That's not me
Always NaruSaku
Gracias Santo :)
Lalala ~~
La skin ha sido codificada y maquetada por Odxy para el foro NaruSaku. Las imágenes usadas no nos pertenecen, han sido realizadas por diversos artistas y las diseñadoras solo las han editado. Agradecimientos a todo el grupo de diseño por las nuevas imágenes utilizadas. También a LaufeysonSister y Pyrite Wolf de OSC porque sin sus tutoriales la mitad de las cosas que se han hecho en este foro no habrían sido posible.

Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Estefi chan el Vie Feb 08, 2013 9:39 am

Hola !!! les traigo un FF del foro viejo , el fic no es mio es de la Ayumi9 espero les guste...

DULCE VENGANZA

Por Ayumi

Todos los derechos de "Naruto" son propiedad de Masashi Kishimoto

CAPÍTULO 1

- - Diálogos

" " Pensamientos

Aquella era una mañana cualquiera en Konoha, capital del País del Fuego. Un día como todos, sin mayores cambios para la estabilidad de la misma o el país entero. Pero no sería un día como cualquier otro para algunos de sus habitantes.

Con los primeros rayos del sol entrando por su ventana, una joven de cabellos rosas se ocupaba de estirar perfectamente las cobijas de la cama mientras silbaba alegremente una canción de amor.

Se sentía de extraordinario humor. ¿Cómo no estarlo si la noche anterior se la había pasado con su novio y tendría un par de días de descanso? El trabajo en la clínica había sido tan pesado en las últimas semanas, que no había podido disfrutar de un merecido descanso. Apenas podía esperar para realizar todos los planes que tenía.

Tan alegre estaba que en un descuido se le cayó la cobija a los pies de la cama, con desgana se inclinó a recogerla, pero un trozo de tela rojo atrajo su atención. Estiró la mano bajó la cama, cogió aquel pedazo de tela y lo acerco a su rostro luego de extenderlo.

Frente a sus asombrados ojos apareció un tanga de encaje color rojo. Que definitivamente no era suyo

/-/-/-/

Los insistentes golpes en la puerta cesaron cuando ésta se abrió de golpe, mostrando a una muy molesta rubia con toda la facha de haber sido sacada de la cama, a pesar de la hora. Sin darle tiempo a su amiga de quejarse por ser molestada, Sakura extendió el tanga frente a su somnoliento rostro.

-Gracias frentona, pero prefiero comprar mi ropa interior en lugar de que me lo regalen

-Que simpática eres-replicó Sakura en tono mordaz mientras entraba a la casa, pasando al lado de Ino-No es mía, es de Sasuke-kun

-¡¿Sasuke-kun? Nunca pensé que tuviera esas mañas.

-Insisto, amaneciste simpatiquísima. Es de una de sus amiguitas. Lo encontré esta mañana bajo la cama-Ino silbó mientras se sentaba en un sillón y Sakura se dejaba caer a su lado-¿Puedes creerlo? Nuevamente me está poniendo el cuerno

-Increíble-sin embargo el tono de voz de Ino y su encogimiento de hombros indicaba que no le tomaba para nada por sorpresa

-¡¿Ya lo sabías?

-No, pero no me sorprende. Ya te puso el cuerno antes Sakura, cuando un hombre te es infiel y tú lo perdonas, ellos piensan, inconscientemente, que les estás dando permiso. Tú lo perdonaste así que ¿qué esperabas?

-¡Yo nunca le dije que lo dejaría pasar por alto una vez mas!

-No, pero lo dejaste por la paz. No lo amenazaste con matarlo si lo volvía a hacer, no lo mandaste a volar, no hiciste nada que él viera como una amenaza

-¡No le hable en dos semanas!

-Pero no mencionaste ni una sola vez la palabra ruptura. Él te dio por segura, y ahí están las consecuencias

Sakura gimió con fastidio mientras recordaba la anterior infidelidad de Sasuke, ocurrida el año pasado. Ino y ella habían estado cenando en un restaurante tranquilamente…hasta que vio a Sasuke, en una mesa al fondo del local, recibiendo una revisión dental de parte de una rubia. Había estado tan furiosa que destruyó aquella ala del restaurante y en consecuencia le prohibieron la entrada de por vida.

-Y bien ¿qué vas a hacer?

-No lo sé-respondió Sakura en tono desganado mientras se escurría en el sillón y cubría su rostro con las manos.

-¿Lo ves? Te ha sido infiel nuevamente, y en lugar de decirme que lo vas a mandar al diablo…no sabes que hacer

-A veces eres tan molesta, Ino-cerda. Estoy tan furiosa y confundida. Lo que yo en verdad quisiera es darle una cucharada de su propia medicina, regresarle el golpe ¡Que él también sepa lo que se siente sufrir una infidelidad!

-¡Eso si que sería un duro golpe al enorme ego de Uchiha Sasuke! Pagaría por verlo. Pero seamos honestas, tú no eres capaz de hacerlo

-¿Qué? ¿Por qué no me crees capaz?

-No serías capaz de mantener una relación con alguien por quien no sintieras algo muy fuerte. El sexo sin compromiso no va contigo.

-¿Algo como lo que tú tienes con Shikamaru?-preguntó en tono mordaz, pero Ino se limitó a encogerse de hombros y contestar con naturalidad

-Exactamente. Shikamaru y yo solo nos acostamos ahora porque está peleado con esa policía del País del Viento. Pero seguramente en cuanto algunos de los dos deje de lado el orgullo, se reconciliarán y volveremos a ser solo amigos.

-¿Cómo puedes hacerlo? Estás enamorada de Sai-preguntó en tono censurador

-¿Y de qué me sirve? Sai y yo salimos durante un tiempo y nada funcionó. Se limitó a encogerse de hombros e irse, solo porque se sentía incapaz de sostener una relación con un mínimo de compromiso. Todo eso me dejó muy lastimada y lo sabes. Es por eso que lo mejor para mi, en estos momentos, es el tipo de relación que tengo con ese holgazán de Shikamaru. Si dejaras de juzgarme tanto, entenderías lo beneficioso que es tener un amigo con derecho a roce. Un poco de sexo y diversión y al final la amistad queda intacta. Puedes tener lo mejor de ambas relaciones sin problemas.

Sakura iba a darle nuevamente su opinión al respecto, cuando una idea estalló en su cabeza con la misma intensidad que una bomba. Se levantó de golpe mientras su mirada se iluminaba, todo ello ante una desconcertada Ino.

-¡Que gran idea!

-¡¿Qué?-exclamó la rubia, incapaz de comprender que su amiga le estuviera dando su aprobación

-Luego te cuento, ahora necesito ir a ver a alguien. Sé muy bien quien puede ayudarme con esto.-A toda prisa salió del departamento sin despedirse siquiera

"¿Qué demonios acaba de pasar?" se preguntaba Ino, completamente desconcertada por el comportamiento de su amiga.

/-/-/-/

"Ciento setenta y ocho. Ciento setenta y nueve. Ciento ochenta"

-Uzumaki

Al escuchar su nombre, Naruto detuvo sus flexiones y volteó en dirección al lugar de donde procedía la voz. Uno de sus compañeros, cuyo nombre no podía recordar, se acercó de mala gana a él y cuando llegó a su lado le dijo

-Una de tus amiguitas te busca, desgraciado-aquella última palabra no se la había dicho de frente, pero tampoco había hecho algo para impedir que lo oyera.

Aquella era una de las razones por las que Naruto no recordaba su nombre. Procuraba no almacenar en su mente información referente a quienes lo maltrataran o lo que le decían, solo así había podido resistir su solitaria infancia y problemática adolescencia. Además sabía muy bien que lo que motivaba aquel comentario y su tono, no era otra cosa que envidia por no tener la suerte que él tenía.

Se incorporó de un salto y pasó con rapidez una toalla por su rostro y cuello, para retirar el sudor que lo empapaba a causa de su sesión de ejercicios. Era miembro de la fuerza policiaca de Konoha, y mientras todos sus demás compañeros se relajaban o platicaban entre ellos cuando no tenían que estar patrullando o investigando algo, él se la pasaba entrenando lo más duro que podía. Llevaba infinidad de solicitudes de admisión denegadas para entrar al cuerpo de ANBU, por eso endurecía su entrenamiento para poder estar listo cuando finalmente tuviera la oportunidad.

Aunque había estado haciendo una agotadora sesión de ejercicios, caminó con energía hasta llegar a la recepción donde seguramente lo estarían esperando. Su mente consideraba las diferentes opciones de quien lo buscaba, pero cuando llegó a la entrada de la recepción y vio por detrás una cabeza con inconfundibles cabellos rosados, se sintió completamente desconcertado, emocionado y preocupado. Todo ello a la vez.

La visita de Sakura era lo que menos esperaba, aunque probablemente a quien en realidad buscaba era a Sasuke y a él solo quería saludarlo. Eso explicaba el apelativo tan cariñoso que le había dirigido el compañero que le avisó que lo buscaban. El individuo probablemente pensó que estaba haciéndole una mala jugada a su amigo.

"Imbécil"

Él era incapaz de hacer algo así. Principalmente porque Sakura no tenía ojos para alguien que no fuera el siempre popular Uchiha Sasuke

Pensó en acercarse para saludarla, pero decidió esperar un poco para poder verla con tranquilidad. Llevaba una minifalda lo suficientemente corta y ajustada en la cadera para darle una tentadora visión de su trasero. Su blusa verde hacía perfecto juego con sus ojos, además de permitir una perfecta visión de sus pechos.

Sakura conversaba con Hinata, quien al parecer también estaba llegando a la estación para cubrir su turno, platicaban sin problemas hasta que la joven Hyuga desvió su mirada y lo vio, provocando un instantáneo sonrojo en su rostro que extrañó Sakura y la hizo voltear en su dirección y descubrirlo. Le sonrió animadamente y caminó con paso firme hacia él.

-Naruto, me alegra mucho verte-aseguró en cuanto intercambiaron sus respectivos saludos

-A mi también Sakura-chan. Pero si buscas a Sasuke, lamento decirte que no está, hoy es su día libre

Por el gesto de Sakura, Naruto supo que había metido la pata y cerró los ojos como gesto de arrepentimiento

-No debí haber dicho eso ¿verdad?

-Él me dijo que no tendría descanso esta semana

-Bueno…estoy seguro que en realidad lo mandaron llamar de emergencia. Quizá le asignaron una misión de improviso-era ridículo intentar justificarlo cuando Sakura ya se había dado cuenta, pero aún así se sintió en la obligación moral de cubrirle las espaldas a su amigo

-Ahórrate el esfuerzo de justificarlo, Naruto. Sé muy bien que me está engañando de nuevo

-Yo…lo lamento

-¿Por qué? Tú no se la presentaste… ¿o si?

Un escalofrío de miedo recorrió a Naruto a causa de la mirada y el tono de voz que había empleado Sakura. Evidentemente ella quería un culpable para poder descargar su rabia, pero él no era tan imbécil como para cargar culpas que no le correspondían, así que se apresuró a defenderse mientras negaba frenéticamente con la cabeza.

-No, claro que no. "Él se las arregla solo para encontrar conquistas."

-¿Cómo se llama?-no tenía sentido hacerse el loco, sobre todo porque todo mundo en la estación lo sabía y a Sakura no le costaría ningún trabajo enterarse.

-Karin. Trabaja en el área de investigación

-Karin-repitió su nombre como si quisiera memorizarlo y al mismo tiempo analizar a la persona que lo llevaba-Es un nombre de puta-aseguró con rotundidad y Naruto no iba a discutirla.-En fin, no es exactamente eso lo que quería tratar contigo. Venía buscarte a ti porque necesito hablar contigo

-¿A mi?

-Si, ¿por qué te sorprende que sea a ti a quien busque? Somos amigos desde la escuela, no le veo lo raro a que te haga una visita

-Si pero…tú no me visitas muy seguido

Sakura experimentó una punzada de culpabilidad al caer en la cuenta de lo cierto de aquella observación. No había sido algo intencional, de hecho ni siquiera se habían dado cuenta del tiempo que había pasado sin visitar a Naruto, pero se prometió internamente que lo compensaría. Más adelante.

-Bueno, pero ahora quiero hablar contigo. Pero no aquí, debe ser un lugar privado. Vamos a tu casa

-¿Ahora?

-Si.-de pronto se dio cuenta que era probable que Naruto estuviera de turno y no tuviera tiempo, algo que egoístamente ella había pasado por alto-A menos estés de guardia.

-No exactamente. En teoría ya estoy libre, pero había pensado doblar turno

-¿Otra vez estás doblando turno? Pensé que ya había acabado esa etapa, cuando te aventabas semanas enteras trabajando turnos dobles

Naruto se removió incómodo en su lugar, aunque trató de no demostrarlo. Estaba tan acostumbrado a estar solo y no rendirle cuentas a nadie, que no era nada raro que muchas veces se extralimitara. Sakura era la única persona que se preocupa en ese sentido por él y lo regañaba cuando consideraba que se estaba exigiendo demasiado

-Descuida, Sakura-chan. No estoy trabajando tanto, en verdad. Así que tampoco tienes que preocuparte porque no pueda salir; solo dame unos minutos para avisar, y podremos irnos

-Perfecto.

/-/-/-/-/-/-/-/-

Casi una hora después ambos entraban en el departamento de Naruto. Un solo vistazo le bastó a Sakura para comprender que su rubio amigo había trabajado tanto como para no tener tiempo de ordenar su apartamento. Todo era un caos.

Su mirada debió ser muy elocuente porque Naruto se dispuso de inmediato a recoger algunas cosas, mientras ella se sentaba en el sillón a esperarlo. Un par de minutos después la sala ya no parecía haber sido escenario de una guerra y Naruto se dejó caer a su lado en el sillón

-Bien Sakura-chan, soy todo oídos

Ahora era ella quien permaneció unos instantes en silencio, intentando ganar un poco de tiempo para ordenar sus ideas. Había organizado un plan y aún estaba convencida de llevarlo a cabo, pero no estaba segura de encontrar las palabras correctas para obtener la ayuda de Naruto y que no pensara que estaba loca.

-Sasuke-kun me ha engañado de nuevo

La mirada que le dirigió Naruto indicaba claramente su confusión porque le estuviera diciendo eso, cuando obviamente ya habían hablado de ello poco tiempo antes

-Si…lo sé

-Estoy furiosa. No, furiosa es poco. ¡Estoy que hecho fuego por la boca!

-Com…comprendo-casi parecía asustado. Asustado y confundido por su raro comportamiento, así que Sakura se convenció de la necesidad de explicarse por completo

-Pensé en mil formas de tortura, en castigos tremendamente dolorosos, pero me di cuenta que ninguno de ellos le dolería tanto como experimentar en carne propia lo que estoy sintiendo-los ojos de Naruto se abrieron asombrados, evidentemente parecía estar captando un poco lo que se proponía-Quiero regresarle el golpe…y quiero que tú me ayudes.

-No estoy seguro de entender lo que me estás pidiendo…

-Venganza. Quiero venganza

-Creo que te entiendo pero yo no…

-¿Me entiendes? Obviamente no eres capaz de entiender lo humillante que es pasar por esta situación…de nuevo. Cuando hoy entré en la estación todo mundo me lanzó miradas compasivas y algunas mujeres hasta burlonas. De seguro pensaban 'Pobrecita ¡siempre es la última en enterarse!'-exclamaba la joven mientras movía los brazos con energía, para recalcar cada punto, ante la asustada mirada de Naruto, que temía ser el receptor de toda aquella furia

-Bueno… ¿por qué no hablas con él?

-No funcionaría. Ahorita no deseo hablar con él ¡deseo matarlo! Pero haré algo mejor que ello y para eso necesito tu ayuda

-Sakura-chan, tú sabes que siempre puedes contar conmigo…pero no sé lo que quieres de mi

"Es la hora de la verdad" pensó Sakura con una mezcla de nerviosismo y determinación. Por primera vez desde que la idea acudía a su mente, expresaría sus intenciones en voz alta, y no estaba segura de cómo lo iba a tomar su amigo

-Quiero regresarle el golpe. Quiero que tú yo tengamos una aventura.

El silencio que inundó la habitación fue tan cargado, que si un alfiler hubiera caído en aquel momento, se hubiera escuchado con gran estruendo.

Los ojos abiertos hasta un punto humanamente imposible y la mandíbula desencajada de Naruto, mostraban claramente su asombro al escuchar sus intenciones. Si hubiera sido otra situación Sakura no dudaba que se hubiera echado a reír ante esa expresión.

El rubio pareció reaccionar poco a poco y en cuanto se sintió suficientemente recuperado, exclamó

-¡¿Qué? ¡Una aventura! ¿Tú y yo?-a Sakura no le gustó nadita el tono horrorizado que había empleado su amigo. ¿Tan repulsiva era para él?

- Bueno…no una aventura exactamente. Una aventura me suena a mucho tiempo, y relación a escondidas y eso. Mi idea solo implica que nos acostaremos juntos y luego se lo confesaré a Sasuke. Eso lo volverá loco. Yo, su tímida y fiel novia, poniéndole los cuernos.

-¡Estás loca! Mira Sakura-chan, entiendo que estés enojada y dolida, pero esa idea que me planteas, definitivamente no es la solución a nada. Lo mejor es que todo esto que me estás diciendo te lo pienses con calma, tómate tu tiempo, entonces entrarás en razón y te darás cuenta de que todo esto es una locura

-¡No es una locura!-la mirada de Naruto hablaba por si misma, así que Sakura tuvo que concederle un poco de razón-Está bien, puede que sea una locura. Pero quiero hacerlo. No tienes una idea de lo mucho que deseo regresarle el golpe y hacerlo sentir como me siento yo. Disfrutaré enormemente revelándole como le fui infiel.

-Aparte ¿no te das cuenta lo que me estás pidiendo, Sakura-chan? Si decidiera ayudarte, si considerara llevar a cabo ese loco plan, perdería a mi mejor amigo. Sasuke jamás me perdonaría que lo hubiera traicionado de esa manera, acostándome con su novia.

-Ese no es un problema

-¿Así lo crees?

-Si, porque nunca le diría con quien fue. Él nunca tendría que saber tu papel en todo esto

-¡Pero yo lo sabría! ¿Cómo podría volver a verlo a la cara sin recordar lo pasó entre nosotros? ¿Por qué mejor no lo mandas al carajo, si tan enojada estás con él?-la joven desvió la mirada y aquello le bastó a Naruto para comprender algo más-¡Ni siquiera habías pensado eso!

