Últimos temas
»  Comenzando de nuevo [+18][Capitulo 25: Cuidare de ti][17/10/2017]
Mar Oct 17, 2017 6:42 pm por NaruSannin

» Sola (NS) [Capítulo 1]
Lun Oct 16, 2017 4:59 pm por narusaku

» Selección para clanes
Lun Oct 16, 2017 8:25 am por dreico

» Los Ninjas Son[+18][Capitulo 1: Conociendo amigos][Crossover][12/10/2017]
Sáb Oct 14, 2017 5:39 am por narusaku

» La Apuesta
Vie Oct 13, 2017 3:16 pm por CerezoIntenso

» Te veo..... (capitulo 8)... (01-10-2017)
Vie Oct 13, 2017 7:05 am por CerezoIntenso

» Las estrellas. Capítulo 2. 11/10/17 [+18]
Vie Oct 13, 2017 4:01 am por alexad_uzumaki

» Hola a todos!
Miér Oct 11, 2017 8:05 pm por Rukei

» El castillo Vagabundo....Capitulo 4....01-10-2017
Sáb Oct 07, 2017 4:03 pm por aduzumaki

That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

NaruSaku v2.0 ::  :: Shots

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por mikel-chan el Sáb Ago 31, 2013 3:01 am

Hola a todos, hacia tiempo que estuve pensando en el shot, así que lo he escrito ya. No sé cuantos capítulos serán así que no pondré el límite, según avance lo iré viendo. Espero que os guste mucho.

Capítulo 1:

Flor de cerezo

Los pétalos de cerezos adornaban el camino que pisaba. Siempre me dirigía al instituto por este lugar, sentía atracción hacia estos árboles, no en vano me llamo igual que ellos.

Siempre llegaba a clase con mi cabello rosado lleno de pétalos mas poco me importaba lo que pensaran de mí, solo había una persona que llamaba mi atención.

Sin embargo, dudo que sepa de mi existencia. No sobresalgo en nada, con lo cual no soy popular, al contrario que él y su novia.

Son perfectos, ambos, hacen una buena pareja.

Aunque odie a esa chica eternamente, no puedo golpearla porque le haya elegido a ella, aunque ganas no me faltan.

Toda mi vida traté de mejorar en todo para hacerme notar, pero nada, nunca lo conseguí. Solo podía verle pasar y suspirar en la soledad.

Suspirar por su amor imposible.

Nunca me ha tocado en su clase, parece ser que el destino no quería darme la oportunidad de verlo cada día.

Me conformaba con verle jugar a fútbol, era increíblemente bueno.

Recuerdo que allí (en las gradas) hice el mayor ridículo de la historia, él me saludo y yo, como una ilusa le devolví el saludo, me miró extraño y siguió jugando.

Al de un rato me di cuenta que Hinata estaba tras de mí, ¡A quien había saludado era a ella!

No volví a aparecer por días, pero las ganas de verle podían más que mi vergüenza.

Así que volví a asistir allí, solo que esta vez me ponía más apartada y en la última fila. No volverían a hacerme la misma jugarreta.

Intenté jugar a fútbol, aprender, pero soy muy patosa. Siempre tropiezo o me caigo, incluso cuando ando.

Ojala fuera como mi amiga Tenten, ella es buenísima en los deportes.

Un día el balón salió fuera del campo justo cuando pasaba por ahí, lo recogí y me acerqué para devolverlo, si lo chutaba, posiblemente no se movería ni dos centímetros (básicamente porque no le habría dado).

¿Cuál fue mi sorpresa al levantar la vista? El chico más guapo que Dios ha creado nunca.

Le devolví la pelota rápidamente y salí corriendo, en ese instante debería haber quedado como una idiota, y seguro que piensa eso de mí.

Dejé de pensar en eso para centrarme en acelerar el paso, tenía mucho retraso ya. Y encima hoy es mi primer día, debo ver en qué clase me ha tocado.

Comencé a correr hasta llegar a las taquillas que se sitúan en los pasillos del instituto.

Cogeré todos los libros por si acaso, no me sé el horario aun.

Por culpa de la prisa y mi torpeza permanente, se me cayeron los libros.

-¿Por qué el mundo está en mi contra?

Observé una mano recogiéndolos por mí, cerré la taquilla ya que la puerta me impedía ver quién era.

-No hace falta que te molestes...

Habría seguido buscando excusas de no ser por aquellos ojos que me miraban fijamente, los orbes más azules y preciosos que he visto en mi vida, algunos mechones de su cabello rubio caían sobre éstos.

Te invitaba apartarlos para verlos mejor, sus marcas características en las mejillas solo podía significar una cosa.

Aquel era Naruto Namikaze. ¡Estoy delante de él! Y me miraba fijamente, poniéndome nerviosa.

-No pasa nada, no es problema.-respondió regalándome una sonrisa que provocó que la sangre subiese a mi rostro.

-Gracias.-balbuceé un poco mientras recogía los libros que me tendía.

-No ha sido nada.-volvió a sonreírme y me sentí la persona con más suerte del mundo.

Es increíble pensar que con una sonrisa de las suyas puede curar todos mis males.

Por culpa de mis pensamientos se volvieron a caer mis libros, escurriéndose de mis manos. Grité como una loca y los recogí con velocidad para salir corriendo de allí.

Cuando me di cuenta de que las listas estaban en la otra dirección quise calcinarme viva.

Asomé la cabeza por el pasillo para comprobar que no estuviera hay, me moriría de la vergüenza si ve que me he equivocado.

Salí corriendo hacia el otro pasillo, a pesar de haber estado a punto de quedar como la mayor despistada del mundo (que lo soy) me alegro de haberle podido ver de cerca.

Incluso podía inhalar su olor varonil y natural, una fragancia que me encantaba. Era otra virtud que añadir a su lista de perfecciones.

Frente a las listas (como pasa siempre) había un gran tumulto de alumnos tratando de ver su nombre.

-No voy a poder entrar ahí...-al final llegaré tarde.

Yo no podía infiltrarme entre un mar de personas y abrirme a codazos, no valgo para eso. Además, ¿Qué más dará? Si no estoy en clase de Naruto me da lo mismo.

Ino y Tenten salieron muy sonrientes (y algo magulladas) de la aglomeración de personas.

-Hola chicas, ¿Ya habéis visto donde os ha tocado?

Tenten era castaña, siempre llevaba dos moños como peinado, con ojos color chocolate y un cuerpo que casi todos desean.

Ino era rubia, normalmente se hacia una coleta decía que era más cómodo, a mi me gustaba dejar mi cabellera suelta hasta la cintura. Sus ojos son azules y aunque me gusta ese color para unos ojos, prefiero mil veces la tonalidad de Naruto.

-¡Estamos juntas!-gritó Ino.

Me abrazaron emocionadas, yo aun tenía los libros en la mano y no podía extender los brazos sino la fuerza de la gravedad ejercería su trabajo.

-Que emoción chicas, por fin me toca con vosotras.

-Sí, ya era hora.-se quejó Tenten.- Siempre me tocaba en una clase diferente.

-Sakura...-llamó mi atención la rubia.- Hay una sorpresa para ti en las listas.

-¿Cuál?

-Mírala tu misma.-respondió Tenten igual de sonriente que Ino.

-Yo no podría entrar entre tanta gente.

-Está Naruto en tu clase.

Como si fuese la medicina que necesitaba, entré como una flecha de luz mientras lanzaba a volar los libros y a las personas que se me ponían delante.

Nada más llegar busqué su nombre, ¡Qué más daba el mío! ¡Naruto está en mi clase!

Clavé mi vista en ese nombre tan perfecto: "Naruto Namikaze Uzumaki."

-¡Cariño! ¡Estamos en la misma clase!-gritó una voz aguda tras de mí.

Como odiaba a esa persona.

-Me alegro mucho.

En cambio a esta otra la amaba.

Me di la vuelta y me choqué contra el pecho de Naruto. ¡No pensé que estaba tan cerca!

Me alegro por haber estado perdida en mis pensamientos, sino habría llegado pronto. Es irónico el destino, toda mi vida tratando de acercarme al rubio (sin éxito alguno) y en este día he interactuado más con él que el resto de años.

-Perdona, no pensé que te darías la vuelta, quería ver mi clase.

-No... No... Ha sido mi culpa, no tienes que disculparte.

Quería que me tragase la tierra, ni siquiera me atrevía a mirarle a la cara.

-Hola, soy la novia de Naruto, Hinata Hyûga, un placer.-en vez de extenderme la mano para darnos un apretón, se pegó más a Naruto.

La chica en cuestión tenía el pelo azul, y los ojos blancos, era muy popular porque tenía un cuerpo de escándalo.

Aunque, sinceramente, a mi no me lo parecía.

Tal vez porque estaba celosa, ella estaba constantemente con él. Cuantas noches habré llorado por no poder estar con él, abrazándolo, besándolo, amándolo.

Esa alimaña rastrera ya me conocía y sabía que me gustaba Naruto, por eso se ha "presentado" para poder restregarme por la cara que están juntos.

-Encantada, soy Sakura.-respondí en un susurro a punto de colapsar por culpa de las lágrimas.

Me alejé de allí rápidamente, mis amigas me detuvieron en mitad del camino.

-Sakura, no dejes que esa asquerosa te haga llorar, no se lo merece. Eres mejor que ella.-Ino trató de animarme.

-Toma tus libros.-la castaña los había recogido, ya no me acordaba de ellos.- Ahora tienes una excusa para ver a Naruto.

-¿Eh?-no entendí nada pero no hacía falta, si puedo ver a Naruto me da igual.

-¿Cuál?

-Uno de tus libros le ha dado en la cabeza.

Necesité unos minutos para asumir la información, el grito que pegué al reaccionar no era normal para una humana.

-Yo... Yo, le... ¿Le he dado?

-Sí... Y de paso, me has dejado sorda.-dijo Tenten graciosamente mientras fingía no escuchar nada.

-Creo que a mí también.-la rubia sonrió.

Quería desfallecer, ¿Cómo puedo ser tan torpe? De todas las personas presentes tenía que acertar sobre mi amado.

-Me voy a morir de vergüenza.-dije completamente roja.

-Pues quítatela y vete a pedirle perdón.

-Pero Tenten...

-No me valen las excusas.-Ino me empujó por detrás.- ¡Vamos a clase a buscar a tu príncipe azul!

-¡No lo grites!-los colores no querían marcharse de mis mejillas.

Mis amigas rieron como locas al ver mi pésimo estado.

-No es gracioso...-susurré.

-Admítelo, si estaríamos nosotras así también te reirías.

-¡No haría eso! Sé lo mal que se pasa.

-Sabes cómo es nuestra Sakurita Ino, ella no se burlaría de sentimientos ajenos.

-Sí, lo sé. Eres muy buena Sakura, no te desesperes. Conseguirás su atención.

-Ino, él tiene novia.

-¡Bah! Esa relación no parece muy estable, ¿Verdad Tenten?

-Opino lo mismo.-respondió la aludida.

-Chicas, no hagáis nada, no quiero que os metáis en problemas.

-Por uno más.-dijo Tenten sonriente.

-¡Prometérmelo!

-Venga, ya hemos llegado a clase. ¡Enamora a tu príncipe!

-¡Ino!-grité roja ganándome la mirada de todos, incluso de la pareja (Naruto e Hinata) que estaban en la última fila.

La castaña me dio un pequeño empujón y (al mirarla para esperar una explicación) me guiñó un ojo.

Cautelosamente, me acerqué a ellos. Hinata colgaba de su brazo mientras me observaba con furia, cuando el rubio la miraba cambiaba de expresión y le besaba.

Gesto que me sentó fatal, había pensado detenerme e irme, aun estaba a tiempo. Pero, como si supiesen lo que estaba pensando, mis amigas lo impidieron empujándome de nuevo.

Llegué completamente roja y con un nudo en la garganta, y la mirada de Naruto no me ayudaba. Me gustaría estar mirándola eternamente pero me ponía nerviosa frente a él.

-Hola.

-Eres la chica de la taquilla, Sakura, ¿Verdad?

Sentí rozar el cielo cuando escuché mi nombre salir de aquellos carnosos labios, los cuales me gustaría atrapar con los míos.

¡Sabe cómo me llamo!

-Así es.-luchaba contra el sonrojo para que desapareciera pero este era muy potente, para mi desgracia.

-Me llamo Naruto, siento no haberme presentado antes, te has ido muy rápido.

-Ya te conocía.

El rubio me observó sorprendido.

-¿Ah sí? ¿De dónde?

¡Dios! Estoy metiendo la pata hasta el fondo, ¿Qué le voy a decir?

"De mi corazón, te vi una vez y te grabé a fuego en él"

¡No le pienso decir eso! Me moriría de vergüenza, y menos sabiendo que tiene novia.

-Eres muy popular en los deportes, eres la estrella del equipo, ¿No?

-Así que me conoces por eso.

-Sí.-asentí y observé a mis amigas para que me sacasen de aquí.

Ya no sabía que decir, y estaba más sonrojada que un tomate maduro. Quería huir y guardar la poca dignidad que me quedaba (si es que tenía algo).

Sin embargo, ellas no se movieron, me hacían señas con las manos para que me disculpase. Quería hacerlo pero... ¿Y si no me perdona? No podría vivir con ello.

