That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ir abajo

El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 9:55 pm

Hola este es mi primer fic. Espero que les guste y comenten

///////////////////////////////////////////////////////////////////////

Prologo: Una situacion deseperada

Hatake Kakashi cayó rendido al lado de Gai y Hachibi. El excesivo uso del Kamui le estaba pasando factura, pero sabiendo que era la unica arma que poseian junto toda su fuerza y se intentó incorporar un vez mas.

-Naruto – dijo con voz debil – solo me queda chakra para un Kamui mas. El siguiente ataque debe ser el ultimo.

Naruto miró a Kakashi. El Mangekyo Sharingan le producía sangre en el ojo izquierdo y Gai le miraba con preocupacion. Hachibi mantenía ocupada a la bestia que Tobi llamaba Juubi, pero tambien estaba en sus ultimos momentos.

Naruto analizo la situacion. Tobi yacia con la mascara destruida y se tapaba el rostro con las manos, mientras Gai y el se preparaban para el siguiente asalto. Gyuuky (el verdadero nombre del Hachibi) y Killer Bee estaban pasando bastantes apuros para contener al monstruo.

-¡¡Bee!! - gritó Naruto. El Hachibi se giró. - ¡¡Necesito que me des tiempo!!

-¿Cuanto?

-Todo lo que me consigas.

Gyuuky gruñó y le habló a su contenedor. "Preparate chico, esto va a ser duro".

-¡RAITON, JUTSU DE ARMADURA DE RAYO!

Una enorme armadura amarilla recorrió completamente al Hachibi, haciendolo practicamente intocable. La bestia se dio cuenta en cuanto una de sus partes toco al Bijuu y se le quemó.

-¡¡No podré mantenerme así mucho tiempo, Naruto!! - dijo el bijuu. La cantidad de chakra que consumia la tecnica era impresionante, pero equilibrio el cansancio con la fuerza de voluntad y el orgullo de Bee. "Mirame hermano" pensaba "ahora si que estamos a iguales".

Mientras Naruto le daba un poco de chakra a su maestro. Era una pequeña porcion, ya que Kurama le había advertido que su unión había alterado su chakra y que era peligroso darlo en gran cantidad a cualquiera que no fuera Jinchuriki.

Una vez acabado, Naruto miró a Tobi que estaba de espaldas a ellos. Se había quitado las manos de la cara y se dió la vuelta lentamente. Delante de el apareción una version mas vieja de Sasuke, pero con solo un ojo con Sharingan.

-¿Sasuke? - preguntó incredulo Kakashi. Naruto negó con la cabeza.

-Su chakra es mas oscuro que el de Sasuke, ya te lo dije sensei.

Tobi se rió.

-Me parece logica tu confusion, Kakashi, pues yo soy el tatarabuelo de Sasuke, por linea directa.

-¿¡¡¡¡Y quien diablos se acuerda del tatarabuelo de Sasuke!!!!!!!? - preguntaron gritando los tres. Tobi retiro su risa.

-Tal vez me conozcais por el nombre de Uchiha....Izuna.


Última edición por Davidenko17 el Vie Dic 28, 2012 11:31 pm, editado 22 veces
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:06 pm

El primer capitulo del fic. Espero les guste y comenten.


Izuna uchiha es el hermano de madara que le dió sus ojos para que el pudiera obtener el Mangekyo Sharingan Eterno



////////////////////////////////////////////////////////////




Capitulo 1: El muerto que no estaba muerto.


-¿El hermano de Madara? - susurró incredulo Naruto. Este asintió.


-Ya que me habeis descubierto, creo que os honraré y os contaré mi historia. Así al menos, estareis orgullosos de vuestros logros antes de que os mate. - dijo pintando una malefica sonrisa en su rostro.


"Me mantuve joven gracias al jutsu que empleaba Orochimaru, aunque yo ya lo había perfeccionado hacía mucho y podía mantener mi cuerpo original. Fingí mi muerte en cuanto me enteré de la derrota de mi hermano contra Shodaime Hokage y lo busqué. Yo sabía que no había muerto y lo encontré una noche, con graves heridas en su cuerpo, sus ojos al limite y sin embargo vivo".


-!!Tu estabas ciego!!¡¡¡Le donaste a tu hermano tus ojos!! - gritó Kakashi confundido.


-Y teníamos que coger unos prestados. Ya lo habiamos hablado antes de que yo le donara mis propios ojos. No lo habría hecho si no hubiera tenido un plan de reserva. - respondió Izuna con calma. - Mi hermano mató a un joven desertor de nuestro clan, alguien a quien la Maldicion del Odio no le afectaba, un tal Uchiha Hikaku y le arrancamos sus ojos.


"Sin embargo, la tecnica era y es imperfecta y cada cinco años envejezco como si fuera solo uno. Ademas, los ojos de Hikaku me producian un gran rechazo debido al jutsu. Asi que fui tomando ojos del clan Uchiha hasta que encontré el cuerpo de Obito. Su ojo se complementaba con mi sangre y con el jutsu a la perfeccion, por lo que me lo quede."


"Antes de todo eso por supuesto, vi como mi hermano moría en mis brazos, producto de la terrible batalla. Aun así, logró despertar el Rinnengan antes de morir y asimilar la tecnica mokuton. Fueron estos experimentos los que aceleraron su repentina muerte cuando se estaba recuperando."


"Despues de eso, volví infiltrado al clan disfrazado de Hikaku y me convertí en su lider. Dije que había estado secuestrado por Madara para sus experimentos y me creyeron. Engendré hijos con su mujer y nietos que perdurarian la dinastia Uchiha en busca del momento perfecto para despertar de nuevo a mi hermano."




//////////////////////////////////////////////////




-¿Porque no te quedaste allí? - preguntó Gai.


-Sencillo. - respondió Naruto. - Se debieron de dar cuenta de que no envejecía y volvió a fingir su muerte, no es asi?


-En efecto chico. Esos estupidos se dieron cuento de que casi no envejecia y me empezaron a observar, así que fingí mi muerte y me marché, asumiendo la identidad de Tobi y sugiriendole a Yahiko que formara Akatsuki como una organización de paz. Luego de eso esperé pacientemente mi momento.


Izuna se quedó en silencio, dando por terminado su relato. Luego les miro con una sonrisa de suficiencia.


-Yo fui quien le dijo a Itachi que el debía matar a sus padres, que yo me ocuparía del resto. Me acurdo del odio que se tenía mirandose a la cara y no os imaginais el regocijo que sentí cuando desperté a Sasuke para que lo viera jajajajaja......


"Deberiais haber visto como me miraba Sasuke, como a un socio, luego de que fuera yo el que le había sugerido a Fugaku la idea del golpe de estado. Transformado en uno de sus amigos, lo metí en el Tsukuyomi y le puso la semilla en la cabeza."


"Dentro de poco Sasuke llegará a la batalla y tendrá la victoria al alcance de la mano. Nadie podra impedir que yo y Madara reinemos juntos en este nuevo...... - se quedó parado con la macabra sonrisa en la boca. De su cuello sobresalia un kunai que atravesaba al Uchiha desde la nuca. Detras de el apareció un clon de Naruto, que se deshizo al haber acabado su tarea.


Justo en ese momento, Gyuki perdió su armadura de raiton y salió despedido mientras se convertia en Bee. Naruto lo agarró y le dejó reposando mientras Kakashi y Gai le escoltaban. Los ninjas comenzaban a llegar, producto del llamado de Inoichi Yamanaka y Sakura se puso a curar a Bee, al mismo tiempo que no dejaba de mirar al rubio.


Este salto y se transformó en Kurama atacando a la bestia. Esta estaba dañada por el combate con Killer Bee, pero aun tenía el poder de 7 Bijuus en su interior. Sin embargo, Kurama solo saltaba y esquivaba sin atacar.



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-¿¿Porque Naruto no ataca?? - preguntó Neji confundido mientras observaba el combate con su Byakugan. -Tiene poder de sobras para hacerlo. Debe destruir la estatua antes de que sea tarde.


Todos se miraban confundidos. Naruto siempre había sido un alocado y un inconsciente. Siempre se lanzaba a atacar antes de pensar y no entendían cuando se se había vuelto tan meticuloso y prudente.


Killer Bee rió a pesar de que le dolía. Todos le miraron extrañados. Los mas allegados a Naruto le miraron con rabia, pensando que se burlaba del rubio. La pelirosa le lanzó una mirada amenazante.


-¡¡El no esta atacando porque sea prudente!!¡¡¡Esta esperando atacar las cadenas de forma renuente!! -dijo Killer Bee en su penoso estilo de rap.


Hatake Kakashi se extrañó.


-¿Porque iba a hacer eso? Si ataca las cadenas entonces..... - se calló repentinamente serio y sorprendido – a no ser que....... ¿acaso esta tan loco como para intentarlo Bee? ¿Le explicaste los riesgos?


Este solo sonrió afirmando con la cabeza.


-¡¡¡¿QUE DEMONIOS ESTA PASANDO?!!!!! - gritó Sakura, justo cuando Naruto saltaba y preparaba una gran bola de chakra al ver la abertura en el monstruo. Nadie le hizo caso, todos observaban la contienda.



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Mientras en el interior de Naruto.....


-Kurama, ahora.


La Biju-Dama rompió las cadenas y la estatua rugió, mientras se descomponía en 7 pedazos. Los Bijus estaban libres. Pero todos ellos sabian que su libertad no duraria mucho, asi que se acercaron a Kurama que les habló.


-Vamos a intentarlo. Vamos a introduciros todos dentro del cuerpo de Naruto.


Todos los Bijus asintieron. Sabian que en cuanto volvieran los lideres de las aldeas, estarían condenados a ser encerrados dentro de otros humanos. Por lo menos ahi tenían la oportunidad de estar juntos con un chico que se había ganado su respeto y que no intentaria controlarlos.


Kurama y Naruto usaron su chakra y las tecnicas de sellado que el zorro conocía. Naruto sabía que nadie había sobrevivido a que le sellaran mas de un Biju, Killer Bee se lo había explicado de forma clara, pero no podía dejar que les pasara nada. Al fin y al cabo solo eran otros seres que buscaban vivir en libertad.


Cargó todo su chakra mezclandolo con el del Kyubi. Los otros Bijus no se resistieron en absoluto. El resultado fue una masa impresionante de energia atrapada en el cuerpo de Naruto. Los Bijus le agradecieron todo lo que había hecho por ellos mientras estaban siendo absorbidos y le animaron a que no se rendiera al ver su cuerpo agotado.


Naruto estaba exultante y destrozado. Estaba logrando sellar siete bijus. Nadie había logrado soportar mas de uno y el estaba instalando ocho en su interior. Sin embargo, pronto notó que algo iba mal pues se quedo incosciente con una desagradable sensación en el corazón.



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-¡¡Fuera de aqui!! - gritó Kakashi. - Si falla, toda esa cantidad de energia explotara y lo mas seguro es que sea demasiado grande como para que la soportemos desde aqui.


Todos los que no conocían al Jinchuriki del Kyubi salieron asustados de allí, pero no así sus amigos.
Nadie se movió mientras veían como Naruto intentaba asimilar a siete Bijus en su interior de golpe, sabiendo el propio Naruto que nadie había aguanto que dos bijus estuvieran en su interior. Las capacidades de Naruto estaban mas alla de toda duda, pero esto era algo para lo que ni siquiera el estaba preparado pensaban. Si el fallaba, el estallido de energía que quedaría sería mortal para todos aquellos que tuvieran la desgracia de estar a menos de dos kilometros de el, pero nadie quería dejar a su amigo solo. Nadie podía abandonarlo sabiendo que el nunca lo había hecho.


Neji miró hacía otro lado, deseando que Naruto saliera vivo, que su amigo.... si, podía llamar amigo a Naruto Uzumaki, lograra su proposito aunque a el le doliera que regresara por lo que supondría, por lo que Hinata sentía y por lo que el.... "No" pensó "no esta en tu mano asi que dejales ser felices" se obligó a pensar practimente desesperado por sus sentimientos. No quería amar a Hinata. Estaba totalmente prohibido por su clan. Pero aun así lo hacía, la amaba con todo su corazon desde que lucho con ella en los examenes Chunnin. Había amado la resistencia y la fe que había demostrado en su combate. Había intentado matarla porque había odiado a la rama principal de los Hyuuga toda su vida y ella le despertaba lo único que le apartaba de su venganza: amor.


Miró hacía otro lado, intentando impedir que una lagrima saliera de sus ojos, de los ojos del siempre frio Neji Hyuga, cuando una suave mano cogió una de las suyas. Se giró y vio a Hinata con el Byakugan activado sonriendole con confianza un momento para luego volver a mirar a donde estaba Naruto. Sin embargo, no le soltó la mano. El estaba en shock por ello y el tampoco retiro la mano. Y mientras el genio del clan Hyuga volvía a dirigir la vista hacía el combate lo hacía con una pequeña sonrisa de optimismo.


Tenten estaba asustada. Nunca lo había estado, pero ahora tenía miedo. Se reprendió asi misma por ello. Era una kunoichi, una mujer ninja de incalculable fuerza y tenacidad. Una maestra guerrera. Pero allí estaban sucediendo cosas imposibles de imaginar por ella y que la asutaron. Nunca sería tan fuerte como Naruto. Nunca lograría sus hazañas. La primera lagrima de su vida salió en ese instante.


Y no fue Neji quien la estrecho en sus brazos sino Lee. Aquel chico que no tenía talento mas que para el Taijutsu le había robado el corazón tiempo atras, pero ella se lo había negado a si mismo. Ella no quería depender de un hombre, porque ella era fuerte. Y sin embargo, con una mirada vió que Lee la consideraba tan fuerte como Tsunade, mas bella que la mizukage, mas lista que Shikamaru. Que confiaba en ella con la vida. Y fue entonces cuando ella se permitió dejar escapar una segunda lagrima, pero no de miedo si no de felicidad, mientras que pasaba los brazos alrededor de Lee y le devolvía el abrazo con todo el amor que su corazon guardaba.


Otros no tenian tanta paciencia. Hana Inuzuka, ante la muerte miró totalmente decidida a Shino Aburame y ambos se abrazaron y se besaron apasionadamente, sin control. Kiba veía esto con sorpresa, pero con una sonrisa de alegría. Había hecho falta la posibilidad de la muerte para que Shino se soltara. Tantas tardes en las que ambos habían estado sonrojados mirandose, sin decirse ni una palabra.


Pero Kiba solo dedicó unos segundo a esto, ya que se preguntó como estaría Ayame. La hija del dueño del Ichiraku le había robado el corazón. Había ido allí siempre que Naruto lo invitaba solo para verla, aunque el rubio le hiciera pagar a el. Tambien recordó mientras cerraba los ojos y le salían lagrimas como se habían besado antes de que partiera a la guerra. "Te amo Ayame-chan...." pensó el joven Inuzuka.


Chouji solo podía pensar en aquello que mas feliz lo hacía. Grande, rubia y ondulada. Con infinita alegría recordó que todavía llevaba encima un paquete de sus patatas fritas. Dando gracias a Kami-sama se las comió con prisa, mientras recordaba a aquella joven peliroja con gafas a la que había visto. A la chica a la que llamaban Karin....


Shikamaru estaba en shock. No podían alejarse de allí. Ya era tarde. Morirían con Naruto o vivirían con el. Justo antes de acabar su ultimo cigarrillo le pidió a Sai que le dejara escribir un mensaje. El pelinegro le tendió lo necesario y el Nara escribió con rapidez lo que nunca se había atrevido a decir. La joven rubia usuaria del elemento viento, la joven hermana del Kazekage sabría al fin lo que el gran estratega de Konoha pensaba de ella. Cuando el antiguo ANBU de la raiz mandó el mensaje, el Nara fumó su ultimo cigarrillo mientras pensaba alegre "al menos no he muerto de cancer de pulmon. Si Temari estuviera aqui me pegaría por haber fumado antes de morir y me obligaria a vivir solo para poder matarme ella otra vez"



////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Mientras, en la cueva donde Kabuto estaba atrapado en un Izanami infinito, Sasuke, a punto de viajar con Orochimaru, Suigetsu y Jugo a dondo solo Kami-sama sabia sintió como su corazon se partia. Algo le estaba sucediendo al Dobe. "¿Y a mi qué me importa? Por mi como si se suicida." pensó despectivamente, con rabia y dolor, como siempre hacía. Pero aunque lo intentó, su corazón no pudo evitar preocuparse por su mejor amigo, el único que parecía entenderlo de toda la gente: Naruto Uzumaki.


-¿Estas bien Sasuke ku ku ku? - preguntó Orochimaru relamiendose.


-Si. Vamos. - Orochimaru creía que no lo mataría hasta que volvieran de su viaje. Sin embargo, había copiado los sellos que había hecho el Sannin con el Sharingan. Podría volver de su viaje sin necesidad de serpientes innecesarias. Y luego podría averiguar que demonios le había pasado al Dobe......



//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Al terminar la increible luz, todos vieron como Kurama se volvía a transformar a Naruto normal. Todos vieron como Sakura se lanzaba hacía el con enorme rapidez, dejando a Bee a medio curar y protestando por ello. Todos vieron como Naruto caía desmayado al suelo con grandes heridas que el zorro se encargaba de curar. Naruto Uzumaki, el ninja numero 1 en sorprender a la gente había logrado lo imposible sellandose siete Bijus en su interior, desafiando todas aquellas creencias que tenían sus amigos.


Pero lo que nadie vió fue que el cuerpo de Izuna ya no estaba y que ahora solo quedaba allí un kunai manchado de sangre y los pedazos rotos de la mascara del hombre que se hacía llamar Tobi.........

avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:09 pm

Gracias por los comentarios, dan fuerzas y creatividad para continuar. Espero les guste y comenten.
Aqui esta el siguiente capitulo.


//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Capitulo 2: Los hombres que lo saben todo.


Sasuke y sus compañeros aparecieron en un pequeño claro del bosque. La cueva había desaparecido y una imagen de paz se traslado a la mente de Sasuke cuando oyo el grito de Suigetsu. Orochimaru le había ensartado con la espada Kusanagi y la retiró justo para ver como moría el subordinado de Sasuke.


Jugo y Sasuke atacaron inmediatamente, no por cariño a Suigetsu, si no porque sabían que eran los siguientes. Orochimaru saltó hacía atras esquivandolos y relamiendo la sangre de la espada.


-Has mejorado mucho Sasuke. Por poco no veo tu Sharingan copiando los sellos de mi tecnica ku ku ku. - dijo con una sonrisa macabra. - Será un placer obtener tu cuerpo ku ku.


-¿Acaso quieres acabar como la ultima vez Orochimaru? - preguntó Sasuke. - En esta ocasion no hay nada ni nadie que puedan resucitarte si fracasas.


-¿Y como piensas matarme Sasuke?¡¡SOY INMORTAL KU KU KU!!!


-Es una advertencia. - dijo el moreno activando su Sharingan. - Si renuncias a mi cuerpo y te vas, te permitiré vivir.


Orochimaru simplemente se rió y se preparó. Levantó la espada a la derecha justo para evitar el ataque de Jugo que atacaba con la espada de Suigetsu, totalmente transformado por el sello maldito y empezaron una lucha con Taijutsu., mientras Sasuke se acercaba por detras con un chidori nagashi preparado. Combatió con los dos unos segundos y luego golpeo a Jugo con una de sus serpientes, mientras Sasuke le atacaba con su katana.


Orochimaru abrió su boca y una inmensa horda de serpientes blancas salió de su boca, mientras Sasuke hacía sellos.


-¡¡KATON, GRAN BOLA DE FUEGO!!


La enorme bola de fuego de Sasuke acabó con las serpientes, pero fue salvado por Jugo del ataque por la espalda de Orochimaru.


-¡¡CHIDORI NAGASHI!! - gritó Sasuke. El filo de su katana se volvía electrico y atravesó con ella a Orochimaru, aprovechando la distraciión que había creado Jugo con su ataque. Este salió por su propia boca, trasladandose a otro cuerpo. Orochimaru se mordió un dedo y se puso a hacer sellos.


-¡¡INVOCACION:TRIPLE RASHOMON!!


Las tres puertas de metal indestructibles alejaron a Orochimaru de sus oponentes cuando se empezó a quemar con un fuego negro. No entendía como habían pasado tan rápido su defensa cuando se giró y vió a Sasuke con su Mangekyo Sharingan Eterno activado.


-Te lo advertí, serpiente.


-¿Como lo...? - preguntó Orochimaru quemandose, asustado por la posibilidad, esta vez real, de la muerte.


La respuesta le llegó inmediatamente. Cuando se deshizo su defensa, vió como el Sasuke que estaba cerca de Jugo explotaba en rayos.


-Ahhh, un clon de rayo. Lo hiciste cuando Jugo me atacó, justo en el primer movimiento, no?


Sasuke asintió con aburrimiento mientras veía como las llamas consumían a Orochimaru y empezó a andar junto con Jugo hacía el bosque, mientras la serpiente gritaba por ultima vez.



//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-¿Adonde vamos, Sasuke? - preguntó Jugo con calma.


-Tenemos que encontrar a una persona. He de saber toda la información antes de tomar una decisión sobre mi futuro.


-¿Y quien puede haber aquí que te ayude?


-El hombre que todo lo sabe. El que estuvo desde el comienzo de todo.


-¿Quien?


-El hijo mayor de Rikudou Sennin.


-¿Pero que dices? Ese hombre murió hace muchisimo tiempo.


-No, Jugo. Se exilió en este mundo, donde no pasa el tiempo para los mortales. Solo aquellos que han estado a putno de morir pueden venir aqui. Por eso necesitaba a Orochimaru para venir y por eso necesitaré a ese hombre para volver.


-Pero tu has estado cerca de la muerte tambien.....


-Si, estuve cerca, pero no a punto. No estuvo colgando de un hilo para salvar mi vida. Es cuando todo te dice que vas a morir y tu logras vivir. Posiblemente Naruto tambien podría venir aqui si lo intentara.


-¿Estas seguro de que eso es real? - preguntó Jugo. Había creido que Sasuke había perdido la cabeza y el raciocionio desde que se enteró de la verdad sobre Itachi pero había jurado protegerle no importaba como.


-Si no lo es, como me explicas a mi, niño? -dijo una voz a sus espaldas.


Se dieron la vuelta y vieron a dos hombres mayores, de unos sesenta años. El pelo de ambos era blanco, pero uno lo llevaba mas corto que el otro y llevaba una katana a su espalda. Sin embargo, el del pelo largo poseía unos ojos raros que se asemejaban mucho al Sharingan. Cuando Sasuke se fijo, no pudo creerlo. Ese hombre poseía el Mangekyo Sharingan Eterno.


Ambos ancianos llevaban un kimono blanco, que les permitia moverse con libertad y unas geta (calzado tradicional japones) de madera.


-¿Que quereis, jovencitos? - preguntó el del pelo corto con voz mas amable mientras que el hombre de su lado les miraba con desconfianza.


-¿Ustedes son los hijos de Rikudou Sennin? - preguntó Sasuke, algo atemorizado por el enorme chakra que sentía.


-Vaya, un Uchiha. Hacía casi ochenta años que no veía a uno de mis descendientes. - dijo con burla el hijo mayor.


Sasuke se sorprendió al oir esto. No había mostrado el Sharingan para nada y no entendía como podía saber este anciano a que clan pertenecía.


-Calmate, Igarashi. - dijo su hermano menor luego se dirigió a Sasuke para explicarselo - Puede sentir en tu chakra su rastro genetico.


-¡Bah! Matemosles Taji-chan. Me aburren.


Taji suspiró.


-No podemos destruir y matar a todos nuestros visitantes, Igarashi. El único al que te deje matar fue al único que tu no quisite.


-¿Me recordarás toda la vida el asunto con Madara, Taji-chan?


-Hasta que dejes de desear matar a nuestros invitados, si. Por cierto, como os llamais? - preguntó con cortesía, mientras Igarashi suspiraba resignado.


-Mi nombre es Sasuke Uchiha y este es mi amigo Jugo.


Al oir esto, el del pelo naranja se quedó mirando a Sasuke impresionado. Le había catalogado como amigo. Esto no pasó inadvertido por los dos ancianos, si bien no hicieron ningún comentario.


-Es un honor, Sasuke-kun, Jugo-san. Seguidnos, por favor.


Los ancianos hijos del shinobi mas poderoso del mundo les guiaron a traves del bosque hasta una casa tradicional japonesa. Sasuke y Jugo les estudiaban, preparados para cualquier ataque.


////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


-¿Conocen a Madara? - preguntó Sasuke para que no desconfiaran y movido en parte por la curiosidad. Ambos ancianos bajaron la cabeza mientras tomaban té en el salon, identico al de la mansión Uchiha. Se notaba quien había diseñado la casa.


-Si. Fue el tercer shinobi que llegó aqui despues de que nos instalaramos. Taji no se fiaba de el, pero nos convenció para que le ayudaramos en un proyecto cientifico.


-¿Ustedes? - no pudo evitar preguntar Jugo con incredulidad. Igarashi gruñó.


-¡¡¡Si, nosotros!!!¡¡¡Sin contar a nuestro padre, eramos los shinobis mas poderosos e inteligentes de la tierra!!!.


Jugo retrocedió asustado unos pasos al ver el Sharingan. Sasuke compuso una de sus medias sonrisas.


-Madara deseaba unir en su cuerpo celulas de uno de mis descendientes, un tal Hashirama. Nos dijo que era un preciado amigo suyo y que insertando sus celulas podría salvarle la vida.... - les explicó Taji.


-¿Y le creisteis? - pregunto Sasuke incredulo.


-Por supuesto que no, pero robo nuestros estudios mientras dormiamos y se marchó. Desde entonces, no ha venido nadie excepto vosotros dos. ¿Pero porque habeís venido a este mundo dejado de la mano de Kami-sama? - dijo Igarashi.


-He venido a entender porque ha pasado lo que ha pasado. Imagino que desde lo de Madara estais conectados al mundo para saber lo que sucede. ¿Y porque demonios no os afecta la maldición del odio?