-Naruto…

-No, escúchame a mi. Tú no eres el tipo de chica que podría llevar a cabo esto, Sakura-chan. Por eso sé que te arrepentirías de ello de inmediato y las cosas entre nosotros no volverán a ser las mismas.

-Eso mismo me dijo Ino-murmuró de mala gana para si misma

-Bien, es más sensata de lo que aparenta

-Quiero que entiendas una cosa Naruto. Sé que esto es una locura, que es una idea totalmente alejado de cómo soy y todo lo demás que quieras decirme. Pero quiero que sepas que lo he pensado muy bien y deseo hacerlo.

-Es una locura en la que no quiero ayudarte

-Pensé que eras mi amigo-susurró en tono lastimero y desviaba la mirada

-¡Ah no! El chantaje sentimental está fuera de esto, y también las amenazas por favor. Por lo mismo que soy tu amigo es por lo que estoy intentando que recapacites

-Escúchame bien Naruto. Si te lo pedí a ti es porque te considero mi amigo y sé que podría confiar en ti sin problemas. Pero quiero que sepas que llevaré a cabo este plan con tu ayuda o sin ella. Si no es contigo será con otro. Hay cientos de bares por la ciudad, seguro encuentro a un tipo que no me ponga tantas pegas para hacer el favor que te estoy pidiendo a ti.

Aquella amenaza lo dejó literalmente boquiabierto y le llevó un par de segundos salir de la impresión. Cuando logró recuperarse un poco, se levantó del sillón y empezó a caminar por la sala como un animal enjaulado, lanzándole a su amiga algunas miradas evaluadoras. Evidentemente estaba tratando de analizar si era capaz de cumplir con su amenaza y al mismo tiempo pensando posibles escenarios a los que podría enfrentarse.

Finalmente detuvo su caminata y por la postura de los hombros hundidos, Sakura supo que había ganado.

-Está bien, soy tu hombre Sakura-chan

Un grito de puro gozo escapó de los labios de Sakura. Se levantó del sillón sin poder contener su alegría por haber conseguido la ayuda de su amigo, a pesar de todas sus dudas y oposiciones. Pensó en abrazarlo para agradecerle, pero por alguna ridícula razón, aquello le pareció un tanto íntimo. Ridículo considerando que iban a hacer algo mucho más ÍNTIMO.

Naruto pareció darse cuenta de su conflicto interno porque sonrió sarcásticamente, pero no le dijo nada al respecto. Sakura se sintió tremendamente incómoda e insegura de lo que pasaría a continuación, obviamente no había contemplado suficientemente lo que pasaría entre la aceptación de Naruto y la consumación.

-Bueno…supongo que podemos ir a tu cuarto y…-los vagos balbuceos de Sakura fueron interrumpidos tajantemente por Naruto, que se acercó a ella y la miró fijamente a los ojos mientras le decía

-Voy a ayudarte. Pero será con mis condiciones.

Continuará ...

Saludos Globo


Última edición por Estefi chan el Vie Mar 01, 2013 8:47 am, editado 15 veces
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 23
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Obito_Madara el Vie Feb 08, 2013 10:21 am

Jejejeje, buen ficc, me gusto, ojala aprenda su leccion sasuke!!!

Espero conti con ansias!!

Saludos!!
avatar
Obito_Madara
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 850
Edad : 25
Nakus 16880
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por miguel-kun el Vie Feb 08, 2013 10:35 am

este fic
es recomendado por mi
esta entre mi top five de fics narusaku
espero conti no tardes
avatar
miguel-kun
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 3213
Edad : 26
Localización con kelly kelly y sakura haciendo un trio XD
Nakus 11019
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por NaruSaku-12 el Vie Feb 08, 2013 10:36 am

Oh my god…¡¡¡ESTO ESTÁ BUENÍSIMO!!!
Ojalá y Sasu-emo vea lo que se pierde,y que aprenda que eso no se hace.
Veamos cómo pasará todo,ojalá y Naru-kun ni Saku-Chan se arrepientan. *-*
Espero la Conti Ansiosísísísísísísísísísísísíma. Very Happy


Saludos,besos y abrazos.
Onion bye

avatar
NaruSaku-12
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 811
Edad : 25
Localización Uhm ~ Con Naru-kun en el inframundo visitando a Jiraiya y Mina&Kushi
Nakus 4394
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por moi-06yoyo el Vie Feb 08, 2013 11:51 am

bueno que bueno que lo traes y espero que por lo menos le ayas dejado un mensaje a ayumi9 o alejo-kun
avatar
moi-06yoyo
Sennin
Sennin

Masculino Mensajes : 1677
Edad : 27
Localización cuarto de sakura en su cama con ella
Nakus 102064

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por harunoakatsuki el Vie Feb 08, 2013 1:08 pm

kyaaaa me encantoo
encerio muy bien sakura-chan espero que te disfrute esa vengansa
espero conti
avatar
harunoakatsuki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 878
Edad : 26
Localización "¿Cordura? Para empezar, no recuerdo haber tenido nunca algo tan inútil…"
Nakus 16850
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Sakura Uzumaki el Sáb Feb 09, 2013 5:01 am

Este fic ya lo había leído!
Pero me encanto tantoooo Emocionado
LO VOY A VOLVER A LEER!
GRACIAS POR TRAERLO! Reverencia
Saluditos a todos mis NaruSakus
Ilusionado
avatar
Sakura Uzumaki
Aprendiz
Aprendiz

Femenino Mensajes : 66
Edad : 24
Localización Por ahí... xD
Nakus 925

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Estefi chan el Sáb Feb 09, 2013 7:02 am

Hello ! nuevo capitulo ... recuerden el fic no es mio es de la gran autora Ayumi9

DULCE VENGANZA

Por Ayumi

Todos los derechos de "Naruto" son propiedad de Masashi Kishimoto

CAPÍTULO 2

- - Diálogos

" " Pensamientos

El ambiente en el departamento de Naruto era tan pesado, que podría cortarse con un cuchillo. El corazón de Sakura latía con fuerza, y sentía crecer la ansiedad dentro de ella porque se limitó a decirle que tenía condiciones ¡pero no se las había explicado!

Parado frente a ella, con la mano en su barbilla y pose pensativa, parecía seguir meditando cuales eran exactamente. En realidad ni siquiera había pasado un minuto, pero en el estado de ansiedad en el que se encontraba, unos segundos ya eran una pesadilla. Desesperada por romper la tensión y saber lo que le pediría dijo

-¿Y bien?

El rubio la miró por unos instantes, desconcertado por el tono casi violento de su amiga, pero de inmediato se acercó a ella y respondió

-Primero que nada quiero dejar claro que eso que tú quieres no pasará ahora

-Pero…

-Será mañana. Tú y yo saldremos a algún lugar por la tarde, pasaremos tiempo juntos y luego…lo haremos

-Como una cita

-Si

-Pero Naruto, ¿no me has entendido? No quiero eso, eso es demasiado personal

-¿Más que pedirme que te haga el amor? Créeme Sakura-chan, no hay nada más personal que estar dentro de otra persona, en el significado físico de ello

-Lo sé pero…

-Además, hacerlo como tú lo sugieres implicaría que me comportara contigo de una manera que no deseo

-Pero haces lo mismo con todas las chicas-no era una crítica, solo un comentario que a ella le parecía evidente, pero Naruto lució primero sorprendido y luego sus ojos relampaguearon con rabia

-Nunca he tratado a una mujer como un objeto para mi placer, Sakura-chan. Si en verdad piensas eso de mi, y me 'escogiste' por ello, entonces no me conoces bien

-Yo…lo lamento, lamento si mi comentario te ofendió. Pero no te juzgo, eres soltero, guapo y todas las chicas caen a tus pies; eres libre de acostarte con ellas si así lo deseas

De nueva cuenta la mirada de Naruto la dejó confundida. Aunque no contestó nuevamente a su comentario, la observaba fijamente, aunque sin revelar sus pensamientos, al final la comisura de sus labios se curvó en una mueca irónica y dijo

-Lo que me estás pidiendo es una aventura de una noche, casi sexo anónimo, algo que no tengo desde los 17 años. Aunque no me lo creas, me gusta pensar que la chica con la que estoy, sea unas semanas o un par de noches, tiene algo especial y hacemos especial aquellos momentos.

La imagen casi frívola que se había hecho de su amigo con el paso del tiempo no encajaba con las opiniones que él aseguraba tener, pero de alguna manera el brillo de sus ojos la convenció de que decía la verdad.

-No te estaba juzgando. Todo mundo habla sobre tu facilidad para conseguir chicas y lo popular que eres entre ellas, casi nunca duras con alguna de ellas y jamás me has presentado a una novia formal ¿Qué esperabas que pensara?

Otra vez aquella mirada enigmática por parte de Nauto, pero en aquella ocasión duró menos tiempo, quitándole la posibilidad de analizarla

-Nada, no esperaba que pensaras nada. Volviendo a lo nuestro, esa será mi condición

-Pero…si hacemos eso ¿no habrá mayores posibilidades de que alguien nos vea y se lo cuente a Sasuke? Si eso pasa no podría mantener en secreto tu identidad

-No necesariamente. Somos amigos, a nadie tendría que parecerle raro que dos amigos paseen juntos.

-Si, bueno…tienes razón.

-Mi principal condición es que esto nunca lo sepa Sasuke-Sakura abrió la boca, pero él no la dejo decir nada porque de inmediato cortó la pausa para completar-y que tú y yo nunca hablemos de ello. Si tu decisión final es usar esto para darle una lección y después ustedes seguirán su vida como si nada, con un muy probable matrimonio, lo mejor es que esto se quede enterrado entre éstas cuatro paredes y jamás mencionemos el asunto. ¿De acuerdo?

Jamás había visto a Naruto con aquella seriedad. Él siempre era alegre y escandaloso, algo que la sacaba de quicio en su infancia pero que la alegraba en la actualidad, pero en aquellos momentos mostraba una seriedad que muy rara vez veía en él. Fue aquella mirada y sus palabras lo que provocaron una mayor duda en ella de lo que estaba a punto de hacer.

Ino tenía razón. Ella no era alguien que se tomara a la ligera el hecho de hacer el amor con otra persona. Aunque Naruto le estaba aligerando la carga diciendo que ese sería un tema vedado para ellos, no significaba que ella pudiera seguirlo viendo a la cara sin recordar lo que hicieran en su habitación.

En su mente se coló la imagen de ambos abrazados, desnudos, recorriendo el cuerpo de Naruto con sus manos mientras el hacía lo propio….

Se sonrojó violentamente y su determinación se tambaleó. Pero casi de inmediato recordó el porque estaba haciendo eso, lo que la motivaba para dejar de lado muchos de sus principios y pudor. Y cualquier duda fue eliminada

-Seguro-su voz no sonó tan firme como le hubiera gustado, pero tampoco revelaba la lucha interior que había sostenido instantes atrás-Entonces ahora…

-Ya te lo dije Sakura-chan, no va a pasar nada entre nosotros el día de hoy. Ve a tu casa, descansa, mañana nos veremos y…ya

-Sé lo que estás intentado Naruto

-¿Ah si?

-Quieres darme tiempo, piensas que si…me voy y lo pienso detenidamente por una noche, cambiaré de opinión y me olvidaré de todo esto. Pues déjame decirte que estoy muy segura de esto y si lo hiciéramos ahora no me arrepentiría para nada.

-Bien, pero no vamos a comprobarlo porque se hará como yo digo. Acudiste a mi porque soy tu amigo y te sentías segura para llevar a cabo tu loca idea, sabes que si buscas a otra persona correrás muchos riesgos…así que te conviene seguir mis condiciones. No te estoy exigiendo gran cosa ¿o me equivoco?

-No-reconoció de mala la joven. En el fondo agradecía esa pausa porque en aquellos momentos estaba demasiado nerviosa y le vendría bien calmarse un poco y prepararse

-Además, ésta condición mía tiene también un sentido práctico. Debo comprar preservativos

-¿Me estás diciendo que no tiene paquetes guardados?

Naruto pareció molesto y contrariado al mismo tiempo, con paciencia, como si le hablara a un niño pequeño que tuviera problemas para entender, dijo

-Ya te dije que no soy la máquina sexual que te estás imaginando, Sakura-chan. No tengo docenas de cajas almacenadas en mi clóset. Contrario a mi fama y lo que muchos puedan pensar, NO me acuesto con todas las mujeres que salgo ni con la primera que me topo.

-Está bien, está bien-concedió, tratando de ser conciliadora-Entonces nos veremos mañana por la tarde. Hmmm podría pasar por ti y…

-Tal vez lo mejor sería que yo viniera a recogerte

-De acuerdo.

Un incómodo silencio se apoderó del lugar, lo que sembró nuevamente la duda en ella, porque esos silencios nunca habían estado presentes en los momentos que pasaba con Naruto. Le sonrió torpemente y se apresuró a tomar sus cosas que estaban en el sillón.

-Entonces yo…creo que es mejor que me vaya-se dio la vuelta y caminó en dirección a la puerta, pero la voz de Naruto la obligó a detenerse

-Sakura-chan. ¿Entiendes que una vez que lo hagamos…las cosas ya no serán iguales?

-Si-contestó en voz baja y sin girarse, de inmediato abrió la puerta y salió del lugar

Que el cielo la ayudara. Sabía que las cosas cambiarían, pero para ella ya no había marcha atrás.

/-/-/-/-/-/-/-/-/-

Aunque la mayoría de la gente seguía refiriéndose a Konoha como Aldea, esto estaba más provocado por la añoranza que por la realidad. En los últimos años Konoha había logrado un gran crecimiento y desarrollo, que la convertía en la gran capital del País del Fuego.

Sus fuerzas policíacas estaban formadas por dos tipos: los recién egresados de la Academia que se encargaban de las tareas más pesadas, como largos turnos de patrullaje y servicios a la comunidad, conocidos vulgarmente como genin; y los chuunin, quienes les seguían en importancia y se encargaban de investigar, brindar protección a gente especial o importante, así como grupo de apoyo en redadas, retenes y enfrentamientos.

Por otro lado la fuerza militar estaba constituida en dos grupos: los jounin y los ANBU. Éste último grupo era el de mayor elite y al se podía ingresar ya fuera después superando un período en las bases del ejército, los jounin, o directamente de los chuunin, si probaban que sus habilidades los capacitaban para saltarse un grado de preparación.

El ingreso a este grupo era muy estricto, por ende no era muy numeroso pero si muy poderoso. Estaba directamente bajo las órdenes de la Hokage y se encargaba, como principal tarea de su protección; pero la selección y entrenamiento de los reclutas era una tarea que recaía exclusivamente en el Secretario de Defensa, Danzou.

Era a causa de éste individuo que la solicitudes de Naruto eran rechazadas una tras otra y sólo una vez tuvo oportunidad de tener una entrevista directa con él. Para rabia de Naruto, el tipo se había limitado a decirle que su carácter alegre e impulsivo no coincidía con las ideas que él tenía de las características que debía poseer un miembro de ANBU.

Hyuga Hinata era la única persona que sabía de los intentos frustrados de Naurto y siempre trataba de animarlo a que hiciera su mejor esfuerzo en el grupo de los jounin, al que próximamente sería ascendido, y con ello no tendría tantos problemas para convencer al viejo Danzou de su capacidad.

Hinata sabía que Danzou pertenecía al grupo de personas que no soportaban a Naurto, en el cual se encontraban antiguos profesores que padecieron sus bromas e indisciplinas infantiles y compañeros de trabajo que estaban celosos de su cercanía con la Hokage, además de por sus innumerables conquistas. Por ende el grupo de quienes lo estimaban estaba constituido por sus amigos de la Academia y sus múltiples enamoradas…entre las que se contaba ella.

Recargada en una pared del pasillo, se alisó por enésima vez el cabello y miró furtivamente a su derecha para saber si Naruto finalmente se acercaba al lugar donde lo esperaba. Era su día libre y por eso había tratado de arreglarse lo mejor posible, su personalidad tímida no le permitía usar la minifalda que su hermana trató de obligarla a usar, pero a cambio accedió a lucir una blusa ajustada con un suave escote que delineaba su busto. Personalmente ella se sentía incómoda por sus medidas, pero su hermana aseguraba que debía sacar provecho de su atractivo. Ojalá su 'atractivo' le fuera de utilidad en aquella ocasión y lograra atraer la atención de Naruto

Su voz le llegó fuerte y clara y se enderezó con presteza. Lo vio aparecer, sonriente y platicador con su compañero Sai, el polo apuesto del rubio por su frialdad de expresiones, el valor se le escapó momentáneamente pero de inmediato dio un paso al frente, para impedirle el paso y dijo

-Na…Naruto-kun

-¿Oh? Hola Hinata-la saludó con una deslumbrante sonrisa que provocó su inminente sonrojo-¿Qué te trae por aquí? Hoy era tu día libre

-Si pero…

-¿Si?

-Amm…Kiba-kun, Shino-kun vamos a salir a comer y pensé que…tal vez…querrías ir con nosotros.-dijo con nerviosismo mientras jugueteaba con sus dedos índice

-Pues…te agradezco la invitación Hinata, pero no podrá ser. Voy a ocupar mi hora de comida para ir a comprar unas cosas y llevarlas a casa

-Oh…comprendo-su desilusión era patente en la voz, lo que provocó una sonrisa nerviosa en Naruto; siempre se ponía nervioso en presencia de Hinata y no sabía muy bien como comportarse con una persona tan tímida que a veces se abstraía.

-Pero…podemos dejarlo para otra ocasión

-Si-respondió con alegría y correspondía la despedida, pues ya se alejaba en dirección a Sai, que lo esperaba unos pasos adelante

/-/-/-/-/-/-/-/-/-

Naruto maldecía innumerables ocasiones entre dientes mientras trataba de abrir su puerta. Tenía prisa y estaba nervioso por su próxima cita con Sakura, lo que no le ayudaba mucho a meter la condenada llave en la cerradura.

Después de un último intento, en el casi deja la mitad de llave dentro de la cerradura, pudo entrar a su departamento.

"Afortunadamente ayer recogí un poco y no tengo que preocuparme de ello ahora" pensó mientras entraba en la sala y rápidamente se llevó una gran impresión al reconocer a la figura sentada en su sofá

-Ero-senin ¿Qué haces aquí?