-Esto... Naruto...

-Dime.

-Creo que antes te he dado con un libro... Y, yo... Quería disculparme, no era mi intención y...

-Tranquila, no te preocupes por eso. Tengo la cabeza dura.-me regaló otra cálida sonrisa y mis piernas se convirtieron en gelatina.

-Me alegro de que no te doliera, perdóname. A veces soy muy patosa.

-No te preocupes Sakura.-dijo Hinata pegándose más a él, lo que provocó una penetrante punzada en el corazón.- Todo el mundo tiene un mal día.

-Agradezco tu compresión.

Me di la vuelta y me marché de ahí, no soportaba seguir viendo eso. ¿Sería masoquista? Si eso era necesario para verle, soportaría mil y una torturas para volver a ver su cálida sonrisa.

Busqué a mis amigas con la mirada, Ino se había sentado con Sasuke y Tenten estaba sola en el puesto que se situaba delante de Hinata. Las mesas estaban de dos en dos.

Quise que la tierra se abriese en dos, hasta hacerme desaparecer, cuando ella me hizo señas para que me acercase.

-¿Por qué te has sentado aquí?

-¿Preferirías que diéramos la clase en la ventana?-sonrió.- Vamos siéntate conmigo, nuestra amiga ha preferido ir a ligar con su amado.

-Yo seguro que te despisto Tenten.-necesitaba una excusa ya.- Aquel puesto está libre...

Nada más decirlo una rubia de cuatro coletas y ojos negros se sentó en él, como si hubiese estado esperando a que lo dijese.

-Ya no tienes más, vamos siéntate, estas impidiendo que Naruto vea el encerado.

Siempre que escuchaba su nombre reaccionaba violentamente, esta vez no fue la excepción y lo busqué con la mirada. Cuando lo encontré me miraba fijamente.

-Perdona, no me había dado cuenta.

-Descuida, no has hecho nada.-su sonrisa disipó todas mis culpas.

Me senté con la cabeza agachada para cubrir el sonrojo con mi cabello. Durante toda la clase me mantuve en silencio, podría haber aprovechado esta oportunidad pero por culpa de mi cobardía no pude.

Nada más tocar el timbre me levanté con prisas y me fui de allí, no sin antes decirle a Tenten que iría al baño.

Mi corazón galopaba con velocidad, parecía que iba a salirse del pecho.

¿Esto es estar enamorada? No me gusta sentir tantas emociones, me ponen nerviosa. Aun así, me reconforta saber, que todo esto es por él.

Y es que daría mi vida por Naruto.

Volví tratando de no verle, no quería observar la escena del beso con su novia. No lo soportaría. Ni yo, ni mi corazón.

-¿Qué tal estás?-preguntó Tenten.

-Bien, no te preocupes.

-¿Sabes que nos toca después de matemáticas?

-¿El patio?

-Gimnasia.

Por poco me caigo de la silla.

-¿Qué?

Odiaba esa materia, no sé ni para que existía. Solo servía para complicarte la vida, no se me daba bien nada, como mucho tropezarme y aunque lo intenté con todas mis fuerzas (para sorprender al chico guapo de atrás) no conseguí nada.

No quiero hacer el ridículo frente a él.

-Tranquila, si te esfuerzas lo conseguirás.

-¿Qué voy a conseguir? Lo único que sé hacer es caerme de morros.

-Si caes sobre cierta persona ni tan mal.

Escondí el sonrojo con mi cabello, las palabras se me atascaron en la boca.

-Tenten, no digas eso.

-Perdona, no he podido evitarlo.-sonrió ampliamente.

Estuve toda la clase preocupada, soy malísima en los deportes, si por algún motivo me toca fútbol igual le doy con el balón en la cabeza. ¡No podría mirarle a la cara!

-Huiré del país.-pensé en alto.

-De eso nada, sabes que no te dejaremos sola.

-Me seguiré tropezando igual.

-¿Por qué eres tan negativa? ¡Vamos, piensa en positivo!

-Lo intento pero...

-Centrémonos en la clase que no me estoy enterando de nada.-dijo sonriente.- ¿Estamos en matemáticas no?

-Creo que sí... Pero no sé la hoja.

-¿Andamos bien eh?-me sonrió.

-Muy puestas en el tema.

-Haruno, ¿Puede resolver el problema de la pizarra?

¿Por qué me odia el profesor?

Me levanté temerosa, ¿Cómo iba a resolver algo sino había puesto atención? Podría dibujarle algún animal en el borde de la pizarra pero nada más.

Cogí la tiza sin saber qué hacer con ella, la verdad. Observé a Ino, la pobre andaba buscando la respuesta en el libro y Tenten estaba buscando el libro, que es peor aun.

Algo, o más bien alguien llamó mi atención. La chica que me había quitado el sitio (en primera fila) trataba de decirme algo.

Articuló con sumo cuidado y me di cuenta de que eran números los que decía. Los memoricé y los puse como respuesta, saltándome el proceso.

-¿Lo ha hecho de cabeza Haruno?

-Sí... Es que era sencilla.-me inventé cualquier excusa, solo quería sentarme.

-Me alegro de que pueda, se la he puesto adrede para eso.

Liberé un suspiro de alivio mientras volvía a mi asiento.

-Que mal lo he pasado...-volví a suspirar.

-Eso te pasa por no tener el libro en su página.

-Tú ni siquiera tenías el libro, te he visto.

-Se me había olvidado sacarlo.-sonrió nerviosa.

Lo que restaba de clase me mantuve en silencio, mil veces he querido girar simplemente para verlo pero el cuerpo no me permitía hacer ningún movimiento.

Cuando sonó el timbre mi cuerpo se relajó, aun estaba con el miedo de que me volviese a sacar.

Olvidando el horror que se me venía encima, me acerqué a la joven que me había ayudado.

-Hola.

-Hola.-saludó enérgicamente.- ¿Puedo ayudarte en algo?

-Quería agradecerte la ayuda, sino hubiera sido por ti habría hecho el ridículo.

-No ha sido nada, en los peores momentos hay que apoyarnos, ¿No crees?

Sonreí antes su ocurrencia.

-Soy Sakura, encantada.

-Temari, un placer conocerte.

-Gracias nuevamente, me voy o llegaré tarde.

-Yo también, ¿Puedo acompañarte?

-Claro.

Nos reunimos con mis amigas.

-Chicas, esta es Temari.-les presenté.

-Un gusto, Soy Ino.

-Y yo Tenten.

-Encantada.

-¡Llegaremos tarde!-gritó Ino mirando su reloj.- ¡Vamos Sakura! ¡Tu amado ya debe estar allí!

El sonrojo acudió a mi cara, creo que me sale humo por las orejas.

-Ino, no digas eso en alto.

-Tranquila Sakura, no preguntaré nada.-dijo Temari tranquilizándome.

-Gracias.

-¡Corramos!-gritó Tenten cogiéndome de la mano.

Soy la torpe del grupo y me quedo atrás cuando se trata de hacer carreras, por eso tiraba de mí, para evitar que les retrasase.

Pude divisar el gimnasio en la lejanía.

-¡Ya llegamos!-gritó Temari.

Menos mal, no me dan las piernas para más, siempre he tenido poco fondo físico.

Para mi desesperación, el gimnasio estaba vacío.

-¿Dónde estarán?-pregunté sofocada, no se me da bien correr. Lo tengo asegurado.

-Tal vez hoy toque fuera.-dijo Temari analizando las opciones.

Hay veces que hacemos aquí dentro y otras veces en el campo de fútbol que hay en el patio.

-¡Vayamos fuera!-gritó Tenten corriendo.

Esta vez se olvidó tirar de mí y me detuve en el camino tratando de recuperar aire. Es mejor darlo por perdido, yo no valgo para estas cosas.

Me senté en el césped del jardín nada más salir, necesitaba descansar antes de ponerme a hacer gimnasia o me desmayaría en mitad del campo.

-Creo que debería irme ya...

Me levanté y me di la vuelta, nada más hacerlo volví a chocarme contra el torso de alguien. ¿Esto no me ha pasado antes?

Mi corazón latió con fuerza y me puse nerviosa, ¿Qué me ocurre?

-Perdona, no te vi.

-Al fin te encuentro.

Me paralicé al escuchar su voz, ahora entiendo a que se deben mis síntomas.

-¿Me estabas buscando?

-El profesor se preocupó por vosotras y me mandó a buscaros.

Me deprimí de manera aplastante, un rayo de alegría se encendió al pensar que me había estado buscando preocupado, pero es evidente que ese no era el caso.

Me aparté de él dando un paso para atrás, aun estaba muy cerca de su pecho y eso me ponía más nerviosa.

-Deberíamos volver.-sugerí sin poder detener el dolor de mi corazón.

Él no tenía ningún motivo para buscarme, lo sé, tiene novia, pero eso había dolido mucho.

-Pensé que estarías con tus amigas, ¿Por qué te has retrasado?

-Soy muy mala corriendo, me cansé y tuve que detenerme.

El rubio se pasó una mano por la cabeza, despeinando más su cabello.

-Bueno, al menos ya te he encontrado, volvamos.

-Vete yendo tú, yo te voy a retrasar.

-No me importa, venga vamos.

Caminé en un completo silencio, estaba demasiado nerviosa para decir algo que sonase normal y mis latidos no se reducían de intensidad, es más, aumentaban.

-Te veo algo callada, ¿Estás bien?

-¿Eh? ¡Oh, sí! Estaba pensando.

-¿Hay algo que te preocupe?

-No... Es que no sé qué excusa decirle al profesor para que no me castigue.

-Puedes decirle que estabas en el baño y al llegar no viste a nadie en el gimnasio.

No sé si se lo creerá, cada año buscaba una excusa para evitar esa clase, soy muy mala en los deportes.

-Gracias por ayudarme.

-No he hecho nada, no tienes porque agradecerme.

-Quería hacerlo.

No sé de donde saqué el valor para hablar con él.

Llegamos en silencio, tras esa pequeña conversación no dije nada más. No me atrevía, sabía que si abría la boca, haría el ridículo.

-¡Al fin llegáis!-gritó el profesor enfadado.

Observé a mis amigas, me miraban culpables. Ellas no tenían la culpa de nada, todo recaía en mí. Si fuera más rápida...

-Perdone profesor.-se disculpó Naruto.- Es que...

-Ha sido mi culpa, no le grite a él.-le interrumpí.

El rubio me observó sorprendido.

-Eso no justifica nada Haruno, habéis llegado tarde y seréis castigados.

-Pero...-intenté quejarme mas Naruto me lo impidió poniéndose delante mío.

-No te preocupes, no me importa estar castigado. Me alegro de haberte podido encontrar.

Mi corazón bombeó sangre con fuerza, hasta el punto de dejarme sin aliento. Solo pude sonreírle sinceramente, tratando de transmitirle todo mi amor con ese gesto.

-Muchas gracias.-atiné a decir.

Por mi culpa terminamos limpiando el gimnasio, tras haber hecho el ridículo jugando al fútbol.

Encima, cuando fui a chutar, se me escapó la zapatilla y le di al profesor con ella. Por culpa de eso se enfadó más.

-Siento que nos pusiera doble castigo por mi culpa, tú no estarías aquí si no fuera por mi torpeza.

-No tienes que disculparte, ha sido divertido el zapatillazo que le has dado.-sonrió cálidamente consiguiendo derretir mi corazón.

-¿Siempre eres así de amable?-quería saberlo, apenas lo conocía, solo lo veía pasar.

Había escuchado maravillas de él, que era perfecto y amable. Aunque muchos de los comentarios solo se fijaban en su belleza. En lo que a mí respecta, lo que me hechizó fueron sus ojos y su cálida sonrisa.

-¿A qué te refieres?

-Nada, olvídalo. Pensaba en alto.

-¿Pensabas en mí?

Gracias a dios, le estaba dando la espalda. Si no me habría visto el grave sonrojo que tenía en las mejillas.

-N-no, es que...

-Tranquila, estaba bromeando.

Suspiré aliviada, soy muy mala mintiendo. Me habría descubierto al instante.

Tras terminar de limpiar todo, nos dirigimos a clase. No volví a hablarle, ni a mirarle, mi corazón gritaba que lo hiciese, mi mente me advertía de las consecuencias que traerían si le veía con Hinata.

¿A cuál debía hacer caso?

(...)

-¿Qué tal ha ido la limpieza del gimnasio?-preguntó Ino en la cafetería.

Por fin nos dieron descanso para ir a comer, no podía con el hambre que arrastraba desde la clase de gimnasia. Estoy segura de que Naruto había escuchado a mis tripas gruñendo.

Me sonrojé al pensar eso, espero que no o habría quedado aun más ridícula que antes.

-Bien... Como siempre he quedado como una idiota.

-Lo que hace el amor.-dijo Tenten pestañeando exageradamente.

-Hola chicas.-saludó Temari acercándose.- ¿Puedo sentarme con vosotras?

-Claro.-respondí sonriente.

Esa chica me había caído bien, era agradable y amable.

-¿Puedo preguntar de que hablabais?-dijo la rubia sentándose al lado de Tenten.

-De los amores imposibles de una chica.-respondió Ino sonriendo.