-Primero y mas importante nosotros no sabemos "todo" lo que pasa. Es cierto que gracias a la meditación y a nuestro poder estamos enterados de gran parte de las cosas que suceden, como la cuarta gran guerra ninja o la batalla por las bestias con cola. Segundo....- intervino Taji. - la maldicion del odio es solo eso: odio. Los unicos que realmente ha caido en esa maldición han sido Madara y Izuna y no fue siempre así.


"Vereís, es cierto que mi hermano y yo combatimos cuando nuestro padre me designo su heredero. Sin embargo, cuando estaba a punto de matarme, Igarashi detuvo su mano."


Los dos invitados miraron a Igarashi que apartó la cabeza, molesto.


-Es cierto que hay odio en los Uchiha por los Senju, pero simplemente es el mismo odio que tienen todas las personas contra otras, solo que algo mas grande y con mas rivalidad. Los Uchiha y los Senju lucharon pero no sentían una satisfacción tan grande por matarse unos a otros como podía parecer y eso era peor entre conocidos.


-¿Que quieres decir Taji-san? - preguntó Sasuke. ¿No tenía porque odiar a Naruto?¿No era su destino matarse el uno al otro?


Sin embargo no fue ni Taji ni Igarishi quien respondio, sino Jugo, comprendiendolo todo de pronto.


-Hashirama no mató a Madara. - le dijo mirandole a los ojos.


Sasuke le miro sin entender. Claro que no le había matado, sino que había.......


Sasuke abrió los ojos entendiendolo todo. Una posibilidad pequeña pero maravillosa apareció en su mente.


-Hashirama no lo mato. No tenía porque hacerlo y le dejo marchar. - entendió Sasuke.


Igarashi asintió con firmeza.


-Tu mismo no mataste a Naruto, porque a pesar de la maldicion del odio y la voluntad de fuego hay algo que los clanes han heredado de nosotros: el amor entre hermanos.


-Pero Naruto es un Uzumaki. - protestó Sasuke, queriendo comprenderlo todo. Había una salida al odio, pero debía asegurarse de que era real y no solo una ilusión.


-El clan Senju y el clan Uzumaki son hermanos, producto de las dinastias entre mis dos hijos. - respondió Taji. - Al igual que el clan Uchiha y el Hyuga son parientes porque nacieron de los hijos de Igarashi.


Sasuke estab euforico. No tenía porque odiar solamente. Los Uchiha podían amar y tener sentimientos sin que una maldición les persiguiera. Jugo observaba en silencio como el rostro del moreno se relajaba. De pronto se le ocurrió algo.


-¿Y que hacen ustedes aqui?¿Acaso temen a la muerte?


Esta vez Igarashi y Taji le miraron tenebrosamente a la vez y no pudo menos que pegar un salto y tragar saliva mientras les veía asi. De pronto se rieron ambos. Y para sorpresa de Jugo tambien lo hizo Sasuke.


El mismo moreno se sorprendió de esto pero el sonido le agradaba. Hacía mucho que no reía de forma sincera y sus musculos faciales lo notaron.


-No tenemos miedo a la muerte muchacho – le respondió Taji con una sonrisa. -Sin embargo, los dioses nos castigaron por nuestra pelea porque ellos vieron las futuras consecuencias y fuimos exiliados aqui para aprender a llevarnos mejor.


-Y aqui llevamos...¿cuanto?¿Trescientos años?


-Exagerado. Llevamos doscientos sesenta. Kami-sama y su hermano Shinigami siempre nos visitan cada cien años.


-La última vez, Shinigami intentó convecer a Kami-sama de que le habíamos ofendido debido a nuestras ropa e intento sacarnosla con la daga.


-Recuerdo que nos libramos porque Kami-sama amenazó con quitarle su tunica.


-¡Es cierto!¿Te has preguntado que llevaba bajo la tunica? Seguro que va en pelota picada.....


-¡¡Por favor!! - intervino Sasuke molesto. - ¿Podemos dejar de hablar de las tunicas del dios de la muerte y de lo que lleva debajo?


De pronto, ambos hermanos parecieron avergonzados y Sasuke suspiró. Evidentemente eran hermanos.


El moreno reflexionó acerca de todo lo que había escuchado ese tiempo y de pronto su corazón se encogió ante la posibilidad de que Naruto, su hermano, su mejor amigo, su rival, estuviera en problemas.


-Necesito ayuda para volver a mi mundo.


-¿Y que harás allí joven? - preguntó Igarashi con curiosidad. Este Uchiha le gustaba y ya no sentía tantas ganas de matarlo.


-Luchar junto a mi hermano.


-Itachi esta muerto, Sasuke. - le recordó Jugo confundido.


-Habló de mi hermano, de mi mejor amigo. Naruto Uzumaki necesita ayuda y yo voy a darsela.


Ambos hermanos vieron al joven Uchiha levantarse y se miraron. Tomando una decisión le abrieron el portal hacía la tierra.


-Espera un momento. - le dijo Igarashi. Fue a una de las habitaciones y salió de ella con un pergamino.


-Esta es la clave de vuelta a nuestro mundo, pero sobre todo la clave de como nuestro padre logró hacerse tan poderoso. Es el jutsu prohibido mas peligroso que se ha inventado en la historia.


-¿Quien lo ha declarado prohibido? - preguntó Sasuke desafiante. Ambos hermanos sonrieron.


-Los dioses. No lo habrás hasta que tu amigo esta a salvo y podaís venir aqui los dos. Entonces os enseñaremos la verdadera fuerza de nuestro padre. - explicó Igarashi.


-¿Para que me lo dais entonces?


-Cabe la posibilidad de que no tengas opción de volver aqui. Debes usar el pergamino como medida deseperada y solamente cuando estes convencido de que no hay otra forma de vencer en la guerra. - dijo Taji.


Sasuke asintió y el y Jugo atravesaron el portal. Los dos hermanos se quedaron mirando como el portal desaparecía.


-La profecia se cumple, ¿verdad? - preguntó Taji.


-Si. - respondió Igarashi.


-Vamos a volver a la tierra, ¿verdad?


-Si


-Tendremos que entrenar antes de ir.


-Mucho.


-Sabes que nuestra edad nos limita bastante.


-Lo se.


-Y que es muy problabe o casi seguro que muramos.


-Soy consciente.


-Vale. - Taji miró a su hermano y le dijo con seriedad. - Quiero un poco de ramen para cenar.


Igarashi se cayó de espaldas al ver la petición y su hermano se quedó mirandolo seriamente.


-¡¡Hace doscientos sesenta años que me llevas molestando con que quieres ramen para cenar!!¡¡Dejame en paz!! - le gritó Igarashi cabreado mientras iba a la cocina, dejando de pensar por un momento en todo lo que acababa de suceder, mientras escuchaba a Taji quejarse airadamente y rezongando que había aguantado doscientos sesenta años sin ramen y que ni a los presos se le negaba su ultima comida.......
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:10 pm

Sin mas, el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten.



//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Capitulo 3: La resistencia de Naruto


Naruto despertó tirado en el suelo en una estancia amplia oscura. No había nada mas que oscuridad en ella.


-¿Hola? - preguntó en voz alta. - ¿Hay alguien aquí?


Nadie respondió. No se escuchaba ningún ruido mas del que el generaba. Ni siquiera una brisa de aira acariciaba su rostro.


-¿Donde diablos estoy? - se preguntó a si mismo. Comenzó a caminar por la sala.


Perdió la cuenta de cuanto llevaba recorrido a partir de las seis horas. Empezaba a desesperarse de verdad. Prefería ver tan siquiera a algún enemigo para poder luchar.


De pronto, la sala se volvió todavía mas negra y una risa malefica resonó con fuerza. Naruto se giró para ver de donde venía pero parecía venir de todos los lados.


-Hacía mucho tiempo que no sentía tanto odio junto en una sola persona, Naruto Uzumaki. - dijo la voz.


-¿Quien eres? - preguntó Naruto alarmado.


-Soy tú. Soy tu odio. Tu miedo.


-Yo ya vencí a mi odio.


-Esa patetica imitación no se podía comparar con mi poder. ¿Acaso te preguntaste porqué todos aquellos que intentaron almacenar dos Bijus murieron antes que tú?


-Si, Bee me lo explico. Es porque su cuerpo no resistía tanta energia y......


La voz se rió de el mientras se daba cuenta del error en sus palabras. Había personas como Kisame y como aquel espadachin de la niebla, Saito Arashi que sin poseer un Biju en su interior aguantaban un gran torrente de chakra en su interior.


-¿Al fin te has dado cuenta? - se mofó la voz.


-¿Entonces porque murieron?


-Por su odio, chiquillo. Una persona puede soportar el poder y el odio de un Biju, ¿pero de 2 juntos?
¿Sabes la cantidad de odio que generan esas criaturas Naruto?


-¡¡Yo venceré ese odio!! - dijo Naruto con confianza. La voz solo se rió.


-No será facíl muchacho. Nadie se ha escapado de mi jamás.


De pronto ante Naruto apareció una escena en la que el era un niño y toda la gente de la aldea le miraba odiandole. El escapó antes de que empezaran a tirarle cosas.


-Te hará falta mucho mas para que me dejé vencer.


-Pero tengo mucho mas, chiquillo. Tenemos tiempo hasta que tus amigos logren recuperarte. Y como para ello tienen que vencerme a mi, dudo que lo hagan. Ademas, estas en el mundo del Tsukuyomi. Unos dias aqui, son unos segundos en la realidad. Así que tu y yo nos vamos a divertir si cachorro.


La voz soltó una carcajada y Naruto empezó a recordar los momentos dolorosos de su vida. Si intentaba cerrar los ojos o taparse los oidos para no ver, las imagenes aparecían en su mente. Al cabo de unas horas, empezó a gritar en el suelo, rezando a Kami porque aquellas imagenes desaparecieran, mientras la voz reía a carcajada limpia......



//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Sakura y el resto llegaron a donde estaba Naruto. Esté estaba inconsciente y tenía multiples heridas, pero estaba vivo. Sakura e Ino le curaban sus heridas mientras un miedo irracional invadió a la pelirosa al ver el deplorable estado de su amigo y compañero de equipo.


De pronto, Naruto abrió los ojos pero no eran lo azules caracteristicos, sino unos rojos. Los de Kurama. En el rostro de Naruto se dibujó el miedo que sentía Kurama.


-¡¡Necesito ayuda!! - gritó.


Todos le miraron sorprendidos y asustados. Kyubi, el zorro demonio, estaba pidiendo ayuda a unos mortales cualquiera. Eso no era algo que se viera todos los dias.


-¿Que sucede, Kurama? - preguntó Bee.


-¡¡Naruto tiene problemas!! El odio......- dijo cogiendose la cabeza con las manos – ¡¡el odio es inmenso!!


El zorro les explicó la situación. Les explicó cuan grande era el odio de los bijus y como este se estaba reflejando en Naruto. A Sakura casi se le para el corazón por el miedo.


-No puedo llegar hasta el, ni yo ni los demas Bijus. Es una batalla que tiene que ganar solo, pero que no ganará.


-¡¡Ten fe en el, zorro pulgoso!!- gritó el Hachibi.


-¡¡¡Maldito pulpo, tengo fé en el!!!¡¡¡Pero nadie ha aguantado el odio de un par de bijus, mucho menos de ocho!!!!


Todos le miraron sorprendidos. El zorro estaba preocupado de verdad por Naruto y se veía desesperado.


-¿Que podemos hacer? - preguntó Kakashi intentando mantener la calma y pensar con frialdad. No era buen momento para dejarse llevar por el panico.


-¡¡¡No lo se!!! - gruño desesperado el zorro. - Debe vencer toda esa cantidad de odio por si solo. Pero es algo que ni yo resistiría.


Sakura lloraba en silencio abrazandose con los brazos. Tanto odio, tanto miedo. Las palabras del zorro les estaban quitando la esperanza.


-¿Y si le recordamos que nos tiene a nosotros? - preguntó Neji. Todos le miraron con sopresa. El frio Hyuga proponía recordarle su amistad al chico.


El zorro lo pensó rapidamente. Debían recordarle al chico porqué valía la pena luchar. Pero necesitaban mas poder del que tenían allí para mandarle un mensaje aunque fuera de pocas palabras. Nadie tenía en su interior la cantidad de odio suficiente como para traspasar la barrera ni el poder. Los bijus habían perdido todo su odio, el cuerpo de Naruto lo había recibido todo.


-Necesitamos mas poder del que hay aqui. Necesitamos a alguien que odie mas de lo que nosotros hacemos......


-¿Te vale un Uchiha? - dijo una voz detras de ellos.


Todos se dieron la vuelto y vieron a Sasuke junto a Jugo. El y Sasuke habían aparecido en un colina cercana y al ver el destello de luz, fueron corriendo lo mas rápidamente posible hacía aquel lugar. El Uchiha tenía miedo de que fuera demasiado tarde para Naruto. Inmediatamente, todos se pusieron en un circulo protector, rodeando a Naruto.


Sasuke solo se acercó y le habló a Kuramo en su interior, con el Sharingan.


-Necesitas odio, bien, yo seré el que lo ponga.


-No me fio de ti Uchiha. No permitiré que te acerques al chico.


-No voy a abandonarlo solo porque un zorro me lo impida. - declaró Sasuke. Al zorro le recordaron a las palabras de Naruto "No voy a dejar de perseguir ser Hokage".


Sasuke continuó hablando desafiante.


-Es posible que haya sido un desagradecido y un mal compañero, pero no voy a permitir que muera mi mejor amigo. Aunque tenga que enfrentarme a ocho bijus ¡¡NO DEJARÉ QUE MI HERMANO MUERA!! - dijo con firmeza mientras sacaba la espada.


El zorro lo observó con curiosidad. Ese no era el Sasuke Uchiha que había visto anteriormente. Y el tiempo corría. Sasuke era el único con suficiente odio como para que Naruto pudiera escucharle. Pero no confiaba en el.


-"¿Que harías tú, Naruto?" - se preguntó el zorro con ansiedad. La respuesta le vino enseguida. Naruto se fiaba de las impresiones que le daba la gente y casi siempre acertaba. Se dejó guiar por su instino y tomó una de las decisiones mas arriesgadas de su existencia.


-Solo podemos darte unos segundos, un minuto como mucho. - le dijo en el mundo real. Todos voltearon a ver al Kyubi como si hubiera perdido la razón.


Sasuke asintió y Jugo y el se acercaron. Los demas retiraron el circulo protector lentamente, sin dejar de observarlo.


-Necesitaré todo el chakra que pueda reunir para poder darle tiempo al Uchiha. – advirtió el zorro a los presentes - Los otros bijus estan de acuerdo en darme todo el chakra que puedan, pero necesito mas.


Todos ellos formaron una cadena que terminó en Sakura, que no estaba desmayada por puro milagro. Sasuke tendió su mano para seguir con la cadena, pero la pelirosa lo miró con lagrimas en los ojos.


-Como se te ocurra hacer algo, no importa el que, que dañe minimamente a Naruto – le dijo claramente – te arrancaré esos malditos ojos, me los implantaré y te mataré con ellos. ¿Está claro?


Sasuke miró a Sakura. Su amenaza le había causado cierto respeto por la kunoichi. Asintió con la cabeza y la pelirosa le tomó la mano. El moreno se arrodilló y tocó el pecho de Naruto. El chakra fluyó y los bijus aportaron el suyo, dejando a Sasuke al lado de un Naruto encogido y llorando amargamente mientras una sucesión de imagenes de humillación pasaban alrededor del moreno.......


-¡¡Naruto!! - le gritó Sasuke preocupado arrodillandose. Pero lo que vió le dejó petrificado.


Donde solían estar los ojos azules de Naruto, ahora estaban dos cuancas vacias, totalmente negras y sin vida.



















Gracias por los comentarios. En verdad, el siguiente capitulo era dificíl de escribir pero hice mi mejor esfuerzo. Espero que les guste y comenten.



///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Capitulo 4: El destino del Jinchuriki


Naruto escuchó la voz de Sasuke y abrió los ojos. Lo encontró inclinado sobre el y en cuanto le miró a los ojos pudo ver la mirada de asco que tenía. Y por primera y última vez en la vida de Naruto Uzumaki, se rindió.


El odio había podido con el. Estaba a punto de matarse el mismo, porque no aguantaba mas aquel dolor. Naruto Uzumaki, el proximo Hokage, el ninja número uno en sorprender a la gente, se había rendido. Se había dado por vencido.


El odio rió con ganas al escuchar este pensamiento en Naruto y aumentó la cantidad de imagenes humillantes en la cabeza del rubio. Llevaba dias así.


Volvió a cerrar los ojos ante el dolor lacerante e insoportable. Se echó las manos a la cabeza mientras gritaba de dolor. "Matame, por favor" era lo único en lo que lograba pensar.


De pronto volvió a escuchar la voz de Sasuke, preocupado.


-Naruto, no tengo mucho tiempo pero recuerda quien eres. Recuerda que quieres ser Hokage. Recuerdanos a todos los que somos tus amigos.




///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





Esta última palabra vino acompañada de una carcajada de la voz del odio.


-¿Amigos?¿Tú amigo suyo?¡¡No me hagas reir Uchiha!!¿Cuantas veces le has humillados, despreciado y dejado por inutil? Le has robado la mujer que ama, tu amistad y por tu culpa ha sido atrapado en una promesa inutil por hacerte volver, aunque sabes que no lo logrará jamas.


"Me encantaría que hubiera mas personas como tú Uchiha. Mas amigos como tú, para que pudiera aparecer con mas frecuencia".


-¡¡Pero el ha cumplido su promesa!! - dijo Sasuke sonriente.- Voy a volver a Konoha, con mi mejor amigo. Con Naruto.


Esto hizo reaccionar al rubio. Sasuke estaba ahí por el. Había ido a salvarlo a el. Y ahora lo defendía delante de el mismiso odio. Estaba dispuesto a volver a Konoha por el. Le había catalogado como su mejor amigo, sin rastro de burla ni mofa en su voz.


Una pequeña muestra del azul de sus ojos volvió y Sasuke al ver esto sonrió, mientras que el odio gruñía.


-Mira a tu amigo, Uzumaki. El siempre fue mas poderoso y popular que tú.....


Pero Naruto ya no lo escuchaba. Un recuerdo sobresalió de entre todos.El dia que había conocido a Sakura.





Flash Back


Un pequeño niño rubio lloraba en un callejon oscuro, mientras la sangre salía de su cabecita debido a una piedra que le habían tirado. Una niña con el pelo de color rosa se acercó al haber escuchado un ruido extraño allí.


-¿Estas bien? - le preguntó una preocupada Sakura de no mas de seis años.


El chico alzó la cabeza sorprendido. Alguien que no era Sandaime Hokage se preocupaba por el. Inmediatamente le dijo.


-¡Vete, no deben verte conmigo o tambien te pegarán!


-¿Quienes?


-La gente del pueblo. Dicen que soy un monstruo. Pero el Hokage me ha dicho que los monstruos son aquellas personas que no tienen sentimientos.


-¿Tu tienes sentimientos? - le preguntó el angel rosado con curiosidad.


-Yo...yo creo que si. - dijo mientras un poco de sangre caía en su boca. - Pero si todos dicen que soy un monstruo será que no los tengo.


Con delicadeza, la chica se acercó y le limpió la sangre con un pañuelo que llevaba, mientras el joven chico miraba maravillado sus ojos verdes. Cuando acabó de limpiar la frente, le dió un beso en ella.


-Es tarde, he de irme con mis papas.


-¿Puedo....puedo volver a verte otra vez? - preguntó Naruto timidamente. No sabía porque lo había preguntado. Seguro que le diría que no.


La sonrisa de la niña hizo acto de presencia y Naruto sintió como su fuerza aumentaba.


-Eso sería genial, pero yo vivo lejos de aqui, casi en las afueras de Konoha. Estoy esperando a mis papas que han ido a una tienda y me han dejado dar una vuelta. Pero si te veo, te aseguro que jugaré contigo.


Ella se despidió y Naruto le dijo adios con la mano, y por primera vez en su vida, con una sonrisa de alegría.


No se habían dicho sus nombres, pero no hacía falta. El joven Uzumaki recordaría aquel rostro toda la vida. Aunque cuando ella no lo recordara en la academia nija, el siguiera recordandola como aquel dia, en aquel callejón.


Fin Flash Back





En vez de las imagenes de dolor apareció una escena del bosque de Konoha. De cuando habían luchado contra Gaara y Sasuke le había dicho que se marchara y que se llevara a Sakura. De cuando se interpuso entre Haku y el arriesgando su vida.


El negro de sus ojos iba cambiando y la habitación se iba llenando de un poco de luz, mientras el odio rugía de indignación.


-¡¡¡SOLO ERES UN ESTORBO, NARUTO!!!¡¡¡UN MERO INSTRUMENTO AL QUE TU PADRE CONSIDERÓ UTIL PORQUE SERÍA UN ARMA!!!¡¡¡UN IDEALISTA QUE NO TIENE CABIDA EN EL MUNDO!!!¡¡¡SABEMOS LOS DOS QUE TU DESTINO ES MORIR SOLO!!! - gritó la voz, intentando sumirlo de nuevo en la desesperación.


Sin embargo, el rubio no escuchó sino las palabras de Sasuke.


-No estas solo, Naruto. - dijo Sasuke mientras se desvanecía en una neblina blanca, para dejar a Naruto en pie de nuevo. - Estamos todos contigo.





//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





El odio estaba siendo sustituido por algo mas poderoso.


Amistad.


Recordó a Neji, Hinata, Lee, Shikamaru, Tenten, Ino, Sai, Kakashi, Chouji, Gaara, Kiba, Shino, Sasuke........


Sakura.


Un torrente de imagenes mucho mas fuertes aparecieron en ese momento, creando una luz inmensa. Eran recuerdos de Naruto y Sakura.


Lo guapa que estaba cuando había vuelto de su entrenamiento con Ero-sennin. La belleza de sus lagrimas cuando estaba preocupada por el. Sin embargo, tambien recordó el dolor que le produjo cuando aquel dia le dijo "Te amo" sin ser cierto.


Finalmente, Naruto aceptó que no podía vivir sin odio. Le acompañaría toda la vida, así como el amor que sentía por Sakura.


Sin embargo, tal y como logrado que el amor fuera su defensa, haría del odio su arma mas mortifera. Sería su arma mas poderosa, su mas fiel aliado. Contra Madara y contra todo lo que tuviera planeado.


-Despreciar el poder del odio es suicidarse. No existiría el bien si no existiera el mal. Nunca habría paz, si nunca hubiese habido guerras.


Dicho esto, levantó su mano y atrapó con su chakra el único trozo de oscuridad que quedaba en la sala. Lo fue atrayendo hacía el lentamente, mientras de allí salía una voz que rugía por ser libre y destruir y le insultaba por su penoso sueño.


Las quejas cesaron en cuanto entró en la mano de Naruto y formó parte de el.




///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Naruto estaba tremendamente cansado. La tortura mental a la que aquel ser le había tenido sometido había estado cerca de matarlo y necesitaba curarse. Sin darse cuenta, las piernas le fallaron y se precipitó sobre el suelo.


No cayó gracias a que algo le sujetó en el ultimo momento. Al alzar la cabeza, vio una cola del kyubi, que lo sujetaba suavemente y lo depositó en el suelo con delicadeza. Se sentó en el suelo, con las piernas cruzadas, agotado, mientras los demas Bijus le miraban conr algo que parecía.... ¿admiración?


Todos a una, como si lo hubieran planeado, aunque ninguno hubiera abierto la boca, hicieron lo que nunca habían hecho. Se arrodillaron ante el, uno por uno. Cuando le llegó el turno a Kurama, este habló con la voz cargada de profundo respeto:


-Desde este momento, somos vuestros mas humildes siervos. - dijo agachando la mirada. El resto hizo lo mismo, mientras Naruto les miraba sin poder creerselo.


-Levantaos. - dijo Naruto. Todos obedecieron la orden.


-No soy vuestro señor – anunció mirandolos – ni vuestro dueño, ni siquiera vuestro jefe.


-Tu eres mucho mas Naruto,- habló Shukaku – eres nuestro amigo. - afirmó mientras los demas asentían con la cabeza.


-Y como eres nuestro amigo, - intervinó Kurama – tu mas que nadie te mereces esto.


De pronto, de los bijus surgió su chakra y se introdujo en el cuerpo de Naruto. La sensación era calida y el poder que sentía era enorme.


-Ahora somos uno. Ahora somos tus compañeros.
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:10 pm

Gracias a todos por los comentarios y las criticas constructivas. Ahora, el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten




///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Capitulo 5: Seguimos en guerra.



-¿Esto es todo lo que podeis dar Kages? - preguntó Madara decepcionado. Quería mofarse de ellos, apesar de que le hubieran supuesto mas reto del que pensaba.


Los 5 Kages estaban agotados y derrotados. A estaba semiinconsciente, mientras el Tsuchikage estaba totalmente KO. El había sido quien mas poder había gastado contra Madara.


Mei Terumi estaba apoyada en Gaara, ya que no se sostenía por si misma y el pelirrojo resistía gracias a su arena, a pesar de que ese simple gesto le estaba costando horrores. La única que aún se mantenía en pie era Tsunade, gracias a su jutsu de curación instantanea aunque estaba agotada.


Madara la miró y dijo con una ligera sonrisa de burla:


-Al menos eres igual que Hashirama en la tozudez. Eres la única que todavía puede hacerme divertir un rato. Tu "voluntad del fuego" arde fuertemente.


Tsunade se enfureció ante este cumplido. Ya que estaba a punto de morir se lo llevaría con el.


"El sello de la parca es todo lo que me queda. Si el Shiki Fujjin no funciona, entonces al menos sellaré sus ojos."


Con lentitud comenzó a hacer los sellos hasta que una voz le gritó:


-¡¡¡¿¿Que demonios estas planeando hacer vieja Tsunade??!!!!