Su antiguo maestro, y 'figura paterna' como a él le gustaba autoproclamarse, estaba cómodamente tirado en el sofá, dándole un trago a su botella de sake. Viendo su intimidad invadida de aquella manera, al menos debía agradecer que no metió a alguna de sus prostitutas…como ya había hecho en ocasiones anteriores.

El peliblanco dejó su botella en la mesita de centro, lo miró directamente y dijo

-He venido a hacerte una visita ¿y así es como me pagas? Llamándome por ese horrible apodo que me pusiste cuando eras un crío-se quejó de manera lacrimosa y ofendida, pero inmediatamente se recuperó lo suficiente como para tomar la botella de sake y darle un profundo trago.

Sin poder evitarlo, la mirada de Naruto se dirigió a la ancha manga del traje de su sensie, la cual lograba esconder un poco la ausencia del brazo. Jiraiya parecía no darle mucha importancia a la reciente pérdida de su extremidad, pero él aún no podía hacerse a la idea de lo cerca que había estado de la muerte su maestro.

-Dejar de verme tan detenidamente chico. Mi brazo no ha crecido desde la última vez que me viste

Sintiéndose pillado, apartó velozmente la mirada y la enfocó en el rostro de su sensei. Siempre había sido algo corpulento, pero desde que estaba de baja, parecía haber perdido unos cuantos kilos y algo más que no lograba identificar a simple vista.

-Te ves diferente

-¿Diferente cómo?

-Yo que sé. Te ves más delgado, luces…feliz

-Es una de las cosas que te da el sexo diario

Aquello si que desconcertó a Naruto. No la frase, a final de cuentas conocía la afición de Jiraiya de visitar prostíbulos siempre que tenía rato libre, sino la forma en que lo dijo, no parecía estar motivado por la satisfacción sexual, sino por algo más. Le hubiera gustado platicar un poco con Jiraiya, pero había salido de la estación más tarde de lo esperado y tenía una cita mucho más importante.

-Pues me alegro de verte, pero voy a agradecerte que te vayas. Espero una visita

Jiraiya dejó su botella de sake en la mesa y miró directamente a Naruto, con una sonrisa burlona en el rostro

-Ya me di cuenta. Chico, creo que una docena de preservativos en tu mesa de noche es ser muy optimista ¿no lo crees?

Naruto enrojeció al instante. Ese maldito maestro suyo no había perdido su gusto por inmiscuirse en sus asuntos y revolver sus cosas. Tenía suerte de no tener en casa dinero en efectivo o ya habría desaparecido. Con mayor decisión se acercó a su maestro y a empujones lo levantó del sofá para llevarlo hasta la puerta

-Es hora de irte

-¡Ey no empujes! ¿Por qué no puedes tenerme un poco de respeto?

El peliblanco abrió la puerta de mala gana, solo para encontrarse de frente a una sorprendida Sakura, que estaba a punto de tocar la puerta

-Jiraiya-sama-dijo Sakura con una sonrisa temblorosa mientras entraba en el lugar

-Oh, Sakura-chan ¿qué haces aquí?

-Vengo a…visitar a Naruto

Lo que fuera a decir Jiraiya, murió en el momento en que logró relacionar la llegada de Sakura con las prisas de Naruto y los preservativos al lado de la cama. Solo le bastó una mirada al rubio para darse cuenta que estaba en lo cierto. Aún en shock miraba a uno y al otro, sin saber muy bien como reaccionar, situación que Naruto aprovechó para empujarlo con fuerza fuera del lugar y cerrar con fuerza la puerta en sus narices

-Tenía prisa-dijo con seguridad Naruto para frenar las preguntas que Sakura estaba a punto de hacerle por la presencia del viejo

-Oh-murmuró Sakur5a con nerviosismo.

Lo mejor para ellos es que aquel día ningún conocido suyo los viera juntos, por eso la presencia de Jiraiya la había sorprendido y preocupado en un primer momento. Afortunadamente eso parecía estar solucionado.

-Esto…Sakura-chan, perdón pero perdí la reservación del restaurante al que quería llevarte

-No sabía que el Ichiraku manejara reservaciones

Naruto se rasó la cabeza con nerviosismo y respondió de mala gana

-Había pensado llevarte a un buen lugar para cenar, pero me ganaron las prisas y no tuve tiempo de hacer la llamada de confirmación.

Eso la desconcertó enormemente. Si bien ya le había advertido que quería manejar aquello como una cita, nunca espero que planeara llevar a un lugar lo suficientemente elegante como para pedir que se confirmara con anticipación la reservación. Inmediatamente se arrepintió de la sencilla falda y blusa que eligió porque, aunque le daban un toque elegante, probablemente no hubiera sido el look apropiado para un lugar elegante.

-Oh. Pues…gracias, pero no te preocupes por eso. Aún es temprano y podemos ir a buscar mesa en otro lugar

-Seguro-exclamó con alegría, pero sus palabras fueron silenciadas por el sonoro retumbar de un trueno, seguido por una fuerte lluvia.

No estaban en temporada de lluvia, pero al parecer eso poco le importaba al clima, pues ésta parecía punto de convertirse en una tormenta. Considerando que Jiraiya acababa de salir del edificio, su viejo sensei estaría lanzando pestes contra él.

-¿Que te parece si preparó la cena y nos quedamos aquí?-preguntó Naruto con entusiasmo, tratando de contagiarlo a Sakura y que no lamentara el cambio de planes.

-Claro.


Continuará...

Saludos !!!
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 23
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por miguel-kun el Sáb Feb 09, 2013 10:51 am

muy buena conti pero sube mas capis
Bye para ke venga lo mejor xd
avatar
miguel-kun
Clan Seiryuu
Clan Seiryuu

Masculino Mensajes : 3213
Edad : 26
Localización con kelly kelly y sakura haciendo un trio XD
Nakus 11019
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por harunoakatsuki el Sáb Feb 09, 2013 11:02 am

muy bueno el cap encerio que si
ya quiero ver la mejor parte siii
espero la conti
avatar
harunoakatsuki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 878
Edad : 26
Localización "¿Cordura? Para empezar, no recuerdo haber tenido nunca algo tan inútil…"
Nakus 16850
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por sleither45 el Sáb Feb 09, 2013 2:42 pm

vaya tienes mucha imaginacion Smile
avatar
sleither45
Genin
Genin

Masculino Mensajes : 225
Edad : 23
Localización Indefinida, eso depende de quien me conozca.
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Estefi chan el Dom Feb 10, 2013 1:14 am

Otro capitulo !!!! ya se viene lo mejor xDD recuerden el fic es de Ayumi9

DULCE VENGANZA

Por Ayumi

Todos los derechos de "Naruto" son propiedad de Masashi Kishimoto

CAPÍTULO 3

- - Diálogos

" " Pensamientos

Dos horas después el ambiente en el departamento era completamente relajado. Un relámpago que cayó en un poste cercano los dejó sin luz, problema que solucionaron encendiendo diversas velas que Naruto guardaba en una caja. El hecho de que las velas tuvieran aroma a canela y vainilla y tuvieran una tarjeta con mensaje sugerente, provocó una sonrisa pícara en la joven e incomodidad en él.

Aquel había sido el único momento en que lo que pasaría entre ambos vibró en el aire. Aunque ambos sabían cual era la finalidad de aquello, pero era un tema que no tocaban y en lugar de ello se dedicaron a conversar sobre sus días en el trabajo, muchas de esas anécdotas arrancaban carcajadas que aligeraban aún más el ambiente.

La cena inició formalmente en el comedor, pero un ambiente tan relajado concordaba mucho más con ambos sentados en el suelo, sin zapatos y recargados en el sillón. Después del tazón de ramen instantáneo comieron un poco de helado, tomando cucharadas directamente del bote.

Entonces el ambiente cambió ligeramente cuando Sakura hizo una simple pregunta

-¿Cómo está Jiraiya-sama? Como ya iba de salida no le pregunté nada, pero no lo había visto desde que lo dieron de alta y me daba curiosidad saber qué tal está

-No le pregunté…y tampoco lo había visto desde aquella vez.

Sakura se irguió de golpe en el sillón, alarmada por lo que acababa de decir Naruto

-¿Se pelearon de nuevo? Pero…si ya se habían reconciliado

-No nos hemos peleado, simplemente no lo he visto. Desde que salió del hospital ha estado viviendo de manera errática, nunca lo encuentro en su casa y los contactos con los que estábamos en comunicación tampoco lo han visto

-¿Crees que esté bien?

-Sinceramente-Sakura asintió vigorosamente y Naruto sonrió conmovido por la preocupación que evidenciaba-creo que se echó una novia

-¿Novia? ¿Jiraiya-sama?-"¿Ese pervertido teniendo una relación formal"

-Lo sé, para mi también suena confuso, a él le van mas los prostíbulos y aventuras de una noche, pero si trae una novia pues genial.

-Entonces no se han peleado

-No

-Me alegra muchísimo escucharlo. La vez que se pelearon estuvieron sin hablarse casi por cinco años, apenas hablaron de algo mas que trabajo cuando estuvo cerca de la muerte

-Si…bueno, ya hablamos y solucionamos todo el problema

-Genial, lo cierto es que nunca entendí el porque de aquella pelea. Tú estabas feliz por irte de entrenamiento con él a otros lugares y un par de años después ¡Paf! Estás de regreso y exigiste que no lo volviéramos a nombrar

La manera en que los nudillos se le pusieron blancos y su boca se convirtió en una fina línea, fueron señal suficiente para indicarle a Sakura que aquel tema era muy delicado para Naruto y lo mejor era dejarlo de lado.

-Sakura-chan, quisiera que cambiáramos de tema

-Oh…claro-se apresuró a contestar, antes de que el ambiente se arruinara por completo.

Pero aquel extraño comportamiento del rubio no hacía otra cosa más que confundirla y aumentar su curiosidad por lo que fuera que hubiera separado a Naruto y Jiraiya.

Cuando era un adolescente, Jiraiya lo había tomado como un pupilo y se había convertido en la figura de autoridad que toda su vida Naruto había carecido.

Jiraiya, una leyenda no sólo en el ámbito policial sino en toda Konoha, había aparecido en la vida de Naruto cuando éste se encontraba recibiendo su formación en la Academia. Konoha se había convertido en una potencia militar y en formación de fuerzas del orden debido a que desde pequeños los niños, principalmente hijos de policía, estudiaban en una escuela que les daba una formación básica al respecto para que cuando entran formalmente en la Academia, tuvieran bases sólidas en los entrenamientos.

Naruto era huérfano, así que no tuvo una figura paterna que lo inscribiera en esa escuela, pero el viejo Sandaime Hokage pensó que una formación de ese estilo le permitiría controlar su impulsivo y revoltoso carácter, además de que le brindaría la oportunidad de hacer amigos. Terminó fallando en sus pronósticos.

Nunca fue muy popular en la escuela por esas mismas características y sus innumerables travesuras terminaron provocando que los adultos les prohibieran a sus hijos juntarse con él. Sus amigos los formó cuando ya era casi un adolescente y había bajado sus barreras lo suficiente como para que algunos de sus compañeros se acercaran a él.

Por esa razón a todos les sorprendió que terminara aceptando irse con Jiraiya, cuando apenas había conseguido forjar lazos afectivos y sus calificaciones en la escuela empezaban a subir.

Después de un tiempo de vivir con él y entrenarlo en Konoha, tomó la decisión de llevárselo para continuar su formación en otros lugares, argumentando que la experiencia de viajar y conocer diversos sitios sería muy enriquecedora. A pesar de que a ella le dolió mucho la partida de su amigo, en el fondo se alegraba por él, porque finalmente tendría una figura masculina para guiarlo…aunque fuera una figura tan torcida.

El plan original era que Naruto estaría con él unos cinco años, ya que regresaría a tiempo de inscribirse en la Academia, por eso todos se sorprendieron tanto cuando regresó intempestivamente un par de años después, decepcionado y callado. El hecho de que pidiera explícitamente que nunca le mencionara el nombre de Jiraiya no hizo sino aumentar la curiosidad.

Durante las ocasionales visitas de Jiraiya a la aldea, Naruto lo evitaba como la peste o lo trataba con frialdad e indiferencia cuando se veía en la necesidad de intercambiar información con él, debido a que Jiraiya trabajaba como agente infiltrado y espía para diversas investigaciones. Fue una de esas misiones lo que lo puso al borde la muerte y ocasionara su reconciliación con el rubio.

El ambiente relajado del que habían estado disfrutando se había esfumado y Sakura se sintió responsable de ello. En un intento de recuperar el ambiente, Sakura se giró hacia él y le sonrió mientras con la mano le indicaba que se acercara a ella. Intrigado por aquel gesto y tras unos momentos de duda, así lo hizo.

Naruto se sentó a su lado, pero Sakura lo tomó por los hombros y lo jaló hasta apoyarlo contra ella. En un primer momento el rubio, tomado por sorpresa, se puso rígido, pero poco a poco se relajó contra ella, permanecieron esa agradable posición

-¿Sabes?-dijo Sakura mientras apoyaba su barbilla en la cabeza de Naruto-Esto ha sido mucho mejor que ir a un caro restaurante. Hemos comido tranquilamente, platicada e incluso la lluvia nos 'obligó' a usar las velas que nos ha dado un ambiente…romántico.

-Si. Si lo hubiera planeado, seguramente no hubieran resultado

-Cierto

Siguiendo un impulso desconocido, la joven se inclinó y besó con suavidad la mejilla derecha del rubio, acción que lo dejó completamente sorprendido, tanto como lo estaba ella misma.

Se quedó congelada por unos instantes, pero casi de inmediato se relajó y se inclinó nuevamente para volver a besarlo en la mejilla, donde mantuvo los labios antes de retirarse. Repitió la acción un par de veces más antes de que Naruto se enderezara y se volteara para quedar frente a frente.

Las miradas de ambos se encontraron provocando que el ambiente se cargara inmediatamente de una tensión sexual que Sakura no hubiera creído posible. Por primera vez en años se dio el lujo de ver a Naruto no como su amigo, sino como el hombre con el que estaba a punto de hacer el amor, y lo que vio le encantó.

Era natural que todas mujeres estuvieran locas por él, con esos azul profundo, en los cuales podías perderte casi sin darte cuenta, su cabello rubio que colgaba desordenado por su frente, incluso las marcas de nacimiento que surcaban sus mejillas, simulando unos bigotes de zorro, le concedían personalidad a su rostro. Era infinitamente arrollador y era suyo…por una noche.

Con lentitud Naruto estiró su brazo y con su mano abarcó toda su mejilla, acariciándola con suavidad al momento y posteriormente deslizó su dedo pulgar por la misma, hasta que el movimiento terminó sobre sus labios entreabiertos. Siguiendo el mismo inexplicable impulso que la había hecho besarlo en la mejilla, besó con suavidad el dedo y a punto estuvo de sucumbir a la tentación de pasar su lengua por el.

Ahora fue el turno de él de dar el siguiente paso. Cerró la distancia que los separaba y pasó su brazo por la espalda de Sakura para pegarla contra él, con la excitación patente en los cuerpos de ambos, se miraron a los ojos por interminables segundos antes de que Naruto se inclinara y reemplazara su mano por la boca y besara su mejilla con la suavidad de una pluma. A ese beso le siguió otro y otro y otro hasta que, cuando estaba punto de besarla en los labios ella giró el rostro provocando que el nuevo beso terminara de nueva cuenta en la mejilla. Tal vez era una tontería, pero Sakura prefería que evitaran algo tan íntimo y personal como un beso; el instinto le decía que un beso en los labios con Naruto complicaría mucho más las cosas entre ellos.

Si se sintió decepcionado por ello, no lo demostró y prosiguió su camino hacia su oreja, cuyo lóbulo mordisqueó con suavidad.

-¿Estás segura de esto?-le preguntó Naruto con voz ronca al oído, provocándole un escalofrío-Aún podemos dar marcha atrás

-No-pronunció con dificultad, obligándose a si misma a tragar el nudo que se le había formado a causa de los nervios-En verdad lo deseo-Naruto no se movió ni un milímetro, ocasionando que una inquietante idea acudiera a su mente-Sé que quizá…esto sea difícil para ti, probablemente tú no me desees y yo…

De inmediato el rubio se separó de ella y mirándola fijamente le dijo con absoluta seguridad

-Si lo pregunto es por ti Sakura, no por mi. Claro que te deseo, ese el problema

-Oh…bueno…entonces ambos disfrutaremos de esto.

Venciendo por completo la timidez que la había invadido, llevó sus manos hasta los botones de su blusa y los desabrochó uno a uno. Aunque los primeros dos botones pudo soltarlos con facilidad, al percatarse de que los ojos de Naruto estaban fijos en la piel que poco a poco quedaba al descubierto, sus movimientos se volvieron torpes; abrir el último botón se convirtió en una prueba imposible de superar, hasta que Naruto se encargó personalmente de ello y separó por completo los extremos de la blusa.

La respiración de Sakura se volvió pesada al sentir la mirada ardiente que Naruto le dirigía a sus pechos, escasamente cubiertos por un sujetador negro; dicho sujetador era de media copa, pero al tener poco pecho le quedaba muy bien, solo que el movimiento le había alzados los senos hasta casi parecer que estaban a punto de escapar al control de las copas. Sentía los pechos pesados por la excitación y sus pezones incluso podían marcarse con claridad a través de la delgada tela del sujetador.

Naruto llevó su dedo índice bajo el tirante y con lentitud lo retiró, dejando su hombro desnudo que él se apresuró a besar. Sus labios se dirigieron al cuello de la joven, el cual mordisqueó a lo largo del mismo. Cuando separó sus labios de ella, sus dedos se dirigieron al broche delantero del sujetador, abriéndolo por completo y revelando en su totalidad los pechos de la joven.

Sakura esperó sentir vergüenza o timidez por estar casi desnuda delante de su amigo, pero ninguna de esas emociones apareció; por el contrario sentía una fuerte necesidad de saber si su cuerpo le era atractivo, confirmación que llegó con una breve mirada a su entrepierna

-¿Te gusta lo que ves?

-Ya te dije que si

-¿No vas…a tocarme?-su boca se le había secado por el deseo y tuvo que humedecerse los labios con la punta de la lengua

-Estoy fascinado con solo mirarte

El autoestima de Sakura creció hasta el infinito con aquellas palabras, pero pronto su mente y sus sentidos fueron atrapados por algo mucho más importante que una declaración.