-Vaya lo siento, ¿Hay alguien aquí que no pueda estar con su amado?

-Yo...-dije tímidamente.

-Sé lo que se siente.

La observamos intrigada.

-¿A ti te ocurre eso Temari?-preguntó Tenten.

Asintió cansadamente.

-Lo siento...

-Tú no tienes la culpa Sakura.-sonrió.- No te disculpes.

Últimamente me han repetido eso muchas veces.

-¿Quién es el que te gusta Temari?-cuestionó Ino.

-Mi hermano...-suspiró.

Me sentó bastante mal pensar que ella tiene un amor más imposible que el mío, sé lo que se siente y no quiero que Temari sufra lo mismo.

-Lo sentimos...-dijo Tenten.- No debimos haberte preguntado.

-No os preocupéis, ya no me molesta ni me entristece. Soy consciente de que es imposible.

La rubia de ojos azules me observaba impaciente, estaba esperando a que la animase. Nunca tengo palabras para expresar lo que siento pero siempre me desvivo por los demás.

Y esta no iba a ser la excepción.

-Temari...-llamé su atención.- No voy a ilusionarte diciéndote que algún día lo conseguirás porque estaría jugando con tus sentimientos.

La chica entristeció algo la mirada mas no borró aquella sonrisa.

-Adelante, estoy preparada para lo que tengas que decirme.

-Tu hermano siempre te querrá como un familiar, pero hay alguien por ahí fuera, esperando para conocer a la chica de sus sueños. Y podrías ser tú.

-¿Y qué hago con lo que siento por mi hermano?

-Bueno... Yo no tengo hermanos... Sin embargo quiero preguntarte una cosa.

-Dime.

-¿Estás segura de lo que sientes por él es amor? ¿O podría ser admiración?

Tenten e Ino intercambiaron miradas de orgullo, ya había soltado la bomba filosófica que te hace dudar y te ayuda en todo lo que puede.

En su momento ayudé a mis amigas y me alegro de haberlo hecho.

Ino amaba a Sasuke pero no se atrevía a decírselo, le conté todo lo que pensaba y se armó de valor.

Él le ha pedido tiempo, sin embargo Ino no está triste, al contrario, está feliz por haberse quitado un peso de encima.

Ya me ha comunicado que, aunque le rechace, ya no tiene miedo a confesar sus pensamientos y sentimientos.

Mientras que Tenten es feliz con su novio, Neji, el primo de Hinata.

Es irónico pensar que tengo respuestas para todos menos para mí.

-Nunca lo había pensado así.-sonrió tristemente.- Recuerdo que siempre trataba de hacerme notar para que me hiciera caso.

-No quiero entrometerme en tu vida pero... ¿Tu hermano era cariñoso?

-No mucho.

-¿Y tus padres?

-Se pasaban el día trabajando.

-En ese caso, creo que solo buscabas algo de cariño por parte de tu hermano ya que lo verías más cercano.

Temari abrió los ojos lentamente y me observó. Parecía que nunca había pensando en eso.

-Quizás tengas razón.-sonrió.- Eres muy inteligente.

-Solo quería evitar que entristecieras.

-Gracias.

-Así es nuestra Sakura, se mete en la vida de los demás con el único fin de ayudar, después guarda nuestros secretos hasta la muerte.

-No exageres Ino.-ruborizó.

-Siendo tan buena y que aun no se haya fijado en ella...-murmuró Tenten.

Sabía perfectamente de que hablaban.

-No se fijaría en mí porque tiene novia.-le defendí, no me gusta que hablen mal de él.

-Sakura, déjame decirte que ese chico, sea quien sea, es idiota por no verte.-dijo Temari.- Perdona, no quiero ofenderte.

-No te preocupes.-mis mejillas se encendieron al pensar en Naruto.

-Opinamos lo mismo.-respondió Ino.

El timbre sonó permitiendo que mi cuerpo se relajase, no me gustaba el rumbo que estaba tomando la conversación.

Cuando llegué a clase mi mirada se entrelazó con la suya y me puse nerviosa al ver su sonrisa. Le correspondí con otra (algo nerviosa) y me senté en mi sitio.

El horario escolar tocó su fin y nos dejaron libres lo que quedaba de día.

-Te esperamos fuera, ¿Vale?-dijo Tenten.

-Vale, iré cuanto antes.

Al final me quedé sola en clases, todo el mundo había salido ya. Todo por culpa de mi lentitud, ¿Hay algo bueno en mí?

Se me cayeron los libros y suspiré abatida.

-Estúpida gravedad, no entiendo para que existe.

-Sino todos flotaríamos en el aire, ¿No crees?

Alcé la vista para ver al chico moreno que estaba frente a mí. Sus ojos oscuros y profundos no podían compararse con los de Naruto. Su cabellera despeinada no hacia rivalidad a la de mi amado.

-¿Te puedo ayudar en algo?

-Sí, eres amiga de Ino, ¿Verdad?-recogió mis libros.

-Gracias.-los tomé.- Así es, ella es mi mejor amiga, ¿Por?

-Hace tiempo me pidió para salir y...

-¿Aun no le has respondido?

-Lo intento pero cada vez que la veo me atasco y no puedo articular palabra alguna.

-¿Cuál es tu respuesta?

-Que sí, sin duda alguna. Llevaba tiempo tratando de decírselo mas como te he explicado, no podía.

Entiendo la impotencia que se siente ante no poder decir o hacer nada.

-¿En qué puedo ayudarte yo?

-¿Podrías comunicárselo por mí?

-Eso es personal, no debería meterme. Además, a Ino le encantaría escucharlo por ti no por mí.

-Pero...

-Te pones nervioso, lo sé. Sin embargo, si no se lo dices ya podrías perderla.

Como si hubiese sido la llama que prende la mecha, Sasuke reaccionó.

-Está bien... Lo intentaré. Si quedo en ridículo será por tu culpa.-sonrió.

-Asumo las consecuencias.

-Por cierto, soy Sasuke.

-Sakura, un placer. Ya te conocía, Ino me ha hablado de ti.

-Me lo supuse. ¿Te acompaño?

-Mis amigas me están esperando fuera.

-En ese caso mejor no, ella estará allí y seguramente me comporte como un idiota.

Me despedí de él y me reuní con mis amigas, no dije nada sobre el encuentro para que Sasuke le diese la sorpresa a Ino.

Nos dividimos donde siempre y me desvié hacia el camino de cerezos, todos los árboles estaban en fila a cada lado del camino, inundando el lugar de pétalos.

Era como una lluvia rosa, levanté la palma para recoger algunos pétalos que caían.

-Qué bonito...-susurré mirando las flores en los árboles.

-¿Verdad? Es un espectáculo digno de admiración.

Salté asustada, ¿Cuándo había llegado? Ignoro el motivo por el cual mi corazón golpea con fuerza en mi pecho, pero tengo dos opciones: por el susto que me ha dado, o porque tras de mí está el chico de mis sueños.

-Perdona, no quería asustarte.

-No te preocupes, soy muy asustadiza.

-Entonces, me supongo que no te gustarán las películas de miedo.

-No me gustan nada.-respondí con el miedo de que él pensase lo contrario y no coincidamos en nuestros gustos.- ¿Y a ti?

-No me desagradan aunque tampoco son mis favoritas.

Suspiré aliviada, ¿Cuántas veces he repetido la acción en lo que va de día?

-¿Vas para tu casa?-asentí.- ¿Puedo acompañarte? Veo que vamos por el mismo camino.

¿Es esto real? ¿O estoy soñando? Me gustaría pellizcarme pero no quiero hacer el idiota frente a él.

-Me encantaría.-si es un sueño quiero aprovecharlo al máximo.

Continuamos el camino en silencio, Naruto tenía algunos pétalos entre sus cabellos y eso me hizo gracia.

-¿De qué te ríes?

-Tienes pétalos en la cabeza.-sonreí.

Se pasó una mano por el pelo cogiendo algunos.

-Tienes razón.-los observó y luego dirigió la vista a mí.- Tú también.

-A mí me gustan los cerezos, no me importa llegar a casa con sus pétalos.

Llevó la mano hasta mi cabeza y soltó los pétalos, que había recogido de su hermosa cabellera, sobre mi cabello.

-En ese caso te regalo los míos.-sonrió.- Te quedan bien.

¡Me ha dicho un cumplido! Mi sonrisa era tan amplia que podría competir con un rascacielos.

-Gr-gracias.-tartamudeé como una idiota.

-¿Así que te gustan estás flores?

-Sí, es mi favorita.

-La verdad es que es muy bonita, ¿Siempre vienes por aquí?

-Así es, este lugar me otorga la tranquilidad que necesito para seguir adelante.

Naruto sonrió y yo me sonrojé hasta mis límites.

-Me tengo que ir por allí.-señaló el camino, me sentí fatal al pensar que ya no podría mirarle disimuladamente mientras caminaba a mi lado.- Nos despedimos aquí.

-Gracias por acompañarme.

-No ha sido nada.-estiró su brazo hasta coger una flor del árbol.

Ésta se dejó arrancar con facilidad y después me la entregó.

-Toma, para ti.

Me congelé en el sitio mientras lo observaba sorprendida y prendada por su belleza. Era perfecto aquel chico.

El viento se levantó jugando con mi cabello y con los pétalos del suelo, alzándolos por el aire. Deslicé mi mano hasta la suya para coger la flor.

Al rozar su piel, sentí una corriente eléctrica surcar todo mi cuerpo. En otras circunstancias me habría asustado sin embargo, si es por él, no me importaba nada.

Este era el mejor día de mi vida.

-Muchas gracias, es preciosa.

-Adiós, nos vemos mañana.-se agachó y me besó en la mejilla.

Abrí los ojos de golpe, apenas fue un roce mas no bastó nada más para que mi corazón latiera con fuerza.

-A-adiós...

Se marchó de allí sonriente mientras me llevaba la mano a la mejilla. ¿Me había besado?

Observé la flor, aquella sería el testigo de mi batalla por conseguir su amor, no me rendiré... Porque le amo.

Mirando la rosa me alejé de allí, dejando el camino de cerezos completamente vacío, siendo el único que había visto todo.

Un abrazo para todos, cuidaos mucho. Onion bye


Última edición por narusaku_4ever el Jue Sep 05, 2013 7:29 am, editado 1 vez

_________________




Logros:






Todo para mí (?):

avatar
mikel-chan
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 428
Edad : 22
Localización Fragmentos de recuerdos perdidos por mi subsconciente, parte de mi vida que quiero recuperar junto a ti
Nakus 20400
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por tefa-chan:* el Sáb Ago 31, 2013 8:02 am

me encantaaaaaaaaaa me llamo mucho la atencion este one-shot:_ok: y espro que subas la conti lo mas rapido posible jejeje me encanta !!
avatar
tefa-chan:*
Novato
Novato

Mensajes : 13
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Kurama_Uzumaki el Sáb Ago 31, 2013 3:02 pm

Esta muy bueno.ojala y subas pronto la conti
avatar
Kurama_Uzumaki
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 254
Edad : 17
Localización en un cuarto de mi casa
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por hikari uzumaki el Dom Sep 01, 2013 6:29 am

Awwwww!! Que lindo shot!
Sakura no te des por vencida!
Aun no entiendo como un chico tan lindo como Naruto, esta con la odiosa de Hinata.
Y espero que Sasuke se le declare a Ino.
Quiero la conti!
Wink
avatar
hikari uzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1432
Localización en mis pensamientos
Nakus 10924
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Uno el Dom Sep 01, 2013 6:45 am

Hola!!! voy a se sincera Smile la historia es linda... Naruto popular y Sakura no... *--* y al aprecer, Naruto esta arto de su novia, así que supongo que :3 le haría lindo enamorarse de Sakura jajaja ok ya!!! tu redacción es tenue y ensilla Smile me gusta, entiendo todo... Lo único es que bueno... Sad Casi no me gusta el carácter tímido y negativo, eso de tartamudear y no poder ni hablarle al chico que le gusta por que siente que se cae... .__. es un carácter que nunca me agrado.. (Como el de Hinata) no se.. pero no te preocupes, supongo que es por que es la primera vez que se hablan Very Happy o no se.. >< suerte Very Happy chao y continuarla que yo le leeré :3
avatar
Uno
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 524
Edad : 20
Localización ¿Qué te importa?
Nakus 15400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por miguel-kun el Dom Sep 01, 2013 9:41 am

un naruto popular y harto de su novia y ahora se enamorara de la peli rosa me gusta espero conti
avatar
miguel-kun
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 3216
Edad : 26
Localización con kelly kelly y sakura haciendo un trio XD
Nakus 11019
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Sheik el Dom Sep 01, 2013 11:04 am

Me gusta mucho tu Fic! Tenes mucha imaginación! Espero que lo sigas lo antes posible, y cuando lo hagas, yo voy a estar ahí leyéndolo ;D

- Saludos Silbando 


Spoiler:
avatar
Sheik
Jounin
Jounin

Femenino Mensajes : 481
Edad : 22
Localización En mi esquinilla, comiendo helado en Narnia ?)
Nakus 3625
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Leon el Lun Sep 02, 2013 6:36 am

Esta muy buena la historia, Naruto es bastante popular pero parece un buen tipo y Sakura es muy tímida y torpe, da mucha ternura y esta enamorada de Naruto y creo que él esta bastante interesado en ella, no se si de forma romántica pero le interesa. Además que su relación con Hinata me parece que pronto va a terminar, porque ella parece demasiado frívola para él.