Solo una persona en el mundo la llamaba así. Solo su niño pequeño. Solo su nietecito. Solo Naruto Uzumaki podía ponerla mas nerviosa y enfadada de lo que ya estaba.


-¡¡Te he dicho que no llames vieja o te romperé el craneo imbecil!! - dijo girandose, esperando ver a su rubio cuando se encontró con una horda inimaginable.


Los nueve bijus flanqueaban a Naruto con este y sus amigos en el centro. Y a la izquierda del rubio estaba......


-¡¡¡Sasuke Uchiha!!! - gritó el Raikage furioso, aunque no se podía mover. Killer Bee se preocupó por su hermano y abandonó su forma de biju para ayudarle.


-¡¡¡Calmate hermano!!!¡¡Ahora el es legal, le dejó todo mi arsenal!!¡¡Le invitaré a dormir aunque me pongas a parir!!¡¡Comartiré con el la cama incluso si eso no te agrada!!


Nadie llegó a saber lo que Bee iba a decir despues de eso porque un tentaculo salió de su espalda y le dió una colleja tremenda, que resonó en todo el lugar.


-¡¡¡COMO VUELVAS A DECIR QUE COMPARTIRÁS LA CAMA CON EL UCHIHA O CON CUALQUIER HOMBRE, TE CORTARÉ EN PEDAZOS!!! - gritó Hachibi, hirviendo de rabia. Todos se cayeron para atras, mientras Madara veía la escena con sorpresa.


-Las bestias......¿libres?¿Izuna ha fallado?


De pronto, el aludido apareció a su lado. Estaba sin mascara y muy herido.


-Lo siento, hermano. El kyubi me sobrepasó.


Madara asintió con la cabeza. Era un tremendo contratiempo en sus planes. Pero no irreparable. Y todavía tenía "eso". Mientras tuviera a ese shinobi con el, nada pasaría. El Uchiha vió que Naruto le miraba fijamente. Este sonrió. El chico había demostrado ser excepcional. Seguramente ya era tan o mas fuerte que Madara. Y con Sasuke de su lado y tan pocos Zetsus, era innegable que estaba en problemas.


Pero la mentalidad de Madara era otra. Tenía varios ases en la manga, y era hora de jugarlos todos. De mostrar el verdadero poder de Akatsuki.


-¡¡Parece que han venido a rescataros Kages!! Pero no os equivoqueis, vuestro destino seguirá siendo el mismo. Izuna, ¿lo encontraste, verdad?


Su hermano asintió.


Naruto, Bee, los bijus, Kakashi y Gai se miraron sorprendidos. El antiguo Uchiha que tanto se parecía a Sasuke le sonrió con mofa.


-Despues de sobrevivir casi 80 años, ¿de verdad pensabas que un kunai y un clon me matarían? Hice un clon que absorbió el daño.


-¡¡¡¡¡Pero si no explotó en humo ni en nada. Incluso sangró!!!!


-Era un clon de serpientes - reveló Izuna en la distancia. - Controlado de lejos por mi.


-¿Tienes la sangre del Uzumaki, Izuna? - preguntó Madara como si estuvieran solos. Su hermano volvió a asentir con la cabeza, esta vez con una sonrisa de satisfacción.


Madara hizo sellos y un ataud, tremendamente viejo y lenno de moho surgió ante ellos. Por su parte, Izuna tambien comenzó a hacer sellos y exclamó:


-¡Kuchiyose no jutsu!


De pronto, cincuenta mil Zetsus blancos mas aparecieron en el campo de batalla. Sin embargo, estes no eran como los otros. Cada uno de estos nuevos guerreros de Akatsuki poseía el nivel de un Jounin, ademas de poder aparecer y desaparecer a voluntad por el suelo. Frente a los veinte mil shinobis de la alianza que quedaban, contando los heridos, que eran unos cuatro mil. Los Kages se deseperaron, pero Madara sonrió.


-No usaré estas armas ahora, Kages. Simplemente se las mostraré. E incluso les daré cuatro años de paz, por el valor demostrado. Pero de aquí a cuatro años, cuando el día llegué, sereis aniquilados.


Los Kages se miraron esperanzados. Cuatro años para reponerse y volver a conseguir juntar fuerzas y entrenarse. Cuatro años para ser mas fuertes, a pesar de ser menos. Madara sonrió al ver la esperanza reflejada en todos.


-¡¡Aún no he terminado, Kages!! - Estes volvieron a mirarle. - Les enseñaré porque no me importa esperar, ni porque me importa que se hagan mas fuertes. ¡EDO TENSEI!


De prontó, la tapa del ataud cayó pesadamente, rompiendose de lo desgastado que estaba. De dentro surgió una figura.


Tenía el pelo largo y puntiagudo que fluye hacia atrás, similar al estilo de Madara, solo que el suyo era de color blanco. Llevaba lo que parecía ser una capa con un cuello alto o abierto con una armadura similar a la que tenía Hashirama Senju, mostrando un collar con seis magatama de color rojo, similar al collar negro que tenía el Camino Deva de Nagato, en su espalda posía un extraño grabado que se parecía al Rinnegan pero con dos líneas saliendo a sus costados y por debajo nueve magatamas que poseian un patrón de cuadrado.


Parecía tener unos cuernos en la frente, debido a su pelo. En sus ojos se podía ver el Rinnegan activo. Su cara era joven, como si tuviera unos treinta años y miraba a todos los integrantes de la alianza Shinobi con infinata pena mientras salía del ataud.


A Sasuke y Jugo les recordó mucho a Taji y Igarashi cuando ambos se miraron temiendose lo peor. El terror se apoderó de ellos.


-No....es.....posible.... - dijo Sasuke retrocediendo unos pasos, mientras Jugo hacía lo propio. Todos los miraron con asco, porque pensaron que los iban a abandonar solo por ver a un viejo. Menos Kakashi. Solo el guerrero del Sharingan podía ver con su ojo izquierdo lo que Sasuke veía con ambos. El Rinnengan.


Vió el Rinnegan del hombre misterioso y el tremendó chakra que recorría su cuerpo. Era algo menor que el de Naruto con los bijus y eso sorprendió a Kakashi, que tragó con fuerza.


Naruto sintió de repente una gran tristeza al pensar que tenía que enfrentar a ese ser, mientras los bijus se miraban entre ellos con profunda tristeza.


El hombre vió a todos los bijus juntos y les sonrió con tristeza.


-Se lo dije aquel día. Aunque tengan diferentes nombres y esten en diferentes lugares ......


-Siempre estaremos juntos – dijeron los Bijus. A todos ellos les salían lagrimas. - Tenías razón viejo.


-Veo que lo han encontrado. A mi sucesor.


-Nos costó mucho tiempo hacerlo – dijo Son, que intentaba retener el caudal de lagrimas que salía de sus enormes ojos. Kokuo y Isopu, eran los que mas enteros estaban. Su fortaleza mental era mayor y podían centrarse en lo que estaba por venir.


Mientras que Kurama.....


El zorro demonio de nueve colas estaba en estado salvaje. Las lagrimas caían en tropel por su rostro, mientras un odio inhumano invadía a los bijus, que les hacía hervir la sangre.


Matar a Madara Uchiha y a su hermano, costara lo que costara.


Mientras, Izuna se acercó a el hombre y sacó un frasco en el que llevaba la sangre que había logrado extraerle a Naruto.


-Con esto estarás completo – dijo con burla – viejo.


El cuerpo del hombre abrió la boca, ordenado por su amo. Se tragó toda la sangre que Izuna le echaba en la boca y todos lo sentieron de pronto.


El torrente de chakra de ese hombre aumentó considerablemente.


Madara rió alocado y exhultante.


-¡¡¡Ya esta listo!!!¡¡Los seis caminos han sido completados!!!


Todos se quedaron estupefactos al escuchar estas palabras y lo que implicaban. Ese hombre sin duda era.....


-Les presentó al creador del mundo shinobi. - dijo con una sonrisa que no se borraba de su cara mientras la desesperación nacía en la alianza. - Rikudou Sennin.



///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



La desesperación inundó a los shinobis. ¿Que importaba que Madara les diera cuatro años? En trescientos años nadie había igualado al creador del ninjutsu.


Este les miraba con tristeza. El maldito Madara había perturbado su descanso eterno. Había logrado unir los seis caminos del dios shinobi.


La sangre de los Hyuga, de los Uzumaki, de los Uchiha y de los Senju. Todo ello convinado con la sangre de sus dos hijos que había logrado obtener de su viaje a aquel mundo donde el tiempo no pasaba.


Naruto no se quedó quieto. Antes de que ni siquiera el sharingan de Madara le viera, se acercó al viejo y le posó una mano en su hombro mientras el hacía lo mismo. Solo ellos habían visto el movimiento del contrario.


La velocidad de Naruto era impresionante. Parecía que podía realizar el hiraishin no jutsu sin necesidad de los kunais especiales, lo que lo hacía practicamente imposible de derrotarle. Madara se quedó impresionado por esto.


Naruto habló al oido de Rikudou Sennin. Una pequeña sonrisa surcó su rostro al escuchar las palabras de Naruto y le apretó la mano con fuerza.


Madara se cansó de la conversación y Naruto se teletransportó a sitio original. El Uchiha encaró al anciano.


-¿Que te ha dicho?


-La conversación esta protegida bajo un genjutsu mio. Ni siquiera yo lo puedo deshacer.


Mientras que abajo todos le preguntaron lo mismo a Naruto, pero este se negaba a responder mientras los bijus, conectados a el, le sonrieron con orgullo.


-Veo que has logrado sacar a los Bijus de su celda, Naruto. Es interesante. - dijo Madara.


-Con sus conocimientos juntos, he diseñado un nuevo sello que les permite abandonar mi cuerpo, pero seguir conectados a mi. Y creo que lo agradecen.


-Ciertamente. Pero de ese modo tambien estan conectados a tu ser mas personal, ¿no? - preguntó. Nadie diría que esos dos estaban en guerra. Estaban hablando tan tranquilamente.


De pronto, como si lo hubiera recordado, Madara miró a los Kages de las aldeas.


-Lo prometido es deuda. - Rikudou Sennin volvió al ataud e Izuna desinvocó a los Zetsus blancos del campo de batallas.


Los Kages se habían recuperado algo, pero seguían aún en un estado deplorable. El tsuchikage había logrado levantarse y ayudaba al Raikage a levantarse, junto con Killer Bee. A pesar de su altura, utilizó su levitación.


Madara les miró curioso. Era increible que dos enemigos tan aferrimos como A y Onoki se miraron en ese momento como hermanos, dispuestos a dar el uno la vida por el otro. Ese Naruto Uzumaki era, sin duda alguna, tremendamente interesante. El ultimo descendiente del remolino le causaba gran fascionación así como odio.


-Cuatro años, Kages. Disfruten de sus familias, alegrense por sus amigos. Será como una despedida, pero a lo grande del mundo Shinobi.


Dicho esto, el y Izuna desaparecieron en una nube de humo, mientras en la alianza shinobi aconteció algo historico. Todos los ninjas que estaban vivos todavía, miraron a Naruto con ojos de desesperación incluso los Kages.


Con el hiraishin, apareció en la cabeza de Kurama, y Killer Bee cambió de forma a Gyuki. Todas las bestias con colas se pusieron en fila todas a una.


Y como los Kages habían hecho horas atras, Naruto junto con los bijus solo gritaron una cosa, que llenó de esperanza los corazones desfallecidos de los ninjas.


-¡¡¡¡VICTORIA!!!!!
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:12 pm

Gracias por los comentarios. En verdad, en este capitulo por primera vez, habrá lemon. Espero no decepcionarles. Aqui va el capitulo.




////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Capitulo 6: Los sentimientos de la kunoichi


Sakura estaba ayudando con los heridos en el campamento medico. Casi cuatro mil heridos en total y casi mil de ellos estaban en riesgo de muerte. Y sin embargo, no era eso lo que turbaba el animo de la pelirosa.


Sakura no podía dejar de pensar en Naruto. La fragilidad que había mostrado en la batalla la había afectado mucho mas de lo que debería.


Cuando vió a Naruto caer al suelo...... Ese recuerdo la estremecía. Se había olvidado de todo y de todos al ver al rubio caer desplomado. Si no hubiera sido por Sasuke, ella.....


Abrió los ojos sorprendida. ¿Le importaba mas Naruto que Sasuke? El zorro le había dicho al joven Uchiha que sería peligroso, pero ella solo pensaba en la seguridad de Naruto.


-¡¡BAKA!! - se escuchó de repente, seguido de un ruido parecido al de un golpe.


El grito y el golpe la sacaron de su ensimismamiento. Salió de la tienda medica y vió como un joven pelinegro volaba a traves del campamento. Los pendientes en las orejas le hacían reconocible para toda Konoha.


Miró desde donde había sido lanzado y vió a una alta rubia con el pelo recogido en cuatro coletas y con ojos verdes.


Temari estaba llorando, nadie sabia si de odio o de alegría y se acercaba con los ojos echando chispas. El pobre Shikamaru estaba tirado contra unas rocas, girando la cabeza para intentar despejarse.




Flash Back



Había estado buscando a Temari desde la huida de Madara, pero no la había encontrado. Fue entonces cuando su padre, Shikaku Nara, le ordenó que fuera a buscar a Tsunade para la reunión de Kages que se celebraría esa noche. Le dijo que se encontraba en la División Medica, intentado echar una mano, ya que debido a su agotamiento no debía realizar grandes esfuerzos.


Encontró a Tsunade descansando en una tienda, acompañada de Naruto y Shizune, que la revisaba y que se marchó rápidamente. Había muchos heridos que precisaban de atención medica. El Nara les informó de la reunión y Naruto fue invitado por la Hokage a que participara.


-¡¡¡Claro, lo que sea por la vieja Tsunade, ttebayo!!! - dijo alegre.


Esto le valió un golpe que lo hundió en el suelo.


-Perdón, abuela Tsunade. - dijo casi desecho por el golpe. La Hokage sonrió satisfecha y se volteó, logrando una comoda posición.


El Nara se echó a reir y salió de la tienda. Apenas había dado dos pasos cuando alguien gritó "Baka" y el pobre salió volando.



Fin Flash Back



Temari se arrodilló al lado de Shikamaru y le abrazó por la cintura mientras lloraba. El joven Nara correspondió al abrazo torpemente, pero con una sonrisa tonta en la cara. Ahora entendía que Naruto se pudiera pasar horas con esa cara. Estar con la persona amada le producía esa sensación de bienestar.


Y de pronto, lo vió claro. Como si pudiera ver el futuro, levantó la cara de Temari con las dos manos y la besó con pasión. Ella dudo un momento, pero correspondió al beso.


De pronto, el silbido de Naruto les separó.


-¡¡¡Busquense un hotel!!! - dijo riendo. La risa le duró poco porque Tsunade y Sakura, en un movimiento mas rápido que el viento, le volvieron a poner la cara bajó el suelo. Los dos jovenes se separaron totalmente sonrojados, pero sin soltar sus manos. Se habían besado delante de toda la División Medica y de.......


-Hermano – dijo Temari temerosa dandose la vuelta.


Shikamaru Nara no quería darse la vuelta por nada del mundo. Tenía sudores frios por todo su cuerpo y vió que todo el campamento se quedaba en silencio mirando a su espalda.


"Por favor, que no sea Gaara, que no sea Gaara, contra Kankuro tengo una posibilidad de escapar". Casi sin moverse, trago saliva y se dió la vuelta.


El Kazekage estaba junto a el con una mirada terrorifica. Gaara estaba en la División Medica escoltando a la Mizukage, que se reía divertida de la situación. El joven Nara se quedó tan asustado que ni se movió un centimetro. Menos mal que Temari podía controlar un poco a su hermano..... intentó asir su mano pero encontró un hueco vacio. Temari estaba del otro lado del campamento y retendia por la arena del Kazekage. Nada le salvaría del lider de la aldea oculta de la arena, Sunagakure.


Shikamaru empequeñeció mientras la arena le rodeaba. De pronto, Gaara se echó sobre Shikamaru con los brazos en alto y la arena rodeandolos.


-¡¡¡Bienvenido a la familia!!! - dijo con una carcajada estrechandolo en un abrazo. Todos en el campamento se cayeron para atras, mientras el Nara dejaba que su corazón se desacelerara un poco y no se le saliera del pecho.


Liberó a Temari de su arena y ella fue junto a su novio. El Kazekage unió sus manos y ellos se miraron sonrientes, aunque tremendamente sonrojados.


-No sabes el fastidio que ha sido Temari todo el dia. – aseguró Gaara volviendo a su pose serena, aunque ligeramente sonriente – Desde que le mandasta aquel pajaro de tinta, no ha hecho mas que seguirme y preguntarme si podía localizarte.


Shikamaru la miró con ternura y ella bajó la vista avergonzada, mientras el resto del campamento reía.


Algo mas lejos, dos guerreros Byakugan veían la escena con una sonrisa en el rostro.


/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


-¿Crees que les irá bien, Neji-kun? - preguntó Hinata suavemente. A pesar de la promesa de Madara, el Raikage ordenó poner guardias por si acaso se trataba de una trampa. Ambos guerreros Hyuga se ofrecieron voluntarios para la tarea sin saber que el otro se había presentado.


Así se explica el mayusculo sonrojó que tenía Neji en su cara y la tristeza que reflejaban sus ojos. Miró a Hinata de costado, que estaba concentrada mirando en la oscuridad, escudriñando los peligros de la noche y recordó como mucho tiempo atras el tambien había escudriñado la oscuridad, pero por motivos muy diferentes.....



Flash Back



Un pequeño Neji caminaba alegre junto a su padre por las calles de Konoha. Era ya tarde, pero se la habían pasado bien visitando a su hermano y a su hija. El jovencisimo Hyuga traia un gran sonrojó desde casa de su hermano y su padre lo notó.


Sonriendo, le alborotó el cabello mientras su hijo protestaba enfadado.


-¿Que te ha parecido tu prima Neji? - preguntó Hizashi con una gran sonrisa.


Neji enrojeció violentamente mientras su padre soltaba una carcajada. De pronto, Neji notó como se activaba en el el orgullo de los Hyuga.


-¡¡Es muy linda!!Eso es lo que me ha parecido. Me he divertido mucho con ella jugando y ...y....¡¡y cuando sea mayor, me casaré con ella!! - dijo con valentía.


El rostro de Hizashi primero revelo la sorpresa ante la fiereza de las palabras de su hijo para luego soltar una sonrisa triste.


-Somos de la rama secundaria hijo. Nunca olvides eso o será tu perdición. Tenemos prohibido casarnos con la rama principal.


-¡¡¡Yo cambiaré eso!!! - dijo gritando Neji, como si fuera el propio Naruto Uzumaki. - ¡¡Cambiaré esa estupida ley y todos los Hyuga seremos iguales!!


Su hijo dirigió la vista a la noche con esperanza. Si bien Hizashi creyó que estas palabras eran solo la fanfarronería habitual de su pequeño hijo, algo en su interior le decía que no las olvidara jamás......




Flash Back Fin



Un gritó interrumpió los recuerdos del guerrero del Byakugan y ambos primos giraron para ver el origen.


-¿Kiba-kun? - preguntó Hinata al verle.- ¿Que haces aquí?


-Bueno, verás..... - dijo rascandose la cabeza. Akamaru iba a su lado en posición de alerta. - Estoy buscando a Hana y a Shino. Desde lo del beso, no he vuelto a verles.


Neji sonrió de forma automatica y sin pensar, mientras Hinata hacía lo mismo. Kiba les miró extrañado.


-¿Acaso saben algo? ¿Donde diablos estan?


-Esto, Kiba-kun ..... - empezó Hinata, tartando de contener las carcajadas que se le venían y el sonrojó que le provocaba el asunto.


-Estan juntos, disfrutando de su intimidad – dijo Neji sonriendo. - Los vimos pasar hace una hora cerca del lago, pero no les seguimos el rastro.


-¿¡¡¡QUE!!!?¿Y QUE DEMONIOS IBAN A HACER ALLÍ? - preguntó el Inuzuka con agresividad latente.


-Hana-san comentó algo sobre que debían hacerte el favor de traerte un sobrino al mundo... - dijo Hinata sonrojada.


El rostro de Kiba cambió de color, del rojo por la ira al morado. Con un gritó que se escuchó claramente, los dos Hyuga pensaron lo mismo:


-Mas te vale que tus insectos te oculten bien, Shino.



//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


La noche pasaba y ningún peligro acechaba las fronteras. Serían las tres de la mañana cuando Neji descubrió en su bolsa algo que Naruto le había colocado.


"Usala de una vez y empieza a mostrar tus sentimientos" ponía la nota encima de la botella de sake. Naruto se había dado cuenta de lo que le pasaba al Hyuga. Este suspiró y se dispuso a guardar la botella cuando Hinata la vió:

-Neji-kun, ¿desde cuando bebes? -preguntó soprendida.


-No bebo, lo que pasa es que.... es un regalo de Naruto por mi ascenso a Jounin. Hacía tiempo que quería darmela y se le acordó hoy por la mañana – improvisó rápidamente. Si ella descubría el motivo por el que Naruto se la había dado, sería la peor verguenza de su vida. Solo tuvo clara una cosa.


No sabía como, ni cuando, ni donde, pero algún dia, Naruto Uzumaki pagaría por aquello.


Hinata sonrió con tristeza y se quedó mirando el pequeño fuego que habían hecho. Recordó la declaración que había hecho ante Naruto al defenderlo de Pain, pero no era amor, solo....admiración.


A Neji le rompía el alma verla así. Pero sabía que Naruto amaba a Sakura, nunca había engañado a nadie con eso. Había sido honesto desde el principio con Hinata y Neji no podía hacer mas que admirarlo por ello. Tal vez si el hubiera sido honesto......


Sacudió la cabeza resignado y por primera vez en su vida bebió un trago de sake. Casi le quema las entrañas, pero curiosamente alivió el dolor de su corazón, asi que repitió la tactica una vez mas. Esta vez tuvo menos arcada y sintió como si se liberara de algo que llevaba mucho tiempo guardando.


Sin preguntar, Hinata tambien cogió la botella y bebió su primer trago tambien. Estar tan cerca de Neji la alegraba. No quería cometer el mismo error que había cometido con Naruto, asi que cuando llevaban media botella acabada, hablando de cosas sin sentido, ella le cogió de la mano. El Hyuga se sorprendió.


-Neji-kun, ¿puedo preguntarte algo?


Esté asintió en silencio, asustado.


-¿Te parezco linda?


-Me pareces hermosa, Hinata-chan.


A ella no se le escapó como había añadido el "chan" a su nombre y sonrió. Acercandose mas a el, recostó la cabeza contra su hombro. El muchacho, asustado, no pudo impedir que unos brazos la estrecharan contra su cuerpo.


-Hinata, – dijo sin poder soltarla - ¿tu sigues amando a Naruto?


-Igual que siempre.


Esto destrozó el corazón del Hyuga. Se dispuso a apartarse cuando ella le cogió la cara con las manos.


-Sigó amando su vocación y voluntad, sigo amando su amistad. Pero solo sentía admiración por el. Me di cuenta de que a quien yo amaba lo había conocido hacía mucho tiempo.


-¿Y quien es el afortunado Hinata? - dijo intentando sonar indeferente. Sabía que en cuanto escuchara el nombre de ese chico el corazón explotaría.


-Se llama Neji.


El corazón de Neji explotó..... pero de felicidad. Se giró y vió como Hinata le sonreía avergonzada abrazandolo.


-Desde aquel dia que nos conocemos, en el que tu me llamaste linda, yo no he podido olvidar la dulzura de aquellos ojos. Me gustaba entrenar contigo, porque algunas veces aún podía ver esa dulzura en ellos y eso me hacía... feliz.


Ella se echó encima de Neji, cayendo ambos al suelo. Neji se obligaba a apartar las manos de ella, pero su cuerpo no respondía. Su corazón había tomado el control de su mente y dirigía a su cuerpo según sus designios.


"Me dabas miedo al principio, cuando mi tio murió. No te temía a ti, temía no ver mas aquella luz en tu mirada. Eso es lo que me hizo pelear con toda mi fuerza en los examenes chunnin. Sentía que si me derrotabas, o incluso si me mataras, podría volver a ver esa luz, aunque solo fuera un segundo mas. Es por eso que yo te amo, Neji-kun."


La declaración lo dejo aturdido, ebrió de felicidad. Sin embargo, no debía haber medias tintas esta vez. No mas escondites. No mas mentiras.


-Yo tambien te amo, Hinata. - dijo suavemente. Los ojos de ambos Hyuga brillaron en la oscuridad, enamorandose un poco mas el uno del otro. - Pero por eso mismo no puedo tocarte. Si nos cogen, si nos descubren, nos matarán a ambos por quebrantar la ley del clan. Yo puedo soportar ser condenado a muerte, pero – condujo una mano al rostro de Hinata, acariciandola con suavida. - no puedo permitir que te suceda nada.


Y fue entonces cuando Hinata abandonó su timidez del todo. Le besó con todo el amor que pudo y el correspondió.


-No podemos – dijo Neji entre besos, sin separarse – está prohibido.


-Me da igual – dijo igual Hinata, excitada – siempre que estemos juntos el resto da igual.


Neji no podía controlarse, no podía dominarse. Hinata despertaba su lado mas tierno, mas salvaje, mas caotico. Pero aún así logró preguntar.


-Hinata, es mejor que paremos. No me podré contener mucho mas.


Ella sonrió de forma dulce, mirandolo con amor.


-¿Quien ha dicho que tengas que contenerte?


Eso derribó la conciencia del Hyuga. Se abalanzó sobre ella, devorando todo su cuerpo con besos mientras ella gemía.


Ambos se quitaron la ropa el uno al otro, tirandola de cualquier manera, avidos de deseo y desesperados por estar unidos. Hinata gemía de placer y casi gritaba, pero no había nadie en aquella escarpada tierra.


Neji exploraba el cuerpo de Hinata con inocencia, pero con infinito deseo, incontenible en su cuerpo. Los labios provacaban escalofrios de placer en la joven, que se retorcía, intentado contener la excitación.


