Últimos temas
» TAN SOLO UNA NOCHE (+18) 02-12-15
Vie Oct 19, 2018 5:42 am por mayasorita

» Padre e Hijo.(Shop)
Vie Oct 19, 2018 5:40 am por mayasorita

» Vuelta Narusaku
Jue Oct 18, 2018 4:06 pm por PJXD23

» Pleasures of the night
Jue Oct 18, 2018 7:15 am por alexad_uzumaki

» Nuestra historia [TP] [24/2/2018] [1/1]
Jue Oct 18, 2018 6:39 am por mayasorita

» El dolor de perderte
Jue Oct 18, 2018 6:31 am por mayasorita

» Cierre de Fanfics
Miér Oct 17, 2018 5:22 am por mayasorita

» Dreams Come True, Por Celious, Traducido por mi [C] Español Actualizado 13/10/2018
Dom Oct 14, 2018 7:24 am por chusfoose

» Ayuda para conseguir un fanfic
Lun Oct 08, 2018 11:16 am por ipulsar

That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

• The Moon (+13)

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por marifa el Jue Oct 18, 2012 7:49 am

Muchísimas gracias por sus comentarios y perdón por la tardanza. Intente enserio responder en este capítulo todas sus dudas, pero fue imposible, en realidad creo que no conteste ninguna, jajaja… Perdón, pero necesitaba esta transición para explicar bien lo que paso en el pasado de Sakura. En cuanto a sus comentarios, les explico:

• Estefi chan: No te preocupes, que ellos no se están casando TODAVIA, apenas están formalizando su compromiso, pero como viven en una monarquía el hecho de comprometerse como futura princesa heredera le da la potestad de vivir en el palacio. Y sabes Sakura esta viva, pero no te puedo decir más…

• Namikaze_Minato: Perdón por no responder a tus preguntas en este episodio, en el próximo prometo que lo intentare. Respondiendo lo que puedo
¿Sakura y Naruto ya tuvieron relación? Digamos que por ahí esta naciendo una
¿Es Hiashi Hyuga quien quiere matar a Sakura? Él quiere poder, es capaz de hacer cualquier cosa.
¿Sakura y Naruto no se reconocerán cuando se vean? No sé… jajajaja!!!!
¿Sakura ha perdido la memoria? Si, esta desmemoriada la pobre.

• moi-06yoyo: En cuanto a quien quiere Naruto, creo que con este capítulo podemos deducir en quien empieza a interesarse.

• eliannar: Muchas gracias. Si, Sakura no tiene memoria, así que puede sentir, pero no recordar. Ya veremos como avanza la historia.

Sin más, les dejo el nuevo episodio.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


CAPITULO IV

"Memorias de la Luna"


“No se puede embotellar la luz de la luna, no importa cuanto uno lo desee”
Lee Kyu Bo


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Shizune- Llamó la mujer.
-Mi señora- Mostrando una reverencia.

Ignorando las grises nubes que bailaban sobre sus cabezas, las mujeres miraron a su alrededor, sacerdotisas vestidas con quimonos negros con detalles blancos y varias cintas de colores dispuestas en su cintura, bendecían y exorcizaban cada esquina del Palacio.

-¿Cómo van los preparativos? ¿Han colocado cado uno de los sellos en su lugar?
-Todo va según sus órdenes. Sakura esta a cargo de ello-
-Hoy deberás cuidar cada uno de sus pasos-

Shizune la miro extrañada y su rostro evidencio que tenía muchas dudas, desde la noche anterior su mentora y amiga, actuaba de manera diferente y no entendía si aquellos cambios eran una causa directa de Sakura.

-Gran sacerdotisa- llamando su atención -No pretendo ser descortés, pero podría saber de qué o de quién debo cuidarla- la miro en silencio unos segundos- Si no soy capaz de saberlo ¿Cómo puedo ayudarla?- Pregunto.
-Sabes que confío en ti- la joven asintió- Esto es la fábula sobre una luna y un sol –Miro a su compañera –Te contare sus historias, rezo para que ellos sobrevivan a lo que viene–

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Mirando al angelito que llevaba en brazos, Mebuki Haruno sonrío y echo un vistazo a su joven hijo que ansioso conocía el pequeño ser acorrucado en el pecho de su madre. De cabellos rosas como los cerezos y de verdes ojos, le miraba con asombrosa ternura.

-Ella es verdaderamente hermosa- Dijo Mebuki Haruno -Sai ¿No es tú hermana pequeña realmente bella?-
-Si, mi hermanita es muy bonita- Sonrío el niño, mirando a la pequeña bebé.
-Niña tú nombre es Sakura, Sakura Haruno- Le dijo con cariño –Tú padre te nombro así- Acaricio sus regordetas mejillas- He encontrado una joven dama que me ha dicho que serás muy importante para esta nación. ¿Lo serás, verdad?-

Sakura tomo el brazo de su madre y le impidió seguir hablando.

-Madre porque me recuerdas esas cosas, me dan pena- Dijo la joven de 11 años.
-Pena- Sonrío –No vuelvas a escaparte-
-Yo solo...- Miro a su madre quien estaba enojada.
-Hablaremos con tú padre más tarde este asunto- Le amenazo –Ahora tenemos que ir junto con tú hermano.

La joven dama suspiro, sabía que aquella noche tendría una larga conversación con su padre y seguramente sería castigada por su mal comportamiento. Acomodo un mechón rebelde detrás de su oreja y se dirigió junto con su madre a la plazoleta principal del Palacio de Kitsune. Estando allí, y puesta en puntillas busco entre la gran cantidad de jóvenes a su hermano mayor por seis años; un muchacho alto de tez pálida y negros ojos, era el suspiro de muchas de las doncellas de la aldea y por supuesto del palacio. Hoy sería galardonado por el mismo Rey, orgulloso tomaría en sus manos el certificado de excelencia, gracias a sus notables calificaciones en el Servicio Civil.

-Sakura- le llamo su madre- Justo ahí esta tú hermano- Señalándolo –Mira, a su lado esta Sasuke, aunque no es tan guapo como mi hijo.
-Madre, no digas eso en voz alta-
-Sabes, él otro que esta a su izquierda se llama Shikamaru Nara, ellos dos son los mejores amigos de tú hermano- comento -Los mejores estudiantes de literatura y armas, son alumnos de tu padre- dijo orgullosa

La actividad concurrió con notable tranquilidad y el inicio del crepúsculo se asomaba en el horizonte. Contenta por las experiencias vividas aquella tarde, Sakura se dirigió al pequeño carruaje que la llevaría a casa, un cajón de madera cuidadosamente adornado con detalles en flores, tenía una puerta en un costado y en el otro una ventanilla, el mismo era guiado por los fuertes hombros de cuatro sirvientes, uno en cada esquina. Dos golpecillos sonaron en la fuerte madera.

-Señorita, esto es para usted- Dijo una dama de la corte –“Era un paquete envuelto en fina ceda”
-¿Para mi?- Miro confundida el envoltorio -¿Quién lo ha enviado?
-Me ha indicado que lo sabrá si mira su contenido- explico –Además, también deberá recordar el estanque de lotos- indico -¡Con su permiso!

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Su majestad porque lleva esas ropas- Pregunto el Eunuco Kakashi -¿Qué tiene en esa bolsa?- Arrebatándola de sus manos –Comida, dinero, hasta un mapa ¿Pretendía escapar?- Le reclamo.
-¿Desde cuando tengo que darte explicaciones?-
-Si el Rey llegara a saber esto…-
-No creo que le importe mucho. Más importante ¿Entregaron la nota?

El muchacho salio de la estancia donde le estaban interrogando y sonrío desganado “Si supieras que soy el Príncipe Heredero” pensó “supongo que fastidiarías aún más…” Envío sus brazos hacia atrás, donde apretó su mano contra su muñeca, soltó un gran suspiro “Pero después de todo… probablemente no habrá ninguna razón para que tú y yo volvamos a encontrarnos.”

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Antes de darse cuenta Sakura ya estaba en su habitación, desato con presura los hilos dorados que lo envolvían. Observo una nota dentro del mismo, la que leyó con cuidado. “Aunque hay muchas cosas que quiero decir no puedo decirlas. Cuánto más pienso en ello, más me enfado, y más injusto me parece”

-¿Qué clase de mensaje es este?- se pregunto.

Arrugo su fruncillo e intento buscar el significado de aquellas palabras, pero no las encontró, analizó un par de líneas más que quedaban “Soy como el sol, quien todos admiran y que no pueden tocar, podría dar calor, pero lograría también quemar” poso sus delgados dedos sobre sus barbilla, intentando entender.

-¿El sol?- se dijo a si misma –Creo que lo sé- se levanto de golpe -¿La monarquía?– abrió sus ojos en demasía y de inmediato se dejo caer sobre sus pantorrillas -¿Podría ser realmente?- tartamudeo.

Aquella noche Sakura noto que no podía dormir, estaba terriblemente nerviosa, si sus suposiciones fueran verdaderas aquel mensaje había sido enviado por el propio Príncipe Heredero, situó sus manos sobre su cuello “-No es una carta condenándome a que cometa suicidio ¿verdad?”- Pensó la joven.

Salio al jardín trasero de su casa, y se aterro de lo que sería su vida a partir de ese momento, no solo había llamado al príncipe heredero ladrón, sino también pervertido. De su boca se escucho un lamento y deseo no haber sido tan imprudente aquella mañana, seguramente tanto ella como su familia estarían en un gran problema. Se golpeo la cabeza varias veces y súbitamente noto como pequeños pétalos caían incomprensiblemente del cielo, lo siguiente fue encontrarse sumergida en un trance, por un momento perdió el aire y su vista se nublo. Escucho una voz lejana que luego se hizo más fuerte, cerró sus ojos y luego los abrió intentando enfocar y allí lo vio.

-Hola- Él le regalo una sonrisa y ella se quedo en silencio por unos segundos.
-Usted es el príncipe heredero- le consulto nerviosa.
-¿Tú que crees?-
-Me gustaría que no lo fuera – él volvió a sonreír -La razón de su visita es porque me ha perdonado – él carcajeó – Si no es así esta tratando de asustarme. Por favor dígame qué significa- él le miro una vez más y extendió su mano en señal despedida.
-Por favor no se vaya-

Sakura salio de su trance aturdida, su corazón palpitaba con fuerza y no entendía como pudo conversar con el espíritu de su alteza, peor aún, como había conseguido hacer algo así. Se volvería loca si intentaba buscar respuestas a sus preguntas y decidió a como fuera, que tendría que disculparse con su majestad y pedir el perdón de ella y su familia.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-¿Hermano será profesor del príncipe heredero?- pregunto sorprendida.
-Ha sido seleccionado como profesor de literatura- dijo su madre.


-No es usted muy joven para ser profesor- pregunto el príncipe.
-Lo siento su majestad, pero le aseguro que daré mi mejor esfuerzo-
-Esto es patético, yo hijo predilecto de Konoha, como puedo ser instruido por un adolescente- arrastrando entre dientes aquella última palabra.
-Su majestad, si no le molesta déme una oportunidad –
-Si, si, que más da- le dijo indiferente -¿Cómo te llamas?
-Sai, su excelencia… Sai Haruno-
-Tú, tú… eres el hijo del Jefe de los Eunucos- le grito.
-Así es, del noble…- fue interrumpido-
-¿Tienes una hermana menor?- Sai asintió- ¿Qué clase de persona es ella?
-¿Perdón?-
-Ya sabes- carcajeo, al sentirse acorralado –Vivo encerrado acá, me gusta saber de mi pueblo y por supuesto de la familia de mis maestros- mintió.
-Príncipe Heredero, es el momento de concentrarse en sus estudios, no creo conveniente perder el tiempo en historias familiares- le subrayo.
-¡Auch! Yo solo quiero saber – le dijo en tono de orden. Sai le miro derrotado.
-Todas las noches leo con mi hermana, le encanta tener discusiones profundas- Sai sonrío y el príncipe le miro atento –Le encanta instruirse aunque no es muy común entre las damas de la nobleza- le explico.
-Ella es tan distinta a mi hermana menor- dijo el príncipe – La princesa Ino, solo conoce los caracteres chinos del cielo y la tierra, aparte de eso, es tan…
-Señoría, no debería expresarse así de la princesa- le miro –Por favor comencemos con la lección.

Después de las enseñanzas impartidas por el joven Haruno, Naruto se dirigió a sus aposentos reales; cuando le fueron abiertas las puertas, noto sobre su mesa un papel extendido sobre ella, al acercarse, noto como estaba deliciosamente adornado y con una exquisita letra. Lo miro serio y curioso, al leer las primeras palabras se sorprendió de quien venía “-Sakura Haruno-“ dijo en voz alta.

-Has visto Kakashi- dijo el príncipe –Esa niña me ha enviado una carta, a mi- Él hombre le volvió a ver desde una esquina de su habitación, donde siempre estaba.
-Parece ser así mi señor- respondiendo –De todos modos, ¿qué es lo que dice?- El eunuco intento mirar las letras, pero una mirada asesina de parte de Naruto se lo impidió, haciéndolo retroceder.
-Es un poema de Lee Kyu Bo-

“Un monje que vivía en las montañas quería poseer la luz de la luna. Un día vio la luz de la luna flotando sobre su botella de agua y entonces la llenó aún más. Pero una vez en el templo se dio cuenta, que si inclinas la botella y la viertes, la luna desaparece. No se puede embotellar la luz de la luna, no importa cuando uno lo desee”.

Por eso majestad no me guarde rencor por un error infantil. Por favor olvide lo que pasó en el palacio. Estoy reflexionando mi error.

El príncipe sintió una suave calidez en su corazón al leer aquellas palabras “-Parece que has adivinado quien soy-“ dijo Naruto “-Olvidar lo que paso-“ sonrío “-Pensé que era inteligente, pero es una tonta-“ tomo la carta y cuidadosamente la doblo “-Cómo podría olvidarme de ti?-“

Naruto no se daría cuenta hasta unos días después, que desde ese instante, no es mentira, que desde la primera vez que vio a Sakura, se había enamorado de ella.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Quiere decir que el príncipe heredero se dejo seducir por un simple maestro- la joven carcajeo- Y que es apenas tres años mayor que él.
-Por favor, señorita baje la voz. No es digno de la hija del Rey-
-Debo conocer a ese profesor-
-Señorita, no puede ir a los aposentos de enseñanza- le solicito -Princesa, princesa. No… vuelva por favor-

Aquella joven no podría llamarse discreta, de cabellos largos dorados y ojos color cielo, era una belleza a pesar de su corta edad. Al igual, era imprudente y gozaba de un carácter escandaloso. Esa tarde buscaría al joven que ridiculizo a su hermano, por supuesto se burlaría de la conveniente situación. Marchó presurosa hasta donde se encontrarían, pero no los localizó. Decepcionada llamo su atención, ver a un joven alejarse.

-Ese es el profesor Princesa Ino- le dijo la dama de la corte.
-¿Él?