Onion bye 
avatar
Leon
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1085
Nakus 45825
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por sakuraforever_24 el Lun Sep 02, 2013 9:37 am

Que linda historia Mikel me fascino!!!!! Onion *o* 
jajaja Naruto como un chico popular Oigh y Sakura con un carácter un poco tímido Sudor 
Pobre Sakura cada cosa que le pasa pero lo bueno fue que Naruto le aya dado un beso eso ase recompensa del día que tubo... Rubor Rubor 
Que Sasuke se atreva a declararle sus sentimientos a Ino Silbando 
AyAy  No Naruto sale con la odiosa de Hinata que mal Mad 
Espero que subas pronto la contiiiii Onion** 
Onion bye Onion bye 
avatar
sakuraforever_24
Chunnin
Chunnin

Femenino Mensajes : 358
Edad : 23
Nakus 6175
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por LimaAxG el Lun Sep 02, 2013 3:23 pm

genial Mikel! Oh rayos por que siempre tiene que haber algo tan hermosamente tierno? Y el de la rosa? Continúalo pronto!
Matta Ne!

_________________
 GrammarNatzi 



stuff:
avatar
LimaAxG
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 745
Edad : 25
Localización Algún lugar en la Tierra owo
Nakus 10925
Posesiones :

https://join-adf.ly/15577897 <-REGÍSTRATE ACÁ



Ver perfil de usuario https://join-adf.ly/15577897

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Sandy-Chan el Miér Sep 04, 2013 2:29 pm

Espero Conti pronto!! Me ha fascinado por completo!! =D saludos!!
avatar
Sandy-Chan
Novato
Novato

Femenino Mensajes : 22
Edad : 28
Localización Mexico
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por mikel-chan el Jue Sep 05, 2013 7:28 am

¡Hola a todos, gracias por vuestros comentarios! Siento mucho la tardanza, tengo mucho que escribir y se me acumula.

tefa-chan:*: Me alegro de que llamara tu atención, he conseguido atraer lectores XD Siento la tardanza, aquí vuelvo con la conti.

Kurama_Uzumaki: Muchas gracias por comentar, un gran abrazo para ti.

hikari uzumaki: Que emoción, siempre te veo en mis fics y shots ^^ Todo a su tiempo, el tiempo siempre da las respuestas (?) (Sino es así, me lo he inventado XD)

Esbeiidy Sakuu: Agradezco tu sinceridad, ¿Dónde te diste cuenta que Naruto está harto de Hinata XD?
La verdad es que a mí tampoco me ha gustado su carácter, pero no siempre voy a poner a una Sakura fuerte, ¿No? XD Tranquila, que ese problema se irá solucionando poco a poco.

miguel-kun: Muchas gracias por comentar, me alegro de que te gustara. Aquí la tengo.

Sheik: Bien, tengo lector asegurado XD Siento la tardanza y agradezco tus palabras.

Leon: Eres bueno analizando, ojala fuese como tú. Has acertado todo a la primera, ya no hay sorpresas (?) XD Muchas gracias por comentar.

sakuraforever_24: Nuestra Sakura siempre es así, va a necesitar besos todos los días para compensarlo XD Pronto esa pareja será historia, Hinata no le pega, ¿Verdad?

NathixG: ¿Demasiada ternura? Puede ser XD Gracias por comentar, un abrazo grande.

Sandy-Chan: Gracias por comentar, aquí tienes la conti. Un abrazo.

Capítulo 2:

¿Los sueños pueden cumplirse?

Aquella mañana todo parecía más bonito, los pájaros cantaban, los árboles estaban preciosos y el recuerdo de aquel sueño seguía en mi cabeza.

Ayer soñé que era una princesa y Naruto mi príncipe. Sé que suena descabellado y extraño, pero me encantaría que se hiciera realidad.

El caballero de cabellos rubios me salvaba de la malvada bruja que me tenía secuestrada en una torre, y quien tenía el papel de mala no era otra que Hinata.

Por el camino Naruto me coge una flor de cerezo y me la regala como muestra de amor eterno.

No debería hacerme ilusiones pero es tan bonito que no he podido evitar saltar de alegría. Sobre todo al ver la flor, que me regaló ayer, puesta en un jarrón.

Como siempre pasaba por el camino especial llegaba a clase con cerezos en el pelo, los que me conocían ya no se sorprendían de verlos desperdigados por el pasillo.

El de la limpieza ya me ha echado la bronca varias veces, siempre me disculpo y acabo haciendo lo mismo.

La última vez le ayudé a limpiar, me daba pena pensar que le estaba dando más trabajo del que ya tendría.

Los libros volvieron a caerse según los sacaba de la taquilla.

-¿Por qué siempre me pasa lo mismo?

-Tranquila, a todos nos ha pasado más de una vez.

Di un pequeño salto al escuchar su voz, ¡No sabía que estaba ahí!

-Perdona, olvidé que eras asustadiza.-cerré la taquilla rápidamente para ver su sonrisa deslumbrante.- Toma.

-Gracias por recogerlos.

-No ha sido nada.-me observó fijamente, provocando nerviosismo en mí.

-¿Ocurre algo malo?

-No, no es nada, me fijaba en lo pétalos. ¿Siempre pasabas por ese camino no?

-Así es.

-En ese caso nos veremos mucho.-pasó al lado mío regalándome una sonrisa.- Te veo en clase.

-Adiós...

¿Quién dijo que la gravedad no servía para nada?

(...)

¡Genial! ¡Ha dicho que nos veremos mucho! Lo que necesito todos los días para no caer en la rutina (ni en una depresión).

Llevaba media hora en las nubes (o tal vez toda la clase) pero no me importaba. ¡Estaba tan feliz!

Es increíble pensar que una simple persona puede alegrarte el día con algo tan sencillo, tal vez sea una chorrada, sin embargo, para mí es la mejor noticia que puedo recibir.

-Sakura... ¡Sakura!-alguien me zarandeó.

-¿Eh? ¿Qué pasa?

-Ya se han acabado las clases, despierta de una vez.

-No estoy dormida...

-Pero si soñabas despierta con Naruto.

Me sonrojé hasta mis límites al pensar que me habría podido escuchar. Giré mi cuerpo asustada y la sorpresa llegó a mí al ver que no estaba.

-¿Dónde está?

-Comiendo, donde deberíamos estar nosotras.

-¿Comiendo? ¿Y las clases restantes?

-¿Te refieres a las tres primeras?

-Sí...

-Ya han pasado.

¿¡Qué!?

-¿¡Cuándo!?

-Mientras soñaba despierta, han pasado todos los profesores y te he tenido que cambiar el libro en cada clase. Ni si quiera te has enterado...-me observó detenidamente y sonrió.- ¿Hay algo de lo que no me hayas contado Sakura?

-No, no... Bueno sí... Pero te lo cuento luego.

-Perfecto. Venga vamos.

Caminé algo distraída por los pasillos pensando en mi Naruto, no me di cuenta ni el camino por el que iba hasta que me choque con alguien tirándola al suelo.

-¡Perdona! No quería...

-¿Otra vez Sakura? Siempre me llevo moratones a casa por tu culpa.

Observé a la joven, tenía el cabello y los ojos rojos. Sus gafas se habían movido un poco a causa del impacto.

Ella es Karin, antes de que yo llegase, era el centro de atención. Pero mi torpeza y mi habilidad para dar a la gente con todo lo que se me cae, llamaron la atención de los demás dejándola a ella en segundo plano.

Muchas veces nos hemos chocado y ella ha tratado de ponerme en ridículo como venganza, algo que nunca conseguía ya que yo misma quedaba mal cayéndome al andar o con algo por el estilo.

Al principio la gente se reía de mí, pero con el tiempo se acostumbraron y ahora me ayudan o suspiran abatidos. No tengo remedio.

Todas los días acabo tirando algo o a alguien.

La joven comenzó a acercarse a mí y lentamente fue cambiando hasta convertirse en una persona amable y divertida. Mis amigas dicen que fue gracias a mí pero ella lo niega.

Karin nunca admitirá algo, es muy orgullosa. A veces estamos juntas y otras veces se va por su cuenta. Aun así, siempre ha estado allí para apoyarme.

Ahora ya no se enfada por mi torpeza como al principio, sabe que no puedo evitarlo, así que se resigna y me sonríe.

-Karin... Perdona, estaba...

-¿Pensando en Naruto?

Mi cara se tiñó de rojo, sentía todo el calor acumulado en mis mejillas.

-No... Claro que no, yo...

-Anda Sakura no mientas, se te da muy mal.-extendí mi mano para ayudarla a levantarse.- Prefiero hacerlo sin tu ayuda, igual acabo cayéndome otra vez.

-Muchas gracias.-me hice la indignada.

-Sabes que es broma.-se levantó.- Siempre me choco contigo...

-Es como nuestro saludo personal.-sonreí.

-Hay que inventarse otro, este hace daño.-se colocó bien las gafas.

-Perdona, no quería lastimarte.

-Tranquila, ¿A dónde ibas?

-A por algo de comer, tengo hambre.

-Pues te has desviado un poco, la cafetería está en el otro edificio.

¿¡QUÉ!?

-¿Cuándo he entrado yo aquí?

Observé el lugar, efectivamente, era el otro edificio. En nuestro instituto hay dos, uno para los del último año (algo más viejo) y el otro para el resto de cursos.

-¿Qué voy a hacer con esta niña?-preguntó Karin al cielo mientras se llevaba una cabeza a la mano desesperada.- ¡No tienes remedio!

-Me lo han dicho un montón de veces ya...

-Me lo supongo, ¿Quieres que te acompañe?

-No hace falta, me voy corriendo antes de que se me acabe la hora de almorzar.

-Ve anda, ¡Y no pienses en Naruto o terminarás en China!

-Lo veo algo difícil.-sonreí y me marché de allí a todo correr.

¿Dónde habría dejado a Tenten? Seguramente ella dobló en alguna esquina y yo seguí hacia delante. Mientras mi cuerpo andaba yo pensaba en él.

He ido tantas veces que podría ir con los ojos cerrados, tal vez mi cerebro ya se sepa el camino de memoria y me haya conducido hasta allí.

Volví a chocarme contra alguien, solo que esta vez me caí yo.

-Que daño...-susurré mientras me quejaba.

¿Es que no puede pasar un día sin que me caiga al suelo?

-¿Estás bien?

Abrí los ojos de par en par al escuchar su voz. Levanté la vista cegándome con la luz que entraba por la ventana, tuve que usar mi mano para crear algo de sombra, sino no podría verle bien.

-Sí no te preocupes, ya estoy acostumbrada.

-Déjame ayudarte.

-¡Naruto-kun!

Hinata se lanzó sobre su espalda para abrazarse a su cuello, el chico perdió el equilibrio ya que se había agachado para tenderme la mano, y acabó sobre mí con su novia encima.

Es oficial, mi cara es un tomate maduro. ¡Me va a dar algo! Tengo sus labios carnosos a escasos centímetros, pero estoy tan nerviosa que no sé qué hacer.

Su olor me llegaba hasta aquí mientras su cuerpo me brindaba calidez. No pude evitar cerrar las ojos.

-¡Hinata! Ten más cuidado, casi aplasto a Sakura.

-¿Sakura?-Hinata asomó la cabeza por su hombro.- ¡Hola! No te había visto.

-Hola Hinata...

-¿Qué hacíais?-preguntó mirándome mal.

-La ayudaba a levantarse, o al menos lo intenté.

-Perdona cariño, no te vi. Como estabas agachado pensé que estarías recogiendo algo.

Naruto sonrió débilmente en lugar de darle su respuesta.

La chica comenzó a besarle por el cuello y pude comprobar el escalofrío que recibió el cuerpo de Naruto, sus brazos se tensaron junto a su mandíbula.

Pensé que cuando eran novios, ese tipo de cosas gustaban... Me sonrojé al imaginarme a Naruto repartiendo besos por mi cuello.

¡Tengo que dejar de torturarme así! Eso es completamente imposible.

Maldigo a mi frágil cuerpo, no quería que se quitara de ahí pero me estaba haciendo daño.

-Naruto... ¿Podrías levantarte?

-¿Eh?-al cruzar miradas se sonrojó.- ¡Perdona!

Consiguió levantarse con Hinata colgando de su cuello como si fuese una capa y después me ayudó a mí.

Un poco más y me tienen que amputar las piernas por falta de sangre en ellas.

-¿Te encuentras bien?

-No te preocupes, no me he roto nada.

Eso es algo extraño, siempre estoy chocándome contra todo lo que pillo, pero como mucho me hago un moratón, nada más.

-Que bien, siento haber caído sobre ti. No era mi intención...

-Despreocúpate, estoy bien. Es normal que te caigas si te pillan desprevenido.

-Cariño, ¿Vamos a por algo de comer?-susurró Hinata en su oído, no estaba tan lejos como para no escucharlo.- Tengo hambre.

-Está bien, ¿Vienes Sakura?

-¿Yo?

-¿Hay alguien más que se llame así?-preguntó sonriente.