Neji se paró sobre los pechos de Hinata, grandes, perfectos, deseables y apetecibles. Sin poder contenerse, empezó a usar su boca sobre uno, mientras masajeaba el otro con la mano. Beso a beso, caricia a caricia, fue llegando hasta la intimidad de Hinata. Allí utilizó su lengua con torpeza, mas con pasión haciendo que Hinata temblara de puro placer, y soltando un grito cuando logró que la joven se corriera por primera vez.


-¡Entra ya Neji, por favor! - suplicó Hinata, consumida por el deseo. El sonrió y comenzó a entrar muy lentamente, como si ella fuera de cristal y ella lo amo aun mas por eso.


De pronto, todo fue dolor. Hinata suspiró fuerte y al ver que Neji se asustaba y intentaba salir, ella le aferró con ambas piernas la cadera y negó con una sonrisa.


El joven siguió y por fin rompió el himen,dando paso a una tremenda oleada de placer, que destruyó el poco raciocinio que conservaba el cuerpo de Hinata Hyuga, la timida chica heredera del clan mas poderoso de Konoha.


El ritmo era lento y pausado, y sin embargo tremendamente satisfactorio para los dos. De pronto, la intimidad de la chica se contrajo y la masculinidad de Neji se hinchó ambos se besaron con toda la fuerza que pudieron cuando terminaron al mismo tiempo, juntos. El intento salir, pero ella se lo negó. Dijo en voz baja que si se quedaba embarazada de el, sería la mujer mas feliz del mundo mientras ambos explotaban de deseo.


Neji temblaba de pies a cabeza. El placer le había dejado practicamente KO. Usando sus ultimas fuerzas, se puso al lado de Hinata mientras ella lo abrazaba por el pecho y el hacía lo propio. Se taparon con las ropas tiradas por el suelo y el, con la sonrisa que Hinata mas amaba, le dijo que se durmiera, que el estaría allí con ella, vigilando la zona.


Ella se durmió tranquila y feliz y el la apretaba entre sus brazos, temeroso de que escapara. El amancer llegó y Neji sonrió por primera vez verdaderamente feliz.


Aquella mañana no había clanes ni guerras. No había leyes ni prohibiciones. Aquella mañana solo estaba el abrazado a Hinata, creyendo que todo era perfecto.
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:12 pm

Gracias por los comentarios. No voy a subir capitulos cada dia, pero es que me encuentro tremendamente inspirado. Aqui va el siguiente capitulo.


///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Capitulo 7: Comienza la cuenta atras


Los ninjas de la alianza se dispersaron al dia siguiente. Los lideres estaban de acuerdo en que no sería inutil mantener aquella posición si nadie les iba a atacar, pero aún asi dejaron dos mil shinobis en caso de que todo fuera una trampa.


Los ejercitos marcharon cada uno a sus respectivas aldeas, aunque tremendamente disminuidos. La guerra se había cobrado muchas victimas, y mas aún no contaban con salir de ella, a pesar del cese de los ataques.


La desesperación se palpaba en el aire. Los Kages intentaban mantener un ambiente de seriedad y confianza, pero se sentían igual que los shinobis al volver a sus aldeas. Solo algo les mantuvo en la cordura: Naruto Uzumaki.


El chico había logrado dominar a los ocho bijus y hacer que Sasuke Uchiha se disculpara ante todos los shinobis de la alianza, algo impensable en el tremendamente orgulloso Uchiha.


Debido a esto, cada vez que veían al rubio sus corazones se inflamaban de esperanza, de creer que podían vencer. Les motivaba a entrenar esos cuatro años que Madara les había concedido. Pero ni bien acababa de pasar Naruto, las sombras de la desesperación volvían.


////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


El grupo de Konoha fue el primero en marchar. Eran los que estaban mas ansiosos por entrenar, los que mas fé tenían en la victoria de la alianza. A la cabeza iba Tsunade, con su uniforme de Kage y a su lado Naruto Uzumaki.


Sakura no podía dejar de ver a Naruto esos dias. Este se mostraba distante con ella, aunque tan amable como siempre. La pelirosa apenas hacía caso a Sasuke y esté hacía igual. Aquel supuesto amor la había decepciondo, la había intentado matar.


Era cierto que Sasuke aún le caía bien. Le recordaba aquellos dias con el equipo 7 donde nada mas importaba que las misiones. Donde los bijus y la venganza estaban en otro mundo, en otra galaxia, lejana a sus vidas.


Había amado a Sasuke hasta que la intentó matar. No podía negar lo que había sentido por el moreno. Pero la conversación que tuvieron mientras esta revisaba su estado físico, le había ayudado a darse cuenta de la realidad.



Flash Back


La pelirosa atendía a Sasuke en una de las camillas de la División Médica. El joven Uchiha estaba sentado en una camilla y no tenía la camiseta puesta y ella le revisaba con chakra. El pelinegro no sentía mas que indeferencia, mientras que la joven buscaba algo en su interior aparte de la decepción que sentía.


De pronto, el rostro de Sasuke se convirtió en una mascara de impaciencia.


-¿Hasta cuando seguirás con esto, Sakura? - preguntó Sasuke.


Ella se sorprendió.


-¿Seguir con qué?


-Con este tonto encaprichamiento. - dijo el Uchiha. - Supuestamente estas enamorada de mi, pero desde que llegé solo sientes....¿decepción, puede ser? Estas decepcionada de mi y de mis actos pasados.


La pelirosa se sonrojó. Sasuke había escarbado en sus pensamientos mas intimos.


-Hace tiempo que me dí cuenta de que no era amor lo que sentía por ti Sasuke. - dijo Sakura sin mirarle. - Pero aún así sigues siendo muy importante para mi.


"Sigues siendo parte de mi equipo. Sigues siendo parte del equipo 7 y a pesar de todo, salvaste a Naruto. Solo por eso, ya eres mi amigo."


El joven puso una media sonrisa.


-¿Eso significa que por fin te diste cuenta de que amas a Naruto?


La pelirosa lo miró sorprendida.


-¿Que...que dices, Sasuke-kun?


El joven sonrió, esta vez de verdad.


-He visto como lo miras y te lo niegas a ti misma. Conmigo, parece que te reprimes, que muestres la cara que yo deseo ver. Pero con el, es como si te liberaras. Como si te quitaras un peso de encima. Siempre sonries de forma sincera y a pesar de sus tonterias, te agrada que las diga, aunque tengas que pegarle, porque es una forma de prestarle atención.


Sakura iba a rebatir ese argumento, cuando su lengua quedó trabada y su mente repasaba las palabras de Sasuke.


Antes de que este se diera cuenta, la pelirosa le abrazó con lagrimas en los ojos.


-Gracias – dijo susurrando.


-No puedo.....respirar – dijo Sasuke asfixiado.


Quiso el destino que el abrazo fuera visto por un Naruto que acababa de entrar en la tienda para ver que tal estaba Sasuke. Sin que le vieran, se marchó de allí con una sonrisa falsa en la cara y con el corazon destrozado.




Fin Flash Back




Esta le intentaba hablar durante la vuelta a la villa, pero el parecía destrozado y triste, a pesar de las habituales sonrisas que mostraba, aunque Sakura se dió cuenta de que eran falsas.


Parecía que solo Sasuke era capaz de arrancar una verdadera sonrisa del Uzumaki. Junto con su sensei, Kakashi, los tres miembros del equipo siete charlaban animados. Kakashi había perdonado a Sasuke en cuanto se ofreció a salvar a Naruto.


A pesar de esto, tenía el Sharingan activado y listo para una emergencia. Todavía no se fiaba del Uchiha, y el joven no se lo reprochó siquiera. Incluso sugirió que Naruto entrara en modo ermitaño si asi estaba mas tranquilo debido al desgaste que provocaba el Sharingan en su antiguo sensei.


Aunque otras parejas desataban las burlas de Naruto. Shikamaru y Temari fueron todo el viaje sonrojados debido a las continuas burlas de Naruto. Si bien Temari había obtenido permiso de su hermano para ir a la hoja, el Kazekage tuvo una charla con Shikamaru que nunca olvidaría......



Flash Back



Shikamaru estaba preparando sus cosas en su tienda con una sonrisa de felicidad en el rostro. Un leve murmullo irrumpió en la tienda y Shikamaru se grió, para quedar atrapado por arena. El Kazekage avanzaba hacía el con paso lento y dijo claramente:


-Me alegra ver a mi hermana feliz, pero como me enteré de que le has hecho sufrir, aunque sea por una simple compra o por el color de las paredes de la casa – dijo amenzante, poniendo su cara mas terrorifica y aterrorizando a Shikamaru – Gaara del desierto sabrá a quien es el siguiente que tiene que matar.



Fin Flash Back



Shikamaru tragó saliva recordando ese momento, mientras Tsunade y Temari, hartas ya de las burlas de Naruto, decidieron adelantar su regresó a la villa de la hoja unas cuantas decenas de metros, y de paso, limpiar el bosque de arboles.


Todos los guerreros de Konoha rieron juntos, aligerando por unos momentos la pesada carga que llevaban. Todos excepto Kiba, que iba en medio de su hermana y Shino, mirando a este ultimo desafiante, retandole a que dijera alguna palabra, mientras Hana se reía a su espalda.


El joven del clan Aburame estaba callado, pero muy sonrojado. Algo le decía que Kiba sabía lo que Hana y el habían hecho la noche anterior, aunque no les había visto. Se perdió, recordando los momentos de la noche anterior y mostrando una sonrisa que nadie vio. Sin duda, Hana tenía merecido el nombre Inuzuka......


De pronto le asultó la duda. ¿Como demonios sabía Kiba lo que habían hecho? Sin duda, alguien les había visto y se lo había contado al Inuzuka, pero los unicos que los habían podido ver y escuchar habrían sido los Hyuga......


Neji y Hinata estaban en la fila de los Hyuga, retrasados con respecto al resto de sus parientes, sonriendo felices, pero sin tocarse. La cara de sonrojó y felicidad de Neji era suficiente como para que Hinata pudiera despreciar el honorifico puesto a la derecha del lider del clan que le había ofrecido su padre al empezar la marcha.


"Aunque no aceptes este honor, debo decirte que has luchado como una verdadera Hyuga, hija." Le dijo Lord Hiashi rebosante de orgullo cuando ella se negó y se puso al frente de su clan.


-Cotillas. -dijo una voz en medio de ellos.


Ambos saltaron a un lado al ver la cara de Shino entre ellos.


-Cotillas. Fuisteis vosotros los que le dijisteis a Kiba lo que habíamos hecho, ¿verdad?


Ambos le miraron con terror. Shino se mostró sorprendido. ¿Desde cuando el frio Neji mostraba alguna clase de temor? Y vió como se ponía delante de Hinata protectoramente.


¿Tenía miedo por Hinata?


El joven del clan Aburame les miró sin emciones en el rostro y vió como Hinata se abrazaba al brazo de Neji y este no rehuía el contacto.


-¡OH! - dijo Shino, dandose cuenta de las cosas. - ¿Acaso vosotros dos....?


-¡¡¡SHINO ABURAME!!!¡¡¡FELICIDADES, HOMBRE!!! - dijo la estruendosa voz de un rubio muy conocido que se acercaba a ellos con un enorme chichón en la cabeza y una sonrisa en la cara. - ¡¡¡YA ME HAN CONTADO QUE TU Y HANA HABEIS FO......!!! - no pudo terminar la frase porque entre Hana y Sakura le pusieron la cabeza en el suelo.


-¡¡¡¿¿ES QUE NUNCA APRENDES, BAKA??!!!!!! - gritaron al unisonó ambas mujeres limpiandose las manos.


-Ya, ya Sakura-chan – dijo Naruto rascandose la cabeza con una sonrisa de verdad al verla a ella. - Solo era una pequeña broma. - dijo alegre. Y sin que nadie se diera cuenta, les guiñó un ojo a los dos Hyuga. Ambos suspiraron de alivio al ver que Naruto les había distraido a todos de su asunto amoroso.

Y sin embargo, Neji miró preocupado a Hinata. Si les descubrían, sería su fin. Pero ya se lo había dicho a ella. Su seguridad no importaba sino la suya. Y eso era por encima de todo. Sonrió mirandola con amor mientras ella se reía de Naruto. Concluyó con un pensamiento todo lo que su corazón sentía.


Ese angel no podía sufrir.




///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Kakashi y Sasuke veían a Naruto y Sakura desde delante de la comitiva. Ambos sonreían por la escena.


-¿Cuando os marchais, Sasuke? - preguntó Kakashi sin dejar de mirar.


Este le miro con cierta sorpresa. No le había dicho nada sobre su visita al otro mundo a su antiguo sensei y le había dicho a Jugo que hiciera lo mismo.


-¿A que se refiere, Kakashi-sensei?


Al jounin de la hoja no le pasó desapercibido el sensei de la frase. Sonriendo para sus adentros, contestó:


-Normalmente eras indeferente a las tonterias de Naruto. Nunca te reías de ellas y apenas les prestabas atención. Pero ahora te ries y le dedicas tu atención. Por eso imagino que os marchareis a entrenar proto y quieres que disfrute todo lo que pueda el máximo tiempo posible antes de volver. - dijo el peliplata. Todavía conocía bastante bien a todos sus alumnos. Es por ello que Naruto y Sakura seguían llamandolo "sensei".


-Hai – dijo Sasuke. - Es nuestra única oportunidad, creo, de poder vencer a Madara.


-Me alegró por ello.


-¿Acaso no va a detenernos, Kakashi-sensei? - dijo fingiendo tristeza.


-¿Podría hacerlo? - preguntó con sarcasmo. -¿Ademas, para que hacerlo si me voy a ir con vosotros? - preguntó.


Sasuke le miró sin comentar nada. Era obvio que no le diría cuando se marchaban y se irían ambos. Sin embargo, el peliplata le volvió a adivinar la intención.


-Si Jugo va contigo, como imagino que hará – dijo Kakashi abriendo su Sharingan. Ambos miraron como Jugo iba cerca de Sasuke, custidiado por un grupo de ANBU cuando se negó a separarse de Sasuke. Este iba cerca de Kakashi porque Naruto había intervenido y dijo que podía ir libre. En aquel momento, Tsunade no le podía negar nada a su niño. – yo iré tambien con Naruto. Todavía no me fió de ti. - dijo calmado.


Sasuke, resignado, aceptó. Ambos volvieron a ver como Naruto alegraba los corazones de la gente a su alrededor. Sería la última vez que pudiera hacerlo en mucho tiempo.



Continuara......
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:14 pm

Gracias por los comentarios y por la elección del nombre. Finalmente, me he decidido por el nombre de Himeko, asi que gracias arminius. Y a los demas, gracias por vuestras sugerencias.


//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Capitulo 8: Yo seré tu sensei.


Todos aquellos que se habían quedado en Konoha esperaban la llegada de los shinobis. Dias atras, habían llegado los heridos en carromatos acompañados de muchos ninjas medicos que cuidaban de ellos.


Una figura rubia emergió del bosque. Todos pensaban que se trataba de Tsunade hasta que un joven genin saltó de alegría.


-¡¡¡¡¡NARUTO NII-SAN!!!


-¡¡¡¡KONOHAMARU!!! - dijo Naruto viendo a su amigo de pelo castaño. Se abrazaron con ternura propia entre hermanos, mientras el orden del público se deshacía. Todo el mundo gritaba, buscando a sus seres queridos.


Pero para ellos dos, no había nadie mas. El de pelo castaño se puso serio y preguntó.


-¿Es cierto que Ebisu-sensei esta...?


Naruto asintió la cabeza con gravedad. Konohamaru bajó la cabeza y no pudo impedir que un lagrima corriera por su mejilla.


-Se enfrentó a tres Zetsus al mismo tiempo cuando intentaba proteger la División Medica. Consiguió matarles a los tres, pero acabó con heridas mortales.


-Ese era Ebisu-sensei. - dijo el genin con una sonrisa triste. - Siempre daba la cara por los suyos y cumplía su deber.


-Salvó muchas vidas. - le dijo Naruto tomandolo por el hombro. - Venga, vamos a tomar un tazón de ramen y luego hablaremos con Tsunade. - se giró y gritó - ¡¡Sasuke, mueve tu culo hasta el Ichiraku!!


El pelinegro le miró con fastidio. Jugo y el estaban pasando desapercibidos y el gritó del rubio alertó a todos de la presencia del Uchiha, que se mantenía al lado de Kakashi.


Los aldeanos comenzaron a insultarle y Tsunade levantó las manos pidiendo calma. Naruto puso cara de consternación.


-El joven Uchiha fue un factor determinante para que el enemigo se retirara de su posición. Ademas, fue el quien salvó la vida del joven de la aldea oculta de la hoja mas prometedor: Naruto Uzumaki. - dijo a los cuatro vientos.


Los aldeanos le miraron, esperando que lo desmintiera pero este solo sonrió. Entonces, Konohamaru hizo algo que toda la aldea recordaría. Llegó junto a Sasuke y se arrodilló.


-Gracias por salvar la vida de mi hermano, Sasuke-kun.


La aldea se quedó parada pero algo todavía mas espectacular sucedió. El clan Hyuga al completó tambien se arrodilló.

-Usted salvó al señor Uzumaki, señor Uchiha – dijo Hiashi, con la vista clavada en el suelo. - En el ataque de Pein salvó nuestras vidas y las de nuestros hijos. Estamos tan en deuda con usted como lo estamos con el, señor Uchiha. Si necesita de algo, el clan Hyuga se lo dará gustoso.


El joven Uchiha sequedó sonrojado a mas no poder cuando la gente del pueblo hizo lo mismo. Apenas pudo murmurar un gracias, cuando el gritó de Naruto le salvó:


-¿¿¿¿Quiere moverte de una vez, maldita sea????¡¡¡QUIERO RAMEN!!!!


Sasuke supiró y junto a Konohamaru acompañaron a su "hermano". Mientras, Jugo se mantenía en un segundo plano, escoltado por los ANBU, a pesar de que no parecían querer hacerle daño. Se dió cuenta al descubrir que las cadenas estaban hechas de un debil chakra. Cualquiera podría romperlas, pero Sasuke había dicho que confiaba en el y eso había sido suficiente para Naruto y para la Hokage.



///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


Al llegar a Ichiraku, Naruto fue recibido por Teuchi y Ayame con una sonrisa. Cuando le dijeron a esta que Kiba estaba bien, ella pidió permiso al padre para verlo. Teuchi, que había rezado porqué su mejor cliente no muriera en la guerra, aceptó con una sonrisa.


Unos minutos despues, los tres "hermanos" comían su ramen. Mas bien, Sasuke y Konohamaru comían mientras Naruto engullía con desesperación su ramen.


Konohamaru recordó su anterior encuentro con Naruto y preguntó:


-¿Porque hemos de hablar con Tsunade, Naruto?


-Vaya, debería saber que voy a ser tu nuevo maestro, ¿no crees?


Konohamaru se quedó sorprendido y luego empezó a dar saltos de alegría por la calle. Todos los transehuntes le miraban sorprendidos.


-¡¡¡¡BIEN, NARUTO SERÁ MI SENSEI!!!!


-Deja de armar escandalo, chico. - dijo una voz perfectamente conocida para el rubio. Sasuke y el se giraron y vieron a Yamato acompañado de una mujer que se abrazaba a su brazo. Cuando la vieron, se dieron cuenta de que era.....


-¿Anko-sensei? - dijeron ambos con asombro.


Yamato y ella enrojecieron violentamente y se separaron inmediatamente, mientras Naruto sacaba una sonrisa de sorpresa y Sasuke miraba a Anko con curiosidad. Imaginó que despues de derrotar a Kabuto, había quedado liberada y la habrían encontrado.


-No pasa nada, capitan Yamato. - dijo el rubio con una sonrisa. Luego, los volvió a juntar a los dos, que se habían quedado mudos de la verguenza. - Vayan a disfrutar del paseo, que nosotros no le diremos nada a nadie.


Ambos se lo agradecieron con una sonrisa y se marcharon rápidamente de allí. Naruto se les quedó mirando con una sonrisa triste. Un paseo con Sakura, ella agarrandola del brazo, el poniendole la chaqueta cuando tuviera frio...... cosas sencillas y simples, que hacían que Naruto desease morir por no poder hacerlas.


Volvió a su sitio y terminó su ramen en silencio.


-Tienes mas suerte en el amor de lo que piensas, Naruto. - dijo Sasuke.


El rubio le miró con desconcierto. Sasuke se veía bastante incomodo con el tema y Konohamaru se reía por lo bajo.


-Si. Si tu tienes a Sakura, me tendré que buscar una novia pronto yo tambien.


Sasuke le miró sin entender. El rubio sonrió con falsedad.


-El otro dia os ví abrazados en la tienda. - cuando Sasuke iba a replicar, pero Naruto alzó una mano. - No pasa nada. Los dos sabíamos que esto iba a pasar algún dia. Espero que seais muy felices. - dijo con una carcajada, manteniendo la sonrisa, mientras los restos de su corazón volaban por el mundo.


Dicho esto, se levantó y le dijo a Konohamaru, que les miraba serio.


-Vamos a hablar con Tsunade, oba-chan, hermanito. Tenemos que lograr su permiso. - luego se volvió hacía Sasuke - ¿Cuando has dicho que nos marcharemos?


Sasuke le había explicado la situación nada mas acabar la batalla. Junto con Jugo le contó todo lo que había descubierto y que tendrían que ir allí para entrenar.


-Dentro de un mes. - dijo el pelinegro, todavía conmocionado por la fortaleza del rubio. Practicamente le había entregado a la mujer que amaba en sus brazos, todo sin dejar de sonreir. Eso sería trágico si el la amara, pero eso no era así.


Pero sabía que si se lo decía el no le creería. Naruto pensaría que su hermano se lo ocultaba. La única que podría convencerlo sería Sakura.


-¿Llevaremos al enano?


-¡¡¡¡¿¿¿A quien llamas enano???!!!!! - le gritó Konohamaru enfadado. Naruto se rió y Sasuke puso una verdadera sonrisa.


-Vamos, Konohamaru. Tsunade nos espera. - dijo el rubio mirando al frente con confianza, mientras los otros dos le seguían.



////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


Mientras, en la casa de Tenten........


-¡¡Te amo, Lee!! - dijo Tenten gritando. Gemía sobre el chico, mientras este se movía a una velocidad increíble, apenas respirando.


Al decir esto, la miró desde arriba y sonrió, feliz. Ella tenía los ojos cerrados por el placer que le causaba el moreno. Se había soltado el pelo porque Lee se lo había pedido y ella no había podido negarse a aquellos ojos suplicantes.


Lee notó como sus resistencias se quebraban. Como ambos formaban un solo ser. Pero lo que le dijo Tenten, le entristeció:


-¡¡¡¡SAL FUERA LEE!!!


La pequeña parte de racionalidad que le quedaba en su cabeza se entristeció, pero lo hizo. Por poco se desploma encima de Tenten, pero logró reaccionar a tiempo y puso sus brazos apoyandose en la cama. Sus jadeos de cansancio eran como gritos. Se echó al lado de Tenten, mientras esta ponía la cabeza en su pecho, pero Lee no la miraba.


La cabeza del moreno era un bombo. ¿Acaso no quería tener un hijo con el? El tampoco es que pensara mucho en tener un hijo en esos momentos, pero ella se lo había gritado, como si fuera un horror.


¿Acaso sería tan malo que el fuera el padre de su hijo?


La castaña adivinó sus pensamientos y le abrazó con fuerza mientras le besaba.


-Serás un padre estupendo......


-¿Entonces porqué...?


-Porqué somos jovenes todavía Lee. Y mi madre me dijo algo que siempre recordaré..... - dijo con tristeza. Lee la abrazó. Sus padres habían muerto cinco años atras, en una mision en la villa oculta de la roca.



Mientras Tenten recordaba la conversación........




Flasch Back



-Hija – le dijo la madre de Tenten a su joven castaña – Esto es normal en las mujeres.


-¿Y me va a pasar cada mes? - preguntó la niña.


-Si. Pero no es algo malo. - le dijo al ver la cara de tristeza. Su madre sonrió y le levantó la cabeza con la mano. - Esto indica que podemos ser mamas.


-¿Y yo... yo tambien puedo? - preguntó una avergonzada Tenten. Su madre sonrió con ternura.


-Si, pero – su cara cambió a una terrorifica. - para ser madre, antes tienes que ser esposa. Si no, te arrepentirás.


La joven castaña asintió vigorosamente, mientras su madre se reía por dentro y salía de su cuarto, sin saber que había aliviado el sufrimiento de su hija por ultima vez.....




Fin Flash Back




Tenten se lo contó a Lee y este esbozó una sonrisa. Se puso en pie y salió corriendo de la casa, dejando a Tenten confundida ante la despedida del chico. Mientras, el joven buscaba el almacen donde había estado viviendo los ultimos años. Seguro que el anillo de su madre todavía estaba por allí........



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-¡¡¡¡Tsunade oba-chan, tengo que hablar contigo!!!! - dijo Naruto, entrando sin llamar, como el siempre hacía.


Tsunade le miró con fastidio, pero con una sonrisa en el corazón.


-¡¡¡Niño tonto!!¿Cuantas veces te he dicho que llames antes de entrar?


Naruto hizo caso omiso y se sentó enfrente de ella, mientras los otros se quedaban de pie.


-Me llevó a Konohamaru conmigo.


-¿¿¿QUÉ???¿¿PORQUE??


-Porque voy a ser su nuevo sensei.


Ella le miró como esperando que fuera una broma. Pero al ver que nadie reía, miró sorprendida a Konohamaru.


-¿¿Tu estas de acuerdo, con esto??


Konohamaru asintió con entusiasmo. Tsunade suspiró.


-Esta bien. Puede ser tu alumno Naruto.


Konohamru saltó alegre mientras Sasuke le miraba y le veía como a un segundo Naruto. Sin duda, esto le alegró un poco el corazón.