Naruto dibujó la aureola del pezón con la yema de su dedo, provocando que se le erizara aún más que antes; con cuidado y ternura empezó a abarcarlo en su mano. A Sakura le encantaba esa simple caricia, pero quería más y así se lo hizo saber arqueándose para adelante, llenando su palma con el seno.

-¡Ah Sakura-chan!-inspiró jadeantemente y se inclinó para tomar el pezón entre sus labios.

Un escalofrío de placer la recorrió por completo en cuanto los labios de su amante entraron en contacto con aquella parte tan sensible. Completamente extasiada dejó caer la cabeza hacia atrás en cuanto sintió como el movimiento de la lengua y la presión que los labios de él ejercían estaba teniendo efecto en el sensible punto de entre las piernas.

Ambos se dejaron caer sobre la mullida alfombra que decoraba la sala del departamento, tan metidos estaban en el momento que ni siquiera rompieron el contacto para hacerlo. Sin ninguna vergüenza, le ofreció el otro pecho y él le dedicó la misma atención que al primero, pero ocupándose de este con su mano.

Cuando ella se retorció contra el piso, la falda se le deslizó hacia arriba. En ese momento sintió la mano de él recorrer sus muslo en una suave caricia, en una clara dirección, aumentando la excitación que la invadía. Sintió la presión del dorso de su mano contra su ya húmeda ropa interior, a lo que respondió con un inconfundible gemido de placer; al que le siguió otro cuando sintió presión en el punto correcto.

-Oh-gimió con abandono, siendo recompensada por un tierno beso en la mejilla.

-Si has cambiado de opinión podemos parar

¿Parar? ¿Estaba loco? Si se detenía era capaz de matarlo

La caricia que le dirigió por encima de la bragueta del pantalón fue una respuesta suficientemente elocuente, que aparte le reporto el delicioso sonido de un gemido estrangulado por parte del rubio. Aquella vez su amigo no llevaba sus típicos pantalones naranja fosforescente que tanto le gustaba usar cuando estaba de descanso, en lugar de ello llevaba un pantalón formal que permitía apreciar con claridad lo excitado que estaba para ese momento. Que a pesar de su estado de excitación le ofreciera la posibilidad de detenerse, la conmovió profundamente.

Cuando Sakura pensó aquel plan, se imaginó a si misma conservando la calma y no participando activamente en el acto, pero sus intenciones iniciales nada tenían que ver con el fuego que la recorría en aquellos momentos.

Su cuerpo se tensó con anticipación al sentir como la mano del rubio se deslizaba por la cinturilla de sus bragas y respingó cuando los dedos de éste se deslizaron por sus húmedos rizos.

-¿Eso es un 'no'?

-Es un 'no te pares o te arrepentirás'-su respuesta le valió una sonrisa y un lento masaje en el punto exacto que casi la vuelve loca.

-Oh Naruto-gimió su nombre con frenesí mientras sentía como estaba a punto de explotar. Jamás se había sentido tan excitada y no estaba segura de poder aguantar durante más tiempo la deliciosa caricia que le estaba prodigando.

-Déjate ir, Sakura-chan. Déjate ir-como no podía dar ese paso por si misma, Naruto se inclinó hasta sus pechos, donde mordisqueó y tiró con suavidad de un pezón, provocándole el estímulo que necesitaba para alcanzar el orgasmo en medio de sonoros jadeos y gemidos.

Aún estaba en medio de las convulsiones del orgasmo, pero Naruto no detuvo ni redujo el ritmo de sus caricias, provocándole casi de inmediato el segundo de la noche.

Cuando los espasmos remitieron se percató no sólo de que había enterrado con fuerza sus uñas en la espalda de Naruto, por que lo soltó de inmediato, sino que él seguía completamente vestido. El hecho de que ella estuviera semidesnuda y hubiera alcanzado dos orgasmos mientras él seguía completamente vestido, era algo extrañamente excitante.

-Guau-pronunció con desmayo cuando pudo recuperar el suficiente aliento como para hablar-Eso ha sido…guau

Naruto le sonrió con satisfacción e inmediatamente la tomó en brazos y empezó a caminar rumbo a la recámara.

-Lo que estamos a punto de hacer, merece que estemos lo más cómodos posible.

Para Sakura, Naruto podía haberla colocado en una cama de clavos y no le hubiera importado para nada mientras continuara acariciándola. La depositó con cuidado en el centro del colchón y él se hincó a su lado, se preparaba para desabrocharse el pantalón cuando los dedos de Sakura se lo impidieron

-¿Qué…?

-Quiero hacerlo yo

Sin darle a tiempo para replicar, le desabrochó y bajó el pantalón hasta sus rodillas, casi de inmediato procedió a acariciarlo por encima del pantalón, arrancándole un nuevo gemido de placer. Quería desvestirlo ya, pero también le apetecía torturarlo un poco, así que se hincó en la cama y procedió a desabrocharle la camisa con lentitud.

Cuando finalmente abrió la camisa, llevó sus labios hasta el torso de su amante y recorrió sus pectorales con los labios e incluso se dio el lujo de pasar su lengua por encima de las tetillas.

-Sakura…-chan

Sonrió ante la súplica que dejaba entrever la voz del rubio, con decisión llevó sus manos hasta la cinturilla de los calzoncillos y los bajó en un solo movimiento.

-¡Santo cielo!-la expresión le salió del alma a la joven en cuanto vio la erección en todo su esplendor.

El ego masculino de Naruto creció mil puntos al escucharla. Parecía ligeramente intimidada y al mismo tiempo curiosa. Al menos no se había llevado una decepción

-¿Sabes? Me alegro que tú hayas comprobado los preservativos, yo nunca le hubiera atinado a la medida-Naruto sintió el impulso de besar los sonrojados labios de su amiga para corresponder el halago, pero se arrepintió a tiempo, sobre todo porque sintió sus manos rodeándolo por completo

-Sa….

-Quiero hacerlo ¿sabes? Así que…por favor déjame

Lo acarició con movimientos lentos y caricias titubeantes, pero que lo pusieron al límite en cuestión de minutos. Cuando las caricias se detuvieron pensó que ella no querría llevarlo más lejos y podrían continuar, pero supo que estaba equivocado en el momento en que la vio inclinarse y sintió sus labios rodeándolo.

Sakura no se reconocía a si misma. Le había dado placer a Naruto con sus manos y en aquellos momentos trataba de hacerlo con su boca; ella, que nunca se había sentido tentada de hacerlo e incluso le parecía un tanto asqueroso, se había sentido tremendamente excitada ante la posibilidad de regresarle de esa manera el placer que le estaba dando. Quizá su atrevimiento tenía que ver con el motivo por el cual estaba haciendo ello, quería disfrutar de aquella única vez, de aquel momento de deliciosa locura, lo más posible. Aunque lo cierto era que, en muchos momentos, se había olvidado por completo de las razones que la habían llevado a esa cama, a ese momento.

Lo que no tenía de técnica lo suplía con entusiasmo y a juzgar por los gemidos de Naruto, lo estaba haciendo muy bien. Lo sentía a punto de terminar y aunque a ella le hubiera gustado llegar hasta él final, las manos de Naruto la sujetaron por los hombros y la separaron con firmeza

-Es mejor que no, Sakura-chan

Lo que siguió a continuación eran solo imágenes borrosas en la mente de Sakura. Las ropas de ambos quedaron regadas por toda la habitación mientras sus cuerpos desnudos se frotaban entre si, en medio de caricias ardientes por parte de ambos.

Finalmente, tras un orgasmo más de ella y cuando no creía poder resistir más tiempo, él le separó sus piernas con suavidad y la preparó para el momento estelar.

-Viéndote así…-pronunció con voz enronquecida mientras con su dedo delineó el labio inferior de la joven, al que la excitación lo había vuelto más voluptuoso-se me ocurre que me encantaría que fueras tú quien se pusiera encima-las pupilas de Sakura se dilataron aún más y la respiración se le entrecorto, señal de que a ella también le gustó la idea-pero no lo haremos

-¿Ah no? ¿Por qué?

-Porque me sentiría…secundario

-¿Cómo si te utilizara?-la pregunta vibró en el aire, porque ambos sabían que había mucho de eso en su encuentro, si no es que todo.-A mi tampoco me gustaría-dijo desviando la mirada.

Dejando aquel punto de lado, Naruto se preparó para entrar en ella entrelazando los dedos de ambos y mirándola directamente a los ojos. Las miradas de ambos quedaron atrapadas mientras entraba en ella, centímetro a centímetro se volvía uno mismo con ella, pero sus miradas no se separaron ni un instante.

Cuando entró por completo en ella, un sentimiento cálido la embargó por completo, pero trató de desecharlo inmediatamente y prefirió rodear su espalda con sus brazos y enterrar su rostro en el cuello de su amante.

Las embestidas iniciaron lentamente, hasta que el ritmo empezó a aumentar cada vez más.

El orgasmo estaba un paso de sacudirla nuevamente por completo, pero aquella vez la presión era mucho más intensa que las ocasiones anteriores; su espalda se arqueaba, su respiración era entrecortada y sus gemidos se mezclaban con pequeños gritos al tiempo que enterraba de nueva cuenta sus uñas en la espalda del rubio.

Al final, cuando pensó que no podría aguantarlo más, alcanzó el clímax en medio de gritos y jadeos que acalló mordiéndolo en el hombro, lo que desencadenó el propio e interminable orgasmo del rubio.

Cuando finalmente terminó el suyo, Naruto se desplomó a un lado de ella y se giró para poder recostarse, procurando no tocarla para nada. La posición no le duró mucho y de inmediato se sentó en el borde de la cama, dándole la espalda.

Aún con los espasmos del orgasmo recorriéndola por entero, Sakura era incapaz de darse cuenta o hacer otra cosa que no fuera respirar pesadamente

-¿Quieres irte ya?-la pregunta de Naruto, formulada con indiferencia le llegó muy lejano y difícilmente logró atravesar la bruma en que estaba sumida.

¿Irse? ¿Esperaba que se fuera en ESE momento?

La única forma en que podría hacerlo era si la sacaban en camilla, porque no se veía capaz de poner sus temblorosas piernas fuera de la cama. Si tanta prisa tenía porque se fuera, al menos tendría que darle una media hora, el tiempo suficiente para que su cerebro dejara de tener la consistencia de un puré

Cuando pudo hilas más de un pensamiento de manera coherente y su respiración se reguló permitiéndole hablar, dijo

-Mañana por la tarde regreso a la clínica

-Tendré que trabajar temprano-respondió Naruto aún dándole la espalda

-Entonces…creo que tenemos toda la noche para nosotros.

Volteó a verla con una mirada que la joven no pudo descifrar por completo, como si estuviera analizando la conveniencia de aceptar el ofrecimiento. Pero cuando ella abrió los brazos en una muda invitación, él acudió instantáneamente al encuentro.

CONTINUARÁ...
Saludos !!! Laughing
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 23
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Naruto 2702 el Dom Feb 10, 2013 2:14 am

Muy bien!!!, no se porque creo que todo este asunto del sexo por despecho lastima mucho a Naruto, habrá que esperar para ver como reacciona Sakura, espero la continuación, saludos.

Naruto 2702
Aprendiz
Aprendiz

Masculino Mensajes : 68
Edad : 23
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por harunoakatsuki el Dom Feb 10, 2013 4:08 am

me gusto mucho el cap
ja a naruto el gusta eso
esto se pone cada ves mejor
muy buen capitulo
avatar
harunoakatsuki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 878
Edad : 26
Localización "¿Cordura? Para empezar, no recuerdo haber tenido nunca algo tan inútil…"
Nakus 16850
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Mariam Namikaze el Dom Feb 10, 2013 9:01 am

*/////* vaya que si me acuerdo de este fic. Me gusta, me gusta, me gusta. Gracias Estefi-chan por subirlo aqui.

Ahora a comentar el capi */////* creo que la venganza nunca fue mas dulce jojojo Onion kuku . Quiero conti pero ¡ya!

Bye Onion bye
avatar
Mariam Namikaze
Genin
Genin

Femenino Mensajes : 262
Edad : 25
Localización Por aquí... por allí... por donde se me antoje XD
Nakus 4000
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Cereza-chan el Dom Feb 10, 2013 9:13 am

Hola ! nueva lectora, bueno no tan nueva (?)
wow yo leí este fic en el anterior foro y me encanto *3*
que genial que lo hayas traido, este fic tiene una chispa que te atrapa
y bueno ojala que vayas publicando los capitulos seguidos! los estare esperando con ansias Onion *o*
Bueno este pequeño saltamontes dice adios!, nos leemos Onion bye
avatar
Cereza-chan
Novato
Novato

Femenino Mensajes : 23
Edad : 21
Localización Inframundo
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Namikaze-Uzumaki_Naruto el Dom Feb 10, 2013 11:35 am

esta genial este fic espero ver que pasa en el capi siguiente
espero sea interesante y sakura y naruto tengan una fantasia pero
espero conti con ansias
cuidate nos vemos
SAYO^^
avatar
Namikaze-Uzumaki_Naruto
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 357
Edad : 24
Localización República Dominicana
Nakus 2650
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Obito_Madara el Dom Feb 10, 2013 12:11 pm

Me gusto, me gusto!!

Espero conti con ansias!!!

Saludos!!
avatar
Obito_Madara
Sannin
Sannin

Masculino Mensajes : 850
Edad : 25
Nakus 16880
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por marifa el Dom Feb 10, 2013 2:17 pm

La última parte me encantó, como un niño que busca el amor de su madre se va a sus brazos. Siento que la egoísta venganza de Sakura, esta hiriendo a Naruto y me parece muy injusto. Él es tan lindo con ella, que merece más que una aventura pasajera.

Espero la continuación. Chao.
avatar
marifa
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 564
Edad : 34
Localización 나는 코스타리카에 있어요.
Nakus 17475
Posesiones :



Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Estefi chan el Lun Feb 11, 2013 12:37 am

Hola , hola Globo bueno como más gente comentó voy a poner dos capitulos Very Happy Recuerden el fic pertenece a Ayumi9 yo solo copio y pego. Disfrutenlo !!!!

Capitulo 4
Spoiler:
DULCE VENGANZA

Por Ayumi

TODOS LOS DERECHOS DE LA OBRA "NARUTO" SON PROPIEDAD DE MASASHI KISHIMOTO

CAPÍTULO 4

- - Diálogos
" " Pensamientos

Era ya entrada la mañana cuando Sakura regresó a su departamento. Se topó con un par de vecinos en el camino, pero ninguno pareció sorprenderle que llegara a esas horas, probablemente pensaban que tuvo turno nocturno en la clínica o incluso que se quedó con Sasuke, como había hecho otras veces. En realidad no tenían razón alguna para sospechar lo que estuvo haciendo toda la noche, pero ella se sentía como si tuviera la palabra 'culpable' grabada en la frente.

Se sentía tremendamente cansada pero satisfecha. Durante todas las horas que estuvieron juntos, ella y Naruto se la pasaron haciendo el amor, tomando sólo algunos intervalos para descansar e incluso platicar de cosas triviales. Sólo de recordar lo que hicieron, lo que ella le había hecho, lo que había dejado que él le hiciera, se sentía sonrojar.

Demasiado cansada como para preocuparse de colocar sus cosas en el lugar correcto, se limitó a aventar en una esquina de la entrada y se encaminó hasta su recámara para poder dormir un poco antes de que tuviera que regresar a la clínica.

No se percato de la presencia de alguien más en su departamento hasta que casi con choca con el. Al ver frente a ella a Sasuke no pudo evitar ponerse nerviosa y desviar la mirada. Nunca esperó encontrárselo en aquel momento, en su casa, cuando regresaba de su encuentro con Naruto.

Naruto.

Por un momento tuvo el irracional pensamiento que el aroma del rubio aún estaba impregnado en su piel y Sasuke no tardaría en detectarlo y reconocerlo. Algo totalmente ridículo porque se había duchado a conciencia, sobre todo porque Naruto y ella jugaron por interminables minutos con el jabón bajo el chorro de agua de la ducha.

-Sasuke, que…sorpresa. No pensé que te vería en estos días, como dijiste que ésta semana no tendrías descanso…

Esperó notar en él algún signo de incomodidad, contrariedad o culpa, si era mucho pedir, pero en lugar de eso se encogió de hombros. ¿Cómo podía ser tan cínico?

-Así es, pero pensé en venir a saludarte

-Pues…gracias

-¿Dónde estuviste toda la noche? Vine a verte en la noche y no estabas, regreso temprano y tampoco estabas. Creo recordar que me habías dicho que tendrías dos días libres ¿Qué pasó?

Esa era la puntilla perfecta. La entrada perfecta para que ella le soltara lo que había hecho, la manera en que se desquitó de su nuevo engaño, incluso, si se sentía lo suficientemente capaz, podría darle detalles que destruyeran su orgullo por completo. Su momento había llegado, sólo tenía que abrir la boca y decírselo

-Yo…

Pero dudó en el último minuto y las palabras deseadas se negaron a sus salir de sus labios. No entendía lo que pasaba, pero en lugar de lo que planeó terminó diciendo

-Estuve con Ino. Ella también descansó así que me quedé a pasar la noche con ella

-Comprendo-el lugar se vio invadido por un tenso silencio, provocado por la confusión de Sakura por no poder expresar las palabras que tanto deseaba mientras que Sasuke estaba confundido por la actitud tan esquiva de la joven-¿Sabes? Estaba pensando que podría quedarme contigo por unas horas. Tengo un tiempo libre en la estación que podría pasar contigo. Hace mucho que no me quedo a dormir en tu casa ¿qué te parece?

"¿Qué qué me parece? ¡¿Espera que acepte gustosamente acostarme con él, cuando de seguro acaba de salir de la cama de esa…?"

Claro que la situación también era compartida por su lado, pero ella no tenía tan poco pudor como para pasar de una cama a otra con sólo unos minutos de diferencia. De hecho, además de esa situación, no sentía la menor excitación ante la perspectiva de irse a la cama con él.

Si era sincera, le atraía mucho más la perspectiva de regresar a la cama de Naruto.

-En realidad no me apetece. Vengo un poco cansada y prefiero irme a dormir.

La cara de Sasuke era todo un poema, tanto que le hubiera encantado poder sacarle una foto. Evidentemente nunca se le ocurrió la posibilidad de que ella lo rechazara, como si sus cualidades hicieran de eso algo imposible.