-No, claro... Sí, iba en esa dirección.

-Pues creo que te has equivocado, la cafetería está por ahí.-señaló al pasillo situado tras de mí.

Me llevé una mano a la frente tratando de calmar las ganas que tenía de estamparme la cara contra la pared, a ver si así conseguía hacer funcionar mis neuronas.

¿¡Cómo puedo ser tan despistada!?

-No puede ser...-susurré.

Karin siempre me dice que me centre pero se me hace imposible, siempre que puedo viajo mi mente a otro universo mientras dejo a mi cuerpo por su cuenta, con lo cual me pasan este tipo de cosas.

-Que despistada eres Sakura.-respondió Hinata con una sonrisa de arrogancia plasmada en la cara.

-Me pasa muy a menudo.

-Todo el mundo se distraerse vez en cuando, venga vámonos.-Naruto me sonrió.- Yo también tengo hambre.

¿Me acaba de sonreír? ¿A mí? Controlé las ganas que tenía de subirme por las paredes, a causa de la emoción, y les seguí en silencio con una sonrisa en mi rostro.

Por el camino apareció una rubia, gritando enloquecida, corriendo hacia mí. Mientras, mis otras amigas la perseguían.

-¿Ino?-pregunté sorprendida.

-¡SAKURA!

La chica se abalanzó sobre mí y perdí el equilibrio, Tenten consiguió venir a tiempo y nos agarró pero pesábamos demasiado y la arrastramos con nosotras.

Temari sufrió el mismo destino y (no sé cómo) Hinata también fue arrastrada por nuestras cabriolas.

Por alguna extraña fuerza sobrehumana de la naturaleza, acabé encima de ellas. Algo imposible ya que se me abalanzaron encima.

-¿Cómo he llegado yo aquí?-pregunté poniéndome una mano en la mejilla.

No me puedo creer que sea despistada incluso en eso.

-¿Estáis bien?-preguntó Naruto acercándose.

Lo que hizo que mi corazón diera un vuelco y yo con él, levantándome con velocidad.

-Yo sí.-ayudé a mis amigas.- ¿Qué tal estáis?

-Bien.-Ino se llevó la mano a la cabeza.- Creo que se me ha movido el cerebro de sitio.

-Eso te pasa por venir corriendo así, ¿Qué era tan importante para que galopases por los pasillos?

-¡Sasuke me ha pedido para salir!-gritó a los cuatro vientos.

La abracé emocionada, me alegro de que por fin haya dado el paso, mira que le ha costado.

Temari y Tenten se unieron al abrazo colectivo y por poco me ahogan.

-¡Hay que celebrarlo! ¡Esta noche salimos de fiesta!-dijo Tenten extasiada.

-¡A mí me parece buena idea!-apoyó Ino.

-¿Te vienes Temari?-pregunté.

-¿Queréis que vaya?

-Por supuesto.

-¡Claro!-respondió muy emocionada.

Volvimos a abrazarnos y nos dirigimos a la cafetería. Me habría gustado ir con Naruto pero no voy a dejar a mis amigas de lado, ellas siempre me apoyan.

Comimos con rapidez (ya que habíamos perdido mucho tiempo) y provocamos una estampida por el pasillo.

-¡Rápido! ¡Ya llegamos!-gritó Tenten.

Entramos en tromba a la clase y casi nos comemos al alumno que acababa de salir, me supongo que para ir al baño.

-Pobre chico, casi acabamos con su existencia.-Temari sonrió.

-¿Cómo podíamos saberlo si apenas veíamos por dónde íbamos?-preguntó Ino jocosamente.

Me senté en mi sitio cansada, demasiadas carreras para mí en poco tiempo, estoy agotada, derrengada.

-¿Qué tal te encuentras?

-Bien, algo cansada pero...-me callé al analizar la voz que formuló aquella pregunta.

Levanté la vista para ver al chico más perfecto del mundo sonriéndome con calidez. No me puedo creer que no me fijase de quien era la voz.

¿¡Algún día aprenderé a observar mejor las cosas!?

-Siento haberme chocado contigo no te vi y...

-Descuida, estoy bien, no te disculpes.

Me volvió a sonreír y quise bajarle la luna por hacerme la chica más feliz del universo. Estuve toda la clase pensando en él y comencé a dibujar el sueño en un cuaderno.

Pasé las horas con el dibujo tratando de hacerlo exactamente como en el sueño. No dibujaba tan mal así que con algunos intentos, mi cara quedó bien.

Ahora faltaba la parte de mi querido príncipe.

La clase dio a su fin justo cuando dibujaba el cuerpo, guardé el cuaderno en lo más profundo de mi mochila para que nadie lo viese.

-¿Sabes lo que toca ahora no?-preguntó Ino acercándose a mí.

-Sí, hacer el ridículo.

-No te desanimes mujer.-dijo Tenten.- Hoy tal vez te luzcas.

-Claro, posiblemente no me caiga de nuevo.

Mis amigas sonrieron mientras me levantaba, en silencio, nos dirigimos a la clase de gimnasia. Sasuke se unió a nosotras para ver a Ino.

-Hola Sasuke.

-Hola Ino, venía a decirte la hora para quedar. Como has salido tan deprisa no me ha dado tiempo...

-Perdona.-la aludida se sonrojó.

Temari y Tenten sonrieron a la vez, yo los observé con ternura. Imaginándome a mí con Naruto de la misma manera.

Me choqué contra el torso de alguien al estar pensando en esas cosas.

-Perdona...

-Espero que no nos encontremos siempre así, vas a acabar incrustada en mí.

El calor trepó por todo mi cuerpo y se hospedó en mis mejillas. Sus palabras me hicieron imaginar otra cosa, algo pervertida.

-Naruto, ¿A dónde ibas?-preguntó Temari.

-A hablar con Sasuke.

Ahora entiendo porque me he chocado con él, ambos deberíamos ir en la misma dirección, no al contrario.

-¿Y no has visto venir a Sakura?-esta vez habló Ino.- ¿O no la quisiste ver para que ocurriera esto?

-¡Claro que no!-respondió algo nervioso.

Algo en mi interior se estrujó, agaché la cabeza tratando de retener el dolor que inundaba mi pecho.

Tragué pesado y me alejé de allí.

En el campo estuve más despistada aún, no daba pie con bola. Aquella negación rotunda me había dañado más de lo que esperaba.

Tal vez esté batallando por algo inexistente, por un lazo que creí tener con él. Que ilusa fui...

Alguien tiró de mí y me pegó a su cuerpo. El balón pasó por mi lado con rapidez, si me hubiera dado, fácilmente, me habría arrancado la cabeza.

-Ten más cuidado la próxima vez.

Mi cuerpo se paralizó al escuchar su voz, ¿Era él? No puedes ser... ¿Naruto me salvó?

¡Como en el sueño! Bueno, tal vez no es igual pero en algo se parece, ¿No?

-Perdona, estaba pensando en mis cosas.

-Veo que te despistas con facilidad.

-Así es...-suspiré.

¿Para qué ocultárselo? Quiero que me ame (si algún día llega a hacerlo) con todos mis defectos y virtudes. Aunque dudo que tenga de eso último.

-Prométeme que al menos estarás atenta a la pelota para que no te golpee, ¿Vale?

-Te lo prometo.

Y como si fuese un milagro divino (creado por su cálida sonrisa) no me desconcentré. Tenía la mirada fija en el balón y, aunque no lo tocase ni una vez, cumplí con mi palabra.

Al fin las clases dieron su fin y me dediqué a recoger las cosas mientras mis amigas esperaban fuera.

Siempre era la última, ya estaba acostumbrada, lo que no me esperaba es que Hinata se acercara a mí.

-¿Qué haces aquí?

-Venía a hablar contigo.

-¿Qué quieres?

-¿Crees que no sé lo que estás haciendo? ¡Aléjate de mi novio!

-No sé de qué me hablas.

-Conozco a las zorras como tú, que intentan quitarle el novio a una para ser las populares. ¡Yo le amo! ¡No me lo quitarás!

Algo en mi interior se retorció dando paso a toda mi maldad y fuerzas para responder, por lo general no solía meterme en problemas pero cuando me enfadaban, se arrepentían.

Y no sé que me enfadó (o dolió) más, que me insultarán o que me dijese a la cara que le amaba.

-Yo no estoy tratando de quitarte nada. Por si no te has dado cuenta, él no es un objeto, no lo trates como tal.

-Este es el último aviso que te doy, aléjate de él o tu amiga lo pasará muy mal.

-¿Qué?

-Así es, ¿No querrás que Sasuke corte con ella no?

Mi corazón se retorció con dolor, ¿Provocarle una ruptura a Ino? Eso nunca, ella siempre me apoya, no voy a hacerle eso.

Antes prefiero dejar que el amor no llegue nunca a mí. Por muy doloroso que suene...

-No, claro que no.

-Sabía que lo entenderías.-sonrió.- Nos vemos mañana compañera.

Me senté abatida en mi asiento mientras refugiaba mi cabeza en los brazos, ¿Eso significa que he perdido? ¿No podré estar con él?

(...)

Alguien me llama, no consigo escuchar su voz, me mueven delicadamente. Trato de despertarme, los ojos me pesan.

¿Me he dormido?

Vuelvo a moverme, el lugar es incómodo. Levantó lentamente la cabeza y lo veo allí, sonriente.

¿Se trata de otro sueño? Disimuladamente observo mis prendas para comprobar que no fuera un vestido de princesa (como el de la última vez).

Estoy vestida normal, no sé si alegrarme o deprimirme.

-Ya era hora... Estabas comenzando a asustarme.

-¿Por?

-Llevaba rato intentado despertarte.

-¿Despertarme?

-¿Aun estás dormida?-preguntó sonriente.

-Un poco, ¿Qué haces aquí?

-Se me había olvidado el libro y nada más entrar, te encuentro dormida.

-No me di cuenta.

-Estoy empezando a acostumbrarme.

Me sonrojé ligeramente, pensará que estoy loca o algo así.

-Perdona...

-¿Por qué te disculpas? No has hecho nada.

Es que no sabía que responder.

-Por nada, te agradezco el haberme despertado.

-No ha sido nada, vamos, te ayudaré a recoger.

Quería decirle que no, ya que Hinata me había amenazado. Pero las palabras se me trabaron en la boca y el nudo de la garganta no se deshacía, impidiéndome hablar correctamente.

Caminamos en silencio hasta llegar al camino de cerezos, el único testigo de lo que paso ayer.

-Muchas gracias por acompañarme, seguro que te estoy quitando tiempo.

-Que va, no te preocupes.-sonrió y me derretí por dentro.

¿Por qué tenía que tener esa sonrisa tan cautivadora?

-Por fin mi amigo se ha decidido a decírselo.-empezó a hablar como si nada.- Llevaba tiempo tratando de convencerle.

-Entonces lo único que yo hice fue dar el último empujón.

-¿Eh?-me analizó con su mirada penetrante, poniéndome nerviosa.- ¿Has tenido algo que ver en su declaración?

-Sasuke me vino a pedir un favor y conseguí convencerle.

-Así que has conseguido más que yo.

-Claro que no, probablemente si tú no hubieras insistido, yo no habría conseguido nada.

Naruto formó una deslumbrante sonrisa en su rostro y solo atiné a desviar la vista sonrojada.
Sakura, eres patética.

-Me tengo que despedir aquí. Adiós Sakura.

-Adiós...

Volvió a regalarme otro beso en la mejilla, dejándome en las nubes mientras le veía alejarse.

(...)

-¿¡QUÉ!?

Mis amigas desencajaron la mandíbula (Karin incluida). Estábamos en el parque, en un banco.

-¿Te amenazó?-preguntó Temari impactada.

-Sí... Algo así.

-¡Esa maldita bruja!-Ino se levantó enfadada.- ¡Es inaudito que te chantajee! ¡Voy a matarla!

-No, no le harás nada...-dijo Karin tranquilamente.

Suspiré tranquila, no querían que se metieran en problemas por mi culpa.

-¡Porque antes de que puedas pillarla ya habré acabado con ella!-terminó la frase la joven de cabellos rojos.

Me llevé una mano a la frente, ¿No podía ser más directa?

-Chicas, no hagáis nada, no quiero que os metáis en problemas.

-Un momento...-Tenten las detuvo.- Podemos utilizar esto a nuestro favor.

-¿Cómo?-preguntó Temari intrigada.

-Hinata piensa que nadie sabe sobre esto, pero nosotras tenemos ventaja al ser conscientes de que, si Sakura hace algo, irá a por Ino.

-Chicas...-estaba comenzando a asustarme.

-¡Claro! ¡Yo sería el cebo! Así Sakura tiene tiempo para hacer sus cosas con él.-la rubia dibujó una sonrisa pícara en su rostro.

Me volví de color rojo, todo en mí era de esa tonalidad.

-Que tiene novia... Si está con ella es porque la quiere y...

-Tonterías, ¿Quién te dice que no le ha amenazado Hinata?-dijo Karin.- Contigo ya lo ha hecho.

Nunca lo había visto así.

-Y tú serías su heroína, la chica que lo salvó de la bruja manipuladora.-siguió Tenten.

Como mi sueño pero al revés, sonreí ante ese pensamiento.