-Sasuke, ¿puedes llevarte a Konohamaru un momento? - pidió Naruto.


Tsunade frunció el ceño.


-Sasuke sigue siendo un prisionero de guerra, Naruto. Se le ha permitido ir libre porque tu o Kakashi le vigilabais. Todavía no se ha celebrado su juicio y hasta ese entonces, debe estar supervisado.


-¡¡¡Esta bien!!!Konohamaru, vigila tu a Sasuke, por favor.


-Pero el es un ge.....


-Si, es un genin, pero yo me fió de Sasuke. Y siendo un ninja, aunque sea un genin, Konohamaru puede estar de mision en cualquier momento. Y como su sensei puedo ordenarle cualquier misión que considere oportuna.


Tsunade le miró sorprendida. Tal vez no fuera Shikamaru, pero su inteligencia había hecho acto de presencia por fin. Se veía que los Bijus no le daban solamente chakra.


-Esta bien. - cedió Tsunade. Konohamaru y Sasuke se despidieron con una reverencia y les dejaron solos.


Tras unos segundos mirandose con dureza sucedió lo que tenía que suceder.


-¡¡Abuela!!!!


-¡¡¡¡Mi niño!!!


Ambos se abrazaron, dando por confirmado ese sentimiento de compañia que ambos sentían.


-No te vayas, Naruto. Podemos buscar otra solución, algo que nos ayude, algo que......


-No abuela. He de lograr vencer a Madara y al sabio. Hemos de prepararnos todo lo posible. Ellos harán lo mismo.


-¿Y que pasa con Sakura?


-Supongo que echará de menos a Sasuke.


-¿Todavía no ha hablado contigo, no?


Naruto negó con la cabeza tristemente. Verlo tan deprimido le dolían en el alma a la pobre Tsunade. Había perdido a Jiraiya y ese chico era como el, pero sin ser un pervertido enloquecido. Al menos, no demasiado.


-¿Cuanto tiempo estarás fuera?


-Sasuke no me lo ha dicho. Eso quiere decir que el tampoco lo sabe.


-Pero si no volveis antes de tres años os nombrarán traidores.


-Lo sé, esa es la otra razón de mi visita. Quiero que nos nombreis a mi y a Sasuke Sannin de la Hoja.


-Contigo no habrá problemas, Naruto. Podrías ser Hokage si lo desearas y lo sabes. Pero Sasuke....


Tsunade suspiró.


-Sasuke será juzgado por traidor a la aldea. No cree que le concedan el titulo en mucho tiempo. No creo siquiera que el consejo le permita salir. Esto no os importará porque os escapareis y nadie podrá pararos.


-Dejeme el consejo a mi – dijo Naruto con malicia.



////////////////////////////////////////////////////////////////////

Mientras, lejos de allí una pelirosa habría la puerta de su casa y se encontraba de frente con Sasuke Uchiha.


-¡¡Sasuke!!¿Que haces tú aqui?
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:17 pm

Capitulo 9: Imposible de creer.


Mientras, lejos de allí una pelirosa habría la puerta de su casa y se encontraba de frente con Sasuke Uchiha.


-¡¡Sasuke!!¿Que haces tú aqui?


-Besame, Sakura. - dijo Sasuke en voz baja y seductora.


Ella se quedó de piedra al oir esto. El mismo Sasuke que le había dicho dias atras que empezara a despertar de su tonto capricho por el, le pedía que le besara.


Hace unos dias, ese habría sido el mayor sueño de su vida. Pero las cosas habían cambiado. Su corazón ya no latía acelerado por el, sino por otro.


Miró sin miedo al pelinegro y dijo:


-No.


-¿No?¿Estas segura, Sakura? - dijo Sasuke sonriendo y entrando a su casa. Sakura retrocedió hasta la pared y el puso las manos apoyadas en la misma pared, dejando en el centro la cabeza de la pelirosa.


-Hazlo Sakura. Besame y todo lo que siempre soñaste se hará realidad.


Ella giró la cabeza.


-No lo haré.


-¿Como? - preguntó Sasuke con confianza.


-He dicho que no lo haré. Yo amo a Naruto. ¡AMO A NARUTO! Y solo el puede pedirme que le bese. Y como vuelvas a pedirmelo, te romperé la cara.


Sasuke se apartó sonriendo.


-Entonces yo ya he terminado.


Sakura se le quedó mirando.


-¿De que hablas?


Sasuke bufó.


-¿Crees que te dejaría ir con Naruto si no estuviera seguro de que lo amas?¿Crees que dejaría que le hicieses el hombre mas feliz del mundo para que luego le rompieras el corazón? No pienso tolerarlo y por eso ideé esta pequeña prueba.


-¿Era todo....mentira? - preguntó Sakura despacio y bajo.


Sasuke sonrió y asintió. Al siguiente parapadeo, el joven Uchiha volaba hasta la pared del edificio de enfrente.


Se levantó con un enorme golpe en la cabeza, pero sano fisicamente, mientras Sakura salía de su casa hecha una fiera. Sus padres salieron a ver que ocurría pero al ver a su hija así, sabían que era mejor desaparecer de su vista. Dedicaron una oración para el pobre chico y volvieron a su casa antes de que Sakura reparara en ello.


-¡¡¡Maldito cobarde!!!! - dijo sacudiendolo y propinandole golpes y mas golpes.


-¡¡¡Vale, vale!!! - protestó Sasuke, intentando protegerse con las manos. - La primera me la merecía, estas ya no.


-Si has acabado, largate de aquí Uchiha. Tengo mucho en lo que pensar.


-No he acabado. Si en verdad lo quieres, ve a por el.


Sakura paró al instante.


-¿Ahora? Pero....pero


-No hay peros que valgan. - atajó Sasuke. - Ve a verle ahora mismo y dile lo que sientes.


-Pero es tarde y.......


-Si lo piensas, solo lograrás confundirte con ideas estupidas. Hazle caso al corazón de una vez y olvida el cerebro. ¿Que demonios te dice el corazón? - preguntó Sasuke con dureza.


La pelirosa miró sin ver y se encerró en si misma para sentir. Una angustia en el pecho crecía, pensando que ya era demasiado tarde. Que las humillaciones y los golpes que le había dado al corazón de Naruto hacían imposible esa relación. Sin embargo, un sentimiento cálido la reconfortó, le dió fuerza y valor.


Sin decir una palabra, corrió hacía la casa de Naruto, olvidandose de que estaba en pijama. Sasuke la miró sorprendido.


-¿Se tragó eso? Pensé que al menos habría ido a cambiarse.


Se encogió de hombros cansado, pero contento porque había logrado su objetivo. Ese maldito Dobe tendría por fin uno de sus sueños.






/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





Naruto estaba sentado en la mesa de un bar, bebiendo sake. Había salido del edificio de la Hokage y se había ido directo al bar, renunciando a ir a ver a Sakura.


Había visto como Sasuke se dirigía a su casa y se alegró por su amigo, mientras una angustia mortal le comía por dentro. Entonces, recordó lo que Ero-Sennin le dijo una vez, cuando le había preguntado que hacía cuando Tsunade le rechazaba....




Flash Back



Ambos habían caminando por una carretera todo el dia, a la espera de encontrar una posada donde resguardarse por la noche. Sin embargo, no les quedó otra opción que dormir al raso. Los dos miraban las estrellas con las manos detrás de la cabeza, con el fuego ya apagado de la cena que habían preparado.


-Maestro. - dijo Naruto con seriedad.


Jiraiya le miró un segundo, totalmente extrañado y sorprendido, para luego volver a fijar su vista en las estrellas. Su pupilo estaba serio, cosa rara en el.


-¿Que quieres, Naruto?


-¿Has estado enamorado alguna vez?


Jiraiya suspiró. No podía dejar de responder a Naruto cuando mostraba esa seriedad. Le recordaba mucho a Minato.


-Si, Naruto. He estado enamorado, sigo enamorado y seguiré enamorado toda mi vida.


-¿La vieja Tsunade? - adivinó Naruto, sin ningún tipo de burla en su voz.


-Hai.


-¿Pero no es que ella siempre le rechazó?


-¿Acaso es esa excusa para dejar de amar?


-Es lo que me decían todos. Tras cada rechazo de Sakura, me decían que me olvidara de ella, pero no podía. No puedo hacerlo.


-Era como nosotros Naruto. Tsunade tambien estaba enamorada de Orochimaru. No sé si lo sigue estando, pero es evidente que no me ama a mi.


Naruto se calló y guardó silencio unos segundos. Jiraiya no le forzó a hablar.


-¿Usted tambien lo siente?


-¿El que, Naruto?


-El pinchazo en el pecho. - dijo el rubio. - Cada vez que Sakura me dice que no.....


-Tu pecho empieza a arder. Sientes que te va a explotar en mil pedazos el corazón y dejas de controlar tus pensamientos. Simplemente, sale a flote tu parte negativa y hace que pienses en todo lo malo que podría pasar.


-¿Asi que usted tambien?


-Si, Naruto. Eso nos pasa a los que amamos y no somos correspondidos. Es la peor arma de todas, Naruto, la que conquista paises, la que destroza ciudades y la que logra ganar las guerras. El amor.


-¿Y como puedes hacer desaparecer el dolor?


Jiraiya forzó una sonrisa.


-No se puede hacer nada con el. Lo único que puedes hacer es mitigarlo.


-¿Como?


-Con el remedio Jiraiya – dijo el peliblanco levantandose y cogiendo algo de su mochila. Volvió con una botella de sake y dos vasos.


-¿Como puedes pensar en beber ahora, ero-sennin? - le preguntó Naruto, dolido por el poco caso que le hacía.


-Calmate. - Llenó un vaso y se lo tendió. - Bebe.


El rubio lo cogió con desconfianza.


-Yo nunca he bebido. ¿Me estas arrastrando a tus perversiones, ero-sennin? -preguntó el joven rubio con una sonrisa.


-¡¡¡BEBE DE UNA VEZ MOCOSO!!!


Naruto bebió y creyó que sus entrañas ardían. Empezó a toser mientras pedía agua. Jiraiya sonrió y le tendió otro vaso. La segunda vez entró mas suave.


-¡¡¡¡¿¿¿QUE DEMONIOS ME HAS DADO, VIEJO????!!!!!!!!!


-¡¡MAS RESPETO CHICO!!¡¡ES UN METODO INFALIBLE!! ¿A QUE YA NO DUELE TANTO?


Naruto se quedó en silencio. El dolor de su pecho había disminuido y se sentía mas vivo, mas alegre. Una lenta sonrisa fue extendiendose por su rostro e hizo lo que nunca había podido hacer con nadie. Abrazó a Jiraiya.


Esté se quedó sorprendido por un momento, pero le devolvió el abrazo con una sonrisa.


Esa noche, no volvieron a dormir y se acabaron la botella de sake, mientras el dolor que sentían en sus pechos disminuía. Tanto el del sabio pervertido, como el del rubio cabezaloca.





Fin Flash Back




-Parece que vuelves a tener razón, sensei. - dijo Naruto volviendo a tomar un trago y dejandose llevar por la canción que sonaba en aquel momento, aplaudiendo como los demas, mientras el dolor en su pecho seguía latente, aunque adormecido.




//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




-¿Que has dicho, Neji? - preguntó una voz masculina autoritaria con evidente enfado.


El joven Hyuga e Hinata estaban sentados en un lado de la mesa del salon, mientras Hiashi estaba en frente a ellos con Hanabi a su lado, mirandolo con temor.


El cambió de expresión en Hiashi se había producido cuando Neji y Hinata le habían contado todo lo que había pasado entre ellos. Se lo habían dicho así porque deseaban su bendición para casarse lo mas pronto posible.


Hiashi se había atragantado con el arroz de la cena y se había desmayado unos instantes. Cuando recobró la conciencia, los miró incredulo.


Neji respiró hondo y volvió a hablar.


-Amo a Hinata, tio. Sé que usted tenía otros planes para mi (había comentado un posible enlace con Tenten hacía unos meses) pero yo la amoy por algún estraño milagro de la naturaleza, ella tambien me ama a mi.


Hiashi miró a su hija, que asintió con la cabeza, muerta de verguenza.


-Esto es.... esto es.......


Todos temían la reacción de Hiashi. Este actvio el Byakugan y se quedó mirando a su hija. Luego de un momento estalló.


-¡¡¡Es fantastico!!! - gritó, loco de alegria. - ¡¡¡¡¡Por fin tengo una excusa de peso!!!!


Todos le miraron asombrados.


-¿De que estas hablando, padre?


-Por fin podremos unir la raza principal y la secundaria.


Neji lo miró sobresaltado y emocionado al mismo tiempo, mientras sus hijas le miraban sin comprender.


-El resto de familias de la rama principal se negaban y no podía unirnos, pero con esto... - dijo mirando feliz a Neji y a Hinata – tengo todo el derecho a hacerlo. Unir las dos razas por medio del matrimonio.


Hinata se entristeció. Su padre solo lo aprobaba por el bien del clan. Debía haberlo supuesto. Las lagrimas empezaron a bajar cuando su padre la llamó serio:


-Hinata.


Ella se levantó como un resorte.

-¿Hai?


-¿Es lo que quieres? - lanzando alternativas miradas a Neji y a Hinata, preocupado. - ¿Tu le amas?¿Deseas casarte con el?


Hinata se inundó de felicidad. Su padre tambien estaba preocupada por su vida y eso la hizo feliz. - Si padre. Le amo mas que a nada y nada me haría mas feliz que si pudiera casarme con el.


-Entonces no se me ocurre nadie mejor para ser tu esposo. - dijo sonriendole a Neji. Este sonrió con alegría verdadera y besó a Hinata alegremente, mientras el padre les dirigía una mirada cariñosa y Hanabi ensoñadora.


-¿Me permiten hablar un minuto con Neji a solas? - preguntó Hiashi con cortesía. Toda la frialdad que había aparentado todos esos años había desaparecido.


Las muchachas asintieron y los hombres quedaron solos. Neji aún mantenía una sonrisa tonta en la cara.


-Como te atrevas a hacerle daño – dijo Hiashi volviendose aterrador de repente, mientras Neji sintió miedo por primera vez en su vida. - me aseguraré de arrancarte los organos uno a uno, para luego hacertelos comer. ¿Ha quedado claro?


Neji asintió con rapidez. La expresión de Hiashi se suavizó.


-Bien. El proximo lider del clan tiene que tener algo de miedo tambien.


Neji se quedó petrificado. ¿El, lider del clan?


Hiashi solo asintió y Neji se desmayó.


Cuando se despertó, Hinata y Hiashi estaban con el. Le habían llevado arriba, a la cama del propio Hiashi.


-¿Es cierto que el será....? - preguntó Hinata vacilante.


-Hai. Ya estoy mayor para ser el lider del clan y Neji es el mas fuerte de todos nosotros, ademas de ser justo y razonable.


Neji se quedó en silencio unos segundos y preguntó:


-¿Porque?


Hiashi le entendió, aunque Hinata no.


-Porque yo nunca debí haber sido lider del clan, Neji. Mi hermano, tu padre, era el mas fuerte del clan y fue asignado a esa estupida rama secundaria. Fue por eso que el se sacrificó por mi. Me aturdió cuando me había intentado escapar por mi cuenta y ocupó mi lugar.


"Me he mostrado con una cara falsa de frialdad durante todo el tiempo necesario para cambiar las cosas y tu las has hecho realidad. Por primera vez en mi vida, voy a hacer lo que consideró justo y correcto. Y por eso te nombró heredero, porque sé que tu harás lo mismo, sin importar las consecuencias, siempre harás lo que es justo para todos"


Hiashi miró la hora y se despidió:


-He de irme a anunciarselo al resto de la rama principal. Tu toma de posesión será dentro de unos meses, en cuanto nazca el niño.


Neji y Hinata le miraron sin comprender. El parpadeó y sonrió.


Neji, imaginandose algo mucho mas alegre y emocionante que lo anterior activo su Byakugan y miró a Hinata, que lo miraba confundida. Se fijo en su vientre, donde se arremolinaba una pequeña cantidad de chakra, ajena totalmente a Hinata.


Neji se puso en pie observando el vientre de Hinata cuando esta hizo lo mismo. Levantaron la cabeza al mismo tiempo. Nadie sabe muy bien como sucedió, pero cuenta la leyenda que Hanabi tuvo que ir al hospital a revisarse el oido, debido al grito de alegría que pegaron ambos al enterarse ......




///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Sakura encontró a Naruto en el bar. Fue tal la alegría que sintió que el grito hizo que todos los presentes en el bar se voltearan para mirarles.


Naruto la vió y tuvo que usar toda su fuerza para suprimir la sonrisa que había estado a punto de mostrarle.


-¿Que haces en pijama? - preguntó sorprendido. Su pantalón corto y su vieja camiseta no le resultaban desconocidos, tantas veces que se los había ido a buscar cuando había estado durmiendo en su casa, cansada de llorar por Sasuke.


Sakura enrojeció de repente, como recordandese que lo llevaba puesto. Naruto suspiró y le prestó su chaqueta negra y naranja para que la cubriera. Dejo dinero sobre la mesa y salió de allí. Naruto dijo que iba a su casa y ella le acompañó, intentando pensar en como se lo iba a decir.


La noche era lluviosa en Konoha. Ninguna llevaba paraguas, y no había ningún lugar en el que refugiarse, excepto en un pequeño portal, apenas insuficiente para los dos, que los obligaba a juntarse todo lo posible.


El corazón de Sakura iba a mil por hora, mientras las gotas de lluvia recorrían su suave rostro y le daban un aspecto hermoso. Haciendo sobrehumanos esfuerzos, Naruto lograba apartar la mirada, pero no pudo evitar darse cuenta de como


-Naruto, yo...


-Sakura – dijo Naruto. Sakura sintió pesar cuando no pronunció el chan. - no quiero que nos veamos en una temporada.


La pelirosa sintió como su corazón se destruía.


-Tu estas con Sasuke y quiero dejarles espacio para vuestra relación. No quiero ser una molestia para ustedes.


El tono de Naruto era cortés, educado, impropio de el, con un matiz de frialdad. Se dió la vuelta y emprendió el camino hacía su casa, ignorando la lluvia.


-Naruto, no te vayas, por favor. - suplicó Sakura, deseperada.


-¿Que mas quieres Sakura? - preguntó Naruto cansado. Cansado de no poder tenerla. Cansado de no poder abrazarla, de no poder besarla. Cansado de que su corazón sufriera por ella una y otra vez, sin ningún remedio posible.


-A ti.


Naruto se sorprendió, pero se giró tornando su sorpresa en enfado y rabia.


-¿Mas mentiras, Sakura?¿Acaso no puedes dejarme con mi dolor en paz?¿No puedes dejarme al menos intentar olvidarte?¿Es tan satisfactorio ver como mi corazón se va destruyendo poco a poco por ti?


Sakura no habló. Naruto tenía razones para haber dicho todo lo que había dicho. Ya no era suficiente un "te quiero". Ya no bastaba solamente con un simple "te amo". Era tarde para las palabras que Sakura había pensado.


De pronto, impulsada por la lluvia y el viento de su alrededor, le llegó la frase que mas había recordado de su maestro.


"En el amor no valen las palabras. Solo cuentan las acciones".


Naruto se dió la vuelta al ver que Sakura no respondía. Estaba enfadado consigo mismo, no con ella. Deseaba tanto poder odiarla por todo lo que le había hecho. Y aún así, no podía pensar en otra cosa que en el dolor que debía estar sintiendo Sakura ahora mismo por haberla tratado así.


Meneó la cabeza y empezaba a apretar el ritmo cuando una mano le agarró su brazo derecho. Se giró y vió a Sakura con la cabeza baja. Sus lagrimas se confundían con las gotas de lluvia de la calle.


Antes de que Naruto pudiese verlo, sentirlo o simplemente imaginarlo, Sakura unió sus labios con los suyos. Naruto entró en shock.


No se recuperó cuando ella se separó. No cuando le mostró una pequeña sonrisa acompañada de las palabras que tanto había deseado oir de ella, pero esta vez pronunciadas de forma sincera.


-Te amo, Naruto.


Naruto seguía sin reaccionar, mientras Sakura le tomó de la mano y sonriendole suavemente, los llevó a ambos hasta el apartamento de Naruto......
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:19 pm

Gracias por los comentarios. Quise dejar la parte del departamente de Naruto y Sakura en este capitulo para que mantuvieran la emocion y para poder extenderme mas. Espero les guste el capitulo y comenten!!!!



////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Capitulo 10: Noticias inesperadas.


Naruto todavía no reaccionaba. Sakura le llevaba por las calles mojadas de Konoha pero el no podía percibir adonde iban. En el momento en el que vió su apartamento, se convenció de que no era un sueño, de que aquello era real.


Sakura le amaba.


-¿Que pasa con Sasuke, Sakura-chan? - preguntó Naruto en voz baja. Su corazón latía desbocado en su pecho y temía que estallara de un momento a otro.


-Me equivoqué Naruto. - dijo ella mirandole sonriente. Ya no importaba la lluvia que recorrías sus cuerpos, ni el frio que todos sentían en la calle. Solo importaban ellos dos, subiendo por las escaleras del edificio del departamento de Naruto. - Confundí el amor con cariño en su caso. Y contigo me equivoqué al confundir cariño con amor.


Estas palabras le convencieron de la veracidad de las palabras de Sakura de modo definitivo. No fue su contenido, sino que las había dicho con confianza. Esta vez no era para salvarle, ni para intentar protegerlo. Esta vez era porque ella lo sentía de verdad.


Sin pensarlo, la obligó a girarse con delicadeza y se miraron a los ojos, en la puerta del departamento de Naruto. Ambos se perdieron en las inmensidades de su amor, intentando decidir quien amaba mas al otro.


Se besaron, dejando claro que era un empate. Que se amaban el uno al otro por igual. Que ya no había mas barreras entre ellos. Eran libres.


Naruto abrió la puerta de su casa, casi sin despegar sus labios de Sakura. Cuando entraron, la cerró de golpe y se quedaron besando en la misma entrada, mojandolo todo.


Naruto no podía pensar con claridad. Era demasiada la pasión que sentía como para conseguir hilar un pensamiento coherente. Sobre todo cuando Sakura lanzaba eses suspiros de placer cada vez que movía las manos por su cuerpo.


Sin embargo, se detuvo.


Ella le miró interrogante. Se preguntó si había hecho algo mal o si ( y esto la alarmó muchisimo) Naruto ya no la deseaba.


Sin embargo, las palabras que salieron de su boca le arrebataron ese temor.


-Sakura, yo te deseo, te amo.... y.. yo...no me podré contener.....mucho mas. - dijo Naruto con la voz entrecortada.


Sakura solo le sonrió y le besó con dulzura.


-Entonces es mejor que no te contengas.


Sus palabras destrozaron la mente de Naruto, que la miró hambriento. Ella solo le sonrió y pronunció la frase que hizo que Naruto perdiera el control.


-Te lo he dicho antes: te amo. Y no voy a ser cobarde de nuevo para lograr lo que quiero. Y lo que quiero en este momento es que no te contengas. - dijo sonriendole todavía. - Porqué yo tampoco lo haré. - añadió con un tono sensual.


Naruto se lanzó sobre ella, cogiendola en el aire y besandola, mientras la llevaba a su habitación, ya sin reparos, sin dudas.


Sakura se zafó de su abrazo y le empujó a la cama, mirandole apasionada.


Entonces empezaron a sentirnse el uno al otro. Mirandole provocadora pero dulcemente, Sakura se acercó hacia Naruto con un abrazo, ya acostado en la cama. Desabrochó su camisa, y empezo a darle pequeños besos en su pecho, sintiendo los latidos acelerados del corazón del rubio.


Naruto lleno de caricias todo su cuerpo, exaltandola y haciendoque Sakura pensara que ella era la mujer mas bella, la mas deseada del mundo, haciendo que Sakura rezara para que ese momento fuera eterno. Al darle un beso en el cuello, miro a los ojos de la pelirosa y sonrió tiernamente.


Sus muestras de afecto, tan cargadas de amor la tenían en extasís y ultimo pensamiento racional que tuvo la lleno de felicidad. Ambos sabian que eran uno solo esa noche.


Sakura le quitó los pantalones al rubio, mientras este la miraba extasiado. Se incorporó y entre los dos sacaron la vieja camiste que Sakura utilizaba de pijama, quedandose en sujetador.


Sin dejar de besarse, sacaron el pantaloncito corto de Sakura y se miraron maravillados por un momento, bajo la suave luz de la luna. Naruto solo conservaba los boxers y Sakura el sujetador y las braguitas rosadas.


Pasado un momento, Sakura lo besó, lo besó como nunca lo había hecho, mientras él comenzaba a acariciarla. Naruto bajó sus labios y le beso el cuello, al mismo tiempo que ella acariciaba su pecho y sentía los latidos cada vez mas pronunciados de su corazón.


Tal era la exticitación que Sakura sentía, que, sin pensarlo más respondio al llamado de su cuerpo y bajo con besos por todo el torso de naruto hasta donde estaba sus boxers, agrandados, incapaces de contener la erección de Naruto.


Le quitó sus boxers y comenzó a masajear el miebro del rubio, mientras este aguantaba la excitación como podía. La evidente inocencia de Sakura fué rápìdamente sustituida por el gran deseo de complacer al rubio, provocandole gemidos y suspiros de placer, mientras lo lamía con suavidad, le soplaba y lo chupaba con ternura.


Naruto, seguro de que no podría aguantar mas, se incorporó y le quitó a Sakura las dos únicas prendas que le faltaban. Desde su cuello, bajo besando sus pechos, de los que arrancó gemidos de Sakura hasta llegar a la intimidad de la joven, mientras que con las dos manos masajeaba sus pechos.


Guiado únicamente por su instinto, introdujo su lengua en ella, moviendola de un lado a otro y haciendo que Sakura empezara a gritar. Unos segundos despues, un liquido salía del interior de la joven, mientras ella sufría espasmos de placer y jadeaba fuertemente.