Francamente estaba muy sobreestimado.

Se despidió con el mínimo de cortesía necesario y pasó a su lado en dirección a su recámara. Por si le quedaba alguna de la seriedad con la que hablaba cerró con seguro la puerta y el sonido del seguro fue perfectamente captado al otro lado.

Permaneció apoyada contra la puerta hasta que finalmente escuchó la puerta de la entrada ser cerrada con fuerza, evidentemente no le cayó muy bien el rechazo del acababa de ser objeto, pero a ella no le importaba.

Luego de quitarse la ropa se acostó, lista para dormir. Pero para su mala suerte, a pesar del cansancio que la invadía, se vio incapaz de pegar los ojos o relajarse lo suficiente como para poder dormir. En lugar de eso su mente estaba ocupada tratando de descifrar por qué no le confesó nada a Sasuke

/-/-/-/-/-/-/-/-/-

Aquella tarde, ya en su trabajo, Sakura seguía de excelente humor. Luego de que finalmente pudiera quedarse dormida y descansara unas horas, se sentía completamente exultante y relajada. De hecho en aquellos momentos canturreaba una canción de amor, moviendo la cabeza al compás de la canción o silbándola cuando olvidaba la letra.

Cuando en medio de un paso de baile se giró en dirección a la puerta, los papeles que se sostenía se cayeron al suelo y se quedó con la boca congelada por la sorpresa al ver que no estaba sola. Su querida amiga Ino estaba de pie, a un lado de la puerta, y a juzgar por su sonrisa era claro que llevaba rato observándola.

Con toda la seriedad posible, recogió los papeles que se le habían escapado y caminó hasta ponerse detrás del escritorio.

-Vaya vaya. Estás tremendamente feliz el día de hoy, frentona

-Oh…pasé una buena noche "Una noche magnífica sería una mejor descripción"

-Se nota-dijo la rubia con un marcado deje de picardía-¿Sabes lo que parece? Tienes cara de haber pasado toda la noche con un hombre entre las piernas…y haberlo disfrutado. Cada segundo-el sonrojo de la aludida fue suficientemente elocuente como para requerir otra respuesta, por lo que Ino estalló en una escandalosa carcajada y se sentaba en el borde del escritorio, para poder observar de cerca a su amiga

-¿Por qué sales a veces con esos comentarios…vulgares?

-Nada nada, no intentes regresarme la pelota. Supongo que terminaste perdonando a Sasuke-kun por su…desliz y celebraron la reconciliación. Aunque…

-¿Si?

-Nunca te había visto esa expresión de satisfacción en el rostro. Si no te conociera hasta podría jurar que pasaste la noche con otra persona.-convencida de la ridiculez de su idea, nuevamente se echó a reír

-Algo así-murmuró Sakura para si misma, pero el oído hipersensible de la rubia logró captarlo sin problemas

-¿Qué dijiste?

Sakura se puso rígida y miró en dirección a la puerta, tratando de calcular si podría huir del lugar y del interrogatorio al que su amiga estaba dispuesta a someterla. Como si Ino hubiera leído su mente, rápidamente se colocó frente a ella, bloqueándole su posibilidad de escape.

-Ol…olvida lo que te dije. Estaba bromeando

-No, no bromeabas. Tienes una expresión tan culpable como el pecado mismo. Así que vas a explicármelo todo. Con detalles

-Sólo olvídalo-suplicó Sakura, aunque en el fondo sabía que no tenía escapatoria

-Debes estar loca si crees que voy a dejar pasar un comentario como ese. Y si me conoces tan bien como creo, sabrás que cuando algo me interesa tengo la determinación de un perro de caza. Así que no voy a soltarte hasta que me lo expliques todo.

Sabiendo que no habría poder humano que la salvara, Sakura suspiró con resignación y se sentó en el borde del escritorio, tal como había estado Ino momentos atrás

-Lo que pasa es que…cuando logré recuperarme de la impresión causada por enterarme del último engaño de Sasuke, tomé una decisión

-¿Cuál?

-Quería, quiero venganza. Quiero regresarle el golpe y que sepa lo que se siente ser traicionado de esa manera por la manera en la que confiabas

-¿Así que tú…?-dejó la frase colgada, para darle a Sakura la entrada y que empezara a explicarme de que iba todo

-Decidí…que tendría una aventura, una noche de pasión con alguien y luego se lo contaría a Sasuke. Moría de ganas por ver su cara en cuanto se entere de lo que hice-detuvo su relato con un poco de reserva, indecisa de qué decir a continuación, pero tras penarlo un poco tomó una decisión y continuó-Así que…me fui a un bar y conocía a alguien que me ayudó en mi plan

Ino no pronunció una sola palabra. Simplemente miraba fijamente a su amiga, sumida en sus propios pensamientos, intentado asimilar las palabras de Sakura, que coincidían mínimamente con el concepto que tenía de ella.

-De modo que tú…buscaste a un desconocido, lo sedujiste…y tuviste sexo con él.

-Si

-Hay algo que no me cuadra, frentona. ¿O debería decir que nada me cuadra, pero hay que algo que me salta intensamente?

-¿De qué se trata?

-Todo eso que me cuentas, no es algo que coincida contigo, con tu personalidad y con tu forma de ver…la intimidad entre la pareja; por esa misma razón no te imagino acudiendo a un bar y seduciendo al primero que se te cruzara en tu camino. Tú no eres así. ¿Sabes lo que creo? Que tu…aventura la tuviste con alguien cercano a tu círculo

Sakura sudó frío. Si quería mantener la identidad de Naruto en secreto, lo mejor era que la menor cantidad de personas lo supieran, pero tenía el presentimiento de que su rubia y metiche amiga no tardaría en sospechar la identidad del susodicho.

-No…no seas tonta cerda ¿a quién podría haberle pedido eso?

-Dímelo tú-pero la pelirrosa guardó silencio, así que Ino se resignó a que tendría que obligarla a que aceptara la verdad-Fue Naruto ¿verdad?

Eso si que sorprendió a Sakura ¿Cómo lo sabía? ¿Cómo pudo deducirlo? Pensó en seguirlo negando, pero la expresión de Ino dejaba claro que estaba completamente convencida y nada ni nadie la sacaría de su idea.

-¿Po…por qué piensas que fue Naruto?

-Porque te conozco. Tú no te arriesgarías a ir y acostarte con una persona que ni siquiera conoces. En cambio Naruto….

-¿Qué con él?

-Pues que no estarás enamorada de él, pero es tu amigo y confías plenamente en él. Hay un lazo afectivo que los une, tú no habrías hecho el amor con alguien por quien no sintieras un mínimo de aprecio

-No…no fue 'hacer el amor', fue sexo

-Realmente Sakura, no creo que tú puedas tener simplemente sexo. Volviendo al punto de Naruto ¿estoy en lo cierto?

-Si-reconoció con resignación-Seguí tu consejo

-¿Mi qué?-exclamó la rubia, atónita por verse inmiscuida de aquella manera cuando NO tenía nada que ver

-Me hablaste de tu relación con Shikamaru, de cómo eran…'amigos con derechos' y lo bien que les funcionaba. Pensé que podría hacer lo mismo con Naruto

-¿Estás loca?

-¿Eh? ¿Por qué? Tú puedes hacerlo

-Si, pero tú y yo no somos iguales. Tú eres incapaz de separar el acto de hacer el amor de los sentimientos

-Si puedo

-No, no es así. Tú no ves esto como una frivolidad o algo de lo que puedas distanciarte emocionalmente, así no eres tú. Si tratas de convencerte a ti misma de que lo eres, eso ya es otra cosa

-Puedo hacerlo. En verdad puedo manejar esta situación sin implicarme emocionalmente en ello, estoy segura.

-Si tú lo dices-dijo la rubia, sin sonar para nada convencida

-De todas maneras, quiero pedirte un favor

-¿De qué se trata?

-Por favor, no le digas esto a nadie. No sólo lo digo por mi, sino por Naruto; le he prometido que Sasuke nunca se enterará que fue con él con quien lo engañé. Una cosa así rompería definitivamente la amistad entre ellos

-No te preocupes, no diré una sola palabra de esto-guardó silencio, pero al cabo de unos instantes le dijo a su amiga con picardía-Pero a cambio de mi silencio, deberás contestarme algo

-¿Qué cosa?

-¿Qué tan cierta es la fama de Naruto en la cama? Todas las chicas que han salido con él, aseguran que es un dios del sexo ¿es cierto?

Aquella pregunta atrajo a su mente todo tipo de imágenes que corroboraban la fama bien merecida de Naruto, pero no pensaba ir por ahí, hablando abiertamente de algo tan íntimo.

-¿Po…por qué te interesa? Ya tienes a Sai…bueno a Shikamaru

-¿Y eso? ¿No puedo tener curiosidad? Pero déjame decirte una cosa, frentona. Ese sonrojo tuyo, aunado al hehco de que intentaras cambiar de tema es una respuesta suficientemente elocuente

-¿Eh?

-Por lo visto su fama es cierta. Pufff. ¿Nunca has oído el rumor sobre una ex novia suya?

-¿Ex…novia? Ni siquiera sabía que tuvo novia, jamás nos ha presentado a una

-Pues las ha tenido, que me he enterado de muy buenas fuentes

"Sai" dedujo la pelirrosa, pero lo que en verdad la intrigaba era la identidad de aquella chica…además del rumor que comentaba su amiga

-Y… ¿qué dice ese rumor?

-Dicen las malas lenguas que cuando Naruto la mandó a volar, ella se tiró al drama y se deprimió a tal punto que no dejaba ni salió de su casa en dos semanas. Dicen que ha salido con otros chicos pero que no dura nada, cuentan que todo eso es porque no puede olvidarlo. Ese rumor no hizo otra cosa que aumentar la fama de Naruto en la cama. Así que tú eres mi confirmación más aproximada ¿Los rumores se acercan a la realidad?

-Pues…él…tiene una técnica más que adecuada

Que pobre sonaba eso en comparación con la realidad. Pero ella no era de andar divulgando esas cosas… ¡y menos ante Ino!

Quería mucho a su amiga, pero no pensaba darle un solo motivo para que se le antojara seducirlo. Bastante tenía con Shikamaru y Sai, como para que aparte le gustara Naruto.

En realidad aquella actitud lograba todo lo contrario, despertar la curiosidad de Ino, pero por suerte para Sakura su amiga no se sentía tentada por Naruto. Era muy guapo y todo, pero a ella le gustaba llevar el control en una relación, ser la mandona como solía decirle Shikamaru, y tenía la impresión que eso con Naruto sería muy complicado. Él manejaba su vida como se antojaba y no le agradaba mucho estar sujeto a una autoridad que le dijera que hacer, en eso chocaban. Pero su amiga sería perfecta para dominarlo cuando quisiera.

La conversación de ambas, o mejor llamado interrogatorio de Ino, fue interrumpida por unos suaves golpes en la puerta, a los que Sakura se apresuró a indicar que podían entrar. Lo que fuera con tal de desviar la atención de su amiga. Por la mirada que ésta le lanzó, supo que la rubia adivinó sus intenciones.

En cuanto vio entrar a Naruto se puso pálida de la impresión pero casi de inmediato se sintió enrojecer hasta las orejas, algo con lo ayudaba a controlarlo era sonrisita pícara que Ino le dirigía.

-¿Estás ocupada, Sakura-chan?

-No-respondió Ino por ella con una gran sonrisa-Tiene al menos una hora libre, así que los dejaré a solas-caminó hacia la puerta pero se detuvo al lado de Naruto y le dijo de manera cómplice-Pueden cerrar la puerta si gustan, yo me encargaré de que nadie se acerque a éste lugar.

Si momento antes estaba completamente roja, en aquellos momentos podría freírse con facilidad un huevo en la frente de Sakura, expresión que parecía ser compartida por Naruto, que también tenía la quijada zafada de la impresión.

Pero cuando Sakura captó la mirada de apreciación que su amiga le lanzaba al trasero de Naruto antes de salir, experimentó un gran impulso de sacarla a golpes del cuarto. Afortunadamente su condenada amiga salió, cerrando la puerta tras de si

-Ella…lo sabe

-Si. Pero no te preocupes, no dirá nada. Puede ser una chismosa de primera, pero sabe cuando debe guardar un secreto

-De acuerdo. Pero es precisamente de eso de lo que quiero hablar contigo

-Dime

-Hace rato…vi a Sasuke

-Oh-fue lo único que pudo decir Sakura y de inmediato se puso tensa y desvió la mirada

-En un primer momento…pensé que ya habías hablado y le contaste todo y que aún así fue a trabajar porque era demasiado orgulloso como para dejar que algo así le afectara demasiado. Pero después…cuando habló conmigo, aunque en un primer momento pensé que sabía mi participación en todo esto y quería ajustar cuentas conmigo, me di cuenta que en realidad él no sabe nada-guardó silencio, esperando que Sakura se explicara, pero al no obtener lo que deseaba continúo con su diálogo-¿Por qué no se lo dijiste? Sé que fue a verte en la mañana a tu casa así que tenías la oportunidad ¿Por qué no la aprovechaste?

-Yo…no pude

-¿Por qué?

¿Qué podía responder si ni ella misma tenía una respuesta clara? Pensó frenéticamente, tratando de encontrar la respuesta que su amigo exigía y a la vez merecía; pero cuando volteó a verlo creyó saber exactamente lo que pasaba con ella

-No pude porque…porque no me pareció suficiente

-¿Qué?

-Hace rato, cuando él fue a verme, pude darme cuenta de que venía de estar con ella. Cuando pensé en su…romance con Karin lo imaginé como…un poco de sexo eventual, pero en ese momento me di cuenta de que era una cosa más seria, si es que se le puede dar ese calificativo

-¿A qué te refieres?

-No es el engaño de una noche, no fue una noche de locura en la que no estaba en sus sentidos, es un romance en toda regla a mis espaldas. Antier que fui a buscarte a la estación, casi todas las mujeres me miraban con lástima, todas ellas lo sabían…lo cual sólo pudo pasar si ésta situación ya lleva un tiempo ¿o me equivoco?

Naruto parecía renuente a contestarle, pero al final se dio por vencido y dijo

-No. Llevan juntos un par de meses.

-¿Lo ves?

-No sé a dónde quieres llegar, Sakura-chan

-Que…lo que le hice, palidece en cuestión a lo que él me ha hecho

-Entonces… ¿qué quieres hacer? ¿Ya no se lo vas a decir?

-Claro que lo haré. Pero cuando lo haga le habré dado un pretexto mucho mayor para sentirse herido en su orgullo. Quiero que…tú y yo…continuemos…viéndonos

Usó la intención correcta en la última palabra y la expresión de Naruto supo que la captó sin ningún problema. No dijo una sola palabra al respecto y se limitó a caminar en círculos por la habitación, hasta que se detuvo y mirándola con seriedad le dijo

-¿Te das cuenta que si hacemos lo que quieres, hay más posibilidades de que nos descubran y él sepa que fui yo?

-Lo sé

-Aún así… ¿quieres correr ese riesgo?

-Francamente Naruto, eres tú quien más sale perdiendo si decides ayudarme en esto. Por eso ahora no hay presión ni chantaje, es absolutamente tuya tu decisión; si decides ayudarme te estaré agradecida, pero si me rechazas…lo entenderé.

Naruto desvió la mirada y preguntó al cabo de unos instantes

-¿Durante cuánto tiempo sería eso?

Una sonrisa de excitación aforó en Sakura y caminó hacia él, hasta que sólo los separaba un paso

-Durante el tiempo que nos apetezca ¿qué dices?

-Creo que…sigo siendo tu hombre

Por unos momentos Sakura tuvo que controlar la necesidad física de besarlo, sobre todo porque ambos ya se habían fundido en un abrazado apasionado.

Estaban de llevar las cosas a otro nivel y acercarse a la mesa con claras intenciones, cuando unas voces provenientes de la puerta los alertaron de la urgencia de separarse. Una compañera enfermera entró en el lugar y su atención se dirigió inmediatamente a Naruto, a quien sonrió con coquetería, pero no logró captar nada extraño en el ambiente.

Luego de que Sakura se viera forzada a hacer las presentaciones, Naruto se despidió de ambas y salió de la habitación.

Capitulo 5
Spoiler:
DULCE VENGANZA

Por Ayumi

TODOS LOS DERECHOS DE LA OBRA "NARUTO" SON PROPIEDAD DE MASASHI KISHIMOTO

CAPÍTULO 5

- - Diálogos
" " Pensamientos

La estación policíaca de Konoha era un hervidero de actividad al medio día, sobre todo en el área de investigación, que era en la que se encontraba Sakura en aquellos momentos. Todo mundo parecía estar muy ocupado, enfrascados en el análisis de expedientes sobre los escritorios o hablando por teléfono.

También en la clínica estaban inundados de trabajo, pero Shizune-san le pidió de favor que llevara el expediente de un criminal, recientemente capturado, que estaba bajo custodia y atención médica en la clínica.

La oficina del capitán Yamato, a quien tenía que entregarle personalmente el expediente, estaba vacía y según su secretaría éste debía encontrarse revisando algún caso con alguno de sus subalternos. Recorrió con su mirada todo el área, intentando visualizarlo pero sin suerte.

Sin la atención puesta en sus pasos, su hombro chocó con otra persona y a punto estuvo de tirar el expediente al suelo. Afortunadamente logró activar sus reflejos a tiempo y atrapó el sobre en el aire e inmediatamente lo apretó contra ella.

Contrariada por su descuido, se giró hacia la persona con la que chocó para darle una disculpa.

-Lo lamento

-No hay problema, yo también estaba distraída

Se trataba de una joven pelirroja con lentes que le contestó con una sonrisa despreocupada.

En ese momento fue consciente de una cosa: la oficina estaba en absoluto silencio.

Tan solo unos segundos atrás la oficina estaba bulliciosa, con todo mundo atento a sus investigaciones, pero en aquel momento toda la atención estaba centrada en ellas. Las miradas estaban cargadas de expectación e incluso le parecía que algunos contenían el aliento, esperando algo. Entonces lo entendió

Ella era Karin

Debió hacer algún movimiento extraño o algo, porque escuchó con claridad como toda la oficina contenía el aliento. Probablemente muchos esperaban que ella captara la identidad de la chica y se enfrascaran en una pelea, por eso no les quitaban la mirada de encima.