Se dirigía justo a donde se encontraba, pero sus piernas no se lo permitieron, como si una carga eléctrica hubiese pasado sobre su cuerpo, Ino quedo paralizada al encontrarse con los inexpresivos ojos negros de aquel joven, con aquel hermoso rostro y su cuerpo exquisitamente trabajado. Si hubiese conocido la vergüenza, se daría cuenta que era aquello lo que sentía en el momento, como si no fuese dueña de sus actos, sus piernas se movieron y le dio la espalda, coloco sus manos sobre su cara hasta que él se marcho. Esa tarde se había dado cuenta, deseaba a aquel hombre e intentaría tenerlo para ella como fuese..

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


En la Sala del Trono, el Rey Minato y varios nobles mantenían una reunión.

-Una acompañante- dijo el Rey
-Así es- exclamo Hiashi Hyuga –Al igual como lo hacen las hijas de los nobles, debemos buscarle una compañera de estudios a su hija-
-Me parece una buena idea. ¿A quien recomiendan?
-Podría ser la hija del Ministro Personal- expreso un noble –Es inteligente y recatada,
-Hinata Hyuga- menciono el Rey –Me parece bien, entonces también traigamos a la hija del Jefe de Eunucos Sakura Haruno-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Reina Madre-
-Kushina, un placer verte por aquí-
-Me han indicado que vendrán unas niñas a acompañar a la princesa en su aprendizaje-
-Así es- le indico en voz baja –He recomendado a Hinata Hyuga-
-Entonces es gracias a usted, que mi hija tendrá compañeras de estudio-
-Exacto-
-¿Y sus intenciones son…?
-Si no te conociera pensaría que estas insinuando algo malo- carcajeo la Reina Madre.
-Lo lamento si pensó así-
-Cuando ellas lleguen, envíalas al Palacio de la Luna, las sacerdotisas leerán su suerte-
-Perdón- espero unos segundos -Pero ¿es necesario?-
-Por supuesto Kushina- sonrío –Una de ellas puede convertirse en la Princesa Heredera-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Última edición por marifa el Jue Oct 18, 2012 4:15 pm, editado 2 veces
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por Namikaze_Minato el Jue Oct 18, 2012 11:27 am

Como adoras estructurar tus capitulos de una manera que nos quedemos desencajados xD Entremezclando presente y pasado xD

Tu unico defecto... no poner la conti mas seguido xD

Creo que veran en la el futuro de Sakura que Naruto la desposara y por eso Hiashi hara algo en su contra para poner a Hinata como futura heredera. De todos modos algo gordo habra pasado para que una chica que tuvo relacion con la corte real ahora pase tan desapercivida. ¿Y su familia? Bueno a ver como sigue xD

¡Conti!
avatar
Namikaze_Minato
Baneado
Baneado

Masculino Mensajes : 735
Edad : 27
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por eliannar el Jue Oct 18, 2012 1:52 pm

esta el capitulo muy bien hecho y coincido con Namikaze_Minato si que nos dejas desencajado sabes lo que hago para tomarle ritmo y entenderlo voy a la primer capitulo para desifrarlo jeje me parece demasiado interesante las pistas
Ino se quedo enamorada de Sai a primera vista jaja
la reina madre podia haber elegido entre Hinata y Sakura que le hizo cambiar de opinion y que paso con los padres de la Haruno tal vez fueron tachado de traidores o de lo contrario asecinados Pensativo
Espero el siguiente capitulo con ansias Llorando
Onion bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por marifa el Vie Oct 19, 2012 10:29 am

Hola chicos y chicas. He publicado rápido esta vez, porque es un capítulo de transición, algo así como preparativo para lo que se viene, siento que si no lo hubiese escrito, quizás la historia sería un poco forzada y así no... Les agradezco muchos sus comentarios, ojala les agrade:

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


CAPITULO V

Una Confesión


“El primer amor es una pequeña locura y una gran curiosidad.”
George Bernard Shaw


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


¿Cuántos días habían pasado desde que visito el Palacio? Una semana y un par de días recordó Sakura. Miro las grandes puertas y suspiro, lo que temía estaba detrás de aquellas murallas, regresaba al Palacio de Kitsune, se pregunto por su suerte, y deseo que no fuera tan mala. Estaba nerviosa, era innegable, sus piernas temblaban, pero a pesar de ello su temperamento estaba firme. Si tuviera la oportunidad, le daría la cara al príncipe y pediría su perdón.

Aspiro gustosa el olor a incienso que apreció al entrar, miro a su alrededor y se encontró a una joven de su misma edad, que para su sorpresa también sería su compañera de estudio. Reconoció su procedencia cuando la llamaron Hyuga, pertenecía a una importante familia de Konoha.

-Disculpa, dijiste que te llamabas Hinata Hyuga- regalándole una sonrisa –Llevemos bien, ¿te parece?-
-“No se pueden hacer enemigos en el Palacio”- recordó de su padre Hiashi –Claro, vamos a llevarnos bien- le dijo, Sakura se acerco a su lado y la tomo de sus manos.
-Seamos buenas amigas-
-Muy bien- regalo una tímida sonrisa –“Desagradablemente alegre”- pensó.

Sakura pasaría aquella mañana junto con su nueva compañera de estudios. La Reina Kushina, invito a entrar a las dos jóvenes en la habitación de la princesa, la cual al verlas, sonrío y emociono en sobremanera.

-¿Quién es la hermana del maestro Sai?- pregunto apenas al observarlas, ambas se sorprendieron y la princesa volvió a preguntar insistentemente.
-Soy yo- Dijo tímidamente.
-Sakura, sabía que debías de ser tú, eres también muy bonita- la joven río y se sonrojo –Toma esto, es un regalo- Le dio un fuerte abrazo, Hinata la miro celosa.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Príncipe Heredero- Llamó Kakashi –He confirmado que han entrado dos jóvenes como acompañantes de la princesa.
-¿De verdad? ¿Sabes si la hija de Kizashi Haruno es alguna de ellas?
-Así es excelencia- una sonrisa poco frecuente se dibujo en los labios de Naruto, lo que extraño a Kakashi -¿Será acaso que su majestad tiene una dama que le gusta?
-Mi asistente… eres él único al que tengo –le tomo por los hombros-
-Príncipe heredero- lo miro a los ojos -¿Por qué actúa así?
-Déjame reunirme con una de esas señoritas-
-Imposible… no puede encontrarse con ninguna en secreto. Además es absurdo esquivar a los guardas de palacio-
-Ayúdame- le suplico, el hombre negó con la cabeza –Sabes, que tus días estarían contados sino fuera por mi- le amenazo -Tú…deberías… estar en…-
-Lo entiendo su Alteza- le impidió continuar.

En el rostro del Príncipe Heredero se dibujo un sonrisa triunfante, se dirigió a la mesa que se encontraba al final de su cuarto, tomo papel, pincel y comenzó a escribir. Por medio del Eunuco Kakashi, le enviaría una nota a Sakura, pensó unos instantes que trazaría y la respuesta más simple era sus propios sentimientos “No fui capaz de dormir después de escuchar que entrarías al palacio” explico “Deseo verte, voy a enviar a alguien, así que nos veremos pronto. Naruto Uzumaki”.

Le entrego la carta a Kakashi y momentos después este salía de la habitación, cabe anotar que su asistente realizo proezas casi imposibles para poder entregarla. Sabiendo, que estaría de camino o ya en sus manos, el príncipe decidió dar un recorrido por los pasillos del Palacio de Kitsune, para su sorpresa, al final de uno de ellos se encontró con su único amigo.

-¿Ha estado bien, Príncipe Heredero?- replico con respeto.
-¡Oh! Sasuke- el joven visitante agacho su cabeza en señal de sumisión. –No te veía desde antes de la graduación- le dijo –No sabía que te encontrabas en Palacio aquel día, casi escapo para buscar aún mal amigo- explico.
-Perdón... por mi causa casi comete una imprudencia-
-No te preocupes- le toco el hombro –Gracias a ti, me encontré con una hermosa sorpresa. ¿Qué haces en el Palacio?-
-Pronto trabajare en la guardia real, junto con mi padre- le dijo –Además, he venido a ver al maestro Sai-
-¿Conoces al maestro Sai?-
-Ha sido buen amigo mío, desde hace unos años. Fuimos alumnos de su padre-
-Enserio, no lo sabía- le miro –Vamos juntos a buscarle– Sasuke asintió.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Mirando entre la hendija que dejaba una puerta a medio abrir contigua a la habitación de la Princesa, la vieja Chiyo observaba bajo las sombras a las jóvenes, por mandato de su majestad la Reina Madre, debería de vigilarlas y obtener información sobre el futuro de las mismas, quizás alguna de ellas, formaría parte de la realeza. Chiyo, llevaba más de 20 años como suprema sacerdotisa, con sus poderes adivinatorios, no le fue difícil conocer el futuro.

Las niñas esa mañana, se dedicarían a bordar finos lienzos, al lado de cada una de ellas una cajita donde almacenaban los hilos, agujas y cuchillas. Sakura al abrir la suya noto un paquete que no encontró en los otros recipientes, curiosa lo tomo, dentro de ella una nota, se dispuso a leerla, la primera línea le asusto “¿No ha podido dormir por mi culpa?” se exalto “Tanto así me odia” no fue difícil imaginar al joven enojado “Enviare a alguien a buscarte” la chica trago profundo, “Será que me torturaran hasta pedir piedad” rápidamente doblo el papel y lo coloco torpemente donde lo encontró.

-¿Qué es eso?- pregunto la Hyuga.
-No es nada- tartamudeo.
-Esto es tan aburrido, no puedo hacerlo por más tiempo- grito la princesa –Vamos a jugar Sakura-
-¿Qué?-
-Vamos, rápido- la tomo de la mano y salieron corriendo –Date prisa-

Decepcionada por la evidente preferencia de Ino hacia la Haruno, la joven de largos cabellos negros se puso en pie para seguirlas, pero un dejo de curiosidad la invadió, e imprevistamente busco en la distancia entre las cosas de la chica la caja que contenía un misterioso objeto, habiéndola hallado se dirigió a ella, escudriño entre sus cosas hasta encontrar el papel arrugado y leyó con detenimiento, se sorprendió por el remitente de la nota “Naruto Uzumaki”. Por un momento no lo creyó “Estúpida Haruno”.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Ya era casi el medio día, cuando Naruto Uzumaki se sorprendió de las muestras de amistad de aquellos tres jóvenes; si, se había unido uno de más, porque entre risas y anécdotas, Sasuke, Sai y un chico de mirada fastidiada, conversaban de situaciones ignoradas por el príncipe. A pesar de ser parte de la realeza, Naruto al que igual que cualquier otro ser humano, tenía sentimientos y en aquel momento estaría molesto, quizás celoso. Cuantas veces se dijo a si mismo que su único amigo era Sasuke y ahora que los veía se preguntaba si el chico Uchiha, sería realmente uno.

-Tanto se conocen- pregunto
-Así es majestad- le indico Sasuke –Perdón por no presentarlos, él es experto militar, Shikamaru Nara- el joven se inclino ante Naruto– ¡Ah! Sai ya le conoce, ambos son mejores amigos- los señalo.
-El destino es interesante- dijo seriamente Naruto-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Un poco más al norte, donde se encontraban los palacios de las mujeres de la realeza, la joven Ino junto con su nueva compañera Hinata, jugaban a cubrirse los ojos y buscar a los demás. Sakura miraba aparte, su sonrisa fue apagada cuando sintió que le hablaban al oído.

-Soy del Palacio del Príncipe- dijo ente susurros.
-“Voy a enviarte a alguien”- recordó una asustada.
-Es usted la hermana del maestro Sai- pregunto Kakashi.
-No, no soy- dijo asustada, para luego salir corriendo hacia sus nuevas amigas.
-“Es extraño, podría decir que se parecen”- pensó el eunuco -¡Ah! Entonces es la otra niña- trataría de salir del lugar sin ser visto.
-Asistente- llamo la princesa -¿Qué esta haciendo aquí?-
-Si, yo estaba de paso- mintió, he intento marcharse, pero Ino se colgó de sus ropas.
-Sabe, si Sai esta con hermano-
-Así es princesa- se tapo la boca al entender su imprudencia.

Ino corrió junto con sus dos nuevas camaradas, se escondieron detrás de varias vasijas de cerámica que servían para guardar granos, y en silencio miraron a lo lejos a los cuatro jóvenes conversando. Su corazón palpito cuando encontró a Sai –Mira, mira Sakura, allí esta tú hermano- Haruno sonrío al verlo, pero sus ojos se desviaron al ver el muchacho que vestía ropas de la realeza, sus suposiciones no eran erróneas, allí estaba el príncipe heredero. El mismo joven que había conocido algunos días atrás, sin percatarse sus manos estaban temblando, estaba nerviosa -“Será por el miedo a la vergüenza pública”- pensó, pero al tocar su rostro lo sintió caliente. Hinata miro aquella escena y luego al príncipe. Se dieron un gran susto cuando una voz femenina les llamo.

-Señorita debemos volver- dijo una dama de la corte –Por favor, escolten a la princesa-

Sakura confirmó levantándose y procuró dar una última mirada Naruto, suspiro sin darse cuenta y marcho junto con las demás. El ruido y la mujer a lo lejos alerto a Sasuke, el cual sin querer noto como aquella niña escondida miraba al príncipe.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Padre- grito Ino
-Es mi princesa. Te la estas pasando bien con tus acompañantes-
-Si. Especialmente con ella- Tomo el brazo de Sakura.
-¿De quién eres hija?- pregunto el Rey.
-Del Jefe de Eunucos, su alteza-
-Entonces usted es la hija de Hiashi Hyuga- dirigiéndose a Hinata, la cual afirmo.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Has encontrado en ellas a la futura princesa heredera- pregunto la Reina Madre, la visión de Chiyo había sido confusa, ambas, de manera distinta se convertirían en princesa -¿Por qué no me respondes?- ordeno -¿No es ninguna?
-Felicidades- exclamo –Sus deseos serán cumplidos – La Reina Madre sonrío-
-Estas diciendo que la hija de Hiashi Hyuga…- la interrumpió.
-Ella será la prometida de su nieto, cuando llegue el momento-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Horas después, Sakura estaba nuevamente en casa, el viaje al palacio en vez de calmarle el espíritu lo había dejado más agitado. Como si se le estuviese haciendo costumbre paseaba por el jardín de su casa, sus inquietudes y preocupaciones no la dejaban descansar últimamente. De nuevo, esa noche, ocurrió un fenómeno inesperado, totalmente incomprensible para la joven una luz ilumino el lugar casi como si fuera de día, cuando sus ojos se acostumbrando a tal brillantez, observo un joven a los lejos, él miraba con una sonrisa al cielo, se acerco a él e intento hablar, pero este se adelanto.

-¿Crees que… te estoy amenazando?- le dijo el príncipe, tras dejar al firmamento y mirar el rostro de la joven.
-¿No lo esta haciendo?- pregunto
-Bueno…yo… ¿Tú que crees?-
-Si digo que no… ¿Enviara a alguien de nuevo?-
- Si lo hago, ¿Me encontraría contigo?- la niña abrió los ojos tras la pregunta -¿Me encontraría contigo?- volvió a repetir.
-Quiero…- con miedo a expresar sus deseos, se quedo en silencio unos segundos -…reunirme con usted una vez más- dijo vergonzosa mirando el suelo -¿Podría usted enviar a alguien de nuevo?- ante el silencio alzo su mirada buscándolo, pero se había marchado.