Naruto se incorporó y unieron sus labios, mientras sus intimidades se rozaban. Sakura sintió miedo por primera vez en la noche y le dirigió una mirada suplicante a Naruto. Esté sonrió, comprendiendola al instante.


-Lo haré despacio, mi amor.


Introdujo su masculinidad lentamente, haciendo que Sakura empezara a notar cada vez mas dolor hasta que la barrera se deshizo y ese mismo dolor se convirtió en placer.


Levantó sus piernas y las enrolló alrededor de Naruto, mientras este entraba y salía de ella, cada vez mas rápido, pero siempre con infinita ternura, con amor.


Sobre todo con amor.


Sakura se estremecía con cada toque de las manos de Naruto y temblaba de puro placer, mientras los ojos verdes de Sakura hacían que el rubio se derritiera por dentro.


De pronto, los movimientos de ambos se volvieron salvajes, casi parecían animales. Era tal el placer que se estaban dando que les quitaba el aliento y hacía de ellos dos bestias salvajes, desesperadas por alcanzar la fuente de su propio placer, unicamente concentrados en eso y en que el otro tambien llegara.


Se cogieron de la mano, entrelazando sus dedos cuando se corrieron juntos, como uno solo. Naruto explotó en el interior de Sakura sin poder evitarlo y ella liberó aquel liquido que para Naruto era ambrosía.


Ambos jadeaban y Naruto cayó desplomado al lado de Sakura. Miraron al techo unos instantes, recobrando el aliento cuando se miraron sonrientes, pero cansados. Sakura se abrazó a el, a su pecho, impidiendolo que saliera de su vida como había dicho al principio de la noche.


Naruto se abrazó a ella, impidiendole que escapara de su casa, de su corazón. La retendría en el como fuera.


De esta forma, se quedaron dormidos, cada uno en brazos del otro. Y nunca habían dormido mas felices en toda su vida.




//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Un gritó los despertó a ambos.


-¡¡¡NARUTO NI SAN!!!¡¡ES HORA DE ENTRENAR!! - gritó la inconfundible voz de Konohamaru exasperado.


Naruto y Sakura sonrieron al mismo tiempo y fue la pelirosa, cubierta por una sabana, quien abrió a un Konohamaru sorprendido.


Esta le dió una sonrisa y le dijo:


-Naruto está enfermo. Empezará con tu entrenamiento mañana.


Dicho esto, cerró los ojos ante un estupefacto Konohamaru. Luego de unos segundo, el joven castaño sacudió la cabeza y se marchó de allí.


-Pobre Naruto, siempre esta con medicos. Tantas heridas no son buenas......


Mientras, la pelirosa y el rubio se dieron una ducha, mientras Sakura le aplicaba la "medicina" a su paciente particular.



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Sakura se marchó por la tarde, con un gran beso de despedida al rubio, que intentaba retenerla en su apartamento por otra noche.


-Mis padres estarán preocupados.


-Seguro que saben que estas bien. - dijo el intentando persuadirla.


-¿Quieres que vengan aquí a comprobarlo?


Este razonamiento hizo que Naruto perdiera la batalla dialecta y la dejara ir suspirando de desilusión.


Ella le beso antes de irse y llegó a su casa unos veinte minutos despues, explicandoles a sus padres como había tenido que curar a Naruto luego de las heridas que se le habían producido en la guerra. Sus padres menearon la cabeza y dijeron con resignación:


-Pobre Naruto, siempre tiene alguna herida. Tantas batallas no son buenas......


Sakura subió a su habitación y se cambió rápidamente. Al llegar a casa, había visto la nota de Hinata y la petición de reunirse en Ichiraku's a las nueve. Como eran las siete y media, se bañó con calma y se permitió recordar los momentos de la noche anterior con Naruto, mientras sus musculos se relajaban.


Naruto maldecía en silencio. Había visto la nota de Neji, pero se había quedado dormido y estaba por llegar tarde. Eran las nueve menos cinco y ir al Ichiraku le llevaba casi veinte minutos.


Se puso su traje habitual y utilizo el "Hiraishin no jutsu" justo cuando daban las nueve.


Allí había toda la generación de Naruto, ademas de Konohamaru (acompañado por Sasuke, ya que era joven para andar por ahia a esas horas), Temari, Shizune, Tsunade, Kakashi, Gai y Jugo (que habían formado una extraña amistad), Kurenai con su bebe, Iruka, Anko y Yamato. Los dos ultimos estaban comportandose de manera un tanto acaramelada, mientras, Iruka le lanzaba miradas disimuladas a Shizune, y ambos bajaban la cabeza cada vez que se encontraban sus miradas. Pero Naruto no encontró rastro de Neji ni de Hinata por ningún lado.


Naruto vió a Sakura y casi se le cae la boca de lo bella que estaba. Ella llevaba un vestido de tirantes negro, no demasiado elegante, combinado con unas sandalias rosadas. Naruto se acercó y no pudo mas que darle un beso que ella correspondió.


Al separarse, se dieron cuenta de que todos les miraban con una sonrisa y empezaron a palmearles la espalda y a hacer bromas de todo tipo. Naruto sonreía con naturalidad aunque un poco sonrojado pasando un brazo por detrás de Sakura, que bajaba la cabeza, sonriente pero avergonzada.


En ese momento, cuatro figuras de ojos perlados salieron en la noche a la luz del Ichiraku. Hiashi Hyuga venía al frente, mostrando una sonrisa alegre, seguido por Hanabi, que saltaba a su alrededor.


Hinata y Nejio eran los ultimos y venían cargados con una sonrisa de felicidad en el rostro. Saludaron formalmente y Naruto se impacientó:


-¿Quieres decirnos por que demonios nos hemos reunido?


Neji le miró sin enojo y lo gritó a los cuatro vientos.


-¡¡¡HINATA Y YO NOS VAMOS A CASAR!!!


Todos se quedaron viendo al joven y antiguamente frio Neji Hyuga y a la dulce y antiguamente tímida Hinata. Ambos se habían cambiado eso el uno al otro.


De pronto, salieron Gai y Kurenai a felicitar a Neji y a Hinata y luego a Hiashi, que ya no era el frio Hiashi, sino el verdadero. Todos lo hicieron en ese orden, cuando Hiashi anunció que Neji iba a ser el lider del clan, ademas de la supresión de las ramas principal y secundaria, uniendose en una sola, mostrandole su profundo respeto al prontamente antiguo lider de los Hyuga.


Luego Naruto gritó con alegría:


-¿Que és, por el bebe? Seguro que Neji será un padrazo.


Todos le miraron sin saber de que hablaba mientras los cuatro Hyugas se miraban entre ellos. ¿Como lo había sabido Naruto?


Naruto se extrañó y se defendió avergonzado.


-¡¡Puedo notar como se arremolina el chakra de Hinata en el vientre y supuse que estaba embarazada!!


Ahora todos miraron a los Hyugas y Hinata asintió sonriendo. Gai y Lee lloraban de la emoción, mientras Neji les ecompañaba sonriendo. Hinata recibía preguntas de todas las chicas en el lugar y Hiashi pidió al viejo Teuchi que sacara unas mesas para fuera y que preparara todo el ramen necesario para una cena. El viejo Teuchi sonrió y llamó a su hija Ayame, abrazada a un Kiba que miraba desconfiado a Shino y a Hana, que charlaban entre ellos.


Aquella noche no hubo mas que alegría. No había un tiempo limite para la guerra, ni miedos y temores. Tsunade pensó que sería una magnifica idea enviar una invitación a las otras villas para el enlace, que serían antes de que se marcharan Naruto, Sasuke y compañia. Eso suponía acelerar el asunto del juicio de Sasuke, pero este aceptó de buena gana.


-Lo que sea por mis compañeros.


Todos los presentes le sonrieron y empezó a correr el sake. Todo por cuenta de Hiashi Hyuga.


-Gracias, Sasuke. - dijo Neji en un momento, hablando entre ellos dos solos. Este hizo un ademan con la mano.


-No es nada. Estar con Naruto me ha influenciado bastante.


Neji sonrió y Sasuke recordó a aquel chico frio y vengativo de los examenes chunnin. Era con el único que había deseado enfrentarse porqué compartía su visión de la venganza. Y se juró a si mismo que si Neji había encontrado la felicidad, que el tambien podría hacerlo.


Mientras, Konohamaru y Hanabi charlaban tranquilamente. A pesar de que Naruto y Kiba les habían pasado sake, fueron golpeados por Ayame y Sakura, provocando la risa de todos.


-¿Por cuanto tiempo te vas Konohamaru? - preguntó Hanabi. No sabía porque, pero la noticia le había sentado como una patada en los dientes.


-Hai. Naruto será mi sensei y he de irme con el para poder luchar en la batalla que se avecina.


-¿Acaso crees que nos dejarán ir? - preguntó Hanabi esperanzada.


-"Espero" que me dejen ir a mi.


Hanabi enfuerció.


-¿Porque solo a ti?¿Acaso yo no soy tambien ninja de Konoha? Soy tan fuerte como tu, Konohamaru, no lo olvides.


El sonrió tristemente. Sasuke le llamó y le dijo que era hora de que volviera a su casa.


-Sé que eres tan fuerte como yo y espero que entrenes tanto como yo lo voy a hacer. Pero espero que solo me dejen ir a mi, porque si te pasará algo, yo me moriría.


Hanabi abrió mucho los ojos, sorprendida por lo que había dicho Konohamaru. Este le dió un beso en la mejilla y, sin que ella se diera cuenta, metió una carta en el portakunais de Hanabi.


Hanabi le miró irse triste, recordando todas las veces que Konohamaru la había invitado a fiestas y lugares y ella se había negado y le había dicho que debía entrenar. Luego siempre le decía que debería entrenar tanto como ella lo hacía. El siempre se reía y eso la mosqueaba en apariencia, pero la alegraba en el fondo.


Recordó como había protegido el territorio de los Hyuga de un aguila gigante, una invocación de Pain.....



Flash Back



Ella había intentado parar a la invocación, defendiendo a los pequeños del clan Hyuga con su vida si era necesario, pero la criatura había sido demasiado fuerte para ella. Le había dicho a los niños que corrieran, cuando el aguila se lanzaba hacía ella.

Entonces había llegado Konohamaru y sus compañeros Moegi y Udon. El iba haciendo sellos a toda velocidad.


-¡¡¡DOTON, JUTSU MURO DE TIERRA!!!


El aguila se golpeó contra el muro en el último segundo, quedando desorientada. Konohamaru aprovechó la ocasión.


-¡¡¡DOTON, JUTSU DRAGON DE TIERRA!!

La criatura había sido derrotada y Konohamaru ayudó a Hanabi a incorporarse. Esta le dió las gracias y guiaron a los niños por entre las calles de Konoha, hacía el refugió.


Luego habían visto uno de los cuerpos de Pain.


-Iros. - les dijo.- Yo lo contendré un rato y les daré tiempo.


-¿Estas loco? - le preguntó Hanabi. Un peso le oprimía el pecho y no sabía que era.


Konohamaru negó con la cabeza y se puso autoritario:


-Soy el lider de mi equipo, responsable de llevar a estos niños a un lugar seguro. Si ese Pain los ve, los matará y eso no lo consentiré. Llevaroslos de aqui, es una orden.


Hanabi pensaba seguir discutiendo por el suicidio que iba a lleva a cabo Konohamaru, pero esto solo se marchó, dejandola con la palabra en la boca.


Moegi le puso un brazo en el hombro y la abligó a marcharse con los jovenes, mientras ella decía en voz baja:


-Si no vuelves vivo, iré al infierno a matarte yo misma.



Fin Flash Back



Sacudió la cabeza, mientras su padre la miraba con tristeza y comprensión.


Ella solo pronunció una pregutna.


-¿Que me hiciste, Konohamaru?

avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:21 pm

Gracias por los comentarios. Aqui va el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten!!!!!!




/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Capitulo 11: Declaraciones y medidas preventivas.


Sakura sudaba horrores cuando dijo las palabras prohibidas.


-Mama...papa....esoty saliendo con Naruto. - dijo en voz baja, pero ellos la escucharon.


El silencio se hizo en la mesa del comedor. Aquella comida era para celebrar el cese temporal de la guerra y que la pequeña de los Haruno estaba viva y en perfectas condiciones.


Sus padres abrieron los ojos sorprendidos.


-¿Pero Sakura, no era que tu estabas enamorada de Sasuke? - preguntó su padre, no con enfado, sino con sopresa.


-No. Me aferré a un estupido encaprichamiento de niña joven y me cegé de todo lo que pasaba a mi alrededor.


-¿Con "todo" te refieres a Naruto, no? - preguntó su madre sonriente.


Ambos padres de la Haruno sonreían y esta se relajó por fin. Había temido que, al igual que el consejo y algunas partes de la aldea, odiaran a Naruto. Pero esté no parecía ser el caso.


-¡¡Espero que le traigas a cenar esta noche, Sakura!! - dijo alegre Makoto Haruno. - Ese chaval siempre me hace reir.


Sakura asintió entusiasmada. Se retiró enseguida de la mesa, mientras sus padres recogían, y se fue directa a la cocina. Aunque no era muy buena cocinera, tenía pensado hacer una cena digna de un rey antes de ir a buscar a Naruto.


Sus padres la miraron sonrientes desde la puerta y su madre se acercó para echarle una mano, mientras el señor Haruno se alegraba de la felicidad de su hija.



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





Había decidido decirselo a sus padres justo despues de la fiesta improvisada que había montado Hiashi Hyuga. La juerga se había prolongado casi hasta al amanecer y todos habían acabado rendidos.


Naruto la había acompañado a su casa cuando despuntaba el alba y se habían despedido con un suave beso en los labios, mientras una sonrisa de felicidad se extendía por sus rostros.


Llamó suavemente a la puerta tres veces y el rubio le abrió. Al verla, una sonrisa se formó en su cara, haciendo saltar el corazón de Sakura.


La pelirosa se colgó de Naruto, rodeandole el cuello con los brazos, mientras le besaba apasionadamente. Este respondió al beso casi inmediatamente, tan hambriento de ella como ella lo estaba de el. Ya tendrían tiempo de hablar mas tarde, pensó la pelirosa cuando Naruto la separó minimamente y la hizo parar con una sonrisa.


-Ejem, Sakura – dijo en voz baja, pero divertida – no estamos solos.


Esta miró hacía el salon del rubio y vió a Sasuke, a Jugo y a Kakashi, acompañados de Konohamaru y Ino. Una sombra detras de todos ellos, junto con un pincel, le indicó que Sai tambien estaba allí, en la pose tradiconal de un.....


¿Guardian?


¿Sai estaba protegiendo a alguien? Y parecía que era a ......


La rubia Yamanaka saludó a su amiga y se levantó, mientras Sai se movía a su espalda. Como pensaba la pelirosa, Sai estaba protegiendo a Ino. ¿Porqué? Eso era un misterio.


Ambas mujeres se abrazaron con cariño.


-¿Que haces aqui, Ino? - preguntó Sakura de buen humor.


-Merendarme a tu novio, ¿a ti que te parece? - dijo Ino con suficiencia.


Esto molesto a Sakura, pero se fijo en que eso desagradaba a Sai, ya que por un momento pudo ver el semblante triste del moreno.


-¡INO CERDA!¿QUE HAS DICHO?


La rubia solo se rió.


-Tranquila. Estoy aquí como medida de seguridad deseperada e improbable.


La pelirosa la miró sin entender. La rubia suspiró.


-En caso de que el consejo declare a Sasuke culpable – ellas vieron como todos los presentes se ponían serios, menos Naruto, que conservaba la calma. - he puesto un sello en Sasuke que les impida sacarle el Sharingan, aunque estea muerto. Si lo intentan, sus mentes se verán reducidas a cenizas.


-¿Parece que el clan Yamanaka hace mucho mas que recoger flores, eh? - preguntó Konohamaru maliciosamente. Ino le asintió.


-Sin embargo, el riesgo del jutsu es que se deshace al morir su creador. Si yo muriera, por ejemplo, el jutsu se desharía, dejando a todas las personas incapacitadas de nuevo en su estado normal y la protección fallaría.


Eso explicaba el porqué Sai actuaba como su guardaespaldas. Misión que, había que decirlo, el moreno había aceptado con mucho entusiasmo cuando Tsunade se la había propuesto.


-¿Y tu que querías, Sakura-chan? - preguntó Naruto, totalmente relajado.


-Mis padres quieren que vengas a cenar con nosotros esta noche.


-¿Se lo han tomado bien? - preguntó el rubio, mirandola un tanto preocupado por lo que pudiera haber pasado.


A la pelirosa le encantó que la mirara como el lo hacía. Con preocupación, como si fuera de porcelana, como si se pudiera romper y el ya no tuviera otra razón para vivir.


-Se lo han tomado genial. Mi padre dice que eres uno de los pocos que siempre le hace reir.


Esto animo a los presentes, sobre todo a Sasuke aunque no lo demostró. Se alegraba de que su hermano estuviera feliz y de que las cosas le estuvieran yendo tan bien.


Y odiaría tener que apartarle de todo eso.


Se había puesto en contacto con Igarashi y Taji para anunciarles el dia que llegarían. Había pensado que sería mejor avisar de que llevarían al crio Konohamaru y a Sakura con ellos. Pero no salió como esperaba.........




Flash Back



-El chico puede venir, pero la joven no. - dijo Igarashi.


Esto contrarió a Sasuke. Jugo estaba sentado a su lado, discretamente, pero se dió cuenta de que la negación molestó a Sasuke.


-Es una de las mejores kunoichis medicos de toda Konoha. Derrotó al Akatsuki Sasori y ha hecho muchos avances en la medicina ninja.


-No nos referimos a que no sea fuerte. - dijo Taji, interviniendo antes de que su hermano perdiera los estribos. - Es que en este mundo está prohibida la entrada a las mujeres.


Sasuke se extrañó. Taji suspiró y siguió con su explicación:


-Veras, al ser condenados a este mundo, se nos fue negada la compañia de todo aquello que nos resultara deseable en el otro mundo. ¿Y que hay mas deseable para un hombre que una mujer?


"Todo el que viene aquí, debe dejar los objetos de su afecto femenino en el mundo de donde viene. Nosotros nos vimos obligados a renunciar a nuestras mujeres por nuestra estupida rivalidad. ¿O acaso crees que no estarían con nosotros si no?"


-Es parte del castigo de los hermanos. - intervino Igarashi, de mal humor para variar. - Solo hombres, para que aprendan a convivir. Despues de todo, como decía Kimiko "las mujeres son capaces de convivir sin guerras. Si los hombres sois unos brutos deberíais aprender a convivir." Y al parecer Kami-sama estuvo de acuerdo.


-¿Quien es Kimiko? - intervino Jugo.


-Era mi cuñada. - respondió Taji. Una mirada de dolor atravesó el rostro de Igarashi, al cual su hermano le puso la mano en el hombro para relajarlo.


-De acuerdo entonces. - dijo Sasuke resignado.



Fin Flash Back


"Volverás junto a ella, Dobe" pensó Sasuke, mientras se marchaba de casa de Naruto. Ya se lo había dicho al rubio y el se lo diría a Sakura en cuanto fuera el momento oportuno. "Eso te lo garantizo"


Luego de eso, se marchó a la mansión Uchiha, escoltado por Kakashi. Aquella noche debía dormir, despues de todo. Al día siguiente tendría el juicio.




////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




-¿De verdad que les parece bien? - preguntó Naruto, nervioso.


La pelirosa le sonrió y aligeró un poco el corazón del rubio.


-Si que lo hacen. Venga, llama a la puerta.


-¿Es que no tienes llaves? - preguntó Naruto alarmado.


La pelirosa negó la cabeza con tristeza mientras sonreía en su interior. Se había dejado las llaves en casa para que Naruto llamara y se enfrentara desde el principio a la compañia de sus padres. Eso era un poco cruel, pero la influencia de Ino la afectaba bastante.


Naruto tragó saliva y llamó a la puerta. Los sudores le recorrían todo el cuerpo. ¿Y si no le aceptaban? ¿Perdería a Sakura? ¿Le odiarían?


Recordó que habían sido amables con el cuando iba a buscar las cosas de Sakura, para que estuviera mas comoda cuando estaba en su casa, pero aún así de ser el amigo y el compañero a pasar a ser el novio de su hija, ponía al rubio muy nervioso.


La puerta se abrió, dejando ver a un hombre robusto y alto de cabellos castaños y de ojos grisaceos. Makoto Haruno imponía respeto a cualquiera que le mirara.


Sin embargo, saludó a Naruto con una sonrisa y le invitó a pasar. Naruto sonrió un agradecimiento en respuesta, algo mas tranquilo y siguió a Makoto hasta la mesa del salon.


Alli estaba arrodillada una hermosa mujer de unos cuarenta años con el pelo rosa. Solo podía ser la madre de Sakura. Parecía una versión de Sakura mas mayor, ya que poseía sus ojos y cualquiera que viera su cara desde lejos pensaría que era la propia Sakura.


Sin embargo, era mas baja que su hija y su cabello era de un rosado mas palido, casi tirando a rubio que las distinguía. La señora Haruno le sonrió:


-Sientate, por favor, Naruto-san.


-Gracias, señora Haruno. – dijo respetuoso.


-Llamame Misato, por favor – respondió la madre de Sakura con una sonrisa.


Ambos jovenes se sentaron el uno al lado del otro. Se miraron un momento, algo incomodados pero fue solo ese momento, porquem en palabras de Naruto, el resto de la cena fue perfecto.


La conversación y la risa no faltaba. La comida era deliciosa y la señora Haruno dijo que Sakura le había ayudado a prepararla antes de ir a buscar a Naruto para la cena y ella se sonrojó, mientras Naruto le decía que en verdad había mejorado muchisimo sus habilidades culinarias, relatando la misión en la que el, Sai y Kakashi casi mueren intoxicados al probar uno de sus platos.


Los señores Haruno se rieron mientras Naruto pedía disculpas a una enfadada Sakura. Sabiendo como devolversela, Sakura les contó el dia en el que Naruto y Sasuke se besaron y el se quedó palido, como si de un fantasma se tratara, mientras los padres de Sakura se desternillaban de risa al escucharlo.


Luego de esto, Sakura y su madre obligaron a Makoto y a Naruto a recoger la mesa. Estos, unidos y altaneros, se irguieron y dijeron que eso era tarea de mujeres, que no pensaban hacerlo.


Sin embargo, al ver la mirada que ambas mujeres les echaron, ambos empezaron a sudar y se apresuraron a recoger la mesa, mientras las mujeres reían.




/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


Naruto y Makoto Haruno fregaban los cacharros charlando animadamente. En un momento, el rostro de Makoto se volvió serio.


-¿Sabes que pasará si haces sufrir a mi niña, verdad Naruto? - dijo tronando los nudillos amenazadoramente. Ahí estaba el padre preocupado, el interrogador de Konoha como lo llamaban. Hubo un tiempo en el que decían que sus interrogatorios se podían comparar incluso con los de Ibiki Moreno e Inoichi Yamanaka, pero esos dias se acabaron en cuanto nació su niña, Sakura.

Ahora, Makoto Haruno era el maestro armero de la ciudad, desde la muerte de los Nakamura. Eso hacía que Tenten y Sakura hubieran sido grandes amigas, aunque no lo demostraran a menudo.


Este le miró y tragó saliva.


-Prefiero la guerra.


Makoto se rió ante tal comentario y ante el semblante asustado del rubio.


-Ahhh, Naruto. Sigues sabiendo como hacerme reír – le dijo Makoto Haruno mientras fregaban los platos.


El rubio sonrió y el padre de Sakura pudo ver porque su hija se había enamorado del rubio. Cualquiera podía adorar esa sonrisa. Makoto Haruno le sonrió en respuesta.


-¡¡MENOS CHARLA Y MAS TRABAJO!! - gritaron amenazantes ambas mujeres desde el salon. A los hombres les bastó una mirada rápida para decidir que debían fregar mas rápidamente.


-HAI – dijeron ambos hombres asustados y fregaron los cacharros con mas rapidez mientras las mujeres se reían.


-Parece que les van bien las cosas, hija. - dijo Misato.


-Hai mama, estoy muy feliz.


Misato se alegró de escuchar esto. En cuanto los hombres volvieron, Naruto se disculpó, diciendo que mañana era el juicio de Sasuke y que se debía levantar temprano.


La familia Haruno le despidió en el recibidor con una sonrisa, obligandole a prometer que comiera con ellos al menos una vez a la semana, a lo que el rubio aceptó encantado. Luego, con mucho tacto, los padres les dejaron unos momentos de intimidad a los jovenes, que se despidieron con un beso, sonrientes.


Cuando Naruto Uzumaki salió de aquella casa, no le importó que tal vez mañana condenaran a su mejor amigo. No le importó que se tuviera que ir de la aldea para un entrenamiento en el que no vería a Sakura durante mucho tiempo. No le importaba nada.


Porque por un dia, todo había sido perfecto para el.

avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:22 pm

Gracias por los comentarios. Aqui va el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten!!!!!!




/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





Capitulo 12: El juicio del Uchiha


Shikamaru se despertó sudando de la cama. A su lado, Temari seguía profundamente dormida, aunque algo inquieta, ya que había estado abrazada al joven Nara hasta que este se incorporó.


Con delicadeza, quitó los brazos de su cuerpo y la dejó reposando mientras este iba hacía la ventana y contemplaba el bosque de los Nara. Su madre les había permitido estar juntos y dormir en la misma habitación, a pesar de la consternación del padre cuando se lo dijo. Sin embargo, nada de esto atormentaba a Shikamaru.


Debía dormir bien. Tenía que dormir bien o Naruto le mataría. El rubio le había pedido a Shikamaru que fuera el principal defensor del Uchiha en el juicio y Shikamaru le había prometido hacer su mejor esfuerzo.


A pesar de todo no era el juicio lo que le inquietaba, sino el tiempo. El maldito tiempo que Madara les había dado. Apoyó sus manos en el marco de la ventana y miró a la luna llena, hermosa esa noche. Pero no veía la luna, si no que recordaba los preciosos momentos que había pasado con la joven de la arena esa noche.