Todo su cuerpo se puso en tensión y apretó el sobre contra ella con sus fuerzas. No le importaba si arrugaba los papeles, suponía que eso era mejor que rodear el cuello de aquella mujer con sus manos.

Por si aquella situación no fuera suficientemente estresante e incómoda, la actitud de su rival de amores no contribuía precisamente a calmarla. Por su mirada y la sonrisa hipócrita que le lanzaba era bastante claro que sabía quién era…y que la situación no la incomodaba en lo más mínimo. Probablemente por dentro se estaba burlando de ella

"La muy zorra"

Le hubiera encantado gritarle todos los insultos que se le ocurrieran, voltearla la cara de un golpe o al menos escupirle…pero debía calmarse. Todo mundo parecía estar esperando precisamente eso y ella no tenía ganas de dar un escándalo público; además, de ceder a la tentación, Sasuke se enteraría de que ella lo sabía todo y entonces su venganza dejaría de tener sentido.

Contó mentalmente hasta diez para lograr calmarse. Su truco resultó y logró esbozar una sonrisa a medias para tratar de lucir ignorante de la situación que se estaba desarrollando, a pesar de que odiaba pensar la cantidad de comentarios de lástima que despertaría. Ya podía sentir las miradas indulgentes dirigidas hacia ella.

"Haré pagar esto a Sasuke. Se va a arrepentir de ponerme en esta situación"

-Bueno…con permiso-dijo con los dientes ligeramente apretados

-Claro-el tono de su despedida estuvo a punto de convencerla de olvidarse de prudencia y cogerla por los cabellos, así que se giró de prisa y se alejó de ella, tratando de lucir una despreocupación que no sentía.

Media hora después estaba lista para retirarse. Entregó el encargo a Yamato e incluso se permitió platicar unos minutos con él, tiempo atrás tomó un curso con él así que cuando se encontraban se saludaban con alegría y platicaban un poco.

El incidente con Karin fue olvidado rápidamente por los testigos porque ni siquiera la miraron cuando salió del lugar. Sentía ganas de buscar a Naruto y platicar un poco con él, concretamente tenía que preguntarle algo, pero no estaba segura de si estaba en la estación y ya no disponía de mucho tiempo como para buscarlo.

Como si lo conjurara con la mente, pudo verlo a un par de metros de ella, platicando con alguien. Se le acercó animadamente, pero se detuvo a unos pasos al ver quien era la persona con la que platicaba: Karin.

¿Por qué tenía que volver a toparse con ella? Bastante trabajo le costó controlarse minutos atrás, para que se la volviera a encontrar. Pensó en darse la vuelta y continuar su camino, sin saludar y mejor irlo a buscar a su casa, pero un movimiento la dejó clavada en su lugar.

Karin se inclinó un poco hacia Naruto, como si quisiera escucharlo mejor, al mismo tiempo que colocaba su mano en el antebrazo del rubio.

"¡Retira ese maldito brazo!" pensó con inusitada violencia al tiempo que apretaba los puños hasta poner blancos los nudillos.

A la muy…zorra no parecía bastarle con tener a Sasuke, ¡sino que incluso le coqueteaba a Naruto!

Se inclinó un poco más y le sonrió con evidente coquetería, en aquella postura Naruto no tendría ningún problema para verle el escote. Era una invitación tan clara que Sakura se preguntó por qué no mejor le señala un cuarto de almacén y se abría la ropa. Sería una invitación muy propia de una mujer como ella.

Se sentía tan furiosa que no dudaría que estaba echando humo por las orejas.

La vio dar un paso al frente, reduciendo aún más el espacio que la separaba del rubio, así como sonreírle con una clara connotación sexual.

En aquel momento dejó importarle la posibilidad de dar un show, de que Sasuke se enterara de que había sido descubierto, no le importaba nada que no fuera arrancarle a esa mujer el brazo y estamparla contra la pared.

Ciega de furia se encaminó hacia ellos, preparada para tomarla con fuerza de los cabellos y tirarla al suelo. Si le arrancaba el cabello serían puntos extras de satisfacción.

Estaba a punto de cumplir sus intenciones, cuando Naruto desvió la mirada hacia ella y le sonrió como bienvenida.

Sus intenciones homicidas se esfumaron de pronto y correspondió la sonrisa, aunque de manera temblorosa. Al darse cuenta que ya no tenía la atención del rubio, Karin se giró hacia ella y por un breve momento pudo captar una mirada de fastidio antes de que lograra disfrazar su molestia con una sonrisa.

-Oh…nos volvemos a encontrar-saludó Saukura con el tono más ligero que pudo.

-Si

-Lamento interrumpirlos, pero me gustaría hablar a solas con Naruto ¿Puedo?

-Claro-respondió Karin con visible molestia-Entonces me despido

Cuando la pelirroja se hubo alejado, él le dijo

-¿Qué pasa Sakura-chan? ¿Qué quieres decirme?

-Prefiero que lo hablemos en privado ¿se puede?

-Claro, acompáñame.

La guió hasta una oficina y luego que entrara ella, cerró la puerta. Pensó en ponerle el seguro, pero aquello despertaría sospechas y comentarios que no les convenían a ninguno de los dos.

-Bueno Sakura-chan ¿qué quieres decirme?

-Yo…te extraño. Sé que es ridículo porque hace poco que nos vimos, hemos estado sin vernos mucho más tiempo que éste pero yo…te extraño

Naruto pareció desconcertado por su declaración, pero de inmediato le sonrió.

El corazón de Sakura latió acelerado ante aquella sonrisa e incluso podía jurar que se había sonrojado. Desde aquella maravillosa noche que pasaron juntos ella no podía pensar en él sin sentirse acalorada o temblorosa. Como en aquel momento.

Desvió la mirada de su sonrisa, que tan atractivo lo volvía, y se concentró en un punto indefinido entre su pierna y su mano. Mala idea. De inmediato aquellas manos atrajeron su atención y a su mente acudieron imágenes de lo expertas que eran sus manos y todo lo que le habían hecho aquella interminable y apasionada noche.

El ambiente se cargó de una inequívoca tensión sexual, la cual se incrementó en cuanto alzó la mirada y vio que Naruto parecía encontrarse igual que ella, al menos eso pensaba al notar que tenía fija su mirada en su pecho.

La tentación de ponerle el seguro a la puerta y pedirle que la tumbara sobre el escritorio era muy grande. Pero era un lugar público, y aunque la idea le estaba pareciendo perturbadoramente excitante, despertaría demasiadas sospechas que no tardarían en llegar a oídos de Sasuke

-Oh dios-susurró en medio de un gemido

-Lo sientes ¿verdad Sakura-chan? Estamos a solas y lo único en lo que podemos pensar es esa noche…y en lo fácil y maravilloso que sería repetirlo en este momento, sobre ese escritorio. Sobre el piso.

Cual si de un hechizo se tratara, su mente no hizo otra cosa que conjurar imágenes sobre las palabras de Naruto. Tampoco la ayudaba a recuperar en control el tono ronco y sexy que exhibía su voz. Sus rodillas estuvieron a punto de fallarle, así que apoyó su espalda contra la pared

-No sigas por favor. No sé que me pasa, pero me basta verte para desearte y recordar…

-Lo sé. Como te digo, yo también siento lo mismo. Esto ya te lo advertí, que sería difícil vernos y actuar como si no hubiera pasado nada. Como si no estuviera pasando nada.

Aquello la sobresaltó y asustó, porque empezaba a darse cuenta de que tenía razón. ¿Las cosas siempre serían así? ¿Pasarían los años y ella volvería a revivir sus momentos apasionados cada vez que lo viera? ¿No podría evitar desearlo y encerrarse con él en algún lugar, a pesar de que cada quien tuviera sus parejas?

La sola idea era demasiado inquietante y perturbadora como para analizarla en aquel momento

-Tienes razón. Lo cierto es que…sólo quería saludarte, ver cómo estabas, decirte algo importante…

-¿Y ahora?

-Ahora sólo quiero que me digas ¿cuándo podremos vernos?

-Esta noche-dijo apresuradamente, pero cuando Sakura sonreía emocionada por la noticia, Naruto recordó algo y su actitud titubeó-En realidad esta noche es imposible. Olvidé que tengo una…vigilancia asignada desde la semana pasada

-Oh…entiendo

-Tal vez mañana por la mañana

-No, tengo turno temprano. Si pidiera salirme despertaría sospechas

-Entonces será hasta mañana por la noche-el desánimo de Naruto era un claro reflejo del suyo. La espera le parecía eterna

-Bueno, mejor cambiemos de tema para relajar el ambiente. ¿Qué eso tan importante que querías decirme?

-Oh…pues…

Recordaba exactamente lo que quería decirle, el problema es que ya había perdido el valor. Sabía que lo que la impulsaba a decirle lo que deseaba, estaba inspirado por los celos y la violencia que la presencia de Karin le inspiraba, así que decírselo cuando esas emociones se enfriaron y parecían tan distantes…

-Dímelo Sakura-chan-su actitud reticente no hacía otra más que aumentar la curiosidad de Naruto, que habló con tono infantil suplicante

-En realidad yo…me estaba preguntando ¿qué es lo que tienes con Karin?

-¿Cómo?-lucía genuinamente desconcertado, lo que aumentó la vergüenza de la joven-¿Crees que tengo algo con Karin?

-Bueno…por la manera en que se comportaba contigo, me parece obvio que ella se te estaba insinuando, probablemente no fuera la primera vez

Naruto le sonrió con satisfacción y preguntó

-¿Estás celosa, Sakura-chan?

"¡Maldición si!"

-No, claro que no-la sonrisa de Naruto era señal de que no sonó tan convincente-Es sólo que…ella parecía muy interesada en ti

-No es lo que estás pensando

-¿Ah no?

-No. Karin se comporta así con casi todo el mundo

"Lo dicho, es una zorra"

-Excepto con Shigetsu, ellos siempre se comportan como si se fueran a arrancar la cabeza de un momento a otro. La cuestión es que, aunque coquetee un poco conmigo, sólo tiene ojos para Sasuke. Dudo que alguna vez intentara, realmente, seducirme

-¿Estás seguro?

-Pues si. Además, ella no es mi tipo

Estuvo a punto de preguntarle cuál era su tipo, pero de inmediato se dijo que eso no era de su incumbencia. Bueno tal vez si lo era, eran amigos a final de cuentas; pero no estaba segura de querer escuchar su respuesta.

-Sakura-chan yo…-dejó la frase colgada, pero lo único que ella podía pensar era en lo rápido que Naruto se movió, en sólo unos segundos lo tenía a su lado a una distancia nada tranquilizadora.

El ambiente entre ambos se cargó de electricidad mientras se veían fijamente a los ojos. Pero el ambiente se rompió d golpe en cuanto escucharon que alguien giraba el pomo de la puerta para entrar, ambos se separaron rápidamente y tomaron una distancia prudencial

-Oye Naruto… ¿Sakura?

Ninguno de los dos se movió un solo centímetro, completamente sorprendidos porque fuera precisamente ÉL quien los encontrara juntos en aquellos momentos.

Sasuke estaba en la puerta, afortunadamente no parecía haber visto u oído algo sospechoso, aún así ambos estaban nerviosos y expectantes.

Sakura estaba pálida. Si Sasuke hubiera entrado unos segundos después, probablemente los hubiera encontrado íntimamente juntos; tal vez no haciendo el amor tal y como deseaba, pero si fundidos en un abrazo que no dejaría ninguna duda del grado de intimidad que compartían.

Afortunadamente él no parecía sospechar nada

"¿Qué se siente, eh? Como me va a encantar decirte lo que hice a tus espaldas. Aunque nunca te pueda decir todo y aunque ahora me sienta un poco nerviosa por casi ser descubierta, me siento tremendamente poderosa pensando en lo que estaba a punto pasar antes de que entraras"

-¿Qué pasa Sasuke? ¿Para qué me buscabas?

-¿Qué haces aquí Sakura?-preguntó el moreno, ignorando la pregunta de su amigo.

La joven estaba segura de que lo que motivaba aquella pregunta no era otra cosa que la preocupación de que se encontrara con Karin o escuchara algunos rumores al respecto. Si el tonto supiera que ella ya estaba enterada

-Vine a entregar un expediente que Shizune-san me encargó. Pero me encontré en el pasillo con Naruto y quise saludar, además de platicar un poco con él.

-Ya veo

-Pero ahora tengo que retirarme. Hay mucho trabajo en la clínica y se suponía que no iba a tardarme-contuvo el impulso de hacer algo con Naruto que despertara las sospechas de Sasuke, así que se limitó a sonreírle con cortesía-Tengo que irme, pero espero que podamos seguir esta…plática muy pronto, Naruto

-Si, claro-respondió el aludido

-Nos vemos Sasuke

-De acuerdo

Cerró la puerta tras de si y mientras se alejaba una sonrisa perversa curvaba sus labios.

La sensación que la invadía en aquellos momentos era…poderosa, emocionante, embriagante

La venganza era tan dulce.

Continuará....

Saludos !!!!
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 23
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por when21 el Lun Feb 11, 2013 3:20 am

Ya me leí todos los capítulos, aunque ya me había leído el fic
Me encanta volverlo a leer
Es tan... Como decirlo... Esplendido?
Aunque esa palabra es poco :3
Me gusta como le dan su propia medicina a sasuke
Espero la conti con ansias *-*

_________________

Gracias chicas <3


εїз Firma con mi Nee <3 εїз:

εїз FC εїз:




PREMIOS SEPTIMO HOKAGE:
   
Gracias te kerooo! <3
avatar
when21
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 3261
Edad : 24
Localización En alguna parte del universo (?
Nakus 60444
Posesiones :




Ver perfil de usuario http://when21.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por harunoakatsuki el Lun Feb 11, 2013 3:34 am

jaja me encanto
encerio se pone casa ves mejor
y naruto lo disfruta jee
espero la conti
avatar
harunoakatsuki
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 878
Edad : 26
Localización "¿Cordura? Para empezar, no recuerdo haber tenido nunca algo tan inútil…"
Nakus 16850
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Ezra Namikaze Dragneel el Lun Feb 11, 2013 3:36 am

Lector viejo que comenta hasta ahora jeje
en fin, este fic siempre fue de mis favoritos sin
duda alguna, fue de los primeros que vi y que me encantaron
que bueno que lo pongas aqui y ahora *.* a verlo
otra vez.......
avatar
Ezra Namikaze Dragneel
Chunnin
Chunnin

Masculino Mensajes : 359
Edad : 25
Localización Entre Konoha y Magnolia
Nakus 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Estefi chan el Mar Feb 12, 2013 1:58 am

Hello !! otro dos capitulo !!! Disfrutenlo Very Happy

Capitulo 6
Spoiler:
DULCE VENGANZA

Por Ayumi

TODOS LOS DERECHOS DE LA OBRA "NARUTO" SON PROPIEDAD DE MASASHI KISHIMOTO

CAPÍTULO 6

- - Diálogos
" " Pensamientos

Cuando Ino se inclinó y le sonrió con coquetería al maître, Sakura supo que aquella noche cenarían en 'Louvre', el restaurante más lujoso y caro de toda la ciudad. Además de ser el lugar donde había sorprendido a Sasuke siéndole infiel el año pasado.

Desde aquel desastroso día, cuando dejó el lugar con el aspecto de una zona de guerra, estaba vetada del restaurante. Pero Ino quería cenar ahí y cuando una idea se le metía en la cabeza difícilmente la soltaba. La prueba era que su amiga estaba consiguiendo encandilar al maître para conseguir entrar.

El maître se removió en su lugar, incómodo y sonrojado, momento que aprovecho Ino para voltear a verla con una sonrisa satisfecha. Aquella noche cenarían en 'Louvre'

Cinco minutos después estaban cómodamente sentadas en una céntrica mesa, leyendo el menú para elegir que iban a cenar.

-Aún no entiendo por qué la terquedad de cenar aquí-cuestionó Sakura, incómoda por la atención que todos los meseros ponían en ella. Quizá tenían misión de cuidar que no pusiera histérica nuevamente

-Porque he tenido una semana pesada y merezco cenar en un buen lugar. Tengo el dinero para pagar la cuenta, así no iba a quedarme con las ganas de venir

-Si tú lo dices

Como ya tenía decidido lo que quería para cenar, se incorporó en el asiento para poder llamar al mesero y pedir su orden.

De pronto, en medio de las conversaciones silenciosas que un lugar tan lujoso y pretencioso inspiraba una escandalosa risa resonó con absoluta claridad en el lugar. Varias caras se giraron en dirección de donde esa risa provenía, pero el risueño comensal no se dio por aludido. En lugar incomodarse por la atención que despertaba, se inclinó en dirección a su compañera de mesa con una gran sonrisa en los labios.

Sakura estaba helada.

Ese comensal era Naruto

FLASHBACK

'Olvidé que tengo una…vigilancia asignada desde la semana pasada"

FLASHBACK

"Eso me dijo. Ja. No sabía que ahora ESO es una vigilancia"

Naruto estaba sentado cómodamente en una mesa al fondo del local, en compañía de una hermosa mujer de pelo blanco, que le sonreía arrobada.

¡No quiso ir con ella para estar con otra mujer!

La rabia que sintió aquella mañana al verlo con Karin era nada comparada con la que sentía en aquellos momentos. Era nada comparado con lo que sintió cuando vio a Sasuke de esa misma manera el año anterior.

No le importaba si la volvían a vetar de ese lugar, si la arrestaban, si presentaban cargos por agresión; nada de eso le importaba. Lo único que tenía claro es que como esa mujer se atreviera a ponerle una mano encima…

Como en cámara lenta vio como la joven le sonreía a Naruto y ponía su mano en el antebrazo del joven.

Sakura lo vio todo rojo.

Cuando estaba a punto de levantarse para dirigirse a la mesa en cuestión, una mano con la fuerza de un tentáculo se cerró sobre su muñeca, deteniéndola. Desconcertada se giró a su amiga, que la observaba con el ceño fruncido

-No te atrevas-pronunció con énfasis en cada palabra, como si con ello el mensaje le llegará con mayor claridad

-¿Eh?

-Te vi. Vi esa mirada y vi quien está en esa dirección. Si crees que voy a dejarte que hagas un nuevo escándalo que nos vete nuevamente de este lugar, estás completamente loca.

-Pero…

-Siéntate. No voy a soltarte hasta que te calmes y lo hagas, de lo contrario soy capaz de usar la violencia ¿me escuchas?