-¡Ya os puedo imaginar juntos!-gritó Ino, seguramente imaginándose imágenes en las que estábamos abrazados o besándonos.

-Será mejor avisar a Sasuke, por si acaso.-dijo Temari.

-Sí, Hinata es buena manipulando.-la rubia se dio la vuelta, comenzando a marcharse.- Nadie me quitará a mi chico y tampoco permitiré que mi amiga pierda al suyo.

Volví a sonrojarme. ¿Cuántas veces les habrá dicho que tiene novia? No puedo ir y darle un beso sin razón alguna.

Aunque la idea sonaba tan bien...

-Sakura...

-Dime Tenten.

-¿A qué hora comienza el entrenamiento de fútbol? Creo que hoy empezaban más tarde...

-Creo que ya lleva un rato.-dijo pensando en los horarios.- Hoy tenían por la tarde.

-¿Y qué haces aquí?-Karin se levantó.- ¡Vete a verlo!

-Pero...

-¡Venga, venga!-Temari me obligó a levantarme.- Aprovecha este tiempo, tal vez no puedas volver a verle y te acabes arrepintiendo.

Asentí en silencio y me marché en busca de mi amado. Espero que aun no se haya acabado, quería haber ido antes pero la charla con mis amigas se ha alargado más de lo esperado.

Cuando llegué ya no había nadie, el campo estaba vacío... Está claro que el destino no ha escuchado mis plegarias.

-Hola, que sorpresa verte por aquí.-como era de esperar, me sobresalté.

-Naruto... Pensé que ya había acabado.

-Me quedé entrenando un rato más.

Gracias a dios, a veces se cumplen mis deseos.

-Me alegro.-me llevé las manos a la boca para tratar de ahogar aquellas palabras que salieron sin permiso.

Pero llegué tarde.

-¿Si? ¿Por qué?

-¿Eh?-¿Y ahora qué digo yo?- Es que... Quería verte.

Si hubiese un puente por aquí me habría tirado sin pensarlo. ¿¡Por qué he dicho eso!?

Mi cara sufrió un ataque de calentamiento, poniéndose completamente roja.

-Aquí me tienes.-sonrió tranquilizándome.- ¿Tenías algo que decirme?

Vamos Sakura, ¿No se supone que estás peleando por él? ¡Da el primer paso!

-Quería preguntarte algo...

-Adelante.

-Bueno... Yo...

¡Dilo ya!

-Hoy no tengo nada que hacer y me preguntaba si podrías hacerme compañía.

Ya está, lo solté. Si no funciona al menos puedo decir que lo he intentado.

-Claro, me encantaría.

-Si no puedes no pasa nada yo...-en ese momento caí en la cuenta.- ¿Qué?

El rubio sonrió nervioso y se rascó la nuca.

-Estaré encantado de hacerte compañía.-sonrió nuevamente consiguiendo que mi corazón latiese con fuerza.

¿Ha dicho que sí? ¿¡En serio!?

-Pero... ¿E Hinata?

-Hoy estará ocupada. No te preocupes por ella, sabe que no la engañaría.

Mis latidos se redujeron a nada, mi corazón se retorció de dolor al escuchar eso. Era demasiado bonito para ser cierto.

-¿Dejas que antes me cambie?-preguntó sin saber lo que ocurría en mi interior.

-Claro, te esperaré fuera.

-¡Genial!

Salió corriendo y me quedé un rato mirando el lugar por donde había desaparecido. Suspiré rendida, ¿De qué valía tratar de acercarse si ni siquiera se daba cuenta de lo que estaba sintiendo?

Me senté en el banco de la salida para esperarle, Temari me vio y se sentó junto a mí.

-¿Qué haces aquí?

-Espero a Naruto...-me sonrojé otra vez, no puedo evitarlo cada vez que hablo de él, siempre me pasa.

-No te veo muy contenta, ¿No es lo que querías?

-Sí, pero...

-¿Qué ha pasado?

Le conté toda nuestra conversación algo afligida. Para que mentir, estaba muy afectada.

-Eso es normal, no te preocupes, ¿Qué pensabas que te diría teniendo novia? Lo ha hecho por respeto.

-¿Tú crees?

-Claro, él es buena persona por lo que me han contado. No iría hablando mal de su novia, lo dudo mucho.

-Ahí tienes razón.

-Venga, no debes desanimarte, piensa que vas a estar con él.-sonrió levantando los brazos, como si quisiese sacar músculo.- ¡Demuéstrale a Hinata que no te afectan sus amenazas!

-Lo haré.-la abracé.- Gracias.

En ese instante llegó Naruto.

-Siento haberte hecho esperar.-se detuvo para recuperar aire.

-Adiós Sakura, recuerda lo que te he dicho.

-Sí, gracias Temari.

-¿He interrumpido algo importante?-preguntó Naruto sentándose a mi lado nada más marcharse Temari.- Si es así, lo siento.

-Descuida, ella solo quería hacerme compañía mientras esperaba.-traté de sonreírle sinceramente, sin nervios.

-¿Tenías pensado hacer algo?

-La verdad es que aun no, perdona.

-No pasa nada.-el silencio se adueñó de nosotros.- ¿Te apetece ver una película?

-Claro, me encantaría.

El rubio sonrió y se levantó posicionándose delante mío, tendió la mano con aquella sonrisa cálida.

-En ese caso, vámonos.

Tomé su mano delicadamente, tratando de grabarme a fuego todos los sentimientos que me producía el contacto.

Éste tiró con suavidad y me levantó a la primera, dejándome muy cerca de él.

-Tu cabello huele muy bien...-susurró.

-Gr-gracias.

-Perdona, no debería haberte dicho eso.

-No, al contrario, eres el primero que me halaga.

Sonrió nuevamente y comenzó a andar, ni siquiera se dio cuenta de nuestras manos entrelazadas.

Nunca llegué a pensar que pudiera pasar por alto semejante detalle, aunque ahora lo agradecía.

Quise orarle a Buda por bendecirme con este maravilloso día.

Cuando se dio cuenta me soltó completamente sonrojado, algo triste traté de comunicarle que no pasaba nada. Me habría gustado que ese agarre no se acabara nunca.

El cine estaba completamente lleno, apenas quedaban entradas. Las únicas libres eran las de miedo, ¿Por qué me tiene que pasar todo a mí?

Preguntamos en la taquilla para ver si queda alguna que estuviese libre (que no fuese de terror) pero nada.

No sé si fue un espejismo o mi mente trastornada me hizo ver otra cosa... Sin embargo, me pareció ver a Ino (agachada) tras la taquillera, ¿Estaré loca?

-Creo que no podremos ver ninguna.

-¿A ti te apetecía ver alguna en especial?

-No creo que te gustase la que quería.

-No pasa nada, veamos esa.

-Pero... Es de miedo.

Temblé con solo pensarlo, mas no pensaba ceder tan fácilmente, quería demostrarle a Naruto que no era tan blanda como parecía.

Aunque no me veo muy capaz, la verdad...

-Pensé que no te gustaban...

-No es que me haga mucha ilusión, pero decían que estaba muy bien.-sonrió.- Además, era la única buena, las demás no valen para nada. Al menos para mi gusto.

-En ese caso veámosla.-insistí.

-Sakura... No tienes que ir obligada, a mí me da igual.

-Quiero verla, venga vamos, igual está bien.

-Me han dicho que da mucho miedo.

-¿Ah sí?

-Sí, no deberías verla si no te gusta.

-No importa, vamos.

Tuve que discutir un rato con él (sin gritarnos) ya que se negaba a dejarme ir y yo estaba completamente segura de querer hacerlo. Después igual salgo corriendo del cine, pero ahora estaba siendo valiente.

Con la comida nos paso lo mismo, discutimos un poco porque yo quería pagar y él volvía a negarse.

-Venga Naruto, tú has pagado las entradas, esto quiero comprarlo yo.

-Nada de eso, déjame invitarte.

-No, quien te ha invitado he sido yo, me toca a mí.

-¡De eso nada!

La chica tras la barra no sabía qué cara poner, se la veía nerviosa pero también parecía estar divirtiéndose con nuestra pequeña discusión.

-Déjame darte un consejo joven, las chicas somos muy cabezotas.-dijo ésta ganándose nuestra mirada.

-No me conoces bien.-sonrió y la joven se sonrojó, como para no hacerlo con lo guapo que es.

-¿Cuánto vale?-pregunté, así sabría el dinero que tenía que sacar.

-Esto...-la chica dudaba en responder, sobre todo por la mirada que Naruto le acababa de echar.

En ese momento sentí su brazo rodeando mi cintura, mientras me pegaba a él.

-¿Qué... Qué haces?

-Cóbrame a mí.-respondió el rubio sonriente.

-¡Oye!-intenté escaparme pero tenía demasiada fuerza, además estaba su irresistible perfume que me obligaba a respirarlo y acababa despistándome.- ¡Naruto suéltame!

-No, ¿Cuánto es?

Al final acabó pagando él, fingí estar enfadada ya que no podría estarlo de verdad.

-¿A qué viene esa cara tan larga? Admite tu derrota.-dijo jocosamente.

-Tengo muy mal perder.-le seguí el juego.

-¿Puedes sujetarme esto? Tengo que ir al baño.-me pasó su chaqueta y las palomitas.

Lo cogí todo de manera que no se me cayese al andar y me dispuse a entrar a la sala de los horrores.

Nunca mejor dicho.

-Tienes un novio muy guapo.-la chica me sonrojó hasta las cejas deteniendo mi paso.

-No... No es mi novio...-confesé afligida.

-¿No? Qué pena, hacéis buena pareja.

Esta mujer va a conseguir que comience a echar humo por la orejas. ¡Se me va a recalentar la cabeza con tanto sonrojo!

-Gracias, eres la primera que lo dice.

-¡Bah! Seguro que mucha gente lo ha pensado.-me sonrió.- Ánimo, no te rindas.

¿Eh? ¿Me estaba animando?

Algo en mi cerebro se conectó, primero no hay películas libres (excepto las de terror), después veo a Ino tras la taquillera (o ha sido una alucinación) y para acabar, una desconocida comienza a animarme.

Aquí hay gato encerrado.

-Ya estoy. ¿He tardado mucho?

-No tranquilo.

-¿Sigues enfadada?

¿Cómo podría enfadarme contigo?

-Sí.

-Venga, no podrás aguantar eternamente así, además deberías agradecérmelo.

-¿Y eso por qué?

-Te has ahorrado dinero gracias a mí.

-Quería invitarte.

-Ya no puedes hacer nada para cambiarlo. Hazme un favor y sonríe, estás más guapa.

Bien, está claro que todo el mundo quiere sacarme los colores.

-¡Mira mamá! ¡Aquella chica tiene la cara roja!-gritó un niño pequeño que pasaba por allí.

¿¡Por qué todo me tiene que pasar a mí!?

Me di la vuelta y comencé a caminar hacia donde fuese, solo quería evitar a Naruto. No soportaría que me viese con esta cara tan roja.

-Sakura, la sala está por el otro lado.-susurró tiernamente en mi oído mientras me detenía el paso abrazándome por la cintura.

Dios, ilumíname o elimíname pero no me hagas sufrir más.

-Sí, claro...

-Trae, déjame cogerte esto.

Me arrancó (literalmente) las cosas de la mano, ya que me aferré a ellas con fuerza, (casi tiro las palomitas).

Ya que él había pagado todo, al menos que me dejase llevar algo. Al final me quedé con una chaqueta, que al principio pensé que era mía. A mitad de camino me di cuenta que estaba equivocada.

¿Cómo va a ser la mía si la llevaba puesta? Sakura... Eres una despistada, y de las grandes.

Dentro de lo que cabe, pude llevar algo suyo. Aun podía oler su fragancia impregnada en la chaqueta.

No pude evitar ponerme celosa al pensar que esta chaqueta a abrazado a su novia (la bruja secuestra-princesas).

Casualmente nos tocó en la última fila, los más apartados, en los asientos que estaban en la esquina con la pared detrás.

La idea de que aquí hay alguien conspirando contra mí tomaba cuerpo.

Encima, a mí solo se me ocurrió ponerme en la esquina. Si quería salir corriendo tendría que pasar sobre él.

Y no sé que me daba más miedo: La película o que mi corazón latiera tan fuerte al verlo de cerca.

-¿Quieres palomitas?

-Gracias.-me hice la enfadada, quería darle a entender mi frustración por no poder ser útil.

Todo se fue al diablo cuando, accidentalmente, rocé su mano a la hora de coger las palomitas.

Ambos apartamos la mano rápidamente, con un sonrojo en las mejillas.

-¿Estás segura de querer ver esto?-preguntó Naruto tras un incómodo silencio.

-Sí...-no, quiero salir de aquí, ya me estoy comenzando a asustar.

Y todo por culpa de los comentarios que estoy oyendo por el cine. Todos decían que esta película daba mucho miedo.

Yo ya estaba asustada y ni siquiera había empezado.

Genial Sakura, eres una valiente.

Volvimos a rozar las manos y decidí no volver a comer palomitas o acabaría con la cara derretida por culpa del calor que había permanentemente en ella.

Las luces comenzaron a apagarse consiguiendo que botase en el sitio, asustada.

Estoy luciéndome...

-¿Seguro que no quieres irte? Aun estamos a tiempo.