Confundida al no mirarlo, Sakura giro su cuerpo y observo a su alrededor, pero tanto la intensa luz que convirtió la noche en día, como el príncipe ya no se encontraban, de nuevo, un extraño poder quizás.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Hiashi Hyuga estaba en su casa, gruñía enojado tras conocer la preferencia de la princesa Ino, por la hija de la familia Haruno.

-Eso suena agradable- recordó Hiashi
-Deberá instruir al resto de los funcionarios, yo me encargare de los míos- dijo la Reina Madre.
-Acatare sus ordenes señora-
-Pronto abra un nuevo miembro real- carcajeó.

-Padre, es Hinata-
-Pasa- la joven mostró sus respetos al verlo.
-Padre… yo… quiero vivir en el Palacio- solicito –Por favor ayúdame- Hiashi asintió gustoso.

El alba le dio la bienvenida a un nuevo día, en la mansión Hyuga, una joven peinaba sus cabellos largos con dedicación. Cuando había llegado a las puertas del castillo, Hinata fue interceptada por el eunuco de su majestad –Soy del palacio del príncipe- le revelo –Su joven alteza indico que desea encontrarse con usted en secreto- lo que sorprendió a la joven, y lleno de ilusiones.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


En una de las estancias menos usadas del palacio, dedicadas a guardar telas y vasijas, Naruto espero la llegada de la niña que tanto anhelaba. Encontrándose expectante miro a su alrededor, se regocijo ante el hecho de poder escuchar su suave voz, ver su hermosa sonrisa. Por un momento la imagino y su corazón se acelero, de inmediato se sintió incomodo, si ella llegara en ese instante no sabría como comportarse. Dio vueltas alrededor de la habitación intentando tranquilizar sus pensamientos y emociones.

Practico múltiples veces la bienvenida que le daría a Sakura, recordó las palabras de Kakashi -“Lo más importante es encontrar donde yace su encanto, Majestad” –le indico- “Creo, que generar expectativa será lo mejor. Deberá ponerse de espaldas a la puerta, y girar su rostro lentamente al sentirle llegar. Luego pondrá una sonrisa seductora en su rostro. Con ello, usted sería capaz de conquistar el corazón de cualquier mujer”. Al sentir unos pasos, el joven hizo lo que le indicaba su Asistente, al apreciarlos cada vez más fuertes y cercanos el nerviosismo se apodero de su cuerpo, para su asombro cuando se giro la que venía entrando era otra.

-¿Quien eres tú?- le grito
-¿Qué?-
-Estas sorda acaso ¿Pregunto quien esta ahora al frente mío?-
-Soy Hinata Hyuga, hija de…- el joven se quejo –Su asistente me dijo que deseaba verme y pensé que usted…-
-Lo siento- le dijo –Fue un error- dejo a la niña en la habitación confundida y triste, ahora que lo había tenido tan cerca, que su voz era dirigía a ella, había sido tan corto el momento que lo pudo ver.

Naruto golpeo la mesa lleno de furia mientras Kakashi se inclinaba pidiendo piedad.

-¿Esas son tus excusas?- grito.
-Estoy siendo tratado injustamente- remarco Kakashi –Cuando le pregunte, ella me dijo que no era la hermana de Sai-
-¿Porque diría semejante mentira?-
-Si va a preguntar eso, le diré que no se-
-Ella no tiene razón para evitarme-
-Le explicare que pienso sobre ello, su majestad- se dirigió al frente al príncipe y le explico –Es fácil, si pensamos en los sentimientos de la joven Haruno, seguramente un 70% le pertenecen a su hermano Sai-
-Setenta por ciento- repitió Naruto.
-Así es, ella creció junto a alguien de talento excepcional y de gran carisma. Así que ningún hombre normal sería capaz de atrapar su atención- le aclaro –Además, usted no puede minimizar el encanto de Sasuke Uchiha o la inteligencia Shikamaru Nara, que por supuesto han estado más cerca de la señorita. Nara por ejemplo tiene un buen carácter ocuparía un 20% y el hombre frío Uchiha, quién es bueno en lo que sea, ocupa otro 10%-
-¿Hombre frío?- pregunto Naruto
-Claro, es aquel hombre que permanece en el palacio y es atendido por las empleadas, extrañamente siempre suspiran por él-
-Pero… con ello, ya tenemos el 100%. ¿Y yo?- intento reclamar pero se escucharon voces a lo lejos.
-Solicitamos la presencia del Eunuco Kakashi Hatake- gritaron desde fuera

Un grupo de guardias reales con armas en mano, dieron sus respetos al ver al Joven Príncipe, de inmediato tomaron a Kakashi por los brazos y lo ataron con gruesas cuerdas –Por orden de su majestad el Rey, el Eunuco Kakashi, será enviado a la sala de interrogaciones- dijo uno de los guardas –Con su permiso-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-¿El rumor es verdad?- pregunto el Rey -¿Te reuniste con Hinata Hyuga?-
-Es cierto. Fue un error- justifico –En realidad, esto es un malentendido-
-¿Ahora estas buscando una excusa?- grito el Rey.
-Yo se que no debo buscar pretextos, solo quería aclarar un malentendido-
-¿Qué tipo de malentendido?- ordeno
-Lo siento… pero hay alguien que me gusta- Le dijo seriamente.
-Debido a tú imprudencia, esa niña podría enredarse en problemas políticos- dijo el Rey -¿Acaso no piensas en tus actos?- le recrimino –Sal ahora, tengo una reunión con el consejo-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-La Reina Madre quiere conseguir esposa para el Príncipe Heredero- dijo el Rey a los nobles del castillo –Naruto, ya casi llega a los 15 años, es hora de que él tenga una esposa- miro a los treinta hombres que estaban en la sala –Díganme que piensan, mis súbditos-
-Debemos darnos prisa con el matrimonio real y tranquilizar a la gente del pueblo- comento Hiashi Hyuga, lo cual afirmaron el resto de los presentes.
-¿Todos esta de acuerdo?- pregunto Minato.
-Si su majestad- dijeron todos al unísono.
-Ministro de Ceremonias- se dirigió a Choza Akimichi –Deberás buscar entre las jóvenes del pueblo señoritas entre los 12 y 16 años. Además, entrega una orden para que se detengan todos los matrimonios en el pueblo-
-Como usted ordene majestad-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Después de las nuevas noticias que se rumoraban en el castillo, al anochecer en uno de los patios interiores del Palacio Kitsune, se presidio por parte de la Reina Madre una celebración por la bendición de la futura princesa heredera. Varios hombres enmascarados bailaban ante los espectadores conformados por la familia real, los consejeros reales, profesores de la corte y un par de jóvenes que también se encontraban en el momento, Sakura e Hinata.

La presencia del muchacho que creía criminal, en uno de los tronos sorprendió y preocupo a Sakura, sin embargo, atrevidamente le miraba en cada pequeña oportunidad que tenía. Hinata noto el insolente acto de su compañera, he intento disimular su enojo, para su mayor disgusto, el príncipe hacia lo mismo. A pesar de ello, sus ojos nunca se encontraron.

En el Palacio de la Luna, lejos de muchedumbre y escondidas de los demás, las sacerdotisas bailaban invocando espíritus y visiones. Como si el poder se les escapara del lugar, una visión o más bien una súplica llego hasta Sakura “Por favor huya” le decía “No acumule más sentimientos por él”. Aquel tipo de manifestaciones sobrenaturales se estaban haciendo comunes pensó, si se estaba volviendo loca, quizás solo debería buscar la dueña de aquella voz, se giro y examino más no la encontró “La oportunidad para escapar es ahora”.

Confundida se dirigió corriendo hasta donde los hombres bailaban, quizás aquella voz provenía de allí especuló “Tiene que huir” volvió a oír. Quiso preguntar el porque al ver una borrosa imagen, pero de inmediato uno de los enmascarados se interpuso en su camino, grito del susto y se vio sorprendida cuando este le hizo señas con su dedo de callar. La tomo de la muñeca y salio corriendo.

A pesar del tumulto de hombres desenfrenos bailando, Sasuke los miro huir y se levanto de golpe de su asiento, si sus suposiciones eran ciertas, se dirigían al estanque de lotos. Preocupado de quien era aquel que se llevaba a la hermana de su amigo, corrió tras ellos.

El enmascarado se detuvo al ver los lotos flotar sobre el agua, lentamente fue soltando la pequeña mano que aferraba la suya, cuando fue liberada ella la llevo a sus labios asustada, él le daba espalda. Segundos después decidido, se dio vuelta y tras tenerla al frente suyo la miro por largo tiempo, dirigió sus manos a la nuca, donde cuidadosamente se dispuso a quitar los hilos que sujetaban aquel objeto de su cabeza, ella lo miro expectante. Lentamente la bajo, lo primero que se miro fue el amarillo sedoso de sus cabellos y luego sus profundos ojos azules, para luego terminar en una nariz perfecta y unos labios seriamente seductores.

-¿Puedes… decir quien soy?- le dijo lentamente, ella asintió sin decir palabra alguna, estaba muda de la impresión –Dime quien soy- ella trago saliva.
-Usted del país… Konoha…- No pudo articular bien sus ideas.
-Príncipe Heredero- adivino las palabras que aquella niña quería decir –Naruto Uzumaki- le dijo, a ella le temblaron las rodillas y de su boca salio un gritillo de susto. El sonrío tras su impresión –Usted me pidió que la olvide- espero unos momentos su reacción -¿Esperas que me olvide de ti?- le pregunto, espero en silencio su respuesta, pero ella no dijo nada, solo lo miraba sin reacción alguna, él sintió un puntazo en su corazón y sus ojos se tornaron tristes –Lo siento- miro al suelo y luego a ella –Quería olvidarte, pero no puedo hacer eso- le aseguro.

Del cielo cayeron una lluvia de papeles de colores, ella miro hacia arriba, al fin reaccionaba, luego le miro nuevamente, Naruto Uzumaki sonrío al ver como su cuerpo se relajaba y sus ojos se entrecerraban. Sin percatarse, a lo lejos, Sasuke Uchiha los miraba impresionado.


Última edición por marifa el Sáb Oct 20, 2012 2:06 am, editado 1 vez
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por eliannar el Vie Oct 19, 2012 12:52 pm

que tierno xD Emocionado , esto en verdad fue el pasado aqui se puede enterder todo jeje, ya me hago una idea de lo que paso, me parece a mi o Sasuke tambien esta interesado en Sakura, que maldita esa Hinata se hizo pasar por Sakura Onion hit
Me he quedado con la impresion que existe un complot y para colmo la adivina Chiyo no pudo ver el futuro, ayyy espero desesperadamente la conti AyAy
Bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por cerezo en el viento el Vie Oct 19, 2012 2:13 pm

nueva fan lindisimo Oigh
Onion bye
avatar
cerezo en el viento
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 142
Edad : 20
Localización tratando de no caerme del arbol
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por Estefi chan el Sáb Oct 20, 2012 4:39 am

Me encantó el capitulo , Naruto y Sakura si se quieren son muy tiernos !!!

Así que Hinata y Sakura serán prometidas de Naruto ... algo no anda bien xDD

Creo que el papá de Hinata hizo algo Pensativo

Este es el pasado de Sakura verdad? en eso me confundí xD

cONTI !!!
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 24
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por marifa el Mar Oct 23, 2012 9:00 am

CAPÍTULO VI

“Sentimientos de Amor"


Existen tantas noches como días, y cada una dura lo mismo que el día que viene después.
Hasta la vida más feliz no se puede medir sin unos momentos de oscuridad,
y la palabra -feliz- perdería todo sentido si no estuviese equilibrado por la tristeza.
Carl Jung.


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


“No se lo que hago aquí” pensó Sasuke al escuchar como una sonora carcajada lo volvió a la realidad, tras cinco largos minutos que más le parecieron una eternidad. El Uchiha lejos de entender lo que estaba sucediendo, se preocupaba más por su propia actitud. Relajo su cuerpo y tras el hecho pudo percatar como sus dedos, se liberaban del encierro en donde sus puños eran los carceleros –Maldito compromiso fraternal- dijo en susurro, como excusa por su actitud, por un instante se preocupo al especular el haber sido descubierto, pero en vano fue su ansiedad, solo él era consiente de si mismo y de la pareja a unos metros frente a él.

Por mucho que él concibiese las razones para que aquellos jóvenes estuvieran en un prohibido encuentro, su molestia era evidente, pocos motivos abrían y el espectáculo frente a él era más que evidente. Entretanto, en medio de llantos espasmosos la joven de ojos plateados se veía a si misma, con miedo, inseguridad, sin voluntad, con la sospecha de que sus anhelos mañana podrían acabarse y sufrir incluso más que hoy, una fuerza sobrehumana la hizo correr del lugar donde ella también se había convertido en testigo, queriendo escapar del odio que innegablemente ya se había depositado en su corazón.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-¿Tú nombre es Sakura Haruno?- dijo excitado.
Ella le miro.
-Significa flor de cerezo- explico.
Sakura asintió, aquel nombre se lo había dado su padre incluso antes de nacer.
-Es hermoso- menciono con una sonrisa.
-¿Por qué me trajo hasta aquí?- se atrevió a decir Sakura.
-¿Por qué me evitaste todo este tiempo?- pregunto ignorando lo que le decía la chica -¿Es porque te desagrado?-
-No- grito la joven tras el asombro de ambos.
-No te desagrado-
Sonrío y ella agacho su rostro intentando ocultarlo.
-Si es así, por qué me has tratado tan fría- reclamó –Niña desleal, muy desleal-
Se acercó a la joven, bajo sus hombros y con ellos su cabeza tratando de buscar sus verdes ojos, pero antes de conseguirlo ella le miro fijamente.
-Es solo…- suspiro - …no soy la persona que usted tiene en su corazón-
-¿Qué quieres decir con eso?- pregunto confundido.
-Me entere- dudo –Me entere que hace poco se reunió con Hinata Hyuga- dijo por fin, ella misma se lo había confesado.
-“Mierda”- pensó –Todo es por ti-
Reprendió a la joven, quien le miro entre sorpresa y desconcierto.
-Si no le hubieras mentido a Kakashi, ella no habría sido confundida contigo-
-¿Confundida?– repitió –Entonces…
Naruto le miro satisfecho, cuando vio una sonrisa dibujada en sus rosados labios. Le interrumpió.
-Sabes, solo pensaste en ti- le reclamo -¡Niña desleal! ¿Cómo me puedes culpar?-
Trato de ocultar la risa que quería salir de su boca y raspeo su garganta para fingir seriedad.
-Espera…- le mostró un aspecto de fingida duda -No me digas, tal vez tú…-
-¿Qué?- pregunto confundida.
-¿Estas celosa de ella?- le acuso.
-¿Qué?- no supo como reaccionar -¡No!- grito, él carcajeo victorioso.
-Esto es muy serio- exclamo sarcásticamente –Los celos son pésimos compañeros- le miro decepcionado –Tus celos son muy grandes. Será que aun así quiero que seas mi esposa-
-Dije que no ¿Porque sigue insistiendo?- reclamo - ¿Qué?- pregunto al comprender las palabras de Naruto.
-Mañana habrá una proclama de matrimonio- le dijo – Pronto se elegirá a la princesa heredera- eso sorprendió a la joven –Tú nombre… estará en la lista ¿verdad?- le miro suplicante, Sakura solo se aferro al silencio.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Choza Akimichi bebió rápidamente dos vasos de sake y se dirigió con un grupo de policías al centro de la Aldea de Konoha, tendría a su cargo informar a la población y especialmente a las familias nobles la proclama de su majestad “Prohibido en el casamiento de jóvenes solteras hasta la promulga de la nueva princesa heredera”.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Sakura esta entre la listas de candidatas- pregunto curioso.
-Aún no- respondió tras un largo silencio.
-¿Hay algún problema?- dijo preocupado.
Naruto miro sorprendido a su maestro, quien no se atrevía a mirarle a los ojos. Durante una fracción de segundo, Sai se encontraba inclinado, tanto sus manos como su frente tocaban el empedrado.
-Príncipe Heredero- le llamo suplicante –Solicitó que mi hermana sea excluida de la lista-
-¿Cuál es la razón para que me pidas tal favor?-
Pregunto con fuerte voz y sorprendido ante aquella solicitud. Más el silencio de Sai le desespero.
-¡Respóndeme rápido!- gritándole en esta ocasión.
-Porque no pueden estar juntos- se limito a responder.
-¿Sakura no puede estar conmigo?- grito -¿Qué estupidez estas diciendo?-
La situación tan paradójica le causaba un poco de gracia y un par de carcajadas salieron de su boca.
-Yo…- se detuvo para meditar lo que diría –Si es necesario castígueme Señor-
Naruto habrá ignorado la última oración de su maestro y con evidente ansiedad, sus dedos traqueteaban la mesa de estudio.
-No puedo hacer eso-
El Príncipe golpeo la mesa que hace poco tocaba con sus dedos y se levanto de golpe.
-La primera razón es porque no quiero perder a mi mejor profesor…-
Le comento tras conocer que tendría que ser azotado por ir en contra de la ley.
-Y la segunda…- apretó sus puños –La segunda… Yo…-
Miro hacia su maestro que aún se encontraba inclinado y luego a su alrededor, apretó sus labios ante la imposibilidad de explicar sus propios sentimientos.
-¡Estoy enamorado!- se digno a decir con toda la fuerza de sus pulmones.
Aquellas palabras retumbaron sobre las paredes y salieron del recinto de estudio, donde las mujeres de la corte, el sequito de guardas y Kakashi escuchaban. Tras abrir sus parpados, después de gritar su confesión, miro nuevamente a Sai, que con los ojos desorbitados y con la boca entreabierta le miraba asustado y confundido. “Maldición lo interpreto mal” pensó. Naruto poso sus manos sobre su cabeza y marchó a paso rápido hacia la puerta, alejándose.