La determinación que mostraba Ino fue suficiente para calmar a Sakura, que se dejó caer en la silla

-Ya me calmé ¿contenta, cerdita?

-Mucho. Quiero que hablemos al respecto de lo que estuviste a punto de hacer, pero como temo lo que puedas hacer, pediré que nos cambien de mesa

Otros cinco minutos después, ambas se acomodaron en su nueva mesa. Ino pidió específicamente que les asignaran una mesa desde la que no se viera la de Naruto. Aquello no le gustaba para nada a Sakura, porque la estaban haciendo sentir como una persona que actuaba sin razonar para nada.

En cuanto el mesero se alejó con sus órdenes, Ino preguntó abiertamente

-¿Qué estuviste a punto de hacer unos momentos?

-Nada. Sólo quería…saludarlo

-Si claro-contestó Ino sarcásticamente-Tú mirada indicaba claramente lo contrario. Tenías casi la misma expresión que cuando sorprendiste a Sasuke en éste mismo lugar

-¿Lo ves? Tú misma dices que 'casi', no iba a hacer lo mismo

-Dije 'casi', porque lucías mucho más violenta y peligrosa que aquella vez. Tus intenciones estaban muy claras.

-Bueno yo…

-¿Si?

-Admito que me sentí un poco…desconcertada. Naruto me dijo que no podría verse conmigo porque tenía una vigilancia asignada y ya ves lo que estaba haciendo

Ino la miró atentamente, después de su escrutinio sonrió con suficiencia

-Estás celosa-aseguró con rotundidad

Sakura se quedó boquiabierta y sin lograr formular una frase coherente por unos segundos. Cuando finalmente recuperó el habla exclamó

-¡Claro que no!

-¿De verdad? Pues lucías evidentemente celosa

-¡Estás loca! ¿Cómo podría estar celosa de Naruto, si no somos una pareja? Sólo somos…

-¿Amigos con derecho?

Para completo horror de Sakura, justo en el momento en que Ino pronunció aquella frase, el mesero se paró al lado de su mesa con expresión atónita, aunque logró disimularla velozmente. Había escuchado la frase final.

El rubor invadió su cara, cuello e incluso las orejas. Intentando fingir una despreocupación que no tenía, levantó el menú y se refugió tras él, a pesar de que sus órdenes habían sido anotadas e incluso tenían el primer platillo frente a ellas. En cuanto el mesero se alejó, bajó el menú y miró con rabia a su escandalosa amiga

-¿No quieres publicarlo en una gaceta? ¿Pensé haberte pedido que mantuvieras el secreto?

-No seas exagerada, ni que te conocieran o supieran de lo que estamos hablando.

-Y no estoy celosa. Lo digo en serio

-¿Segura? Porque lucías condenadamente celosa y con instintos asesinos cuando viste a Naruto con la otra chica

-Pues…no lo estoy. Porque no tengo un solo derecho de estar celoso. Si él quiere salir con otras chicas…está en su derecho

-Me alegra que pienses eso, porque tienes razón. ¿Cómo podrías exigirle exclusividad a Naruto, cuando tú no eres capaz de dársela?

Sakura no pudo evitar sentirse incómoda por aquel hecho irrefutable

-Exactamente

-Además, ella no es cualquier chica.

Sakura se quedó paralizada por la impresión que aquella oración causó en ella. Indiferente a su reacción, Ino empezó a degustar su cena.

-¿Cómo que 'no es cualquier chica'? ¿A qué te refieres?

Ino se tomó su tiempo en terminar su bocado antes de contestar, lo que encrespó sus nervios aún más

-Pues eso, ¿acaso no la reconociste?

-¿De…debería?

-Tanto como un deber pues no, pero es muy famosa así que tendrías que reconocerla sin problemas

-¿Fa…mosa?

Al ver que su amiga era incapaz de reconocerla, Ino le explicó

-Es Shion-Sakura seguía sin ubicarla-la famosa adivina que sale en televisión

-¡¿Esa Shion?

-Si.

-Pe…pero ¿de dónde la conoce Naruto?

-Por lo visto eso tampoco lo sabes

-No

-Bien, te lo explicaré. Según algunos rumores, ella es la razón por la cual Naruto es incapaz de comprometerse

-¿Qué quieres decir?

-Pues que están enamorados

Si Ino le hubiera dicho que eran hermanos separados al nacer, Sakura no habría quedado tan sorprendida como estaba en aquellos momentos

¿Enamorados? ¿Naruto estaba enamorado de ella?

-¿E…estás segura?

-Cielos frentona ¿en verdad no te afecta? Porque por tu cara casi podría decir que estás en shock

-Deja de decir tonterías y mejor explícate

-Ya te lo dije, son sólo rumores. Hay una historia que circula por ahí, que pone a Naruto y a Shion como amantes trágicamente separados-emocionada por contar aquella historia, Ino se inclinó sobre la mesa y empezó a narrar con emoción-Se supone que ellos se conocieron durante el tiempo que Naruto estuvo viajando con Jiraiya-sama, se hicieron amigos y mantuvieron el contacto con el paso de los años, cuando él volvió a Konoha y ya no pudieron seguirse viendo

-¿Y luego?

-La familia de ella se opuso por completo a la relación. El don de Shion para predecir el futuro ha llenado sus arcas de manera considerable, permitiéndoles tener una vida de lujos; así terminaron temiendo que si la relación entre ellos se hacía más…seria y formal, la gallina de los huevos de oro se agotaría. Además, algunas supersticiones dicen que su don está completamente relacionado con la castidad

-He oído…leyendas al respecto

-Exacto. Temían que si la relación florecía, podían irse despidiéndose del don y de la vida fácil. Así que se interpusieron de lleno entre ellos y en el momento decisivo, el de la elección, ella prefirió a su familia que a él

-No puedo creerlo…

-Bueno, ya te dije que son sólo rumores, no me consta nada de lo que acabo de decirte

Probablemente no estuviera confirmado, pero tampoco podía descartarlo. Era muy factible que una decepción amorosa hubiera motivado el comportamiento tan…lejano de una relación seria de Naruto.

Pero no llegaba a entender por qué no le había contado nada. Eran amigos ¿no? ¿Por qué no confió en ella para contárselo si es que algo le estaba saliendo mal?

-Si que te impactó la noticia, frentona

-Un poco-reconoció con aire ausente

-Descuida, no creo que esto ponga en riesgo el trato que ustedes tienen; ellos se ven de vez en cuando, principalmente cuando Shion está de visita en la aldea, así que no creo que exista alguna diferencia

-No es eso lo que me preocupa

-¿Ah no?

-No. Me estoy preguntando qué tan cierto será lo que acabas de contar

-Siempre puedes preguntárselo

-Si, creo que eso haré en cuanto tenga oportunidad.

Aquella conversación sumió a Sakura en una especie de transe, no dijo una sola palabra mientras conversaban y parecía perdida en sus propios pensamientos.

Minutos después, estaba terminando de acomodarse la ropa en uno de los cubículos del sanitario cuando escuchó las voces de dos mujeres que acababan de entrar, no hubiera sido importante para ella de no ser porque alcanzó a escuchar el nombre de Naruto en su conversación, así que pegó oído a la puerta y se dispuso a escuchar.

-¿En verdad piensas insinuártele? ¡Pero si está acompañado!

La otra chica no contestó inmediatamente, pero el ruido que escuchaba, deducía que su falta de respuesta se debía a que estaba retocándose el maquillaje y no por alguna otra razón.

-¿Y eso qué?-respondió la aludida-Seré un poco…discreta, porque no quiero que se moleste si lo meto en dificultades con la chica con la que está, pero definitivamente voy a dejarle claro el mensaje

-Creo que cometes un gran error, Miho. Estás comprometida para casarte en un par de semanas ¿y aún así te planteas tener una aventura con él? ¿No crees que corres demasiados riesgos sólo por un poco de sexo con Naruto? ¡Si cuando ustedes salieron juntos me pareció el tipo más estúpido e infantil del mundo! Siempre escandaloso y metiéndose con todo aquel que no entrara en ambiente, nunca entendí lo que viste en él.

-Eso lo dices porque no lo conoces tan bien como yo. Es cierto que su personalidad tan escandalosa incluso a mi me ponía de nervios, siempre con tanta energía que a veces me fatigaba sólo de verlo; pero cuando estás en la cama con él…te das cuenta de que sabe canalizar tanta energía de la forma correcta. Oh, en esos momentos tú pasas a ser la escandalosa. Salimos muy poco tiempo, pero definitivamente tenerlo en mi cama es el único aspecto que extraño de aquellos días. Por eso si tengo la oportunidad de volver a probarlo, pienso hacerlo.

-Creo que cometes un error y que lo mejor que podría pasarte es que él te rechace

-Gracias por tus buenos deseos-le respondió la joven con ironía, a la vez que se escuchaba el sonido de un cierre, quizá al cerrar un bolso-Pero no me importa lo que pienses al respecto, en estos momentos lo único que me importa es él.

La discusión entre ambas mujeres pareció continuar a pesar de abandonar el tocador, pero a Sakura lo único que verdaderamente le importaba era salir de aquel lugar.

Cuando caminaba de regreso a su mesa, alcanzó a ver la de Naruto, que en aquellos momentos hablaba con una mujer castaña, Sakura inmediatamente supuso que se trataba de la misma mujer del sanitario. Fiel a su amenaza, la mujer se dirigía a él sin importarle que otra mujer estuviera del otro lado de la mesa, observando como una desconocida coqueteaba abiertamente con su acompañante.

Pero si aquella mujer pensaba que sus intenciones halagaban a Naruto, estaba equivocada. Conocía lo suficiente a su amigo como para saber, aún desde la distancia, que cuando él ponía aquella expresión en el rostro y sus hombros se tensaban de aquella manera, significaba que estaba incómodo y molesto. Al parecer no le estaba haciendo mucha gracia el movimiento de su…ahm…ex amante.

No pudo evitar sentirse feliz por el descalabro que aquella tipa enfrentaría, pero por otro lado empezó a enfrentarse a una sensación de inseguridad que la desconcertaba, pues no lograba comprender su origen. Confundida por sus emociones aceleró el paso hasta su mesa y se sentó. Ino debió sospechar que algo le pasaba nuevamente porque la miró con extrañeza y preguntó

-¿Pasa algo?

-No, nada-la rubia no le creyó ni tantito, pero en lugar de decírselo abiertamente le lanzó una mirada que lo expresaba con claridad, arrancando un suspiro de resignación de Sakura-Bueno en realidad si-dijo con lentitud, como si cada palabra le costara un mundo pronunciarla

-¿Si?

-En el baño…unas chicas, bueno en realidad una, hablaba abiertamente de seducir a Naruto, a pesar de que está acompañado

-¿Eso te molesta?

- No-contestó a toda prisa, provocando que las cejas de Ino se elevaran -El punto es que…me preguntaba…Si Naruto está enamorado de Shion, eso no parece detener sus correrías con otras mujeres, incluida yo

-¿Está preocupada por Shion?-preguntó Ino con confusión

-No. No sé como explicarme-guardó silencio unos instantes para adornar sus ideas y retomó-Sasuke-kun me fue infiel…

-Y tú se la estás regresando

-Si, pero ese no es el punto. La cosa es que…Naruto y yo no tenemos una relación, como tú misma me has dejado claro, pero no me gustaría que…mientras él y yo estemos juntos…

-¿Esté con otra?

-Si. No.

-¡Decídete!-exclamó impaciente

-Tienes razón, no puedo exigirle algo que yo no puedo darle

-Pero…

-Ya es bastante malo que Sasuke-kun me sea infiel, como para que Naruto también esté con otra chica aparte de mí

-No seas exagerada

Sakura miró su postre como si fuera el objeto más interesante del mundo. Cuando finalmente volvió a hablar, su voz sonaba triste

-¿Crees que…Sasuke-kun buscó en Karin algo que yo no puedo darle?

-¿Qué estás diciendo?

-Lo que oyes. No soy muy bonita, ni tengo el mejor cuerpo, tengo una frente inmensa y en la cama…no soy muy apasionada. ¿Será por eso que me ha sido infiel?

-No digas estupideces Sakura. Si Sasuke te es infiel es porque el problema está en él y no en ti

-Lo dices porque eres mi amiga

-Aparte. Sasuke es un idiota incapaz de reconocer algo bueno cuando lo tiene en frente. Karin no te llega ni a los talones

-Ya claro, pero las cualidades no son capaces de mantenerlo a Sasuke-kun a mi lado. Apuesto a que Karin es genial en la cama

-Con la fama y la experiencia que trae a cuestas, me sorprendería que no hubiera aprendido algo. Hasta en la clínica la conocen como la 'señorita pantalones calientes' ¿qué puedes esperar ante eso?

-¿Señorita…pantalones calientes?-aquel apodo la dejó alucinada por unos momentos, pero aunque deseaba reírse por el nombrecito que se cargaba su rival, prefería regresar al tema-Lo que me preocupa es que Naruto también está haciéndome un favor, pero no quiero cargarlo mucho con eso.

-¿A qué te refieres?

-Que tal si él…si no le gusta estar conmigo. Seguramente deseará estar con alguien más para pasárselo bien

-Y tú quieres que sólo la pase bien contigo

-Si ¿Soy egoísta por eso? Lo único que quiero es que…no piense en alguien más cuando esté conmigo

-No creo que él tenga necesidad de pensar en alguien más cuando están juntos

-Eso lo dices porque eres mi amiga, pero yo no estoy segura. Él es tan…maravilloso y yo sólo soy yo.

-No digas comentarios estúpidos y denigrantes como ese. ¿Quieres que Naruto sólo piense en ti cuando estén juntos? ¿Qué sólo piense en ti? Bien, yo puedo ayudarte

-¿Qué? ¿Cómo vas a ayudarme?

-Muy fácil. Mañana iremos de compras y te enseñaré unos trucos muy útiles. Cuando terminemos las lecciones serás capaz de seducirlo de tal manera que ninguna otra conquista estará a tu altura

-Am…no estoy muy segura de querer hacer eso…

-No seas ridícula, será genial. ¿Acaso no tienes unas fantasías que te mueres por realizar pero que nunca has tenido de valor de llevarla a cabo?

La pelirrosa se removió incómoda, no estaba acostumbrada a hablar de sus fantasías sexuales con alguien que no fuera su personalidad interna.

-…

-Pues bien, ha llegado la hora de que las realices. Esa es una ventaja de las aventuras amorosas, puedes realizar tus fantasías sexuales sin problemas. Lo ideal sería realizar con tu pareja formal, pero hacerlo de la otra manera también cuenta.

-¿Estás hablando en serio, Ino?

-Ya te dije que si. En realidad todo tu problema está en que te sientes muy insegura respecto a tus…atributos, así que éste ejercicio será genial para ti. Además de que te proporcionará un gran placer. Ya lo verás

-La cuenta-dijo una voz a espaldas de Sakura. En cuanto reconoció la voz del mesero, la joven pelirosa tuvo ganas de esconderse debajo de la mesa, pero eso no resolvería su vergüenza.

Al ver a su amiga pidiendo la carpeta como si no las hubieran sorprendido hablando de un tema tan íntimo la llenó de envidia. ¿Por qué ella no podía ser aventada y segura? Aquel pensamiento fue suficiente para terminar de animarla a aceptar la ayuda de Ino y hacer lo que le dijera, lo que fuera con tal de que aquella aventura con Naruto fuera tan placentera para él como lo era para ella.


Capitulo 7
Spoiler:
DULCE VENGANZA

Por Ayumi

TODOS LOS DERECHOS DE LA OBRA "NARUTO" SON PROPIEDAD DE MASASHI KISHIMOTO

CAPÍTULO 7

- - Diálogos
" " Pensamientos

Naruto y Sai entraron en la estación luego de una larga jornada laboral. El rubio demostraba abiertamente lo fastidiado que estaba porque las cosas no le hubieran resultado, pero Sai permanecía completamente inmutable.

-Esto es el colmo. La pista que teníamos se esfumó. ¿Cómo pudieron moverse tan rápido?

-Les hemos dado muchos golpes en las últimas semanas, es obvio que están moviéndose

-Joder, lo sé. Pero pensé que aún contábamos con esa fuente, obviamente me equivoqué.

Pasaron al lado de recepción sin prestar atención, pero el llamado de Hinata los hizo detenerse y regresar sobre sus pasos

-Hinata ¿qué estás haciendo en recepción?

-Oh…pues, Emi-san me pidió de favor que la reemplazara unas y horas y como no tenía que salir yo…-Naruto y Sai intercambiaron una mirada de comprensión.

Aunque Hinata era una policía como ellos, proveniente de una prestigiosa familia que había dedicado su vida a la seguridad de Konoha, sus pocas habilidades en el campo de batalla, además de su enorme sensibilidad, la habían relegado de innumerables misiones y terminaron convirtiéndola en una especie de secretaria que se encargaba del rastreo de sospechosos. Además de la 'mascota' de todos, por la ternura que despertaba en ellos.

-¿Para qué me llamabas Hinata?

-Es que Sakura-san vino a buscarte, pero como no estabas me pidió que por favor te entregara esto en cuanto te viera

-¿La fea vino a buscarte?-preguntó Sai, extrañado por aquel dato.

Como no tenía una respuesta conveniente, Naruto ignoró la pregunta y se concentró en tomar el sobre que Hinata le extendía. Rasgó uno de los bordes y lo volteó, una pequeña llave cayó en su mano, acompañada de una nota. Maldijo su falta de tino por no haber abierto el sobre cuando estuviera en privado, pero si se retiraba en aquel momento podrían sospechar que pasaba algo extraño, así que se dispuso a leer la nota, tratando de no reflejar ninguna emoción

'Nos vemos a la hora que quedamos. Ésta es la llave de mi departamento, así que no te molestes en tocar y entra directamente en mi recámara'

A duras penas logró controlar un temblor de excitación, provocado por pensar en su cita de aquella noche con Sakura. Guardó el papel en el sobre, jurándose a si mismo que lo rompería en cuanto tuviera un instante de privacidad, y miró a sus compañeros con la mayor tranquilidad posible.

-Es la llave de un apartado postal, la semana pasada le pedí de favor a Sakura-chan que me tramitara uno.

Era una justificación ridícula, pero mientras él se mantuviera firme en su versión y no se contradijera en algún momento, olvidarían el asunto. Tendría que hablar seriamente con Sakura para que no lo volviera a buscar en la estación, debía parecerles muy extraño que ella lo buscara tanto de un tiempo a la fecha.