-No, ya has pagado las entradas.

-No pasa nada.

-Aun así, quiero verla.

Naruto alzó una ceja.

-¿Quieres verla tú o dejar que yo la vea?

-Lo segundo.-no podía mentirle a él, me era completamente imposible.

-Muchas gracias.-lentamente su brazo fue pasando tras mi cuello.- Si tienes miedo dímelo, ¿Vale?

Asentí avergonzada, no sabía qué hacer, sentía la calidez de su piel sobre mis hombros. Increíblemente, me sentía más valiente y segura.

Aguante media película sin cerrar los ojos. Hasta que llegó la parte del miedo.

-¿Hay alguien ahí?-preguntó la protagonista asustada.

Esto era lo que más me repateaba de este tipo de películas. Aparece la chica asustada preguntando eso, ¿Qué esperaba? ¿Qué apareciese el atracador de la cocina con un sándwich en la mano?

En ese momento tiraron de mí y una mano cálida tapó mis ojos impidiéndome ver nada. Al de unos segundos escuché el grito en masa de la gente que se encontraba en la sala.

Mi cerebro había explotado y se negaba a darme órdenes. Su mano me impedía ver nada mas poco me importaba, su otro brazo ejercía algo más de presión para apretarme contra él, consiguiendo el refugio que necesitaba contra los zombis de la película.

Podría estar así todo el día y no me quejaría. ¡Esto es como estar en el paraíso! Pero como todo lo bueno acaba me fue soltando lentamente de su agarre.

-Perdona, no quería incomodarte.

-No, tranquilo, se estaba bien en tus brazos.

Yo y mi manía de decir todo sin pensar. Me golpeé mentalmente para ver si conseguía despertar de una maldita vez de mi ensoñación perpetua.

Comprobé que las mejillas de Naruto cogían un color rojizo.

Al principio me emocioné, más tarde caí en la cuenta de que estaría así por la vergüenza que le había hecho pasar con mis palabras.

Volví a golpearme por idiota.

-Si te encuentras a gusto puedes volver a ponerte así, a mí no me importa.-su sonrojo se acentuó.

¿Mi oídos me habían jugado una mala pasada o me estaba invitando a abrazarle?

-¿No te molesta?

-Para nada.-su cara me recordaba a la mía, completamente roja.

Me acerqué lentamente y me apoyé en él, cerrando los ojos al respirar su fragancia. Éste me envolvió con ambos brazos acercándome más a él.

Acurruqué mi cabeza en su pecho sin hacer caso a la película y a los gritos que provocaba ésta.

La felicidad recorría mi cuerpo, miles de sentimientos revoloteaban en mi estomago, como si el roce de unas mariposas se tratase.

Mi cuerpo necesitaba su calidez, verse rodeado de sus brazos, su contacto, su sonrisa... Necesitaba todo de él.

Lo quería, lo amaba con toda mi alma, anhelaba que fuese feliz aunque eso signifique que yo no pueda serlo.

Cada fibra de mi cuerpo quería verlo sonreír, verlo feliz. Solo quería... Que fuese feliz.

Lo demás me daba igual.

(...)

-Sakura... Vamos despierta dormilona.

Abrí mis ojos sin ganas. ¿Ya ha amanecido?

-¿Eh? ¿Dónde estoy?

-En el cine, te quedaste dormida.

Necesité unos segundos para que el cerebro se despertara y pudiera asimilar la información recibida.

¿¡Qué!? ¿¡Pero por qué siempre me duermo en todos los sitios!? Se nota que Morfeo me odia...

-Perdona, seguro que has estado incómodo conmigo encima.-dije algo roja mirando mi postura.

Aun seguía siendo abrazada por él, cosa que me encantaba.

-Tranquila, he estado mejor que nunca.

¡Agua! ¡Necesito agua para apagar mi cara! ¡Está ardiendo! La escondí en el pecho de Naruto, no quería que me viese así.

-Sé que te gusta estar en mis brazos, pero... ¿Podrías levantarte de ahí? Después te dejaré estar así, antes tenemos que salir de aquí.

No sé qué ocurrió pero algo en mi interior saltó, una voz decía que tenía que mantenerme firme, aquella vocecita que salía cuando más la necesitaba.

Y esta vez la hice caso.

-No me gusta estar en tus brazos.-dije sin estar muy segura de que hubiera quedado creíble.

-¿No? Antes no me dijiste eso.

-¿Yo? ¿Cuándo lo he afirmado?

-Antes, no te hagas la tonta.-sonrió con picardía.- ¿Debo recordártelo?

-¿Cómo piensas hacer eso?

Sentí sus brazos envolviendo mi cuerpo (de nuevo), regalándome aquella sensación agradable en el vientre y provocando que mi corazón latiese a mil por hora.

-¿Ya lo recuerdas?

Mi cara ya tenía un sonrojo versión 2.0, ¡Este hombre me iba a volver loca!

Levanté la cabeza y observé sus ojos azules como el cielo lleno de color y alegría. Me sentí la mejor persona del mundo.

Me va a volver loca... De amor.

(...)

-¿Al final te gustó la película?

Porque yo no vi nada, prefería ver cómo me abrazabas.

-Me gustó mucho, me esperaba que me diera más miedo pero al final no consiguió nada.

-Pues en el cine escuchaba muchos gritos.

-Así es.-sonrió.- ¿Estás asustada?

-No, casi no he visto nada.

-Que bien, no soportaría pensar que tienes pesadillas por mi culpa.-volvió a sonreírme de aquella forma tan especial que tenía.

-Te-tengo que ir al baño...

Salí corriendo de ahí, estaba mucho más roja que antes (más que mi versión mejorada) y no quería que me viese así.

¿Porqué no puedo evitar este tipo de cosas? ¿Por qué mi cuerpo reacciona así por él? ¿Por qué me gusta tanto cuando lo hace a pesar de pasar vergüenza?

Me lavé las manos al terminar y salí del baño, nada más hacerlo me choqué contra el torso de alguien.

Suspiré sabiendo quien era, ¿Cómo puede ser que me haya acostumbrado ya?

-Naruto... ¿Qué haces aquí?

-Venía a buscarte, me preocupé al verte tan roja.

-No... No me pasa nada, descuida.

-¿Seguro?-tomó mi mejilla con una mano, obligándome a levantar la cabeza.- Estas muy roja, ¿No tendrás fiebre?

¡Lo que tengo es al chico más perfecto a tres centímetros de mí! ¿¡Cómo crees que voy a estar!?

Debería estar prohibido ser él. Alguien amable, divertido y atento.

-No, tranquilo. Venga, vámonos.-quería salir de allí cuanto antes.

Si tuviera más fuerza de voluntad podría evitar el sonrojo, evidentemente no dispongo de ella.

El aire fresco de la noche me recibió, ¿Cuánto tiempo llevaré dormida?

-Ya es muy tarde... ¿Quieres cenar algo?

-¿Eh?

-Si no te puedo acompañar a casa...

La petición me había dejado en shock, pero al ver su cara de tristeza desperté. Quería ver siempre la alegría dibujada en sus ojos, aquel brillo que los hacía especial.

Quería verle feliz.

-Claro, me encantaría.

-¡Qué bien! Ven, conozco un lugar.

-Está bien...-dejé que tirase de mí.- Esta vez invito yo.

-¡De eso nada!

-Naruto no te voy a dejar que pagues todo.

-No me importa.

-¡A mí sí!

No sé de donde saqué fuerzas para poder discutir otra vez con él. Apenas nos gritábamos y me mantenía algo alejada porque sabía, que si se acercaba, mi cuerpo se paralizaría.

Al fin conseguí pagar yo, ¡Victoria! Por fin, he tenido que batallar más con él que con las matemáticas (y eso ya es decir).

Me ha costado menos pagar a la de la barra, (que estaba alucinando al ver que prácticamente nos abalanzábamos para dejar el dinero) que escapar de su agarre.

Ha intentado hacer lo del cine pero esta vez he sido más lista y me he escapado.

El problema era que él, si fingía estar enfadado lo hacía muy bien, y si no estaba engañándome... Estaba realmente ofuscado.

-¿Naruto?-en vez de responderme, bufó.

Suspiré rendida, el chico de mis sueños está enfadado conmigo...

En ese momento (en el que cavilaba por mis pensamientos negativos) escuché su risita. Que al de unos segundos se volvió en una carcajada sonora.

¿He hecho algo gracioso?

-Parece que te hayan dado la peor noticia del mundo, ¿No soportas que no te hable?

¡Había jugado conmigo! Esta vez sí que me enfadé, guardando el poco de orgullo que me quedaba, me levanté del banco y me fui de allí pegándole un bocado grande a la hamburguesa.

-¡Espera! ¡Sakura!

No caigas ante el llamado, él ha dicho tu nombre de manera celestial mas no se te ocurra dar la vuelta.

Un contacto cálido en la mano me detuvo, obligándome a girarme.

-Era una broma, no te enfades. ¿Tanto te ha molestado que te ignore?

-No es eso.-giré la cabeza haciéndome la indignada, mientras cerraba los ojos.

-Yo diría que sí.-escuché su risa.- Vamos, perdóname, no soporto verte enfadada.

Mi fuerza de voluntad (si es que había algo de eso en mi interior) se fue al carajo al escuchar su tono de voz, junto a aquellos ojos de cachorrito abandonado.

-Está bien... Yo no podría enfadarme contigo.-volví a llevarme las manos a la boca al decir aquello.

-¿Ah no? ¿Por qué? ¿Te apena verme triste?

-¡Cl-claro que no!

Naruto sonrió cálidamente y me acercó a él, abrazándome.

-Perdóname, no quería molestarte.

-No ha sido nada.-me aferré a él.

Tal vez nunca más pueda estar en sus brazos, así que aprovecharía este momento todo lo que pudiese.

Apretó un poco el abrazo consiguiendo que mi corazón galopase con fuerza, al poner mi oído en su pecho comprobé que el suyo estaba en las mismas condiciones que el mío.

¿Podría ser por mí?

(...)

-¡Naruto Namikaze! ¿¡Dónde diablos estabas!?-gritó una mujer bellísima, de cabellos rojos y ojos de un color especial.

Me había manchado la ropa al hacer una guerra de comida con Naruto, y éste se ofreció a llevarme a su casa.

Paralizada, solo atiné a ser arrastrada por su mano fuerte, que se entrelazaba con la mía, regalándome un bienestar inmenso.

-Mamá... Quería avisarte pero...

-¡No me vengas con excusas jovencito! ¿¡Qué hora de llegar son estas!?

Ahora que lo pienso, yo tampoco he avisado a mis padres. Se tienen que estar subiendo por las paredes.

Sobre todo papá, con lo sobreprotector que es. La última vez que me vino a recoger, un chico se me acercó a pedirme un favor y él le vio. No sé qué le dijo (cuando lo alejó de mí), pero tuvo que ser algo malo, porque no lo he vuelto a ver.

-Mamá...-Naruto me señaló con la cabeza, para ver si me veía.

Su madre le asaltó nada más llegar a casa, nunca me he sentido tan ignorada. Entendía perfectamente que estuviera preocupada, ya que su único hijo a estado fuera pero podría haberme mirado, o algo.

-Cariño... Tenemos visita.

Alguien igualito a Naruto (excepto por las marcas) apareció tras su madre. Me supuse que es el padre, o Naruto venido del futuro.

Anulé la segunda opción al ver que, por mucho que se pareciese al rubio, mi corazón no se aceleró. Así que opté por lo primero.

-Hola.-saludé tímidamente.

La mujer se quedó mirándome fijamente, se acercó asombrada y me cogió de las manos.

-¡Qué ojos más bonitos tienes!

Tanto el padre como el hijo cayeron al estilo anime, solo pude sonreír nerviosa.

-Muchas gracias... Usted también es muy guapa.

-Naruto, ¿Por qué no me has dicho antes de que esta chica estaba esperando aquí fuera?

Su hijo la observó con cara de: "Dime que estás bromeando mamá".

-¿Qué os ha pasado? ¡Estáis completamente manchados! Rápido, cambiaros de ropa.

-Le agradezco pero no quiero causar molestias.

-No es ninguna molestia pequeña, ven te dejaré algo mío.

-Mamá... No la incomodes.

En ese momento, la mujer dulce y bella se convirtió en un ser con un aura maligna. Sonreí, me acababa de recordar a mi madre.

-¿Has dicho algo cariño?-preguntó la mujer con dulzura a pesar de la mirada asesina que tenía plasmada en la cara.

-No... No, nada mamá.

Ambos hombres estaban igual de asustados, ¿Quién dijo que las mujeres no dominaban? Sonreí nuevamente, mi madre siempre decía eso cuando papá se asustaba. Y esta mujer me recordaba mucho a Tsunade.

¿Se conocerán?

-Perdone...-me gané la mirada de todos.- ¿Podría llamar a mis padres?

-Claro, allí tienes el teléfono.-el Naruto del futuro me señaló a una pequeña mesa.- Adelante, tómalo sin miedo.

-Muchas gracias.

Mi madre no tardó ni dos segundos en responder. Puse el teléfono contra la mesa sabiendo lo que iba a pasar.

Los presentes me miraron extrañados hasta que un grito al otro lado de la línea los sobresaltó.

