hacer eso. Aunque él no sabe que yo lo amo ¿O sí sabe? Mis pensamientos estaban engañándome y provocando una gran confusión entre mi cerebro y mi corazón. Pero no podía dejar eso así, debía asegurarme.

-¿Pasa algo malo Sakura?- Preguntó con una notoria preocupación. Me sentí algo culpable por provocar eso.
-¿Qué quieres de mí?- Pregunté, dejando de lado todo formalismo de alumna a sensei, pero debía ser directa y tener las cosas claras lo antes posible.
-¿A qué te refieres?- Volvía a preguntar con notoria confusión e inseguridad.
-Si esto va en serio… a eso me refiero- Contesté tratando de sonar lo más seria posible, dejando de lado mis nervios e inseguridades.
-Sakura- Respondió dejándome en la expectativa de lo que iba a decir, mi cuerpo cada vez se ponía cada vez más tenso a pesar que fueron solo pocos segundos los que separaron sus dos oraciones -Tú me gustas mucho, y desde hace tiempo- Continuó hablando, provocando aún más nerviosismo y tratando de contener la euforia al escuchar esas palabras- No, mejor dicho… Yo te amo Sakura- Culminó derritiendo todo mi ser, eso sí no lo esperaba, mi corazón latía a mil por hora, no pude evitar dejar caer unas lágrimas de mis orbes, estaba muy emocionada- Lo siento Sakura, dije algo que no debía ¿Verd…?- No pude esperar a que termine de hablar y me abalancé a sus labios, no necesitaba oír nada más, creía en sus palabras, él me amaba, yo lo amaba. No necesitaba más que eso.

Nuestro beso apasionado volvió a perdurar por unos largos minutos, nuestras lenguas volvían a luchar sin cesar, nuestras manos recorrían el cuerpo del otro de la cintura para arriba, no había más dudas, no más miedos, solo certezas y amor.

Por culpa de la falta de aire tuvimos que separarnos, apenas nos separamos, abrí mis ojos y tenía los de él mirándome fijo y con una encantadora sonrisa.

-Te amo- Le dije abrazándolo y dándole un dulce y corto beso, devolviéndole la sonrisa.
-Yo también Sakura- Respondió acariciando mi rostro con el dorso de su mano haciéndome sentir una sensación hermosa, y un cariño que nunca antes había sentido en mi vida- ¿Por qué no vamos a caminar y a comer algo en casa?- Me preguntó sin dejar de acariciar mi rostro. Yo solo asentí a su petición y me abrasé a su brazo izquierdo, para comenzar a caminar sin rumbo fijo, para terminar de pasar el día más feliz de mi vida, con la persona a quien más amaba en el mundo, sabía que desde ese momento, mi vida sería justo como siempre la había deseado. Porque estaba con quien más había deseado estar en mi vida. Y así seguimos caminando hacia el centro de la ciudad, comenzando a trazar un camino donde siempre estaríamos juntos, apoyándonos, peleándonos, riéndonos, pero sobre todo… amándonos.

FIN


avatar
Obito_Madara
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 850
Edad : 25
Nakus 16880
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El sensei [TP] [28/12/13] [OS]

Mensaje por PapitaahAK el Dom Dic 29, 2013 10:16 am

OBI-CUÑISSSSSSS!! ¡Me has saciado el hambre ItaSaku de la otra vez! Por ahora
¡Ha estado demasiado sepsi! *^* el argumento que creaste dio justo en el blanco, crear algo con estas parejas suele ser bastante dificil y tu lo has hecho un lindo shot ¡siendo la primera vez!
El beso... oh... el beso  Oigh Oigh Te juro que no se fdasfasfas ¡fue demasiado sexy-sensual-hermoso-tierno-caliente! *^* simplemente se adecuo a la perfección.
Me sorprendio que hayas elegido narrar con Sakura, cuesta ponerse en el lugar del otro género y al parecer no te ha costado mucho escribir pensando que eres chica (?).
Bueno querido cuñado que me hace lovearlo mas con este shot *^* ¡Me ha gustado en cantidades enormes! Espero que pronto me hagas otro
Gracias por dedicar parte de tu tiempo a escribirle algo a tu cuñadita  Oigh 
¡Espero moar de tus trabajos!
Un abrazo Obi-cuñis!
 Onion bye


Última edición por Kim-chan el Lun Dic 30, 2013 9:45 am, editado 1 vez

_________________
ABRELO E IMPAKTATE. :

Regalus♥️ :



F U C K  T H E  L O G I C~

~Kim-Chan
avatar
PapitaahAK
Clan Genbu
Clan Genbu

Femenino Mensajes : 187
Edad : 18
Localización Viñacity x3
Nakus 6175
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El sensei [TP] [28/12/13] [OS]

Mensaje por LimaAxG el Dom Dic 29, 2013 11:53 am

Esto me recuerda tanto a cosas vividas, es muy muy identificable con la vida real, de verdad me ha encantado de principio a fin... Cuando Sakura se derritió con el beso yo también me derretí jajajaja fue demasiado osom  Onion *o*
te felicito niisan, para ser la primera vez que escribes de la pareja te ha quedado genial.
Matta Ne!

_________________
 GrammarNatzi 



stuff:
avatar
LimaAxG
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 745
Edad : 25
Localización Algún lugar en la Tierra owo
Nakus 10925
Posesiones :

https://join-adf.ly/15577897 <-REGÍSTRATE ACÁ



Ver perfil de usuario https://join-adf.ly/15577897

Volver arriba Ir abajo

Re: El sensei [TP] [28/12/13] [OS]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.