Como si el pensamiento fuera una orden, giró la cabeza para verla bien y puso una sonrisa al verla en calma. Y volvió a atormentarse con el tiempo.


Solo cuatro años. Cuatro años para disfrutar de la mujer que amaba. Cuatro años hasta que una nueva guerra sucediera. Una guerra que sabía que no podían ganar. Aunque tuvieran a Naruto, aunque estuvieran con ellos los Bijus e incluso Sasuke Uchiha se convirtiera en su aliado, eran demasiados Zetsus. Demasiado poder como para ganar.


Pero que mas importaba si no la guerra. El no se iba a rendir a las exigencias de Madara y a su plan Ojo de Luna. No ahora que había encontrado a Temari. No ahora que empezaba a ser realmente feliz.


Volvió a la cama meneando la cabeza de un lado al otro. No tenía sentido tener esos pensamientos pesimistas cuando estaba con aquella bella mujer. Una vez entró en cama, los brazos de la joven de la arena le rodearon y el la apretó junto a si.


Estaba a punto de volver a dormirse cuando de pronto, una pregunta le asaltó la mente. ¿Por qué?¿Porqué Madara les daba cuatro años de paz?¿Porque dejarles recuperarse y fortalecerse cuando les podía haber aplastado de un solo golpe?


Al Nara le faltaban datos. Era indispensable saber que tramaba el Uchiha para pararle. Para frustrar sus planes. Para tener una pequeña oportunidad.



///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-Sasuke Uchiha – dijo el consejero Homura con gravedad. El aludido estaba en el medio de una estancia oscura, en una silla con las manos encadenadas a unas esposas de chakra, ademas de sello inhibidor de chakra que le habían puesto antes de entrar.


El Uchiha solo lo había consentido porque Naruto así se lo había pedido. Le había dicho que confiara en el y el Uchiha había cedido con un suspiro.


A pesar de todo, usaba todo el chakra que podía para activar el Amaterasu se le condenaban a muerte. Así podía completar la venganza del clan Uchiha de una vez y dejar su nombre limpio, ademas de ayudar a Konoha a que fuera independiente de una vez por todas.


-Sasuke Uchiha – repitió Homura. - Has sido acusado de traidor a la aldea oculta de la Hoja y de asesinar al candidato a sexto Hokage, Danzo Shimura. ¿Como te declaras ante estos cargos?


El Uchiha alzó la vista y pronunció de forma clara:


-Culpable.


Todos los lideres del clan y la Hokage le miraron sorprendidos, mientras que los consejeros se regocijaban de placer en su victoria. Pero Sasuke no había acabado.


-Culpable de huir de los consejeros que pretendían acabar con mi vida luego de la muerte del tercer Hokage. Culpable de matar al traidor Danzo que planeaba aliarse con Madara para obtener todo el poder que pudiera. Y culpable de volver para desenmascarar a los verdaderos traidores: !EL CONSEJO DE ANCIANOS DE KONOHA!


Todos en la sala se quedaron mirando a los ancianos, que si bien no mostraban ninguna emoción, por dentro estaban asustados. ¿Como demonios lo sabía este chico?


-No tienes ninguna prueba de lo que dices, Sasuke Uchiha. - dijo Koharu con tranquilidad. El joven Uchiha sonrió y Shikamaru Nara salió de las sombras con un pergamino en la mano.


-Este es un pergamino firmador por Hiruzen Sarutobi, de su mismo puño y letra – comenzó el joven Nara – en el que relata los sucesos ocurridos antes de la matanza del clan Uchiha.


"He dado ordenes de que este pergamino no sea revelado hasta mi muerte o hasta que cualquier miembro del consejo de ancianos de Konoha intenté cualquier acción dañina contra Sasuke Uchiha, del clan Uchiha.


Si este fuera el caso, he dejado aquí los sucesos que acaecieron aquel dia en el que se optó por la violencia y no por el dialogo como yo sugerí. Culpó de todo ello a Danzo, Homura y Koharu por ser los instigadores de la violencia. Si no fuera por la meridiana intervención de Itachi Uchiha y mia, problablemente en estes momentos no quedaría ni siquiera un Uchiha con vida y habrían asesinado a Itachi en cuanto acabara su función."


Shikamaru Nara dejó de leer y toda la sala ya tenía su veredicto.


-Sasuke Uchiha, se te declara inocente de todos los cargos. - pronunciaron los jefes de clan y la Hokage para el terror de los consejeros.


Los consejeros vieron con miedo como Naruto soltaba las esposas de chakra de Sasuke y como este se quitaba el sello inhibidor de chakra.


-¡¡¡ANBU de la Hoja, maten a Sasuke Uchiha!!! -gritó asustada Koharu. Sin embargo no hubo seguimientos.


-El Anbu esta ahora bajo mi control. - dijo Tsunade en voz baja. Todos sabían lo que pasaría cuando Sasuke fue caminando lentamente hacía ellos.


Los consejeros intenataron escapar pero vieron que no se podían mover. Con pánico forcejearon, pero Shikaku Nara los tenía bien atrapados bajo su sombra.


Sasuke Uchiha miró hacía la Hokage, como pidiendole permiso. Esta miró a los jefes del clan y todos asintieron. Sasuke Uchiha tenía derecho a su venganza. Y esta vea sería consentida y permitida por Konoha.


Con una sonrisa siniestra, Sasuke activo su Mangekyo Sharingan Eterno y miró a los consejeros, que ya no estaban atrapados bajo la sombra de Shikaku, sino que se había paralizado por el puro terror que sentían.


Sasuke solo dijo una última frase, mientras los llevaba controlados con su Sharingan a otra habitación.


-No será lento.


/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


Sasuke regresó al cabo de tres horas. Nadie le preguntó por los consejeros ni por lo que les había hecho. Nadie tenía ganas de saberlo. Se sentó en la silla donde estaba y Naruto pidió a la Hokage con una sonrisa el titulo de Sannin, para el y para Sasuke.


Algunos de los clanes pusieron en duda el compromiso de Sasuke, pero Shikamaru intervino diciendo que era una de las personas que mas bien le habían hecho a Konoha, ya que el solo había derrotado a Orochimaru, a Deidara y a Danzo Shimura, el verdadero traidor de Konoha.


Luego de esto, los clanes no objetaron mas y se les nombró Sannin de la Hoja. Los tres jovenes se marcharon con una sonrisa.


-Gracias, Shikamaru. - dijo Sasuke. Y en verdad lo sentía, sentía gratitud por haberle defendido el pelinegro.


Este hizo un gesto con la mano.


-Fue Narutop quien me dió el pergamino. El resto fue facíl.


Ambos miraron a Naruto, que estaba sonriente, mientras paseaban hasta la casa del Nara. Sakura, Temari y Konohamaru se habían quedado allí, dado que no les dejaban estar en el juicio y menos a Sakura, antigua compañera y amiga del culpable.A Naruto se le permitió ir en calidad de carcelero del Uchiha.


-Me extrañaba que Sandaime Hokage fuera tan despistado como para dejar a Sasuke en manos del consejo sin ningún apoyo. El le dijo donde estaba escondido el pergamino a Itachi antes de que se fuera y el me lo dijo a mi cuando se encontraron nuestros clones de sombra.


-¿Y donde estaba? - preguntó Sasuke fingiendo indeferencia. Pero en realidad estaba alegre y por encima de todo decidido. Había librado a Konoha del consejo y todo gracias a que las personas realmente confiaban en el. Personas como Naruto o Hiruzen Sarutobi.


-Estaban en la casa de su nieto recien nacido, Konohamaru, debajo del colchón.


Sasuke asintió, pero aún así le volvió a dar las gracias a Shikamaru por haber estado a su lado. Este respondió con un suspiro y dijo que todo era demasiado "problematico". Los dos hermanos rieron ante esta afirmación.


Al llegar a casa de los Nara, Sakura saltó sobre Sasuke y Naruto, abrazandolos al mismo tiempo para luego darle un beso a Naruto. Si Sasuke no venía con cadenas era evidente que había sido absuelto.


Konohamaru se acercó a Sasuke y le dió un abrazo llamandolo "Sasuke Nii-san". Sasuke se le quedó mirando pálido al resto de las personas que se rieron de el. Timidamente, abrazó a Konohamaru y esté le dedico una sonrisa a la que Sasuke respondió levemente.


Shikamaru y Temari se rieron de Sasuke al ver la cara de pánico que tenía cuando Konohamaru dijo que tenía que quería ir al Ichiraku ramen a comer. Al oir la mención del Ichiraku, Naruto les metió prisa a todos, mientras cargaba a Sakura para poder llegar más rápido.


Como es evidente, esto tuvo como consecuencia el estampamiento de la cabeza de Naruto en el suelo de la calle. Shikamaru llevó su cartera diciendo que el invitaba, ya que le habían dado un gran sueldo por ser Sub Comandante de la Cuarta División de la Alianza Shinobi.


Caminaron tranquilamente, sin prisas cuando se encontraron con Neji Hyuga, que iba cargando con una montón de bolsas en sus brazos y con Hinata que iba con una pequeña bolsa de ropa de bebe que enterneció a Sakura y a Temari.


Mientras, Neji dejó las bolsas un momento en el suelo y suspiró cansado mientras los hombres le daban el pesame. El pobre Neji suplicó ayuda sin que Hinata le viera y Naruto les invitó al Ichiraku, lo que causó consternación en el joven Nara.


Ayudaron a Neji a dejar las cosas en la mansión Hyuga y los hombres se marcharon al Ichiraku, aterrorizados por la forma en la que las kunoichis empezaban a desempacar de las bolsas ropas de bebe y otros utensilios para el pequeño Hyuga en camino.


-¿Ya sabeis como lo vais a llamar, Neji? - preguntó Konohamaru, ilusionado porque nunca había visto al bebe, mientras pasaban justo por la entrada de Konoha.


-Hai. Maito Gai estuvo ayer en casa y como habíamos decidido nombrale padrino del chico dijo que se llamaría Fumetsuki.


Todos los hombres le miraron y se rieron a carcajadas. El único serio fue Sasuke que le volvió a dar el pesame y le ofrecio meterlo en el Tsukuyomi para que no sufriera tanto, lo que provocó las risas todavía mas pronunciadas del resto.


Neji, molestó aunque divertido, dijo que se había negado a llamarlo así.


-Fue Hiashi quien aportó la solución. Sugirió el nombro de Himeko, y como ese nombre le gustaba a Hinata, Maito Gai no se pudo negar. Ultimamente Hinata esta muy mandona y posesiva. No es que me quejé, pero me pilla de sorpresa.


De pronto, Naruto y Shikamaru se disculparon con Neji. Este se sorprendió.


-¿Porque os disculpais?


-¿Sabes como son Sakura y Temari, verdad? - dijo Naruto. - Cuando se enfadan dan miedo.


Neji, Sasuke y Konohamaru asintieron con la cabeza.


-Me temo que les dijimos que debían hacerse mas amigas de Hinata para que la pudieran ayudar con la boda y esas cosas......


Neji cayó en la cuenta y sus ojos se abrieron de horror. De pronto saltó con los ojos llenos de furia, mientras Naruto y Shikamaru suplicaban piedad.


-¡¡¡VAN A PAGAR POR LO QUE ME HAN HECHO!!! -reguió Neji mientras les golpeaba.


Sasuke y Konohamaru veían la escena con las manos en los bolsillos.


-¿Porque hizo eso Neji-san, Sasuke nii-san?


-Cuando seas mayor lo entenderás, Konohamaru. - dijo Sasuke soltando un suspiro. Luego, un ruido les sorprendió a todos. Se dieron la vuelta (Naruto y Shikamaru con varios moratones y Neji que respiraba ira) y vieron una gran comitiva en frente de la puerta. Y al frente estaba..


-¡¡GAARA!! - dijo Naruto alegremente al reconocer al Kazekage de la Villa Oculta de la Arena y a su sequito. Habían llegado antes de tiempo para la boda y se alegraba de poder pasar mas tiempo junto a su amigo. Pero lo que le dijo de piedra fue que Gaara venía tomado de la mano de una mujer muy bella a la que Naruto conocía.


-Gaara, ¿que has hecho? - preguntó sorprendido mientros los otros tenían la boca abierta de sorpresa al ver al Kazekage.
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Mar Sep 18, 2012 10:23 pm

Gracias por los comentarios. Aqui va el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten!!!!!!




/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





Capitulo 13: La sorpresa del Kazekage


-¡¡GAARA!! - dijo Naruto alegremente al reconocer al Kazekage de la Villa Oculta de la Arena y a su sequito. Habían llegado antes de tiempo para la boda y se alegraba de poder pasar mas tiempo junto a su amigo. Pero lo que le dijo de piedra fue que Gaara venía tomado de la mano de una mujer muy bella a la que Naruto conocía.


-Gaara, ¿que has hecho? - preguntó sorprendido mientros los otros tenían la boca abierta de sorpresa al ver al Kazekage.


Ver que Neji tenía una relación era dificíl de creer para todos. Ver que Sasuke buscaba el amor tambien podía serlo, pero podía cuadrar. Pero ver a Gaara con una mujer era algo para lo que Naruto no estaba preparado. Por eso se desmayó justo cuando el Kazekage y su acompañante les saludaban alegremente



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Naruto despertó en el hospital. Abrió los ojos lentamente y vió una mancha rosada a su lado. Parecía que tenía algo parecido a una sonrisa.


-¿Llevabas tanto tiempo en el hospital que decidiste hacer otra visita? - le preguntó con algo de burla, pero Naruto notó el tono de preocupación que había debajo. El rubio compuso una sonrisa y se incorporó. Allí estaba Sakura junto a Sasuke y Konohamaru, que hacían grandes esfuerzos por no reirse del rubio.


Esté se contrario y puso una mueca desafiante.


-¿Se puede saber que les causa tanta gracia?


-¡Wow! Realmente eres impresionable, Naruto – se burló Sasuke. Konohamaru no aguantó mas y se carcajeó sin poder evitarlo.


-¡¡CALLENSE, PAR DE GRACIOSOS!!


En ese momento, la puerta de la habitación se abrió, dejando ver a un chico con el pelo rojo como el fuego.


Konohamaru, Sasuke y Sakura se irguieron y le dedicaron una reverencia al Kazekage, mientras que Naruto lo saludaba con una cabezada y se le acercaba con el rostro inquieto.


-¿Gaara, la mujer que estaba a tu lado.....era quien yo creo que era?


Gaara solo asintió sonriente, mientras que Naruto se posaba sus pies, haciendole reverencias.


-¿Como pudo hacer para conseguir tal mujer, Gaara-sensei? - preguntó Naruto con estrellas en los ojos, deseoso de aprender.


Los chicos se reiron de la gracia de Naruto hasta que la fuerza del viento pareció desatarse. Naruto se había olvidado que Sakura seguían en la habitación. Se giró con temor, mientras la voz le temblaba


-Sakura-chan, dejame expli......


-¡¡¡NARUTO BAKA!!!


El pobre rubio salió despedido de un golpe contra la pared del pasillo, llevandose la puerta con el. Alli vió a Kankuro y a Matsuri, junto con Shikamaru, Neji, Temari e Hinata. Pero no fueron estos los que le impresionaron.


A su lado estaba una mujer muy hermosa de figura delgada, con el cabello castaño rojizo que le llegaba hasta los tobillos, un moño atado con una banda de color azul oscuro, dos mechones de los cuales uno cubría su ojo derecho y dos que se cruzaban sobre el pecho, justo debajo de la barbilla. Sus ojos eran de color verde claro.


La mujer vestía un vestido de manga larga de color azul oscuro, que caía justo debajo de las rodillas. El vestido sólo cubría hasta la parte superior de su brazo y la parte inferior de sus pechos. Debajo, llevaba una camisa de malla que cubría más de su cuerpo superior que su vestido, pero no llegaba a cubrir los hombros y seguía, dejando una hendidura de tamaño considerable.


Ella también llevaba pantalones cortos del mismo color que el vestido y, debajo de esas, leotardos de malla, que bajaban sobre sus rodillas. Alrededor de la cintura, llevaba un cinturón con una bolsa.


Además de todo esto, llevaba sandalias de tacón alto y espinilleras que lograban alcanzar todo lo largo de sus rodillas. Ella también llevaba esmalte de uñas oscuro y suele llevar lápiz labial de color rosa.


Naruto se levantó justo cuando Gaara salía de la habitación. El rubio los señalaba a ambos con el dedo.

-¡¡¡Gaara, ¿has conseguido ligerte a la Mizukage? Es mucho mayor que tú!!! - dijo el rubio sobresaltado.


Mei Terumi sonrió de forma adorable al rubio y dijo con voz clara, mientras agarraba la mano de Gaara, que tenía un gesto de exasperación por el rubio:


-Si vuelves a insinuar algo respecto a mi edad, te mataré.


Naruto tragó saliva, mientras sudaba horrores. Miró implorando ayuda a Gaara pero este le miró con tristeza, tal como se mira a aquel a quien no se le puede ayudar.


-¿Como demonios ha pasado esto, Gaara? - preguntó Naruto, todavía asustado por la "broma" de la Mizukage.


-Pues, verás...... - dijo el pelirojo pasandose una mano por la cabeza, mientras recordaba.....



Flash Back



Era de noche en el campamento ninja. La Mizukage había resultado peor parada de lo que se suponía y tuvo que quedarse unos dias mas en observación medica. Sus guardaespaldas habían sido heridos por los Zetsus blancos, al enfrentarse casi a quinientos de ellos, tan solo ellos.


Ao era el que peor estaba. Había forzado su Byakugan hasta un extremo en el cúal casi se autodestruye a si mismo, mientras que Chojuro había recibido una gran perdida de chakra al utilizar su espada para destruir a los Zetsus que quedaban cuando Ao se había desplomado.


Sin embargo, la Mizukage no estaba sola. Gaara había decidido quedarse para velar por ella, ya que estaba sola y el Kazekage no tenía mucho que hacer. La Mizukage miró hacía el Kage mas joven viendo como dormía.


Realmente nadie podía decir que estuviera durmiendo si no fuera porque tenía los ojos cerrados. Estaba en la misma posición con la que empezó la noche, pero el cansancio lo había vencido y había cerrado los ojos.


De pronto, el joven Kazekage sufrió una ligera contracción en el rostro. De ahí a poco tiempo otra y en su cara empezó a mostrarse malestar.


La Mizukage, alarmada, se levantó y tocó el suave rostro del Kazekage para despertarlo. Este abrió los ojos sobresaltado de repente. Antes de ver quien le había despertado, convocó a toda la arena que tenía y formandola en una lanza la lanzó a la Mizukage.

Al segundo, vió a Mei y detuvo la lanza, que se quedó a unos centimetros de la Mizukage. Esta retrocedió, impresionada al ver la fuerza que había en los ojos del Kazekage.


-¿Estas bien, Kazekage?


-¿No debería preguntaros yo eso? Casi os mato.


La Mizukage sonrió e hizó visible el finisimo escudo de agua que tenía sobre la peil misma. Ligero e indetectable, era su última defensa. El Kazekage solo asintió.


-¿Con que soñabais, Gaara? - preguntó interesada Mei.


-Tenía una pesadilla. - confesó el pelirojo. No podía negar que aquellos ojos verdes le recordaban a los ojos que tenía su madre en las fotografías que tenía en su hogar.


-¿Cual es vuestro miedo para tenerlas? - preguntó.


-Ser como antes.


Mei le miró sin entender.


-Yo antes creía que la única razón en la vida para vivir era para matar a otros y ver asi que tan poderoso era. Y lo hice. Asesiné a muchas personas.

"De no haber sido por Naruto, yo seguiría siendo así. Pero lo que no me quitó de la cabeza es que era yo el que hacía esas cosas."


"Yo intentaba convencerme de que era Shukaku quien hacía que hiciera esas cosas, pero la verdad era que el Shukaku solo me apoyaba. Yo era el que mataba. Yo era el que deseaba matar a aquellas personas." - terminó Gaara con la voz baja. Una lagrima salió de sus ojos al recordar a todas aquellas personas que había matado.


La Mizukage, sin saber porqué, necesito abrazar al joven de la arena. Este, sin saber muy bien porqué, la abrazó a ella, llorando a lagrima viva. Tendría dieciocho años, pero eso no hacía diferente el hecho de todas las cosas que había sufrido.


Y asi, poco a poco, el Kazekage paró de llorar y miró a Mei. Y le pareció tan hermosa que no pudo evitar besarla.


La Mizukage abrió los ojos sorprendida. Gaara, el chico de hielo, el hombre sin sentimientos, no existía. Solo existía un joven que sabía esconder bien sus emociones. Y eso le resultaba enternecedor.


Gaara se separó al darse cuenta de lo que hacía. Farfullando una excusa, intentó irse de allí, rojo como un tomate, pero la Mizukage lo empujó contra la camilla y le besó. Ella ya estaba harta de estar sola y por una vez, se permitió comprometerse con algo.



Fin Flash Back


Naruto se quedó mudo de asombro y miró a Gaara, que desvió la mirada incomodo. Seguramente abría sufrido tanto como el lo había hecho y nadie se lo podía reprochar.


Imperceptiblemente para todos, menos para Naruto, la Mizukage le dió un poco de chakra a Gaara y este reaccionó y le sonrió. Naruto sonrió para sus adentros.


Ninguno de los dos Kages había mencionado la palabra amor, pero era evidente que allí había mas que simple amistad. Ademas, si no fuera así, no se mostrarían tan abiertamente ante todo el mundo que les veía.


El rubio interrumpió estes pensamientos al ver a Tsunade entrar por la puerta para comprobar con sus ojos aquel extraño rumor de que Gaara y Mei estaban juntos. Al verlo, casi se le salieron los ojos de las orbitas de la impresión, pero se acercó y abrazo a Mei, como buenas amigas que eras, y felicitó a un sonrojadisimo Gaara por su noviazgo, lo que provocó las risas de todos los que estaban allí presentes.


El último pensamiento de Naruto animó al rubio. Tal vez no fuera tan malo que Gaara estuviera enamorado.
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Zuleshi el Miér Sep 19, 2012 7:49 am

Me encanta tu fic,Gaara enamorado,quien lo diría.
Sigue escribiendo,espero conti.
Matte ne~~
avatar
Zuleshi
Diseñadora
Diseñadora

Femenino Mensajes : 782
Localización No te importa
Nakus 19008
Posesiones :




Ver perfil de usuario http://shiawasechan.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Kazuto-kun el Miér Sep 19, 2012 2:04 pm

espero la conti
avatar
Kazuto-kun
Clan Byakko
Clan Byakko

Masculino Mensajes : 460
Edad : 20
Localización Venezuela
Nakus 8510
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por masterblade el Jue Sep 20, 2012 8:41 am

Muy bueno el capitulo, esperamos ansiosos la conti xD
Genial

masterblade
Aprendiz
Aprendiz

Mensajes : 79
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Jue Sep 20, 2012 8:58 am

avance del proximo capitulo


-Tsunade-sama.


La rubia se dió la vuelta para encontrarse con Shikamaru, que llevaba un pergamino viejo en la mano.


La rubia solo suspiró cansada. Shizune estaba en su casa y ella se había quedado a terminar papeleo, cuando el joven había entrado algo alterado.


-¿Lo sabe Naruto?


El pelinegro negó con la cabeza.


-Nadie lo sabe. Pero el secreto de Jiraiya y suyo pronto será revelado.


-¿Lo harías? - preguntó Tsunade. Este asintió valientemente.


-Entonces se lo diré yo a Naruto. En el banquete de bodas.


-¿Delante de todos?


-En privado - aclaro ella. - No todo el mundo puede saber que Jiraiya era.........
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Kazuto-kun el Jue Sep 20, 2012 9:34 am

espero la conti
avatar
Kazuto-kun
Clan Byakko
Clan Byakko

Masculino Mensajes : 460
Edad : 20
Localización Venezuela
Nakus 8510
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por eliannar el Jue Sep 20, 2012 9:41 am

para cuando la contiii Onion jo
Onion bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Jue Sep 20, 2012 9:54 am

estoy de examenes asi que hasta el viernes tarde nada


sorry
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Sáb Sep 22, 2012 9:13 am



Gracias por los comentarios. Aqui va el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten!!!!!!




/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////





Capitulo 14: El genio de Konoha. La busqueda de Shikamaru


-¿Que estamos buscando exactamente, Shika? - preguntó Temari ojeando un libro.


Estaban en la sección de los archivos historicos de Konoha. Llevaban allí desde por la mañana temprano y solo habían hecho una pausa para comer.


Shikamaru hacía lo mismo, pero al contrario que la rubia, prestaba total atención a los escritos que tenía delante.


-Hay algo que no cuadra, Temari. Sé que es aburrido, pero no confió en nadie mas que en ti y en mi padre. Y el tiene mucho trabajo.


Mientras, lejos de allí una montaña de documentos agobiaban al pobre Shikaku Nara, que acababa de recibir un sermón de la Hokage. Se puso a trabajar perezosamente, diciendo que todo era demasiado problematico.......


La rubia, halagada por la confianza del Nara, le dirigió una sonrisa y continuo leyendo. Estaba leyendo la parte menos pesada del trabajo, la que correspondia a Hashirama y Tobirama Senju en sus dias de Hokage. Como sus periodos de liderazgo habían sido cortos, se suponía que acabaría pronto, pero aún asi era bastante trabajo.


Shikamaru se encargaba de los documentos referidos al Tercer Hokage y al Cuarto. Leer los del tercero era tremendamente tedioso y aburrido, con informes del consejo y discusiones con Danzo que no tenían ningún sentido.


Sin embargo, el pelinegro devoraba textos a una velocidad asombrosa. Debía saber porqué Madara hacía lo que hacía. Y tenía que empezar por algún sitio. Ademas, el Tercero había acumulado una enorme cantidad de información sobre los Uchiha y sus costumbres que le eran tremendamente útiles al Nara.