-Príncipe Heredero- le llamo en varias ocasiones.
Más Naruto le ignoro y prosiguió su camino a paso acelerado.
–No es lo que piensan- aclaro Kakashi –Él no gusta del maestro Sai-
Explico al grupo al grupo de guardas, quien iban al encuentro del príncipe, el Eunuco se contradijo entre ir con ellos o aclarar la confusión con Sai.
-Por favor… no lo malinterprete- le suplico.
Sai Haruno no se digno a mirarlo, sentado sobre sus pantorrillas miraba a la nada.
-A pesar de no poder decirle quien es- le dijo tras tocar su tenso hombro –Tenga por seguro que solo es una mujer que se le parece a usted- explico –Solo eso, nada más-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


El Eunuco se paseaba de un lado a otro en la habitación real. Solía ser sincero con el príncipe y frecuentemente este agradecía sus muestras de preocupación, pero últimamente las imprudencias de Naruto, le estaban colmando la poca paciencia que aquel hombre poseía.

-Príncipe Heredero- le llamo –Se ha dado cuenta la confusión que ha provocado- le regaño.
Dejo su paseo tras un suspiro y se dirigió donde el príncipe, hasta ponerse a su nivel, quien sentado sobre la almohada que le servía de asiento tomaba su cabeza.
-Si quiere decir de quien esta enamorado- le señalo –Solo tiene que decirlo-
-Cállate- dijo tras frotar sus sienes –No se lo he dicho ella. Así, que como se lo voy a confesar a otros primero- excuso.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Tomo de la mano a su esposo, obligándolo a soltar la pluma que tenía en ella. Le miro a los ojos y con su mano suelta toco la muñeca de su mujer y la coloco en sus regazos, con su cabeza le dijo un no y prosiguió con la escritura.

-¿Cuál es la razón para poner a nuestra hija en esa lista?- le dijo señalando la misma.
Reclamo Mebuki, con lágrimas en los ojos y con cierto resentimiento hacia al viejo Haruno.
-Todos en el Reino saben que la hija del Ministro Personal será la esposa del Príncipe-
-¿Qué estas haciendo?- Reclamo Kizashi a su mujer al haberle arrebatado la hoja sobre la mesa.
-Sabes que Sakura tiene grandes posibilidades de ser elegida-
Arrugo su frente cuando le era arrebatado el papel, para continuar con el escrito. Él no le miraba, pero le escuchaba.
-Si nuestra hija fuera una de las tres elegidas, todas serían mujeres del Príncipe Heredero-
La mujer le explico con suma preocupación, pero Kizashi lo sabía mejor que nadie, de entre aquellas tres niñas solo la elegida por la Reina Madre sería la futura princesa y sus preferencias eran conocidas por todo el reino, buscaba a alguien de su propia línea sanguínea e Hinata era una de ellas.
-Solo se convertiría en una concubina- agrego -¿Quieres eso para tú hija?- dijo entre sollozos.
-Pretendes que desobedezca la ley- él le reclamo y ella asintió –No puedo hacer eso-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Se quedo distraído mirando a su hija jugando con sus ropas. Alguien le había dicho una vez, que solo en presencia de su hija su verdadera sonrisa afloraba y como no, en medio de tantas preocupaciones aquella niña era la única que calmaba su espíritu. Se dirigió a ella, quien al percatarse de su presencia salio a su encuentro con una sonrisa, flexiono sus piernas y extendió los brazos –Padre- gritó la joven, -Mi princesa- se dejo decir. La niña corría ansiosa, hasta que una mágica presencia no solo la distrajo, sino que la clavo en el suelo, era el Maestro Sai que con galanura caminaba en unos de los lejanos pasillos del castillo –“Guau, es realmente lindo”- pensó. Él Rey llamo de nuevo su atención y movió sus brazos para recibir su abrazo.

-Ya no soy más una niña pequeña- le dijo la joven princesa, al poner sus manos sobre su falda.
-¿Qué?-
-Padre- le dijo –Hay algo que deseo hablar con usted-
Le miro extrañado, su hija no solía ni ser educada, ni tan seria y mucho menos negarle un abrazo.
-Por favor entremos a mis aposentos- le indico, mostrándole el camino.
Minato carcajeo, aquello sería una broma de su hija para hacerlo reír, se limito a seguirle su supuesto juego.
-¿Qué es lo que mi princesa, desea decirme?-
Ella le tomo de la mano y se dirigieron hasta sus habitaciones, donde la risa del Rey se apago, por la incredulidad y la falta de sentido común de Ino.
-¿Acabas de pedirme que te permita casarte con el maestro Sai?- pregunto dudoso.
-Si- dijo ella con un rubor en sus mejillas y tierna expresión.
El Rey tomo su cabeza con su mano derecha, cerro sus parpados.
-El Príncipe Heredero también se va a casar- dijo la joven – Así que… yo debería…- callo al ver la seriedad de su padre.
-Eso no va a suceder- le indico –
-¿Cómo?- le miro dudosa -¿Por qué no se puede?- le reclamo.
-Ese joven tiene mucho talento y gran futuro como miembro de la corte- le explico con seriedad –
-Por eso papá- dijo convencida –Es más indicado para ser esposo de una princesa-
Minato entendió que aquella pequeña, por su corta edad no entendería los motivos de su desaprobación. Sin embargo, se sintió abatido al verla con los ojos llenos de lagrimas.
-Tú futuro marido no será capaz de tener un puesto oficial- le explico –No será, capaz de participar en la política-
-Entonces-
-Entonces… No podemos permitir que jóvenes con gran talento se convierta en marido de la princesa-
-¿Qué?- le miro con indudable dolor –Si ese es el caso…- le dijo con la voz quebrada – ¿Sólo puedo casarme con un hombre feo o tonto?- le dijo tomando sus mejillas y llorando.
-No quiero decir eso- callo tras el chillillo de tristeza de su hija –Solo que no será el profesor Sai-
-Yo lo quiero- grito la joven.
-Veras como te encontrare un hombre adecuado- le miro con preocupación.
-No quiero- llorando desconsoladamente –No me casaré, sino es con él-
-Obedece niña malcriada- le ordeno –Ino, el sería muy infeliz si se convierte en tú esposo-
Se quedo mirando a su hija que derramaba gruesas lagrimas, se sintió impotente ante la infelicidad de ella, más lo que pedía era ilógico. Un sacrifico por otro, no podía perder aún gran prospecto y su hija lo entendería algún día.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Si hubiese una mujer que se pareciera a mí- le pregunto a uno de sus sirvientes -¿Quién sería?
-Por supuesto, que la Señorita Sakura-
-Ya veo- dijo pensativo –Pero, no deberían haberse conocido antes- dijo susurrando -¿Dónde, cuándo, cómo se conocieron?-
Quito el sombrero de su cabeza, símbolo de prestigio y de su pertenencia a una familia noble, se dirigió hacia puerta de la habitación de su hermana, toco dos veces y entro en ella.

-En el día de tú nombramiento- explico –Nos encontramos por casualidad-
-¿Sientes lo mismo que el príncipe?- pregunto seriamente, ella le miro sorprendida -¿Compartes los mismos sentimientos que él?- dijo Sai.
Sakura dejo de ver los ojos de su hermano y miro hacia sus manos que jugaban con sus dedos debajo de la mesa delante de ella. Suspiro, tomo fuerza y abrió su boca para hablar.
-Se muy bien que te esta preocupando, pero…- Sai no le dejo continuar.
-¿Sabes que ya hay una elegida como princesa heredera?- dijo preocupado.
-Lo sé hermano-
-Simula una enfermedad- le ordeno –Finge estar muy enferma y evita ser elegida- le suplico
Tomo sus manos y las apretó contra las suyas, sabía que si participaba en aquella selección con todas sus habilidades, sería una de las favorecidas.
-Evita la fuerza y protégete- dijo a su hermano -Cuando el oponente es muy fuerte, solo puedes protegerte a ti mismo-
-Hermano- le reclamo.
-Será peligro si conocen tú relación con el príncipe- dijo con infinita preocupación –Sakura, entiende te podrían matar-
Ella comprendió la seriedad de su hermano y le regalo una sonrisa.
-No puedo hacer eso-
-Sakura-
-Una vez comenzado, ya no hay marcha atrás- le indico –Sea, lo que pase, no voy a lamentarlo-
Sakura se acerco a su hermano y se sentó a su lado, poso su cabeza en su hombro y sin dejar de tomar sus manos le explico.
–Tú mismo me lo enseñaste- él la estrujó aún con más fuerza –Los sentimientos de las personas son igual- Se alejo un poco y lo miro cabizbajo –Una vez que una persona tiene un sentimiento por alguien, no cambia con facilidad- se inclino nuevamente en su hombro –No importa cual sea el resultado-
Ahora se levantaba y miraba por la ventana de su habitación.
-No puedo engañarme a mi misma…- sonrío –Sobre mis sentimientos por el Príncipe Heredero-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Una de las mujeres de la corte, dejo la tetera y un par de vasos sobre la mesa, se inclino mostrando sus respetos a los habitantes de la habitación y salio del lugar.
-¿Te has preparado para cualquier cambio repentino?- pregunto tras un sorbo de su té.
-Así es- indico –Sin embargo, su majestad tiene gusto por la hija de Kizashi Haruno- dijo intranquilo.
-No se preocupe- denunció con sarcástica risa –Soy la encargada de escoger a la joven-
-Entonces mi hija sería la única opción- indicó convencido –Aunque, si la otra joven llegara a ser una concubina…- dijo preocupado –
-Eso no sería nada bueno- explico ella.
-Además, si logran concebir un hijo antes…- la Reina Madre arrugo su rostro.
-Eso no suena nada bien- dijo la vieja –Debemos estar preparados para cualquier cambio-
Expresó al viejo que tenía frente a ella y era su cómplice desde hace mucho tiempo Hiashi Hyuga, el único pariente lejano que tenía la Reina-
–Pero, pensar en como evitarlo no será fácil- dijo la mujer sin emitir sentimiento alguno.
-¿Acaso no ha eliminado ya una Reina y un príncipe?-
Menciono Hiashi con una mueca en su rostro, coloco una mano al lado de su boca y susurro.
–No es más fácil matar a una ingenua niña- busco su aceptación –Además, no esta la jefa de sacerdotisas de nuestro lado- ella le miro con una sonrisa de lado -¿Qué debe temer?-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Aquella tarde, en las afueras del palacio un grupo de jóvenes estudiantes y algunos miembros de la aldea pedían el favor del Rey. Una serie de rollos eran entregados a un viejo de la corte, donde las suplicas de la gente del pueblo pedían ser escuchadas. Yamato, era el hombre encargado de aquella revuelta, su objetivo era no moverse del lugar hasta conocer la resolución de su majestad –“El joven príncipe heredero me ha pedido personalmente esta protesta”- pensó.
–Por favor dénos una respuesta a nuestra petición, Majestad- gritaban los indignados -Favor ordene una elección imparcial y tome una decisión justa!- gritaban al unísono.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


En la Sala del Trono, Minato leía las más de 30 solicitudes –“Utilizaste a la gente del pueblo para obtener la censura pública”- pensó con ironía –“No esta tan mal Príncipe Heredero”-

-Hay una revuelta allá fuera debido al proceso de elección- informo el Rey –¡Tenemos que hacer algo inmediatamente!- indico al grupo de nobles de la corte.
-Ya es el quinto día- dijo Choza Akimichi –Por favor Majestad, tiene que dar una respuesta-
-Así es su majestad- expresó otro de los presentes.
-Eso no es necesario- explicó Hiashi Hyuga –Siempre ha sido la Reina Madre, quien elige a la princesa-
-Pienso igual- expuso otro hombre a su lado –Majestad, lo que debe hacer es castigarlos- dijo con furia.
-Ellos no actúan de forma egoísta- hablo Kizahi Haruno –Solo se preocupan por el país. Hay que escuchar al pueblo, sus preocupaciones no pueden ser simplemente ignoradas- quedo en silencio un momento –Aunque eso implique que el Ministro Personal pierda poder- exclamo para luego mirar al Hyuga, quien también le miraba pero con odio.
-La forma correcta de hacerlo, es darles una respuesta- volvió a mencionar Choza.
-Sin embargo su Majestad…- dijo Hiashi, pero fue interrumpido por el Rey.
-Escuchen mi orden- los hombres asintieron –Confío en su fidelidad y en una justa política. La elección de la princesa heredera en esta ocasión no será tomada por la Reina Madre, esa decisión la tomare personalmente-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Ella respiro hondo conteniendo su rabia. Pero no había manera, entro en los aposentos del Rey sin ser anunciada y se sentó frente a él, una gruesa vena en su frente parecía querer explotar.