-¿Para qué quieres el apartado postal?-preguntó Sai, mirándolo atentamente

-Pues…para nada importante, pero no tenía tiempo de ir y Sakura-chan me comentó que iría a arreglar un asunto, así que se lo pedí.

-…

-Dejemos el asunto de lado y mejor vayamos a preparar nuestras cosas, recuerda que nuestro turno está por terminar, con eso de que nos dieron un par de horas extras de descanso…-se dio la vuelta, pero antes de alejarse le sonrió a Hinata por encima del hombro y dijo-Gracias-lo joven se sonrojó furiosamente y agachó la mirada-Bien Sai ¿qué harás? Tenemos un par de horas libres

-Iré a comprar materiales para pintar

-¿Otra vez? Pero si apenas compraste hace cuatro días

-He estado pintando mucho

-¿Retratos de Ino?-preguntó tratando de picarlo un poco, algo que pareció funcionar porque desvió el rostro, impidiéndole ver su expresión. Algo innecesario, después de todo Sai tenía una inexpresividad que llegaba a colmar sus nervios-Pues yo voy a ir con Konohamaru. Resulta que hoy estaba libre en la escuela así que lo mejor es ir a verlo para cumplir mi compresa de jugar con él

Naruto continuó describiendo los planes que tenía con Konohamaru, incluyendo unos cuantos enfrentamientos en los videojuegos, por eso no notó que dos pares de ojos lo observaban con intensidad y extrañeza.

/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-

La excitación recorría las venas de Naruto al abrir la puerta del departamento de Sakura. Al principio asumió que se verían en su departamento, igual que la primera vez, pero al parecer ella tenía ideas diferentes y no le importaba que se vieran en el suyo.

Aquel sitio de reunión provocaba en él sentimientos contradictorios. Por una parte nerviosismo, porque sentía que corrían un mayor riesgo de ser descubiertos, pero la cosa es que eso aumentaba la expectación. Como en aquellos momentos.

Entró en el departamento apresuradamente, temeroso de que una vecina lo viera. Si corría con suerte y pasaban juntos toda la noche ¿la vecina chismosa de Sakura no sospecharía de verlo entrar en la noche y salir de madrugada? Lo mejor era actuar con cautela.

El lugar estaba con las luces apagadas, aunque la luz entrante por las ventanas y la escasa que provenía de la recámara proveía de una iluminación suficiente como para moverse por el departamento.

Siguiendo las instrucciones que le dio por la mañana, se dirigió directamente a la recámara, ansioso y excitado por lo que estaba a punto de pasar entre ellos.

Cuando cruzó el umbral de la recámara se quedó atónito, con la boca y los ojos abiertos. Todas las fuerzas de su cuerpo se acumularon velozmente en un solo punto de su anatomía, provocando una debilidad en las manaos, con lo que las llaves cayeron al suelo sin le importara en lo absoluto.

Postrada en la cama, apoya en el respaldo y con sus brazos apoyados de manera relajada en los cojines estaba Sakura. Pero no era una Sakura cualquiera.

Sus ojos recorrieron con avidez las largas y perfectas piernas, que en aquellos momentos estaban estiradas y entrecruzadas, pero principalmente cubiertas por unas suaves medias negras, que terminaban a medio muslo, sujetas con un ligero que se desprendía de un corsé diminuto de encaje y seda negro con el borde de las copas de un color salmón, además de una pequeña pantaleta de encaje que apenas y llegaba a media cadera.

Toda aquella lencería era color negro, creando un agradable contraste con la blanquísima piel de la joven, a la que la luz de las velas hacía pareer más blanca. El corsé comprimía y elevaba sus pechos, de manera que los hacía parecer más voluptuosos, al mismo tiempo las copas del mismo eran de un encaje tan delgado que marcaban con claridad sus pezones.

La escena que tenía ante sus ojos, lo había excitado enormemente en unos cuantos segundos.

En todos sus años de conquistador había visto toda clase de prendas íntimas, desde las comestibles, pasando por las que no eran más que un par de hilitos que no cubrían nada, hasta los diseños más pícaros e ingeniosos; realmente la prenda de Sakura era de las más recatadas que había visto, pero lo excitaba mucho más que cualquiera de las otras prendas. Probablemente aquello tuviera mucho que ver con que fuera Sakura quien la portaba. Pero no era sólo la lencerái lo que lo tenía en ese estado.

La primera que se acostaron, a pesar de que fue ella quien se lo pidió, ninguno de los dos tomó la iniciativa como tal, sino que fue algo que se fue dando. El hecho de que ahora ella lo estuviera seduciendo de aquella manera…bueno, era bastante estimulante.

-Te has quedado helado. ¿Eso significa que te gusta lo que ves?-le preguntó mientras deslizaba con suavidad su mano por el muslo derecho, pasando por su torso hasta llegar a su pecho.

-Eres la mujer más hermosa que he visto en mi vida

Sus palabras no sólo la halagaron, sino que se colaron en un pequeño rincón de su corazón. ¿A qué mujer no le gustaba que le dijeran algo así? Era cierto que muchas veces aquella palabras simplemente se decían por compromiso o para animar a alguien, pero creer eso de NAruto era imposible, sobre todo por la forma en que sus ojos parecía devorar su figura. Aún así, probablemente por los años en que llevaba sintiéndose una chica anodina, su confianza mermó un poco y lo contradijo

-Agradezco tus palabras, pero no es verdad. Mi frente es muy ancha…

-Me gusta, demuestra inteligencia-no supo en que momento ocurrió, pero lo cierto era que Naruto estaba parado al lado de la cama, entonces se inclinó y recalcó sus palabra anteriores con un beso en frente

-Mis ojos son…

-Adoro tus ojos-aseguró con rotundidad-es lo que más me gusta de ti. Parecen un par de esmeraldas brillantes cada vez que me miras directamente-al igual que la vez anterior, se inclinó y la besó en ambos párpados

Las cosas no estaban iniciando exactamente como ella lo había planeado, pero poco le importaba en aquellos momentos. Siguiendo un impulso dijo

-Mis pechos son muy pqueños

La mirada que Naruto le lanzó era puro fuego, antes de siquiera prepararse un poco para el asalto, las manos de él le rodearon uno de los pechos y la acarició a través del encaje de la copa

-Pues a mi me encantan, tienen el tamaño perfecto para mis manos.

A pesar de que sus caricias eran maravillosas, su mente logró recuperarse lo suficiente como para recordar lo que había planeado, y lo mucho que deseaba llevarlo a cabo.

Reuniendo todas sus fuerzas, lo empujó con suavidad por el pecho, para separarlo de ella. Él la miró completamente confundido por su acción, pero ella aprovechó ese momento de aturdimiento para recuperar por completo el control de su voz y decir.

-Creo que…es un poco injusto que yo esté casi desnuda mientras tú estás completamente vestido ¿No lo crees tú también?

Naruto miró sus ropas con aire ausente, como si estuviera intentando encontrarle una explicación al por qué seguía vestido en lugar de desnudarse y unirse con ella en la cama

-Eso tiene fácil solución

-Bien. Desnúdate para mi

-¿Cómo?

-Quiero que te quites la ropa con lentitud, para que yo pueda verte.

Por la forma en que el pantalón apretó su entrepierna, era claro que la idea lo excitaba también a él. Sin replicar o decir una palabra se quitó la playera con rapidez, aventándola a lo lejos.

La luz de las velas alumbró su torso confiriéndole un brillo especial que a Sakura le pareció maravilloso. Inconscientemente se recargó más en los cojines y pasó su lengua con nerviosismo por los labios.

Motivado por la reacción provocada en ella, Naruto pareció cambiar de opinión y en lugar de bajarse los pantalones se sentó en una silla cercana para quitarse los calcetines con lentitud e incluso se dio el tiempo para enrollarlos y ponerlos debajo de la silla.

Se levantó de la silla y caminó hasta quedar al pie de la cama, para tener a Sakura de frente cuando terminara de desvestirse. Llevó las manos hasta la cinturilla de los pantalones y de un solo movimiento no sólo los bajó, sino que también los calzoncillos, quedando completamente desnudo frente a la joven, que en aquellos momentos lo observaba con los ojos muy abiertos.

Luego de quitarse por completo sus últimas prendas, caminó hasta el borde la cama, donde ya lo esperaba la joven arrodillada sobre el colchón. Lo primero que hizo Sakura al tenerlo a su lado fue poner sus brazos sobre su torso y acercar su rostro para besarlo en el cuello.

Sorprendido porque en aquella ocasión fuera ella quien tomara la iniciativa de una manera tan entusiasta y directa, se dejó hacer. En contradicción con la forma en que había estado comportando, sus labios se movían con suavidad y timidez mientras recorría su mentón, su barbilla, su cuello. Entonces dirigió sus caricias hacia el torso, el cual disfrutó recorriendo y delineando con la lengua las marcas de su abdomen.

-Recuéstate-pidió con suavidad mientras escondía el rostro en su torso.

Naruto la obedeció y se dejó caer en el centro de la cama, enseguida Sakura se puso sobre él y tomó una de sus manos y la estiró por encima de su cabeza. Antes de que pudiera reaccionar y preguntarse el por qué de eso, sintió como su muñeca era rodeada por una tela. Tiró un poco de ella, pero agarre era muy fuerte y no pudo soltarse

-¿Peor qué demo…?

-Shhh. Es sólo un juego, ya verás que te gusta

Por un momento Naruto pareció protestar, pero como si se lo pensara mejor, guardó silencio y se dejó hacer cuando amarró su otra mano. Una vez que estuvo sujeto, elevó la mirada y vio que sus manos estaban amarradas a los barrotes del cabecero de la cama con una tela muy suave, tal vez seda. Tiró un poco y decidió que podría rasgarla de ser necesario, pero una parte de él estaba intrigado y excitado, por el jugo que planteaba la pelirrosa.

Una ve que terminó con las manos, Sakura se levantó de la cama y caminó a la base de la misma, donde también sujetó las piernas de Naruto con las mismas telas de sus manos.

Por un momento una oscura sensación de vulnerabilidad lo invadió, haciéndole pensarse seriamente el romper sus amarres o exigirle que lo soltarla, pero finalmente logró calmarse un poco y se relajó sobre el colchón

-¿Qué pretendes, Sakura-chan?

-Nada malo, te lo aseguro-respondió la joven al tiempo que tomaba algo de la mesita de noche y le sonreía con una mezcla de nerviosismo y excitación que lo dejaron atónito.

Debió verlo venir, pero aún así lo tomó por sorpresa cuando Sakura se inclinó sobre él y vendó sus ojos con la misma tela con la que lo mantenía prisionero

-¡Sakura-chan!

-Tranquilo, te va a gustar.

Con la mirada de Naruto tapada por la venda, Sakura se dio el lujo de encorvar ligeramente los hombros y relajarse sus músculos, aunque ello impidiera seguir controlando el temblor de sus manos.

Aquella seducción era tremendamente excitante, pero la tenía al borde de un ataque de nervios.

Toda aquella situación fue idea de Ino, especialmente la ropa interior que debía lucir para la ocasión. Bueno, en realidad su amiga intentó convencerla de usar un body de encaje que prácticamente no ocultaba nada, pero ella no había el valor para ponerse algo como eso. Las prendas que lucía eran muy sexy y reveladoras, pero del alguna manera la hacían sentir seguras.

A decir verdad, nunca se había sentido tan sexy como cuando vio la expresión de Naruto al verla tendida en la cama y recorrer su cuerpo con una ardiente mirada. En aquellos momentos, con el control de la situación y teniendo a Naruto a su disposición, no sólo se sentía sexy sino poderosa.

En la escuela, una chica, cuyo nombre no le interesaba recordar, le dijo que ella era tan sosa y tonta que si tuviera un hombre desnudo y atado en su cama, no sabría que hacer. Bueno, ahora tenía un hombre atado y desnudo y creía saber exactamente lo que quería hacerle.

Aunque ahí estaba la clave. Creía.

Estaba tan nerviosa que no sabía exactamente cómo o por dónde iniciar. Por una vez Ino se negó a darle grandes sugerencias de qué hacer, argumentando que aquello debía fluir de la manera más natural posible y aunque se sentía muy nerviosa, no podía negar lo agradecida que estaba porque su entrometida amiga demostrara un poco de discreción.

Por un momento salió de su ensimismamiento provocado por los nervios y vio a Naruto removerse incómodo contra el colchón y tirar con fuerza de las cintas que lo sujetaban al cabecero, su silencio estaba poniéndolo nervioso. Era el momento de comenzar.

Aún se sentí tremendamente insegura, pero estaba decidida. Subió a la cama y se arrodilló al lado de su torso y se inclinó para poder susurrarle al oído

-Shh. Tranquilo, aquí estoy-sorprendentemente su voz no tembló, pero si sonó mucho más ronca que su tono usual

-Sakura-chan ¿qué vas a…?

-Sin preguntas. Ahora me toca ser yo quien te dé el placer que mereces

Lo besó con suavidad en la mejilla, como queriendo calmarlo con aquel simple gesto, pero en lugar de retirarse sacó la punta de la lengua y trazó un camino con ella hasta llegar a la comisura de los labios y aprovechando que éstos estaban apretados en una línea de tensión, se dio el gusto de recorrerlos con la lengua. Cuando la impresión le hizo abrir la boca, Sakura se sintió tentada de introducirla en aquella cavidad para saborearlo, pero en lugar de ello se contentó con tomar el labio inferior en sus dientes y tirar de el.

Cuando se incorporó pudo ver que, aunque no estaba tirando de su amarre, sus brazos estaban completamente tensos y las manos crispadas. Se estiró para recorrer su brazo derecho con la yema de sus dedos hasta llegar a sus manos para entrelazar sus dedos.

-Relájate, no voy a hacerte daño-el comentario logró su cometido, porque de inmediato los labios de Naruto se curvaron en una sonrisa además de que sus brazos se relajaron perceptiblemente-¿Sabes? Tiene apenas una semana que compré esta cama, de hecho me la acaban de entregar apenas ayer y no se me ocurre una mejor forma de estrenarla que contigo-tomó los dedos de Naruto y los cerró en torno a uno de los barrotes del cabecero con su mano encima-A decir verdad ésta fantasía siempre me atrajo mucho, incluso fue lo que terminó por convencerme para comprar este modelo. ¿Quién me iba a decir que haría realidad mi fantasía contigo?

La sombra de Sasuke flotó entre ellos, pero no por mucho tiempo porque de inmediato Sakura enterró el rostro entre los cabellos de Naruto

-Está húmedo

-Yo…me bañé antes de venir aquí. Quería…

-Eso explica porque hueles tan delicioso-lo interrumpió Sakura mientras frotaba su nariz contra la mejilla de él para luego deslizarla hasta su cuello donde la enterró-Siempre me ha encantado como hueles. Hasta cuando trataba de no darme cuenta, me parecía un aroma de lo más sexy

-Es la crema de afeitar, no soy muy dado a ponerme otras cosas

-No, es algo más. Es el aroma de la crema mezclado con el de tu cuerpo.

Decidió continuar con sus atenciones y colocó sus labios sobre el punto en que le latía el pulso, lo chupó y lamió, arrancándole un gemido de placer.

Acarició su torso con las manos mientras lo besaba a lo largo de su barbilla, el cuello y el hombro. Reemplazó las manos por sus labios y concentró su atención en sus tetillas, las cuales lamió y mordisqueó con verdadero entusiasmo al tiempo, obteniendo a cambio un gemido atormentado del rubio que le sonó a gloria. Una vez rozó su entrepierna sin querer y lo oyó contener el aliento, mientras que, por instinto, levantaba las caderas hacia ella.

En ese momento se permitió el gusto de observar su erección, lo que vio la fascinó. Estaba completamente excitado, como no creía haberlo visto antes, aunque se preguntó si podría excitarlo aún más. Saberse la responsable de aquel grado de excitación la llenó de orgullo y placer. Nunca como en ese momento había sentido un deseo tan potente y abrasador ni había sido consiente del poder que tenía para excitar a un hombre. A él.

-Sakura-chan…por favor…-estaba claro lo que pedía y necesitaba, pero no pensaba dárselo. Por el momento.

-Dicen que cuando nos falta un sentido los otros se agudizan, que nuestras terminaciones nerviosas se ponen en alerta. Veamos si eso es cierto.

Siguió chupándolo, besándolo, explorándolo por todas partes excepto en ese sitio que palpitaba hacia ella. Lo lamió en la cadera y de inmediato lo sintió tensarse anticipando su siguiente movimiento, pero en lugar de complacerlo metió la lengua en su ombligo.

-Sakura por favor…necesito…-sonaba tan al límite, pero aún no estaba lista para terminar un juego que estaba disfrutando tanto

-Sé lo que necesitas…y lo haré

Pero nuevamente lo torturó, porque se dirigió hasta sus pies para succionarle los dedos. Uno a uno.

-Sakura…Sakura, detente.

-¿Es demasiado para ti?

-Sí, es casi como si me estuvieras lamiendo...

-Esa era la idea ¿Te gustaría que lo hiciera?

-¡Sí!

Su respiración era trabajosa y una capa de sudor cubría su frente. Al verlo en aquel estado Sakura casi sintió pena por su estado. Casi.

-Te daré lo que quieres, si tú me das lo que yo quiero

-Sólo desátame y yo…-dijo con entusiasmo

-No. Quiero que me contestes una pregunta

-¿De qué se trata?

-¿Estás enamorado?

Continuará ....

Saludos !!!
avatar
Estefi chan
Sannin
Sannin

Femenino Mensajes : 699
Edad : 23
Localización En el mundo shinigami....
Nakus 4108
Posesiones :




Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por when21 el Mar Feb 12, 2013 2:10 am

Aja sakura se puso sexy para naru Razz
Aunque ahora le pregunto algo o.o
Que le dirá? owo
Espero la conti c:

_________________

Gracias chicas <3


εїз Firma con mi Nee <3 εїз:

εїз FC εїз:




PREMIOS SEPTIMO HOKAGE:
   
Gracias te kerooo! <3
avatar
when21
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 3261
Edad : 24
Localización En alguna parte del universo (?
Nakus 60444
Posesiones :




Ver perfil de usuario http://when21.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Venganza Epilogo (Terminado) (+18) (Ns) Autor: Ayumi9 Actualización 24/02/13

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.