Comieron en un restaurante, debido a que Temari sacó a Shikamaru a rastras de la estancia, amenazandole con pegarle si no la obedecía. El pelinegro se había mantenido firme a pesar del miedo.


Sin embargo, cuando Temari se inclinó y le insinuó que tal vez ya no estuviera interesada en estudiar anatomía con el por la noche, el pelinegro se levantó y fue llevado por Temari al restaurante Akimichi, alegando que las mujeres eran problematicas......


////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


Tsunade estaba observando la villa desde la Torre Hokage. Si bien había sido practicamente destruida, Yamato había sido utilizado como constructor de casas en numerosas ocasiones y su villa parecía la misma.


Sin embargo, faltaba algo. Aunque la rubia se dió cuenta de que era alguien.


Alguien con el pelo blanco y rayas rojas en la cara. Alguien que compartía su titulo de Sannin y que fue su compañero. Alguien que se convirtió en un pervertido solo porqué ella había sido una cobarde y no se lo había dicho cuando debía hacerlo.


Al menos nadie supo lo que había hecho. Porque si alguien lo sabía, todo lo que había recuperado al volver a la villa, lo perdería en un instante. Y el único que podría descubrirlo no pasaría jamas por aquel lugar.


///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


Era noche cerrada y Shikamaru todavía no se había ido de allí. Al acabar la comida, habían vuelto a su trabajo. Temari había repasado todo y no había encontrado nada de utilidad, por lo que el pelinegro le dijo que fuera a su casa, que descansara.


La rubia amaba la preocupación que Shikamaru tenía con ella. Con una sonrisa, le rogó que no tardará demasiado y que volviera a casa a cenar. Pero Shikamaru no podía dejar las cosas a medias.


Se pasó una mano por la cabeza, cansado. Todavía le faltaban dieceseis años de reuniones del consejo. Pero al menos llegaría hasta la muerte del Yondaime Hokage, Minato Namikaze, el padre de Naruto.


Repentinamente, se le pasó por la cabeza el hecho de que había trabajado mucho mas que en cualquier época del año, todo por obtener algún dato que protegiera a Temari y a su familia. La rubia causaba un efecto desconocido en el. Y aunque el no lo admitiera, le encantaba tenerla cerca, aunque discutieran, aunque se enfadaran, aunque estuvieran en completo silencio, sin decirse nada, si el Nara no la tenía cerca, sentía que algo le faltaba en la vida.


Ahora entendía a Naruto muchisimo mejor. Entendía como podía haber perseguido a Sakura tanto tiempo y haber aguantado sus rechazos con una sonrisa. Y pensar que ahora estaban juntos gracias a Sasuke.....


De pronto una idea absurda se formó en su cabeza. Había logrado hablar con Sasuke y esté le había relatado lo ocurrido en su viaje al mundo de los hijos de Rikudou Sennin. Cada detalle de la conversación, cada pequeño recuerdo del Uchiha, ahora formaba parte de Shikamaru.


"Me dijeron que el pergamino había sido declarado prohibido por los dioses. No me atrevo a abrirlo por las consecuencias." - decía el Uchiha.


Sin perder un segundo, volvió a leer el relato del Tercer Hokage sobre la muerte de Minato Namikaze.


"Yondaime Hokage sacrificó su vida para salvar a la villa de la hoja del ataque del Kyubi, hace dieciseis años, el dia del naciemiento de su hijo. Si bien el cuarto era poderoso, no habría logrado sellar a la criatura en el vientre de su hijo recien nacido, Naruto Uzumaki, si no fuera porque utilizó el sello de la parca para quitarle al Kyubi la mitad de su chakra, reduciendo considerablemente su poder."


Shikamaru empezó a pensar. La mitad de su chakra, la mitad de su chakra, la mitad.......


Una mano se posó en su hombro y se dió la vuelta sorprendido. Vió a su padre Shikaku Nara mirandole sonriente.


-Temari dice que si no vas a casa en diez minutos, no llegarás a ver un nuevo dia.


Shikamaru suspiró, levantandose y recogiendo los papeles e informes. Seguiría mañana.


-Tsk, será mejor darse prisa. Que problematico......



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



Naruto Uzumaki dormía profundamente en la cama, observado por una pelirosa ensoñadora que se abrazaba a su pecho. La excusa de esta vez para con sus padres había sido que Naruto debía terminar varios informes para mañana y que ella le ayudaría.


Sus padres les había mirado con suspicacia, pero Naruto había dejado dos de sus clones haciendo la supuesta tarea. Al ver que "Naruto y Sakura" no hacían otra cosa que trabajar en la bibilioteca de Konoha, sus padres se marcharon satisfechos, ordenandole a la pelirosa que volviera a casa en cuanto acabaran.


Ahora, la supuesta "Sakura" dormía placidamente, vigilada por sus padres, que se observaron con una mirada orgullosa en el rostro.


El sol dió de lleno en la hbitación del Uzumaki, despertando al rubio. Este vio como dos preciosos ojos esmeraldas le miraban ansiosos y como en la cara de la kunoichi se formaba una sonrisa que iluminaba el corazón del rubio.


-Buenos dias. - dijo Sakura suavemente.


-Contigo a mi lado no pueden ser malos. – contestó el rubio besandola sonriente.


Se vistieron rápidamente y Sakura fue a su casa, mientras Naruto se acercó a la sala de archivos. Tsunade le había ordenado que le llevara todos los documentos posibles sobre Rikudou Sennin para ver si tenía algún punto debil.


Se encontró con Shikamaru con un monton de papeles. El pobre parecía desbordado y solo repetía la misma frase:


-La mitad, la mitad, solo la mitad........


-Buenos dias Shikamaru. - dijo el rubio en voz alta. El Nara se giró sorprendido y le cayó la boca al suelo.


-¿Naruto Uzumaki en los archivos? Debo de estar soñando. Ese tonto no se acercaría aquí si no fuera para mear...... - Naruto se cayó para atras, reconociendo que tenía algo de razón.


-Tsunade-sama me ha enviado a por los documentos de Rikudou Sennin.


El pelinegro señaló la estantería de la que cogía los documentos de los Hokages, indicando con el dedo el pergamino que sobresalía. Naruto se acercó y tiro de el con fuerza, haciendo caer un monton de pergaminos mas.


Shikamaru suspiró y le dijo a Naruto que se fuera, que el recogería todo. Se puso a recoger los pergaminos cuando encontro uno datado de mas de cincuenta años atras. Se fijo en el porque en ellos ponía los registros de la Segunda Guerra Mundial Shinobi.


Sonriendo e intentado hacer mas armónica su tarea, decidió leerlo, intentando disfrutar de las hazañas que su padre le contaba su padre sobre los Sannin. Sin embargo, dentro de el solo encontró la información perteneciente a Jiraiya.


Aburrido y cansado, lo leyó mas por masoquismo que por otra cosa. Se hablaba de las batallas y los progresos que el Gamma Sannin tuvo y de los informes de su sensei y sus compañeros de equipo sobre como se desenvolvía en la batalla.


Por último, encontró un parte médico y se rió. Era el informe de cuando fue atrapado espiando a Tsunade en su juventud, estando a punto de morir porque le rompió sus dos brazos, seis de sus costillas, y también un número de órganos como un castigo.


Sin embargo, se le cortó la risa al instante. Cuando miró la hoja de atención descubrió algo impensable. El verdadero apellido de Jiraiya. Miró el resto de las hojas de Jiraiya y las comparó con las fechas de otro shinobi muerto, uno de los mas poderosos de la aldea. Y cuadraban.


Y de pronto, como si fuera una secuencia de hechos, todo cobró sentido. Como un solo y simple movimiento de ajedrez para descubrir la tactica del contrario, Shikamaru lo había hecho. Comprendió el porqué de la huida de Tsunade, el ataque del Kyubi a Konoha hace dieciseis años, justo en ese momento.


¿Porque Izuna no se había retirado con el zorro? Ahora lo sabía. Porqué atacar la hoja cuando todos los shinobis la defendían. Porqué desaparecer luego durante doce años. Y sobre todo, porqué Madara les había dado ese tiempo de paz.


Abrumado, asustado y emocionado, dejó todo sin recoger, todavía con aquel pergamino en la mano y se marchó lo más rápido que pudo a la torre Hokage.



///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-Tsunade-sama.


La rubia se dió la vuelta para encontrarse con Shikamaru, que llevaba un pergamino viejo en la mano.


La rubia solo suspiró cansada. Había enviado a Naruto y a Shizune a su casa y ella se había quedado a terminar papeleo, cuando el joven había entrado algo alterado. Al ver aquel maldito pergamino que Orochimaru dejó escrito, lo entendió todo.


-¿Lo sabe Naruto?


El pelinegro negó con la cabeza.


-Nadie lo sabe. Pero el secreto de Jiraiya y suyo pronto será revelado.


-¿Lo harías? - preguntó Tsunade. Este asintió valientemente.


-Entonces se lo diré yo a Naruto. En el banquete de bodas.


-¿Delante de todos?


-En privado - aclaro ella. - No todo el mundo puede saber que Jiraiya era el último aquel clan. Además, ¿porqué lo revelarías?


-He comprendido el proposito de Madara por fin. Y Naruto merece saber la verdad. Al fin y al cabo, el es.....


-¡¡No lo digas!! - le advirtió Tsunade. El pelinegro cayó de repente. Tsunade suspiró. - Veo que te has vuelto igual que tu sensei. Asuma siempre estuvo indagando en el pasado de Jiraiya y en el mio. Fue el único que no se tragó nuestra fachada.


-¿Porqué?¿Porqué lo abandonó?



-Por qué yo no podía ocuparme de el. Estaba totalmente destrozada en aquel tiempo e hice lo único que podía hacer en mi situación. Yo no estaba preparada ni fisica ni mentalmente para aquella situación y sin Jiraiya, menos.


-Todavía no me lo creo. - dijo Shikamaru sentandose y moviendo la cabeza. Tsunade le ofreció un trago de sake que se ventiló de golpe.


-Era el último del clan. Nadie mas que el Tercero, Orochimaru y yo lo sabiamos. Pero esa maldita serpiente tenía que tenerlo todo por escrito......


-¡¡¡Pero es una locura!!!¡¡Es practicamente imposible mantener eso en secreto!!


-Olvidas que Hiruzen Sarutobi lo sabía. Y el estaba de acuerdo en ocultar que Jiraiya era el último del clan Namikaze.
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por eliannar el Sáb Sep 22, 2012 10:19 am

que misterio, que paso aqui, espero la conti Onion bye

_________________

Regalo Épicamente Amazonico:

Gracias por el regalo mi querida amiga Lau

Regalos de Mis Amigos:


Muchas Gracias por el regalo Mari


Regalo Especial de Naruto Hakitori (Las crónicas del Fénix) :
[/center]
avatar
eliannar
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 631
Edad : 28
Localización La vida es muy corta para desperdiciarla con malas practicas pero como el sedentarismo es malo y el dinero escasea pues debo cumplir con obligaciones....de lo contrario estaría encerrada en mi cuarto leyendo cuanta imaginación tienes tú para entretenerme. Saludos desde Luque, Paraguay, al valiente que lee este perfil
Nakus 17799
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Zuleshi el Sáb Sep 22, 2012 10:28 am

Jiraiya del clan Namikaze... interesante.
Sigue escribiendo,espero conti.
Matte ne~~
avatar
Zuleshi
Diseñadora
Diseñadora

Femenino Mensajes : 782
Localización No te importa
Nakus 19008
Posesiones :




Ver perfil de usuario http://shiawasechan.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por NaruSaku-12 el Sáb Sep 22, 2012 10:34 am

Uh,qué misterio... Pensativo
¿Qué habrá pasado? Onion...
Espero la Conti Onion TT




Saludos,besos y abrazos.
Onion bye
avatar
NaruSaku-12
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 811
Edad : 25
Localización Uhm ~ Con Naru-kun en el inframundo visitando a Jiraiya y Mina&Kushi
Nakus 4394
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Davidenko17 el Lun Sep 24, 2012 10:10 am

El Último Sacrificio.{Cap.15}[+18][24/9/12]


Gracias por los comentarios. Aqui va el siguiente capitulo. Espero les guste y comenten!!!!!!



Los personajes que utilizo pertenecen a Masashi Kishimoto y yo no los empleo con ánimo de lucro.



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////




Capitulo 15: Entrenamiento y verdades.


Habían pasado solo 9 dias desde la llegada del ejercito de Konoha a la villa. Y tan solo una semana desde que Hiashi aceptó la boda de su hija. Y en todo ese tiempo, el clan Hyuga sufrió mas modificaciones que en toda su historia.


Todos los chicos de la aldea estaban ciertamente celosos. El pobre Neji Hyuga esquivaba trampas por doquier, debido a que se iba a casar con una de las chicas mas lindas de la aldea (porque Hinata lo es, no se puede negar).


Sin embargo, ninguna de esas trampas puso tan a prueba la voluntad de Neji como la de aguantar a su prometida Hinata.


Últimamente parecía mas una Sakura que su propia Hinata. Tenía la indecencia de Ino para cuando quería pedirle algo y la mala leche de Temari cuando se negaba a ello. El pobre Neji era rescatado por Naruto y Shikamaru, que sentían culpables de lo que había pasado. El Hyuga se lo agradecía y reprochaba a la vez cuando salían juntos, acompañados generalmente por Sasuke y por Konohamaru.


El joven del clan Sarutobi estaba siendo entrenado por Naruto y Sasuke por las mañanas. De Sasuke aprendía la velocidad y el sigilo, mientras del rubio a como desempeñarse con fuerza bruta y como luchar. Las mañanas de Taijutsu siempre acababan en una sesión de golpes para el pobre castaño, que acababa desanimado esas lecciones.


-Otra vez, Konohamaru. - dijo Sasuke seriamente. Le había tocado a el esta vez poner a prueba a Konohamaru, mientras Nartuo observaba al castaño como desempeñarse. - Debes tener mas control sobre tu cuerpo.


-Me esfuerzo.....todo....lo que......puedo – dijo jadeando, tremendamente cansado.


-¿Prefieres que llamemos a Maito Gai y te entrene el? - preguntó Naruto, con una sonrisa. Konohamaru palideció.


-Vamos. - dijo el castaño.


De allí a dos horas, el castaño se desplomó. Le habían hecho luchar con el sistema de pesas de Gai y con cascabeles, que delataba hasta el mas minimo movimiento del muchacho.


Lo llevaron al barrio Uchiha, a la casa de Sasuke para que descansara. Le habían propuesto dejar la practica del Ninjutsu de la tarde pero el castaño se negó, con tristeza.


-Para los inutiles como yo, no nos podemos permitir ningún descanso.


Naruto iba a intervenir, pero Sasuke fue mas rápido y le dió una colleja.


-No puedes nacer aprendido, Konohamaru. Apenas tienes doce años y ya eres tan poderoso como nosotros lo eramos a tu edad.


El castaño no cambió su apice de tristeza.


-Mi abuelo estaría decepcionado.


¿Así que era eso? Pensó Naruto. De pronto, se levantó.


-¡¡Konohamaru Sarutobi!! - el chico se puso en pie y Sasuke miró al rubio. Una mirada le bastó para entender que era lo que iba a hacer. - ¿Estás dispuesto a tomar tu herencia de una vez por todas como miembro del clan Sarutobi?


El castaño aintió y Sasuke se marchó para volver con cinco papeles especiales de chakra. El joven Genin les miró sin entender.


-El secreto del clan Sarutobi estaba escrito en la carta que encontramos de tu abuelo. - dijo Sasuke. Le tendió un papel a Konohamaru. - Ahora entenderás porque tu abuelo y tu tio eran tan fuertes. Haz circular todos el chakra que poseas a traves de la hoja.


Konohamaru se concentró, reuniendo todo su chakra y lo pasó de golpe a la hoja.


Esta comenzó a desientegrarse, mientras se partía en dos y se quemaba, todo al mismo tiempo. Naruto le observaba sonriente y el chico no entendía que sucedía.


-Ahora haz lo mismo con este. - dijo Sasuke tendiendole otro.


El chico repitió el proceso y esta vez el papel se arrugó y se mojó completamente. El castaño soltó el papel asustado, mirando sin comprender a sus dos maestros.


-El secreto del clan Sarutobi es que poseen uno de los Kekkei Genkai mas raros del mundo, Konohamaru. Su chakra desarrrolla desde su nacimiento una afinidad, no solo con uno, sino que con los cinco elementos de chakra: Fuego, Agua, Tierra, Rayo y Viento. Es por eso que tu abuelo Hiruzen era tan poderoso.


Konohamaru se les quedó mirando y pudo distinguir en sus ojos el acecho de la verdad. Una lenta sonrisa se extendió por su rostro. Si eso era cierto, su tio solo había descubierto que podía majear Fuego y Viento.


-Estamos convencidos de que llegaras a ser tan poderoso como tu abuelo Konohamaru. Según el documento, el logró despertar los cinco elementos a los veinte años de edad, justo antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial Ninja y eso que tenía como maestros a los dos primeros Hokages. - declaró Sasuke. - Tu lo has logrado a los doce años de edad, Konohamaru. Tu abuelo estaría orgulloso de ti.


De pronto, una risa de felicidad inundó la mansión Uchiha, que parecía que aumentaba el bello sonido de esta. Hacía casi diez años que nadie reía cerca de allí.



//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////



-¿Sakura? - llamó Shizune a la puerta de su oficina en el hospital.


-Adelante. - dijo la pelirosa. Shizune pasó y le dejó unos informes para que los firmara. La pelirosa le agradeció el haberlos ido a recoger y la morena le sonrió.


-Por cierto, Tsunade-sama dice que en cuanto veas a Naruto, le digas que tiene que hablar con el inmediatamente. Dijo que es un asunto de suma importancia y que no importaba la hora que fuera, que la viera inmediatamente.


Sakura asintió. Luego sonrió a Shizune.


-¿Sabes, Shizune-san? Por la mañana ha pasado por aquí un paciente que debería revisar.


Shizune frunció el entrecejo, pero se dejó llevar por la pelirosa. Una vez en la puerta, pudo ver que la habitación tenía las persianas cerradas, que impedían ver quien estaba dentro.


De pronto, la pelirosa la empujó dentro y cerró la puerta. Shizune vio extrañada esto hasta que comprobó quien se encontraba en la habitación.


-Iruka..... - dijo susurrando, mientras este la veía sorprendido, pues unicamente llevaba los pantalones puestos.


-¿Shizune?¿Que haces aqui? - preguntó con una sonrisa, totalmente rojo de la verguenza.


-Yo....yo...yo soy tu médico – dijo viendo como Sakura e Ino se reían afuera de la sala. La morena les dedicó una sonrisa, mientras les enseñaba sus agujas de veneno y la pelirosa y la rubia se marchaban asustadas.


Luego, comprobó el cuerpo de Iruka. Estaba totalmento magullado y lleno de golpes. Shizune le miró preocupada.


-Iruka, ¿como demonios te has hecho esto?


El se pasó una mano por detrás de la cabeza.


-Es que....., verás he estado pensando en pedir mi ascenso a Jounin. Además quería hacerme mas fuerte para la guerra y se me ocurrió pedir ayuda a Gai para que me entrenara.


Shizune le miró como si estuviera loco. Ya se podía imaginar a Iruka haciendo flexiones con pesas en manos y tobillos, vestido como Gai y Lee mientras estes le animaban a no dejar morir su llama de la juventud......


Sacudió la cabeza y empezó a curar los golpes de Iruka. Este la miraba embelesado sin darse cuenta.


-¿Se puede saber porqué te ha dado ahora por esto? Jamás te ha importado ser el mas poderoso ni el rango.


-Y no me importan, pero quiero hacer todo lo posible en la guerra. Si no, toda Konoha arderá. Todos mis seres queridos morirán. Y......


-¿Y? - preguntó Shizune mirando las heridas. Iruka suspiró.


-Y tu tambien morirás.


Ella no siguió mirando las heridas. De pronto, sus entrañas se habían puesto a bailar de alegría. Sin pensarlo, cerró los ojos y besó a Iruka.


Este se sorprendió y sin pensarlo la estrechó entre sus brazos. El útimo pensamiento racional de Shizune fue que había sido buena idea que Sakura cerrara la puerta.......



/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


¿Que querrá de mi Tsunade oba-chan ahora? Pensó Naruto yendo a su oficina, junto con un Sasuke pensativo. Se quedó viendo como Sasuke recordaba todos los momentos con Itachi y recordando la conversación que habían tenido hace poco, antes de que Sakura le diera el mensaje.....


Flash Back


Naruto regresó con su Hiraishin no jutsu de la sección de las invocaciones. Enma, el rey mono, aceptó a Konohamaru para luchar a su lado, y le había dicho que era el deseo de su abuelo que algún dia luchara junto a el.


El castaño se marchó a su casa luego de la practica de Ninjutsu, en el area de entrenamiento de los Uchiha. Ahora, Naruto y Sasuke hablaban en la mansión. De su fuerza, de los bijus, del futuro.........


-Y bien, ¿cuando piensas buscarte una novia Teme?


-¿Te parece época para andar ligando, Dobe? - contraresto Sasuke frunciendo el ceño. - Además, los Uchiha no estamos hechos para amar a nadie fuera de nuestro clan. Somos así de orgullosos.


Naruto rió.


-Te sorprenderías.


-¿De que hablas? - preguntó Sasuke extrañado.


-Verás, aunque los bijus estaban encerrados, podían sentir todo lo que pasaba en Akatsuki. Todo lo relacionado con Itachi, sobre todo al poseer el Sharingan.


-¿Y? Por lo que recuerdo mi hermano mató a su novia, junto con el clan. O mas bien debería haber dicho que fue Izuna quien lo hizo.


-Si, pero luego de eso Itachi se enamoró de otra persona, Sasuke. Aunque no lo supiera.


Los bijus pasaron sus memorias a Sasuke. El pudo sentir los sentimientos de Itachi. Sobre todo, culpa. No le gustaba el Plan Ojo de Luna. Quería destruirlo. Y sin embargo, ¿porque no lo hacía?


Por ella. Por Konan.


Desde que Izuna le había reclutado, había pensado la forma de destruir a Izuna, daba igual como. Sin embargo, a lo largo de los dias Konan era cada vez mas amable con el. La chica de veinte años se había convertido en una especie de protectora para el genio de los Uchiha.


Y poco a poco, el empezó a verla de otra forma. Ya no era solo el primer obstaculo para cumplir su objetivos, era la variable que le obligaba a cambiar de plan. Uno donde ella no muriera.


Dias y mas dias se sucedieron en la mente de Sasuke, donde veía como una parte de la culpa que Itachi sentía al haber matado a sus padres se disipaba cuando veía a Konan. Como el corazón, que creía muerto latía de nuevo, brioso. Y como sus entrañas le pedían la muerte de Pein cada vez que la tocaba, a pesar de que sabía que eran solo amigos.


Los recuerdos formaban parte de Sasuke que se sorprendió. Itachi había sufrido lo indecible. Por el. Por Konoha. Y eso solo le hizo desear cada vez mas la sangre de Izuna por haber provocada la rebelión de los Uchiha.


Itachi y Konan. Dos victimas de los planes de Madara. Y si para Itachi la vida de Konan era importante, el tomaría venganza por los dos.


Por haber matado lo último que hermano amaba en el mundo.


Fin Flash Back


-Seguiré solo desde aqui, Sasuke. - dijo cerca de la torre Hokage. - Te he dado mucho en lo que pensar.


El Uchiha solo asintió y se marchó. Naruto entró en el despacho de noche, sin llamar.


-Dime, oba-chan, que quieres? - dijo esperando una regañina.


Sin embargo, Tsunade estaba mirando Konoha por el balcón. Parecía....cansada.


-¿Te sucede algo abuela Tsunade? - preguntó el rubio preocupado.


-Naruto iba a decirte esto durante la boda, pero.... los Kages vienen mañana y es necesario informarles de la situación.


-¿Que sucede? - preguntó el rubio, cada vez mas impaciente y preocupado.


-Naruto.... – susurró Tsunade. Se giró y el rubio vió que estaba llorando. - ¿Podrás perdonarme?


-¿Porqué, oba-chan?


Ella solo cogió el pergamino que Shikamaru le llevó el dia anterior. Se loe entregó y Naruto empezó a leer. De pronto, vió el nombre.


-Jiraiya Namikaze. Último del clan Namikaze....... - Naruto cerró los ojos, intentando entenderlo. - Eso quiere decir que......


-Si, Naruto. Jiraiya era tu abuelo.


El rubio se sorprendió enormemento por esto. Pero Tsunade seguía triste. Y con un último suspiro, abrió su corazón a la dolorosa verdad.


-Naruto, la profecía dice que un miembro del clan Senju y otro del clan Uchiha alcanzarán la paz juntos.


-Lo sé. Ero-sen..... digo, el abuelo Jiraiya me lo explicó. Por eso es usted Hokage. Junto con Sasuke, ustedes podrán.....


-No, Naruto. Se refiera a ti y a Sasuke.


-¡¡Pero yo soy un Uzumaki!!¡¡Como mucho un Namikaze!!¡¡Solo hay en el mundo alguien que tenga la sangre de los Senju, y esa eres tú, oba-chan!! Jiraiya dijo que solo su sangre podría......


El rubio calló repentinamente, cayendo en la cuenta. Jiraiya había dicho su sangre. Y si el era nieto de Jiraiya.......


Las piezas encajaron de golpe. Como un puzle cobrando sentido con una sola pieza.


-A ti nunca te molestó que te llamara abuela..... - susurró Naruto, sin poder creerselo. Ella negó con una sonrisa triste. Las lagrimas seguían saliendo de sus ojos.


-No, Naruto. ¿Porque me abría de molestar que me dijeras la verdad?
avatar
Davidenko17
Jounin
Jounin

Masculino Mensajes : 454
Edad : 24
Localización España, Galicia
Nakus 5879
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Último Sacrificio.{Epilogo: Parte 2}[+18][27/12/12]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.