-Madre-
-Es un matrimonio nacional, el destino del país, de los descendientes de la familia real- le reclamaba -¿Cómo puedes hacerle caso a esos jóvenes ignorantes?-
-¿Crees que lo que dice la gente del pueblo es un tontería?-
-Por supuesto- grito –Esa es mi labor, al igual que mis antepasados- dijo –Al negar las tradiciones, ¿no se esta burlando del país?- le dijo con ojos llenos de furia
-Reina Madre-
-Ella sería una excelente esposa para tú hijo- le indico –Ha sido elegida tras arduos exámenes. No es un asunto que tenga que ver con los lazos de sangre ¿Entiendes?-
-Si ese es el caso, no habrá problema si hay un método de selección diferente- dijo el Rey a su madre con una sonrisa.
-¿Qué estas diciendo?-
-Si ella es una dama con las cualidades necesarias, podrá llegar a ser la elegida-
-¿Entonces?- le dijo tras mirarle con odio -¿Va a oponerse a mi decisión?-
-No puedo ignorar lo que Konoha quiere madre-
-Incluso si ello implica desobedecerme a mi-
-Para gobernar el país, no debo tomar en cuenta los lazos de sangre-
-¡Su Majestad!- le grito
-Madre…-
-No olvides que tú vida ha sido tranquila gracias a mi- le reclamo –Por el poder de mi familia y yo ¿Lo sabes, verdad?-
-No lo he olvidado- le dijo seriamente -¿Cómo podría olvidarlo?- expresó –Tus ganas de poder, los actos despiadados que usted e Hiashi Hyuga cometieron contra mi primer familia- le dijo con odio.
-Lo… lo sabías- dijo con terrible temor y con lágrimas en los ojos –Con más razón, no dejaré que la sangre de la familia real sea manchada- alzando la voz.
-¿Por qué cree que he guardado silencio todo este tiempo?- grito el Rey -¿Cuál es la razón para quedarme callado y mirar lo que usted hace?- le dijo golpeando la mesa –Guarde silencio durante nueve años, para que no dañara a mi otra familia- dijo más calmado –No trate de ser codiciosa- la mujer le miraba.
La vieja le observaba indignada, con los ojos llenos de lágrimas y con una furia inmensa que le consumía.
–Envíen de regreso a la Reina Madre a su pabellón- le dijo a los guardas de la corte.
-“Su Majestad no puede hacerme esto”- pensó la Reina –“Espere y verá”-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


La madre miró de nuevo a su hija, mientras conversaban de las posibles pruebas que se realizarían en Palacio. Sakura estaba muy interesada en ello y prestó atención.

-Cuando estés frente a él, deberás ofrecer tus respetos y cuando debas sentarte lo haces con fuerza- le indico su madre y ella asintió –Además, cuando te traigan la comida tendrás que comerlo todo ruidosamente- le dijo a su hija quien la miraba seria –Sabes, sería mejor si dejas caer pedazos en el suelo- quedo en silencio –Oh, y di que tus pasatiempos es leer libros- aunque aquello era cierto –Cosas como los arreglos florales o costura, solo di que no sabes hacerlos- la mujer miro al techo pensando -¿Qué más?- se dijo.
-Madre- le llamo Sakura, tras regalarle una sonrisa -¿Quieres que sea descalificada en la primera ronda?-
-¿Qué queires decir con eso?- se preocupo al ser descubierta -¿Cómo te diste cuenta?- le dijo decepcionada.
-Madre, no hagas eso- se acerco a ella para darle un abrazo –No importa cual sea el resultado, solo quiero que estén orgullos de mi- su madre suspiro y acaricio los cabellos de su hija entre lagrimas.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Lo estaré esperando- dijo Sakura al mirar la luna llena –“Si eres tú, se que serás mi esposa”- recordó.

Sakura tomaba el camino de regreso a casa. Pero tan solo dio algunos pasos, se encontró un joven alto que se dirigía a ella, enfoco debido a la falta de luz y miro a Sasuke quien le ofrecía una sonrisa, llevaba ropa de viaje y un bolso en la espalda que le servía de maleta.

-¿Qué estas haciendo aquí tan tarde?- reclamo Sakura -Esta noche hermano estará en palacio-
Él solo le sonrío, ella miro sus vestidos.
-¿Te irás fuera de Konoha?- le pregunto, él enseño sus dientes y suspiro.
-Creo que me iré de vacaciones un tiempo- dijo –Pero antes de irme, he venido a verte un momento-
Se acerco a Sakura, quien lo miro confundida. Dio un paso más adelante hasta el punto de hacerla retroceder. Agacho su cabeza para estar a su altura y la miro detenidamente, quizás con melancolía; sin embargo, dibujo de nuevo su sonrisa en el rostro.
-Como puedes ser tan bonita- le dijo.
Ella se extraño tras el comentario y él se enderezo para darle espacio, le miro como si aquello solo hubiese sido una charla normal, sin ningún sentimiento explicito en el.
-Esta bien, ya he visto lo suficiente de ti- le dijo serio –Me voy…- dándole la espalda.
-¿Va… va a volver?- pregunto Sakura.
Se detuvo al escuchar su voz y hasta se alegro un poco por su pregunta. Se volteo y le miro con sus ojos enrojecidos.
-¿Por qué?- pregunto –Le preocupa que no vaya a volver-
-Cortas contacto con todo el mundo- le explico –La gente se preocupa por ti, mi hermano, el príncipe-
Lamento la respuesta, se sintió decepcionado y lastimado por guardar esperanzas en su corazón, por un momento pensó que quizás no deseaba su partida.
-Durante su viaje, debe enviar noticias- le solicito.
-¿Quieres venir conmigo?- pregunto sin pensarlo –Conoces a la que será princesa heredera, a lo mucho serás concubina de alto rango- le dijo preocupado –Sino, te sería prohibido casarte y tendrías que vivir sola toda tu vida- intento convencerle –Si deseas escapar de ese caos… podría renunciar a mi cargo de noble y mi trabajo en el palacio…-
-Eso es demasiado para una broma- ella le interrumpió.
Sasuke se sintió sumamente contrariado, para sentir luego como algo se desprendía dentro de su pecho, miro al suelo, contuvo su frustración y le miro de nuevo.
-¿No es así?- le dijo riendo –Es demasiado…- trago en seco -No te arrepentirás del camino que elijas ¿verdad?-
-Jamás-
-Entonces, no me preocupare demasiado- mintió.

Dio dos pasos hacia atrás de espalda y le regalo una última sonrisa de despedida. Dando media vuelta se marcho sin decirle adiós y se perdió entre la oscuridad de la noche; brinco tras la tapia que dividía la mansión de la calle y tras caer en el suelo se encontró con su amigo Shikamaru.

-No te encontré en tú casa- dijo seriamente –Así que pensé que quizás estarías por aquí-
Caminaron por las calles de Konoha directo a la salida del pueblo.
-Me entere que ella entro a la ronda final- dijo Shikamaru -¿Porqué no intento convencerla de no participar?-
-Cuando uno es golpeado sin ningún motivo- dijo tras detener su marcha –No es mejor salir corriendo-
Shikamaru miro a su izquierda viendo la confusión, frustración y tristeza de su amigo.
-Entonces, ¿vas a irte?-
-Él árbol que aún esta pie antes de la tormenta, no es aconsejable intentar huir antes de que este roto-
Más preocupado por el dolor que sentía su amigo, estaba más ansioso por su falsa tranquilidad. Había conocido hace mucho tiempo atrás, el cariño especial que Sasuke profesaba por la hermana de Sai y aunque este no lo admitiera e inclusive era ignorante de sus profundos sentimientos. Él que era casi como un hermano, lo había deducido inclusive antes que el pelinegro.
-¿Qué es peor?- dijo Sasuke mirando al cielo –Esa es la luna, me persigue no importa donde vaya- dijo tras reírse –No son los sentimientos igual-


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


¡¡MUCHAS GRACIAS!! Por sus comentarios y por apoyar la historia.

• eliannar: creo que es evidente con este capítulo, los sentimientos de Sasuke, por favor no me ahorquen, termine de un trío aún cuarteto, es que no lo pude evitar.

• cerezo en el viento: bienvenida al fic, espero que te guste esta nueva continuación.

• Estefi chan: gracias, sabes si, es el pasado de sakura, naruto y el resto.

Nos leemos en la próxima continuación. Besitos a todos!!!


Última edición por marifa el Mar Oct 23, 2012 11:46 am, editado 3 veces
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por eliannar el Mar Oct 23, 2012 9:39 am

Si que estubo interesante el capitulo xd si que te gusta el suspenso y el tormento.
Sabes lo que mas me gusta de este fic hasta aqui que haces sufrir a Sasuke jeje
No tengo la mas minima idea de quien sea la reina madre eso me atormenta.
Que sabe Sai del complot por quiere prevenirla Frío
Pobre Ino ella no puede elegir a Sai
Y sobre el cuarteto todavia no lo pillo tal vez Shika jeje.
Espero la conti yaaa Onion *o*

Este lema te dejo para ti marifa
“Si alguien pregunta cuál es el alma de Yamato,
es una flor de cerezo que perfuma al sol naciente”
Motoori Norinaga

Onion bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por moi-06yoyo el Mar Oct 23, 2012 10:00 am

rayos espero que sakura marque ese limite, te uvera quedado con el trio de sakura naruto hinata no incluyas a sasuke

odio a la reina madre y a sus aliados
avatar
moi-06yoyo
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1677
Edad : 27
Localización cuarto de sakura en su cama con ella
Nakus 102064

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por cerezo en el viento el Mar Oct 23, 2012 10:14 am

no me gusto
me encanto Emocionado
se van aclarando las cosas Pensativo
Bye
avatar
cerezo en el viento
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 142
Edad : 20
Localización tratando de no caerme del arbol
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por Estefi chan el Miér Oct 24, 2012 5:07 am

Muy bueno el capitulo !!! espero que Sakura gane y no la Hyuga xDD

Oh no Sasuke quiere a Sakura , lo único que faltaba !!! pero aún así me gustó el capitulo solo espero que no interfiera mucho en el Narusaku xD


P.D: Me encanta las frases de autores que dejas al principio de los capitulos, me dan mucha nostalgia ; en fin espero conti pronto !!!
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 24
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por marifa el Miér Oct 24, 2012 8:26 am

@eliannar escribió:Este lema te dejo para ti marifa
“Si alguien pregunta cuál es el alma de Yamato,
es una flor de cerezo que perfuma al sol naciente”
Motoori Norinaga

Waaa me ha encantado eliannar, lo pondré en mi firma.
¡¡Gracias!!

Onion bye
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por marifa el Vie Oct 26, 2012 2:55 pm

CAPÍTULO VII

“Preludio de muerte”


¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.
Confucio.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Sakura entro en la Sala del Trono. Los presentes estaban relajados y sobrios. Los consejeros de la corte antes preocupados por quienes serían las últimas tres jóvenes finalistas, ahora se entregaban al buen juicio de su Majestad. La primavera había llegado, era preciso celebrar pronto la promulga de la nueva princesa heredera. Habría que olvidar rápidamente los días grises y las noches de soledad. Diez días habían pasado desde la primera experiencia, hoy la última prueba de aptitud.

Siete personas habían en aquella habitación, los más importantes el Rey Minato y la Reina Madre, otros dos consejeros de la corte, una joven de familia noble, Hinata Hyuga y por último Sakura Haruno.

-Han superado las pruebas y ahora están en la última ronda-
Exclamó el Rey dirigiéndose a las tres jóvenes frente a él, que indudablemente tendrían la misma edad.
-Parece que todos estamos nerviosos- dijo Minato tras una carcajada –El Palacio es un buen lugar para vivir-
-Con usted haciendo personalmente la elección, es justificable que tengan miedo-
Reclamo la mujer de avanzada edad a su hijo, ella estaba a su izquierda. El Rey continúo su charla.
-Tengo algo de curiosidad- menciono –Hare una pregunta a ustedes-
Miró a las jóvenes que lejos de estar preparadas estaban inquietas y asustadas.
-Soy el Rey de Konoha- afirmo –¿Qué valor tiene mi vida para la nación?- pregunto –Hija del clan Aburame, responda usted por favor-
-¿Qué?- expreso con duda -¡Un millón de yenes!- exclamó sin analizar su respuesta –No, diez millones-
La joven Aburame estaba cada vez más nerviosa. Sus emociones comenzaron a dirigirse hacia el desastre.
-Lo siento Majestad- se le escucho decir con miedo –No se nada sobre dinero- el Rey solo asintió, con decepción.
-Entonces, hija de Hiashi Hyuga ¿Intentará responder?-
-Es tan alto como las montañas, amplio como el océano- el Rey le miro con interés -¿Cómo podría su valor medirse con dinero u oro?-
Minato se inclino y le observo con más detenimiento a la joven. -“Interesante respuesta”- pensó con sorpresa. Su madre al lado se alegraba de la evidente habilidad de la Hyuga.
-Hija de Kisazhi Haruno ¿Cuál es su respuesta?-
-Con gusto le responderé- menciono sin mirarle –Usted vale un yen-
El argumento dejo boquiabiertos a los hombres de la corte presentes. Minato estaba sorprendido por la pericia de la niña y por su parte la Reina Madre mostró una mueca de satisfacción, debido a la estúpida imprudencia de la joven.
-Para las personas que son pobres…- continúo la Joven –No hay nada más valioso que un yen. Ricos con miles de monedas, no entienden la importancia de un yen-
Hinata sintió envidia de la muchacha a su lado. Las cosas más sencillas parecían ser del gusto del Rey y ella había pecado de generosa.
-Para los pobres, su majestad es tan valioso y precioso como un yen- repitió –Espero que usted sea justo y equitativo con todo el pueblo-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


La zona de entrenamiento en arco y flecha se encontraba en las afueras de Palacio, a pesar de formar parte de este. Naruto acostumbraba estar ahí cuando se sentía ansioso y solía practicar con aquellos instrumentos. Recordó que esa misma mañana sabría quien sería su futura esposa y Kakashi se encargaría de ofrecer la información de primera mano.

-Príncipe heredero, príncipe heredero-
-¿Cómo le fue?-
-Príncipe- tomo sus rodillas tras quedarse sin aire por correr.
-Responde ¿Cómo le fue?- dijo desesperado.
-Eso…-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Felicidades señorita-dijo una mujer de la corte.

Minato la miró. Llevaba consigo el atuendo oficial de Princesa Heredera. Fina seda roja envolvía el pequeño y delgado cuerpo de la joven, un ajustado cinturón púrpura se cernía en su angosta cintura, detalles dorados con el símbolo de la familia real se observaban en las largas y anchas mangas de su vestuario. Una gran peluca con adornos en oro y plata le servían de corona.

Kushina la miro con ternura. Seguramente le daría hermosos e inteligentes nietos. Palmeo y emitió sonidos cortos y rápidos, gustosa por la imagen que veía, sonrío y miro a su esposo al lado con gozo. La Reina Madre estaba enfurecida, ella nunca habría elegido a aquella simple niña; estaba escrito en sus ojos que nunca la aceptaría.