Ahora tenía sobre mí a tres pares de ojos curiosos, supongo que esperando una explicación.

-¿Mamá? ¿Qué tal?

-¿¡Sakura!? ¿¡Eres tú!? ¿¡Dónde estabas!?

-Pues... ¿Papá está cerca?

-¿Estabas con un chico?-susurró.

-Sí.

-¿¡QUÉ!?

Solté el teléfono por culpa del susto, tuve que hacer movimientos ninjas para que no se cayera al suelo.

Tras varios malabares lo conseguí.

-Papá...

-Perdona cariño, ha aparecido de repente, ya sabes cómo es la invisibilidad de tu padre.

-¿¡ES NUESTRA PEQUEÑA!? ¡¡PÁSAMELA!!

-¡CARIÑO, YA TIENE 17 AÑOS! ¡DEJA QUE SE ECHE UN NOVIO!


Quería que la casa se convirtiera en monstruo y me tragase para siempre, lo estaban gritando tan alto que la familia de Naruto (con él incluido) lo estaban escuchando todo.

-¿¡QUÉ!? ¡POR ENCIMA DE MI CADÁVER! ¡DÉJAME HABLAR CON MI PEQUEÑA!

Estuvieron un buen rato discutiendo, suspiré abatida. Cuando empiezan así pueden estar horas, aun así, se quieren con locura.

-Siento interrumpir, pero...

-Adelante.-le dije a la madre, parecía cortada.

-La voz de tu madre me resulta familiar, ¿Cómo se llama?

-Tsunade.

La mujer abrió los ojos de golpe.

-¿¡TSUNADE!?

-Esa voz...-escuché al otro lado de la línea.- ¿¡KUSHINA!?

¡Lo sabía! ¡Sus carácteres son iguales! Se tenían que conocer, es ley de vida.

-¿Puedo hablar con ella?

-Claro, tome.

La mujer cogió el teléfono contenta y comenzó a gritar nada más escuchar la voz de mi madre.

El padre de Naruto se acercó a mí.

-Hola, creo que aun no nos hemos presentado. Soy Minato, y ella es Kushina.

-Encantada, soy Sakura.

-Es un nombre muy bonito.

-Gracias.-creo que me sonrojé por el halago.

Parece ser que hoy no sé hacer otra cosa.

Mientras su mujer hablaba con mi madre, Minato me contó anécdotas de su infancia.

Todas eran muy graciosas y lo mejor de todo es que podía escuchar la melodiosa risa de Naruto, hoy me sentía inmensamente feliz.

-Sakura, tu padre quiere hablar contigo.

-Voy...-suspiré.- Dime papá.

-¿Quién es el chico?

-Un amigo.

-Que se ponga.

-¿Seguro?

-No le voy a hacer nada, dile que se ponga.

Desconfiada, llamé a Naruto y le pasé el teléfono. El chico me sonrió cálidamente antes de cogerlo.

Acto seguido, se vio empapado por la lluvia de insultos y obscenidades que mi padre le regaló.

¡Dios fulmíname con un rayo celestial!

Le arrebaté el teléfono, si mi padre ofende al chico de mis sueños no le vuelvo a hablar en la vida.

-¡PAPÁ! ¿¡Cómo le dices todo eso!?

-¡Más que le tenía que decir! ¡Ven ya para casa jovencita!

-¿Me permites hablar con él un rato?-preguntó Minato a mi lado.

¿Cuándo llegó?

-Claro.-le pasé el teléfono tímidamente.

Observé a su hijo, tenía aun la mirada perdida y aquella mueca de sorpresa dibujada en la cara.

-Siento que mi padre te dijese eso... Es muy protector y...

-No te preocupes, simplemente me pilló por sorpresa.-levantó mi rostro ya que me negaba a mirarle a la cara por culpa de la vergüenza.- Es normal que se preocupe.

-Me alegro de que no te molestase.

-No ha sido nada.-sonrió cálidamente consiguiendo que me sonrojase.

Solo atiné a devolverle la sonrisa.

Mientras Minato hablaba con mi padre, Kushina comenzó a mostrarme fotos de la infancia de Naruto. El rubio le gritó varias veces que no las enseñara pero a su madre le dio igual.

Ya desde joven tenía aquellas marcas (vamos, que no se las había hecho peleando contra ningún tigre) y sus ojos tampoco habían cambiado nada.

Todo era igual, solo que más pequeño y adorable. Ahora está más maduro y encantador.

-¡Mira esta!-gritó Kushina sacando otro álbum más.

¿Cuántas fotos sacó esta mujer?

-¡Mamá! ¡Deja de enseñarle eso que me da vergüenza!

-¿Por qué? Si de pequeño eras una ricura.

-¡Mamá!-su cara se volvió roja.

-¿A qué sí Sakura?

Las vistas se concentraron en mí, no soporto ser el centro de atención.

-Sí, sales muy bien en todas las fotos. Eras una ternura.

-¿Ya no?-preguntó sonriente.

-Sigues igual.

Me golpeé mentalmente por no pensar mi respuesta. La sonrisa, que Kushina ha tenido pegada en la cara desde que entré, se agrandó. Al igual que la de su hijo.

Yo solo quería que el sofá me teletransportara a otra dimensión.

-Gracias.

-Solo he dicho lo que pensaba.

¡Sakura, cállate ya! ¡Piensa antes de hablar!

-Tu padre parece haberse calmado.-Minato entró con una sonrisa en el rostro.- Ha accedido a que cenes con nosotros.

-¿Qué? No, no quiero molestaros.

-¡No es molestia!-Kushina se levantó como si tuviese un resorte.- ¡Ve a ducharte corre! sino esas manchas no se irán nunca, y tú también Naruto.

Por suerte la casa tenía varios baños, sino me moriría si tuviéramos que compartir uno.

La mujer de cabellos rojos me dejó su ropa (que me quedaba algo grande) y me dijo que podía tardar lo que quisiese.

¿Cuándo he llegado yo hasta aquí?

No me importa como ha pasado, solo sé una cosa: Estoy en casa del amor de mi vida.

¿Eso es un gran avance en esta guerra de amor no?

Espero que os haya gustado, adiós a todos. Onion bye

_________________




Logros:






Todo para mí (?):

avatar
mikel-chan
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 428
Edad : 22
Localización Fragmentos de recuerdos perdidos por mi subsconciente, parte de mi vida que quiero recuperar junto a ti
Nakus 20400
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Sandy-Chan el Jue Sep 05, 2013 1:07 pm

Oh Dios!!! Que buena historia!!! Y que buen detalle el tuyo de responder a las personas que te postean, eso es lindo, gracias y un saludo!! A la espera de la conti otra vez! =)
avatar
Sandy-Chan
Novato
Novato

Femenino Mensajes : 22
Edad : 28
Localización Mexico
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por hikari uzumaki el Jue Sep 05, 2013 1:28 pm

Siiiiiiiiiii!
O yeah! O yeah!
En tu cara Hinata!
Jajajajajajaja
Bueno no asi, pero algo asi
Hehehe!

Excelente capitulo!
Me encanto!
Sospecho que Ino tramo todo lo del cine, pero por Kami que se la pasaron super bien y hubo mucho avance, y lo mejor termino en casa de Naruto, conocio a la familia y se quedara a cenar, siiiiiiii!
Por cierto que de donde se conocen Kushina y Tsunade?
A Naruto al parecer le gusta Sakura, entonces porque esta con Hinata?!! Sera que lo manipula o algo asi?
Y Kushina creo que le cayo bien Sakura y la quiere para nuera, hehehe!

Conti!
Wink
avatar
hikari uzumaki
Sennin
Sennin

Femenino Mensajes : 1432
Localización en mis pensamientos
Nakus 10924
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por tefa-chan:* el Vie Sep 06, 2013 1:37 pm

jejeje perdon por la demoraa Sudor  esq no me habia metido al foro y bueno ....
pero me encanto esta segunda parte eres muy buena escribiendo
sigue asi!!!!
Onion ok 
Onion bye 
avatar
tefa-chan:*
Novato
Novato

Mensajes : 13
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Kurama_Uzumaki el Vie Sep 06, 2013 2:48 pm

Esa kushina y su modo policia bueno policia malo nunca cambia

Admito que a veces me da flojera leer caitulos tan laaaaaaaargos como estos pero en este caso ago una exepcion

Esta muybueno el capi espero conti
avatar
Kurama_Uzumaki
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 254
Edad : 17
Localización en un cuarto de mi casa
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Taiga-chan el Vie Sep 06, 2013 5:28 pm

y dios dijo; que se haga el mejor escritor y apareciste tu xD

¡¡no entiendo como puedes escribir tan genial!!
deberías hacerlo un fic largo u.u

el capitulo 2 me dio tanta gracia, de veras no se de donde sacas
tantas ideas para hacer reir a la gente y al mismo tiempo dejarlas en suspenso. Yo no podría llegar ni a igualarte, estoy a mitad de la mitad de la mitad del camino para poder llegar a igualarte de hecho.

podría escribir lo genial que eres y no terminaría nunca.

"comotellames-sama" xD no se tu nombre D:

espero continúes con tus fics y este que dure mas C:

¡soy tu fan! lml

BYE Bye
avatar
Taiga-chan
Clan Suzaku
Clan Suzaku

Femenino Mensajes : 191
Edad : 18
Localización debajo del arcoiris *3*
Nakus 4500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por LimaAxG el Miér Sep 11, 2013 2:52 pm

Kushina siempre apoyando el NaruSaku xD odio a Kishimoto por haberlos matado, ellos serían lo más genial del manga xD Minato y Kushina son los mejores! jajaja esta Ino y sus planes maléficos, de verdad este capi ha ido tan de maravilla que temo que el próximo vayas a hacer que Sakura pase un muy mal rato, espero ansiosa el próximo capítulo!
Matta Ne!

_________________
 GrammarNatzi 



stuff:
avatar
LimaAxG
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 745
Edad : 25
Localización Algún lugar en la Tierra owo
Nakus 10925
Posesiones :

https://join-adf.ly/15577897 <-REGÍSTRATE ACÁ



Ver perfil de usuario https://join-adf.ly/15577897

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por tefa-chan:* el Dom Nov 24, 2013 1:31 pm

ola!
porfi, no nos dejes abandonados por favorrrrrrrrr continualo
!!
Onion D: 
avatar
tefa-chan:*
Novato
Novato

Mensajes : 13
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Leon el Lun Nov 25, 2013 7:09 am

Ha estado genial el capitulo, aunque un poco larguito.

Sakura es un ternura y su torpeza es el cupido que la ha acercado a Naruto, y él, es mas que amable y amistoso con Sakura, hay mucho amor!!! De hecho en casa de Naruto, todo es armonía, si me parece raro el nombre de Hinata no haya aparecido, digo después de todo es su novia, aunque es una bitch!!

Me agrado mucho, las muy buenas amigas de Sakura, leales y apoyan a Sakura y creo que hasta urdieron ese plan en el cine, que salió maravillosamente bien.

Onion bye
avatar
Leon
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1085
Nakus 45825
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Kathita Haruno el Dom Dic 22, 2013 6:23 pm

Jajajaa...me encanto, Apuesto que Ino planeo todo en el cine, Kushina es toda una loquilla, los gritos que daban los padres de Sakura me daban bastante risa y la torpeza de Sakura me ocasionaba Vergüenza Ajena...
avatar
Kathita Haruno
Novato
Novato

Femenino Mensajes : 21
Edad : 21
Localización Konohagakure
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Sheik el Lun Dic 23, 2013 10:07 am

MIKEL-SEMPAI! Hace años que no subías esto! Dios te bendiga por seguirlo, pensé que lo dejarías! 
Bueno, si te soy sincera, tuve que leer de nuevo el primer capitulo porque no me acordaba nada. Y no me arrepiento! Me encantaron los dos capítulos! Si tuviera que decirte cual más, no podría! No se como poner en pocas palabras todo lo que me gustó, así que empecemos por aquí:
Mikel-Sempai escribió:"Quería que la casa se convirtiera en monstruo y me tragase para siempre"
Mikel-Sempai escribió:"¡Dios fulmíname con un rayo celestial!"
Mikel-Sempai escribió:"Yo solo quería que el sofá me teletransportara a otra dimensión"
¡¿DIME DE DONDE RAYOS SE TE OCURREN ESTAS GENIALIDADES?! *Ejem* Lo lamento, pero me reí tanto con tu historia! Y cuando digo tanto, me refiero a DEMASIADO (Casi lloro), sobre todo con el segundo capitulo. Por alguna razón, Sakura me daba un poco de vergüenza ajena y me hacía soltar pequeñas risitas estúpidas por las cuales ahora mi hermano me burla X'D
Como sea, me encanta, no se que más decir. Ya dije que me encanta? Muy bien, muy bien, creo que ya he transmitido el mensaje. Espero continuación, y NO TE ATREVAS A DEJARLO POR MUCHO TIEMPO! EXIJO CONTI, PRONTO! ?)
avatar
Sheik
Jounin
Jounin

Femenino Mensajes : 481
Edad : 22
Localización En mi esquinilla, comiendo helado en Narnia ?)
Nakus 3625
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla por amor (2/¿?) (04/09/2013)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

NaruSaku v2.0 ::  :: Shots

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.