-¿Qué te parece ella mi Reina?- le pregunto a Kushina -¿No crees que es una nuera rara?-
Kushina emitió una suave risa que oculto detrás de su mano. Inmediatamente su codo roso las costillas de su marido, lo que produjo un quejido por parte de él.
-Ella es realmente rara- confirmo con una sonrisa.
-Es la bendición del país- afirmo el Rey –No solo tú padre y tú hermano tienen gran talento-
Miro a la chica, entregada y confiada. Desde lo profundo de su corazón, deseo que su vida fuera dichosa y larga al lado de su hijo.
-No solo es bonita, sino también muy inteligente-
Dijo tras dar su aprobación, miro a su izquierda donde la Reina Madre estaba ubicada, con seriedad y cierta amargura.
-Madre, no debería decir algo alentador a la Princesa Heredera- ella le miro con odio.
-¿Podría una persona de mi edad, tener algo que decir?- menciono –Por favor, sirva bien al Príncipe Heredero con sinceridad y respeto-
-Lo recordaré y lo tendré en cuenta- menciono Sakura Haruno.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


La mujer le miro preocupada. Había pasado los últimos días intentando que la Joven Ino saliera de la habitación, pero no lo había conseguido. Igualmente, y para empeorar la situación el apetito de la rubia estaba renuente a volver.

-Princesa por favor, trate de comer algo- imploraba la mujer.
-No, te dije que no quiero- dándole la espalda.
Estaba atracada sobre los cobertores que le servían de cama, en esa posición había vivido los últimos cinco días, sin mirar el sol o respirar el aire fresco, solo me mantenía de agua.
-Estoy preocupada por usted… Por favor-
-No quiero, ni hoy, ni nunca- grito.
-Eso quiere decir… ¿Qué no irá a ver a la elegida como esposa del Príncipe Heredero?-
Un dejo de emoción le inundo el cuerpo, incorporándose del suelo, sentándose. Miró a la mujer por unos segundos sin decir nada, tomo las cobijas puestas en sus piernas y con sus manos las apretó con fuerza.
-¿Qué tiene eso que ver conmigo?- dijo con resentimiento.
-¿No es Sakura su amiga?-
-Eso… Hasta que me di cuenta que sería mi cuñada-
-¿Qué?-
-Ella… si mi hermano puede tener a quien ama. ¿Por qué yo no?-
Cambio el tema de repente, como acostumbraba a hacer por su imprudencia e inmadurez. Explico las diferentes formas en las que podría sucumbir en los próximos días, y tras sus gritos, las lágrimas aparecían incesantes.
-¡Quita de aquí la comida!- vocifero –Me limitare a morir de hambre-

-¿Qué pasa?-
Entró en la habitación, donde varias mujeres de la corte y su hija peleaban, la Reina Kushina sintió preocupación por hija. Presurosa llego a su lado y se sentó, tomo sus manos, las cuales palmeo con cariño.
-No llores… vamos dímelo-
-Madre- dijo afligida –Por favor dígale a padre… que voy a morir si no es esa persona-
-¿Qué tontería es esa?- le regaño -¿No te dije que no se hablara más del tema?-
-¡No quiero!- grito -¡Odio a Padre, a Naruto, a Sakura, cada uno de ellos!- dio alaridos de dolor -¡Te, te odio también a ti madre!-
Un grito retumbo por toda la estancia, Ino se soltó del agarre de su madre y con la mirada llena de rencor y sollozos corrió por la multitud de mujeres. –“Todos, cada de uno de ellos no entienden mi dolor”- pensó la joven. Salió del castillo descalza, con la poca fuerza que su andar le permitía llego hasta encontrarse con la que sería quizás, su única esperanza.

-Reina Madre-
Cuando llamó la atención de su abuela, Ino ya se encontraba hincada a su lado, oprimo con fuerza el brazo de la anciana, buscando consuelo. Tras de ella, Kushina le perseguía, estrujó sus manos y miro sofocada la actitud de su hija. Por su parte, la Reina Madre no comprendía bien la situación, pero era imposible no guardar cierta curiosidad.
-Por favor, solicite a Padre…- suplico –Pídale que permita que Sai sea mi esposo-
-Kushina…- nombro a la mujer cerca de la puerta -¿Qué es esto?-
-Por favor abuela, por favor-
-Lo siento Reina Madre- dijo Kushina avergonzada.
-Saquen rápidamente a esta niña- ordeno la vieja.
-Reina Madre, la solicitud, por favor…-
Estaba sola en su habitación analizando lo que hace poco había ocurrido, la imprudencia de la joven unida a su inmadurez, podría ser una arma propicia para sus deseos. Inmediatamente una amplia sonrisa se dibujo en sus labios, aquello sería una estupenda oportunidad.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Los habitantes de Kitsune, no repararon de las cambiantes sombras sobre ellos, el ambiente se percibía húmedo y frío. Dentro de poco oscurecería, las grises nubes amenazaban con una tormenta repentina que nunca llego, más bien el cielo parecía aclarar.

-Sacerdotisa Chiyo-
-¿Qué pasa?-
-Esta noche, la Reina Madre pide que entre al castillo en secreto-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


El Palacio Hanami sería el lugar donde residiera la joven Sakura, hasta el día de su matrimonio. Originalmente el cuarto de la princesa heredera debió haber estado en el centro del palacio, donde se encuentran las residencias privadas. Sin embargo, Naruto había demandado que permaneciera en este. Quizás, porque aquel era uno de los más hermosos Palacios de Kitsune, como su nombre lo indica, Hanami era el lugar donde florecen las flores.

-Le agradezco su hospitalidad- indico Sakura.
-Por favor no sea formal conmigo-
-Entiendo-
-A partir de mañana su práctica de preparación iniciará-
Explico una dulce mujer que sería a partir de esa noche una de las sirvientas de la Haruno.
–Tiene que dormir temprano hoy-
La dama inclino su cabeza para marcharse, pero antes le mostró un paño blanco que sacó de una de las bolsas de su falda. Lo extendió hasta la joven.
-¿Qué puedo hacer con este pañuelo?- pregunto.
-Lo necesitará- menciono –Nosotras estaremos afuera, por favor descanse tranquila-
La mujer hizo un ademán de respeto nuevamente que fue devuelto por Sakura, se levanto y salió de la habitación cerrando tras de si las puertas. La joven no entendió lo sola que se encontraba hasta que escucho el ir y venir de su respiración. Se tomo un tiempo para contemplar los objetos y muebles dispuestos en su instancia.

Habiendo reconocido todo lo que había en esta, sintió una abrumadora tristeza. Sus ojos se llenaron de lágrimas. El cielo era justo, sería la esposa del príncipe, pero a cambio perdía a su familia –¡Madre!- susurro para luego tomar el pañuelo dejado sobre su mesa –“Es por ello, que necesito esto”- pensó, quizás sería el instrumento que la acompañaría en su desconsuelo. Sakura lloró, como lo hacia cuando era una pequeña niña y buscaba el alivio de su madre. Sollozó tan desconsoladamente como jamás lo había hecho en su vida, el pedazo de tela cubría su pequeño rostro, más no su dolor.

Aspiro afanosamente el aire que faltaba en sus pulmones y separo el trozo de paño de su rostro, la mojada tela mostró una oculta sorpresa, eran caracteres, quizás palabras. -¿Estas llorando porque te alejaste de tú familia? Si ese es el caso trata de abrir la ventana-

Separo sus rodillas del asiento donde se encontraba, limpio las lagrimas restantes en su cara de níveo color y se dirigió a la única ventana que tenía su cuarto. Cubría la pared de techo a suelo y fuera de ella daba paso aún pequeño balcón con pisos de madera. La abrió lentamente y tras de ella él, su príncipe. Naruto junto con su fiel servidor al lado.

-Príncipe Heredero- dijo con asombro.
-¿Estás sorprendida?- le grito con una sonrisa.
-La entrada a esta área no esta permitida- le explico -¿Por qué esta aquí?-
-Soborne a los guardias- dijo con orgullo.

Ella le miro maravillada, le encantaba esa sonrisa tan sincera que siempre le ofrecía y sus ojos azules profundos que parecían introducirla en un sueño maravilloso. Pero aquel, no era el momento adecuado para una visita. Tomo las puertas de aquella ventana que llegaban hasta el piso y las cerro sin dejar decirle nada más.

-Espera- grito el joven -¡Abre de nuevo Sakura!-
-Por favor regresa- dijo la joven –Eres el hijo del país, el modelo a seguir de muchas personas-
Exclamo la niña en tono de regaño, callo por unos minutos esperando su respuesta pero ya no se escucho más de sus griteríos –“Se habrá marchado”- pensó con desánimo. Abrió lentamente la ventana y se sorprendió al no verlo, asustada por su suerte, corrió por los pasillos hasta salir del palacio –“Príncipe Heredero”- grito con fuerza. Abrió la última puerta que la sacaba de su encierro.

Llego hasta la salida del Palacio, cerca de la entrada dos enormes lámparas se apoyaban en el suelo. Mientras recordaba su llegaba, pudo asegurar que no se encontraban hacen unas horas. Sakura notó la melodiosa sintonía del golpe de las trece cuerdas del Koto y sonrío.

El lugar era hermoso. Aún faltaba mucho para el amanecer y la vía láctea mostraba su blanca banda de luz. El sonido del viento jugaba con las ramas y hojas de los árboles. Estaba sobre la calzada un poco más arriba y desde allí miraba las finas vasijas repletas de flores rosas. Dio un paso hacia delante y dudo en proseguir, Naruto le miraba.

-¿Has llorado?- le pregunto con preocupación-
-Príncipe heredero- dijo con pena.
-Pedí permiso a Su Majestad antes de venir, por lo que no te tienes que preocupar-

Naruto estaba diferente o quizás era ella. Sakura no supo explicar si era su rostro sonriente o el profundo sentimiento que estaba colmando sus entrañas. Él entendió cierta aprensión por parte de la joven y dejo ver su rostro un poco más relajado, quizás le inspiraría confianza. Tomó la manga de su ropa color turquesa y subiéndola mostró su mano, la extendió y señalo las sillas que tenía al lado, ambas miraban una pequeña caja de madera, que le servía de escenario.

-Por su bien…- dijo el Príncipe –He traído unos amigos que le harán sonreír- menciono –De todos modos, tú y yo no podremos dormir esta noche. Vamos a verlo juntos-

Mantuvo su brazo en el aire, hasta que con un movimiento de los hombros le indico a proseguir. Una loca desesperación le inundaba el corazón, solo los dioses serían capaces de reconocer el enloquecido amor de aquel joven. Quería tenerla cada día, cada noche y Sakura solo se dignaba a mirarlo –“Cielos, la quiero conmigo para siempre”- pensó. Guiño el ojo izquierdo buscando la aceptación de la joven y su cometido causo efecto, ella bajo las cinco gradas que los separaban y lo miro al fondo de sus ojos.

Naruto llamó su atención extendiendo nuevamente su mano invitándola a estrecharla, por un momento dudo, pero encontró tentador el volver a sentir su calor y aunque esta temblaba, sin que la pudiera controlar, tras el contacto, la sutileza y el cariño depositado fueron suficientes para calmar la ansiedad de los músculos. Lastima que el corazón no pensara igual, minutos después ambos se sentaron.

-Es un espectáculo preparado rápidamente- menciono el joven –Así que hay que ser un poco compresivos- le explico –Empecemos-

Tras el escenario recreado en aquel cajón de madera, un hombre de cabellos grises se asomo con una sonrisa, presento a dos jóvenes títeres que contarían un cuento de amor. Un chico de familia real y una chica de familia noble. Aquellos muñecos, sea habían conocido un día por casualidad, su relación al principio era un tanto confusa, pero en el primer instante que sus miradas se reconocieron, el destino del cielo les confeso que estarían juntos por siempre…

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-¿Qué acaba de decir?- pregunto la vieja.
-Me has mentido- reclamo -La esposa del príncipe heredero ha sido cambiada. Tendrás que deshacerse de ella-
Ordeno la Reina Madre, a la sacerdotisa Chiyo.
-El Rey tiene una fuerte vigilancia en el pabellón- menciono la mujer de la realeza –Asesinato o envenenamiento no funcionara. Para poder tener éxito sin acercarse a ella, tú tendrás que ayudar-
-Yo…- dijo –Mi labor en el Palacio es bendecir a la familia real- expresó con miedo -¿Cómo podría…?
Rezar, profesar buena suerte y proteger a la familia real, eran los deberes de toda la comunidad de sacerdotisas. Sakura como princesa heredera ya formaba parte de ese círculo.
-El cielo debe estar equivocado en este momento- dijo la Reina Madre –Te ordeno matarla. Es ella o todo el Palacio de la Luna, con sus sacerdotisas desaparecen-
La vieja Chiyo salió del Palacio de la Reina Madre, marcho ocultándose bajo las sombras de los edificios, hasta llegar a sus habitaciones donde las fuerzas de sus piernas mermaron, recostó su pesado cuerpo sobre la pared hasta dejarse caer en el suelo. Los cielos se estaban vengando, debía decidir entre seguir las órdenes de la Reina Madre o las valiosas vidas de sus súbditas. Muchas muertes por solo una. Sin embargo, aquella decisión era difícil de asimilar –“¿Podría salvar a las dos?”-

-De verdad… de verdad ¿tengo que matarla?-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


El día amaneció nublado, pero no amenazaba con llover. Sakura despertaba después de haber tenido una divertida noche al lado del Príncipe Heredero, se levantó y preparo tanto su cuerpo, como su espíritu para aprender y memorizar, cada ritual y conducta real.

Su nueva mentora había llegado temprano y desde que sirvió el desayuno comenzó la instrucción en normas de etiqueta. Aquella mañana, había pasado rápidamente y la joven asombraba por su habilidad de aprendizaje. Más tarde, se dedicaría a aprender el ritual de ceremonia, aquello que más le emocionada, los pasos a seguir para su matrimonio con el Príncipe Heredero.

-Estos son los bocadillos que el príncipe ha pedido preparar- decían las damas de la cocina.
-Gracias por la comida- se dejo decir la joven.
Sakura permaneció un momento contemplando los alimentos, con fascinación. Inquieta al no reconocer cual sería el primero, bailo su mirada de derecha a izquierda. En la parte superior y como venía siendo costumbre, un pañuelo con un mensaje de su príncipe –“Hay mucha seguridad en el palacio, por lo que no puedo ir y verte. Lo siento”-

Una hora después de haber terminado su cena, acomodo sobre su cuerpo las telas blancas que le servían para dormir. Tomo con cariño el pañuelo color champan y lo doblo en cuatro para acomodarlo al lado de su almohada. Soplo ambas velas a cada lado de su lecho y habiéndose encontrado en la oscuridad cerro sus parpados, quizás aquella noche soñaría con Naruto. Se durmió enseguida.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Era una noche de inmensa tribulación. En aquel momento en el Palacio de la Luna, la sacerdotisa Chiyo, llevaba cerca de media hora realizando conjuros y evocando espíritus. Se divisaba frente a ella un pequeño altar que consistía de una mesa y en encima un recipiente negro, un mágico fuego índigo se agitaba brioso.

Con un movimiento de sus manos, las llamas remontaron en ardor para luego casi desaparecer, aquel pequeño haz de luz se deshizo en una negruzca y maligna neblina, que abarco cada espacio de la habitación. Una palabra de la anciana pareció darle vida propia y bailo entre las piernas de las mujeres allí dentro, entre ellas la Reina Madre.

Chiyo extendió ambas manos en sus costados y con evidente dolor controlo el andar de aquella nube de muerte. El temblor de sus manos aunado al sudor que descendía por su rostro, demostraba su terrible agotamiento. Un último esfuerzo le confirió el poder de someterla y convertida en una columna de humo, le envío fuera del Palacio de la Luna.

Se agito sobre los techos de los edificios y se coló entre los Palacios, hasta hallar el indicado. Su negra esencia se filtró por las hendijas del Palacio Hanami buscando a su víctima, la cual se encontraba plácidamente dormida. Acaricio sus piernas, incomodándola por el frío entrando en su cuerpo. El humo le envolvió su torso como si se tratase de una serpiente y la agonizante presión le despertó.

Sakura abrió los ojos con fuerza e intento gritar, pero una presión sobre su cuello se lo impidió, una fuerza inexistente le robaba el aire, sus manos se dirigieron a su garganta y lucharon con aquello que sentía, pero no veía. Las lágrimas de impotencia, dolor y miedo abarcaron sus cuencas, un quejido silencioso acompañaba su lucha.

Tomo el pañuelo en sus manos, buscando quizás consuelo o fuerza. Trato de robar un poco de aire, pero le fue imposible. Se arrastró por la habitación, buscando la salida, sus manos desesperadas buscaban la puerta, pero más que avanzar eran mojadas por las lágrimas que caían sobre ellas. La presión cedió y su cuerpo ordeno una bocanada de aire, que sonó a grito. El cuerpo de Sakura se desplomó.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Ahora ¿Todo a acabo?- pregunto la Reina Madre.
-Así es señora-
-¿Cuándo seremos capaces de saber de su muerte?-
-Eso es… algo que no esta dentro de mis habilidades-
-¿No realizaste un ritual mágico para tomar la vida de esa niña?-
-Pero el destino es decidido por el cielo- dijo Chiyo –No hay ritual capaz de desafiar los deseos del cielo-
-Entonces ¿Te refieres a que no puedes ser precisa?-
-No se preocupe, ella será encontrada con una enfermedad desconocida y eventualmente causará su muerte-
La reina sonrío.
-Cierto, si muriera repentinamente la gente sospecharía- dijo –Con ella enferma, no será capaz de continuar siendo la princesa-
La mujer sonrió y mordió la uña de su pulgar con una risa de satisfacción.
-Quien lo iba a creer, morirá más lento de lo que me hubiera gustado-

La Reina carcajeó y dio por terminada la conversación con la sacerdotisa, dejándola cansada. Se dirigió a una pequeña sala al lado del pabellón de conjuros y abrió la puerta, en ella la princesa Ino se encontraba temblando de miedo e incapaz de decir palabra alguna.

-¿Estas asustada por esto? – pregunto con ironía.
La joven Ino le miró con horrible angustia.
-Todo ha terminado, así que no estés nerviosa por ello-
Ino quiso tomarle la mano a su abuela, pero ella se lo impidió. Una lágrima corrió en su mejilla hasta ocultarse en su cuello.
-Ahora…- dijo –Serás capaz de conseguir lo que sea que quieras-
Hizo un ademán de marcharse, dejando atrás a la joven.
-Buen trabajo princesa-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-¿Qué sucede?- grito la mujer – ¡Mi Señora!
Miro al suelo donde se encontraba la señorita y tomo su cabeza que acomodo entre sus regaños. De inmediato tomo sus signos vitales. Estaba con vida.
-Vaya y traiga al medico real ahora- ordeno –Rápido-
-Si-
-Señorita- dijo -¿Puede escucharme? Mi Señora, mi señora-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •



Queridos lectores, muchísimas gracias por sus comentarios, sus palabras ayudan en mi autoestima, jajaja... Bueno, en realidad me hacen muy feliz y me ayuda a esforzarme más en cada nuevo episodio. Por cierto, espero que haya sido de su agrado este capítulo, me costo muchísimo escribirlo y espero que lo que deseaba transmitir llegara a ustedes.

• Eliannar: Creo que la identidad de la Reina Madre estará en suspenso por mucho tiempo más. Sabes, no es un cuarteto amoroso en si, bueno lo tendrán que leer para entenderlo, no quiero pecar de "chismosa". Ahhh!!! de nuevo, gracias, por el lema, esta super, super bonito.

• moi-06yoyo: Sabes más que un trío o un cuarteto, lo que hay allí es un conflicto de emociones. Yo también, odio a la Reina Madre, jajaja.

• cerezo en el viento: Me asuste mucho con tú -No me gusto- casi me da un paro cardíaco, me alegra que enserio, que sea de tú agrado.

• Estefi chan: Se aclaro tú pequeña duda, pero Dios creo que la cosa se complico. Lo bueno de Sasuke, es que no esta en Konoha, por ahora.


Última edición por marifa el Vie Oct 26, 2012 3:58 pm, editado 1 vez
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por moi-06yoyo el Vie Oct 26, 2012 3:54 pm

maldita reina madre y espero que la relación narusaku encuentre aun el camino
avatar
moi-06yoyo
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1677
Edad : 27
Localización cuarto de sakura en su cama con ella
Nakus 102064

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por eliannar el Sáb Oct 27, 2012 12:54 am


No sabes que tierno es la relación de Sakura y Naruto xD se nota que los dos se desviven, el muy tierno y ella aún con sus miedos sigue adelante, pero siempre existe ese pero el amor unido al poder no siempre es compatible la envidia y la codicia están en la orden del día, ya sabes que odio a la reina madre ella no tiene límites y para colmo se le unió Ino. A Chiyo la compadezco estaba entre la espada y la pared seguro que recibirá un castigo divino.
Pensando detenidamente lo que me supone es que la reina madre no es la del rey ha de ser una de sus concubinas amargada que no obtuvo el corazón del antiguo rey y ahora busca venganza y poder.
Ya me alargue denuevo, me acuedo que antes solo comentaba con quiero conti y un guiño ahora no se que me pasa jaja.
Está bien no te pongo en aprietos y no te voy a convertir en ''comunicativa''.
Espero el proximo capitulo haber si al fin mi futuro de adivina no caiga en pedazos por que tù me has demotrado que posees.
Onion bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por Estefi chan el Sáb Oct 27, 2012 8:16 am

OH Dios !!! la conti si que tuvo de todo casi me pego a la pantalla de mi monitor xDD.

Odié a la Reina Madre , es una desgraciada como se atreve ,y junto cuando Naruto y Sakura iban a estar juntos AyAy . Además que Ino y Chiyo colaboraron Mesapalm

El NaruSaku es tan tierno y por culpa de esa "Bruja" no se va a dar ahora Mad .

Conti pronto !!!! No tardes

P.D: Genial !!! la conti

avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 24
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por cerezo en el viento el Dom Oct 28, 2012 9:51 am

que tierno naruto
la reina madre la odio
me gusto lo ke contesto sakura muy sabia la respuesta,pobre chiyo como dijieron anteriormente estaba contra la espada y la pared , que fue lo ke le hiso a sakura?
la inmadures de ino traera problemas no?
Asi GOME por el susto
me gusto mucho
Onion bye
avatar
cerezo en el viento
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 142
Edad : 20
Localización tratando de no caerme del arbol
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por mayasorita el Lun Oct 29, 2012 1:49 pm

no.. lo puedo.. creer... Onion ._.

por ke rayos no habia leido este fic??!!!! Onion hit
esta buenisimo, soy una mala persona
tu lees mi fic y yo no me habia dado tiempo para pasarme por el tuyo
y me arrepiento tanto Onion D:

bueno ya, volviendo al tema
me encanta como vas desarrollando la historia
tengo tantas cosas ke decir sobre esto ke no creo ke me alcance un post Onion wall
la relacion de naruto y sakura es tan hermosa Oigh
por ke tiene ke haber gente mala que arruina todo como la bruja reina y hinata y familia?? Onion...
pero lo peor es ke embrujaron a la pobre sakura
y no podran estar juntos por mucho tiempo
naruto sufrira como nunca, por que???? Onion TT

por favor, espero lo continues pronto, ya kiero ver ke mas sucedera
en ke momento se volveran a encontrar
ke pasara con naruto cuando la vea, y con sakura, ke aunque no lo recuerde sentira cositas por el Onion *o* Onion TT
porfa, no tardes en actualizar, me encanta tu fic!!! Onion bye Onion ok Onion ok Onion ok
avatar
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 308
Edad : 28
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :




Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por marifa el Mar Oct 30, 2012 10:08 am

EPISODIO VIII

Pequeño Cerezo


“Si un hombre ve a alguien que actúa mal, y no hace nada para detenerlo,
como puede seguir llamándose hombre”.
Eliannar


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Por favor, permita que la niña abandone Palacio, Su Majestad-
Solicito uno de los consejeros reales, aquella reunión se conocería la suerte de Sakura.
-Ella ha estado enferma por varios días y no ha mostrado signos de recuperación-
-A pesar de ello, la joven Haruno es la princesa heredera- menciono Minato –Lo correcto es que permanezca en palacio mientras es tratada-
-No puede permitir que alguien enfermo permanezca en palacio- explico uno de los hombres -Si la enfermedad se propaga ¿Qué haríamos?-
-Esta dando a entender que la princesa ha contraído una enfermedad incurable- le reclamo Choza.
-Fuese o no, el Médico Real no puede decir cual es…-
-¿Entonces estas diciendo que no puede ser curada?-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Hacia un poco más de una semana que se encontraba enferma, su piel estaba pálida casi amarillenta, pesados y grises parpados cubrían sus ojos. Su boca, sus labios estaban resquebrajados por la fiebre en su cuerpo. Sakura, respiraba con dificultad, la presión hacia mella en sus pulmones, a los cuales les dificultaba extraer el oxígeno vital.

Ella estaba terriblemente mal y el Médico Real lo sabía. En aquellos días, la había visitado incontables veces. De su enfermedad no se sabía nada, era desconocida; quizás se podría encontrar una cura o quizá estaba condenada a desfallecer. Los que allí estaban, nunca conocieron la verdad.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-¿No se moverán?-
Pregunto a los seis hombres armados frente al Palacio de Hanami, los mismos por mandato de la Corte Real prohibían el paso a cualquier residente de Kitsune. Debido al peligro de una posible pandemia. Aquel hombre que gritaba, llevaba consigo un inmensurable dolor. Sus ojos demostraban que había llorado por largas horas, la membrana blanca de sus orbes se teñían carmesí. Los surcos de lágrimas secas eran visibles en sus mejillas.
-¡Ella es mi esposa!-
El pensamiento de perder a quien más amaba se apodero de su poca prudencia, lanzándose a los hombres en busca de la niña que absorbía cada espacio de su mente. Forcejeo, riño, pero perdió la batalla, su cuerpo estaba débil.
-¿Quién dijo que pueden enviarla lejos?- grito -¡Piérdanse!-
Los miró, ya no con dolor sino con el más profundo odio. Kakashi notó como al Príncipe lo absorbía la impotencia y la angustia; su joven amo había pasado los últimos días en depresión. Para empeorar la situación, la vigilancia interna le había impedido visitar a la Princesa Heredera.
-¡Príncipe Heredero!- imploro –Por favor tranquilícese. Cuide de su cuerpo- dijo Kakashi.
-¡Apártanse!- vocifero -¡Maldita sea!-

La vieja mujer de la corte, quien cuidaba de Sakura desde su ingreso de Palacio, se apropio de su espalda y la sentó en las humedecidas sábanas. Cambio sus ropajes y le indico que debían de salir aquella mañana de Hanami. Con un movimiento de las manos llamó a dos jóvenes muchachas, quienes la levantaron, tomándola en brazos. Caminaron con dificultad los largos pasillos del palacio, Sakura solo se permitió mirar las maderas de los pisos, por última vez. Un intenso dolor de cabeza llegó, cuando la luz del sol se poso por su cuerpo.

Los pensamientos de Naruto estaban descontrolados, el miedo a perderla, a no verla más, a vivir su vida con solo su recuerdo, no lo soportaría ni hoy ni en el futuro. “Yo la necesito” fue lo que pensó. Sus gritos cesaron cuando la vio salir, tan pequeña y frágil. Su princesa sufría y su corazón se resquebrajaba al ser testigo de su dolor. Naruto tuvo muchas ganas de llorar.

-¡Retírense!- se quejo aún más.

Lo escucho, su voz agrietada y más ronca de lo normal. Su cuerpo le indico que debía de buscarlo, mirarlo por una última vez, desearle felicidad, quizás decirle que le amaba. Cuantas cosas anhelaba poder conversar, le hubiese gustado reír y llorar a su lado por mucho tiempo. Ahora le era imposible.

Consiguió encontrar fuerzas de su cuerpo ahora más delgado y endeble. Levanto la cabeza y lo miro por un momento con sus orbes apagados. Él extendía su mano, sus ojos estaban vidriosos. Un suspiro de angustia salio desde el fondo del alma de la joven.

-Príncipe Heredero-Exclamo con voz apenas audible.
-Sakura- escucho –Sakura- volvió a exclamar.

Había gastado muchas lágrimas, en las noches oscuras y los días casi eternos. Sin embargo, los ojos de él se llenaron de agua, como corrientes en sus mejillas llegaron a su boca, amargas, saladas. Como su voluntad.

Ella le miro con tristeza, podía escuchar sus lamentos y como tragaba su dolor en cada palabra, miro de nuevo al suelo –Sakura- escucho gritar. Sus sollozos eran frenéticos y desgarradores. Bajo las cinco gradas que la separaban del palacio, esta vez no para encontrarlo, sino para irse de su lado.

-Sakura- dijo con desesperación -¡Sakura…!-
Grito una y otra vez con abatimiento, la joven se estaba marchando. Debía detenerla, esperar a que curase, convertirla en su esposa. Sus extremidades lucharon con los hombres que tenían al frente, pero no le dejaron avanzar. Rugió su nombre, infinidad de veces, lo grito tanto que su voz parecía querer desaparecer.

-¡Ella es mi esposa!- afirmo -¡Desaparezcan!- rogó -Sakura, no te vayas Sakura-
Suplico a los guardas de palacio dejarle pasar, al mirarla alejarse de su campo de visión. Imploro su compasión e igual no se movieron.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


“Príncipe Heredero”. Quizás una vieja abuela pudiera entender lo que amenaza al corazón de su nieto; pero en aquel momento, en ese instante ella disfrutaba de su dolor. Lo miraba a lo lejos, lo que tenía delante de sí era un bochornoso espectáculo, presentado por el que sería el Rey. –“Ridículo”- pensó.

-Mi pobre Príncipe Heredero- dijo con tierna voz.
Él le miró con lágrimas en sus ojos. La vieja poso su mano sobre su hombro dándole apoyo.
-Reina Madre- exclamo sin fuerza.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-Tiene que hablar con el Príncipe- recomendó Hiashi Hyuga –Hable con él para que no cometa una imprudencia y devuelva a la hija de Kizashi Haruno a Palacio-
-Aún no sabe de política- Dijo la Reina Madre –No tiene el suficiente poder-
-¿Piensa así?-
-El amor es solo amor-
-Perdone que contradiga sus palabras. Pero el Príncipe Heredero, estuvo detrás de las manifestaciones de los jóvenes estudiantes junto con Yamato- menciono –Además, ha conseguido que él joven Haruno sea parte del consejo –la Reina Madre le indico proseguir. –No es, que el Príncipe Naruto sea inconciente de la política, solo esta agazapado hasta que consiga el poder de cambiar o mover cosas-
La Reina Madre se mantuvo en silencio, quizás aquello era cierto. Él viejo Hiashi era inteligente y estaba más cerca de la política.
-No es mejor plantar el árbol ahora que esta joven- menciono el Hyuga –Y así poder moldearlo a su gusto-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Su nieto estaba en las habitaciones de la Reina Madre, como había solicitado cuando se vieron frente al Palacio Hanami. Algo más calmado y con un poco más de fuerzas, quizás buscaba un apoyo y su abuela parecía querer dárselo.

-Debes de estar enojado- dijo con preocupación –¿Naruto?- susurro.
-Si Reina Madre-
-Por el bien de esa niña, deberás dejarla ir-
-Ella es alguien que iba a ser mi esposa- reclamo -¿Cómo podría olvidarla fácilmente?-
-Necesita olvidarla- enfatizo –Solo con eso, la niña y el palacio estarán en paz- explico cordialmente.
-Abuela- dijo impresionado.
-Deberás aceptar las disposiciones del reino- dijo preocupada –Hay una razón para ello-
-¿Qué es?- reclamo -¿Quién determino que era razonable para ella, para mi?-
-No puedes crear un escándalo- sugirió –No hay nada que puedas hacer respecto a ella. Una vez la intentaras traer de nuevo, solo sería objeto de amenazas y calumnias-
-Pero…-
-Es una niña que sería capaz de vivir una vida normal- tomo su mano –Por la ambición del Rey y usted, la joven se ha alejado de su familia y vivido con esta enfermedad sola-
Apretó con fuerza la mano de su nieto dándole apoyo.
-¿Quién sería el único feliz si la trae de vuelta?- pregunto –Sería su culpa si sale dañada-
El joven arrugo su frente, su abuela tenía razón. Conseguir traerla de vuelta podría provocar una guerra civil y ella será la más perjudicada.
-Si las alas de Sai fueran arrebatadas, también sería tú culpa- menciono –Si su Majestad se viera envuelto en una disputa interna ¿tomarías la responsabilidad? En tus manos esta la estabilidad de la familia real. Mi pequeño, si deseas protegerla, deberás dejar que haga una vida normal- aconsejo la vieja –Por lo que tenga un perfil bajo sobre ello- indico- Solo con esto, ella no saldrá lastimada-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Sintió como se aferraban de su mano derecha, tomando su pulso. De su cabeza el agua goteaba hacia su rostro. En la habitación de Sakura, el médico del pueblo le examinaba.

-Es extraño- menciono –En mis 30 años como médico nunca he visto algo como esto- le explico a Mebuki Haruno – Sus órganos, miembros y el latido de su corazón son normales. Dios esto es realmente misterioso-
-Sakura ¿Qué pasa?- grito su madre.
La joven, dio un grito de dolor que fue acompañado con sus manos sobre su garganta.
-Por favor intente salvarla- gritaba la mujer –No deje que mi hija muera- le tomo de las ropas con desesperación -Trate de usar medicina, no importa su valor-
-No espere mucho, su hija posiblemente morirá- dijo el anciano.
-No diga esas cosas- grito –Ella sufre mucho, por lo menos debemos buscar algo que alivie su dolor-
Mebuki Haruno, sacudía al viejo con fuerza, gritando y con lágrimas en los ojos –Por favor cálmese, Madre- escucho de Sai, pero no le importo. Coloco ambas manos juntas, como si fuese a rezar y las froto entre si –Por favor, sálvela- rogó –Si quiere mi vida, yo se la doy-. La mujer perdió la fuerza y desmayo.
-Madre-
-Esposa- dijo preocupado –Llévala a su cuarto. Rápido-
-Si-
-Vaya con ellos, doctor-

Kizashi Haruno camino preocupado por el jardín trasero de su casa, se mantenía calmado por su familia, pero desesperaba al no encontrar una cura para su hija. Su pequeña debía de sentirse sola, su madre dormía y su hermano cuidaba de ella. Decidió volver adentro, pero antes de eso una mujer le miraba, era una anciana, cabello corto y gris. Ella bajo su cabeza saludándole.

-Encantado de conocerlo-
-¿Quién eres?-
-Soy la Jefa de Sacerdotisas- explico.
-Ustedes tienen prohibido salir de Palacio. ¿Qué esta haciendo aquí?-
-Mi fuerza mágica me trajo hasta este lugar-
-¿De que habla?-
Pregunto confundido. Ella miro a ambos lados, como si estuviese dispuesta a contarle un secreto.
-Vine aquí sin permiso. No se preocupe- le aclaro -¿Puedo ver a su hija por un momento?-
La vieja miro hacia la casa y él la invito a entrar. Su hija estaba dormida cubierta en gruesas cobijas, su estado igual o peor. Se sentó a su lado y la estudio con la mirada, como si no conociera los motivos, se dirigió al viejo Haruno.
-Ella esta bajo un hechizo mágico- confirmo –Usted tendrá que usar un amuleto-
-¿Amuleto?-
-Su dolor no terminará si no consigue eso-
El Señor Haruno, comprendía lo que le decía la mujer y las consecuencias de utilizar ese objeto en su hija.
-Eso es imposible-
-No tengo idea de porque Dios ha enviado un hechizo sobre ella. Lo que si se, es que seguramente no desea que fuera la heredera al trono y por ello enfermo-
-Esto, no puede ser real-
-Le pregunto una vez más ¿Desea el amuleto?-
-Pero tendría que pagar con una vida- explico y recapacito –Estoy dispuesto a dar la vida por mi hija-
-Ella tendrá que pagar con su propia vida-
El hombre le miro sorprendido. Sakura abrió los ojos, para luego cerrarlos.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


-El cielo esta ayudándonos. Su enfermedad llego en el momento correcto-
-Vamos a presentar nuestra propuesta a partir de mañana. Hay que exiliarlo-
-¿Cómo, exiliarlo?-
-Sabes un exilio para un erudito es como darle alas- explico Hiashi.
-No entiendo-
-Hay muchos que seguirán apoyando a Kizahi Haruno. Es posible que los soldados le sigan-
Explico a los otros tres hombres, que estaban a su lado, prosiguió.
-Su Majestad perderá aún súbdito digno de confianza. Pero si es exiliado, conseguirá un ejército-
-Entonces vamos a envenenarlo-
-Es más triste, si le damos unas alas que no pueda usar- dijo el Hyuga –Vamos a hacerlo lentamente…-
-Pero si se recupera-
-Esa niña no volverá viva al palacio-

-Padre- dijo Hinata –¿Usted asesinará a Sakura Haruno?-
-¿Estas asustada de tú padre?- pregunto -¿O acaso tienes lastima de ella?-
Hinata le miro, más seria e interesada que preocupada. Aunque debía de admitir que en el fondo temía por la suerte de la Haruno.
-Para ponerlo simple, ella es alguien que morirá pronto- aclaro -¿Por qué debo decirte la verdad?-
Lo observo sin decirle nada, quizás esperaba que continuara con su cuento o talvez era el terrible terror que su padre influía en ella.
-En el pasado- recordó –Me llamaban perro del Rey, esclavo de la Reina Madre. Lo conseguí debido a ciertas personas de la familia real. Nunca lo he olvidado, esa vergüenza jamás. Por eso, me vengue. Pero aún no es suficiente. -
El viejo Hyuga recordó orgullo cuando convenció a la Reina Madre, acabar con la vida de la primera familia real.
–¿Dijiste que querías vivir en el palacio? ¿Dijiste que querías ganar el corazón del príncipe heredero? Si es así, desecha los sentimientos de piedad y remordimiento. Y recuerda la vergüenza que te trajo debido a ello. Recuerda la felicidad que sientes cuando consigues lo que quieres. Si no tienes la pequeña comprensión para eso, no añores esa posición.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


En el Palacio de Kitsune, se solicitada y se derogaba a Sakura Haruno como Princesa Heredera y se pedía un tiempo prudencial para la búsqueda y elección de una nueva princesa.

-Mi esposa ha sido expulsada del palacio y devuelta a su casa- Dijo el Príncipe Heredero -Y el profesor Sai, también es familia de la enferma no le será permitirá la entrada. En tiempos como este incluso Sasuke no esta por aquí-
Una lagrima callo por su mejilla, miro a Kakashi y luego sonrío por su mala suerte.
-No hay nadie que este de mi lado en el palacio-

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


La noche cayó, era oscura debido a la falta de luna. Sakura, se mantenía inquieta entre las cobijas, fuertes dolores arremetían su cuerpo cada cierto tiempo y los mismos la dejaban cansada y adolorida. Jadeo, cuando el dolor mermo un poco y trato de dormir nuevamente.

-Sakura- susurraban –Sakura-
Ella abrió los ojos, la estarían buscando. Quizás los ángeles de la muerte.
-Sakura-
Miro al techo apenas iluminado por unas velas. Luego a su derecha buscando la voz de aquel ser que le llamaba en sueños. Intentó reconocerle cuando volteo, pero solo divisaba su figura, quién era. Apretó tenuemente los ojos y los volvió a abrir tratando de enfocar la borrosa presencia. –“¿Era él?”- pensó.
-¿Puedes decirme… quién soy?- pregunto con miedo.
Lo observó por unos cuantos segundos, que a él le parecieron largos minutos. Su cuerpo estaba recostado sobre el suelo y sus manos cruzadas sobre su vientre. Sus boca se mantenía seca y sus ojos tristes.
-No importa- dijo –Mientras que yo sepa quien eres-
Ella junto sus parpados y se quejo por el dolor. Él la miro triste. Tomo su mano y la llamó por su nombre, quizás temía que se muriera en su presencia –Sakura- dijo y ella volvió a abrirlos. Le miro el rostro, la examino detenidamente y una lágrima se escapo de sus ojos.
-¿Es realmente usted?- pregunto lentamente.
-¿Qué quieres decir?-
-No es solo una imagen ¿Es realmente usted?-
Él asintió y trato de regalarle una sonrisa.
-Soy yo, de verdad vine a verte-
Sakura, se sintió feliz y realmente bien, si fuese posible. Le sonrío, una pequeña pero sincera sonrisa.
-¿Eres una niña tonta?-

Naruto y Sakura se miraron por largo tiempo, él recordó que tenía un regalo que ofrecerle a la joven. Tomo una bolsa de tela que tenía al lado de su cuerpo y saco un objeto que acerco a ella. Tomo su mano y coloco su presente.
-¿Qué es esto?-
-Es un accesorio para el cabello- explico –
Ella miro con dificultad el objeto. Parecía ser de oro fundido, las garras de un zorro abrazaban el fuerte y grueso tronco de un árbol de cerezos.
-Tú eres la única persona en mi corazón-
Se avergonzó y se sintió contenta. El oculto su rostro mirando hacia abajo, quería darle fuerzas si continuaba llorando no lo lograría.

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Estimados lectores. Muchísimas gracias por sus comentarios, parece que les agrado que bueno. Ojala este igual, quizás no se avanzo mucho en la historia, pero había vamos poco a poco.

• moi-6yoyo: Su relación ufff... es demasiado complicada. Muchas gracias por tus comentarios, yo igual odio y seguiré odiando a la Reina Madre.

• eliannar: Me encanta que extiendas tus comentarios, lo podes seguir haciendo, yo contenta. De la Reina Madre, no sabrán sus objetivos hasta el final, ni yo misma estoy segura de cuales son jajajaja. Gracias.

• Estefi chan: Adoro que te haya gustando tanto el episodio, en verdad se te agradece muchísimo. Creo que Ino y Chiyo han cometido un error del que se arrepentirán por mucho, ya más adelante se darán cuenta.

• cerezo en el viento: Creo que todos odiamos a la Reina Madre, jajaja. En cuanto a Sakura, Dios Chiyo es poderosa y por parte de Ino sufrirá mucho a futuro. Gracias por leer y comentar.

• mayasorita: Bienvenida, me alegro que te guste el fic. Sabes Naruto sufrirá, como nunca. Tendremos que volver al presente en algún momento, pero por ahora falta saber como llego Sakura a su estado de amnesia.

En fin, nos leemos en la próxima continuación. Se cuidan mucho, bye, bye...!!!
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por eliannar el Mar Oct 30, 2012 11:29 am

Me dan ganas de llorar Llorando por que si se aman tanto lo estas haciendo sufrir, bueno por lo menos ya sabemos algo mas de Hiashi que el apodo le queda bien, lamiendole la mano a otros jeje, asi que es una vengaza destinada a quien? es lo que quiero saber por toda la familia real o tambien a los nobles del palacio, me temo que el padre de Sakura será el primero, no pense que Hinata estará deacuerdo con su padre por lo menos no que este enterada, como habrá hecho Hiashi para tener el favor de la reina madre. Pobre Naruto es engañado por esa bruja, él solo piensa en el bienestar de Sakura que datalle el regalo tan hermoso tal vez sea la clave para que recupere la memoria xD
Me gusto el romance sincero de este capitulo espero la conti
Onion bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por moi-06yoyo el Mar Oct 30, 2012 1:09 pm

rayos si es y la llagada de sasuke pos es como que el emo tuvera otra oportunidad aunque dentro el corazón de sakura ya es de naruto y viceversa
avatar
moi-06yoyo
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1677
Edad : 27
Localización cuarto de sakura en su cama con ella
Nakus 102064

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por cerezo en el viento el Miér Oct 31, 2012 11:52 am

muy bueno espero la conti
el amor de de naruto es muy grande lastima k sufrira

atte: kmy
Onion bye
avatar
cerezo en el viento
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 142
Edad : 20
Localización tratando de no caerme del arbol
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por mayasorita el Miér Oct 31, 2012 3:24 pm

ufff hasta a mi me dieron ganas de llorar cuando sakura se fue Onion TT
pobre naruto, ya me lo imagino todo triste y deprimido por su sakura-chan
no sabes como odio a los hyuga... menos a neji, el me cae bien (aunque no sale en la historia ¬¬)
pero por favor!! ya kiero ver como hacen para ke sakura sane!!
mmmm a lo ke recuerdo en el principio dice algo asi como ke la golpearon o me equivoco?? ??
creo medio saber pero no estoy segura..
en fin, por favor continua pronto!!
ke por lo menos se den un besito Esto...
ke por o menos les quedara ese hermoso recuerdo..
espero anciosa la conti Onion ok Onion bye
avatar
mayasorita
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 308
Edad : 28
Localización donde sea que haya anime, videojuegos, musica y comida ;D
Nakus 885
Posesiones :




Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/zoe.sora.maya

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por Estefi chan el Jue Nov 01, 2012 7:11 am

Oooohhh que triste !!!! pobre Sakura Llorando , Como Hinata puede estar de acuerdo con su padre , es una descarada Onion... . Ni que decir de la Reina Madre otra bruja.

Pobre Naruto que tuvo que ver sufrir a Sakura , se nota que la ama ...

Conti pronto !!!!

P.D: Genial la conti !!!! y triste Llanto
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 24
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: • The Moon (+13)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.